AZIDRAL

SILANES

Suspensión

Denominación genérica: Azitromicina.
Forma farmacéutica y formulación: Cada 5 ml contienen: Azitromicina cristalina anhidra. 200 mg, Vehículo cbp 5 ml.
Indicaciones terapéuticas: AZIDRAL* suspensión está indicada en todas aquellas infecciones causadas por organismos susceptibles. Por su buena penetración a los tejidos puede ser utilizada para las infecciones localizadas en tracto respiratorio inferior (incluyendo bronquitis y neumonías) y superior (sinusitis, faringoamigdalitis), otitis, piel y tejidos blandos (incluyendo lesiones impetiginizadas).
Farmacocinética y farmacodinamia en humanos: Cuando se administró azitromicina suspensión en forma conjunta con alimentos a 28 adultos sanos de sexo masculino el índice de absorción representado por la Cmáx sufrió un incremento, sin embargo la extensión de la absorción, representada por el área bajo la curva concentración-tiempo (AUC o ABC) permaneció sin cambio. Se realizaron determinaciones farmacocinéticas con azitromicina suspensión oral dosificada a 10 mg/Kg el primer día y posteriormente 5 mg/Kg del 2° al 5° día en niños de 1 a 5 años en un grupo y de 5 a 15 años el segundo grupo. Para el primer grupo los parámetros promedio al quinto día fueron: Cmáx= 0.216 mcg/ml; Tmáx = 1.9 horas y AUC0-24= 1.822 mcg/ml hr; en tanto que para el segundo grupo fueron: Cmáx 0.383 mg/ml; Tmáx 2.4 horas y AUC0-24= 3.109 mcg/ml hr. La unión de la azitromicina a las proteínas varía de acuerdo a la concentración del fármaco. La azitromicina se une predominantemente a la alfa(1)-ácido glicoproteína. AZIDRAL* se distribuye ampliamente en los tejidos en los que alcanza concentraciones superiores a las CMI de los patógenos y fueron mucho más altas (de 10 a 100 veces) que las correspondientes concentraciones séricas. Se localiza especialmente en sitios infectados gracias a su facultad de concentrarse en los fagocitos. Aún a concentraciones subinhibitorias interfiere con la adhesión de las bacterias a las células epiteliales humanas evitando así la interacción celular y el desarrollo del proceso infeccioso, incrementando con ello su eficacia y su tiempo de efectividad antibiótica. Los niveles terapéuticos en los tejidos pueden ser mantenidos durante 4 a 7 días después de haber abandonado el tratamiento. En lesiones vesiculares el promedio de penetración de la azitromicina es de 74% de los niveles séricos durante más de 24 horas. Desde 7 hasta 24 horas, sus niveles son más altos que los presentes en suero. En oído medio se observa aproximadamente el doble de la concentración en el plasma. Los niveles en tejido se mantienen hasta por 48 horas. Linfa: Su distribución en este fluido es buena, alcanzando el área bajo la curva (en promedio) el 68% del obtenido en la determinación sérica. Se concentra en fagocitos y por quimiotaxis es conducida hacia el sitio de la infección. La liberación de azitromicina por los fagocitos es incrementada en presencia de bacterias. Esputo: AZIDRAL* alcanza altos niveles en secreciones bronquiales, en agudizaciones de bronquitis crónica purulenta. El volumen de distribución (Vd) fue de 23 a 31 L/Kg. El fármaco se metaboliza en hígado en un porcentaje de 35% y su biotransformación da lugar a metabolitos inactivos. Se excreta por vía renal de 4.5 a 12.2%. La excreción biliar es la mayor vía de eliminación de azitromicina, con más de 50% de la dosis excretada en forma inalterada. Las concentraciones de azitromicina en leche materna se consideran clínicamente insignificantes. La vida media de eliminación de azitromicina se encuentra en el rango de 11 a 57 horas. Se ha reportado una vida media en el rango de 11 a 14 horas, después de 8 a 24 horas de la dosis del fármaco; sin embargo la vida media se incrementa en relación directa al tiempo que pase después de la dosis. Por ejemplo, 24 a 72 horas después de la dosis la vida media se incrementa a 35 ó 40 horas. Después de múltiples dosis, la vida