ESDEGEN

DIBA

Denominación genérica: Levonorgestrel, etinilestradiol.
Forma farmacéutica y formulación: Grageas. 21 grageas: cada gragea contiene: levonorgestrel 0,15 mg, etinilestradiol 0,03 mg. Excipiente cbp 1 gragea. 28 grageas: cada gragea de color contiene: levonorgestrel 0,15 mg, etinilestradiol 0,03 mg. Excipiente cbp 1 gragea. Cada gragea blanca contiene: excipiente cbp 1 gragea.
Indicaciones terapéuticas: Anticonceptivo. Prevención del embarazo. Auxiliar en el síndrome premenstrual, dismenorrea esencial, procesos inflamatorios pélvicos, dolor secundario a endometriosis. Tratamiento sintomático del sangrado uterino anormal.
Farmacocinética y farmacodinamia: Los anticonceptivos orales combinados (llamados también AOCs) actúan mediante la supresión de las gonadotropinas. Aunque el mecanismo primario de este efecto es la inhibición de la ovulación, otras acciones incluyen cambios en el moco cervical (que dificulta aún más la entrada de los espermatozoides al útero) y en el endometrio (que reducen la probabilidad de implantación). Los siguientes beneficios no anticonceptivos están apoyados por estudios epidemiológicos que principalmente utilizaron formulaciones de AOCs que contenían dosis mayores a 35 mg de etinilestradiol (EE) o 50 mg de mestranol: efectos sobre la menstruación: regularización en los ciclos menstruales. Disminución en la pérdida de sangre y en la incidencia de anemia ferropriva. Disminución en la incidencia de dismenorrea. Efectos relacionados a la inhibición de la ovulación: menor incidencia de quistes ováricos funcionales. Menor incidencia de embarazos ectópicos. Otros efectos: menor incidencia de fibroadenomas y enfermedad mamaria fibroquística. Menor incidencia de enfermedad inflamatoria pélvica aguda. Menor incidencia de cáncer de endometrio. Menor incidencia de cáncer ovárico. Menor severidad en el acné. Propiedades farmacocinéticas de los AOC: etinilestradiol: se absorbe rápida y completamente en el tracto gastrointestinal. Biodisponibilidad absoluta: aproximadamente 40-60%. Las concentraciones plasmáticas pico se alcanzan en 1 a 2 horas. Se fija extensamente a la albúmina plasmática (aproximadamente 98%). Induce un incremento en las concentraciones plasmáticas de la globulina fijadora de hormonas sexuales (SHBG). Su metabolismo está sujeto a la conjugación presistémica (mucosa del intestino delgado, hígado) y circulación enterohepática. La reacción mayor de oxidación es la 2-hidroxilación por las enzimas del citocromo P-450. Se forman una extensa variedad de metabolitos hidroxilados y metilados; éstos se encuentran presentes ya sea en forma libre o como conjugados con glucurónido y sulfato. Los niveles plasmáticos disminuyen en dos fases. Vida media de eliminación: aproximadamente 16 a 18 horas. Los metabolitos se eliminan principalmente en las heces que en la orina. Levonorgestrel: se absorbe rápida y completamente en el tracto gastrointestinal. Biodisponibilidad absoluta: aproximadamente 100%. Las concentraciones plasmáticas pico se alcanzan en 1 hora. Se fija principalmente a la SHBG y, en menor grado, a la albúmina. Solamente cerca de un 1-2% de la concentración plasmática total del medicamento se presenta como esteroide libre. Se acumula durante la administración repetida, las concentraciones en estado estable se alcanzan durante la segunda mitad del ciclo del tratamiento. Las vías metabólicas más importantes del levonorgestrel son: reducción del grupo D4-3-oxo e hidroxilación en las posiciones 2a, 1b y 16b seguida de conjugación.
