TIBACLIM

RIMSA

Denominación genérica: Tibolona, Calcio, vitamina D3.
Forma farmacéutica y formulación: Cada tableta recubiertas contiene: Tibolona 2.5 mg. Carbonato de calcio al 90% equivalente a 400 mg. Calcio: Colecalciferol (Vitamina D3) 400 UI. Excipiente, c.b.p 1 tableta.
Indicaciones terapéuticas: Tratamiento de los síntomas de la menopausia natural o artificial. Prevención de osteoporosis en estados de deficiencia estrogénica.
Farmacocinética y farmacodinamia: Después de la administración oral, la tibolona es rápidamente metabolizada en 3 compuestos que contribuyen al efecto farmacológico. Dos de esos metabolitos tienen predominantemente actividad estrogénica, un tercer metabolito y el compuesto padre tienen predominantemente actividad progestagénica. Tiene un efecto similar a los estrógenos sobre los bochornos y otros trastornos climatéricos. Además, ejerce efectos similares a los estrógenos sobre la vagina y los huesos. Debido a sus efectos progestagénicos, no estimula el endometrio. Por lo tanto si se produce sangrado, éste por lo general se debe a un endometrio atrófico. Por último tiene efectos sobre algunos parámetros metabólicos y hematológicos, tales como una disminución plasmática del colesterol en lipoproteínas de alta densidad, de triglicéridos, de lipoproteína (a) y un aumento de la actividad fibrinolítica de la sangre. Propiedades farmacocinéticas: después de la administración oral, la tibolona es rápida y ampliamente absorbida. Debido a su rápido metabolismo los niveles plasmáticos de tibolona son muy bajos. Los datos farmacocinéticos indican cinéticas lineales. Los niveles plasmáticos máximos se alcanzan después de 1- 4 horas y no se produce acumulación. La excreción de tibolona se produce principalmente en la forma de metabolitos polares y muy polares. Una pequeña cantidad del compuesto administrado es excretada en la orina, pero la mayor parte es eliminada vía biliar y por las heces. El calcio es esencial para la funcionalidad integral de los sistemas nervioso, muscular y esquelético. Juega un papel en la función cardiaca normal, función renal, respiración, coagulación sanguínea y en la funcionalidad de la membrana celular y en la permeabilidad capilar. También el calcio ayuda a regular la liberación y almacenamiento de neurotransmisores y hormonas, la captación y unión de aminoácidos, absorción de vitamina B12, y la secreción de gastrina. La mayor fracción de calcio se encuentra en la estructura primaria del esqueleto (99%) como hidroxiapatita, Ca10(PO4)6 (OH)2; se encuentran presentes pequeñas cantidades de carbonato de calcio y fosfatos de calcio amorfos. El calcio en el hueso está en constante intercambio con el calcio plasmático. Ya que las funciones metabólicas del calcio son esenciales para la vida, cuando hay un desajuste en el balance del calcio debido a deficiencias en la dieta o por otras causas, las reservas de calcio en el hueso pueden depletarse para llenar las necesidades agudas del organismo. Por lo tanto, a largo plazo, la mineralización normal del hueso depende de las cantidades adecuadas del calcio total corporal. La vitamina D es esencial para promover la absorción y utilización del calcio y fosfato y para la calcificación normal del hueso. Junto con la hormona paratiroidea y la calcitonina, regula la concentración del calcio sérico y fosfato tanto como sea necesario. La vitamina D estimula la absorción de calcio y fosfato en el intestino delgado y moviliza el calcio del hueso. El colecalciferol es transferido al hígado donde se convierte a calciferol (25- hidroxicolecalciferol), que después es transferido a los riñones y convertido a calcitriol (1,25-dihidroxicolecalciferol, que se piensa es la forma más activa) y 24,25-dihidroxicolecalciferol (papel fisiológico no determinado). Absorción: Aproximadamente una quinta a una tercera parte del calcio administrado oralmente se absorbe en el intestino delgado, dependiendo de la presencia de los metabolitos de vitamina D, pH en el lumen y otros factores de la dieta, como unión del calcio a la fibra o fitatos. La absorción de calcio aumenta cuando hay deficiencia de calcio o cuando el paciente está en una dieta baja en calcio. En pacientes con aclorhidria o hipoclorhidria, la absorción de calcio, especialmente con la sal de carbonato, puede estar reducida. La vitamina D se absorbe con las grasas en el intestino delgado (en el yeyuno e íleo), con la ayuda de la bilis. La vitamina D formada en la piel por irradiación de la provitamina presente, es absorbida directamente al torrente circulatorio. Eliminación: Calcio: Renal (20%). La cantidad excretada en la orina varía con el grado de absorción de calcio y si hay una pérdida excesiva de hueso o insuficiencia renal. Fecal (80%). Consiste principalmente en calcio no absorbido, con solamente una pequeña cantidad de calcio fecal endógeno excretado. Vitamina D: La principal vía de excreción de la vitamina D es por la bilis en el intestino delgado, de allí en adelante por las heces. Menos del 4% de la ingesta es excretada por la orina.
