Metilnaltrexona

Acción terapéutica.

Antagonista selectivo de la unión de los opioides al receptor opioide m.

Propiedades.

Mecanismo de acción: la metilnaltrexona es un antagonista selectivo de la unión de los opioides al receptor opioide m. Como amina cuaternaria, la capacidad de la metilnaltrexona para atravesar la barrera hematoencefálica es reducida. Esto permite que la metilnaltrexona actúe como antagonista de los receptores opioides mu periféricos en tejidos como el tracto gastrointestinal, sin alterar los efectos analgésicos de los opioides sobre el sistema nervioso central. El antagonismo de los receptores opioides mu gastrointestinales por la metilnaltrexona inhibe la demora del tiempo de tránsito gastrointestinal inducida por los opioides en forma dosis-dependiente. Farmacocinética: la metilnaltrexona se absorbe rápidamente, alcanzando la concentración máxima (Cmax) aproximadamente 0,5 horas después de su administración subcutánea. La biodisponibilidad absoluta de una dosis subcutánea de 0,30 mg/kg versus una dosis intravenosa de 0,30 mg/kg es del 82%. La metilnaltrexona sufre una distribución tisular moderada La metilnaltrexona se une mínimamente a las proteínas del plasma humano (11,0% a 15,3%) según se ha determinado por diálisis de equilibrio. La presencia de la metilnaltrexona y sus metabolitos en el plasma es aproximadamente dos veces superior que en la sangre, lo cual sugeriría una baja penetración en las células sanguíneas. La metilnaltrexona se metaboliza en forma moderada en los seres humanos. La principal vía metabólica parece ser su transformación en isómeros de metil-6-naltrexol y en sulfato de metilnaltrexona ( < 6,0%). La N-desmetilación de la metilnaltrexona para producir naltrexona no es significativa (0,06% de la dosis administrada). La metilnaltrexona se elimina principalmente como droga inalterada. Aproximadamente la mitad de la dosis se excreta en la orina y en menor proporción en las heces. La vida media de eliminación terminal (t1/2) es de aproximadamente 8 horas.

Indicaciones.

Tratamiento de la constipación inducida por opioides en pacientes con enfermedad avanzada en tratamiento paliativo con respuesta insuficiente a terapia laxante habitual.

Dosificación.

La metilnaltrexona se administra mediante inyección subcutánea cada 2 días, según necesidad. Puede inyectarse con independencia de las comidas. Se administra mediante inyección subcutánea, las tres zonas del cuerpo recomendadas son los muslos, el abdomen y la parte superior de los brazos. Es recomendable cambiar los puntos de inyección. No debe inyectarse en zonas en las que la piel esté sensible, presente hematomas, esté enrojecida o dura, y deben evitarse las zonas con cicatrices o estrías. El médico deberá considerar la suspensión del tratamiento en pacientes con respuesta insuficiente a metilnaltrexona después de 4 dosis (1 semana). La dosis recomendada de metilnaltrexona es de 8 mg para pacientes que pesen entre 38 y menos de 62 kg o de 12 mg para pacientes que pesen entre 62 y 114 kg. Los pacientes cuyo peso no se encuentre dentro de los rangos arriba indicados, deberán recibir una dosis de 0,15 mg/kg. En pacientes con insuficiencia renal severa (clearance de creatinina menor de 30 ml/min), la dosis deberá reducirse a la mitad. En pacientes que pesen entre 38 y menos de 62 kg, la dosis debe ser de 4 mg y en aquellos que pesen entre 62 y 114 kg, la dosis deber ser de 6 mg. En el caso de pacientes que no se encuentren incluidos en estos rangos de peso, la dosis deberá ser de 0,075 mg/kg.

Reacciones adversas.

Dolor abdominal, náuseas, diarrea, flatulencia, mareos, reacción en lugar de inyección, mareos, hiperhidrosis, aumento de la temperatura corporal, perforación gastrointestinal, espasmos musculares, sincopes.

Precauciones y advertencias.

Metilnaltrexona no debe utilizarse para el tratamiento de pacientes con estreñimiento no relacionado con el uso de opioides. Se deberá advertir a los pacientes que, en caso de diarrea intensa, deben suspender el tratamiento con metilnaltrexona y consultar con su médico. Insuficiencia hepática: precaución con los pacientes con insuficiencia hepática grave, uso no recomendado. Insuficiencia renal: no es necesario realizar ajustes de la dosis en pacientes con insuficiencia renal leve a moderada. En pacientes con insuficiencia renal severa (clearance de creatinina menor de 30 ml/min), se recomienda reducir la dosis (ver Dosificación). Embarazo: sin datos adecuados en embarazo. Estudios en animales muestran toxicidad sobre reproducción a dosis altas. Riesgo potencial desconocido en humanos, no usar salvo necesidad. Lactancia: se desconoce si el bromuro de metilnaltrexona se excreta en la leche humana. Los estudios en animales han mostrado que el bromuro de metilnaltrexona se elimina en la leche. Por tanto, la decisión de continuar o suspender la lactancia materna o de continuar o suspender el tratamiento, debe tomarse tras considerar el beneficio de la lactancia para el niño y el beneficio del tratamiento para la madre. Efectos sobre la capacidad de conducir: no se han realizado estudios sobre la capacidad para conducir y utilizar máquinas. Sin embargo, como antagonista puro de los receptores periféricos de los opioides, la probabilidad de que la metilnaltrexona afecte a dichas actividades es baja. No obstante, el tratamiento puede producir mareos, lo que podría afectar la capacidad para conducir y utilizar maquinaria. Niños: no se ha establecido la seguridad y eficacia de metilnaltrexona en pacientes pediátricos.

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad. Obstrucción mecánica intestinal, abdomen agudo quirúrgico conocido o sospechado.

¿Qué es P.R.Vademécum? CD-ROM Apps Móviles Apéndice Contacto Aviso de Privacidad