CIPROXINA®

BAYER HEALTH C.

Denominación genérica: Ciprofloxacino.
Forma farmacéutica y formulación: CIPROXINA® Suspensión: hecha la mezcla cada frasco con 100 ml contiene: ciprofloxacino 5 g y 10 g. Vehículo c.b.p. 100 ml. CIPROXINA® Comprimidos: cada comprimido contiene: clorhidrato de ciprofloxacino monohidrato equivalente a 250 mg y 500 mg de ciprofloxacino. Excipiente c.b.p. un comprimido. Ciproxina® Inyectable: cada frasco con: 100 ml y 200 ml de solución para infusión contiene 254,4 mg y 508,8 mg de lactato de ciprofloxacino equivalente a 200,0 mg y 400,0 mg de ciprofloxacino.
Indicaciones terapéuticas: Adultos: infecciones complicadas y no complicadas causadas por patógenos sensibles al ciprofloxacino: de los riñones y/o de las vías urinarias. De los órganos genitales (infecciones de transmisión sexual), como uretritis y prostatitis por N. gonorrheae u otros patógenos; enfermedad inflamatoria pélvica. De la cavidad abdominal: infecciones gastrointestinales bacterianas agudas, perforación de víscera hueca secundaria a proceso infeccioso o perforación de divertículos; colangitis. De la piel y tejidos blandos. De huesos (osteomielitis) y articulaciones (artritis piógena). De los ojos. Sepsis. De las vías respiratorias, causadas por Klebsiella spp, Enterobacter spp, Proteus spp, E. coli, Pseudomonas spp, Haemophilus spp, Moraxella spp, Legionella spp, Staphylococcus spp Sin embargo, en neumonía neumocócica de tratamiento ambulatorio, CIPROXINA® no debe utilizarse como agente de primera elección. Del oído medio (otitis media) y de los senos paranasales (Rinosinusitis bacteriana aguda), especialmente cuando son causadas por gérmenes Gramnegativos incluida Pseudomonas spp o por Staphylococcus spp Profilaxis por riesgo de infección en la instrumentación de las vías urinarias en pacientes con inmunosupresión, por ejemplo, durante el tratamiento con quimioterapia, esteroides, por desnutrición grave o en pacientes con neutropenia. Descontaminación intestinal selectiva en pacientes inmunosuprimidos. Niños: CIPROXINA® puede ser usada como fármaco de 2ª y/o 3ª línea de tratamiento de infecciones complicadas en las vías urinarias y pielonefritis causada por Escherichia coli (rango de edad: 1-17 años). Así mismo, CIPROXINA® puede ser empleada en el tratamiento de la exacerbación pulmonar de fibrosis quística asociada a infección por Pseudomonas aeruginosa en pacientes de 5 a 17 años. El tratamiento deberá iniciarse después de la cuidadosa evaluación riesgo-beneficio debido a posibles efectos adversos relacionados con las articulaciones y/o tejidos circundantes. No se recomienda el uso de CIPROXINA® en otras indicaciones distintas al tratamiento descrito en estos párrafos. Antrax o carbunco por inhalación (postexposición) en adultos y niños: para reducir la incidencia o progresión de la enfermedad tras la exposición a Baccillus anthracis aerosolizado.