media aparente fue de 57 horas. La eliminación de la azitromicina del suero es un proceso bifásico, mostrado por una corta fase de distribución a los tejidos (fase), seguida por una fase de eliminación larga (fase). Mecanismo de acción: inhibe el RNA mensajero, polipéptidos y la síntesis de proteínas de la bacteria evitando la traslocación de péptidos, mediante su unión a la subunidad 50 S ribosomal. La azitromicina posee un amplio espectro en contra de microorganismos: Grampositivos: Staphylococcus sp coagulasa-negativos, Streptococcus (pyogenes, bovis, pneumoniae, viridans), Corynebacterium species, Propionibacterium acnei. Gramnegativos: Haemophilus influenzae y parainfluenzae, Moraxella catarrhalis, Neisseria gonorrhoeae y meningitidis, Shigella sonnei y flexneri, Legionella pneumophila, Legionella bozemanii, dumoffii, micdadei, longbeachae; Pasteurella multocida; Bordetella pertussis; Campylobacter species. La actividad contra E coli, Salmonella enteritidis o tiphi, especies de Enterobacter, Aeromonas y Klebsiellas es variable (se sugiere determinar susceptibilidad). Otros: Chlamydia pneumoniae y trachomatis; Mycoplasma pneumoniae; Ureaplasma urealyticum; así como patógenos de las enfermedades trasmitidas por contacto sexual: Chlamydia trachomatis; Treponema pallidum; Neisseria gonorrhoeae y Haemophilus ducreyi.
Contraindicaciones: La administración de la azitromicina está contraindicada en casos de antecedentes de hipersensibilidad al fármaco, a la eritromicina o a cualquier otro antibiótico macrólido.
Precauciones generales: Evitar su uso en pacientes con neumonía que presenten los siguientes factores de riesgo: fibrosis quística, infecciones nosocomiales, bacteremia, hospitalización o depauperados. Insuficiencia hepática. No existen antecedentes de experiencias como profiláctico en fiebre reumática: debido a que AZIDRAL* suspensión contiene azúcar, se recomienda vigilar estrictamente a los pacientes diabéticos.
Precauciones o restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Su administración en estas etapas, mientras no se disponga de más información, es solamente aconsejable cuando, a criterio del médico tratante, los beneficios rebasen los posibles riesgos. Su segura administración en la embarazada no ha sido aún debidamente comprobada ya que no existen estudios controlados que la garanticen. Los estudios sobre la reproducción conducidos en animales (ratas y ratones), a dosis elevadas (200 mg/kg/día) no mostraron alteraciones o evidencia de daño al feto. Existen escasos reportes acerca de la cantidad de azitromicina que se elimina a través de la leche materna y se considera que pudiera no ser clínicamente significativa.
Reacciones secundarias y adversas: Los efectos secundarios más comúnmente reportados en adultos son GI e incluyen náusea (3%), vómito, dolor abdominal (3%) y diarrea (5%). Solamente el 1.3% de los casos experimentaron efectos en SNC que consistieron en cefalea o mareos. En niños los efectos adversos fueron comparables con aquellos observados en adultos para los dos tipos de regímenes terapéuticos recomendados en los niños. Para la dosis de 10 mg/kg en el día 1, seguido de 5 mg/kg en los días 2° al 5°, los efectos secundarios más frecuentes, atribuidos al tratamiento fueron diarrea (2%), dolor abdominal (2%), vómito (1%) y náusea (1%). rash (1.6%). Los casos de niños tratados a las dosis de 12 mg/kg durante 5 días, el mayor de los efectos adversos atribuido al tratamiento fue diarrea (6%), vómito (5%), dolor abdominal (3%), náusea (2%) y dolor de cabeza (1%). Con otro régimen de tratamiento no se presentó ningún otro efecto adverso con frecuencia mayor a 1%. Los efectos colaterales que ocurrieron con una frecuencia de 1% o menor incluyeron: Dolor torácico; dispepsia, constipación, anorexia, flatulencia, gastritis, cefalea, hiperkinesia, mareos, agitación, nerviosismo, insomnio, fiebre, fatiga, rash, prurito, urticaria, conjuntivitis.
