AMSATI®

AMSA

Denominación genérica: Azitromicina.
Forma farmacéutica y formulación: Cada cápsula contiene: azitromicina dihidratada equivalente a 500 mg de azitromicina base. Excipiente, c.b.p. 1 cápsula.
Indicaciones terapéuticas: La azitromicina es un antibiótico macrólido, similar en estructura a la eritromicina, que actúa al unirse a la subunidad ribosomal 50s de los microorganismos susceptibles, por lo que interfiere en la síntesis de proteínas. La síntesis de ácidos nucleicos no es afectada. La azitromicina está indicada en las infecciones causadas por organismos susceptibles, en infecciones del tracto respiratorio inferior que incluyen bronquitis y neumonía, así como infecciones de la piel y tejidos blandos; en otitis media y en infecciones del tracto respiratorio superior que incluyen sinusitis y faringoamigdalitis. La penicilina es generalmente el medicamento de elección en el tratamiento de faringitis por Streptococcus pyogenes, así como en la profilaxis de la fiebre reumática. La azitromicina es generalmente efectiva en la erradicación de Streptococcus de la orofaringe; sin embargo, en el momento actual no existen datos disponibles que establezcan la eficacia de la azitromicina en la prevención subsecuente de la fiebre reumática. En infecciones transmitidas sexualmente, azitromicina está indicada tanto en el hombre como en la mujer, en el tratamiento de infecciones genitales no complicadas debidas a Chlamydia trachomatis. También está indicada para el tratamiento de chancroide debido a Haemophilus ducreyi. También está indicada en el tratamiento de infecciones genitales no complicadas debidas a Neisseria gonorrhoeae que no sea multirresistente. Deberá excluirse la infección concomitante de Treponema pallidum.
Farmacocinética y farmacodinamia: Luego de la administración oral, la azitromicina es rápidamente absorbida y distribuida en el organismo. Se concentra dentro de los lisosomas celulares, dando como resultado una concentración más alta en los tejidos que en el plasma. Las altas concentraciones en los tejidos no deben ser interpretadas como una mayor eficacia clínica, pues la actividad antimicrobiana de la azitromicina está relacionada con el pH, y el pH de los lisosomas celulares es bajo. Es eliminada inalterada por la bilis. Propiedades farmacodinámicas: el mecanismo de acción de la azitromicina es mediante la inhibición de la síntesis de proteínas por la bacteria gracias a su unión a la subunidad 50s ribosomal, evitando la translocación de péptidos. La azitromicina ha demostrado actividad in vitro contra un amplio espectro de bacterias aeróbicas (grampositivas y gramnegativas) y anaeróbicas. Patógenos de las enfermedades transmitidas por contacto sexual: la azitromicina es activa contra Chlamydia trachomatis y también muestra buena actividad contra Treponema pallidum, Neisseria gonorrhoeae y Haemophilus ducreyi. Propiedades farmacocinéticas: después de su administración vía oral en humanos, la azitromicina se distribuye ampliamente en todo el cuerpo. Su biodisponibilidad es aproximadamente de 37%. La administración de cápsulas de azitromicina después de una comida abundante disminuye su biodisponibilidad en aproximadamente 50%. El tiempo requerido para alcanzar los niveles plasmáticos máximos es de dos a tres horas. La vida media terminal de eliminación plasmática refleja estrechamente la vida media de depleción tisular de dos a cuatro días en los voluntarios de edad avanzada (mayores de 65 años). Después de un régimen de cinco días, se observaron valores del área bajo la curva ligeramente mayores a los observados en los voluntarios jóvenes (menores de 40 años), pero éstos no se consideraron de significado clínico y, por lo tanto, no se recomienda un ajuste en la dosis. En estudios en animales, se han observado altas concentraciones de azitromicina en fagocitos. En modelos experimentales se ha observado que hay mayor liberación de azitromicina durante la fagocitosis activa que cuando se compara con fagocitos no estimulados. En los modelos animales esto da por resultado la liberación de altas concentraciones de azitromicina en el sitio de la infección. Los estudios de farmacocinética en humanos han demostrado niveles de azitromicina mucho más elevados en los tejidos que en el plasma (hasta 50 veces la concentración máxima observada en el plasma) lo que indica que la azitromicina se une fuertemente a los tejidos. Después de una dosis de 500 mg, la concentración en los tejidos blanco como pulmón, amígdalas y próstata sobrepasa las CIM90 para los probables patógenos en