Farmacocinética y farmacodinamia: Farmacodinamia: ciprofloxacino es un fármaco bactericida y su mecanismo de acción es mediante la inhibición de ADN girasa interfiriendo en la fase de replicación bacteriana y en el superenrollamiento negativo del genoma bacteriano. Ciprofloxacino es efectivo in vitro contra patógenos gramnegativos incluyendo Pseudomonas aeruginosa; es también efectivo contra grampositivos por ejemplo Staphylococcus spp y Streptococcus spp. Según estudios in vitro, los siguientes patógenos pueden considerarse sensibles: E. coli, Shigella spp, Salmonella spp, Citrobacter spp, Klesbsiella spp, Enterobacter spp, Serratia spp, Hafnia spp, Edwardsiella spp, Proteus spp (indol-positivo e indol negativo), Providencia spp, Morganella spp, Yersinia spp; Vibrio spp, Aeromonas spp, Plesiomonas spp, Pasteurella spp, Haemophilus spp, Campylobacter spp, Pseudomonas spp, Legionella spp, Moraxella spp, Acinetobacter spp, Brucella spp, Staphylococcus spp, Listeria spp, Corynebacterium spp, Chlamydia spp CIPROXINA® ha demostrado ser activo contra Bacillus anthracis, tanto in vitro, como usando los niveles plasmáticos como marcadores de sustitución. Los siguientes patógenos presentan grados variables de sensibilidad: Neisseria spp, Gardnerella spp, Flavobacterium spp, Alcaligenes spp, Streptococcus agalactiae, Enterococcus faecalis, Streptococcus pyogenes, Streptococcus pneumoniae, estreptococos del grupo viridians, Mycoplasma hominis, Mycobacterium tuberculosis y Mycobacterium fortuitum. Los siguientes patógenos son generalmente resistentes: Enterococcus faecium, Ureaplasma urealyticum y Nocardia asteroides. Salvo algunas excepciones, los anaerobios resultan moderadamente sensibles, por ejemplo Peptococcus, Peptostreptococcus; o resistentes, por ejemplo Bacteroides. CIPROXINA® es inactivo frente a Treponema pallidum. La frecuencia de resistencia adquirida frente a una determinada especie varia en función de la región geográfica y el tiempo. Por ello conviene disponer de información local sobre la resistencia de los microorganismos, sobre todo si se tratan infecciones graves. La información anterior sólo da una idea aproximada de la probabilidad que un microorganismo sea sensible o no al ciprofloxacino. Farmacocinética: Absorción: Comprimidos y suspensión: después de la administración oral de dosis únicas de 250 mg y 500 mg de ciprofloxacino en comprimidos y suspensión oral, el principio activo se absorbe de forma rápida y amplia sobre todo a través del intestino delgado, y alcanza las concentraciones séricas máximas entre 1 y 2 horas después de su administración.


La biodisponibilidad absoluta se aproxima a 70-80%. Las concentraciones séricas máximas (Cmáx) y las áreas totales bajo las curvas de la concentración sérica frente al tiempo (AUC) aumentaron de manera proporcional a la dosis. Solución parenteral: las siguientes concentraciones séricas máximas promedio, después de la infusión intravenosa del ciprofloxacino, se alcanzan al final de la infusión. La farmacocinética del ciprofloxacino resultó lineal en el intervalo posológico examinado, hasta 400 mg administrados por vía intravenosa.


Al comparar los parámetros farmacocinéticos obtenidos con un régimen de dos o tres dosis diarias por vía intravenosa no se observó ningún signo de acumulación ni del ciprofloxacino ni de sus metabolitos. La infusión i.v. de 200 mg de ciprofloxacino durante 60 minutos o la administración oral de 250 mg de ciprofloxacino, en ambos casos con intervalos de 12 horas, produjo áreas bajo la curva (AUC) equivalentes. La infusión de 400 mg de ciprofloxacino durante 60 minutos cada 12 horas, resultó bioequivalente con respecto al AUC, a la dosis oral de 500 mg cada 12 horas. Distribución: el ciprofloxacino se fija de 20 a 30% a las proteínas y en el plasma se encuentra fundamentalmente en forma no ionizada. El ciprofloxacino difunde libremente al espacio extravascular. El gran volumen estacionario de distribución, de 2,3 l/kg de peso corporal, pone de manifiesto que el ciprofloxacino penetra en los tejidos y alcanza concentraciones que exceden claramente los valores séricos correspondientes, en amígdalas, pulmón, mucosa bronquial, esputo, líquido pleural; orina, próstata, secreción prostática, líquido seminal; endometrio, tubas uterinas, ovarios; saliva, bilis, mucosa intestinal, peritoneo, piel; grasa, músculo; ganglios linfáticos, linfa; hueso, cavidades articulares; humor acuoso, cuerpo vítreo. CIPROXINA® atraviesa la barrera hematoencefálica de manera poco eficaz. Atraviesa la placenta encontrándose concentraciones en el feto de hasta 20% de las concentraciones séricas de la madre. Metabolismo: se han detectado pequeñas concentraciones de 4 metabolitos, identificados como desetilenciprofloxacino (M1), sulfociprofloxacino (M2), oxociprofloxacino (M3) y formilciprofloxacino (M4). M1 a M3 ejercen actividad antibacteriana comparable o menor a la del ácido nalidíxico. M4, el menos cuantioso, muestra actividad antibacteriana prácticamente idéntica a la del norfloxacino. Eliminación: el ciprofloxacino se elimina fundamentalmente intacto por los riñones y, en menor proporción, por vía extrarrenal. La depuración extrarrenal de ciprofloxacino obedece sobre todo a la secreción transintestinal activa y a su metabolismo; 1% de la dosis se excreta por vía biliar por lo que está presente en la bilis en concentraciones elevadas.


