ATOXITOM®

LANDSTEINER

Denominación genérica: Azitromicina.
Forma farmacéutica y formulación: Tabletas. Cada tableta contiene: azitromicina dihidratada equivalente a 500 mg de azitromicina base. Excipiente cbp 1 tableta.
Indicaciones terapéuticas: ATOXITOM® está indicada para el tratamiento de las infecciones causadas por organismos susceptibles: infecciones del tracto respiratorio inferior: bronquitis y neumonía. Infecciones del tracto respiratorio superior: sinusitis y faringoamigdalitis (secundarios a microorganismos susceptibles). Infecciones de piel y tejidos blandos. Otitis media. Erradicación efectiva de los estreptococos de la orofaringe. Infecciones transmitidas sexualmente, tratamiento de las infecciones genitales no complicadas, en el hombre y en la mujer debidas a Chlamydia Trachomatis. Tratamiento de chancroide secundario a infección por Haemophilus Ducreyi. El tratamiento de infecciones genitales no complicadas debidas a Neisseria Gonorrhoeae que no sea multirresistente. Deberá excluirse la infección concomitante por Treponema Pallidum.
Farmacocinética y farmacodinamia: Propiedades farmacodinámicas: la azitromicina pertenece a la subclase de antibióticos macrólidos designados químicamente como azálidos; es químicamente diferente a la eritromicina. Químicamente, se origina por la inserción de un átomo de nitrógeno en el anillo lactona de la eritromicina A. El nombre químico de la azitromicina es 9-deoxi-9a-aza-9a-metil-9a-homoeritromicina A. Su peso molecular es 749,0. El mecanismo de acción de la azitromicina es mediante la inhibición de la síntesis de proteínas llevada a cabo por las bacterias gracias a su unión a la subunidad 50S ribosomal, evitando la translocación de péptidos. La azitromicina ha demostrado actividad in vitro contra un amplio espectro de bacterias aerobias (grampositivas y gramnegativas) y anaerobias. Bacterias aerobias grampositivas: Staphylococcus aureus, Streptococcus pyogenes (estreptococo beta hemolítico grupo A). Streptococcus pneumoniae, estreptococos alfa-hemolíticos (grupo viridans), otros estreptococos y Corynebacterium diphtheriae. La azitromicina tiene resistencia cruzada con cepas grampositivas resistentes a eritromicina, incluyendo Streptococcus faecalis (enterococo) y la mayoría de las cepas de estafilococo resistente a meticilina. Bacterias aerobias gramnegativas: Haemophilus influenzae, Haemophilus parainfluenzae, Moraxella catarrhalis, Acinetobacter spp, Yersinia sp, Legionella pneumophilia, Bordetella pertussis, Bordetella parapertussis, Shigella spp, Pasteurella spp, Vibrio cholerae y Parahaemolyticus, Plesiomonas shigelloides. Azitromicina es activa de modo variable contra Escherichia coli, Salmonella enteritidis, Salmonella typhi, Enterobacter spp, Aeromonas hydrophila y Klebsiella spp, por lo que deben realizarse pruebas de sensibilidad. Proteus spp, Serratia spp, Morganella spp y Pseudomonas aeruginosa habitualmente son resistentes. Bacterias anaerobias: Bacteroides fragilis y especies de Bacteroides Clostridium perfringens, especies de Peptococcus y especies de Peptostreptococcus, Fusobacterium necrophorum y Propionibacterium acnes. Patógenos de las enfermedades transmitidas por contacto sexual: la azitromicina es activa contra Chlamydia trachomatis y también muestra buena actividad contra Treponema pallidum, Neisseria gonorrhoeae y Haemophilus ducreyi. Propiedades farmacocinéticas: absorción: Posterior a la administración oral, la azitromicina se distribuye ampliamente en todo el cuerpo. La biodisponibilidad es de aproximadamente 37%. Distribución: en estudios en animales, se han observado altas concentraciones de azitromicina en fagocitos. En modelos experimentales, se ha observado que hay mayor liberación de azitromicina durante la fagocitosis activa que cuando se compara con fagocitos no estimulados. En los modelos animales esto da por resultado la liberación de altas concentraciones de azitromicina en el sitio de infección. Los estudios de farmacocinética en humanos han demostrado niveles de azitromicina mucho más elevados en los tejidos que en el plasma (hasta 50 veces la concentración máxima observada en el plasma), lo que indica que el fármaco se une fuertemente a los tejidos. Después de una dosis de 500 mg, las concentraciones en los tejidos blandos como pulmón, amígdala y próstata, sobrepasan las CIM90 para los probables patógenos en dichos tejidos. Eliminación: la vida media terminal de eliminación plasmática refleja estrechamente la vida media de depleción tisular de dos a cuatro días. La ruta principal de eliminación de azitromicina es la excreción