Volver a la página inicial Envienos sus comentarios
SERVICIOS
LIST. LABORATORIOS
PRODUCTOS
PRINCIPIOS ACTIVOS
INTERACCIONES
PATOLOGÍAS
CLASIF.TERAPÉUTICA
PRESENTACIÓN
EN LIBRO
EN CD ROM


Pico de Verapaz No. 435
Desp. 401-402
Colonia Jardines en la Montaña
Delegación Tlalpan,
México D.F., C.P. 14210
Tel. 4631-0070 al 73
Contactenos

QUILAGEN

RANDALL

Denominación genérica: Gentamicina.
Forma farmacéutica y formulación: Solución inyectable: cada ampolleta contiene: Sulfato de gentamicina equivalente a 160 mg, 80 mg y 20 mg de gentamicina base. Vehículo cbp 2 ml.
Indicaciones terapéuticas: Antibiótico (aminoglucósido). QUILAGEN inyectable está indicado en el tratamiento de infecciones causadas por cepas sensibles de las siguientes bacterias: Pseudomonas aeruginosa, Proteus sp (indol-positivas e indol-negativas), Escherichia coli, Klebsiella, Enterobacter-Serratia sp, Citrobacter sp. Providencia sp, Staphylococcus sp (coagulasa positiva y coagulasa negativas, incluyendo cepas resistentes a la penicilina y meticilina y Neisseria gonorrhoeae. Por lo tanto, QUILAGEN Solución inyectable debería considerarse en el tratamiento de la siguientes infecciones causadas por estos microorganismos sensibles: infecciones del tractourinario, infecciones respiratorias (en combinación con penicilina o cefalosporinas), quemaduras infectadas, heridas infectadas, infecciones del sistema nervioso central (uso coadyuvante por vía intratecal), peritonitis o infecciones pélvicas, infecciones gastrointestinales, infecciones de piel, huesos o tejidos blandos: septicemia.
Farmacocinética y farmacodinamia: Farmacocinética: tras la administración oral, se reabsorben cantidades insignificantes, de manera que las formas orales pueden ser aprovechadas sólo para la reducción de gérmenes en el intestino. Para el tratamiento de enfermedades infecciosas sistémicas se debe administrar gentamicina por vía intramuscular o intravenosa. Después de la aplicación intramuscular, la gentamicina se absorbe tan rápidamente que la absorción puede ser diferente según el lugar de la inyección. Después de una administración IM de 80 mg de gentamicina en pacientes con función renal normal, las concentraciones máximas alcanzadas en un período de 30 a 60 minutos son de aproximadamente 8 mg/ml. Las dosis recomendadas de gentamicina no aportan concentraciones plasmáticas reproducibles ya que existen enormes diferencias individuales. Por tal motivo se recomienda la determinación periódica de la concentración del antibiótico en el plasma. Si se infunde gentamicina durante 2 horas, las concentraciones séricas son similares a las que pueden ser alcanzadas con la administración intramuscular. En pacientes con función renal normal, las concentraciones máximas de gentamicina en el suero son aproximadamente de 12 mg/ml tras una infusión breve (30 minutos) de una dosis de 80 mg. Si a pacientes con función renal normal se les aplica 10 mg/kg de gentamicina IV o IM cada 8 horas, el medicamento no se acumula en el suero. En lactantes se pueden esperar concentraciones séricas máximas de 3 a 5 mg/ml, con una sola dosis de 2.5 mg/kg. Farmacodinamia: la gentamicina es un antibiótico aminoglucósido que se obtiene por fermentación de Micromonospora purpurea. Mediante inhibición de la síntesis proteica bacteriana, la gentamicina ejerce efecto bactericida y actúa contra bacterias grampositivas y gramnegativas, por ejemplo: Pseudomonas aeruginosa, especies de Proteus (positivas al indol y negativas al indol), Escherichia coli, especies de Salmonella y Shigella, especies de Klebsiella, Enterobacter y Serratia. Acinetobacter, clases de estafilococos (incluso cepas resistentes a penicilina y meticilina), así como Neisseria gonorrhoeae. La acción se basa en el enlace del antibiótico a las subunidades 305 de los ribosomas de las bacterias. En infecciones causadas por gérmenes moderadamente susceptibles, se recomienda la realización de una prueba de sensibilidad, a fin de poder excluir una eventual resistencia. La sensibilidad a la gentamicina puede ser determinada con pruebas de disco o de dilución.
Contraindicaciones: Antecedentes de hipersensibilidad a reacciones tóxicas graves a la gentamicina u otros aminoglucósidos contraindican su uso. La presencia de insuficiencia renal contraindican el uso de gentamicina 160 mg/2ml en dosis única diaria para infecciones de las vías urinarias.