La mayoría de los metabolitos que circulan en la sangre son sulfatos de 3a, 5b-tetrahidro-levonorgestrel. Disposición de la vida media de eliminación del levonorgestrel: aproximadamente 21-26 horas durante administraciones repetidas. El levonorgestrel y sus metabolitos, predominantemente en la forma de glucorónidos, se eliminan principalmente en la orina que en las heces. Cuando se toman de manera consistente y correcta los anticonceptivos, el rango de probabilidad de fallo para los AOCs es 0,1% al año; sin embargo, el rango de fallo durante el uso típico es de 5% para todos los tipos de anticonceptivos orales. La eficacia de la mayoría de los métodos anticonceptivos depende de si son utilizados adecuadamente. La falla del método es más probable si se omiten grageas de AOCs.
Contraindicaciones: Hipersensibilidad a cualquiera de los componentes. Los anticonceptivos orales combinados (AOCs) no deberán usarse en mujeres con: diabetes con compromiso vascular, hipertensión no controlada, enfermedad cerebrovascular o enfermedad arterial coronaria, antecedentes o presencia de trombosis venosa profunda, antecedentes o presencia de tromboembolia, valvulopatía trombogénica, alteraciones trombogénicas rítmicas, sospecha o diagnóstico de embarazo, sospecha o diagnóstico de cáncer de mama o de otra neoplasia estrogenodependiente, adenomas o carcinomas hepáticos; enfermedad hepática activa hasta que el funcionamiento no retorne a niveles normales.
Precauciones generales: Examen médico: antes de iniciar el uso de los AOCs, deberá realizarse una historia clínica individual y familiar, exploración física completa, no omitir los valores de presión arterial. Repetirse periódicamente el examen durante el uso de los AOCs. Su efecto en el sistema de los lípidos y carbohidratos: se ha reportado intolerancia a la glucosa en usuarias de AOCs. Se deberá realizar un monitoreo cercano en mujeres con intolerancia a la glucosa o diabetes mellitus. Se puede presentar hipertrigliceridemia persistente en una pequeña proporción de usuarias. En pacientes con triglicéridos elevados, los medicamentos que contienen estrógenos pueden asociarse con una rara, pero gran elevación de los triglicéridos plasmáticos que pueden llevar a una pancreatitis. Los estrógenos incrementan las lipoproteínas de alta densidad séricas (HDL) mientras que la disminución de HDL sérico se ha reportado con muchos de los progestágenos. Algunas progestinas pueden elevar las lipoproteínas de baja densidad (LDL) y llevar a un menor control de las hiperlipidemias. El efecto neto de los AOCs depende del balance alcanzado entre las dosis y naturaleza de estrógenos y progestinas, y la cantidad absoluta de la progestina utilizada en el AOC. Antes de prescribir un anticonceptivo hormonal, deberá considerarse la cantidad de ambas hormonas para la selección más adecuada del AOC. Si se ha seleccionado el uso de un AOC en mujeres con tratamiento para hiperlipidemias, éstas deberán ser estrechamente monitoreadas. Sangrado genital: en algunas mujeres, el sangrado por supresión no se presenta durante el intervalo libre de grageas. Si el AOC no se ha utilizado conforme a las indicaciones, previo al primer sangrado por supresión, o si no se han presentado 2 sangrados consecutivos, la ingestión de las grageas deberá discontinuarse y utilizar un método de anticoncepción no hormonal hasta que la posibilidad de embarazo sea descartada. Especialmente durante los 3 primeros meses de uso, las usuarias podrían presentar sangrados/manchados espontáneos. El tipo y dosis de progestina son importantes. Si este sangrado persiste o recurre, deberán descartarse otras causas no hormonales a través de medidas diagnósticas adecuadas para eliminar embarazo, proceso infeccioso, malignidad u otras condiciones. Si se ha descartado cualquier patología, se puede continuar con los AOCs o cambiar a otra formulación. Algunas mujeres pueden presentar amenorrea posterior al uso de AOCs (posiblemente con anovulación) u oligomenorrea, especialmente cuando preexista tal condición. Depresión: las pacientes con antecedentes de depresión deberán ser cuidadosamente monitoreadas e interrumpir el medicamento si la depresión recurre a un grado serio. Si la paciente presenta una depresión significativa