WASIPROBIL

CARBEL

Ciprofloxacina. Antimicrobiano. Bactericida de amplio espectro. 250mg Tab. x 8.

Ciprofloxacina

Acción terapéutica.

Antimicrobiano. Quinolona de segunda generación.

Propiedades.

Agente antibacteriano de efecto rápido que no presenta resistencia cruzada con las penicilinas, cefalosporinas, tetraciclinas y aminoglucósidos. Actúa por inhibición de la DNA-girasa bacteriana, interfiriendo en la replicación del DNA. En forma oral, combina una biodisponibilidad elevada con gran penetración tisular que permite su empleo como monoterapia o en combinación con otros antibióticos. Actúa sobre gérmenes grampositivos: Staphylococcus aureus, pyogenes y pneumoniae, Streptococcus faecalis, Mycobacterium tuberculosis. Microorganismos gramnegativos: Escherichia coli, Klebsiellas, Enterobacter, Salmonella, Shigella, Proteus mirabilis, Pseudomonas, Haemophilus influenzae, Neisseria gonorrhoeae, Aeromonas, Vibrium Brucella melitensis.

Indicaciones.

Infecciones de las vías respiratorias. Bronconeumonía y neumonía lobar. Bronquitis aguda, bronquiectasias, empiema. Infecciones del tracto genitourinario: uretritis complicadas, pielonefritis, prostatitis, gonorrea. Infecciones osteoarticulares: osteomielitis, artritis séptica. Infecciones gastrointestinales: diarrea infecciosa, fiebre entérica. Infecciones sistémicas graves: septicemias, bacteriemias, infecciones de vías biliares, pélvicas y otorrinolaringológicas.

Dosificación.

La dosis se determinará por la gravedad de la infección, la sensibilidad de los organismos causales, edad, peso y función renal del paciente. Dosis media por vía oral/adultos: infecciones del tracto urinario: 250 a 500mg cada 12h; cistitis aguda no complicada: 250mg cada 12h; durante 3 días. Infecciones de vías respiratorias, infecciones osteoarticulares, de piel y tejidos blandos: 250 a 500mg cada 12h pudiendo elevarse a 750mg c/12h en casos de mayor gravedad. Infecciones por pseudomonas en tracto respiratorio inferior: la dosis normal es de 750mg, dos veces al día. Gonorrea: dosis única de 250mg. En la mayoría de las otras infecciones 500 a 750mg dos veces al día. El período de tratamiento habitual para infecciones agudas es de 5 a 10 días y debe continuarse 3 días después de la desaparición de los signos y síntomas. En pacientes con función renal alterada: en general no es necesario ajustar la dosis, salvo en insuficiencia renal grave. En estos casos se puede reducir la dosis diaria total a la mitad. No se recomienda su empleo en niños y adolescentes en crecimiento. En caso de ser necesaria su indicación, la dosis a emplear puede ser 7,5 a 15mg/kg/día por vía oral, administrados cada 12 horas.

Reacciones adversas.

En ocasiones puede producir náuseas, diarreas, vómitos, dispepsia. Alteraciones del SNC: vértigo, cefaleas, cansancio, insomnio, temblor; en muy raras ocasiones sudoración, convulsiones, estados de ansiedad. Reacciones de hipersensibilidad, erupciones cutáneas, prurito, fiebre medicamentosa. Reacciones anafilactoides: edemas facial, vascular y laríngeo. En estos casos se suspenderá en forma inmediata el tratamiento. Pueden aparecer aumentos transitorios en las enzimas hepáticas, sobre todo en pacientes con lesión hepática previa. Trastornos de la fórmula sanguínea: muy raramente eosinofilia, trombocitosis, leucocitosis, anemia. Dolores musculares, tenosinovitis, fotosensibilidad.

Precauciones y advertencias.

Debido a los efectos secundarios que puede producir sobre el SNC sólo deberá utilizarse cuando los beneficios terapéuticos superen los riesgos descriptos; sobre todo en pacientes con antecedentes de crisis epilépticas u otros trastornos del SNC (bajo umbral convulsivo, alteración orgánica cerebral o ACV). No es recomendable su uso en el embarazo ni en el período de lactancia. En raras ocasiones se ha observado cristaluria relacionada con el empleo de ciprofloxacina, por eso los pacientes deberán estar bien hidratados y evitar una alcalinidad excesiva de la orina.

Interacciones.

Se elevan los niveles séricos de teofilina cuando se administra con quinolonas. Junto con ciclosporina, aumenta los valores séricos de creatinina. A fin de no interferir en la absorción de antiácidos (con hidróxido de magnesio o de aluminio), sólo deberá administrarse 1 o 2hs después de la ingestión de aquéllos.

Contraindicaciones.

Pacientes con hipersensibilidad a la droga y otras quinolonas. Embarazo. Lactancia. Niños.

¿Qué es P.R.Vademécum? CD-ROM Apps Móviles Apéndice Contacto Aviso de Privacidad