Precauciones generales: Los enfermos tratados con aminoglucósidos deberán estar bajo observación clínica estrecha debido a la posible toxicidad asociada con su uso. Se recomienda la vigilancia de la función renal del octavo nervio craneal durante el tratamiento, particularmente en enfermos con insuficiencia renal previa. La orina debe examinarse para determinar si hay variación de la densidad, aumento en la excreción de proteínas, o presencia de células o cilindros. Debe determinarse periódicamente el nitrógeno ureico en sangre; la creatinina sérica o la depuración de creatinina. Los signos de otoxicidad (mareo, vértigo, tinnitus, zumbido de oídos y pérdida de la audición) o de nefrotoxicidad requieren modificación de la dosis o suspensión del antibiótico. Las concentraciones séricas de los aminoglucósidos deben determinarse siempre que sea posible para asegurar niveles adecuados y al mismo tiempo evitar concentraciones potencialmente tóxicas. Durante la observación de las concentraciones máximas de gentamicina deben evitarse niveles prolongados por encima de los 12 mcg/ml. Cuando se determinen las concentraciones residuales séricas de gentamicina se debe ajustar la dosis para evitar los niveles por encima de 2 mcg/ml. En pacientes con quemaduras extensas, las alteraciones farmacocinéticas pueden producir una disminución de la concentración sérica de los aminoglucósidos. En estos pacientes tratados con gentamicina, se recomienda determinar la concentración sérica como base para el ajuste de la dosis. Debe evitarse el uso sistémico o tópico concomitante y secuencial de otros medicamentos neurotóxicos y/o nefrotóxicos, como cisplatino cefaloridina, kanamicina, amikacina, tobramicina, vancomicina y viomicina. Otros factores que pueden aumentar el riesgo de troxicidad son la edad avanzada y la deshidratación. El uso concomitante de gentamicina con diuréticos potentes, como el ácido etacrínico o la furosemida, debe evitarse ya que estos diuréticos son potencialmente ototóxicos. Además cuando se administran por vía intravenosa, los diuréticos pueden localizar la toxicidad del aminoglucósido alterando la concentración del antibiótico en el plasma y en los tejidos. Los antibióticos neurotóxicos y nefrotóxicos pueden absorberse de la superficie corporal después del aplicaciones o irrigaciones locales. El efecto tóxico potencial de estos antibióticos administrados en esta forma debe tomarse en consideración. Se ha reportado un aumento de la nefrotoxicidad después del uso concomitante de los aminoglucósidos y algunas cefalosporinas. Se ha observado bloqueo neuromuscular y parálisis respiratoria en el gato con dosis elevadas de gentamicina (40 mg/kg). La posibilidad de estas complicaciones debe considerarse en el hombre si la gentamicina se administra en enfermos que reciben bloqueadores neuromusculares, como la succinilcolina o la tubocurarina. Si ocurre bloqueo, las sales de calcio pueden contrarrestar estas complicaciones. Los aminoglucósidos deben usarse con precaución en pacientes con trastornos neuromusculares como miastenia gravis, enfermedad de Parkinson o botulismo infantil, ya que estos medicamentos teóricamente pueden agravar la debilidad muscular debido a sus potentes efectos curariformes en la unión neuromuscular. Los enfermos ancianos tienen cierto grado de insuficiencia renal que puede manifestarse en los exámenes de laboratorio de rutina, como BUN o la creatinina sérica. La depuración de creatinina es un examen más específico. La observación de la función renal durante el tratamiento con gentamicina como con otros aminoglucósidos es particularmente importante en dichos enfermos. Se han recibido informes de casos con un síndrome similar al de Fanconi, con acidosis metabólica y aminoaciduria en algunos adultos y lactantes tratados con gentamicina. Se ha demostrado alergenicidad cruzada entre los aminoglucósidos. Los pacientes deberán estar bien hidratados durante el tratamiento. La mezcla in vitro de un aminoglucósido con un antibiótico betalactámico (penicilinas o cefalosporinas) puede producir inactivación mutua significativa. Aun cuando los aminoglucósidos y el fármaco tipo penicilina se administren en forma separada por diferentes vías, se ha reportado reducción en la vida media sérica y de los niveles séricos de los aminoglucósidos en pacientes con insuficiencia renal y en algunos con función renal normal. También se han observado reducciones en la vida media sérica de gentamicina en pacientes con insuficiencia renal grave que recibieron carbenicilina concomitantemente con gentamicina. Generalmente esta inactivación de los aminoglucósidos es clínicamente significativa sólo en los pacientes con insuficiencia renal severa. El tratamiento con gentamicina puede dar como resultado la proliferación de gérmenes no susceptibles. Si esto se presenta, se deberá administrar el tratamiento adecuado. La gentamicina inyectable contiene bisulfito de sodio, un sulfito que puede causar reacciones alérgicas, incluyendo síntomas anafilácticos que pongan en riesgo la vida, o crisis asmática de menor gravedad en personas susceptibles. La sensibilidad al sulfito se observa con mayor frecuencia en personas asmáticas.