mientras utiliza AOCs, deberá suspenderlo y utilizar un método anticonceptivo alterno e intentar determinar si los síntomas están relacionados con el medicamento. Otros: deberá aclararse a las pacientes que este producto no protege contra las infecciones por VIH (SIDA) u otras enfermedades de transmisión sexual. La diarrea y/o vómito puede reducir la absorción hormonal dando por resultado una disminución en la concentración sérica. Advertencias especiales: fumar cigarrillos incrementa el riesgo de reacciones adversas cardiovasculares serias en usuarias de AOCs. Este riesgo aumenta con la edad y en fumadoras (en estudios epidemiológicos, fumar 15 o más cigarrillos por día se asoció con un incremento en el riesgo) y es mucho más marcado en mujeres mayores de 35 años de edad. Deberá aconsejárseles enfáticamente que dejen de fumar y en caso de negativa, elegir otro método anticonceptivo. Trombosis arterial y venosa y tromboembolismo: el uso de AOCs se asocia con un incremento en el riesgo de trombosis arterial y venosa y eventos tromboembólicos. En particular, para cualquier combinación de estrógenos/progestina, el régimen de dosificación prescrito debe ser el que contenga la menor cantidad de estrógenos y progestinas compatibles con la menor tasa de fracasos y las necesidades de las pacientes por individual. Las nuevas usuarias de AOCs deberán iniciar con aquellas preparaciones que tengan menos de 50 mcg de estrógenos. Trombosis venosa y tromboembolismo: el uso de AOCs incrementa el riesgo de trombosis venosa y eventos tromboembólicos. El reporte de eventos incluye trombosis venosa profunda y embolia pulmonar. Para información sobre trombosis vascular retinal, ver la sección de lesiones oculares. El uso de cualquier AOC conlleva un incremento en el riesgo de eventos de trombosis venosa y tromboembolismo comparado con las no usuarias. El exceso de riesgo es mayor durante el primer año que una mujer usa por primera vez un anticonceptivo oral combinado. Este incremento en el riesgo es menor al de eventos de trombosis venosa y tromboembolismo asociados con el embarazo estimado en 60 casos por 100.000 mujer-años. El tromboembolismo venoso es fatal en 1-2% de los casos. En mujeres con condiciones predisponentes a trombosis venosa o tromboembolismo, el riesgo de eventos de trombosis venosa y tromboembolismo se incrementa aún más. Se debe tener precaución cuando se prescribe AOCs a estas mujeres. Algunos ejemplos de estas condiciones son: algunas trombofilias hereditarias o adquiridas (historia familiar de trombosis venosa/eventos tromboembólicos pueden ser indicativos de una trombofilia hereditaria). Obesidad. Cirugía o traumatismo con mayor riesgo de trombosis. Parto reciente o aborto del segundo trimestre. Inmovilización prolongada. Conforme avanza la edad. Se ha reportado un aumento en el riesgo relativo, dos a cuatro veces, de complicaciones tromboembólicas postoperatorias en las usuarias de AOCs. El riesgo relativo de trombosis venosa en mujeres con predisposiciones es del doble comparado con mujeres sin tales condiciones. De ser posible, los AOCs deben suspenderse cuatro semanas antes y hasta dos semanas después de una cirugía electiva con aumento en el riesgo de trombosis y durante la inmovilización prolongada. Dado que el período postparto inmediato se asocia con un incremento en el riesgo de tromboembolismo, el uso de AOCs deberá iniciarse hasta 28 días posteriores al parto o un aborto en el segundo trimestre del embarazo. Trombosis arterial y tromboembolismo: el uso de AOCs incrementa el riesgo de trombosis arterial y eventos tromboembólicos. Los reportes incluyen infarto al miocardio y eventos cerebrovasculares (hemorragia e isquemia cerebral). En mujeres con factores de riesgo, se incrementa el riesgo de trombosis arterial y eventos tromboembólicos. Los AOCs deberán prescribirse con mucha cautela en mujeres con factores de riesgo para trombosis arterial y eventos tromboembólicos. Algunos ejemplos de estas condiciones son: tabaquismo, algunas trombofilias hereditarias y adquiridas, hipertensión, hiperlipidemias, obesidad, conforme avanza la edad. Aquellas usuarias de AOCs y que padecen migraña (particularmente migraña con aura) pueden tener mayor riesgo de apoplejía. Lesiones