PRAVASTATINA

AMSA

Denominación genérica: Pravastatina.
Forma farmacéutica y formulación: Cada tableta contiene: pravastatina sódica 10 mg. Excipiente cbp una tableta.
Indicaciones terapéuticas: Hipocolesterolemiante oral. PRAVASTATINA está indicada como tratamiento de las hiperlipidemias como adyuvante de la dieta en el manejo primario de las hipercolesterolemias (hiperlipoproteinemia tipo IIa y IIIb) causada por la elevación en las concentraciones de lipoproteínas de baja densidad-colesterol (LDL) en pacientes con riesgo significativo de padecer enfermedad arterial coronaria y que no han respondido a la dieta sola o a otras medidas. PRAVASTATINA esta indicada en pacientes con historia de infarto del miocardio; angina inestable; enfermedad cerebro-vascular; enfermedad cardíaca con arteroesclerosis. PRAVASTATINA también es de utilidad para reducir las concentraciones de colesterol en pacientes con hipercolesterolemia e hipertrigliceridemia.
Farmacocinética y farmacodinamia: Antecedentes: la pravastatina es un agente de la nueva clase de agentes hipolipemiantes que pertenece al grupo de compuestos conocidos como inhibidores de la enzima 3-hidroxi-3- metilglutaril coenzima A (HMG-CoA) reductasa que reduce a mevalonato, la biosíntesis del colesterol. Esta clase de agentes son inhibidores competitivos de la actividad de la HMG-CoA reductasa, la enzima que se encarga de catalizar algunas reacciones en la biosíntesis del colesterol. El primer inhibidor de la HMG-CoA utilizado en el hombre fue aislado de cultivos de cepas de especies de Aspergillus terreus llamado inicialmente mevinolín y posteriormente aparecieron nuevos compuestos como la pravastatina que es otra forma de esta clase de medicamentos con algunas modificaciones químicas que se diferencia de las otras estatinas por no ser prodroga sino medicamento activo.Farmacología: la PRAVASTATINA produce un efecto para disminuir los lípidos en dos partes: el mecanismo de acción de la pravastatina para reducir las concentraciones de lípidos se debe de manera primaria a la inhibición reversible de la actividad de la HMG-CoA reductasa. Este efecto modesto reduce la ventana intracelular del colesterol dando como resultado un incremento en el número de receptores de lipoproteínas de baja densidad (LDL) sobre la superficie celular aumentando el catabolismo mediado por receptores y la depuración de las LDL circulantes. Además, la pravastatina disminuye el número de partículas de esas lipoproteínas, aunque también hay una disminución leve del contenido de colesterol de la partícula de las LDL y una pequeña cantidad en las lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL) quizá debido a la secreción hepática de VLDL alteradas. También declinan las concentraciones de triglicéridos en un 10 a 30% lo cual manifiesta una disminución en las cifras de VLDL. Todos los inhibidores de la HMG-CoA reductasa son bastante eficaces para reducir los cifras de lipoproteínas de baja densidad. Como clase, estos compuestos pueden disminuir las concentraciones de lipoproteínas de baja densidad-colesterol en un 25% a 40% en una forma dependiente de la dosis. Por ejemplo, para reducir los niveles de colesterol en un 25% o menos se requiere una dosis de 10 a 20 mg de pravastatina y sólo 5 mg de otra estatina y para disminuirlos en un 35% se requieren de 20 hasta 80 mg de otra estatina mientras que las dosis recomendadas máximas de 40 mg/día de pravastatina casi nunca alcanzan este objetivo. Después de administrar la pravastatina por vía oral, se absorbe aproximadamente en un 34% con una biodisponibilidad absoluta del 17% en promedio. Sufre un extenso metabolismo de primer paso a nivel hepático siendo éste el sitio primario de acción. La concentración plasmática máxima se alcanza alrededor de 1 a 1,5 horas. La presencia de alimentos no afecta la respuesta terapéutica de la pravastatina aunque sí disminuye la biodisponibilidad sistémica. La unión a proteínas plasmáticas de la pravastatina es de aproximadamente el 50% y tiene una vida media de eliminación plasmática de 1,5 a 2,0 horas en sujetos sanos y de 2,0 a 3,0 horas en pacientes hipercolesterolémicos. La pravastatina se excreta principalmente por las heces hasta un 70% y en menor proporción por la orina en un 20% aproximadamente. El principal metabolito es el 3 hidroxi-isómero, el cual posee actividad inhibitoria sobre la HMG-CoA reductasa en un 10% hasta un 40% que el compuesto original. Estudios clínicos: los estudios clínicos y patológicos han demostrado que los niveles altos de colesterol total, de las lipoproteínas de baja densidad y la apolipoproteína V (un complejo de transporte de membrana para la LDL) promueven la ateroesclerosis en humanos. De forma similar la reducción en los niveles de alta densidad