SANDOGLOBULINA®

CSL BEHRING

Denominación genérica: Inmunoglobulina humana normal endovenosa.

Forma farmacéutica y formulación: Solución inyectable. Cada frasco ámpula con liofilizado contiene:


Cada 100 ml de diluyente contiene:


El frasco con diluyente contiene:


Liofilizado para solución destinada a la administración intravenosa.
Indicaciones terapéuticas: Terapia en sustitución para prevenir la infección en pacientes con síndrome de inmunodeficiencia primaria: agammaglobulinemia. Inmunodeficiencia variable común asociada a agammaglobulinemia o hipogammaglobulinemia. Deficiencias de subclases de IgG. Terapia de sustitución para prevenir la infección en pacientes con síndromes de inmunodeficiencia secundaria asociados con leucemia linfocítica crónica y mieloma múltiple. Transplante de médula ósea. Inmunodeficiencia e inhibición de la inflamación. Púrpura trombocitopénica (inmunológica) idiomática (PT). Síndrome de Kawasaki. Tratamiento del síndrome de Guillain-Barré. Otras indicaciones son: tratamiento de infecciones bacterianas (incluidas la sepsis) o víricas graves, en combinación con agentes antibacterianos o antiviricos. Prevención de infecciones en neonatos prematuros de bajo peso al nacer ( < 1.500 g) Tratamiento de polineuropatía desmielinizante inflamatoria crónica. Tratamiento de la neutropenia y de la anemia hemolítica autoinmunes. Tratamiento de la aplasia eritocítica pura por medio de autoanticuerpos. Tratamiento de la trombocitopenia de origen inmunológico, como la púrpura postrafunsional o la trombocitopenia isoinmunitaria del neonato. Tratamiento de la hemofilia causada por la formación de anticuerpos dirigidos contra el factor VIII. Tratamiento de la misatenia gravis. Prevención y tratamiento de la infección que los medicamentos citostáticos o inmunosupresores pueden traer aparejada. Prevención de abortos espontáneos recurrentes. Tratamiento del asma infantil esteroideodependiente grave.
Farmacocinética y farmacodinamia: Farmacocinética: al administrarse mediante infusión IV, el 100% de la dosis de SANDOGLOBULINA® pasa inmediatamente a la circulación sanguínea de los pacientes. A continuación tiene lugar un proceso de distribución entre el plasma y el espacio extravascular, alcanzandose el equilibrio en un lapso de 7 días aproximadamente. Los anticuerpos presentes en SANDOGLOBULINA® poseen las mismas características farmacocinéticas que los del tipo IgG endógenos. La vida media biológica de las inmunoglobulinas intravenosas es, en promedio, de 21 días en individuos con niveles séricos normales de la IgG, en pacientes con agammaglobulinemia o hipogammaglobulinemia primaria tratados con SANDOGLOBULINA®, se halló que la vida media de la IgG total es de 32 días. No obstante, existen variaciones interindividuales considerables que pueden ser importantes para determinar el régimen posológico individual. Farmacodinamia: grupo terapéutico: inmunoglobulina humana común. SANDOGLOBULINA® es un producto inmunoglobulinico humano polivalente para infusión IV que alberga una amplia gama de anticuerpos opsónicos y neutralizantes contra las bacterias, virus y otros agentes patógenos. En los pacientes con síndrome de inmunodeficiencia primaria o secundaria, SANDOGLOBULINA® reemplaza a los anticuerpos lgG faltantes reduciendo, de este modo, el riesgo de infección. En algunos otros trastornos de la función inmunitaria como la púrpura trombocitopénica (inmunológica), idiomática (PTI) y el síndrome de Kawasaki, el mecanismo de acción responsable de los efectos benéficos de SANDOGLOBULINA® aún no ha sido completamente dilucidado.
Contraindicaciones: Hipersensibilidad a las inmunoglobulinas humanas, especialmente en los pacientes con deficiencia de IgG conocidos por tener anticuerpos anti-lgA.