oculares: existen reportes de trombosis vascular retinal y el uso de AOCs que pueden llevar a una pérdida de la visión parcial o total. Deberán discontinuarse los AOCs y evaluarse inmediatamente la causa si se presentan signos o síntomas como cambios visuales, proptosis o diplopía, papiledema o lesión vascular retinal. Presión arterial: se ha reportado incremento de la presión arterial en mujeres que toman AOCs. Es preferible administrar otro tipo de anticonceptivo en mujeres hipertensas, historia de hipertensión o enfermedades relacionadas a la hipertensión (incluyendo algunas enfermedades renales). Si en estos casos se utilizaran los AOCs, se recomienda realizar un monitoreo muy cercano y si se presentara un incremento en la presión arterial, se deberán discontinuar los AOCs. Los AOCs están contraindicados en mujeres con hipertensión no controlada. Carcinoma de los órganos reproductores: algunos estudios sugieren que el uso de AOCs se ha asociado a un incremento en el riesgo de neoplasia cervical intraepiletial o cáncer cervical invasivo en algunas poblaciones de mujeres. Sin embargo, existe aún la controversia sobre el grado en el cual tales hallazgos pueden deberse a diferencias en la conducta sexual y a otros factores. En los casos de sangrado genital anormal no diagnosticado, está indicado realizar medidas diagnósticas adecuadas. Un metaanálisis realizado de 54 estudios epidemiológicos reportó un riesgo relativo ligeramente elevado (RR=1,24) de cáncer de mama en usuarias de AOCs, comparado con mujeres que nunca los han usado. El riesgo desaparece gradualmente durante el curso de los diez años subsiguientes a la interrupción del uso de AOCs. Estos estudios no otorgan evidencia de una causalidad. El patrón observado en el incremento en el riesgo relativo del diagnóstico de cáncer de mama pudiera deberse a una detección más temprana de cáncer de mama en usuarias de AOCs (debido a un monitoreo clínico más regular), a los efectos biológicos de los AOCs o a una combinación de ambos factores. Debido a que el cáncer de mama es raro en mujeres menores de 40 años de edad, el exceso en el número de diagnósticos adicionales de cáncer de mama en usuarias actuales y recientes de AOCs es menor el riesgo de cáncer de mama que se presenta a lo largo de toda la vida. El diagnóstico de cáncer de mama en usuarias tiende a ser menos avanzado clínicamente que los cánceres diagnosticados en quienes nunca fueron usuarias. Neoplasia hepática/enfermedad hepática: en casos muy raros y extremadamente raros, se han asociado adenomas hepáticos y carcinoma hepatocelular al uso de AOCs. El riesgo parece incrementarse con la duración del uso de los AOCs. La ruptura de los adenomas hepáticos puede causar la muerte por hemorragia intraabdominal. Las usuarias con antecedentes de colestasis relacionada en los AOCs o colestasis durante el embarazo tienen mayor tendencia a presentar esta condición con el uso de AOCs. Si recibieran un AOC, deberán ser cuidadosamente monitoreadas y si recurren, suspender el AOC. Cefaleas: el inicio o exacerbación de migraña o el desarrollo de cefalea con un nuevo patrón que sea recurrente, persistente o severo requiere suspender los AOCs y la evaluación de la causa. Las mujeres que padecen migraña, particularmente migraña con aura, pueden tener mayor riesgo de apoplejía.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Los estudios epidemiológicos extensos no han revelado ningún incremento en el riesgo de defectos al nacimiento en niños nacidos de madres que usaron AOCs antes del embarazo. Los estudios no sugieren un efecto teratogénico, particularmente en cuanto a anomalías cardíacas y defectos de extremidades, especialmente cuando los AOCs fueron tomados en forma inadvertida durante las primeras etapas del embarazo (ver Contraindicaciones). Pequeñas cantidades de anticonceptivos esteroidales y/o sus metabolitos se han identificado en la leche materna y algunos efectos adversos se han reportado en niños, incluyendo ictericia y aumento del tamaño de las mamas. La lactancia puede verse afectada por los AOCs, ya que pueden reducir la cantidad y cambiar la composición de la leche. Por lo general, no se recomienda el uso de AOCs hasta que la madre haya destetado completamente a su hijo.
