Volver a la página inicial Envienos sus comentarios
SERVICIOS
LIST. LABORATORIOS
PRODUCTOS
PRINCIPIOS ACTIVOS
INTERACCIONES
PATOLOGÍAS
CLASIF.TERAPÉUTICA
PRESENTACIÓN
EN LIBRO
EN CD ROM


Pico de Verapaz No. 435
Desp. 401-402
Colonia Jardines en la Montaña
Delegación Tlalpan,
México D.F., C.P. 14210
Tel. 4631-0070 al 73
Contactenos

DOLAREN®

CARNOT

Denominación genérica: Diclofenaco. Carisoprodol.
Forma farmacéutica y formulación: Tabletas. Cada tableta contiene: diclofenaco sódico 50 mg; carisoprodol 200 mg. Excipiente cbp 1 tableta.
Indicaciones terapéuticas: DOLAREN® Tabletas es un antiinflamatorio, analgésico y antirreumático con actividad miorrelajante sostenida y buena tolerancia. Indicado en padecimientos musculoesqueléticos que cursen con inflamación, dolor y espasmo muscular como distensión muscular, luxaciones, esguinces; en traumatismos, cirugía ortopédica, procesos dolorosos no reumáticos; tratamiento agudo y crónico de los signos y síntomas de la artritis reumatoide, espondilitis anquilosante, artrosis, espondiloartrosis reumática extraarticular, osteoartritis, síndrome doloroso de la columna vertebral, ataque agudo de gota, y dismenorrea primaria.
Farmacocinética y farmacodinamia: Farmacocinética: absorción: el diclofenaco se absorbe rápida y completamente en duodeno o yeyuno; sin embargo, la biodisponibilidad es del 50% de la dosis absorbida por el efecto de primer paso. Los alimentos no afectan el grado de absorción. Después de la ingesta de una tableta de 50 mg de diclofenaco, la concentración plasmática promedio es de 1,5 mcg/ml (5 mmol/l), la cual se alcanza en dos horas. Con el uso de dosis equivalentes (mg/kg) en niños, las concentraciones plasmáticas son similares a las observadas en adultos. La farmacocinética no se modifica con la administración de dosis repetida y tampoco se produce acumulación en los intervalos de dosificación recomendados. Después de la administración de una dosis de carisoprodol, la concentración plasmática máxima promedio es de 2,29±0,68 mcg/ml, la cual se alcanza en un tiempo de 1,98±1,16 horas, el área bajo la curva es de 10,33 ± 3,87 mcg/ml, y la vida media de eliminación es de 2,44±0,93 horas. Distribución: el volumen aparente de distribución es de 0,12-0,17 l/kg. Más del 99% del diclofenaco se une a las proteínas séricas, principalmente a la albúmina (99,4%). La unión a las proteínas plasmáticas es constante en el intervalo de concentración (0,15-105 mcg/ml) alcanzado con las dosis recomendadas. El diclofenaco pasa al líquido sinovial, encontrándose concentraciones máximas después de 2 a 4 horas de haberse alcanzado los valores máximos en el plasma. La vida media aparente de eliminación en el líquido sinovial es de 3 a 6 horas. Dos horas después de alcanzar la concentración plasmática máxima, las concentraciones en el líquido sinovial son mayores que las del plasma, y permanecen así por 12 horas. Metabolismo: el diclofenaco es metabolizado en hígado por hidroxilación, glucoronidación y metoxilación produciéndose varios metabolitos fenólicos (3'-hidroxi-, 4'-hidroxi-, 5-hidroxi-, 4',5-dihidroxi- y 3'-hidroxi-4'-metoxi-diclofenaco), la