biliar del compuesto no metabolizado después de su administración por vía oral. Se han encontrado concentraciones muy altas de azitromicina sin cambio en la bilis humana junto con 10 metabolitos formados por N y O, desmetilación por hidroxilación de los anillos desoxamina y aglicona y por rompimiento del conjugado cladinosa. La comparación de los niveles alcanzados en los tejidos por los métodos microbiológicos y de cromatografía líquida de alta resolución sugiere que los metabolitos no juegan ningún papel en la actividad microbiológica de la azitromicina. Farmacocinética en grupos especiales de pacientes: pacientes de edad avanzada: en voluntarios mayores de 65 años, después de un régimen de cinco días de tratamiento, se observaron valores del área bajo la curva (ABC) ligeramente mayores a los observados en los voluntarios jóvenes (menores de 40 años), pero éstos no se consideraron de significado clínico y, por lo tanto, no es menester ajustar la dosis. Insuficiencia renal: después de la administración de una dosis única de 1 g de azitromicina por vía oral, la farmacocinética en sujetos con insuficiencia renal de leve a moderada (IFG 10-80 ml/min) no fue afectada. Se observaron diferencias estadísticamente significativas en el ABC0-120 (8,8 mg•horas/ml vs. 11,7 mg•horas/ml), Cmáx (1,0 mg/ml vs. 1,6 mg/ml) y CLr (2,3 ml/min/kg vs. 0,2 ml/min/kg) entre el grupo con insuficiencia renal severa (IFG < 10 ml/min) y el grupo con función renal normal. Insuficiencia hepática: en pacientes con insuficiencia hepática leve (clase A) a moderada (clase B), no existe evidencia de modificaciones importantes de la farmacocinética de azitromicina en el suero, comparativamente con pacientes con funcionamiento hepático normal. Parece ser que en estos pacientes aumenta la recuperación urinaria de azitromicina probablemente para compensar la disminución en la eliminación hepática. Datos preclínicos de seguridad: en estudios en animales donde se administraron dosis elevadas de azitromicina y se obtuvieron concentraciones 40 veces superiores a las esperadas en la práctica clínica, se apreció que la azitromicina causa fosfolipidosis reversible generalmente sin consecuencias toxicológicas perceptibles. No hay evidencia de que esto pueda aplicarse en el curso del empleo normal de la azitromicina en humanos.
Contraindicaciones: Contraindicado en pacientes con antecedentes de reacciones alérgicas a la azitromicina.
Precauciones generales: Debido a que el hígado es la principal vía de eliminación de azitromicina, debe usarse con precaución en pacientes con patología hepática severa. Se tendrá precaución; en pacientes con insuficiencia renal severa (IFG < 10 ml/min) se observó un incremento del 33% en la exposición sistémica hacia azitromicina. Durante el tratamiento con otros macrólidos, se ha observado que la repolarización cardíaca prolongada y el intervalo QT condicionan la posibilidad de desarrollar arritmia cardíaca y torsades de pointes. Un efecto similar con azitromicina no puede ser excluido completamente en pacientes con gran riesgo de presentar repolarización cardíaca prolongada. Como ocurre con la eritromicina y con otros macrólidos, se han reportado rara vez casos de reacciones alérgicas graves incluyendo, angioedema y anafilaxia (rara vez fatal). Algunas de estas reacciones con azitromicina han resultado en síntomas recurrentes, requiriendo de períodos más prolongados de observación y tratamiento. En pacientes a los que se les administran derivados ergotamínicos, se ha precipitado ergotismo al administrarse simultáneamente con algunos antibióticos macrólidos. Debido a la posibilidad teórica de ergotismo, no se deberán administrar simultáneamente azitromicina y los derivados de ergotamínicos. Como ocurre con cualquier antibiótico, se debe vigilar la aparición de signos de superinfección con organismos no susceptibles incluyendo hongos. Efectos sobre la capacidad para manejar vehículos de motor o utilizar maquinaria: no existen evidencias de que azitromicina pueda afectar la capacidad para manejar vehículos de motor u operar maquinaria.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: La azitromicina atraviesa la placenta, circunstancia demostrada en estudios de reproducción animal, pero no se demostró evidencia de daño fetal. No existen datos acerca de la presencia de azitromicina en la leche materna. No se ha establecido la seguridad para su uso durante el embarazo y la lactancia en seres humanos, por lo que sólo deberá utilizarse azitromicina en la mujer embarazada o lactando cuando no existan alternativas adecuadas disponibles.