Reacciones secundarias y adversas: El uso de AOCs se ha asociado con: incremento en el riesgo de eventos de trombosis arterial y venosa y tromboembolias incluyendo infarto al miocardio, apoplejía, trombosis venosa y embolia pulmonar. Incremento en el riesgo de neoplasia cervical intraepitelial y cáncer cervical. Incremento en el riesgo de diagnóstico de cáncer de mama (ver Advertencias y Precauciones generales). Infecciones e infestaciones: frecuentes: vaginitis, incluyendo candidiasis. Trastornos del sistema inmune: rara: reacciones anafilácticas/anafilactoides, incluyendo casos muy raros de urticaria, angioedema, y reacciones severas con síntomas respiratorios y circulatorios. Muy raras: exacerbación del lupus eritematoso sistémico. Trastornos de la nutrición y metabolismo: poco frecuentes: cambios en el apetito (aumento o disminución). Raros: intolerancia a la glucosa. Muy raros: exacerbación de la porfiria. Trastornos psiquiátricos: frecuentes: cambios en el humor, incluyendo depresión; cambios en la libido. Trastornos del sistema nervioso: muy frecuentes: dolor de cabeza, incluyendo migrañas. Frecuentes: nerviosismos; vértigo. Muy raros: exacerbación de la corea. Trastornos oculares: raros: intolerancia a los lentes de contacto. Muy raros: neuritis óptica*; trombosis vascular retiniana. Trastornos vasculares: muy raros: agravación de las venas varicosas. Trastornos gastrointestinales: frecuentes: náusea; vómito, dolor abdominal. Poco frecuentes: calambres abdominales; distensión abdominal. Muy raros: pancreatitis; adenomas hepáticos; carcinomas hepatocelulares. Trastornos hepatobiliares: raros: ictericia colestásica. Muy raros: trastornos de la vesícula biliar, incluyendo litiasis**. Trastornos de la piel y tejido subcutáneo: frecuente: acné. Poco frecuentes: rash; cloasma (melasma), que puede persistir; hirsutismo; alopecia. Raros: eritema nodoso. Muy raros: eritema multiforme. Trastornos renales y urinarios: muy raros: síndrome urémico hemolítico. Trastornos del sistema reproductor mamario: muy frecuente: sangrado/manchado espontáneo. Frecuente: mastalgia, sensibilidad, aumento; agrandamiento, secreción mamaria; dismenorrea; cambios en el flujo menstrual; cambios en el ectropión cervical y secreción; amenorrea. Trastornos generales y condiciones en el sitio de administración: frecuentes: retención de líquidos/edema. Investigaciones: frecuentes: cambios en peso (aumento o disminución). Poco frecuentes: aumentos en la presión sanguínea; cambios en los niveles séricos de lípidos, incluyendo hipertrigliceridemia. Raros: disminución en los niveles séricos de folatos***. *La neuritis óptica puede ocasionar una pérdida parcial o completa de la visión. **Los AOCs pueden agravar las enfermedades de vesícula biliar existentes y pueden acelerar el desarrollo de estas enfermedades en mujeres previamente asintomáticas. ***Los niveles de folatos séricos puede disminuirse por la terapia con AOCs.