mayoría convertidos en conjugados glucurónidos. Dos de estos metabolitos fenólicos tienen actividad biológica, la cual menor a la de diclofenaco. El carisoprodol se metaboliza en el hígado vía el citocromo P-450 (CYP2C19), isoenzima que presenta polimorfismo por lo cual el metabolismo del fármaco puede variar. La Cmáx promedio del metabolito meprobamato es de 2,08 ± 0,48 mcg/ml. Eliminación: la depuración sistémica total del diclofenaco es de 263 ± 56 ml/min. La vida media es de 1 a 2 horas; sus metabolitos también tienen vida media corta de 1-3 horas. Aproximadamente el 65% de la dosis administrada se excreta en la orina en forma de conjugados glucurónidos. Menos del 1% se excreta sin cambios. El resto de la dosis (35%) se elimina como metabolitos por la bilis en las heces. El carisoprodol es eliminado por vía renal con una vida media de eliminación de 2,44± 0,93 horas. Farmacodinamia: el diclofenaco es un antiinflamatorio no esteroideo, con propiedades antirreumáticas, antiinflamatorias, analgésicas, y antipiréticas. Cuyo mecanismo de acción se debe a la inhibición la ciclooxigenasa evitando la formación de las prostaglandinas en el tejido inflamado principalmente la PGE2 y tromboxano TXB1 en un 50-60% y la prostaglandina PGF en un 30%. Adicionalmente, inhibe la migración leucocitaria. El diclofenaco alivia el dolor por un mecanismo de acción periférico, principalmente en los tejidos inflamados, inhibiendo eficazmente la síntesis de prostaglandinas evitando la sensibilización de los receptores al estímulo doloroso de la bradicinina. El carisoprodol es un relajante muscular de acción central que no relaja directamente la tensión del músculo esquelético. Su mecanismo de acción aún no es claro, pero puede deberse a sus propiedades sedantes. En los estudios preclínicos, se ha mostrado que produce relajación muscular al bloquear la actividad interneuronal y disminuir la trasmisión polisináptica en las neuronas de la médula espinal y en la formación reticular descendente. El inicio de acción es rápido y dura al menos seis horas. Su metabolito, el meprobamato, tiene actividad ansiolítica. DOLAREN® Tabletas tiene un doble mecanismo de acción por la combinación de diclofenaco y carisoprodol; con propiedades antiinflamatorias, analgésicas y miorrelajantes que mejoran la contractura muscular y los procesos inflamatorios dolorosos postraumáticas y postoperatorias. Alivia los dolores por movimiento y contracturas espontáneas, también reduce la tumefacción inflamatoria y el edema postraumático. En las afecciones reumáticas, produce disminución de las molestias como el dolor en reposo o por movimiento, la rigidez matinal, tumefacción articular, produciendo un aumento de la capacidad funcional. DOLAREN® Tabletas calma los dolores en la dismenorrea primaria.
Contraindicaciones: Hipersensibilidad a los componentes de la fórmula o compuestos relacionados con el diclofenaco meprobamato. En pacientes con porfiria aguda intermitente, quienes han presentado asma, urticaria u otras reacciones de tipo alérgico con el uso de ácido acetilsalicílico u otros AINEs y en pacientes con sangrado de tubo digestivo activo.