dichos tejidos. Después de la administración por vía intravenosa del antibiótico, aproximadamente 12% se excreta en la orina en los tres días siguientes como medicamento no modificado, la mayor parte en las primeras 24 horas. La ruta principal de eliminación de azitromicina es la excreción biliar del compuesto no metabolizado después de su administración por vía oral. Se han encontrado concentraciones muy altas de medicamento sin cambio en la bilis humana, junto con 10 metabolitos formados por N y O desmetilación, por hidroxilación de los anillos dexomina y aglicona y por rompimiento del conjugado cladinosa. La comparación de los niveles alcanzados en los tejidos por los métodos microbiológicos y de cromatografía líquida de alta presión sugiere que los metabolitos no juegan ningún papel en la actividad microbiológica de la azitromicina. Después de la administración de una dosis única de 1 g de azitromicina por vía oral, la farmacocinética en sujetos con insuficiencia renal de leve a moderada (IFG 10-80 ml/min) no fue afectada. Se observaron diferencias estadísticamente significativas en el ABC0-120 (8,8 mg·hora/ml vs. 11,7 mg·hora/ml), Cmáx (1,0 mg/ml vs. 1,6 mg/ml) y CLr (2,3 ml/min/kg vs. 0,2 ml/min/kg) entre el grupo con insuficiencia renal severa (IFG < 10 ml/min) y el grupo con función renal normal. En pacientes con insuficiencia hepática leve (clase A) a moderada (clase B), no existe evidencia de modificaciones importantes de farmacocinética de azitromicina en el suero, comparativamente con pacientes con funcionamiento hepático normal. Parece ser que en estos pacientes aumenta la recuperación urinaria de azitromicina, probablemente para compensar la disminución en la eliminación hepática.
Contraindicaciones: El uso de azitromicina está contraindicado en pacientes con antecedentes de reacciones alérgicas a la misma o a cualquiera de los antibióticos macrólidos. También está contraindicado durante el embarazo, lactancia e insuficiencia renal.
Precauciones generales: Como ocurre con la eritromicina y con otros macrólidos, se han reportado rara vez casos de reacciones alérgicas graves, incluyendo angioedema y anafilaxia (rara vez fatal). Algunas de estas reacciones con azitromicina han resultado en síntomas recurrentes, requiriendo de periodos más prolongados de observación y tratamiento. No se dispone de información concerniente al uso de azitromicina en pacientes con depuración de creatinina > 40 ml/min; por lo anterior, debe tenerse precaución antes de prescribir azitromicina a estos pacientes. Debido a que el hígado es la principal vía de eliminación de azitromicina, debe usarse con precaución en pacientes con patología hepática importante. En pacientes a los que se les administra derivados del ergot, se ha precipitado ergotismo al administrarse simultáneamente con algunos antibióticos macrólidos. No se dispone de información relativa a la posibilidad de interacciones entre ergot y azitromicina. Sin embargo, debido a la posibilidad teórica de ergotismo, no se deberá administrar simultáneamente azitromicina y los derivados del ergot. Como ocurre con cualquier antibiótico, se debe vigilar la aparición de signos de superinfección con organismos no susceptibles, incluyendo hongos. Los pacientes tratados con azitromicina pudieran presentar mareos, vértigo, convulsiones o somnolencia, lo que en determinado momento pudiera afectar la capacidad para manejar vehículos de motor y operar maquinaria.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Debido a que la azitromicina se elimina principalmente por el hígado, debe tenerse precaución al administrarse en pacientes con función hepática dañada, al igual que con los pacientes con función renal dañada. Este medicamento no debe ser ingerido junto con las comidas. Los pacientes deben ingerir la azitromicina por lo menos una hora antes de las comidas o por lo menos dos horas después de las comidas. Los estudios de reproducción animal han demostrado que la azitromicina atraviesa la placenta, pero no revelaron evidencias de daño al feto. No se ha establecido la seguridad para su uso durante el embarazo y la lactancia. Sólo deberá utilizarse en la mujer embarazada o lactando cuando no existan alternativas adecuadas disponibles. La efectividad y seguridad para el tratamiento de otitis media aguda y neumonía adquirida en la comunidad en niños menores de 6 años aún no han sido establecidas. La efectividad y seguridad para el tratamiento de faringitis y amigdalitis adquirida en la comunidad en niños menores de 2 años aún no han sido establecidas.