Interacciones medicamentosas y de otro género: Las interacciones entre etinilestradiol y otros medicamentos pueden llevar a un aumento o disminución en las concentraciones séricas, respectivamente. La disminución en las concentraciones séricas del EE puede llevar a un aumento en la incidencia de sangrados espontáneos e irregularidades menstruales y, posiblemente, a una disminución en la eficacia de los AOCs. Se recomienda que durante el uso concomitante del etinilestradiol y medicamentos que disminuyan sus concentraciones séricas el uso de un método de control natal no hormonal (condón y espermaticidas) adicional al tratamiento anticonceptivo hormonal. Si se considera el uso prolongado de tales medicamentos, los AOCs no deberían ser la primera opción anticonceptiva. Al discontinuar los medicamentos que llevan a una disminución en las concentraciones séricas del etinilestradiol, se recomienda el uso de un método anticonceptivo no hormonal por lo menos por 7 días. Es aconsejable que el método no hormonal de apoyo se prolongue, sobre todo si los medicamentos utilizados son inductores enzimáticos hepáticos que darán como resultado una disminución en las concentraciones séricas del etinilestradiol. Puede tomar semanas para que la inducción enzimática cese, lo cual dependerá de las dosis, duración y velocidad de eliminación del inductor. Algunas sustancias que disminuyen las concentraciones séricas del etinilestradiol son: cualquier sustancia que disminuye el tránsito gastrointestinal y, por lo tanto, la absorción del etinilestradiol. Inductores enzimáticos hepáticos: rifampicina, rifabutina, barbitúricos, primidona, fenilbutazona, fenitoína, dexametasona, griseofulvina, topiramato, algunos inhibidores de las proteasas, modafinil. Hypericum perforatum, conocido también como hierba de San Juan, y ritonavir (posiblemente por inducción de enzimas hepáticas microsomales). Algunos antibióticos que disminuyen la circulación enterohepática de estrógenos: ampicilina, otras penicilinas, tetraciclinas. Algunas sustancias que aumentan las concentraciones séricas del etinilestradiol son: atorvastatina. Inhibidores competitivos para la sulfatación en la pared gastrointestinal, como el ácido ascórbico (vitamina C) y paracetamol (acetaminofén). Sustancias que inhiben al citocromo P-450 isoenzima CyP 3A4 como indinavir, fluconazol y troleandomicina. La administración concomitante de AOCs con troleandomicina puede incrementar el riesgo de colestasis intrahepática. El etinilestradiol puede interferir con el metabolismo de otros medicamentos al inhibir las enzimas microsomales hepáticas o al inducir la conjugación hepática, particularmente la glucuronidación. Por lo anterior, las concentraciones plasmáticas y tisulares pueden aumentar (ciclosporina, teofilina, corticoides) o disminuir. Se ha reportado que en pacientes que reciben flunarizina, el uso de AOCs incrementa el riesgo de galactorrea.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Efectos de los anticonceptivos orales combinados sobre los valores de laboratorio: la utilización de anticonceptivos esteroideos puede ocasionar ciertos cambios fisiológicos que pueden verse reflejados en los resultados de algunas pruebas laboratoriales, incluidos: resultados bioquímicos del funcionamiento hepático (disminución en la bilirrubina y fosfatasa alcalina), función tiroidea (T3 y T4 total aumentada debido a la TBG aumentada, la captación de resina T3 libre disminuida), función adrenal (cortisol plasmático aumentado, incremento en la globulina fijadora de cortisol, disminución en la dehidroepiandrosterona sulfato (DHEAS), y función renal (incremento de la creatinina plasmática y depuración de la creatinina). niveles plasmáticos de proteínas (transportadoras), (por ejemplo, globulina fijadora de corticosteroides y fracciones de lípidos/lipoproteínas). Valores del metabolismo de los carbohidratos, de la coagulación y la fibrinólisis, además de una disminución en los niveles de folato sérico.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Véanse Precauciones generales (carcinoma de los órganos reproductores) y también Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia.