La depuración renal varió entre 0,18 y 0,3 l/h*kg y la depuración orgánica total, entre 0,48 y 0,60 l/h*kg. El ciprofloxacino sufre filtración glomerular y secreción tubular. Niños: en un estudio en niños, los valores de Cmáx y AUC no se relacionaron con la edad. No se observó incremento notable de Cmáx ni de AUC tras administrar dosis múltiples (10 mg/kg, tres veces al día). En 10 lactantes menores de un año con sepsis grave, la Cmáx resultó en 6,1mg/l (intervalo: 4,6-8,3 mg/l) tras la infusión intravenosa de 10 mg/kg durante 1 hora; y la de niños de 1 a 5 años, en 7,2 mg/l (intervalo: 4,7-11,8 mg/l) Los valores del AUC alcanzaron 17,4 mg*h/l (intervalo: 11,8-32,0 mg*h/l) y 16,5 mg*h/l (intervalo: 11,0-23,8 mg*h/l) en los grupos etáreos respectivos. Estos valores están comprendidos dentro del intervalo acotado para los adultos tratados con dosis terapéuticas. A juzgar por el análisis farmacocinético poblacional de niños con infecciones diversas, la vida media prevista en niños se aproxima a 4-5 horas y la biodisponibilidad de la suspensión oral es de 60%.
Contraindicaciones: CIPROXINA® está contraindicada en casos de hipersensibilidad conocida o sospechada al ciprofloxacino o a otras quinolonas, o a cualquiera de los excipientes. La administración concomitante de ciprofloxacino y tizanidina está contraindicada debido a que puede ocurrir incremento no deseable en las concentraciones plasmáticas de tizanidina asociado a incremento clínicamente relevante de las reacciones adversas inducidas por esta misma (hipotensión, somnolencia y sopor).
Precauciones generales: Uso pediátrico: el análisis de los datos de seguridad disponibles sobre el uso de CIPROXINA® en pacientes menores de 18 años, la mayoría de los cuales tenía fibrosis quística, no ha revelado evidencia alguna de lesión articular o cartilaginosa relacionada con el fármaco, a pesar de que, como otros fármacos de este tipo, se ha demostrado que CIPROXINA® causa artropatía en las articulaciones que soportan peso en algunas especies de animales inmaduros. No se recomienda el uso de CIPROXINA® en otras indicaciones distintas al tratamiento de la exacerbación pulmonar de fibrosis quística asociada a infección por Pseudomonas aeruginosa (niños de 5-17 años), infecciones de las vías urinarias complicadas y pielonefritis asociada con Escherichia coli (niños de 1-17 años) y ántrax por inhalación (post-exposición). Sin embargo, si el médico lo considera necesario, debe evaluarse cuidadosamente el beneficio y los riesgos potenciales de acuerdo a la gravedad del cuadro clínico. La experiencia clínica en otras indicaciones es limitada. La evaluación del riesgo-beneficio de la administración de CIPROXINA® en niños con exposición a ántrax es favorable a su uso. Citocromo P-450: ciprofloxacino es un inhibidor moderado del complejo enzimático del Citocromo P-450 (CYP 450) 1A2. Se deberá tener especial cuidado cuando se administren otros medicamentos concomitantes que sean metabolizados por la misma vía enzimática (p. ej., Teofilina, metilxantina, cafeína, duloxetina) pudiéndose observar incremento en las concentraciones plasmáticas y efectos secundarios específicos debido a la inhibición de su depuración metabólica por ciprofloxacino. Sistema gastrointestinal: en el caso de diarrea grave y persistente, durante o después del tratamiento, debe tenerse en cuenta que este síntoma puede enmascarar una enfermedad intestinal grave (colitis pseudomembranosa) causada por C. difficile con posible riesgo de muerte que requiere tratamiento urgente. En tal caso, se debe interrumpir el tratamiento con CIPROXINA® e iniciar terapia adecuada (p. ej., vancomicina por vía oral 250 mg/cada 6 horas). Están contraindicados los fármacos antiperistálticos. Puede haber incremento temporal en las transaminasas de la fosfatasa alcalina, o presentarse ictericia colestática especialmente en pacientes