IKATIN®

PISA

Denominación genérica: Gentamicina.
Forma farmacéutica y formulación: Solución inyectable. Cada mililitro contiene: Sulfato de gentamicina equivalente a 10 mg, 40 mg y 80 mg de gentamicina. Vehículo cbp 1 ml.
Indicaciones terapéuticas: Está indicada principalmente en el tratamiento de infecciones gastrointestinales, genitourinarias, renales, septicemia, peritonitis o infecciones pélvicas, infecciones pulmonares, infecciones de la piel, de tejidos blandos y óseos, infecciones oculares, heridas y quemaduras infectadas causadas por cepas sensibles de las siguientes bacterias: Pseudomona aeruginosa, Proteus sp, Klebsiella-Enterobacter-Serratia sp, Escherichia coli, Staphylococcus sp, Citrobacter sp, Providencia sp, Staphylococcus sp coagulasa positivos y coagulasa negativos, incluyendo cepas resistentes a meticilina y penicilina Neisseria gonorrhoeae. Ikatin® se ha utilizado eficazmente asociada a carbenicilina en caso de infecciones graves causadas por Pseudomona aeruginosa. Ha sido eficaz en asociación con antibióticos tipo penicilina en el tratamiento de la endocarditis causada por estreptococos del grupo D. En el recién nacido con sospecha de sepsis o con neumonía estafilocócica, también se indica el uso de gentamicina asociado a un antibiótico como penicilina. En el caso de pacientes que van a ser sometidos a cirugía intraocular de alto riesgo, se puede usar como profiláctico y para tratar la endoftalmitis originada por cepas sensibles. IKATIN® se puede utilizar por inyección endotraqueal directa o por nebulización como coadyuvante en la terapia sistémica en el tratamiento de infecciones pulmonares severas.
Farmacocinética y farmacodinamia: La gentamicina es un aminoglucósido con acción bactericida que se une en forma irreversible a uno o más receptores específicos de la subunidad 30S de los ribosomas bacterianos, además interfiere en el complejo de inicio del RNA mensajero en la subunidad 30S. Actúa inhibiendo la síntesis proteica en microorganismos susceptibles. IKATIN® tiene efecto frente a una amplia variedad de bacterias gramnegativas y grampositivas como E. coli, Pseudomona aeruginosa, Proteus sp indol-positivas e indol-negativas, Klebsiella-Enterobacter-Serratia sp, Citrobacter sp, Providencia sp, Staphylococcus sp coagulasa negativa y coagulasa positiva, incluyendo cepas resistentes a penicilna, meticilina y Neisseria gonorrhoeae. Gentamicina también se usa contra Shigella y Salmonella. Las bacterias siguientes por lo general son resistentes a los aminoglucósidos: Streptococcus, principalmente del grupo D. La asociación de gentamicina y penicilina G tiene un efecto bactericida sinérgico frente a casi todas las cepas de Streptococcus faecalis y sus variedades (S. faecalis variedad liquefaciens, S.faecalis variedad, Zymogenes, S durans y S.faecium. In vitro se ha demostrado la potencialidad del efecto bactericida ante muchas de estas cepas cuando se asocia gentamicina y ampicilina, carbenicilina, nafcilina y oxacilina. La combinación de gentamicina y carbenicilina es sinérgica para muchas cepas de Pseudomona aeruginosa. También in vitro se ha demostrado el efecto sinérgico frente a otros organismos gramnegativos con asociaciones de gentamicina y cefalosporinas. Después de ser administrada la gentamicina por vía intramuscular es absorbida rápida y completamente logrando una distribución importante en el líquido intracelular incluyendo suero, abscesos, los líquidos ascítico, pleural, pericárdico, sinovial y linfático. También se logran concentraciones altas en orina, pulmón, y riñón. La gentamicina se distribuye también en corazón, hígado y tejido linfático en concentraciones similares a las séricas. Se encuentra también a nivel de perilinfa y endolinfa en el oído interno. La gentamicina alcanza niveles más elevados en el líquido cefalorraquídeo de los recién nacidos que en los adultos. Las concentraciones de gentamicina en el líquido cefalorraquídeo son muy bajas cuando las meninges no están inflamadas. La difusión a los ojos es pobre. La gentamicina penetra bien al líquido sinovial incluso en ausencia de infección alcanzando niveles que exceden 50% de los séricos. Los niveles de gentamicina a nivel bronquial son entre un 25 a 50% de los niveles séricos. Atraviesa la barrera placentaria y alcanza niveles del 30 a 40% a nivel del cordón umbilical con respecto a los niveles séricos de la madre. Penetra a los eritrocitos y a los polimorfonucleares alcanzando niveles de 10 y 80% en relación con los niveles séricos. Las concentraciones más bajas son observadas en músculo, grasa y hueso. La getamicina permanece en los tejidos por largo tiempo. Las concentraciones de gentamicina decrecen en forma bifásica posterior a la última dosis administrada. Hay una disminución rápida inicialmente y después una fase lenta por lo que se pueden mediar niveles séricos hasta 10 días o más posteriores a la última dosis administrada. La vida media plasmática en adultos es de 1-4 horas; en neonatos de 2.3 3.3 horas; en niños mayores de 20 meses de 1.5 a 2.5 horas en niños mayores es de 