Dosis y vía de administración: Oral. Indicaciones de uso: 21 grageas: tomar una gragea al día. El primer día de sangrado tome usted la primera gragea que corresponda al día marcado en la parte superior izquierda del envase de burbuja. Ejemplo: si su primer día de sangrado es un martes, escoja la gragea de color marcada como "Mar". Cada día tome usted la siguiente gragea correspondiente al día de la semana, las flechas indican cual es la gragea que debe tomar. Después de que se acabaron todas las grageas debe dejarse pasar 7 días sin tomar ninguna, por lo general su menstruación se presenta durante este período. Comience a tomar el siguiente envase de ESDEGEN con 21 grageas al 8°. día después de la última gragea del envase anterior. Escoja nuevamente una gragea marcada con este día de la semana. Usted debe proceder de esta manera, se haya presentado o no su sangrado. Para evitar los malestares estomacales, tome las grageas con comida o leche. Para que no se olvide de tomar la gragea, hágalo a la misma hora todos los días (por ejemplo, después de cenar o antes de acostarse). Olvidar una dosis aumenta el riesgo de quedar embarazada. Cuando comience a tomar los anticonceptivos, use un método de control de la natalidad adicional hasta que usted haya tomado correctamente las grageas por al menos 7 días. 28 grageas: el primer día de sangrado tome usted la primera gragea de color de ESDEGEN que corresponda al día marcado en la parte superior izquierda del envase de burbuja. Ejemplo: si su primer día de sangrado es un martes, escoja la gragea de color marcada como "Mar". Cada día tome usted la siguiente gragea de color correspondiente al día de la semana, las flechas indican cuál es la gragea que debe tomar. Continúe así hasta terminar todas las grageas de color. Una vez terminadas las grageas de color, continúe con la toma de las grageas blancas hasta terminar el envase; por lo general, su menstruación se presenta mientras usted toma las grageas blancas. Comience a tomar el siguiente envase al día siguiente de la última gragea blanca del envase anterior. Escoja nuevamente una gragea de color marcada con este día de la semana. Usted debe proceder de esta manera, se haya presentado o no su sangrado. Continúe tomando una gragea de color cada día hasta terminarlas todas y seguir con las grageas blancas. Qué hacer en caso de grageas omitidas: cuando se omiten las grageas, disminuye la confiabilidad anticonceptiva. Si se omite una gragea por un tiempo menor a 12 horas, ésta deberá tomarse tan pronto como se recuerde de la omisión. El resto de las grageas deben tomarse a la hora habitual. Si se omite una gragea y han transcurrido más de 12 horas o si se omite más de una gragea, la protección anticonceptiva puede reducirse. La última gragea omitida debe tomarse tan pronto como se recuerde, aunque esto signifique tomar 2 grageas en un día. Las demás grageas deben administrarse a la hora habitual. Adicionalmente, deberá utilizarse un método anticonceptivo no hormonal de refuerzo durante los siguientes 7 días. Si los 7 días donde se requiere un método anticonceptivo de apoyo no hormonal van más allá de la última gragea del envase, el siguiente envase deberá iniciarse tan pronto como el envase actual se termine, no debiendo existir interrupción alguna entre los envases. Esto previene una suspensión prolongada en la toma de grageas que pudiera incrementar el riesgo de una ovulación de escape. Probablemente, el sangrado por supresión se presente hasta el final del segundo envase se puede presentar un manchado o sangrado irruptivo durante la toma del medicamento. Si el sangrado por supresión no se presenta al término del segundo envase, se deberá descartar la posibilidad de embarazo antes de reanudar la toma del anticonceptivo hormonal. Instrucciones alternativas en caso de grageas omitidas: si se omite la toma de una gragea, se deberá tomar ésta tan pronto como se recuerde la omisión; el resto de las grageas deberán tomarse a la hora habitual. Si se omiten dos grageas seguidas en la primera o segunda semana, se deberán tomar 2 grageas en el día en que se recordó y 2 