colesterol y su complejo transportador, la apolipoproteína A se asocia con el desarrollo de ateroesclerosis. Las investigaciones epidemiológicas han establecido que la morbi-mortalidad cardiovascular varía directamente en los niveles de colesterol total y las lipoproteínas de baja densidad-colesterol e inversamente con los niveles de lipoproteínas de alta densidad en estudios clínicos multicéntricos, con intervenciones farmacológicas y no farmacológicas, donde disminuyeron simultáneamente las lipoproteínas de baja densidad-colesterol e incrementaron las lipoproteínas de alta densidad-colesterol; esto redujo el índice de eventos cardiovasculares (tanto en infartos fatales como no fatales). Tanto en voluntarios sanos como en pacientes con hipercolesterolemia, el tratamiento con PRAVASTATINA redujo el colesterol total, las lipoproteínas de baja densidad-colesterol, y la apolipoproteína B, la PRAVASTATINA redujo moderadamente las lipoproteínas de muy baja densidad-colesterol y los triglicéridos mientras produjo incrementos de magnitud variable en las lipoproteínas de alta densidad-colesterol. Prevención de enfermedad coronaria: en el estudio de prevención primaria de PRAVASTATINA (West of Scotland Coronary Prevention Study WOS) fue evidente en la mejoría sobre los niveles de lipoproteína en la enfermedad coronaria fatal y no fatal mejorando la sobrevida en pacientes con antecedentes de hipercolesterolemia y sin infarto. El estudio del Oeste de Escocia (WOS) fue un estudio doble-ciego con placebo controlado, aleatoriamente donde se evaluaron 6.595 hombres sin infarto al miocardio previo y con niveles de lipoproteína de baja densidad-colesterol, entre 156-254 mg/dl (4-6,7 mmol/L) dichos pacientes fueron observados por un espacio de 4,8 años aproximadamente y se vio que se redujo el riesgo para un evento primario (ya fuera infarto agudo al miocardio fatal o no fatal, o muerte súbita) por 31% (7,9% vs 5,5%, placebo vs pravastatina, p = 0,0001); 248 eventos en el grupo placebo (muerte por enfermedad coronaria = 44, infarto agudo al miocardio no fatal = 204) vs 174 eventos en el grupo de pravastatina, (muerte por enfermedad coronaria = 31, infarto agudo al miocardio no fatal = 143). La PRAVASTATINA también disminuyo el riesgo para someterse a procedimiento de revascularización miocárdica (cirugía de derivación artero-coronaria con injerto o angioplastia coronaria) por 37% (2,5% vs 1,7%, p = 0,009) y angiografía coronaria por 31% (4,2% vs 2,8%, p = 0,007).
Contraindicaciones: La pravastatina se contraindica en personas con antecedentes de hipersensibilidad a los componentes de la fórmula. Asimismo, en pacientes con enfermedad hepática activa o en quienes presentan de forma inexplicable elevación persistente de las enzimas hepáticas y durante el embarazo y lactancia. La PRAVASTATINA está contraindicada al igual que otros tratamientos hipolipemiantes en pacientes con hipercolesterolemia debida a hiperalfalipoproteinemia.
Precauciones y advertencias generales: La dosis de pravastatina debe individualizarse para cada paciente de acuerdo a los niveles de colesterol y a la respuesta clínica. Antes de iniciar el tratamiento con pravastatina, se deben realizar determinaciones de colesterol y triglicéridos descartando otras causas secundarias de hipercolesterolemia tales como obesidad, diabetes mellitus pobremente controlada, hipotiroidismo, síndrome nefrótico, disproteinemias, enfermedad obstructiva hepática, uso de alcohol u otros medicamentos. La eficacia de la pravastatina no se ha evaluado en condiciones donde la principal anormalidad es la elevación de kilomicrones, VLDL o LDL como por ejemplo hiperlipoproteinemias o dislipoproteinemias de tipo l, lll, lV o V. La pravastatina tampoco está indicada para el tratamiento de la hipercolesterolemia debido a hiperalfaliproteinemia. Antes de instituir el tratamiento con pravastatina se deben intentar otras medidas no farmacológicas tales como dieta adecuada, ejercicio, reducción de peso en personas obesas y tratar otros problemas médicos subyacentes para controlar la hipercolesterolemia. Aunque los estudios clínicos más recientes no han demostrado potencial de la pravastatina para ocasionar efectos adversos sobre el cristalino en humanos, se recomienda realizar exámenes oftalmológicos periódicos. Sin embargo, la opacidad del cristalino puede aparecer al paso del tiempo más que relacionado al medicamento. Se recomienda realizar determinaciones periódicas de las pruebas de perfil hepático debiendo interrumpir el tratamiento si la concentración de transaminasas hepáticas se elevan tres veces más de los niveles normales. De igual forma, cuando las concentraciones de creatinfosfocinasa (CPK) se incrementen marcadamente o ante la presencia de miositis severa.