Precauciones generales: Los pacientes con agammaglobulinemia o hipogammaglobulinemia grave que nunca han recibido una terapia de sustitución de inmunoglobulina o cuyo último tratamiento data de más de 8 semanas, pueden correr el riesgo de sufrir reacciones anafilactoides que en ocasiones llegan a provocar shock- cuando reciben inmunoglobulinas intravenosas en infusión IV rápida. En estos pacientes debe evitarse, pues, la infusión rápida; se controlarán constantemente los signos vitales, siendo necesario vigilar cuidadosamente al paciente durante toda la infusión. Debe disponerse de adrenalina y de una preparación corticosteroide parenteral para el tratamiento de una eventual reacción anafilactoide (véase Reacciones adversas). En muy contadas ocasiones, las inmunoglobulinas intravenosas pueden causar una caída rápida de la tensión arterial acompañada de los signos clínicos de anafilaxis, incluso en pacientes en los que una administración previa de inmunoglobulina es bien tolerada. Dado que las reacciones adversas pueden ser de tipo anafilactoide, ocurren ya sea inmediatamente después de comenzada la administración o bien con frecuencia en los 30-60 minutos siguientes; el paciente debe ser observado durante al menos 20 minutos después de la administración. Al igual que con otras preparaciones de inmunoglobulinas intravenosas, tras la administración de SANDOGLOBULINA® se han registrado esporádicamente, aumentos transitorios de los niveles de creatinina que en algunos pacientes condujeron a insuficiencia renal aguda, sobre todo en pacientes de edad avanzada con diabetes o algún trastorno preexistente de la función renal. La mayoría de los pacientes presentaban múltiples factores de riesgo y era la primera vez que recibían inmunoglobulinas intravenosas. Más del 50% de los pacientes que desarrollaron insuficiencia renal aguda recibieron > 0,4g/kg de peso corporal al día. En la mayoría de los casos el aumento fue leve, transitorio (5 a 12 días), y se observó a los 2 a 5 días de efectuada la infusión, pero en ocasiones podría ser necesario administrar un tratamiento de apoyo. Si el paciente presenta los cuadros descritos, éste debe ser adecuadamente hidratado antes de la infusión y se le pedirá (a él o a su cuidador) que comunique las disminuciones importantes de volumen urinario. Se han registrado unos pocos casos de hemólisis, habitualmente leve tras la infusión de SANDOGLOBULINA®, así como con otras preparaciones de inmunoglobulinas intravenosas. Estos casos, atribuidos a la transferencia de anticuerpos de tipo sanguíneo, son aparentemente fomentados por la transfusión sanguínea concomitante. Se ha registrado irritación meníngea aséptica con alteración pasajera del líquido cefalorraquídeo tras la infusión de SANDOGLOBULINA® y de otras preparaciones de inmunoglobulinas intravenosas, principalmente en pacientes con púrpura trombocitopénica idiomática y que recibían altas dosis de inmunoglobulinas intravenosas. La interrupción causó remisión en el lapso de unos días. Cuando se administran medicamentos preparados a partir de sangre o plasma humanos no se puede excluir totalmente la posibilidad de que se produzcan enfermedades infecciosas debidas a la transmisión de agentes infecciosos, pese a la cuidadosa selección de donadores y del material donado y a la inclusión de etapas de inactivación y eliminación víricas durante el proceso de fabricación. Lo mismo vale para los patógenos de naturaleza aún desconocidas. (véase también inocuidad vírica). Inocuidad respecto de la infección vírica: SANDOGLOBULINA® se prepara a partir del plasma procedente de donadores sanos, los que deben, en la medida de lo que el historial médico, los exámenes clínicos y las pruebas hematológicas de laboratorio permiten, estar exentos de agentes infecciosos detectables que puedan transmitirse por transfusión de sangre o de sus derivados. En particular, se realizan