Interacciones medicamentosas y de otro genero: AZIDRAL* (azitromicina) no afecta el citocromo P450 y por lo tanto no produce interacciones con fármacos que son metabolizados por este sistema (carbamazepina, cimetidina, metilprednisolona, teofilina, midazolam, triazolam o warfarina). Pimozide: el uso concomitante de azitromicina y pimozide está contraindicado ya que se inhibe el metabolismo del segundo, originando su excesiva concentración y por esto puede desencadenar efectos cardiovaculares como prolongación del intervalo QT, arritmia cardíaca e inclusive muerte repentina. Rifabutin: la azitromicina, al igual que la claritromicina, puede disminuir el metabolismo de rifabutin y permitir que se incrementen las concentraciones en el organismo hasta el nivel tóxico (rash, alteraciones gastrointestinales y hematológicas).
Alteraciones de pruebas de laboratorio: A la fecha no se han reportado alteraciones en este rubro.
Precauciones y relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Los estudios no han mostrado evidencia alguna de carcinogenicidad, mutagénesis o teratogenicidad. La administración de azitromicina en ratas usando dosis orales por arriba de 30 mg/kg antes de ser preñadas y durante la gestación temprana mostraron ligera reducción en el índice de embarazos. Al usar dosis por arriba de 200 mg/kg durante la organogénesis o perinatalmente se presentó solamente un ligero decremento en el índice de sobrevivencia.
Dosis y vías de administración: Su administración es por vía oral. AZIDRAL* puede ser administrado con o sin alimentos. En general, la dosis recomendada es 10 mg/kg en una sola dosis al día durante tres días. En niños con peso menor de 15 kg la suspensión debe ser dosificada lo más exactamente posible, AZIDRAL* suspensión debe ser administrado utilizando la jeringa dosificadora apegándose al siguiente esquema:

Para la faringitis estreptocócica, se ha demostrado que azitromicina es efectiva en dosis única de 10 ó 20 mg/kg, durante 3 días, sin embargo, es recomendable no administrar dosis mayores a 500 mg diarios. La eficacia clínica entre estos 2 esquemas de dosis es similar, pero con una mayor erradicación bacteriológica con la dosis de 20 mg/kg. La penicilina es el medicamento de elección para el tratamiento de la faringitis por Streptococcus pyogenes, incluyendo la profilaxis de la fiebre reumática. Dosificación en insuficiencia hepática: estudios de pacientes cirróticos con insuficiencia hepática de leve a moderada, sugieren que no se requiere modificar el régimen de dosificación de AZIDRAL*, a pesar de que su metabolismo es hepático. Dosis durante la diálisis: los pacientes sometidos a procedimientos de diálisis no requieren dosis suplementarias después de tales sesiones.
Sobredosificación o ingesta accidental: manifestaciones y manejo (antídotos): No se han reportado casos de sobredosificación. Se recomienda en caso de sobredosificación o ingesta accidental, la aplicación de medidas sintomáticas generales y lavado gástrico. No se conoce ningún antídoto específico.
Presentación: Frasco con polvo para reconstituir con 7 ml de agua (600 mg). Jeringa dosificadora. Frasco con polvo para reconstituir con 10 ml de agua (900 mg). Jeringa dosificadora.
Recomendaciones para el almacenamiento: Manténgase el frasco con polvo herméticamente cerrado, por debajo de 30°C. Una vez hecha la mezcla, la suspensión se conserva durante 5 días a no más de 30°C.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica. Contiene 69% de azúcar.