con daño hepático previo. Sistema nervioso: debido a la posible aparición de efectos secundarios relacionados con el sistema nervioso central en pacientes con antecedentes de crisis convulsivas o con antecedentes de trastornos del sistema nervioso central (p. ej., bajo umbral convulsivo, riego sanguíneo cerebral disminuido, alteración orgánica cerebral o evento vascular cerebral, traumatismo craneoencefálico grave reciente), CIPROXINA® solo debe utilizarse cuando los beneficios del tratamiento se consideran superiores a los riesgos. En determinadas ocasiones, las reacciones del sistema nervioso central se producen desde la primera administración de CIPROXINA®. El paciente depresivo o psicótico puede excepcionalmente llegar incluso a autolesionarse. En estos casos, debe interrumpirse el tratamiento con CIPROXINA® e informar al médico. Hipersensibilidad: en aquellos casos en que se presente hipersensibilidad y reacciones alérgicas desde la primera administración, debe suspenderse inmediatamente el medicamento. Las reacciones anafilácticas/anafilactoides pueden evolucionar excepcionalmente, a veces desde la primera administración, a estado de choque con riesgo para la vida del paciente. En estos casos, debe interrumpirse el tratamiento con CIPROXINA® e instaurarse tratamiento médico. Reacción en el sitio de la inyección: se han observado reacciones locales en el lugar de administración de CIPROXINA® I.V. Estas reacciones ocurren con mayor frecuencia si el período de infusión es menor o igual a 30 minutos. Estas pueden manifestarse en forma de reacciones dérmicas (eritema) locales que desaparecen rápidamente al terminar la infusión. Posteriores administraciones IV no se contraindican, excepto si la reacción es más grave o recurrente. Sistema musculoesquelético: ante cualquier síntoma de tendinitis, debe suspenderse la administración de CIPROXINA® y evitar el ejercicio físico. Se ha observado ruptura tendinosa (en su mayoría del tendón de Aquiles) principalmente en adultos mayores tratados previamente con glucocorticoides sistémicos. Piel y tejidos blandos: los pacientes en tratamiento con CIPROXINA® deben evitar la exposición directa y prolongada al sol o a la luz ultravioleta, ya que se ha demostrado, en muy raros casos, que CIPROXINA® produce reacciones de fotosensibilidad. Si se produce fotosensibilización (p. ej., reacciones cutáneas similares a quemaduras solares) debe interrumpirse la terapia. Capacidad para conducir y utilizar maquinaria: la administración de CIPROXINA®, incluso exactamente a la dosis prescrita, puede afectar la velocidad de reacción, llegando a alterar la capacidad de conducir vehículos o manejar máquinas. Esta alteración se incrementa con la ingesta simultánea de alcohol. Carga de sodio de la solución intravenosa de CIPROXINA®: en pacientes para los que la ingesta o la administración de sodio pueda resultar riesgoso por motivos médicos (pacientes con insuficiencia cardíaca congestiva, falla renal, síndrome nefrótico, etc.), deberá tenerse en cuenta la carga adicional de sodio. El contenido de cloruro de sodio es de 900 mg (15.5 mmol) para la presentación de 100 ml (CIPROXINA® 200) y de 1,800 mg (31 mmol) para la presentación de 200 ml (CIPROXINA® 400). Carga de sacarosa de la suspensión de CIPROXINA®: como la suspensión oral contiene sacarosa, no se recomienda para pacientes con problemas hereditarios raros de intolerancia a la fructosa, mala absorción de glucosa-galactosa o insuficiencia de sacarosa-isomaltosa.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: CIPROXINA® no debe prescribirse a pacientes embarazadas o en período de lactancia, ya que no existe experiencia sobre la seguridad de su administración a estos grupos de pacientes y, de acuerdo a estudios en animales, no se puede descartar por completo que el fármaco pueda causar daño al cartílago articular en organismos inmaduros.