1 hora aproximadamente. En pacientes con insuficiencia renal se incrementa hasta 35 horas. La depuración renal en personas normales es de 60 ml/min. Los primeros días de tratamiento, la excreción se retrasa y sólo se puede recuperar 40% del fármaco administrado en la orina, más tarde aumenta a 80%. Una pequeña cantidad de gentamicina es excretada por la bilis y no hay evidencia de circulación enterohepática. Cuando se administra una dosis de 1.5 mg/ kg de peso se alcanzan concentraciones séricas de 6 mcg por ml. La excreción de la gentamicina se produce principalmente a través de la orina sin cambios mediante filtración glomerular y una pequeña parte se realiza a través de la bilis. La hemodiálisis logra eliminar aproximadamente un 50% de la concentración de gentamicina en sangre y la diálisis peritoneal cerca de un 25%.
Contraindicaciones: Antecedentes de hipersensibilidad a la gentamicina o reacciones tóxicas presentadas con cualquier otro aminoglucósido.
Precauciones generales: Los pacientes tratados con aminoglucósidos deberán estar bajo observación médica estrecha debido a la toxicidad potencial asociada con su uso. Se recomienda la vigilancia de las funciones renales y del octavo par craneal, especialmente en pacientes con insuficiencia renal previa. Asimismo, se recomienda realizar determinaciones séricas del nitrógeno ureico, de la creatinina sérica o depuración de la creatinina así como urianálisis. Siempre que sea posible se deberá determinar la concentración sérica de la gentamicina para evitar niveles superiores a 12 mcg/ml. Cuando se determinen las concentraciones residuales séricas de gentamicina, se debe ajustar la dosis para evitar los niveles por encima de 2 mcg/ml. Las concentraciones séricas máximas de aminoglucósidos pueden incrementar el riesgo de toxicidad renal y del octavo nervio craneal Se recomienda igualmente evitar el uso concomitante de algunas cefalosporinas y otros aminoglucósidos, así como el de otros fármacos nefrotóxicos. Se ha demostrado reacciones de hipersensibilidad cruzada entre los aminoglucósidos. Los pacientes deben estar bien hidratados durante el tratamiento. Los aminoglucósidos deben ser usados con precaución en pacientes con trastornos neuromusculares como enfermedad de Parkinson, miastenia gravis o botulismo infantil, ya que en teoría puede agravar la debilidad muscular por su efecto curariforme en la unión neuromuscular. Personas ancianas presentan un grado de insuficiencia renal que puede no manifestarse en los exámenes de laboratorio de rutina por lo que debe ser tomado en cuenta. Se han registrado datos de casos con un síndrome similar al de Fanconi con aminoaciduria y acidosis metabólica en algunos lactantes y adultos tratados con gentamicina. También se ha demostrado alergenicidad cruzada entre los aminoglucósidos. La mezcla in vitro de un aminoglucósido con un antibiótico betalactámico (cefalosporinas o penicilinas) puede producir inactivación significativa mutua. Aun cuando se administren por diferentes vías en forma separada, se ha reportado reducción en la vida media sérica y en los niveles séricos de los aminoglucósidos en pacientes con insuficiencia renal y en algunos con función renal normal. Aun cuando la mezcla in vitro de gentamicina y carbenicilina produce inactivación rápida y significativa de la gentamicina, esta interacción no se ha demostrado en enfermos con función renal normal que han recibido los dos antibióticos por vías diferentes de administración. Se ha reportado reducción de la vida media sérica de la gentamicina en enfermos con insuficiencia renal grave los cuales han recibido carbenicilina asociada. Por lo general esta inactivación de los aminoglucósidos es clínicamente significativa solo en pacientes con insuficiencia renal severa. El tratamiento con gentamicina puede dar como resultado la proliferación de gérmenes no susceptibles, en caso de presentarse deberá administrarse el tratamiento adecuado. Cuando se utiliza la vía inhalatoria en forma concomitante con la administración sistémica de aminoglucósidos pueden producirse concentraciones plasmáticas más elevadas, especialmente cuando se usa la vía endotraqueal directa. La cantidad de gentamicina que se libera cuando se utiliza por vía inhalatoria depende del equipo que se utilice y las condiciones de este.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Se sabe que todos los aminoglucósidos atraviesan la barrera placentaria y pueden causar daño fetal si se administran a mujeres embarazadas. Existen algunos reportes de casos de sordera congénita bilateral irreversible en niños que las madres estuvieron bajo tratamiento con aminoglucósidos, incluyendo gentamicina durante el embarazo. Por lo que debe advertirse del peligro latente para el feto a las mujeres en edad reproductiva. Lactancia: La gentamicina se excreta en la leche materna en mínimas dosis. Debido al riesgo de reacciones adversas graves causadas por los aminoglucósidos en lactantes, se debe evaluar la decisión de suspender la lactancia, o revalorar el medicamento indicado para la madre.