Nombre y domicilio del laboratorio: Laboratorios SILANES, S.A. DE C.V., Amores 1304 Col. Del Valle 03100 - México, D.F.
Número de registro del medicamento: 316M2002 SSA-IV.
Clave de IPPA: GEAR 200857/R2002.

AZIDRAL

SILANES

Tabletas

Denominación genérica: Azitromicina.
Forma farmacéutica y formulación: Cada tableta contiene: Azitromicina (cristalina anhidra). 250 y 500 mg. Excipiente cbp 1 tableta.
Indicaciones terapéuticas: AZIDRAL* (azitromicina) está indicada en todas aquellas infecciones causadas por organismos susceptibles. Por su buena penetración a los tejidos puede ser utilizada para las infecciones localizadas en tracto respiratorio inferior (incluyendo bronquitis y neumonias) y tracto superior (sinusitis, faringoamigdalitis), otitis, piel y tejidos blandos (incluyendo lesiones impetiginizadas). Es eficaz en el tratamiento de la enfermedad pélvica inflamatoria, las infecciones del aparato genitourinario como son uretritis, cistitis, cervicitis, infecciones trasmitidas sexualmente causadas por Chlamydia trachomatis o Neisseria gonorrhoea así como lesiones chancroides causadas por Haemophilus ducreyi. Es efectiva también en terapia triple (acompañada de bismuto, inhibidores de la bomba de protones e imidazoles) para las infecciones originadas por H. pylori. AZIDRAL* se recomienda como profiláctico de infecciones por Mycobaterium avium (en pacientes inmunosuprimidos). AZIDRAL* puede ser administrado como alternativa de tratamiento en infecciones trasmitidas por garrapatas como la babesiosis (Babesia microti, aunada a quinina) y la enfermedad de Lyme (Borrelia burgdorferi).
Farmacocinética y farmacodinamia: Después de la administración oral se alcanza una biodisponibilidad de 37 a 40%. La administración de azitromicina y alimentos no mostró alteraciones importantes en la Biodisponibilidad, Concentración máxima (Cmax) y Área Bajo la Curva (ABC). Solamente se retrasó levemente el Tmax. La Cmax alcanzada está en el rango de 0.3 a 0.63 mcg/mL después de la administración de 12 mg/Kg a niños ó 500 mg a adultos y se alcanzó en 2.4-4 horas (tmax). El ABC fue de 3.7 mcg/mL/hora. En pacientes cirróticos con insuficiencia hepática de leve a moderada, el Tmax (2-3 horas) y la Cmax (0.37 a 0.45 mcg/mL), fueron similares a los de sujetos sanos después de 500 mg de azitromicina VO. Con la administración de dos tabletas de 250 mg, el 1er día, seguida de una tableta durante 4 días más se, reportaron los siguientes datos (n=12):


La exposición (ABC) de azitromicina a leucocitos mononucleares y polimorfonucleares, posterior a los regímenes de tratamiento de 3 o 5 días fue mucho mayor que la obtenida en suero. La administración de la misma dosis total con tratamientos de 3 ó 5 días, alcanza concentraciones comparables de azitromicina dentro de los leucocitos mono y polimorfonucleares.