Reacciones secundarias y adversas: Categoría de frecuencia: Común: ≥1% a < 10%. Poco común: ≥0,1% a < 1%. Raro: ≥0,01% a < 0,1%. Muy raro: < 0,01%. Infecciones: las infecciones por Candida spp son comunes. Colitis asociada a antibióticos es rara (muy rara vez con posible desenlace fatal). Alteraciones del sistema circulatorio y linfático: eosinofilia es poco común. Leucopenia, anemia, neutropenia, leucocitosis, trombocitopenia y trombocitosis son raras. Anemia hemolítica, agranulocitosis, pancitopenia (con amenaza para la vida), depresión de la médula ósea (con amenaza para la vida) son muy raros. Alteraciones del sistema inmune: reacción alérgica, edema/angioedema son raros. Reacción anafiláctica, choque anafiláctico (con amenaza para la vida) y reacción de la enfermedad del suero son muy raros. Alteraciones del metabolismo y nutrición: anorexia es común. Hiperglucemia es rara. Alteraciones psiquiátricas: hiperactividad psicomotora/agitación es poco común. Confusión y desorientación, reacción de ansiedad, pesadillas, depresión y alucinaciones son raras. Reacciones psicóticas son muy raras. Alteraciones del sistema nervioso: dolor de cabeza, mareos, trastornos del sueño y trastornos del sentido del gusto son poco comunes. Paresias, parestesias, hipoestesia, temblor, convulsiones y vértigo son raros. Migraña, alteraciones en la coordinación, trastornos del olfato, hiperestesia e hipertensión intracraneal son muy raras. Alteraciones de los ojos: disturbios visuales son raros. Alteraciones visuales con cambio en la percepción del color son muy raras. Alteraciones del laberinto y el oído: acúfenos y sordera son raros. Trastornos de la audición son muy raros. Alteraciones cardíacas: taquicardia es rara. Alteraciones vasculares: vasodilatación, hipotensión y síncope son raros. Vasculitis es muy rara. Alteraciones respiratorias, torácicas y del mediastino: disnea (incluye condición asmática) es rara. Alteraciones gastrointestinales: náusea y diarrea son comunes. Vómito, dolor gastrointestinal y abdominal, dispepsia y flatulencia son poco comunes. Pancreatitis es muy rara. Alteraciones hepatobiliares: aumento transitorio en transaminasas y bilirrubinas son comunes. Alteración hepática transitoria, ictericia y hepatitis (no infecciosa) son raras. Necrosis hepática (muy raramente progresiva a falla hepática con amenaza para la vida) es muy rara. Alteraciones en la piel y tejido subcutáneo: exantema o rash, prurito y urticaria son comunes. Reacciones de fotosensibilidad y la presencia de lesiones ampollosas inespecíficas son raras. Petequias, eritema multiforme menor, eritema nodoso, Síndrome de Stevens-Johnson y necrosis epidérmica tóxica son muy raras. Alteraciones músculo-esqueléticas, tejido conectivo y huesos: artralgia es común. Mialgia, artritis, hipertonía muscular y calambres son raros. Debilidad muscular, tendinitis, ruptura del tendón (predominantemente del tendón de Aquiles) y síntomas de exacerbación de miastenia gravis son muy raras. Alteraciones renales y urinarias: alteración de la función renal es poco común. Nefritis tubulointersticial, insuficiencia renal, hematuria y cristaluria son raros. Alteraciones generales y condiciones en el sitio de administración: las reacciones en el sitio de inyección e infusión (solamente administración intravenosa) son comunes. Dolor inespecífico, sensación de malestar general y fiebre son comunes. Edema y sudoración (hiperhidrosis) son raros. Alteraciones de la marcha son muy raras. Pruebas de laboratorio: incremento transitorio de la fosfatasa alcalina es poco común. Alargamiento del tiempo de protrombina y aumento de la amilasa son raros.
Interacciones medicamentosas y de otro género: La administración simultánea de CIPROXINA® oral y hierro, sucralfato, antiácidos o complementos alimenticios, multivitamínicos y minerales con cationes multivalentes que contienen Mg2+, Al2+,Ca2+ Fe2+ o medicamentos con amortiguadores como el antirretroviral didanosina y polímeros recuperadores de fosfato polimérico, reducen la absorción de CIPROXINA®: por tanto, CIPROXINA® debe administrarse 1-2 horas antes o cuando menos 4 horas después de estos fármacos. Esto no es aplicable a los bloqueadores de los receptores H2 de la histamina. La administración concomitante de CIPROXINA® y productos lácteos o bebidas reforzadas con minerales (como leche, yogurt, o jugo de naranja adicionado con calcio) debe evitarse, ya que puede reducir la absorción de ciprofloxacino, sin embargo, el calcio normal de la dieta no afecta la absorción de CIPROXINA®. La administración concomitante de Ciprofloxacino y omeprazol conlleva una ligera reducción de la Cmáx y el AUC de CIPROXINA®. La metoclopramida acelera la absorción de CIPROXINA® resultando en una Tmáx menor, sin afectar su biodisponibilidad. La administración simultánea de CIPROXINA®, y teofilina al igual que algunas otras quinolonas, puede llevar a aumento no esperado en las concentraciones séricas de teofilina, potencializando las reacciones secundarias de ésta; en casos muy raros estos efectos pueden comprometer la vida y causar la muerte. Si la combinación de ambos productos es indispensable, será necesario monitorear periódicamente las concentraciones séricas para hacer los ajustes de dosis necesarios de la