Reacciones secundarias y adversas: Azitromicina es bien tolerada con una baja frecuencia de efectos colaterales. En estudios clínicos, las siguientes reacciones adversas fueron reportadas. Gastrointestinales: náusea, vómito, diarrea, heces blandas, malestar abdominal (dolor, cólicos) y flatulencias. Hematopoyético: en estudios clínicos, ocasionalmente se han observado episodios transitorios de neuropenia leve, aunque no se ha establecido una relación causal con azitromicina. Hígado/vías biliares: alteración de las pruebas de funcionamiento hepático. Piel y anexos: reacciones alérgicas, incluyendo rash y angioedema. Organos de los sentidos: deterioro auditivo, incluyendo pérdida de la audición y/o tinnitus en algunos pacientes que reciben azitromicina. Muchos de éstos han sido asociados con el uso prolongado de dosis elevadas en estudios de investigación. En tales casos, cuando la información de seguimiento estuvo disponible, la mayoría de los eventos fueron reversibles. En estudios de fase postcomercialización, las siguientes reacciones adversas se han reportado. Gastrointestinal: anorexia, vómito/diarrea (rara vez causando deshidratación), dispepsia, constipación, colitis pseudomembranosa, pancreatitis y en raras ocasiones cambios en la coloración de la lengua. Organos de los sentidos: se han reportado casos raros de alteraciones en la percepción del gusto. Genitourinario: nefritis intersticial e insuficiencia renal aguda. Hematopoyético: trombocitopenia. Hígado/vías biliares: anormalidades en la función hepática, incluyendo hepatitis e ictericia colestática, así como raros casos de necrosis e insuficiencia hepática, que rara vez han provocado la muerte. Sin embargo, no se ha establecido una relación causal. Musculosquelético: artralgia. Psiquiátrico: reacciones agresivas, nerviosismo, agitación y ansiedad. Reproductivo: vaginitis. Sistema nervioso central y periférico: mareos/vértigo, convulsiones (observados con otros macrólidos), cefalea, somnolencia, parestesia e hiperactividad y síncope. Piel y anexos: se han presentado reacciones alérgicas, incluyendo prurito, rash, fotosensibilidad, edema, urticaria y angioedema. Se han reportado en rara vez reacciones cutáneas serias, incluyendo eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica. Cardiovasculares: se han reportado palpitaciones y arritmias, incluyendo taquicardia ventricular (al igual que con otros macrólidos) aunque su relación causal con azitromicina no ha sido establecida; hipotensión. Organismo en general: se ha informado astenia, aunque no se ha establecido una reacción causal. También se ha reportado malestar general, moniliasis y anafilaxia (rara vez fatal), aunque no se ha demostrado una relación causal (véase Precauciones generales).