La unión de la azitromicina a las proteínas varía de acuerdo a la concentración del fármaco (entre 7 y 50%). La azitromicina se une predominantemente a la alfa (1)-ácido glicoproteína. AZIDRAL* se distribuye ampliamente en los tejidos en los que alcanza concentraciones superiores a las CMI de los patógenos y fueron mucho más altas (de 10 a 100 veces) que las correspondientes concentraciones séricas. Los niveles terapéuticos en los tejidos pueden ser mantenidos durante 4 a 7 días después de haber abandonado el tratamiento. En lesiones vesiculares su promedio de penetración es de 74% de los niveles séricos durante más de 24 horas. Desde 7 hasta 24 horas, sus niveles son más altos que los presentes en suero. En cérvix y ovarios: Después de la administración de 1 gramo de azitromicina se alcanzaron concetraciones en cérvix y ovario entre 2.7 y 2.8 mg/gramo. AZIDRAL* (azitromicina) produce concentraciones mínimas inhibitorias (CMI) para Chlamydia trachomatis al menos durante 7 días. En oido medio se observa aproximadamente el doble de la concentración en el plasma. Los niveles en tejido se mantienen hasta por 48 horas. Linfa: Su distribución en este fluido es buena, alcanzando el área bajo la curva (en promedio) el 68% del obtenido en la determinación sérica. AZIDRAL* se concentra en fagocitos y por quimiotaxis es conducida hacia el sitio de la infección. La liberación de azitromicina por los fagocitos es incrementada en presencia de bacterias. Esputo: AZIDRAL* alcanza altos y persistentes niveles en secreciones bronquiales, en agudizaciones de bronquitis crónica purulenta, los niveles pico en esputo fueron de 3.7 mcg/ml durante un promedio de 15.5 horas después de la administración de 500 mg por vía oral. Después de 500 mg de azitromicina VO, las concentraciones del fármaco en la mayoría de las muestras de tejido (próstata, riñón, pulmón, amígdalas y tejidos ginecológicos y urológicos) a las 12 horas y hasta 3 días, estuvieron entre 1 y 9 mg/Kg; las concentraciones promedio fueron usualmente mayores de 2 mg/Kg a las 12 y hasta 24 horas post-administración. Las concentraciones en grasa, músculo, hueso y mucosa gástrica, fueron generalmente más bajos (0.2 a 1 mg/Kg). Los niveles en los tejidos tienen la tendencia a permanecer. La vida media estimada en próstata y amígdalas fue de 2.3 y 3.2 días respectivamente. Las concentraciones en otros tejidos al administrar 500 mg de azitromicina por 3 días y después de 12 horas de la última administración fueron: en plasma= 0.33 mcg/ml, saliva= 2.14 mcg/ml, encías= 6.47 mcg/ml, hueso alveolar= 1.86 mcg/ml. En algunos tejidos (saliva, encía y hueso alveolar) se obtuvieron concentraciones de azitromicina constantes por más de 6.5 días. El volumen de distribución (Vd) fue de 23 a 31 L/Kg. El fármaco se metaboliza en hígado en un porcentaje de 35% y su biotransformación da lugar a metabolitos inactivos. Se excreta por vía renal de 4.5 a 12.2%. La excreción biliar es la mayor vía de eliminación de azitromicina, con más de 50% de la dosis excretada en forma inalterada. Las concentraciones de azitromicina en leche materna se consideran clínicamente insignificantes. La vida media de eliminación de azitromicina se encuentra en el rango de 11 a 57 horas. Se ha reportado una vida media en el rango de 11 a 14 horas, después de 8 a 24 horas de la dosis del fármaco; sin embargo la vida media se incrementa en relación directa al tiempo que pase después de la dosis. Por ejemplo, 24 a 72 horas después de la dosis la vida media se incrementa a 35 ó 40 horas. Después de múltiples dosis, la vida media aparente fue de 57 horas. La eliminación de la azitromicina del suero es un proceso bifásico, mostrado por una corta fase de distribución a los tejidos (fasea), seguida por una fase de eliminación larga (faseb). La vida media de eliminación no difiere significativamente entre los voluntarios sanos (53.5 horas) y los pacientes cirróticos (60.6 a 68.1 horas), determinadas en un periodo de 8 días. Mecanismo de acción: Inhibe el RNA mensajero, polipéptidos y la síntesis de proteínas de la bacteria evitando la traslocación de péptidos, mediante su unión a la subunidad 50 S ribosomal. La azitromicina posee un amplio espectro en contra de microorganismos: Gram positivos.