CITARABINA

B.I.MEXICO PM

Denominación genérica: Citarabina.
Forma farmacéutica y formulación: Solución inyectable. El frasco ámpula con liofilizado contiene: citarabina 500 mg. Excipiente cbp.
Indicaciones terapéuticas: Citarabina está indicada principalmente para la inducción y mantenimiento de la remisión de leucemias agudas linfoblásticas y mieloblásticas, en adultos y niños; linfoma linfoblástico, fase blástica de la leucemia granulocítica crónica, meningitis carcinomatosa, linfomatosa o leucémica. Se puede utilizar solo o en combinación con otros agentes antineoplásicos.
Farmacocinética y farmacodinamia: Citarabina es un antimetabolito que interfiere en el metabolismo del ADN; es activada a nucleótido trifosfato por la deoxicitidinaquinasa e inactivada a nucleótido trifosfato por la deoxiciitdinaquinasa e inactivada a arabinofuranosiluracil (ara U) por la citidindeaminasa y deoxicitilato deaminasa. Parece que el balance entre los niveles de quinasa y deaminasas es un factor importante en determinar el grado de sensibilidad o de resistencia de la célula a la citarabina. Citarabina es metabolizada rápidamente y se absorbe muy poco por vía oral ya que sólo el 20% de la droga después de su administración oral pasa a la circulación; se utiliza en administración por vía intravenosa, subcutánea o intratecal. Después de la administración rápida intravenosa de citarabina, ésta desaparece del plasma en forma bifásica; inicialmente hay una fase de distribución con vida media alrededor de 10 minutos y sigue una segunda fase de eliminación con una vida media de una a tres horas. Sólo alrededor de un 10% de la dosis inyectada es excretada sin modificar en la orina en el curso de 12 a 24 horas, mientras que del 86 al 96% de la radiactividad aparece en forma de compuesto inactivo como arabinofuranosiluracil (ara U). Niveles plasmáticos relativamente constantes de citarabina pueden obtenerse con la infusión continua intravenosa. Después de la administración subcutánea o intravenosa marcada con tritio, los niveles máximos plasmáticos de la radiactividad se alcanzan entre los 20 a 60 minutos. Los niveles de citarabina en líquido cerebroespinal son bajos en comparación con los niveles plasmáticos después de una sola inyección intravenosa. Con la administración intratecal los niveles de citarabina en el líquido cerebroespinal disminuyen con una primera fase de vida media de alrededor de 2 horas observándose limitada conversión a ara U debido a un bajo nivel de adeaminasa en el líquido cerebroespinal.
Contraindicaciones: Hipersensibilidad conocida a citarabina o a cualquiera de los componentes de la fórmula.
Precauciones generales: Sólo los médicos con experiencia en quimioterapia deben utilizar citarabina. Para el tratamiento de inducción, los pacientes deben ser tratados en algún lugar que cuente con laboratorio y recursos de soporte suficientes para vigilar la tolerancia al medicamento y proteger y mantener a un paciente comprometido por la toxicidad del medicamento. El efecto tóxico principal de la citarabina es la mielosupresión. Toxicidades menos serias incluyen náusea, vómito, diarrea y dolor abdominal, úlceras bucales y disfunción hepática. El médico debe analizar los posibles beneficios otorgados al paciente vs. los efectos tóxicos conocidos de este medicamento, para de esta forma, iniciar el tratamiento con citarabina. Antes de realizar este balance o al inicio del tratamiento, el médico debe estar familiarizado con el siguiente texto: citarabina es un potente mielosupresor. El tratamiento debe iniciarse con precaución en pacientes con mielosupresión preexistente inducida por medicamentos. Los pacientes que reciban este medicamento deben estar bajo supervisión médica y durante la terapia de inducción se les debe realizar un conteo diario de leucocitos y plaquetas. Los exámenes de médula ósea se deben realizar con frecuencia después de que hayan desaparecido las alteraciones en sangre periférica. Las clínicas u hospitales deben