grageas al día siguiente. Las demás grageas deben administrarse a la hora habitual. Adicionalmente, deberá utilizarse un método anticonceptivo no hormonal durante los siguientes 7 días de la omisión. Si se omiten dos grageas en la tercera semana o tres o más de la semana 1 a la 3, se deberá realizar lo siguiente: a) las usuarias que comenzaron el primer día deberán tirar el resto del envase y comenzar uno nuevo el mismo día; b) usuarias que iniciaron el domingo deberán tomar una gragea hasta el otro domingo; este día se deberá desechar el resto del envase y comenzar uno nuevo el mismo día. Además, deberá utilizarse un método anticonceptivo no hormonal durante los siguientes 7 días posteriores a la omisión de las grageas. Puede no haber un sangrado por supresión sino hasta el término del segundo envase. Si no se presenta un sangrado por supresión al término del segundo envase, deberá descartarse la posibilidad de un embarazo antes de reanudar con el siguiente envase. Cómo retrasar un periodo: para retrasar un periodo, la mujer deberá continuar con un envase. La extensión puede prolongarse tanto como se desee hasta el final del segundo envase. Durante la extensión, la mujer puede experimentar sangrado espontáneo o manchado. La ingesta regular del anticonceptivo se reinicia tan pronto se haya terminado el envase. Cambio a partir de otro anticonceptivo oral combinado (AOC): deberá empezar preferentemente: al día siguiente de la última gragea del anticonceptivo previo; o a más tardar, al día siguiente del correspondiente periodo libre de grageas o de las grageas inactivas de su anticonceptivo previo. Posterior a un aborto en el primer trimestre: se puede iniciar inmediatamente. No son necesarias medidas anticonceptivas adicionales. Posterior a un parto o aborto en el segundo trimestre: dado que el período postparto inmediato se asocia con un incremento en el riesgo de tromboembolismo, no deberá iniciarse el uso de anticonceptivos antes de 28 días posteriores al parto en las mujeres no lactando o después de un aborto en el segundo trimestre. Debe aconsejarse a la mujer que emplee un método de refuerzo no hormonal adicional durante los primeros 7 días de la toma del anticonceptivo. Sin embargo, si ya ha ocurrido el coito, debe descartarse un embarazo antes del inicio del uso de los anticonceptivos o deberá esperar a su primer periodo menstrual (ver Advertencias, Tromboembolismo y Embarazo y lactancia). Cambio de un método con progestina sola (minipíldora, inyección, implante): la mujer puede cambiar a partir de cualquier día de la progestina sola y deberá empezar al siguiente día. Deberá empezar el día que remuevan el implante o, si está empleando un inyectable, el día en que la siguiente inyección debiera aplicarse. En todas estas situaciones, se aconseja que use adicionalmente un método de refuerzo no hormonal durante los primeros 7 días de la toma del anticonceptivo. Recomendaciones en caso de vómito: si el vómito se presenta dentro de las 3 a 4 horas posteriores a la toma de una gragea, la absorción puede ser incompleta. En ese caso, se recomienda seguir las instrucciones de manejo de grageas omitidas. Deberá tomar la(s) gragea(s) extra(s) necesaria(s) de otro envase.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: La sobredosificación puede ocasionar náusea y presentarse sangrado por supresión en mujeres. En caso de presentar molestias, el manejo deberá hacerse sintomático. No se han reportado efectos adversos graves luego de la ingesta aguda de grandes dosis de AOCs en niños.
Presentación(es): Caja con 21 grageas. Caja con 28 grageas (21 con hormonales y 7 sin hormonales).
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.
Leyendas de protección: Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se emplee si hay sospecha de embarazo. Este producto deberá usarse bajo estricto control médico.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en México por: Laboratorios Diba S.A. Escorza 728, Col. Moderna, C.P. 44190, Guadalajara, Jal., México.
Número de registro del medicamento: 598M2005 SSA IV.
Clave de IPPA: IEAR-07330060101616/RM2007