VARTALON COMPOSITUM®

ASOFARMA

Cápsulas

Denominación genérica: Sulfato de glucosamina-sulfato sódico de condroitín.
Forma farmacéutica y formulación: Cápsulas. Cada cápsula contiene: sulfato de glucosamina policristalina equivalente a 500 mg de sulfato de glucosamina, sulfato sódico de condroitín 400 mg. Excipiente cbp 1 cápsula.
Indicaciones terapéuticas: Antiartrósico. La glucosamina ha sido clasificada por la Liga Internacional contra el Reumatismo (ILAR) como una droga sintomática de acción lenta para la osteoartrosis (SYSADOA), pero además por su acción terapéutica, también, ha sido clasificada como droga modificadora de la enfermedad (antievolutiva) de la osteoartrosis (SADOA). El sulfato de condroitín es uno de los principales componentes del cartílago, por su capacidad para fijar agua, función que asegura las propiedades funcionales y mecanismos elásticos del cartílago. La administración de condroitín produce una recuperación del equilibrio acuoso del cartílago articular con el alivio de la sintomatología articular.
Indicaciones terapéuticas: Artrosis primaria y secundaria. Osteocondrosis. Espondilosis. Condromalacia de la rótula. Periartritis escapulohumeral.
Farmacocinética y farmacodinamia: Glucosamina: la glucosamina es una molécula presente en el organismo humano en forma natural como glucosamina 6 fosfato y es uno de los componentes más importante para la biosíntesis de una serie de compuestos como: glucolípidos, glucoproteínas, glucosaminoglicanos (denominados mucopolisacáridos), hialuronatos y proteoglicanos. Estas sustancias tienen una participación fundamental en la formación de las superficies articulares, tendones, ligamentos, tejido sinovial, piel, huesos, uñas, válvulas cardiacas y en la secreción de moco en el aparato digestivo, respiratorio y tracto urinario. Normalmente, el aporte de glucosamina a la articulación está asegurada por los procesos de biotransformación de la glucosa. En la artrosis se ha verificado una carencia local de glucosamina, debido a una disminución de la permeabilidad de la cápsula articular y por alteraciones enzimáticas en las células de la membrana sinovial del cartílago. En estas situaciones se propone el aporte exógeno de sulfato de glucosamina como aporte de las carencias endógenas de esta sustancia para producir una estimulación de la biosíntesis de los proteoglicanos a efecto de desarrollar una acción trófica en las superficies articulares y para favorecer la fijación de azufre en la síntesis del ácido condroitínsulfúrico y la normal disposición de calcio en el tejido óseo. En estudios realizados se ha observado que en la artrosis y en la artritis reumatoide se presenta una sobreproducción de interleucina 1 Beta, citocina liberada por los sinoviocitos y macrófagos invasores en las articulaciones afectadas, observándose un exceso en el líquido sinovial de pacientes con estas enfermedades. La interleucina 1 Beta regula la expresión de metaloproteinasas (colagenasa y estromelisina) esto da por resultado un aumento del catabolismo de los glucosaminoglicanos con la consecuente destrucción del cartílago articular. Por otra parte, estos sucesos generados por la sobreproducción de interleucina 1 Beta, aumentan la producción de las prostaglandinas E2, y del óxido nítrico, sustancias directamente relacionadas con la inflamación y el dolor. El sulfato de glucosamina regula la acción de la interleucina 1 Beta sobre la glucuronil-transferasa 1, enzima muy importante en la síntesis de glicosaminoglicanos, evitando las acciones nocivas de la sobreexpresión de esta citocina que se observa en exceso en el líquido sinovial de pacientes con osteoartrosis. Farmacocinética: glucosamina: la absorción de la glucosamina en humanos es de un 90% y se lleva a cabo por un transporte activo. Después de una dosis oral se concentra en el hígado donde es incorporada a las proteínas plasmáticas en forma de pequeñas moléculas o utilizada en otros procesos de síntesis. Se incorpora a la articulación en donde se alcanza la concentración más importante comparada con otros tejidos. Se elimina en su mayor parte por vía renal, y por la materia fecal en pequeñas cantidades como glucosamina o sus metabolitos. Condroitín: el sulfato de condroitín es uno de los principales componentes del cartílago, por su capacidad para fijar agua, función que asegura las propiedades funcionales y mecanismos elásticos del cartílago. En los procesos articulares degenerativos debido a la acción de algunas enzimas líticas se observa una pérdida del poder de retención acuosa con una degeneración progresiva del cartílago y un deterioro