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Los antibióticos aminoglucósidos atraviesan la barrera placentaria y pueden ocasionar daño fetal si se administran a mujeres embarazadas. Se ha reportado sordera congénita bilateral irreversible en niños cuyas madres recibieron estreptomicina durante el embarazo. Sin embargo, no se han reportado efectos adversos serios en las madres, el feto o el recién nacido cuando se administraron aminoglucósidos a mujeres embarazadas. Se desconoce si la gentamicina puede causar daño al feto cuando se administra a mujeres embarazadas o si puede afectar la capacidad reproductiva. En mujeres que están amamantando, la gentamicina se excreta en mínimo grado a través de la leche materna. Debido a la posibilidad de que se presenten reacciones adversas graves en lactantes debidas a la administración de aminoglucósidos a las madres, debe tomarse la decisión en cuanto a suspender la lactancia o el tratamiento, tomando en consideración la importancia del medicamento para la madre.
Reacciones secundarias y adversas: Los signos de atotoxicidad (mareo, vértigo, zumbido de oídos, tinnitus y disminución de la audición) o de nefrotoxicidad requerirán disminución de la dosis o suspensión del tratamiento. Los efectos nefrotóxicos y neurotóxicos ocurren con más frecuencia en enfermos con antecedentes de insuficiencia renal y en pacientes tratados con dosis elevadas y/o por tiempo prolongado, por lo mismo se recomienda vigilancia cuidadosa en estos casos. Otros efectos secundarios posiblemente relacionados con la gentamicina incluyen: depresión respiratoria, letargo, confusión depresión, trastornos visuales, disminución del apetito, pérdida de peso, hipotensión e hipertensión, erupciones cutáneas, prurito, urticaria, ardor generalizado, edema laríngeo, reacciones anafilactoideas, fiebre y cefalea; náuseas, vómito, aumento de la salivación y estomatitis, púrpura, seudomotor cerebral, fibrosis pulmonar, alopecia, dolores articulares, anemia y disminución de electrólitos séricos.
Interacciones medicamentosas y de otro género: Debe evitarse el uso sistémico o concomitante con otros antibióticos tales como kanamicina, neomicina, estreptomicina, polimixina B, cefaloridina, colistina, vancomicina, viomicina, paromicina y tobramicina pues éstos son potencialmente tóxicos. Asimismo, se administrará con precaución en pacientes de edad avanzada y deshidratados. Las penicilinas y los aminoglucósidos nunca deberán mezclarse en el mismo frasco porque las penicilinas inactivan a los aminoglucósidos en un grado significativo; existen incompatibilidades similares in vitro entre gentamicina y heparina, anfotericina B y las distintas cefalosporinas. Debe evitarse el uso concomitante de la gentamicina con diuréticos potentes pues éstos pueden potencializar la toxicidad del aminoglucósido.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Se han realizado estudios en la reproducción de ratas y ratones y no se encontró evidencia de alteraciones sobre la fertilidad o efectos de mutagénesis o teratogenicidad en los efectos; sin embargo, debido a que otros aminoglucósidos pueden causar sordera, no se recomienda el uso de gentamicina durante el embarazo.
Dosis y vía de administración: Intramuscular e intravenosa. Adultos: de 3-5 mg/kg/día cada 8 horas. Niños: de 2-2.5 mg/kg/día cada 8 horas en pacientes hasta 2 años de edad. La duración usual del tratamiento para todos los enfermos es de 7-10 días: sin embargo, en pacientes en quienes se sospeche insuficiencia renal, se deberán practicar determinaciones de creatinina sérica y nitrógeno ureico determinándose el intervalo de las inyecciones y sus dosis de acuerdo a los resultados.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: En el caso de sobredosis o de reacciones tóxicas, la diálisis peritoneal y la hemodiálisis pueden ayudar a la depuración de la sangre. La proporción de gentamicina depurada por la diálisis peritoneal es considerablemente menor que la obtenida por hemodiálisis. En recién nacidos debe considerarse la posibilidad de realizar exanguinotransfusión. Estos procedimientos son de particular importancia en enfermos con insuficiencia renal.
Presentación(es): Caja de cartón con una ampolleta con 20 mg/2ml. Caja de cartón con una ampolleta con 80 mg/2ml. Caja de cartón con 5 ampolletas con 80 mg/2 ml. Caja de cartón con 5 ampolletas con 160 mg/2 ml.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar fresco y seco.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica. El medicamento no deberá usarse una vez vencida la fecha de caducidad. Su uso durante el embarazo y la lactancia queda bajo exclusiva responsabilidad del médico.
Nombre y domicilio del laboratorio: RANDALL LABORATORIES, S.A. de C.V., Lago Rodolfo No. 58, Col. Granada, C.P. 11520, México, D.F.
Número de registro del medicamento: 87038 SSA IV.
Clave de IPPA: BEAR-214189/RM2002.

APENDICE
ATLAS ANATÓMICO
TABLAS DE VALORES
HISTORIA
DEL LIBRO
DE LA WEB
Fuentes
      Bibliográficas
[ SERVICIOS ][ PRESENTACIÓN ][ DOWNLOADS ][ SUSCRIPCIONES ]

» TÉRMINOS Y CONDICIONES «