Precauciones generales: En pacientes con enfermedad cardiovascular, el uso de AINEs aumenta el riesgo de eventos trombóticos cardiovasculares graves, infarto al miocardio y embolia. El riesgo se incrementa con la duración del tratamiento. Para minimizar el riesgo potencial de eventos adversos cardiovasculares, se recomienda utilizar la menor dosis efectiva y por el menor tiempo posible. Los AINEs pueden producir o empeorar la hipertensión. Se recomienda monitorear la presión arterial en pacientes hipertensos tratados con DOLAREN® Tabletas. Se ha reportado retención de líquidos y edema con el uso de AINEs, por lo que debe utilizarse con precaución en pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva. El uso de AINEs incrementa el riesgo de eventos gastrointestinales graves como inflamación, sangrado, ulceración y perforación, lo cual se relaciona generalmente con el uso crónico de AINEs. Pacientes con antecedentes de sangrado o úlceras gastrointestinales tienen mayor riesgo de presentar eventos adversos gastrointestinales graves, los cuales pueden ocurrir en cualquier momento del tratamiento y sin sintomatología previa. El uso concomitante de corticoesteroides, anticoagulantes y alcohol, y el fumar incrementan el riesgo de sangrado de tubo digestivo. Para minimizar el riesgo potencial de eventos adversos gastrointestinales se recomienda utilizar la menor dosis efectiva y por el menor tiempo posible. Los pacientes ancianos o con estado general pobre tienen mayor riesgo de presentar daño renal y/o gastrointestinal, los cuales pueden ser fatales. Se debe tener precaución al utilizar AINEs en pacientes con deshidratación, insuficiencia cardíaca o hepática, o quienes estén bajo tratamiento con diuréticos o inhibidores de la ECA ya que la inhibición de las prostaglandinas renales por el diclofenaco reduce el flujo renal lo que puede producir insuficiencia renal. Generalmente, después de la suspensión del tratamiento la función renal se recupera a los valores basales. El uso crónico de AINEs se ha asociado con necrosis papilar renal. No se recomienda el uso de diclofenaco en pacientes con insuficiencia renal severa. Al igual que con otros AINEs, se pueden presentar reacciones anafilácticas. DOLAREN® no debe utilizarse en pacientes que han presentado la tríada al ácido acetilsalicílico (pacientes asmáticos quienes presentan rinitis con o sin pólipos nasales o broncoespasmo después del uso de ácido acetilsalicílico u otros AINEs). Se han reportado casos de erupciones cutáneas, eritema multiforme, prurito y eosinofilia con la primera a la cuarta dosis de carisoprodol, algunas se deben a reacción cruzada con meprobamato. Reacciones severas se han manifestado con episodios asmáticos, fiebre, debilidad, mareo, angioedema, hipotensión, y choque. Con el uso de AINEs se han reportado reacciones cutáneas severas como dermatitis exfoliativa, síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica, las cuales pueden ser fatales. Se recomienda vigilar cualquier signo o síntoma cutáneo y descontinuar el medicamento al momento de la presentación de alguna erupción cutánea o cualquier otro dato de hipersensibilidad. Debido a la acción sedante del carisoprodol DOLAREN® Tabletas, puede afectar el estado de alerta del pacientes. Por lo cual se recomienda que no manejen maquinaria pesada, vehículos o realicen actividades que requieran un alto grado de concentración y que pongan en peligro la integridad del sujeto. Por los efectos aditivos en el SNC se debe tener especial cuidado con el uso concomitante de depresores del SNC, psicotrópicos o alcohol. En la experiencia postcomercialización, se han reportado casos de abuso, dependencia y síndrome de abstinencia con el uso de carisoprodol. Se recomienda tener precaución en pacientes con predisposición al abuso de sustancias. Debido a que carisoprodol y diclofenaco son metabolizados en el hígado y el carisoprodol eliminado principalmente por la orina, se recomienda tener precaución en pacientes con insuficiencia renal o hepática de moderada a severa. Uso en niños: no se recomienda el uso en niños menores de 12 años.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: No se use durante el embarazo y lactancia. Se debe evitar el uso de AINEs al final del embarazo por el riesgo de cierre prematuro del conducto arterioso. El carisoprodol se elimina en la leche materna en concentraciones dos a cuatro veces la concentración plasmática materna.