Reacciones secundarias y adversas: Nefrotoxicidad: Esta se reporta con mayor frecuencia en individuos con daño renal previo o cuando se emplea a dosis demasiado altas o bien durante períodos prolongados o pacientes ancianos. Se han reportado la presencia de células, cristales o proteínas en orina así como la elevación de las cifras de nitrógeno ureico (BUN), de nitrógeno no proteico, de creatinina sérica y oliguria. Neurotoxicidad: Se han reportado lesiones del octavo par craneal, especialmente en pacientes con daño renal previo. Los síntomas incluyen vértigo, tinnitus y disminución o pérdida de la agudeza auditiva. Al igual que con otros aminoglucósidos, las anormalidades vestibulares pueden ser irreversibles. La deshidratación es otro de los factores que puede incrementar el riesgo de ototoxicidad inducida por el uso de aminoglucósidos así como la administración combinada con furosemida, ácido etacrínico y el uso de otros fármacos ototóxicos. Otras alteraciones incluyen: disminución de la sensibillidad cutánea, hormigueo de la piel, neuropatía periférica, encefalopatía, contracturas musculares, convulsiones y síndromes similares a miastenia gravis, púrpura, náuseas, vómitos, hipotensión, trastornos visuales. El riesgo de reacciones tóxicas es muy bajo en pacientes con una función renal normal que no reciban gentamicina por vía intravenosa en dosis más elevadas o periodos más prolongados de lo indicado. Otros efectos secundarios que pueden estar relacionados con la gentamicina pueden ser: Depresión respiratoria, confusión, depresión, letargo, trastornos visuales, disminución del apetito, pérdida de peso, hipotensión e hipertensión, prurito, urticaria, erupciones cutáneas, ardor generalizado, edema laríngeo, reacciones anafilactoides, cefalea, náuseas, vómito, fiebre, aumento de la salivación, estomatítis, púrpura, pseudotumor cerebral, fibrosis pulmonar, alopecia, dolores articulares, esplenomegalia y hepatomegalia transitoria. La tolerancia local de la gentamicina inyectable por lo general es excelente pero se han reportado algunos casos de dolor en el sitio de inyección. La atrofia subcutánea o la necrosis grasa como consecuencia de irritación local se han reportado muy rara vez.
Interacciones medicamentosas y de otro género: El uso de los medicamentos que a continuación se enlistan pueden aumentar la probabilidad de aparición de ototoxicidad y nefrotoxicidad o interferir con su acción terapéutica cuando se emplean concomitantemente con gentamicina: Capreomicina, anfotericina B parenteral, ácido acetilsalicílico, bacitracina, bumetanida, cefalotina, cisplatino, ciclosporina, ácido atacrínico, furosemida, paromomicina, estreptozocina, vancomicina, bloqueadores neuromusculares, anestésicos, hidrocarburos halogenados por inhalación, antihistamínicos, meclozina, etionamida, antimiasténicos, indometacina, malatión, metoxiflurano, polimixinas parenterales y analgésicos narcóticos.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: La gentamicina puede causar alteraciones temporales de las siguientes determinaciones: Transaminasas séricas TGP, TGO, deshidrogenasa láctica DHL, fosfatasa alcalina, nitrógeno ureico sanguíneo, bilirrubina sérica, potasio y magnesio séricos. El nivel sérico de la creatinina también puede elevarse. Puede presentarse disminución de calcio, sodio y potasio; anemia, leucopenia, granulocitopenia, agranulocitosis transitoria, aumento y disminución del número de reticulocitos, trombocitopenia.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: A la fecha no existen reportes.