Reacciones secundarias y adversas: Azitromicina es bien tolerada, con una baja frecuencia de efectos colaterales. Se han reportado las siguientes reacciones adversas: afecciones cardíacas: se han reportado palpitaciones y arritmias incluyendo taquicardia ventricular (al igual que lo que sucede con otros macrólidos). Se han presentado reportes raros de prolongación QT y torsades de pointes. Una relación causal entre azitromicina y estos efectos no ha sido establecida. Efectos vasculares: hipotensión. Efectos gastrointestinales: anorexia, malestar abdominal (dolor, cólicos), náusea, vómito/diarrea (rara vez llega a causar deshidratación), heces blandas y flatulencia, dispepsia, constipación, colitis pseudomembranosa, pancreatitis y, en raras ocasiones, cambios en la coloración de la lengua. Efectos generales: se ha informado astenia, aunque no se ha establecido una reacción causal; también se han reportado fatiga y malestar general. Efectos hepatobiliares: alteración de las pruebas de funcionamiento hepático. Anormalidades en la función hepática, incluyendo hepatitis e ictericia colestática, así como raros casos de necrosis e insuficiencia hepática que rara vez han provocado la muerte. Sin embargo, no se ha establecido una relación causal. Infecciones e infestaciones: moniliasis y vaginitis. Efectos en sistema musculosquelético y tejido conectivo: artralgia. Efectos en el sistema sanguíneo y linfático: se han reportado ocasionalmente episodios transitorios de neutropenia leve, sin establecerse una relación causal con azitromicina. Trombocitopenia. Efectos en oído y laberinto: sólo en caso de tratamiento prolongado y con dosis elevadas de azitromicina, se ha reportado deterioro auditivo incluyendo pérdida de la audición sordera y/o tinnitus. Vértigo. Durante el seguimiento, se demostró que la mayoría de estos eventos fueron reversibles al suspender el tratamiento. Efectos en piel y tejido subcutáneo: reacciones alérgicas, incluyendo erupción cutánea y angioedema. Se han reportado reacciones alérgicas que incluyen prurito, erupción cutánea, fotosensibilidad, edema, urticaria y angioedema. Se ha reportado en rara vez reacciones cutáneas serias, incluyendo eritema multiforme síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica. Efectos psiquiátricos: reacciones agresivas, nerviosismo, agitación y ansiedad. Efectos renales y urinarios: nefritis intersticial e insuficiencia renal aguda. Efectos en el sistema inmunológico: anafilaxia (rara vez fatal). Efectos en el sistema nervioso: mareos, convulsiones (como lo observado con otros macrólidos), cefalea, hiperactividad, parestesia, somnolencia, síncope. Se ha reportado casos raros de alteraciones en la percepción del gusto.