pruebas para detectar el antígeno de superficie del virus de la hepatitis B (HbsAg), los anticuerpos dirigidos contra el virus de la inmunodeficiencia humana de los tipos 1 y 2 (HIV-1, HIV-2) y el virus de la hepatitis C (HCV), mediante métodos apropiados, las que deben dar resultados negativos. Además, las pruebas para detectar anticuerpos contra HbsAg, HIV1/2 y HCV se repiten en los plasmas reunidos. El fraccionamiento con etanol se lleva a cabo según el procedimiento de Kistle-Nitshmann. En el proceso de fabricación de SANDOGLOBULINA® se han incluido etapas de eliminación e inactivación vírica. En general, la depuración vírica por mecanismo de eliminación e inactivación está documentada por diversos virus modelo. El método de fraccionamiento mediante el que se prepara SANDOGLOBULINA® a partir del plasma incluye numerosas etapas validadas de eliminación de virus con y sin envoltura. La inocuidad vírica del producto queda adicionalmente garantizada gracias a una etapa de inactivación vírica (pH4/pepsina) incluida en el proceso de elaboración. Este paso es capaz de inactivar los siguientes virus de ensayo: HIV-1, (retrovirus envuelto), virus de la seudorrabia (virus ADN envuelto), virus de la diarrea vírica bovina (virus ARN envuelto, modelo para HCV) y virus del bosque Semliki (virus ARN envuelto modelo para HCV) como complemento del mecanismo de eliminación/inactivación vírica existente, en el proceso de elaboración de SANDOGLOBULINA® se ha introducido la nanofiltración como parte adicional de la remoción de virus en el proceso de elaboración de SANDOGLOBULINA®. La capacidad del nanofiltrado de eliminar virus con o sin envoltura fue establecida mediante estudios de validación usando los siguientes virus modelo: HIV-1, virus de la diarrea vírica bovina, virus de seudorrabia, virus Sindibis y enterovirus bovino. Esta etapa adicional de remoción vírica tiene la capacidad de eliminar asimismo pequeños virus, como se demostró con el enterovirus bovino.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: No se ha realizado ningún estudio de reproducción animal con SANDOGLOBULINA® y la experiencia en mujeres embarazadas es limitada. Aunque no se han notificado efectos adversos en el feto ni en la capacidad de reproducción, SANDOGLOBULINA® deberá administrarse a las mujeres embarazadas sólo en caso estrictamente necesario. Las proteínas contenidas en SANDOGLOBULINA®, al ser constituyentes normales del plasma humano, puede excretarse en la leche materna sin efectos adversos en el lactante. Estas pueden ayudar a transferir protectores al neonato.
Reacciones secundarias y adversas: Los pacientes no familiarizados con las IgG sufren, por lo general, una mayor frecuencia de eventos adversos, también de carácter menor, que los pacientes adecuadamente mantenidos en terapia estándar. Si se respetan las contraindicaciones, las precauciones de empleo y las recomendaciones de posología y administración (véase las secciones correspondientes), es raro que se produzcan reacciones adversas graves con SANDOGLOBULINA®. Las reacciones menos graves, observadas usualmente durante o después de la infusión, son: cefalea, hipertemia, náuseas, vómito, diarrea, fatiga, malestar, mareos, escalofríos, sudoración, dolor de espalda, mialgia, rubefacción. Entre las reacciones adversas ocasionales se ha citado: abdominoalgias, cianosis, disnea, sensación de opresión o dolor torácico, rigidez, palidez, hipertensión, hipotensión y taquicardia. La mayoría de estos efectos están relacionados con la velocidad de infusión y pueden aliviarse reduciendo la velocidad o interrumpiendo temporalmente la infusión. En unos pacientes se han observado reacciones cutáneas (p.ej., eccema) varios días después de la administración de SANDOGLOBULINA® La hipotensión grave, el colapso circulatorio, y la pérdida de la conciencia suceden muy raramente. Si estas reacciones ocurren, se interrumpirá la infusión hasta que desaparezcan los síntomas, pudiendo indicarse un tratamiento con adrenalina, corticosteroides, algún antihistamínico y líquidos intravenosos. Como con otras preparaciones de inmunoglobulinas intravenosas, se han registrado disfunción renal transitoria, hemólisis e irritación meníngea aséptica en algunos pacientes (véase Advertencias y precauciones especiales de empleo)