Dosis y vía de administración: La administración de IKATIN® puede ser por vía Intramuscular o Intravenosa, la dosis recomendada es la misma. La vía intravenosa se reserva para los casos más graves. IKATIN® también puede administrarse por vía subconjuntival o por inyección subcapsular, por nebulización o por vía endotraqueal directa. Se debe tener el peso corporal del paciente para calcular la dosis correcta e iniciar el tratamiento. Ikatin® se debe administrar por separado, no debe premezclarse con otros medicamentos de acuerdo a la dosis y la vía de administración adecuada. La dosis para el adulto con función renal normal es de: 3.5 a 5 mg/kg/día en dosis divididas. La dosis puede aumentarse o disminuirse de acuerdo a la severidad del padecimiento y de acuerdo a la función renal, la cual deberá determinarse antes de iniciar el tratamiento. Pacientes con insuficiencia renal: Se deberá modificar la forma de administración de la gentamicina. Una forma de realizar estos ajustes es aumentar el intervalo entre las dosis usuales. Puesto que la creatinina sérica se correlaciona directamente con la vida media en plasma de la gentamicina, este examen de laboratorio puede ser buen auxiliar para ajustar el intervalo entre las dosis. La vida media en plasma de la gentamicina (expresada en horas), puede calcularse multiplicando la creatinina sérica (expresada en mg/100 ml) por 4. Entonces el intervalo entre dosis (horas) puede estimarse en forma aproximada multiplicando la creatinina sérica (mg/100 ml) por 8. Prematuros o recién nacidos a término de una semana o menos de edad: 5-6 mg/kg/día. Es decir, de 2.5 a 3 mg/kg, administrados cada 12 horas. Recién nacidos de más de una semana y lactantes: 7.5 mg/kg/día en dosis divididas 2.5 mg/kg administrados cada 8 horas. Niños: 6 a 7.5 mg/kg/día en dosis divididas de 2.0 a 2.5 mg/kg administrados cada 8 horas. La duración del tratamiento es generalmente de 7 a 10 días. Cuando sea necesario utilizarlo por un tiempo más prolongado se recomienda vigilar la función auditiva, vestibular y renal, ya que es más factible que la toxicidad pueda aparecer cuando el tratamiento se prolonga por más de 10 días y debe tomarse en cuenta el reducir la dosis si está indicado clínicamente. Las inyecciones subconjuntivales y subcapsulares únicamente deberán administrarse por expertos en su aplicación y la dosis varía de 10 a 20 mg, dependiendo de la gravedad de la infección ocular. Se usa una jeringa de tuberculina con una aguja de calibre 27-30. Inhalación: el tratamiento de las infecciones pulmonares graves, puede lograrse por nebulización o por inyección endotraqueal directa. La dosis usual es de 20 a 40 mg administrada cada 8 a 12 horas, diluida en solución salina fisiológica en un volumen de 2 ml. Uretritis gonocócica femenina y masculina: gentamicina administrada por vía intramuscular en dosis única de 240 a 280 ha sido eficaz en el tratamiento de la gonorrea, incluyendo infecciones causadas por cepas resistentes a la penicilina y otros antibióticos.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: La sobredosis se manifestará por ototoxicidad, nefrotoxicidad o por debilidad muscular, depresión o parálisis respiratoria. Al no existir un antídoto específico el tratamiento es sintomático y de soporte. Se deberán mantener las funciones respiratoria y renal. Para revertir el bloqueo neuromuscular se pueden utilizar anticolinesterásicos o sales de calcio. La diálisis peritoneal o la hemodiálisis ayudan a eliminar la gentamicina.
Presentación(es): Caja con una o dos ampolletas con 20 mg/2 ml. Caja con una o dos ampolletas con 80 mg/2 ml. Caja con una o dos ampolletas con 160 mg/2 ml. Caja con un frasco ámpula con 20 mg/2 ml. Caja con un frasco ámpula con 80 mg/2 ml. Caja con una jeringa prellenada con 160 mg/2ml.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C. En caso de que el envase o la jeringa tengan señales de haber sufrido rotura previa no se garantiza la esterilidad de este medicamento.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. El uso de este medicamento puede provocar alteraciones del equilibrio, sordera y/o lesiones renales. Si no se administra todo el producto deséchese el sobrante. No se administre si la solución no es transparente, si contiene partículas en suspensión o sedimentos.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en México por: Laboratorios PiSA, S.A. de C.V. Calle 7 No. 1308, Zona Industrial, 44940, Guadalajara, Jal., México. ®Marca Registrada.
Número de registro del medicamento: 85429 SSA
Clave de IPPA: FEAR-04361202760/RM2004

Principios Activos de Ikatin

Laboratorio que produce Ikatin