teofilina. Estudios en animales han indicado que la combinación de dosis muy altas de quinolonas con ciertos medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (excepto ácido acetilsalicílico) pueden provocar crisis convulsivas. Se observó aumento transitorio en la concentración sérica de creatinina cuando se administraron CIPROXINA® y ciclosporina simultáneamente, por lo que se sugiere un control frecuente de los niveles de creatinina sérica (dos veces por semana) en estos pacientes. La administración simultánea de CIPROXINA® y warfarina puede potencializar la acción del anticoagulante. En casos aislados, si se utiliza CIPROXINA® simultáneamente con glibenclamida, la acción de esta última puede potencializarse (hipoglucemia). La coadministración del probenecid con CIPROXINA®, al igual que algunas otras quinolonas, puede aumentar las concentraciones séricas de ésta, por interferencia con la secreción renal de la quinolona. La excreción tubular renal del metotrexate puede inhibirse por la administración concomitante de CIPROXINA®, pudiendo aumentar los niveles plasmáticos del metotrexate y aumentando el riesgo de reacciones tóxicas debidas a éste. El monitoreo sérico cuidadoso del metotrexate debe realizarse cuando ambos fármacos se administren concomitantemente. En un estudio clínico en sujetos sanos hubo incremento en las concentraciones séricas de tizanidina (la Cmáx incrementó 7-veces, rango: 4 a 21-veces; el incremento del AUC en 10 veces, rango: 6 a 24-veces) cuando se administra concomitantemente con ciprofloxacino. Asociado con el incremento de las concentraciones séricas se observó un efecto hipotensor y sedante potenciado. La tizanidina no debe administrarse junto con CIPROXINA®. En estudios clínicos se demostró que el uso concomitante de duloxetina con potentes inhibidores de la isoenzima 1A2 del CYP450, por ejemplo fluvoxamina, puede resultar en un incremento del AUC y Cmáx de duloxetina. Aunque los datos clínicos no están disponibles sobre la posible interacción con ciprofloxacino, efectos similares se pueden esperar sobre la administración concomitante.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Puede haber aumento transitorio en los niveles de aminotransferasas hepáticas y fosfatasa alcalina. En casos individuales, puede ocurrir aumento transitorio de urea, creatinina y bilirrubina séricas, así como eosinofilia y leucopenia.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Los estudios en animales no han mostrado evidencia de carcinogénesis, mutagénesis o teratogénesis, ni efectos dañinos sobre la fertilidad. Estudios especiales de tolerabilidad en animales: se sabe, a partir de estudios comparativos en animales, tanto con los inhibidores de la girasa más antiguos (p. ej., ácido nalidíxico y ácido pipemídico) como con los más recientes (p. ej. norfloxacino y ofloxacino), que este grupo terapéutico induce un patrón lesional característico. Puede ocasionar daño renal, daño cartilaginoso para las articulaciones que soportan el peso de los animales inmaduros y daño ocular. Tolerabilidad renal: la cristalización hallada en estudios en animales ocurrió preferentemente en condiciones de pH que no se dan en la especie humana. Si se compara con la infusión rápida, la infusión lenta de ciprofloxacino reduce el peligro de precipitación cristalina. La precipitación de cristales en los túbulos renales no es causa inmediata de lesión renal. No se ha descrito daño renal en ausencia de cristaluria. Por consiguiente, la lesión renal descrita en los estudios en animales no debe considerarse, tal como sucede con los aminoglucósidos, un efecto tóxico primario del ciprofloxacino sobre el tejido renal, sino una reacción inflamatoria secundaria de cuerpo extraño motivada por la precipitación de un complejo cristalino de ciprofloxacino, magnesio y proteínas. Estudio de tolerabilidad articular: como se sabe de otros inhibidores de la girasa, el ciprofloxacino daña las articulaciones grandes que soportan peso en los animales inmaduros. El grado de lesión articular varía según la edad, la especie y la dosis; el daño se puede reducir eliminando la carga articular. Los estudios con animales maduros (ratas, perros) no han revelado signo de lesión cartilaginosa. En un estudio en perros sabuesos jóvenes se apreciaron lesiones articulares después de dos semanas de tratamiento con dosis altas de ciprofloxacino (entre 1,3 y 3,5 veces la dosis terapéutica) que continuaba manifestándose al cabo de 5 meses. Las dosis terapéuticas carecieron de estos efectos. Estudios para descartar efectos inductores de cataratas: de acuerdo con las investigaciones, se puede afirmar, desde una perspectiva toxicológica, que el tratamiento con ciprofloxacino no entraña riesgo de inducción de cataratas sobre todo porque la administración parenteral presupone una biodisponibilidad máxima y el tratamiento se administró durante 6 meses. Estudios de tolerabilidad retiniana: ciprofloxacino se une a estructuras que contienen melanina, como la retina. Los efectos potenciales del ciprofloxacino sobre la retina se examinaron con diversas especies animales pigmentadas. El tratamiento con ciprofloxacino no mostró efecto sobre las estructuras morfológicas de la retina, ni sobre los datos electrorretinográficos.