Interacciones medicamentosas y de otro género: SANDOGLOBULINA® no debe mezclarse con ningún otro fármaco y se administrará siempre por una línea de infusión separada. La eficiencia de una inmunización activa puede verse menoscabada por un tratamiento simultáneo con inmunoglobulinas intravenosas. La administración de inmunoglobulinas puede reducir la eficacia de las vacunas de virus vivos atenuados al sarampión, rubéola, paperas y varicela. El trastorno puede durar hasta un año. En los niños que reciben dosis de 0,4-1,0 g de inmunoglobulinas tntravenosass/kg de peso corporal, para el tratamiento repetido deberá postergarse al menos unos 8 meses.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Tras la administración de inmunoglobulina, el aumento pasajero de los anticuerpos transferidos pasivamente a la sangre de los pacientes puede conducir a resultados engañosamente positivos en las pruebas serológicas.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: SANDOGLOBULINA® administrada por infusión IV a animales de laboratorio en dosis varias veces mayores que las dosis terapéuticas humanas no ejerció efectos tóxicos. No obstante, las pruebas toxicológicas efectuadas en animales tienen un valor predictivo limitado para el hombre pues (a) el volumen del líquido que acompaña a la administración única de una gran dosis produce una sobrecarga circulatoria, y (b) la administración repetida es impracticable debido a la formación de anticuerpos contra las proteínas heterólogas. Las proteínas contenidas en las preparaciones inmunoglobulinicas intravenosas, al ser elementos normales del cuerpo humano, no se estiman tóxicas para la especie humana. El amplio uso de SANDOGLOBULINA® y otras preparaciones inmunoglobulínicas durante más de 10 años no han relevado ningún potencial tóxico mutagénico ni oncogénico.
Dosis y vías de administración: Vía de administración: SANDOGLOBULINA® se administra por infusión intravenosa. Dosis: la dosis y regímenes posológicos a aplicar dependen de la indicación (sustitución o inmunomodulación), del cuadro inmunitario del paciente, de la gravedad de la enfermedad y de la tolerancia individual. Es probable que la posología deba adaptarse a cada paciente. Los siguientes regímenes posológicos se dan sólo a modo de guía: terapia de sustitución en síndromes de inmunodeficiencia primaria: la dosis inicial aconsejada es de 0,4-0,8 g/kg de peso corporal (más frecuentemente 0,4 g/kg de peso corporal) cada 3 a 4 semanas. La dosis y el intervalo posológico deben ser ajustados para mantener una concentración plasmática mínima de lgG al menos 4-6g/l. Una vez iniciada la terapia, se necesitan de 3 a 6 meses para alcanzar el nivel final deseado. La dosis necesaria para alcanzar un nivel mínimo de 6g/l gira en torno a los 0,2-0,8g/kg de peso corporal /mes. El intervalo posológico, una vez alcanzando el estado estacionario, varía entre 2 y 4 semanas. Terapia de sustitución en síndromes de inmunodeficiencia secundaria: 0,2-0,4 g/kg de peso corporal cada 3-4 semanas. Para evitar la infección en los individuos que reciben aloinjertos de médula ósea, se recomienda una dosis de 0,6 g/kg de peso corporal, ésta puede administrarse una vez, 7 días antes del transplante y repetirse a intervalos semanales durante los tres primeros meses después del transplante, y a intervalos mensuales durante los 9 meses