Interacciones medicamentosas y de otro género: Antiácidos: en un estudio de farmacocinética que investigó los efectos de la administración simultánea de antiácidos con azitromicina, no se observó ningún efecto sobre la biodisponibilidad como tal, aunque la concentración sérica máxima se redujo aproximadamente 25%. Aquellos pacientes que reciban tanto azitromicina como antiácidos, no deberán tomar estos medicamentos en forma simultánea. Cetirizina: en voluntarios sanos, la administración conjunta de azitromicina durante 5 días con cetirizina 20 mg no produjo interacciones farmacológicas ni cambios significativos en el intervalo QT. Didanosina: la administración simultánea de dosis diarias de 1.200 mg/día de azitromicina con 400 mg/día de didanosina en 6 pacientes con VIH, no afectó la farmacocinética de didanosina, comparativamente con placebo. Digoxina: se ha informado que algunos antibióticos macrólidos alteran el metabolismo microbiano de la digoxina en el intestino en ciertos pacientes. Debe tenerse en mente la posibilidad de que la digoxina alcance concentraciones elevadas en pacientes que reciben azitromicina (un antibiótico azálido relacionado con los macrólidos) y digoxina. Zidovudina: la administración de dosis única de 1.000 mg de zidovudina y de dosis repetidas de 1.200 o de 600 mg de azitromicina tuvo poco efecto en la farmacocinética plasmática o la eliminación urinaria de zidovudina o de su metabolismo glucurónido. Sin embargo, la administración de azitromicina aumentó la concentración de zidovudina fosforilada, el metabolito clínicamente activo, en células mononucleares de sangre periférica. Es poco clara la importancia clínica de este hallazgo, pero puede resultar beneficioso para los pacientes. Azitromicina no interactúa de modo significativo con el citocromo hepático P-450. Se piensa que no existen interacciones farmacocinéticas como las observadas con eritromicina y otros macrólidos. La inducción o inactivación del citocromo hepático P-450 no se presenta con azitromicina. Ergotamínicos: debido a la posibilidad teórica de ergotismo, no se recomienda el uso concomitante de azitromicina con los derivados de los ergotamínicos. Se han llevado a cabo estudios farmacocinéticos entre azitromicina y los siguientes medicamentos que se conoce tienen metabolismo extenso mediado por citocromo P-450. Atorvastatina: la administración conjunta de atorvastatina (10 mg/día) y azitromicina (500 mg/día) no alteró la concentración plasmática de atorvastatina (basado en una prueba de inhibición de HMG CoA-reductasa). Carbamazepina: en un estudio de interacción farmacocinética en voluntarios sanos, no se observó efecto significativo en los niveles plasmáticos de carbamazepina o su metabolito activo en pacientes que recibían azitromicina en forma concomitante. Cimetidina: en un estudio de farmacocinética que investigó los efectos de una dosis única de cimetidina, administrada 2 horas antes que la azitromicina, no se observó ninguna alteración en la farmacocinética de esta última. Anticoagulantes orales del tipo de la cumarina: en un estudio de interacción farmacocinética, la azitromicina no modificó el efecto anticoagulante de una dosis única de 15 mg de warfarina cuando se administró a voluntarios sanos. En estudios postcomercialización ha habido reportes de potenciación de la anticoagulación a consecuencia de la administración concomitante de azitromicina y anticoagulantes cumarínicos por vía oral. Aunque no se ha demostrado una relación causal, debe tomarse en consideración la frecuencia de monitoreo del tiempo de protombina cuando azitromicina es usada en pacientes que reciben anticoagulantes orales comunes. Ciclosporina: en un estudio de farmacocinética en voluntarios sanos a los que se les administró 500 mg/día de dosis oral de azitromicina por tres días y después se les administró una dosis única oral de 10 mg/kg de ciclosporina, la Cmáx de ciclosporina resultante y ABC0-5 se encontró que fueron significativamente elevados. Por esta causa, debe tenerse precaución antes de considerar la administración conjunta de estas drogas. Si es necesario la coadministración, deberán vigilarse los niveles de ciclosporina y ajustar la dosis de acuerdo con las necesidades. Efavirenz: la administración conjunta de una dosis única de 600 mg de azitromicina y 400 mg de efavirenz diario por 7 días, no produjo interacciones farmacocinéticas clínicamente significativas. Fluconazol: la