del funcionamiento articular. La administración de condroitín produce una recuperación del equilibrio acuoso del cartílago articular con el alivio de la sintomatología articular. Farmacocinética del condroitín: la biodisponibilidad del condroitín fue estudiada tanto en un modelo animal como en el humano. En el humano alcanza un pico plasmático máximo después de 5 a 6 horas, observándose en forma paralela y de manera importante un aumento de las concentraciones sulfato de condroitín en el líquido sinovial. Estudios en un modelo animal demuestran que la mayor concentración del sulfato de condroitín se encuentra en el cartílago sano. Luego de la administración de 800 mg, la concentración plasmática máxima es de 2,7 mcg/ml con una vida media plasmática de 8,5 horas.
Contraindicaciones: Hipersensibilidad individual a la glucosamina o al condroitín, embarazo, lactancia, insuficiencia renal severa, así como a la presencia de fenilcetonuria.
Precauciones generales: Se recomienda administrar sulfato de condroitín con precaución en pacientes en tratamiento con anticoagulantes y/o con alteraciones de la coagulación.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: No usar en el embarazo ni en el período de lactancia.
Reacciones secundarias y adversas: En pocos casos: molestias gastrointestinales (dolor epigástrico, náusea, diarrea). Ocasionalmente, reacciones alérgicas.
Interacciones medicamentosas y de otro género: La administración oral del sulfato de glucosamina puede favorecer la absorción gastrointestinal de las tetraciclinas y puede reducir la absorción de la penicilina y del cloranfenicol cuando son administrados por vía oral. No existen inconvenientes con la administración simultánea de analgésicos ni de antiinflamatorios no esteroides.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: No se han reportado.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: La glucosamina es un componente natural del organismo humano; los estudios de toxicidad crónica en dos especies de animales a los cuales se les administró sulfato de glucosamina durante 52 semanas demostraron la ausencia de efectos tóxicos hasta una dosis diaria de 2,700 mg/kg. Estudios mutagénicos confirman la ausencia de una acción mutagénica del producto. No se han realizado estudios de carcinogénesis, debido a las características del producto y a la ausencia de una relación de la estructura química y la de una sustancia cancerígena, así como al hecho de que no se han encontrado efectos tóxicos en los estudios de toxicidad aguda, subaguda y crónica fertilidad y teratogénesis.
Dosis y vía de administración: El sulfato de glucosamina es una droga de acción lenta, por lo tanto su efecto terapéutico empieza a manifestarse entre 8 y 12 semanas después de iniciado un tratamiento. Los estudios clínicos que han demostrado su acción terapéutica y clasifican al sulfato de glucosamina como una droga modificadora (antievolutiva) de la enfermedad osteoartrosica, han tenido una duración continua mayor a tres años. Los resultados objetivos de estos estudios confirman que VARTALON COMPOSITUM® reduce el espacio articular medido radiológicamente. VARTALON COMPOSITUM® se administra por vía oral, la dosis recomendada para esta formulación es 1 cápsula 3 veces al día, con los alimentos. Se aconseja un tratamiento continuo que se mantendrá mientras se observe respuesta clínica y radiológica. En casos de artrosis con sintomatología dolorosa importante se sugiere asociar a VARTALON COMPOSITUM® Cápsulas el uso de VARTALON (glucosamina) inyectable por un periodo de 2 a 4 semanas, o bien iniciar el tratamiento con NovoVartalón que asocia glucosamina y meloxicam y una vez desaparecido o disminuido en forma importante el dolor continuar con VARTALON COMPOSITUM® en cápsulas.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: No se han reportado casos de sobredosis con el uso del producto.
Presentación(es): Caja con 30, 60 y 100 cápsulas.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C.
Leyendas de protección: Vía de administración: oral. Dosis: la que el médico señale. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se use en el embarazo, lactancia, ni en niños menores de 14 años.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en Paraguay por: Farmacéutica Paraguaya S.A. Waldino Ramón Lovera entre Del Carmen y Don Bosco, Fernando de la Mora, Paraguay Distribuido en México por: Asofarma de México S.A. de C.V., Calz. México-Xochimilco No. 43, Col. San Lorenzo Huipulco, C.P. 14370, México, D.F.
Número de registro del medicamento: 209M2002 SSA IV.
Clave de IPPA: 083300414B0029