Dosis y vía de administración: Salvo prescripción médica diferente, se recomiendan las siguientes dosis diarias:


Dosis en adultos mayores: estos pacientes deben recibir la dosis más baja dependiendo de la gravedad de la enfermedad y de la depuración de creatinina. Dosis en niños: exacerbación pulmonar de fibrosis quística asociada a infección por Pseudomonas aeruginosa: en pacientes de 5 a 17 años de edad, la dosis recomendada es: 10 mg/kg/dosis, cada 8 horas, por vía intravenosa (dosis máxima 1,200 mg) y 20 mg/kg/dosis cada 12 horas, por vía oral (dosis máxima 1,500 mg). Infecciones complicadas de las vías urinarias y pielonefritis: en pacientes de 1 - 17 años, la dosis recomendada es de 6 a 10 mg/kg cada 8 horas por vía intravenosa sin exceder 400 mg por dosis; ó 10 - 20 mg/kg por vía oral cada 12 horas sin exceder un máximo de 750 mg por dosis. Antrax por inhalación (post-exposición):


Dosificación en caso de alteración de la función renal y/o hepática: adultos.


Administración oral: Suspensión: para la suspensión debe usarse siempre el vaso dosificador para administrar la dosis exacta, no deben masticarse los gránulos, simplemente deglutirse; se puede ingerir un poco de agua después. No debe adicionarse nada a la suspensión una vez que ésta ha sido reconstituida de acuerdo al instructivo que se incluye en la caja. En caso de que el paciente fuera incapaz de ingerir la suspensión, se recomienda iniciar el tratamiento con la formulación intravenosa de CIPROXINA®. Comprimidos: los comprimidos deben ingerirse enteros, con un vaso con agua (240 ml). Pueden ingerirse independientemente de los alimentos (con el estómago vacío el principio activo se absorbe con mayor rapidez). En este caso, los comprimidos o la suspensión no deben ingerirse simultáneamente con productos lácteos o con bebidas reforzadas con minerales (leche, yogurt, jugo de naranja adicionado con calcio, etc.) Si el paciente no puede deglutir los comprimidos por cualquier motivo, se recomienda iniciar la terapia con la forma intravenosa. El calcio que forma parte de los alimentos de la dieta diaria no afecta de manera significativa la absorción de CIPROXINA®. Administración intravenosa: CIPROXINA® se debe administrar mediante infusión continua durante un período de 60 minutos. La infusión lenta en una vena de mediano calibre evita molestias al paciente y reduce el riesgo de flebitis. No se sugieren las venas pequeñas de las manos para su infusión. La solución de CIPROXINA® es compatible con solución fisiológica, solución de Ringer y Ringer lactato, soluciones Glucosadas al 5 y al 10%, Fructosa al 10%, Glucosada al 5% con cloruro de sodio al 0,225% o al 0,45%. A menos que la compatibilidad con otras soluciones/medicamentos se haya comprobado, CIPROXINA® debe administrarse por separado. Los signos visuales de incompatibilidad son, entre otros, precipitación, turbidez y decoloración. El riesgo es mayor con soluciones/medicamentos con pH alcalino (el pH de CIPROXINA® es de 3,9 a 4,5). Para facilitar el empleo del tapón del frasco de la infusión se debe penetrar en el anillo central. La penetración en el anillo externo puede dar por resultado daños al tapón del vial. Duración promedio del tratamiento: depende de la gravedad, de la respuesta clínica y de los hallazgos bacteriológicos. Resulta esencial continuar el tratamiento por lo menos 3 días después de la desaparición de la fiebre o los síntomas clínicos. Duración promedio del tratamiento: un día para gonorrea y tres días en cistitis agudas no complicadas. Hasta 7 días en infecciones renales, de las vías urinarias y de la cavidad abdominal. Todo el tiempo de la fase neutropénica, en pacientes inmunocomprometidos. Dos meses máximo en osteomielitis. 7 a 14 días en todas las demás infecciones. En infecciones estreptocócicas y por Chlamydia el tiempo de tratamiento debe ser por lo menos de 10 días. Niños: para la exacerbación pulmonar de fibrosis quística asociada a infección por Pseudomonas aeruginosa en pacientes pediátricos (de 5-17 años), la duración del tratamiento es de 10-14 días. Para el tratamiento de las infecciones complicadas de las vías urinarias causada por Escherichia coli, la duración del tratamiento es de 10-21 días. Antrax por inhalación (posexposición): la duración total del tratamiento con CIPROXINA® (IV y/o oral) es de 60 días.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: Se ha reportado en algunos casos de sobredosis oral aguda, toxicidad renal reversible. Por lo tanto, además de las medidas rutinarias de urgencia, se recomienda monitorizar la función renal y administrar antiácidos con Mg2+ o Ca2+, para reducir la absorción de CIPROXINA®. Solamente una pequeña cantidad de CIPROXINA® ( < 10%) se elimina por diálisis peritoneal o hemodiálisis.
