VEMATINA®

CRYOPHARMA

Denominación genérica: Valproato de magnesio.
Forma farmacéutica y formulación: Cada tableta con cubierta entérica de VEMATINA® contiene: Valproato de magnesio 200 y 400 mg. Equivalente a 185.6 mg y 371.2 mg de ácido valproico. Excipiente cbp 1 tableta.
Indicaciones terapéuticas: VEMATINA® (valproato de magnesio; ácido valproico) es un medicamento antiepiléptico que está indicado en el tratamiento de diversas formas de epilepsia, sobre todo las convulsiones tónico-clónicas generalizadas y mioclónicas (gran mal), las crisis de ausencia (pequeño mal) y las convulsiones mioclónicas. VEMATINA® también se utiliza en el tratamiento del espasmo infantil, los episodios de manía de los trastornos bipolares (enfermedad maniaco-depresiva) y para la prevención de las migrañas.
Farmacocinética y farmacodinamia: El ácido valproico es un agente anticonvulsivo derivado del ácido carboxílico cuyo mecanismo de acción se desconoce, pero cuyos efectos posiblemente se deben a que aumenta los niveles de ácido gamma-aminobutírico (GABA) en el tejido cerebral. También disminuye el catabolismo enzimático del GABA y se ha comunicado que actúa en los receptores polisinápticos aumentando la actividad inhibitoria del GABA. El principio de su efecto puede requerir de una semana o más de tratamiento y se puede utilizar junto con otros agentes convulsivos. Estudios recientes han demostrado que el ácido valproico es más eficaz cuando se administra como sal magnésica en vez de sódica o en forma de ácido libre y que en tal modalidad produce menos efectos colaterales. El ácido valproico se absorbe con rapidez y por completo en el tubo digestivo después de su administración oral; los alimentos retardan la velocidad pero no la magnitud de su absorción. La biodisponibilidad del ácido valproico es de casi 100%. Las concentraciones sanguíneas máximas se obtienen en un lapso de 3 a 12 horas cuando se administran las grageas con capa entérica. El ácido valproico es metabolizado ampliamente en el hígado, sobre todo por glucuronidación, y el resto es metabolizado a través de diversas rutas complejas. Al parecer, este fármaco no tiene la propiedad de mejorar o acelerar su propio metabolismo, pero éste aumenta bajo la acción de otros medicamentos que inducen a la formación de enzimas hepáticas microsomales. El metabolismo del ácido valproico también es afectado por factores como edad, dieta y dosificación. El ácido valproico cruza la barrera placentaria y pequeñas cantidades del mismo son excretadas en la leche materna. Se une en alto grado a proteínas plasmáticas (desde 80% hasta 95%), dependiendo de la concentración sanguínea del fármaco. Durante los primeros meses del embarazo la proporción es de 90% y disminuye a 74% al término del mismo; no obstante, se han comunicado concentraciones libres de 56% a 68% en los últimos meses de la gestación, a causa del desplazamiento por otras sustancias endógenas, como son los ácidos grasos libres. En los recién nacidos se ha comunicado una unión a proteínas de 84% a 90%. Las vidas medias comunicadas para el ácido valproico son del orden de 5 a 20 horas, siendo más breves en epilépticos que reciben tratamiento con múltiples agentes anticonvulsivos. Solamente la forma libre tiene actividad terapéutica, ya que es la que se difunde hacia el tejido cerebral. Las concentraciones terapéuticas del ácido valproico fluctúan entre 40 y 100 mcg/ml (280 a 700 mOsm/L). El ácido valproico se distribuye principalmente en el líquido extracelular y en el plasma. La penetración subsiguiente en los tejidos es muy limitada. El volumen aparente de distribución del valproato es entre 0.1 y 0.4 L/Kg. En el líquido cefalorraquídeo se alcanzan niveles de valproato similares a los niveles plasmáticos, en tanto que en el tejido cerebral se halla en proporción de 6.8% a 27.9% respecto de los niveles plasmáticos. Es metabolizado casi por completo antes de su excreción. Solamente 1% a 3% de la dosis administrada se encuentra inalterada en la orina. Una vez conjugado es excretado con rapidez en la orina (alrededor de 70% de la dosis administrada).
Contraindicaciones: El uso de VEMATINA® está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad al ácido valproico o sus derivados o a cualquier componente de su fórmula. Tampoco se debe utilizar en caso de enfermedad o disfunción hepática importante ni en personas con trastornos del ciclo de la urea.