Interacciones medicamentosas y de otro género: Azitromicina no interactúa de modo significativo con el citocromo hepático P-450. Se piensa que no existen interacciones farmacocinéticas como las observadas con eritromicina y otros macrólidos. La inducción o inactivación del citocromo hepático P-450 no se presenta con azitromicina. Anticoagulantes orales del tipo de la cumarina: en un estudio de interacción farmacocinética, la azitromicina no modificó el efecto anticoagulante de una dosis única de 15 mg de warfarina cuando se administró a voluntarios sanos. En los estudios de farmacovigilancia, ha habido reportes de potenciación de la anticoagulación a consecuencia de la administración concomitante de azitromicina y anticoagulantes cumarínicos por vía oral. Aunque no se ha demostrado una relación causal, debe tomarse en consideración la frecuencia de monitoreo del tiempo de protrombina cuando azitromicina es usada en pacientes recibiendo anticoagulantes orales comunes. Antiácidos: la administración simultánea de azitromicina con antiácidos condiciona que la concentración sérica máxima de azitromicina se reduzca en un 25%; por lo tanto, se recomienda que no se tomen de manera simultánea. Atorvastatina: la administración conjunta de atorvastatina (10 mg/día) y azitromicina (500 mg/día) no alteró la concentración plasmática de atorvastatina (basado en una prueba de inhibición de HMG CoA-reductasa). Cetirizina: el tratamiento concomitante de azitromicina y cetirizina 20 mg, en voluntarios sanos durante 5 días no produjo interacciones farmacológicas ni cambios significativos en el intervalo QT. Ciclosporina: en un estudio de farmacocinética en voluntarios sanos a los que se les administró 500 mg/día de dosis oral de azitromicina por tres días y después se les administró una dosis única oral de 10 mg/kg de ciclosporina, la Cmáx de ciclosporina resultante y ABC0-5 se encontró que fueron significativamente elevados. Por esta causa debe tenerse precaución antes de considerar la administración conjunta de estos fármacos. Si es necesaria la co-administración deberán vigilarse los niveles de ciclosporina y ajustarse la dosis de acuerdo a las necesidades. Cimetidina: en un estudio de farmacocinética que investigó los efectos de una dosis única de cimetidina administrada 2 horas antes que la azitromicina, no se observó ninguna alteración en la farmacocinética de esta última. Didanosina: la administración simultánea de dosis diarias de 1.200 mg/día de azitromicina con 400 mg/día de didanosina en 6 pacientes con VIH no afectó la farmacocinética de didanosina comparativamente con placebo. Digoxina: pacientes que reciben azitromicina y digoxina concomitantemente deberán ser vigilados ante la posibilidad de que se alcancen concentraciones elevadas de digoxina, con la consecuente intoxicación digitálica. Disopiramida: con el uso concomitante de azitromicina y disopiramida, se han reportado arrítmias cardíacas (QT prolongado, taquicardia ventricular). Ergotamínicos: debido a la posibilidad de ergotismo (náuseas, vómito, isquemia vasoespástica), no se recomienda el uso concomitante de azitromicina con los derivados del ergotamínicos. Efavirenz: la administración conjunta de una dosis única de 600 mg de azitromicina y 400 mg de efavirenz diario por 7 días no produjo interacciones farmacocinéticas clínicamente significativas. Fenitoína: el uso concomitante de azitromicina con fenitoína condiciona un incremento en las concentraciones séricas de fenitoína. Fluconazol: la administración conjunta de una dosis única de 1.200 mg de azitromicina no alteró la farmacocinética de la administración de una dosis única de 800 mg de fluconazol. La exposición total y la vida media de azitromicina permanecieron sin cambios con la administración conjunta de fluconazol; sin embargo, se observó un descenso clínicamente no significativo en Cmáx (18%) de azitromicina. Indinavir: la administración conjunta de una dosis única de 1.200 mg de azitromicina no tuvo efecto estadísticamente significativo sobre la farmacocinética de indinavir cuando se administró en dosis de 800 mg 3 veces al día durante 5 días. Metilprednisolona: en un estudio de farmacocinética llevado a cabo en voluntarios sanos, azitromicina no tuvo efectos significativos en la farmacocinética de metilprednisolona. Midazolam: en voluntarios sanos, la administración conjunta de azitromicina 500 mg al día durante 3 días no produjo cambios clínicamente significativos en la farmacocinética y farmacodinamia de una dosis única de 15 mg de midazolam. Nelfinavir: la administración conjunta de azitromicina 1.200 mg y nelfinavir (750 mg 3 veces al día) no produjo efecto clínico significativo. No es necesario realizar ajuste de dosis. Rifabutina: se han observado rash, alteraciones gastrointestinales, anormalidades hematológicas (neutropenia) en pacientes a los que concomitantemente se les administra