Reacciones secundarias y adversas: Frecuencia estimada de las reacciones adversas: frecuente > 10% de los pacientes, ocasional > 1% - 10%, raro > 0,001% - 1%, casos aislados < 0,001%. Gastrointestinales: ocasionales: dolor abdominal, náusea, vómito, diarrea, calambres abdominales, dispepsia, flatulencia, anorexia. Rara vez: hemorragia gastrointestinal (hematemesis, melena, diarrea sanguinolenta), úlcera péptica con o sin hemorragia o perforación. Casos aislados: estomatitis aftosa, glositis, lesiones esofágicas, trastornos intestinales bajos como colitis hemorrágica inespecífica y exacerbación de la colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn; estreñimiento, pancreatitis. Sistema nervioso central: ocasional: cefaleas, somnolencia, mareos o vértigo, ataxia, temblor, agitación. Rara vez: fatiga, insomnio, convulsiones, síncope, y depresión. Casos aislados de: trastornos de la sensibilidad incluyendo parestesias, trastornos de la memoria, desorientación, irritabilidad, convulsiones, depresión, ansiedad, pesadillas, temblor, reacciones psicóticas, meningitis aséptica. La presentación de somnolencia y otros efectos del SNC pueden requerir reducción de la dosis. Durante la postcomercialización, se han reportado casos de convulsiones, aunque no se ha establecido la relación causal con el carisoprodol. Alteraciones de los sentidos: casos aislados: trastornos de la visión (visión borrosa, diplopía), pérdida de oído, tinnitus, alteraciones del gusto. Cutáneas: en ocasiones: erupciones. Rara vez: urticaria. Casos aislados: erupciones vesiculares, eccemas, eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson, síndrome de Lyell (epidermólisis tóxica aguda), eritrodermia (dermatitis exfoliativa), alopecia, reacción de fotosensibilidad; púrpura incluyendo púrpura alérgica. Renales: rara vez: edema. Casos aislados de: insuficiencia renal aguda, alteraciones urinarias como hematuria y proteinuria, nefritis intersticial, síndrome nefrótico, necrosis papilar. Hepáticas: en ocasiones: incremento de las enzimas séricas de aminotransferasa en suero. Rara vez: hepatitis con o sin ictericia. Casos aislados de hepatitis fulminante. Cardiovasculares: casos aislados de taquicardia, dolor torácico, hipertensión, insuficiencia cardíaca congestiva, hipotensión postural y flushing facial. Hematológicas: casos aislados de trombocitopenia, leucopenia, anemia (anemia hemolítica, anemia aplásica), agranulocitosis. Otras: rara vez: reacciones de hipersensibilidad como asma, reacciones sistémicas anafilácticas incluyendo hipotensión. Casos aislados de vasculitis, neumonitis. En raras ocasiones se han reportado reacciones idiosincrásicas con el uso de carisoprodol que se manifiestan por debilidad extrema, paraplejía transitoria, mareo, ataxia, pérdida temporal de la vista, diplopía, midriasis, disartria, agitación, euforia, confusión y desorientación, los cuales persisten por varias horas. En la etapa postcomercialización, se han reportado casos de abuso y dependencia al carisoprodol. La mayoría de los casos de abuso, dependencia y abstinencia al medicamento se presentaron con el uso prolongado de carisoprodol (varios meses de tratamiento) o cuando se combinó con otros depresores del SNC o agentes psicotrópicos. Después de la suspensión abrupta del medicamento tras el uso prolongado, se reportaron los siguientes síntomas de abstinencia: calambres abdominales, insomnio, cefalea, náuseas y convulsiones.
Interacciones medicamentosas y de otro género: No se recomienda el uso concomitante con ácido acetilsalicílico u otros AINEs, ya que se incrementa el riesgo de reacciones adversas. El tratamiento con AINEs se debe suspender 24 horas antes de administrar metotrexato para evitar que se eleve la concentración plasmática del citostático y se produzcan los efectos tóxicos del mismo. El diclofenaco, como otros AINEs, inhibe las síntesis de las prostaglandinas renales, lo que incrementa la toxicidad de ciertos medicamentos como la nefrotoxicidad por ciclosporina. Se ha reportado que el diclofenaco disminuye los efectos antihipertensivos de los inhibidores de la ECA. También, el diclofenaco reduce el efecto natriurético de la furosemida y las tiazidas, por lo que se recomienda vigilar la función renal y asegurar el efecto diurético. El tratamiento concomitante con diuréticos ahorradores de potasio aumenta las concentraciones séricas de estos medicamentos séricos, por lo que es necesario vigilar los niveles del potasio. La administración concomitante de diclofenaco y litio o digoxina produce un aumento en los niveles plasmáticos de los últimos agentes y el riesgo de toxicidad. El uso concomitante del diclofenaco con anticoagulantes orales incrementa el riesgo de sangrado gastrointestinal, por lo que se recomienda vigilancia estrecha de estos pacientes. El carisoprodol potencializa los efectos del alcohol etílico, de los depresores del SNC y de los medicamentos psicotrópicas.