Precauciones generales: Se utilizará con precaución todo medicamento que contenga ácido valproico en pacientes que estén recibiendo anticoagulantes orales o múltiples anticonvulsivos. Los enfermos con trastornos metabólicos congénitos o convulsivos que cursan con retardo mental, sobre todo niños de menos de 2 años de edad, al parecer corren más riesgo de presentar reacciones adversas. Puede presentarse hiperamonemia, incluso en pacientes sin anormalidades de las enzimas hepáticas; las elevaciones asintomáticas del amoniaco requieren de una vigilancia continua. Se considerará la suspensión del medicamento si persisten los aumentos en las concentraciones. Se tendrá en cuenta la posibilidad de una encefalopatía hiperamonémica en caso de letargo inexplicable, vómito o cambios en el estado mental, y habrá que determinar el amoniaco en suero. Se suspenderá la administración de valproato en enfermos sintomáticos con elevación del amoniaco en suero, se tratará la hiperamonemia y se evaluará a los pacientes por si presentan trastornos del ciclo de la urea. En algunos pacientes se ha llegado a presentar pancreatitis, la cual puede ser hemorrágica y agravarse con rapidez; esta enfermedad puede ocurrir poco después de comenzar el tratamiento o después de varios años de iniciado el mismo. Se recomienda vigilar estrechamente a los pacientes por si presentan náusea, vómito, anorexia y dolor abdominal. Se suspenderá el valproato si ocurre pancreatitis. Puede presentarse trombocitopenia relacionada con la dosis.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Hay evidencia de que el ácido valproico, al igual que muchos fármacos antiepilépticos, representa un riesgo para el feto humano, pero los beneficios potenciales de su uso en mujeres embarazadas pueden ser aceptables pese a los riesgos potenciales. Puesto que el ácido valproico es excretado en pequeñas cantidades en la leche materna, se tendrá precaución si se administra a mujeres en fase de lactación.
Reacciones secundarias y adversas: El tratamiento con ácido valproico puede acompañarse, con mayor o menor frecuencia, de las siguientes reacciones adversas: Sistema nervioso central: somnolencia, hiperactividad, inquietud, irritabilidad, confusión, malestar, cefalea, ataxia, desvanecimiento, astenia; encefalopatía hiperamonémica (en pacientes con trastornos del ciclo de la urea). Sistema endocrino y metabolismo: hiperamonemia, alteraciones en la oxidación de ácidos grasos, deficiencia de carnitina. Sistema gastrointestinal e hígado: náusea, vómito, diarrea, dispepsia, estreñimiento, pancreatitis, aumento de peso; insuficiencia hepática (puede ser letal), elevación transitoria de enzimas hepáticas. Sistema hematológico: trombocitopenia (aumenta el riesgo en grado importante con valores en suero de más de 110 mcg/ml (mujeres) o más de 135 mcg/ml en hombres), tiempo de sangría prolongado. Sistema neuromuscular y esquelético: temblores. Oculares: visión borrosa, diplopía. Piel y anexos: alopecia, eritema multiforme.
Interacciones medicamentosas y de otro género: El ácido valproico desplaza a la fenitoína y el diacepam de los sitios de unión a proteína, lo mismo que a la aspirina y la fenilbutazona, y esto puede conllevar un efecto tóxico. El ácido valproico aumenta en grado importante las concentraciones de fenobarbital en suero en pacientes que reciben fenobarbital o primidona; también aumenta las concentraciones de zidovudina, amitriptilina o nortriptilina. El fármaco inhibe el metabolismo de la fenitoína. Las concentraciones séricas de ácido valproico disminuyen con la administración de fenobarbital, primidona, fenitoína, carbamazepina y meropenem. El felbamato aumenta las concentraciones plasmáticas de ácido valproico y los antiácidos intensifican su absorción intestinal. La administración concomitante de risperidona y ácido valproico puede ocasionar edema generalizado. El tratamiento con ácido valproico aumenta los requerimientos de carnitina; el alimento puede disminuir la intensidad pero no la magnitud de la absorción del fármaco.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: El ácido valproico puede ocasionar resultados falsos positivos en las pruebas para cetonas urinarias. También causa anormalidades en los resultados de las pruebas de funcionamiento hepático y en las pruebas de coagulación sanguínea.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: No se han comunicado efectos carcinógenos, mutágenos, teratógenos o sobre la fertilidad.
Dosis y vía de administración: La dosificación recomendada para VEMATINA® tanto en niños como en adultos es de 15 mg/Kg/24 horas, pudiendo aumentarse cada semana 10 mg/Kg/24 horas hasta lograr el control de las convulsiones o hasta que aparezcan efectos colaterales que impidan un mayor aumento en la dosis. La dosis máxima recomendada es de 60 mg/Kg/24 horas. La dosis de mantenimiento suele ser de 30 a 60 mg/Kg/24 horas fraccionados en dos a tres tomas.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: Las manifestaciones clínicas de la sobredosificación consisten en somnolencia y estado de coma. Se trata la sobredosis con medidas de apoyo. Se mantiene un gasto urinario adecuado, se vigilan los signos vitales y el equilibrio hidroelectrolítico. La naloxona revierte la depresión respiratoria y del sistema nervioso central, pero también revierte los efectos anticonvulsivos del ácido valproico. El ácido valproico no es dializable.
Presentación(es): VEMATINA® Tabletas. Caja de cartón con 20, 40 y 100 tabletas con capa entérica con 200 mg. VEMATINA® Tabletas. Caja de cartón con 10 y 20 tabletas con capa entérica con 400 mg. VEMATINA® Tabletas. Caja de cartón con 40 tabletas con capa entérica con 200 mg. Clave 2622 genérico VALPROATO DE MAGNESIO. Todas las presentaciones en envase de burbuja.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. Este medicamento es de empleo delicado. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños.
Nombre y domicilio del laboratorio: LABORATORIOS CRYOPHARMA, S.A. de C.V. Km. 22.5 Carretera Guadalajara-Morelia, 45640. Tlajomulco de Zúñiga, Jal. Oficinas en México: Calzada de los Leones 130, Colonia Alpes. 01010. México, D.F.
Número de registro del medicamento: 366M2000 SSA IV (14 de Septiembre de 2000).
Clave de IPPA: IEAR-0436102583/RM2004