VARTALON COMPOSITUM®

ASOFARMA

Polvo

Denominación genérica: Sulfato de glucosamina-sulfato sódico de condroitín.
Forma farmacéutica y formulación: Cada sobre monodosis (polvo) contiene: sulfato de glucosamina policristalina equivalente a 1.500 mg de sulfato de glucosamina, sulfato sódico de condroitín 1.200 mg. Excipiente cbp 1 sobre.
Indicaciones terapéuticas: Condroprotector y antievolutivo de la artrosis. La glucosamina ha sido clasificada por la Liga Internacional contra el Reumatismo (ILAR) como una droga sintomática de acción lenta para la osteoartrosis (SYSADOA), pero además por su acción terapéutica, también, ha sido clasificada como droga modificadora de la enfermedad (antievolutiva) de la osteoartrosis (DMOAD). El sulfato de condroitín es uno de los principales componentes del cartílago, su capacidad para fijar agua asegura las funciones y mecanismos elásticos del cartílago. Al igual que la glucosamina, el sulfato de condroitín esta clasificado como droga de acción lenta en el tratamiento de la osteoartrosis (SADOA). La administración de condroitín produce una recuperación del equilibrio acuoso del cartílago articular con el alivio de la sintomatología articular, coadyuvando a modificar el curso de la enfermedad como antievolutivo (DMOAD).
Indicaciones terapéuticas: Artrosis primaria y secundaria. Osteocondrosis. Espondilosis. Condromalacia de la rótula. Periartritis escapulohumeral.
Farmacocinética y farmacodinamia: Farmacología: la glucosamina es una molécula presente en el organismo humano de forma natural como glucosamina 6 fosfato y es uno de los componentes más importantes para la biosíntesis de una serie de compuestos como: glucolípidos, glucoproteínas, glucosaminoglicanos (denominados mucopolisacáridos), hialuronatos y proteoglicanos. Estas sustancias tienen una participación fundamental en la formación y conservación de las superficies articulares, tendones, ligamentos, tejido sinovial, piel, huesos, uñas, válvulas cardíacas y en la secreción de moco en el aparato digestivo, respiratorio y tracto urinario. Normalmente, el aporte de glucosamina a la articulación está asegurado por los procesos de biotransformación de la glucosa. En la artrosis se ha identificado una carencia local de glucosamina, debido a una disminución de la permeabilidad de la cápsula articular y por alteraciones enzimáticas en las células de la membrana sinovial del cartílago. En estas situaciones se propone el aporte exógeno de sulfato de glucosamina como reposición de las carencias endógenas de esta molécula para producir una estimulación de la biosíntesis de los proteoglicanos a efecto de desarrollar una acción trófica en las superficies articulares y favorecer la fijación de azufre en la síntesis del ácido condroitinsulfúrico y la disposición normal del calcio en el tejido óseo. En estudios realizados se ha observado que en la artrosis y en la artritis reumatoide se presenta una sobreproducción de interleucina 1 Beta, citocina liberada por los sinoviocitos y macrófagos invasores en las articulaciones afectadas, observándose un exceso en el líquido sinovial de pacientes con estas enfermedades. La interleucina 1 Beta regula la expresión de metaloproteinasas (colagenasa y estromelisina) esto da por resultado un aumento del catabolismo de los glucosaminoglicanos con la consecuente destrucción del cartílago articular. Por otra parte, estos sucesos generados por la sobreproducción de interleucina 1 Beta, aumentan la producción de las prostaglandinas E2, y del óxido nítrico, sustancias directamente relacionadas con la inflamación y el dolor. El sulfato de glucosamina regula la acción de la interleucina 1 Beta sobre la glucuronil-transferasa 1, enzima muy importante en la síntesis de glicosaminoglicanos, evitando las acciones nocivas de la sobreexpresión de esta citocina que se observa en exceso en el líquido sinovial de pacientes con osteoartrosis. El sulfato de condroitín es uno de los principales componentes del cartílago, por su capacidad para fijar agua, función que asegura las propiedades funcionales y mecanismos elásticos del cartílago. En los procesos articulares degenerativos, por la acción de algunas enzimas líticas se observa una pérdida del poder de retención acuosa con la consecuente degeneración progresiva del cartílago y un deterioro del funcionamiento articular. La administración de condroitín produce la recuperación del equilibrio acuoso en el cartílago articular con el alivio de la sintomatología articular. Farmacocinética: la absorción de la glucosamina en humanos es de un 90%, se lleva a cabo por medio de un transporte activo. Después de una dosis oral se concentra en el hígado donde es incorporada a las proteínas plasmáticas, en forma de pequeñas moléculas o utilizada en otros procesos de síntesis. Esta se incorpora a la articulación en donde alcanza la concentración más importante comparada con otros tejidos. Es eliminada en su mayor parte por vía renal, y en la materia fecal; en pequeñas cantidades como glucosamina o sus metabolitos. La biodisponibilidad del condroitín fue estudiada en dos modelos animal y humano. En el humano, el sulfato de condroitin, alcanza un pico plasmático máximo después de 5 a 6 horas, observándose en forma paralela y de manera importante un aumento de las concentraciones del sulfato de condroitín en el líquido sinovial. En un modelo animal se demostró que la mayor concentración del sulfato de condroitín se encuentra en el cartílago sano. Luego de la administración de 800 mg, la concentración plasmática máxima es de 2,7 mcg/ml con una vida media plasmática de 8,5 horas.
