PANAZECLOX

PISA

Denominación genérica: Clonazepam.
Forma farmacéutica y formulación: Solución Oral. Cada ml contienen: Clonazepam 2.5 mg. Vehículo cbp 1 ml. Cada ml equivale a 25 gotas.
Indicaciones terapéuticas: El Clonazepam está indicado como anticonvulsivante y ansiolítico, en estados de ansiedad, ataques de pánico con o sin agorafobia, fobias, y en trastornos obsesivo compulsivos. Clonazepam se utiliza como tratamiento en los casos de ausencias típicas (petit mal) ausencias atípicas (síndrome de Lennox-Gastaut) en convulsiones atónicas, convulsiones mioclónicas, Clonazepam está indicado como fármaco de segunda elección en los espasmos infantiles (síndrome de West). Clonazepam está indicado como terapia de adición en el tratamiento de las convulsiones tónico-clónicas (gran mal), convulsiones complejas, convulsiones tonicoclónicas generalizadas y en caso de convulsiones parciales simples.
Farmacocinética y farmacodinamia: Clonazepam presenta todos los efectos farmacológicos característicos de las benzodiacepinas: ansiolítico, sedante, miorrelajante y anticonvulsivo. De la misma forma que sucede con las demás benzodiacepinas, se cree que tales efectos se deben fundamentalmente a la inhibición post sináptica mediada por el GABA; estudios realizados en animales ponen de manifiesto, además el efecto de Clonazepam sobre las serotoninas. De acuerdo con datos obtenidos en animales y en los estudios electroencefalográficos (EEG) realizados en el ser humano, Clonazepam disminuye rápidamente muchos tipos de actividad paroxismal, incluyendo descargas de puntas y ondas en las crisis de ausencias típicas (petit mal), ondas y puntas lentas, ondas y puntas generalizadas, puntas de localización temporal, así como puntas irregulares. Clonazepam suele suprimir las alteraciones EEG generalizadas en forma más constante que las focales. Absorción: el Clonazepam se absorbe de forma rápida y completa después de su administración por vía oral, las concentraciones plasmáticas máximas se alcanzan por lo regular entre la primera y cuarta hora siguiente a la dosis oral. La biodisponibilidad por vía oral es de un 90% aproximadamente. A una dosis diaria de 6 mg dividida en 3 dosis las concentraciones plasmáticas en estado estable son de 25-75 ng/ml. Las concentraciones plasmáticas en estado estacionario tras dosis repetidas pueden ser de 4 (tras una dosis diaria) a 8 veces (tras 3 dosis al día) mayores a las que se observan después de una dosis única. La distribución del volumen promedio del Colonazepam se estima cercano a 3 l/kg. La unión a proteínas plasmáticas del Clonazepam es de 85%. El Clonazepam cruza la barrera placentaria, y se ha detectado su presencia en la leche materna. La transformación metabólica de Clonazepam se produce por hidroxilación oxidativa y reducción del grupo 7-nitro, con formación de compuestos 7-amino o 7-acetilamino, que pueden conjugarse para formar nuevos metabolitos. El principal metabolito es 7-amino-clonazepam, con escasa actividad anticonvulsivante. Se han identificado, además, otros cuatro metabolitos, pero en menor proporción. Clonazepam se elimina por la orina en un plazo de 4 a 7 días, el 50 a 70% de la radiactividad total de una dosis oral marcado y por las heces, entre un 10 a 30% casi exclusivamente en forma de metabolitos libres o conjugados. Menos del 0,5% se recupera en la orina en forma de Clonazepam inalterado. La farmacocinética del Clonazepam en situaciones clínicas especiales: Basados en criterios cinéticos, no se requiere de un ajuste de dosis en pacientes con insuficiencia renal. La vida media de eliminación en nenonatos está dentro del rango reportado para adultos.
Contraindicaciones: El Clonazepam no debe ser utilizado en pacientes con antecedentes de hipersensibilidad a las benzodiacepinas, con evidencia clínica o bioquímica de enfermedad hepática significativa ni, en caso de insuficiencia respiratoria severa. Puede emplearse en pacientes con glaucoma de ángulo abierto bajo el tratamiento adecuado, pero se encuentra contraindicado en el caso de glaucoma agudo de ángulo estrecho.