Contraindicaciones: Contraindicada en embarazo. Tumores hormono-dependientes conocidos o sospechados. Trastornos cardiovascular o cerebrovascular, por ejemplo tromboflebitis, procesos tromboembólicos, o antecedentes de estas condiciones. Hemorragia vaginal no diagnosticada. Trastornos hepáticos severos. Hipersensibilidad a los componentes de la fórmula, hipercalcemia, hipercalcinuria grave, cálculos renales por calcio (riesgo de exacerbación), tumores descalcificantes (plasmocitomas o metástasis óseas), hiperparatiroidismo, sarcoidosis (puede potenciar hipercalcemia).
Precauciones generales: No esta destinado para uso anticonceptivo. Debe considerarse la relación riesgo- beneficio cuando exista alguna de las siguientes condiciones médicas: enfermedad hepática o antecedentes de está condición, hipercolesterolemia. Su uso debe evitarse hasta 12 meses después de la última menstruación natural. Si es tomado antes de este período, la frecuencia de sangrados irregulares puede aumentar. Si esta cambiando de otro preparado de reemplazo hormonal, antes de comenzar la terapia, es recomendable la inducción de un sangrado por deprivación con un progestágeno. La pérdida de sangre vaginal o goteo después de iniciar el tratamiento con tibolona, puede ser debida a efectos residuales de estrógenos endógenos o exógenos. Es necesario investigar la pérdida de sangre que comience después de 3 meses de tratamiento o si ésta es recurrente o persistente. Es recomendable un control médico anual, así como para todos los esteroides con actividad hormonal. El tratamiento debería ser discontinuado si aparecen signos de procesos tromboembólicos, sí los resultados de las pruebas de función hepática se vuelven anormales o sí aparece ictericia colestásica. Se debe utilizar con precaución en caso de deshidratación o desequilibrio electrolítico, diarrea o malabsorción intestinal. La absorción del calcio también puede verse disminuida en pacientes con aclorhidria o hipoclorhidria aunque el suplemento se administre con los alimentos. Deben evitarse dosis de vitamina D mayores a 400 U.I. que es la ingesta diaria recomendada, a menos que su médico así lo prescriba. Deberá administrarse con precaución a pacientes con enfermedad renal y arteriosclerosis.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Está contraindicado en mujeres durante el embarazo y la lactancia.
Reacciones secundarias y adversas: Ocasionalmente puede producirse sangrado vaginal o goteo, principalmente durante los primeros meses de tratamiento. Otras reacciones adversas que ocasionalmente han sido observadas son: dolor de cabeza y migraña, edema, vértigo, prurito, aumento de peso, náuseas, dolor abdominal, rash cutáneo y depresión. De incidencia rara: Síndrome agudo de hipercalcemia (somnolencia, náusea y vómito continuo, debilidad), calcificación de cálculos renales (dificultad o dolor al orinar). Síntomas tempranos de hipercalcemia: Constipación severa, sequedad de boca, cefalea continua, aumento de sed, irritabilidad, pérdida de apetito, depresión mental, sabor metálico, debilidad o cansancio inusual. Síntomas tardíos de hipercalcemia: Confusión, somnolencia, hipertensión arterial, aumento de sensibilidad a la luz, especialmente en pacientes con hemodiálisis, latidos irregulares lentos o rápidos, náusea y vómito, incremento inusual de la cantidad de orina o incremento de la frecuencia urinaria. En hipercalcemia severa, los cambios en ECG consisten en el acortamiento de los intervalos Q-T.