azitromicina y rifabutina; en esta combinación no se ha encontrado una relación causal con azitromicina. Sildenafil: en voluntarios sanos, no hubo evidencia de efecto de azitromicina (500 mg al día por 3 días) sobre el ABC y Cmáx de sildenafil o de su principal metabolito circulante. Teofilina: el uso simultaneo de antibióticos macrólidos y teofilina se ha asociado con incremento en las concentraciones séricas de teofilina. Cuando se tenga que utilizar esta combinación de medicamento, es menester monitorear los niveles séricos de teofilina. Terfenadina: estudios de farmacocinética no han informado evidencia de interacción entre azitromicina y terfenadina. Ha habido raros casos reportados donde la posibilidad de tal interacción podría no estar totalmente excluida; sin embargo, no hay evidencia específica de que esta interacción no haya ocurrido. Triazolam: en 14 voluntarios sanos, la administración conjunta de azitromicina 500 mg en el día 1 y 250 mg en el día 2 con 0,125 mg de triazolam en el día 2 no tuvo efecto significativo en ninguna de las variables farmacocinéticas de triazolam, en comparación con triazolam y placebo. Trimetoprim y sulfametoxazol: la administración conjunta de trimetoprim y sulfametoxazol (160 mg/800 mg) durante 7 días con azitromicina 1.200 mg en el día 7 no tuvo efecto significativo en las concentraciones pico exposición total o excreción urinaria de trimetoprim y sulfametoxazol. Las concentraciones séricas de azitromicina fueron similares a las observadas en otros estudios. Zidovudina: la administración de dosis únicas de 1.000 mg y de dosis repetidas de 1.200 o de 600 mg de azitromicina tuvo poco efecto en la farmacocinética plasmática o en la eliminación urinaria de zidovudina o de su metabolito glucurónido. Sin embargo, la administración de azitromicina aumentó la concentración de zidovudina fosforilada, el metabolito clínicamente activo, en células mononucleares de sangre periférica. Es poco clara la importancia clínica de este hallazgo, pero puede resultar benéfico para los pacientes.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: A la fecha no se han reportado interferencias en los exámenes de laboratorio inducidos por el uso de azitromicina.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: No se han llevado a cabo estudios en animales a largo plazo con el fin de evaluar carcinogénesis potencial. Azitromicina no ha mostrado potencial mutagénico en las pruebas de laboratorio habituales, prueba de linfoma en el ratón, prueba clastogénica en linfocitos humanos y prueba clastogénica en médula ósea del ratón.
Dosis y vía de administración: Oral, dosis única al día; puede tomarse con o sin alimentos. El tiempo de tratamiento se evaluará según el grado y tipo de infección. A continuación se mencionan parámetros terapéuticos en: adultos: para el tratamiento de las enfermedades transmitidas sexualmente causadas por Chlamydia trachomatis, Haemophilus ducreyi o cepas susceptibles de Neisseria gonorrhoeae, la dosis de ATOXITOM® es de 1.000 mg como dosis única. Para todas las indicaciones restantes en que se requiera la formulación oral, la dosis total de 1 500 mg debe administrarse en dosis diarias de 500 mg de ATOXITOM® durante 3 días. Niños: ATOXITOM® sólo debe administrarse en niños que pesen más de 45 kg de peso corporal y la dosis es la misma que para el adulto. Adultos mayores: ATOXITOM® se emplea en la misma dosis que en los adultos. Pacientes con insuficiencia renal: en los pacientes con insuficiencia renal leve a moderada (IFG 10-80 ml/min) o severa (IFG < 10 ml/min), no es necesario ajustar la dosis de ATOXITOM®. Pacientes con insuficiencia hepática: puede administrarse ATOXITOM® en la misma dosificación que a pacientes con insuficiencia hepática ligera a moderada que a pacientes con función hepática normal. Instrucciones de manejo: las tabletas de ATOXITOM® deben tragarse completas; no fraccionar la tableta.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: Los eventos adversos que se reportaron con la administración de dosis mayores a las recomendadas fueron similares a los observados con dosis terapéuticas. En caso de sobredosificación, de acuerdo con las necesidades se recomienda tratamiento sintomático y medidas generales de sostén.
Presentación(es): Caja con frasco con 1, 3, 4, 6 tabletas de 500 mg. Caja con blíster con 1, 3, 4, 6 tabletas de 500 mg.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.
Leyendas de protección: Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. Literatura exclusiva para médicos. No se use en el embarazo y la lactancia.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en México por: Landsteiner Scientific S.A. de C.V. Calle 6 Norte Lote 14, Manzana H, Parque Industrial Toluca 2000, Toluca, Edo. de México, CP 50200.
Número de registro del medicamento: 062M2006 SSA IV.
Clave de IPPA: HEAR-06330022040050/RM2006