Precauciones generales: Se debe tener mucho cuidado al utilizar Clonazepam en pacientes con ataxia cerebelar o espinal, en caso de intoxicación aguda bajo efecto de drogas y/o alcohol, en pacientes con daño hepático grave como en el caso de pacientes que presenten cirrosis hepática. El Clonazepam deberá utilizarse con extrema precaución en pacientes que presenten una historia previa de abuso de alcohol y/o drogas. El Clonazepam puede causar aumento en la salivación y producción de secreciones bronquiales en lactantes y niños pequeños por lo que debe tenerse especial atención en el cuidado y manejo de las vías respiratorias. La dosis de Clonazepam debe ser ajustada cuidadosamente a los requerimientos individuales de cada paciente en caso de que éste presente una enfermedad preexistente del sistema respiratorio como seria en el caso de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica o hepática y en pacientes bajo tratamiento con medicamentos de acción central o antiepilépticos. Debido a que el Clonazepam ejerce efectos depresores sobre el SNC, los pacientes tratados con este fármaco deberán ser advertidos de la necesidad de evitar tareas riesgosas que exijan un cierto grado de alerta mental, como operar maquinarias o conducir vehículos. Los fármacos anticonvulsivantes como Clonazepam, no deben ser suspendidos de forma abrupta en pacientes epilépticos ya que esto puede precipitar el status epilepticus. La suspensión del Clonazepam debe estar indicada por el medico tratante y la dosis debe ser reducida de forma gradual, pacientes con historia de depresión y/o intentos de suicidio deben ser mantenidos bajo estricta supervisión.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Existe la posibilidad de que algunos factores genéticos o el estado de epilepsia pudieran ser más importantes que la terapia con fármacos anticonvulsivantes en la generación de defectos congénitos, aunque por algunos estudios preclínicos, no puede excluirse que el Clonazepam presente la posibilidad de producir malformaciones congénitas; por lo que solo se deberá administrar Clonazepam a mujeres embarazadas en el caso que los beneficios potenciales sean mayores que el riesgo para el feto. Solo en caso de que sea estrictamente necesario se deberá administrar Clonazepam a mujeres en etapa de embarazo. La administración de Clonazepam a dosis altas, en el último trimestre de embarazo o durante el parto puede provocar irregularidades en los latidos del corazón del feto, hipotonía, depresión respiratoria leve, hipotermia, y una alimentación inadecuada en el neonato. Debe tomarse en cuenta que tanto el embarazo por sí mismo, como la suspensión abrupta del medicamento pueden provocar exacerbación de la epilepsia. En el periodo de lactancia las madres que se encuentren bajo tratamiento con Clonazepam no deberán amamantar a sus hijos aunque el fármaco solo se encuentre en la leche materna en pequeñas cantidades, en caso de que las madres en etapa de lactancia necesiten tomar Clonazepam deberán abandonar la lactancia.
Reacciones secundarias y adversas: Los efectos colaterales de Clonazepam se asocian con depresión del SNC, la experiencia en el tratamiento de las convulsiones ha demostrado que un 50% de los pacientes presentan somnolencia y un 30% ataxia. En algunos casos estos efectos pueden disminuir con el tiempo, un 25% de los pacientes puede llegar a presentar problemas de conducta. Entre los trastornos que se han reportado en diferentes sistemas se encuentran: Neurológicos: movimientos oculares anormales, diplopía, nistagmos, movimientos coreiformes, mareos, disartria, cefalea, hemiparesia, hipotonía, depresión respiratoria, temblor, vértigo, etc. Psiquiátricos: disminución de la capacidad de concentración, obnuvilación, depresión, amnesia anterógrada, alucinaciones, confusión, histeria, aumento o disminución de la líbido, problemas de insomnio, psicosis, intento de suicidio. En pacientes con antecedentes psiquiátricos existen más posibilidades de que se produzcan efectos sobre la conducta, entre los que se encontraron: excitabilidad, conducta agresiva, irritabilidad, agitación, nerviosismo cuadros de ansiedad, trastornos de sueño, pesadillas y sueños vividos. Respiratorios: rinorrea, disnea, hipersecreción en vías respiratorias superiores, congestión torácica. Cardiovasculares: palpitaciones. Dermatológicos: urticaria, prurito, exantema, alopecia transitoria, hirsutismo, erupciones