Presentación(es): Suspensión CIPROXINA®. Suspensión 250mg. Frasco con 7,95 g de microesferas que contienen 5 g de ciprofloxacino. Frasco con 93 ml de diluyente para preparar 100 ml de suspensión. 1 vaso dosificador (aproximadamente 5 ml) e instructivo. Una medida contiene aproximadamente 250 mg de ciprofloxacino. Suspensión 500 mg: Frasco con 15,9 g de microesferas que contienen 10 g de ciprofloxacino. Frasco con 86 ml de diluyente para preparar 100 ml de suspensión. 1 vaso dosificador (aproximadamente 5 ml) e instructivo. Una medida contiene aproximadamente 500 mg de ciprofloxacino. Comprimidos CIPROXINA®: caja con seis (3D) y doce comprimidos de 250 mg en envase de burbuja. Caja con ocho y catorce comprimidos de 500 mg en envase de burbuja. Infusión intravenosa CIPROXINA®. Frasco ámpula de 100 ml (200 mg) y 200 ml (400 mg), con asa de polietileno, para infusión intravenosa.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Intravenoso: dado que la solución para infusión es fotosensible, los frascos sólo deberán sacarse de su caja para su administración. Consérvese a temperatura ambiente a no más de 25°C. No se refrigere. Suspensión: consérvese a temperatura ambiente a no más de 25°C y en lugar seco. Hecha la mezcla el producto se conserva a temperatura ambiente a no más de 25°C por 14 días. No se refrigere. Comprimidos: consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. No se deje al alcance de los niños. Este medicamento es de empleo delicado. Su venta requiere receta médica. CIPROXINA® no debe administrarse después de la fecha de caducidad. Suspensión: consérvese a temperatura ambiente a no más de 25°C y en lugar seco. Hecha la mezcla el producto se conserva a temperatura ambiente a no más de 25°C por 14 días. No se refrigere. Para la suspensión debe usarse siempre el vaso o medida dosificadora para administrar la dosis exacta. No deben masticarse los gránulos, simplemente deglutirse y puede ingerirse un poco de agua después. No debe adicionarse nada a la suspensión una vez que ésta ha sido preparada de acuerdo al instructivo que se incluye en la caja. Una vez finalizado el tratamiento debe desecharse el resto de la suspensión. El contenido de azúcar es de 28% aproximadamente. Comprimidos: consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco. Infusión intravenosa: si no se administra el contenido en su totalidad, deséchese el sobrante. No se administre si la solución no es transparente, si contiene partículas en suspensión o hay sedimento. No se administre si el cierre ha sido violado. Consérvese a temperatura ambiente a no más de 25°C. No se refrigere.
Nombre y domicilio del laboratorio: CIPROXINA® Comprimidos: hecho por: Bayer de México, S.A. de C.V. Miguel de Cervantes Saavedra No. 259, Col. Granada, 11520 México, D.F. CIPROXINA® Suspensión: hecho en Italia por: Bayer S.p.A. Via Delle Groane 126. Garbagnate Milanese, Italia. CIPROXINA® Solución intravenosa: hecho en Alemania por: Bayer HealthCare AG, D-51368. Leverkusen. Acondicionado y Distribuido por: Bayer de México, S.A. de C.V. Miguel de Cervantes Saavedra No. 259, Col. Granada, 11520 México, D.F.
Número de registro del medicamento: CIPROXINA® Comprimidos: 261M87 SSA IV. CIPROXINA® Suspensión: 280M98 SSA IV. CIPROXINA® Solución Intravenosa: 038M90 SSA IV.
Clave de IPPA: CIPROXINA® Comprimidos: HEAR-06330022070075/RM2006. CIPROXINA® Suspensión: HEAR-06330022070056/RM 2006. CIPROXINA® Solución Intravenosa: DEAR-05330060103185/RM2006. Familia: 06330010483906/2006.

¿Qué es P.R.Vademécum? CD-ROM Apps Móviles Apéndice Contacto Aviso de Privacidad