Contraindicaciones: Hipersensibilidad individual a la glucosamina o al condroitin, insuficiencia renal o hepática severa, así como a la presencia de fenilcetonuria. Al igual que con la mayoría de los fármacos, el uso del VARTALON COMPOSITUM® durante el embarazo es decisión del médico, valorando su riesgo-beneficio. VARTALON COMPOSITUM® polvo, no debe administrarse en pacientes con úlcera gástrica o duodenal activa, ni en pacientes con antecedentes asmáticos agudos, urticaria o rinitis originados por ASA y otros AINEs.
Precauciones generales: Se recomienda administrar sulfato de condroitín con precaución en pacientes en tratamiento con anticoagulantes y/o con alteraciones de la coagulación, asimismo en pacientes con antecedentes alérgicos, principalmente relacionados con alimentos. También es importante la vigilancia de los niveles de glucosa en sangre en pacientes diabéticos.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Su uso durante el embarazo y el periodo de lactancia queda a juicio del médico tratante, valorando el riesgo/beneficio, ya que los estudios de toxicidad mutagénicos durante estos dos eventos en modelo animal, no reportaron datos que pudieran manifestar un riesgo de alteración de este tipo, aunque la población afectada por la degeneración articular en gran porcentaje rebasa la 5ª década de la vida, con lo cual la posibilidad de embarazo y lactancia queda disminuida.
Reacciones secundarias y adversas: En pocos casos molestias gastrointestinales (dolor epigástrico, náusea, diarrea). Ocasionalmente: reacciones alérgicas.
Interacciones medicamentosas y de otro género: La administración oral del sulfato de glucosamina puede favorecer la absorción gastrointestinal de las tetraciclinas y puede reducir la absorción de la penicilina y del cloranfenicol cuando son administrados por vía oral. No existen inconvenientes con la administración simultánea de analgésicos ni de antiinflamatorios no esteroides. El uso concomitante de anticoagulantes tiene que ser vigilado estrechamente. Se deben vigilar las pruebas de coagulación que se pueden alterar, así como los niveles de glucosa en diabéticos.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: No se han demostrado con el uso del producto.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: La glucosamina es un componente natural del organismo humano; los estudios de toxicidad crónica en dos especies de animales a los cuales se les administró sulfato de glucosamina durante 52 semanas demostraron la ausencia de efectos tóxicos hasta una dosis diaria de 2.700 mg/kg. Estudios mutagénicos confirman la ausencia de una acción mutagénica del producto. No se han realizado estudios de carcinogénesis, debido a las características del producto y a la ausencia de una relación de la estructura química y la de una sustancia cancerígena, así como al hecho de que no se han encontrado efectos tóxicos en los estudios de toxicidad aguda, subaguda y crónica fertilidad y teratogénesis.
Dosis y vía de administración: VARTALON COMPOSITUM® polvo se administra únicamente por vía oral. El sulfato de glucosamina y el sulfato de condroitín son moléculas de acción lenta, por lo tanto su efecto terapéutico empieza a manifestarse entre 8 y 12 semanas después de iniciado un tratamiento. Tomar 1 sobre de VARTALON COMPOSITUM® polvo por día, disolver su contenido en medio vaso con agua hervida o purificada. La duración del tratamiento es continua mientras exista respuesta. En caso de artrosis menos severa se puede utilizar un esquema de 6 meses de tratamiento con 1 sobre de VARTALON COMPOSITUM® polvo por día alternando con intervalos de descanso de un mes. Este esquema se mantiene por tiempo indefinido o hasta observar empeoramiento de las articulaciones afectadas. Terapia oral e intramuscular combinada: la combinación de VARTALON® Inyectable, 3 dosis a la semana, más un sobre de VARTALON COMPOSITUM® polvo al día como terapia de inicio; con este esquema de dosificación se reduce la sintomatología de manera importante, mejorando también la movilidad articular. La duración de la terapia de inicio es de 4 a 6 semanas.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: No se han reportado casos de sobredosis con el uso del producto.
Presentación(es): Caja con 15 y 30 sobres monodosis.
Conservación: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.
Leyendas de protección: Vía de administración: oral. Dosis: la que el médico señale. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se administre a niños menores de 14 años.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en México por: Asofarma de México S.A. de C.V., Calz. México, Xochimilco No. 43, Col. San Lorenzo Huipulco, C.P. 14370, México, D.F.
Número de registro del medicamento: 302M2002 SSA IV.
Clave de IPPA: KEAR-04361203997/RM2004

¿Qué es P.R.Vademécum? CD-ROM Apps Móviles Apéndice Contacto Aviso de Privacidad