cutáneas, edema facial y maleolar. Gastrointestinales: anorexia, lengua saburral, constipación y/o diarrea, boca seca, gastritis, aumento del apetito, nauseas etc. Genitourinarios: disuria, eneuresis, nicturia, retención urinaria. Musculoesqueléticos: hipotonía, debilidad muscular, dolores musculares. Hematopoyético: anemia, leucopenia, trombocitopenia, eosinofilia. Hepáticos: hepatomegalia, elevaciones transitorias de las transaminasas séricas y de la fosfatasa alcalina. Misceláneos: deshidratación, fiebre, linfadenopatia, perdida o ganancia de peso, deterioro generalizado. El uso de benzodiacepinas puede desarrollar dependencia física y psicológica. El riesgo de la dependencia aumenta con la dosis y la duración del tratamiento lo cual se incrementa en pacientes con antecedentes de alcoholismo o abuso de drogas. Una vez que se desarrolla la dependencia física, la terminación abrupta del tratamiento se acompañara de síntomas de abstinencia. Durante el tratamiento a largo plazo los síntomas de abstinencia pueden desarrollarse tras un largo periodo de uso, especialmente con dosis altas o si la dosis diaria se reduce rápidamente o se suspende de forma abrupta. Los síntomas pueden variar, incluyendo temblores, sudoración, agitación, alteraciones del sueño y ansiedad, dolor de cabeza, dolor muscular, ansiedad extrema, tensión, inquietud, confusión, irritabilidad, convulsiones epilépticas que pueden estar o no asociadas a la enfermedad subyacente. En casos graves pueden aparecer los siguientes síntomas, despersonalización, hiperacusias, entumecimiento, hormigueo de las extremidades, hipersensibilidad a la luz, ruido y contacto físico, alucinaciones, la aparición de los síntomas de abstinencia es mayor después de las suspensión abrupta del medicamento, inclusive si es de corta duración, por lo que deberá determinarse gradualmente la dosis diaria hasta discontinuar el tratamiento. El Clonazepam puede retardar las reacciones de respuesta pudiendo alterar la habilidad para conducir vehículos u operar maquinaria, este efecto se agrava con el consumo del alcohol, por lo que deberá evitarse el conducir u operar maquinaria, así como el realizar cualquier otra actividad peligrosa, totalmente o por lo menos durante los primeros días del tratamiento.
Interacciones medicamentosas y de otro género: Clonazepam puede ser administrado de manera concomitante con uno o más agentes antiepilépticos. En caso de agregar un nuevo fármaco al paciente se deberá realizar una evaluación cuidadosa de la respuesta al tratamiento puesto que los efectos no deseados como son sedación y apatía pueden ocurrir con mayor probabilidad. En dicho caso deberá realizarse un ajuste a la dosis para lograr el efecto óptimo deseado. La administración frecuente de inductores de enzimas hepáticas como los barbituratos, carbamazepina o hidantoínas pueden acelerar la biotransformación del Clonazepam sin afectar su unión a las proteínas. El Clonazepam por sí mismo no parece inducir a las enzimas responsables de su propio metabolismo. En el tratamiento concurrente con fenitoína, se ha observado ocasionalmente una elevación en la concentración sérica de ambas sustancias. El uso frecuente de Clonazepam y otros medicamentos de acción central como algunos otros agentes anticonvulsivantes, antiepilépticos, anestésicos, fármacos psicoactivos, hipnóticos, relajantes y algunos analgésicos pueden potencializar los efectos farmacológicos de ambos, lo anterior se incrementa notablemente bajo los efectos del alcohol. En el caso de terapia de combinación con medicamentos de acción central, deberá efectuarse ajuste a la dosis de cada medicamento para lograr el efecto optimo. Los pacientes epilépticos en tratamiento con Clonazepam, no deberán consumir alcohol por ningún motivo ya que puede alterar el efecto del fármaco, disminuyendo la eficacia del tratamiento o produciendo efectos no deseados. La combinación de Clonazepam con ácido valproico puede causar ocasionalmente status epilepticus de petit mal.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: No se conocen hasta la fecha.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: En los estudios preclínicos realizados no se puede excluir que el Clonazepam produzca malformaciones congénitas y pueda tener efecto teratogénico. Por lo que sólo deberá administrarse a mujeres embarazadas en caso que los beneficios potenciales sean mayores que el riesgo para el feto.