- Staphylococcus sp coagulasa-negativos, Streptococcus (pyogenes, bovis, pneumoniae, viridans), Corynebacterium species, Propionibacterium acnei. Gram negativos.- Haemophilus influenzae y parainfluenzae, Moraxella catarrhalis, Neisseria gonorrhoeae y meningitidis, Shigella sonnei y flexneri, Legionella pneumophila, Legionella bozemanii, dumoffii, micdadei, longbeachae; Pasteurella multocida; Bordetella pertussis; Campylobacter species. La actividad contra E coli, Salmonella enteritidis o tiphi, especies de Enterobacter, Aeromonas y Klebsiellas es variable (se sugiere determinar susceptibilidad). Otros: Chlamydia pneumoniae y trachomatis; Mycoplasma pneumoniae; Ureaplasma urealyticum; así como patógenos de las enfermedades trasmitidas por contacto sexual: Chlamydia trachomatis; Treponema pallidum; Neisseria gonorrhoeae y Haemophilus ducreyi. La mayoría de los organismos gram positivos son inhibidos in vitro por azitromicina a la concentración de 1 mcg/ml o menos, mientras que los gram negativos patógenos generalmente requieren concentraciones de 2 mcg/ml.
Contraindicaciones: La administración de la azitromicina está contraindicada en casos de antecedentes de hipersensibilidad al fármaco, a la eritromicina o a cualquier otro antibiótico macrólido.
Precauciones generales: Como con otros antibióticos, vigilar el riesgo de aparición de superinfecciones, sobre todo en sujetos con mayor riesgo: fibrosis quística, infecciones nosocomiales, bacteremia, hospitalización, ancianos o depauperados. Precaución en pacientes con Insuficiencia hepática o renal severas. No existen antecedentes de experiencias como profiláctico en fiebre reumática.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Su administración en estas etapas, mientras no se disponga de más información, es solamente aconsejable cuando, a criterio del médico tratante, los beneficios rebasen los posibles riesgos. Su segura administración en la embarazada no ha sido aún debidamente comprobada ya que no existen estudios controlados que la garanticen. Los estudios sobre la reproducción conducidos en animales (ratas y ratones), a dosis elevadas (200 mg/Kg/día) no mostraron alteraciones o evidencia de daño al feto. Existen escasos reportes acerca de la cantidad de azitromicina que se elimina a través de la leche materna y se considera que pudiera no ser clínicamente significativa.
Reacciones secundarias y adversas: Los efectos secundarios más comúnmente reportados son GI e incluyen náusea (3%), vómito, dolor abdominal (3%) y diarrea (5%). Cardiovascular.- rara vez han sido reportadas arritmias incluyendo taquicardia ventricular, dolor torácico ( < 1%), palpitaciones ( < 1%), un caso de Torsade de pointes que desarrolló infarto miocárdico. Parecen presentarse en el paciente con antecedentes de estos síntomas o signos y uso de vía parenteral. Dermatológico.- Prurito, rash, urticaria. Muy rara vez reacciones severas como eritema multiforme, Síndrome de Stevens-Johnson o necrólisis epidérmica tóxica. Endócrino/metabólico.- Hiponatremia (dudoso). Hemáticos.- Trombocitopenia. Hepáticos.- Un caso de ictericia colestática, ligera elevación de transaminasas, con recuperación total en 28 días. Se han reportado elevaciones de transaminasa glutámico-oxalacética, transaminasa glutámico-pirúvica, fosfatasa alcalina. Reacciones inmunes (hipersensibilidad).- Severas reacciones alérgicas pueden reaparecer después de suspender el medicamento, aún sin reexposición al fármaco. Vasculitis leucocitoclástica (reacción de hipersensibilidad tipo III) con fiebre, púrpura en manos, piernas, cara, glúteos que cedieron en 3 días. Músculo esquelético.- Miastenia gravis. Ótico.- Se ha reportado ototoxicidad reversible. Renal.- En forma muy esporádica nefritis intersticial. SNC.- Vértigo, somnolencia, hiperkinesis, agitación, nerviosismo e insomnio. Cefalea 1.3%). Respiratorio.- Sibilancias (17%).