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Se ha reportado elevación de las enzimas hepáticas con el uso de AINEs. Estas alteraciones en las pruebas de laboratorio pueden permanecer sin cambio, progresar o ser transitorias durante el tratamiento. Se recomienda realizar pruebas de función hepática en pacientes bajo tratamiento crónico con DOLAREN® Tabletas. Si las pruebas de función hepática siguen anormales o empeoran, si aparecen signos o síntomas clínicos de insuficiencia hepática, se debe suspender el tratamiento. Casos de anemia se han reportado en pacientes tratados con AINEs. La anemia puede ser secundaria a retención de líquidos, sangrado gastrointestinal o efecto en la eritropoyesis. En los pacientes tratados crónicamente con DOLAREN® Tabletas, se recomienda realizar periódicamente estudios de biometría hemática completa. Se han reportado casos aislados de trombocitopenia, leucopenia, anemia hemolítica, anemia aplásica, agranulocitosis. Como otros antiinflamatorios no esteroideos, se puede presentar inhibición temporal de la agregación plaquetaria. Los pacientes con trastornos de la hemostasis deberán ser controlados cuidadosamente.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: No existen evidencias de efectos carcinogénicos, mutagénicos, teratogénicos y sobre la fertilidad en el ser humano y en los animales de experimentación.
Dosis y vía de administración: Vía de administración: oral. Se recomienda ajustar la dosis de acuerdo a las necesidades del paciente. La dosis máxima diaria recomendada es de 4 tabletas al día. En procesos agudos, se recomienda 2 tabletas cada 12 horas o 1 tableta cada 8 horas. La dosis de mantenimiento es de 1 tableta cada 8 horas o cada 12 horas.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: No se conoce un cuadro clínico típico después de la sobredosificación con diclofenaco. Generalmente, se presentan síntomas como letargia, somnolencia, vómito y dolor epigástrico. Aunque su incidencia es baja, se puede presentar sangrado gastrointestinal, hipertensión, insuficiencia renal, depresión respiratoria y coma. La sobredosis de carisoprodol produce depresión del sistema nervioso central y, en casos graves, coma; rara vez se ha reportado choque, depresión respiratoria, convulsiones o muerte. Los siguientes signos y síntomas se han asociado con la sobredosis de carisoprodol: nistagmos vertical y horizontal, visión borrosa, midriasis, taquicardia e hipotensión leves, euforia, rigidez y/o incoordinación muscular, confusión, cefalea, alucinaciones y reacciones distónicas. No existe un antídoto específico. En caso de sobredosificación, se recomienda el lavado gástrico (usualmente dentro de la primera hora de la ingestión) y el uso de carbono activado para impedir la absorción del fármaco. La diuresis forzada teóricamente es útil, ya que los fármacos se eliminan por la orina. Aplicar medidas de apoyo y sintomáticas para la hipotensión arterial, insuficiencia renal, convulsiones, irritación gastrointestinal y depresión respiratoria. El carisoprodol se elimina con diálisis, mientras que el diclofenaco, por su unión a proteínas plasmáticas, no se dializa.
Presentación(es): Caja con frasco con 30 tabletas.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese el frasco bien tapado a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se use en el embarazo y la lactancia ni en menores de 12 años.
Nombre y domicilio del laboratorio: Productos Científicos SA de CV. Carnot Laboratorios. Nicolás San Juan # 1046, Col del Valle. Deleg. Benito Juárez. C.P. 03100; México D.F.
Número de registro del medicamento: 54803 SSA IV.
Clave de IPPA: DEAR-7539/96

APENDICE
ATLAS ANATÓMICO
TABLAS DE VALORES
HISTORIA
DEL LIBRO
DE LA WEB
Fuentes
      Bibliográficas
[ SERVICIOS ][ PRESENTACIÓN ][ DOWNLOADS ][ SUSCRIPCIONES ]

» TÉRMINOS Y CONDICIONES «