manejar las complicaciones, posiblemente letales, de la mielosupresión. Se ha reportado un caso de anafilaxis que provocó paro cardiorrespiratorio agudo y requirió reanimación. Esto se presentó inmediatamente después de la administración intravenosa de citarabina. Se han reportado toxicidades graves y, algunas veces, letales del SNC, tracto gastrointestinal y pulmonares (diferentes a las observadas con los regímenes de terapia convencional de citarabina, después de los esquemas de dosis altas (2-3 g/m2) de citarabina. Estas reacciones incluyen la toxicidad reversible de la córnea, y conjuntivitis hemorrágica, la cual puede prevenirse o disminuirse con profilaxis con la aplicación local de esteroides en gotas; disfunción cerebral y cerebelar generalmente reversible incluyendo cambios en la personalidad, somnolencia y coma, ulceración gastrointestinal grave, incluyendo neumatosis intestinal quística que provoca peritonitis, sepsis y abscesos hepáticos; edema pulmonar, daño hepático con presencia de hiperbilirrubinemia; necrosis intestinal y colitis necrotizante. Dos pacientes tratados con dosis convencionales de citarabina y daunomicina desarrollaron sensibilidad abdominal (peritonitis) y colitis positiva a la guayacina. Ambos pacientes respondieron al manejo médico no quirúrgico, mostrando neutropenia y trombocitopenia, además estaban recibiendo un gran número de diferentes medicamentos. Dos pacientes con leucemia mieloide aguda infantil que recibieron citarabina por vía intratecal o intravenosa a dosis convencionales, adicionalmente a un número de otros medicamentos administrados concomitantemente, desarrollaron parálisis ascendente progresiva provocando la muerte en uno de los dos pacientes.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Citarabina ha demostrado ser teratogénico en algunas especies animales y por lo tanto se debe tener en consideración este posible efecto en las mujeres embarazadas o que puedan embarazarse durante el tratamiento con este medicamento. Es indispensable mantener un método contraceptivo seguro. También como no se conoce si la citarabina se elimina en la leche humana, no se indica su uso durante la lactancia. Ante la necesidad de iniciar tratamiento con citarabina, se retirará la lactancia materna.
Reacciones secundarias y adversas: Debido a la acción mielosupresora de citarabina, la anemia, leucopenia, trombocitopenia, megaloblastosis y disminución de reticulocitos, son reacciones adversas esperadas y su severidad puede ser dosis-dependiente. Pueden presentarse cambios morfológicos en las células de la médula ósea y/o periféricas. Las complicaciones infecciosas son resultado de la mielosupresión tanto de la citarabina como de otros agentes antineoplásicos, y el grado de severidad puede ser desde leve hasta fatal; por esta razón es necesario el tratamiento etiológico oportuno, incluyendo el aislamiento si así fuera necesario. Castelberry describió un síndrome que denominó "síndrome de la citarabina", que se caracteriza por fiebre, mialgia, dolor óseo, dolor en el tórax (ocasional), rash maculopapular, conjuntivitis y malestar general. Esto ocurre entre las 6 a 12 horas siguientes a la administración de citarabina; la terapia con corticoides resulta benéfica para prevenir o tratar este síndrome. Reacciones adversas más frecuentes: anorexia, náusea, vómito, diarrea, inflamación o ulceración oral y anal, disfunción hepática, fiebre, rash cutáneo, tromboflebitis, sangrado (cualquier sitio). La náusea y el vómito aumentan cuando la citarabina se administra en forma rápida por vía IV. Reacciones adversas menos frecuentes: sepsis, neumonía, celulitis en el sitio de la inyección, ulceración de la piel, retención urinaria, disfunción renal, neuritis, ardor de garganta, ulceración del esófago, esofagitis, dolor toráxico, pericarditis, necrosis intersticial, dolor abdominal, ictericia, conjuntivitis, mareo, alopecia, anafilaxis, edema alérgico, prurito, urticaria, cefalea, respiración disminuida.