Interacciones medicamentosas y de otro género: AZIDRAL* (azitromicina) no afecta el citocromo P450 y por lo tanto no produce interacciones con fármacos que son metabolizados por este sistema (carbamazepina, cimetidina, metilprednisolona, teofilina, midazolam, triazolam o warfarina). Ya que no afecta este citocromo, tampoco se han reportado efectos de ergotismo como con la co-administración de claritromicina o ertitromicina y derivados de la ergotamina (metilsergida, dihidroergotamina, ergonovina). Medicamentos que aumentan la acción de Azitromicina: Nelfinavir eleva las concentraciones de azitromicina y aumenta sus efectos adversos (diarrea, ototoxicidad, hepatotoxicidad). Medicamentos que disminuyen la acción de Azitromicina: Sales de aluminio, calcio o magnesio, disminuyen la absorción de azitromicina por quelación; Magaldrato. Medicamentos que aumentan su propia acción por el uso de azitromicina: Digoxina (el antibiótico disminuye el metabolismo presistémico de la digoxina, aumentando su concentración). Fentanyl incrementa o prolonga su efecto opioide (depresión del SNC, depresión respiratoria). Rifabutin teóricamente puede aumentar su toxicidad cuando se usa con la azitromicina (neutropenia, fiebre, mialgias). Triazolam pudiera aumentar sus concentraciones si la azitromicina disminuye su depuración. La warfarina pudiera asociarse con incremento del efecto anticoagulante. Otros: Amiodarone incrementa el riesgo de cardiotoxicidad (prolongación de QT, torsades de pointes, etc). Pimozide.- El uso concomitante de azitromicina y pimozide está contraindicado ya que se inhibe el metabolismo del segundo, originando su excesiva concentración y por esto puede desencadenar efectos cardiovaculares como prolongación del intervalo QT, arritmia cardiaca e inclusive muerte repentina. Rifabutin.- La azitromicina, al igual que la claritromicina, puede disminuir el metabolismo de rifabutin y permitir que se incrementen las concentraciones en el organismo hasta el nivel tóxico (rash, alteraciones gastrointestinales y hematológicas).
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: A la fecha no se han reportado alteraciones en este rubro.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Los estudios no han mostrado evidencia alguna de carcinogenicidad mutagénesis o teratogenicidad. La administración de azitromicina en ratas usando dosis orales por arriba de 30 mg/Kg antes de ser preñadas y durante la gestación temprana mostraron ligera reducción en el índice de embarazos. Al usar dosis por arriba de 200 mg/Kg durante la organogénesis o perinatalmente se presentó solamente un ligero decremento en el índice de sobrevivencia.