Interacciones medicamentosas y de otro género: En la práctica clínica no han sido descrito casos de interacciones entre tibolona y otros medicamentos. Sin embargo, sobre una base teórica deben ser consideradas las siguientes interacciones potenciales: compuestos inductores de enzimas tales como los barbitúricos, carbamazepina, hidantoínas y rifampicina pueden aumentar el metabolismo de la tibolona y por lo tanto disminuir su efecto terapéutico. Debido a que la tibolona puede aumentar la actividad fibrinolítica (disminución de los niveles de fibrinógeno: aumento de AT III, plasminógeno, y valores de actividad fibrinolítica), puede aumentar el efecto de los anticoagulantes. El calcio puede reducir la absorción oral de tetraciclinas y fenitoína, si se administra en forma concomitante las primeras 3 horas. El calcio puede reducir la respuesta a los bloqueadores de los canales de calcio y en altas dosis, incrementa el riesgo de arritmias cardiacas en pacientes digitalizados. La captación intestinal del calcio, puede ser disminuida por la ingesta simultánea de algunos alimentos (por ejemplo, espinacas, ruibarbo, salvado, otros cereales, leche y productos lácteos). La administración concomitante con estrógenos puede aumentar la absorción del calcio.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: No se han reportado a la fecha.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: No se han conducido estudios durante el embarazo en humanos, pero no se han reportado efectos indeseables a dosis terapéuticas.
Dosis y vía de administración: Vía de administración: oral. La dosis es de una tableta al día. Las tabletas deben deglutirse con un poco de agua u otro líquido, de preferencia a la misma hora del día. No se requiere ajuste de dosis en pacientes ancianas. El alivio de los síntomas ocurre en pocas semanas, pero los resultados óptimos se tienen cuando el tratamiento se continúa cuando menos por tres meses. Para la prevención de osteoporosis se requiere tratamiento a largo plazo. A la dosis recomendada, no existen restricciones para la duración de tratamiento. Elección del tratamiento: Cuando se determina la elección de TIBACLIM u otro tratamiento para una mujer posmenopáusica, debe considerarse lo siguiente. Las indicaciones terapéuticas, la aceptabilidad de sangrados vaginales, posibles problemas con el estado de animo o la libido: los efectos sobre el tejido mamario y otros riesgos y beneficios. Inicio de tratamiento con TIBACLIM: las mujeres que tienen menopausia natural deben iniciar el tratamiento con TIBACLIM, por lo menos 12 meses después de su último período menstrual natural. Si toma TIBACLIM antes de este período, pueden ocurrir sangrados o manchados irregulares. En el caso de menopausia artificial (quirúrgica o química) es posible comenzar el tratamiento con TIBACLIM de inmediato. Cambio a partir de terapia hormonal de reemplazo convencional (THR): En mujeres que tienen útero y cambian de una preparación que contiene sólo estrógeno, debe inducirse un sangrado con progestagenos por deprivación antes de iniciar TIBACLIM. Si cambia de una preparación con THR secuencial, el tratamiento con TIBACLIM debe iniciarse después de haber finalizado el sangrado por deprivación. Si el cambio es a partir de una preparación de THR combinada continua, el tratamiento puede iniciar en cualquier momento. Si el sangrado vaginal anormal es la razón para cambiar de una THR convencional, se aconseja investigar la causa del sangrado antes de iniciar el tratamiento con TIBACLIM. Olvido de tabletas: en caso de no haber tomado una tableta, es indispensable tomarla tan pronto como sea posible, si el retraso es de más de 12 horas, en este caso, habrá que saltarse la dosis olvidada y la siguiente se tomara a la ahora habitual.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: La toxicidad aguda de la tibolona en animales en muy baja. Por lo tanto, si se toman varios comprimidos simultáneamente, no se espera que aparezcan síntomas tóxicos. En casos de una sobredosis aguda pueden desarrollarse náuseas, vómitos y sangrado por deprivación en mujeres. No se conoce un antídoto específico. En caso necesario se debe instaurar un tratamiento sintomático. Síntomas: Reacciones gastrointestinales y (sólo en pacientes que reciben también altas dosis de vitamina D) signos y síntomas de hipercalcemia, especialmente anorexia, náuseas, vómitos, constipación, dolor abdominal, debilidad muscular, poliuria, sed, somnolencia y confusión y en casos graves, coma y arritmias cardiacas. Tratamiento: Retiro del medicamento, vaciamiento gástrico por emesis o lavado, si el paciente no está vomitando. En hipercalcemia grave, infusión intravenosa de solución de cloruro de sodio, diuresis forzada, fosfato oral.
Presentación(es): Caja con 30 tabletas.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 25°C.. Protéjase de la luz.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. Dosis: la que el médico señale. No se use en el embarazo y la lactancia. No se deje al alcance de los niños. No exceda la dosis recomendada.
Nombre y domicilio del laboratorio: REPRESENTACIONES E INVESTIGACIONES MÉDICAS S.A DE C.V. Carretera A Nogales No. 850. La Venta del Astillero CP 45220. ZAPOPN, JALISCO. MÉXICO.
Número de registro del medicamento: 075M2007 SSA. IV

¿Qué es P.R.Vademécum? CD-ROM Apps Móviles Apéndice Contacto Aviso de Privacidad