administración conjunta de una dosis única de 1.200 mg de azitromicina, no alteró la farmacocinética de la administración de una dosis única de 800 mg de fluconazol. La exposición total de la vida media de azitromicina permaneció sin cambios con la administración conjunta de fluconazol. Sin embargo, se observó un descenso clínicamente no significativo en Cmáx (18%) de azitromicina. Indinavir: la administración conjunta de una dosis única de 1.200 mg de azitromicina no tuvo efecto estadísticamente significativo sobre la farmacocinética de indinavir cuando se administró en dosis de 800 mg 3 veces al día durante 5 días. Metilprednisolona: en un estudio de farmacocinética llevado a cabo en voluntarios sanos, azitromicina no tuvo efectos significativos en la farmacocinética de metilprednisolona. Midazolam: en voluntarios sanos, la administración conjunta de azitromicina 500 mg al día durante 3 días no produjo cambios clínicamente significativos en la farmacocinética y farmacodinamia de una dosis única de 15 mg de midazolam. Nelfinavir: la administración conjunta de azitromicina 1.200 mg y nelfinavir (750 mg 3 veces al día) no produjo efecto clínico significativo. No es necesario realizar ajuste de dosis. Rifabutina: la administración simultánea de azitromicina y de rifabutina no modifica las concentraciones séricas de ninguno de los medicamentos. Se ha observado neutropenia en pacientes a los que concomitantemente se les administró azitromicina y rifabutina. En esta combinación no se ha encontrado una relación causal con azitromicina. Sildenafil: en voluntarios sanos, no hubo evidencia de efecto de azitromicina (500 mg al día por 3 días) sobre el ABC y Cmáx de sildenafil o de su principal metabolito circulante. Teofilina: no hay evidencia de interacción farmacocinética cuando se administran en forma conjunta azitromicina y teofilina a voluntarios sanos. Terfenadina: estudios de farmacocinética no han informado evidencia de interacción entre azitromicina y terfenadina. Ha habido raros casos reportados donde la probabilidad de tal interacción podría no estar totalmente excluida; sin embargo, no hay evidencia de que esta interacción haya ocurrido. Triazolam: en 14 voluntarios sanos, la administración conjunta de azitromicina 500 mg en el día 1 y 250 mg en el día 2 con 0,125 mg de triazolam en el día 2, no tuvo efecto significativo en ninguna de las variables farmacocinéticas de triazolam, en comparación con triazolam y placebo. Trimetoprim y sulfametoxazol: la administración conjunta de trimetoprim y sulfametoxazol (160 mg/800 mg) durante 7 días con azitromicina 1.200 mg en el día 7 no tuvo efecto significativo en las concentraciones pico, exposición total o excreción urinaria de trimetoprim y sulfametoxazol. Las concentraciones séricas de azitromicina fueron similares a las observadas en otros estudios.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: A la fecha, no se conocen alteraciones en los exámenes de laboratorio inducidos por azitromicina.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Hasta la fecha, no existen estudios que relacionen el uso de azitromicina con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis o con alteraciones de la fertilidad.
Dosis y vía de administración: Adultos: para el tratamiento de las enfermedades transmitidas sexualmente causadas por Chlamydia trachomatis o cepas susceptibles de Neisseria gonorrhoeae, la dosis de azitromicina es de 1 g como dosis única. Para todas las demás indicaciones es de 1,5 g como dosis total, administrando 500 mg de azitromicina diaria durante tres días. A pacientes con insuficiencia hepática se administrará la misma dosis que a pacientes con función hepática normal. Las cápsulas sólo deberán administrarse a niños que tienen un peso mayor de 45 kg.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: No existen datos en relación con sobredosis. Sin embargo, están indicados el lavado gástrico y medidas generales de apoyo.
Presentaciones: Caja con 3 cápsulas.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.
Leyendas de protección: No se administre durante el embarazo y la lactancia. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. Literatura exclusiva para médicos.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en Colombia por: Procaps, S. A., Barranquilla. Distribuido en México por: Antibióticos de México, S.A. de C.V.
Número de registro:
251M2005, SSA IV
Clave de IPPA: FEAR-05330060100942/R2005