Toxoide diftérico

Sinónimos.

Antitoxina diftérica.

Acción terapéutica.

Inmunógeno. Vacuna antidiftérica.

Propiedades.

Es la exotoxina de las cepas toxigénicas del Corynebacterium diphtheriae, destoxificada por algún método adecuado (por ej.: tratamiento con formaldehído) que no elimine su capacidad de inducir la formación de anticuerpos protectores contra la toxina diftérica nativa. La vacunación antidiftérica completa con el toxoide diftérico provee protección durante 10 años. La protección incluye la eliminación del riesgo de enfermedad o la disminución de su severidad, pero no afecta la portación del microorganismo productor de la exotoxina en la piel o la faringe. En general se usa combinada con el toxoide tetánico (vacuna doble) y con el toxoide tetánico y la bacteria Bordetella pertussis inactivada (vacuna triple).

Indicaciones.

Inmunización activa preventiva contra la intoxicación diftérica.

Dosificación.

Se administra exclusivamente por vía IM. Niños menores de 1 año: tres dosis de 12,5 unidades Lf de toxoide diftérico, separadas entre sí por 4 a 8 semanas, seguidas por una cuarta dosis de refuerzo a los 6 a 12 meses de la tercera dosis. Niños de 1 a 7 años: dos dosis de 12,5 unidades Lf de toxoide diftérico, separadas entre sí por 4 a 8 semanas, seguidas por una cuarta dosis de refuerzo a los 6 a 12 meses de la tercera dosis. Mayores de 7 años: dos dosis de 2 unidades Lf de toxoide diftérico, separadas entre sí por 4 a 8 semanas, seguidas por una cuarta dosis de refuerzo a los 6 a 12 meses de la tercera dosis. Una interrupción o retraso en la administración de las dosis no provoca alteraciones en el resultado de la inmunización final, por ello no es necesario reiniciar la serie en esos casos. La administración de una dosis de mantenimiento de 2 unidades Lf de toxoide diftérico cada 10 años, luego de completada una serie, asegura la inmunidad sin necesidad de reiniciar la serie. Nota: en todos los casos se administra la vacuna doble con la que se obtiene protección contra tétanos e intoxicación diftérica en forma simultánea.

Reacciones adversas.

Manifestaciones locales como eritema, induración, nódulos. Reacciones sistémicas: mareos, vómitos, anorexia, llanto persistente, fiebre, escalofrío, mialgia y dolor de cabeza. Reacciones de hipersensibilidad del tipo Arthus pueden presentarse en personas con un título muy alto de anticuerpos antitoxina obtenido por inmunizaciones repetidas y frecuentes con el toxoide. En algunos casos se han observado complicaciones neurológicas, como convulsiones, encefalopatía, mononeuropatías y polineuropatías, incluido síndrome de Guillain-Barré. También urticaria, erupciones, artralgias y anafilaxia severa.

Precauciones y advertencias.

Los adultos deben recibir la formulación que posea menor cantidad de toxoide diftérico, para evitar reacciones de hipersensibilidad del tipo Arthus. No debe procederse a la vacunación reiterada (reinicio de la serie o refuerzo con más frecuencia que uno cada 10 años) con toxoide diftérico o sus asociaciones, debido al riesgo de reacciones de hipersensibilidad. En caso de dudas es preferible administrar la antitoxina antidiftérica. No administrar a pacientes trombocitopénicos o afectados por otros desórdenes de la coagulación. Los individuos con alteraciones en la respuesta inmunitaria (tratamiento con corticoides, enfermos de sida) pueden no responder en forma adecuada. Las dosis a administrar a una mujer embarazada o en edad de embarazo no deben ser mayores a 2 unidades Lf de toxoide diftérico.

Interacciones.

Inmunosupresores; interfieren el desarrollo de anticuerpos.

Contraindicaciones.

Personas que lleven al día su vacunación inicial y refuerzos. Hipersensibilidad evidenciada previamente al toxoide diftérico o al timerosal (conservante). Enfermedades febriles (retrasar la inmunización hasta la curación).

Sobredosificación.

La aplicación muy frecuente puede causar trastornos de hipersensibilidad muy severos.

Principios activos que interaccionan con Toxoide diftérico