Interacciones medicamentosas y de otro género: Se han observado disminuciones reversibles en las concentraciones plasmáticas de digoxina, así como las excreciones renales de glucósidos, las cuales fueron observadas en pacientes que recibieron beta-acetildigoxina y regímenes de quimioterapia conteniendo ciclofosfamida, vincristina y prednisona o con o sin citarabina o procarbazina. Las concentraciones de digitoxina no presentaron cambio, por lo tanto, puede ser indicada la vigilancia de los niveles plasmáticos de digoxina en pacientes que reciben combinaciones similares de regímenes de quimioterapia. La utilización de digitoxina para tales pacientes puede ser considerada como una alternativa. Un estudio de interacciones in vitro entre gentamicina y citarabina mostró un antagonismo relacionado a citarabina para las cepas susceptibles de K. pneumoniae. Este estudio sugiere que en los pacientes en terapia con citarabina que estén siendo tratados con gentamicina para alguna infección por K. pneumoniae, la falta de una respuesta terapéutica rápida puede indicar la necesidad de una nueva evaluación de la terapia antimicrobiana. La evidencia clínica en un paciente mostró la posible inhibición de la eficacia de la terapia fluorocitosina con citarabina. Esto se puede deber a la posible inhibición competitiva de su fijación. Incompatibilidades: se conoce que citarabina es físicamente incompatible con heparina, insulina, metotrexato, 5-fluorouracilo, penicilinas tales como la oxacilina y la penicilina G y solu-medrol.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Como otros fármacos citotóxicos, citarabina puede provocar hiperuricemia secundaria debida a la rápida lisis de las células neoplásicas. En el curso del tratamiento se tienen que verificar y controlar los niveles de ácido úrico en sangre. También puede producir un aumento en las determinaciones de transaminasas y bilirrubinas.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Citarabina puede producir anormalidades cromosómicas en humanos. Está documentada la transformación maligna de células de roedores en cultivo.
Dosis y vía de administración: La citarabina no es activa por vía oral. El método de administración varía con el programa de terapia que se utilice. La citarabina puede ser administrada por infusión intravenosa o inyección subcutánea o intratecal. En ocasiones ha ocurrido tromboflebitis en el sitio de inyección o infusión del fármaco en algunos pacientes los cuales han referido dolor e inflamación en los sitios de inyección subcutánea. En la mayoría de los casos, sin embargo, el fármaco ha sido bien tolerado. En la terapia de inducción de la leucemia aguda no linfocítica, la dosis usual de citarabina en combinación con otros fármacos antineoplásicos es de 100mg/m2/día por infusión IV (días 1 a 7) o 100mg/m2/12 horas IV (días 1 a 7). Uso intratecal: se ha administrado citarabina intratecalmente en leucemia aguda en dosis comprendidas de 5mg/m2 a 75mg/m2 de superficie corporal. La frecuencia de administración varía una vez al día por 3 días a una vez cada 4 días. La dosis más frecuentemente utilizada fue de 30mg/m2 cada 4 horas hasta que los resultados del líquido cerebroespinal sean normales, seguida por un tratamiento adicional. La dosificación generalmente está determinada por el tipo y gravedad de las manifestaciones del SNC y la respuesta a terapia previa. Para la administración por esta vía el diluyente no debe contener conservadores (alcohol bencílico). Puede reconstituirse con solución de cloruro de sodio al 0,9% para inyección libre de conservador, por lo que deberá ser utilizada inmediatamente.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: No hay antídoto específico para los casos de sobredosificación. Dosis de 4,5 g/m2 por infusión intravenosa en el tiempo de una hora y cada 12 horas por 12 dosis, ha provocado un irreversible aumento de la toxicidad en sistema nervioso central y la muerte. Por otra parte, dosis alta única de 3 g/m2 administrada por infusión rápida intravenosa no ha provocada aparentemente ninguna toxicidad.
Presentación(es): Caja con 1 o 10 frasco(s) ámpula con liofilizado.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 25°C. Hecha la mezcla el producto debe utilizarse dentro de las siguientes 48 horas.
Leyendas de protección: Dosis: la que el médico señale. Vía de administración: intravenosa, subcutánea o intratecal. Léase instructivo anexo. No se utilice en el embarazo y la lactancia. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se administre si la solución no es transparente, si contiene partículas en suspensión o sedimentos. No utilice diluyentes que contengan alcohol bencílico para administración intratecal.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en EUA por: Ben Venue Laboratories Inc., 300 Northfield Road, Bedford, Ohio 44146. Para: Bedford LaboratoriosTM, 300 Northfield Road, Bedford, Ohio 44146, USA. Distribuido por: Boehringer Ingelheim Promeco S.A. de C.V., Maíz No. 49, Barrio Xaltocán, 16090, México, D.F.
Número de registro del medicamento: 072M2009 SSA.
Clave de IPPA: DEAR-093300CT050038/R 2009

¿Qué es P.R.Vademécum? CD-ROM Apps Móviles Apéndice Contacto Aviso de Privacidad