MAXOPRESS

MENARINI

Amlodipina. Olmesartán medoximil. Antihipertensivo. 40mg /5mg Tab. x 14. 40mg /10mg Tab. x 14.

Amlodipina

Acción terapéutica.

Antihipertensivo. Antianginoso.

Propiedades.

La amlodipina es un antagonista de los canales lentos del calcio de desarrollo reciente, derivado del grupo de las 1,4-dihidropiridinas. Se comporta como un vasodilatador arterial periférico que actúa directamente sobre el músculo liso vascular para causar una reducción de la resistencia vascular periférica y una disminución de la presión arterial. En pacientes con angina de esfuerzo, la amlodipina reduce la resistencia periférica total (poscarga), contra la cual el corazón trabaja y reduce la presión así como la demanda de oxígeno miocárdico en cualquier nivel de ejercicio. En la angina vasospástica bloquea la constricción y restablece el flujo en las arterias y arteriolas coronarias, como se ha verificado oportunamente en experiencias en animales. Después de su administración oral tiene una absorción lenta y casi completa. La biodisponibilidad absoluta de la droga fluctúa entre 64 y 90%. Su pico de concentración plasmática aparece entre 6 y 12 horas y tiene un amplio volumen de distribución (Vd=21L/kg). Su ligadura a las proteínas plasmáticas es de 95%. En cuanto a su eliminación, la amlodipina se metaboliza ampliamente pero en forma lenta en el hígado, con 60% de excreción renal y 20 a 25% por las heces. La eliminación del plasma es bifásica con una vida media terminal de eliminación de 30 a 50 horas. La administración oral crónica de 1 toma diaria mantiene el efecto antihipertensivo durante las 24 horas; los niveles de estabilidad plasmática se alcanzan al cabo de 7 u 8 días de tomas diarias consecutivas.

Indicaciones.

Hipertensión arterial (sola o en combinación con otros antihipertensivos). Angina crónica estable (sola o en combinación con otros agentes antianginosos). Angina vasospástica, de Prinzmetal o variante (sola o en combinación con otros agentes antianginosos).

Dosificación.

Al comenzar el tratamiento, 5mg una vez al día. De ser necesario esta dosis puede incrementarse hasta un máximo de 10mg diarios.

Reacciones adversas.

En ocasiones se ha observado cefalea, fatiga, náuseas, rubor, vértigo o edema, todos de leve intensidad y reversibles tras la suspensión de la medicación.

Precauciones y advertencias.

Administrar con precaución en pacientes con insuficiencia hepática (teniendo en consideración que la amlodipina es metabolizada ampliamente en el hígado y que en los pacientes con deterioro hepático la vida media plasmática de eliminación es de 56 horas), insuficiencia cardíaca o edad avanzada. La seguridad durante el embarazo y la lactancia no fue establecida.

Interacciones.

En los estudios clínicos, la amlodipina fue suministrada sin inconvenientes junto con diuréticos tiazídicos, betabloqueantes, inhibidores de la enzima convertidora, nitritos de acción prolongada, nitroglicerina sublingual, digoxina, warfarina, antiinflamatorios no esteroides, antibióticos e hipoglucemiantes orales.

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad conocida a las dihidropiridinas.

Olmesartán medoxomil

Acción terapéutica.

Antihipertensivo y vasodilatador periférico.

Propiedades.

La angiotensina II se forma a partir de la angiotensina I en una reacción catalizada por la enzima convertidora de la angiotensina (ECA, quininasa II). La angiotensina II es el principal agente presor del sistema renina-angiotensina con efectos que incluyen vasoconstricción, estimulación de la síntesis y liberación de aldosterona, estimulación cardíaca y reabsorción renal del sodio. Olmesartán bloquea los efectos vasoconstrictores de la angiotensina II bloqueando selectivamente su unión con el receptor AT1 en el músculo liso vascular. Por lo tanto, su acción es independiente de las vías para la síntesis de la angiotensina II. En numerosos tejidos también se encuentra un receptor AT2, aunque se desconoce si éste está asociado con la homeostasia cardiovascular. Olmesartán tiene una afinidad 12.500 veces mayor por el receptor AT1 que por el receptor AT2. El bloqueo del sistema renina-angiotensina con inhibidores de la ECA que inhiben la biosíntesis de la angiotensina II a partir de la angiotensina I es el mecanismo de muchas drogas utilizadas para tratar la hipertensión (losartán, valsartán, candesartán, telmisartán, irbesartán). Los inhibidores de la ECA también inhiben la degradación de la bradiquinina, reacción también catalizada por la ECA. Debido a que olmesartán medoxomil no inhibe la ECA (quinasa II) no afecta la respuesta a la bradiquinina. Sin embargo, se desconoce si esta diferencia tiene o no aplicabilidad clínica. Si bien el bloqueo de receptor de la angiotensina II inhibe la retroalimentación negativa de la angiotensina II sobre la secreción de renina, el incremento de la actividad renina plasmática y de los niveles circulantes de angiotensina II no superan el efecto de olmesartán sobre la presión arterial.

Indicaciones.

Hipertensión arterial de diferente tipo y grado. Puede administrarse solo o combinado con otros agentes antihipertensivos (diuréticos).

Dosificación.

La dosis inicial recomendada es de 20mg una vez por día cuando se administra como monoterapia en pacientes sin una reducción del volumen intravascular. Para pacientes que requieren una reducción adicional de la presión sanguínea, al cabo de 2 semanas de tratamiento la dosis puede incrementarse a 40mg. Dosis superiores a 40mg no parecen tener mayor efecto.

Reacciones adversas.

Ocasionalmente se han referido diarrea, cefalea, hiperglucemia, hipertrigliceridemia, fatiga, edema periférico, angioedema, vértigo, dolor abdominal, dispepsia, gastroenteritis, náuseas, taquicardia, artralgia, mialgia.

Precauciones y advertencias.

Las drogas que actúan directamente sobre el sistema renina-angiotensina pueden causar daño fetal, neonatal y muerte cuando se administran en la mujer embarazada. Al detectarse el embarazo olmesartán debe discontinuarse a la brevedad posible. Los niños con antecedentes de exposición intrauterina a un antagonista del receptor de la angiotensina II deben ser observados estrechamente en cuanto a hipotensión, oliguria e hiperpotasemia. En los pacientes con sistema renina-angiotensina activado, como los pacientes con depleción de volumen y/o sal (por ejemplo, los tratados con altas dosis de diuréticos) puede producirse hipotensión sintomática a la iniciación del tratamiento con olmesartán. El tratamiento debe ser iniciado bajo estrecha supervisión médica. Como consecuencia de la inhibición del sistema renina-angiotensina-aldosterona pueden anticiparse cambios de la función renal en individuos sensibles tratados con olmesartán medoxomil.

Interacciones.

No se señalaron interacciones medicamentosas significativas. Olmesartán medoxomil no es metabolizado por el sistema citocromo P-450 y carece de efecto sobre las enzimas P-450; por lo tanto no cabe esperar interacciones con drogas que inhiben, inducen o son metabolizadas por estas enzimas. La asociación con hidroclorotiazida puede potenciar la respuesta antihipertensiva. Debido al potencial de efectos adversos en el lactante deberá optarse por la discontinuación de la lactancia o de la droga teniendo en cuenta la relación beneficio-riesgo para la madre.

Contraindicaciones.

Hipersensibilidad al fármaco o a otros bloqueantes de la angiotensina. Embarazo y lactancia.

¿Qué es P.R.Vademécum? CD-ROM Apps Móviles Apéndice Contacto Aviso de Privacidad