Precauciones o restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: No se han realizado estudios bien controlados en mujeres embarazadas. Sin embargo, los inhibidores de la HMGCoA reductasa pueden interferir con la biosíntesis del ácido mavalónico, un precursor de la síntesis del colesterol. Debido a que el colesterol es un componente esencial en el desarrollo fetal (incluyendo síntesis de esteroides y de membranas celulares) el uso de estos medicamentos durante el embarazo puede asociarse a daño fetal. Se ha encontrado que pequeñas cantidades de pravastatina se excretan en la leche materna. Por lo tanto, se debe valorar interrumpir la lactancia o el medicamento tomando en cuenta riesgos potenciales contra beneficios.
Reacciones secundarias y adversas: Por lo general, la pravastatina es bien tolerada. Los efectos adversos tanto clínicos como de laboratorio son leves y transitorios y sólo en pocas ocasiones se requiere interrumpir el tratamiento. Se ha reportado que la pravastatina puede ocasionar en raras ocasiones mialgias, miositis, rabdomiólisis, estreñimiento, náuseas, diarrea, cefalea, dolor torácico y abdominal, prurito e impotencia. También se han reportado con otras estatinas, anorexia, ansiedad, reacciones de hipersensibilidad, elevación de las transaminasas hepáticas, ictericia colestásica y pancreatitis. Los estudios realizados con pravastatina no han demostrado una asociación entre su uso y la formación de cataratas.
Interacciones medicamentosas y de otro género: La colestiramina y/o el colestipol pueden disminuir la biodiponibilidad de la pravastatina cuando se usan concomitantemente. La combinación de estatinas con fibratos, ácido nicotínico, inmunosupresores y posiblemente con eritromicina, puede incrementar los efectos adversos sobre el sistema musculoesquelético (miositis, rabdiomiólisis, elevación de CPK). No existe información disponible acerca de las interacciones entre eritromicina y pravastatina. Algunos antiácidos del tipo aluminio y magnesio pueden reducir la biodisponibilidad de la pravastatina mientras que la cimetidina la incrementa. El uso de algunas estatinas junto con anticoagulantes orales como la cumarina pueden incrementar el riesgo de sangrado y el tiempo de protrombina.
Alteraciones de pruebas de laboratorio: Puede ocurrir elevación transitoria y leve de las transaminasas séricas y de la CPK. Si la concentración de transaminasas hepáticas se eleva tres veces más de los niveles normales o si la CPK se incrementa importantemente, se debe interrumpir el tratamiento.
Relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: No se han realizado estudios bien controlados en humanos acerca de la carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis ni sobre la fertilidad. Estudios en animales han demostrado que la pravastatina puede ser teratogénica y que las dosis altas pueden incrementar la incidencia de carcinoma hepatocelular en ratones y de linfoma en ratas.
Dosis y vía de administración: La PRAVASTATINA se administra por vía oral. Dosis recomendadas en adultos: inicial, 10 a 20 mg al día antes de acostarse. La dosis debe ajustarse a intervalos de 4 semanas de acuerdo a las necesidades y a la tolerancia de cada paciente. Mantenimiento: 10 a 40 mg al día antes de acostarse. En personas de edad avanzada y en pacientes con deterioro de la función renal se recomienda utilizar las dosis mínimas.
Sobredosis o ingesta accidental, manifestaciones clínicas y manejo (antídotos): La sobredosis con pravastatina podría manifestarse por la acentuación de los efectos adversos. Hasta el momento existe información de dos casos de sobredosis los cuales no presentaron anormalidades clínicas ni de laboratorio. No existe antídoto específico. El manejo debe encaminarse a medidas de apoyo y tratamiento sintomático. Se desconoce si la diálisis peritoneal o la hemodiálisis son de utilidad para remover la pravastatina o a sus metabolitos.
Presentación: Caja con 30 tabletas de 10 mg.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a no más de 30°C y en lugar seco. Protéjase de la luz dentro de su empaque.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica. No se administre durante el embarazo y lactancia.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en México para: Antibióticos de México S.A. de C.V.
Número de registro:
079M2000 SSA
Clave de IPPA: CEAR-310230/R2000

¿Qué es P.R.Vademécum? CD-ROM Apps Móviles Apéndice Contacto Aviso de Privacidad