siguientes: púrpura trombocitopénica (inmunológica) idiomática (PTI): inicialmente se administrarán 0,4 g/kg de peso corporal durante 2-5 días seguidos o 0,8-1 g/kg de peso corporal de una vez o durante los días 1 y 3. Si fuera necesario, se seguirá administrando 0,4 g/kg de peso corporal cada 1-4 semanas para que el recuento de plaquetas se mantenga en un nivel adecuado. Síndrome de Kawasaki: 1-6 - 2,0 g/kg de peso corporal suministrados en varias administraciones durante 2-5 días, o una dosis única de 2 g, generalmente como suplemento de una terapia estándar con preparaciones de ácido acetilsalicílico. Síndrome de Guillain-Barré y polineuropatía desmielinizante inflamatoria crónica: 0,4 g/kg de peso corporal diarios durante 5 días consecutivos. Los pacientes que responden, inicialmente continúan mejorando durante una semana, y luego recaen, podrán beneficiarse de un segundo ciclo de tratamiento con SANDOGLOBULINA®. Modo de uso: según las necesidades del paciente, el liofilizado puede disolverse en una solución de cloruro de sodio al 0,9%, en agua para inyectables, o en una solución de dextrosa al 5%. La concentración de SANDOGLOBULINA® en cualquiera de estas soluciones para infusión IV puede oscilar entre 3 y 12%, según el volumen utilizado. Obsérvese que una solución al 3% de SANDOGLOBULINA® en agua para inyectables es hipotónica (192 mOsm/Kg) a los pacientes tratados con SANDOGLOBULINA® por primera vez se infundirá una solución a una velocidad inicial de 0,5-1,0 ml/min (unas 10-20 gotas/min con un perfusor convencional para adultos). En los niños pequeños, la infusión debe efectuarse a una velocidad inicial de 1-2 mg/kg de peso corporal/min. En los pacientes que recibiendo SANDOGLOBULINA® regularmente la toleren bien, se pueden utilizar concentraciones mayores; en estos casos, la infusión comenzará siempre a velocidad lenta, siendo preciso vigilar estrechamente al paciente cuando se aumenta progresivamente la velocidad.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: No se han registrado casos de sobredosis con SANDOGLOBULINA®, pero si ello ocurriese, no cabe esperar ningún efecto grave.
Presentaciones: Caja que contiene un frasco ámpula con 1 g de SANDOGLOBULINA® y 33 ml de diluyente, con un juego de transferencia, microperfusión y perfusión. Caja que contiene un frasco ámpula con 3 g de SANDOGLOBULINA® y 100 ml de diluyente, con un juego de transferencia y perfusión. Caja que contiene un frasco ámpula con 6 g de SANDOGLOBULINA® y 200 ml de diluyente, con un juego de transferencia y perfusión. Caja que contiene un frasco ámpula con 12 g de SANDOGLOBULINA® y 200 ml de diluyente, con un juego de transferencia, y perfusión. Todo con instructivo anexo. El diluyente se proporciona para facilitar la preparación de la solución, pero ésta puede ser preparada con otro tipo de diluyente. Léase la sección "Modo de uso" que aparece previamente.
Recomendaciones para el almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 25°C. Protéjase de la luz. Consérvese la caja bien tapada.
Leyendas de protección: Este medicamento es de empleo delicado. Léase instructivo anexo. No se use en el embarazo. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica. No se administre si el cierre ha sido violado.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en Suiza por: CSL Behring AG., Wankdorfstrasse 10, CH-3000 Berna 22, Suiza. Para Productos Farmacéuticos, S.A. de C.V., Km 4.2 carretera a Pabellón de Hidalgo Rincón de Romos 202420, Aguascalientes, México. Acondicionado y Distribuido por: CSL Behring, S.A. de C.V. Lago Bangueolo No 27 Col. Granada. CP. 11520, México, D.F.
Número de registro del medicamento: 05093 SSA IV.
Clave de IPPA: AEAR-07330021990145/RM2008

Principios Activos de Sandoglobulina

Patologías de Sandoglobulina

Laboratorio que produce Sandoglobulina