Dosis y vía de administración: Su uso como antiepiléptico en la dosis inicial para adulto no deberá exceder de 1.5 mg/día, divididos de 2 a 3 dosis. La dosis podrá incrementarse en 0.5 mg cada tres días hasta que se controlen adecuadamente las convulsiones o bien los efectos secundarios impidan otro aumento. La dosis de mantenimiento se debe individualizar de acuerdo a las necesidades de cada paciente dependiendo de la respuesta. La dosis de mantenimiento de 3 a 6 mg por día por lo general es suficiente. La dosis terapéutica máxima para adulto es de 20 mg en 24 horas y no deberá excederse. En lactantes y niños hasta los 10 años de edad (hasta de 30 kg de peso) la dosis inicial es de 0.01-0.03 mg/kg diarios, administrados en 2 a 3 dosis divididas, las dosis podrán incrementarse en no más de 0.25-0.5 mg cada tercer día hasta alcanzar una dosis diaria de mantenimiento de 0.1 mg/kg de peso corporal aproximadamente. La dosis diaria máxima para niños es de 0.2mg/kg de peso corporal y no deberá ser excedida. La dosis diaria deberá dividirse en 3 dosis iguales. En caso de que las dosis divididas no sean iguales, la dosis mayor deberá ser administrada antes de dormir. El nivel de la dosis de mantenimiento se alcanza con mayor facilidad después de 1 a 3 semanas de tratamiento. Una vez que se ha logrado el nivel de la dosis de mantenimiento la cantidad diaria puede administrarse como una dosis única en la noche. El periodo de tratamiento se ajustara de acuerdo al control de la crisis y a la mejoría de los síntomas. En el caso de incluir Clonazepam a un tratamiento anticonvulsivante preexistente, deberá ser tomado en cuenta que el uso de anticonvulsivantes múltiples puede resultar en un incremento de los efectos adversos. Clonazepam a demostrado su eficacia sobre el componente ansioso inclusive en los casos en los que se ha asociado a terapias antidepresivas. Clonazepam puede administrarse de manera conjunta con uno o varios agentes antiepilépticos en cuyo caso deber ajustarse la posología de cada fármaco para lograr el efecto óptimo. El tratamiento con Clonazepam al igual que con todos los agentes ansiolíticos y antiepilépticos no podrá ser detenido abruptamente, sino que deberá reducirse por etapas. Las gotas nunca deberán administrarse directamente en la boca. En trastornos de ansiedad, la dosis de Clonazepam deberá ser ajustada individualmente de acuerdo a la respuesta clínica individual de cada paciente, la tolerancia al fármaco y la edad, por lo que principalmente en trastornos de ansiedad leves a moderados deberá iniciarse con dosis bajas. Por lo general Clonazepam se administra como una terapia de fármaco único en dosis bajas en casos nuevos. La dosis oral única de Clonazepam tiene efecto en los primeros 30 a 60 minutos y su efecto continua durante 6 a 8 horas en niños y 8 a 12 horas en adultos. El Clonazepam en forma de gotas debe administrarse con cuchara y deberá mezclarse con jugo de frutas, agua o té, nunca se administre directamente en la boca. Con base a las dosis establecidas para niños hasta de 10 años y para adultos se puede recomendar: niños entre 10 y 16 años la dosis inicial de 1-1.5 mg/día en 2 a 3 dosis divididas. Dicha dosis puede incrementarse en 0.25 a 0.5 mg cada tercer día hasta que se alcance la dosis individual de mantenimiento, dicho periodo terminara de acuerdo a la mejoría de la sintomatología y la evolución del paciente. Se recomiendan las gotas en los lactantes. La dosis inicial para lactantes y niños hasta los 10 años de edad o hasta 30 kg de peso es de 0.01-0.03 mg/kg diarios administrados en 2 a 3 dosis divididas, la dosis deberá incrementarse en 0.25 a 0.5 mg cada tercer di hasta alcanzar una dosis diaria de mantenimiento de aproximadamente 1 mg/kg de peso corporal o hasta que las convulsiones se controlen o los efectos secundarios impidan un aumento mayor, la dosis diaria máxima para niños es de 0.2 mg/kg de peso corporal y esta no debe ser excedida.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: Síntomas: los síntomas de intoxicación o sobredosificación varían en cada individuo, dependiendo de la edad el peso y la respuesta individual puede aparecer desde cansancio, cefaleas leves, hasta ataxia, somnolencia estupor y coma con depresión respiratoria y colapso circulatorio. Es extraño encontrar secuelas serias a menos que se hayan administrado otros fármacos o alcohol de manera concomitante. El manejo de la sobredosis deberá tenerse en cuenta ya que en ocasiones se presenta la ingesta de fármacos múltiples. Además de ser necesario monitorizar los signos vitales. Está indicado realizar lavado gástrico, reponer los líquidos por vía I.V con medidas generales de apoyo y la provisión de instalaciones de urgencia para lidiar con una posible obstrucción de las vías respiratorias. Se puede tratar la hipotensión con agentes simpaticomiméticos.
Presentación(es): Caja con frasco con 10 ml y gotero pipeta.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica la cual se retendrá en la farmacia. Su uso prolongado aun a dosis terapéuticas puede causar dependencia. No se deje al alcance de los niños.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en México por: Laboratorios PiSA, S.A. de C.V. Calle 7 No. 1308, Zona Industrial. 44940 Guadalajara, Jal., México.
Número de registro del medicamento: 460M2008 SSA
Clave de IPPA: LEAR-083300404A0006/R 2008.

¿Qué es P.R.Vademécum? CD-ROM Apps Móviles Apéndice Contacto Aviso de Privacidad