Dosis y vía de administración: Su administración es por vía oral. La dosis de AZIDRAL* recomendada para adultos que padecen infecciones respiratorias altas o bajas (amigdalitis, faringitis, sinusitis, otitis media, neumonía, bronquitis), de piel y tejidos blandos, así como infecciones genitourinarias (uretritis, cistitis, cervicitis) es de 500 mg/día, durante 3 días, o administrar la misma dosis total de azitromicina, pero iniciando con 2 tabletas de 250 mg el primer día y una tableta de 250 mg los siguientes cuatro días. En el tratamiento de enfermedades trasmitidas sexualmente ocasionadas por Chlamydia trachomatis, Ureaplasma urealyticum, Haemophilus ducreyi la azitromicina es efectiva cuando es administrada a dosis orales únicas de 1 gramo. Si el agente causal es la Neisseria gonorrhoeae puede requerirse de acuerdo a la severidad de la infección, la administración oral única de 1 a 2 gramos. en este tipo de infecciones es necesario el tratamiento de la pareja. Infecciones por Helicobacter pylori.- En las úlceras duodenales o gástricas causadas por H. pylori, la azitromicina combinada es eficaz en un esquema de tratamiento de sólo 4 días administrando a) Lanzoprazol: 30 mg dos veces al día los 4 días; b) Azitromicina: 500 mg una vez al día, los días 2° a 4° y c) Tinidazol 2000 mg una sola vez el 3er día del tratamiento. Otros esquemas de tratamiento combinando AZIDRAL* pueden ser elegidos como terapia triple o hasta cuádruple administrando: Subcitrato de bismuto (350 mg dos veces al día durante 7 días); Omeprazol (20 mg dos veces al día durante 7 días); Metronidazol (500 mg dos veces al día durante 7 días). Para la prevención de diseminación de Micobacterium avium, sobre todo en pacientes con SIDA se recomienda la administración de 1250 mg en una sola toma semanal. Dosificación en insuficiencia renal: No se requieren ajustes a la dosificación en pacientes con insuficiencia renal. Administrarlo con precaución ante severa IR. Dosificación en insuficiencia hepática: Estudios de pacientes cirróticos con insuficiencia hepática de leve a moderada, sugieren que no se requiere modificar el régimen de dosificación de AZIDRAL*, a pesar de que su metabolismo es hepático. Dosis durante la diálisis: Los pacientes sometidos a procedimientos de diálisis no requieren dosis suplementarias después de tales sesiones. Dosis en Ancianos: Los parámetros farmacocinéticos, de seguridad y eficacia fueron similares entre ancianos y sujetos jóvenes, por lo que parece no ser necesario hacer ajustes en la dosificación en este grupo de edad. Dosis en niños: AZIDRAL* puede ser administrado a la dosis de 500 mg al día durante 3 días en niños con peso mayor de 45 Kg.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: No se han reportado casos de sobredosificación. Se recomienda en caso de sobredosificación o ingesta accidental leve la suspensión del medicamento y frecuentemente desaparecerán los efectos tóxicos. Casi siempre se limitan al sistema GI y se puede administrar alimento, leche o antiácidos. De ser más importante la sobredosificación se procederá a valorar la aplicación de medidas de conservación de las funciones respiratoria y cardiovascular. Medidas sintomáticas generales Considerar la necesidad de administrar carbón activado después de la ingestión potencialmente tóxica del medicamento. Administrar un mínimo de 240 ml de agua por 30 g de carbón. La dosis óptima no se ha establecido, aunque las dosis usualmente están entre 25-100 g en adolescentes y adultos y 25-50 g en niños entre 1-12 años, o 0.5 a 1 gramo/Kg de peso corporal. El uso de carbón con un catártico no se recomienda si no hay evidencia de que el catártico disminuya la absorción del fármaco y frecuentemente los catárticos causan náuseas, vómitos, calambres abdominales, desequilibrios hidroelectrolíticos y ocasionalmente hipotensión. Lavado gástrico si la ingestión ha sido reciente (menos de 60 min). Control de convulsiones si las hubiere antes de lavado gástrico. Protección de vías aéreas: posición de Trendelenburg y posición decúbito lateral izquierda (equipo de succión disponible). No se conoce ningún antídoto específico.
Presentación(es): Caja con 3 ó 4 tabletas de 500 mg. Caja con 6 tabletas de 250 mg
Recomendaciones para el almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. No se deje al alcance de los niños. Su venta requiere receta médica.
Nombre y domicilio del laboratorio: LABORATORIOS SILANES, S.A. DE C.V. Eje 3 Norte. No. 200 Esq. Prolongación 6 Norte. Parque Industrial Toluca 2000. Km 52.8 Carretera Toluca - Naucalpan. C.P. 50200 Toluca, Edo. de México. *Marca Registrada.
Número de registro del medicamento: 245M2000 SSA-IV
Clave de IPPA: N° de oficio 093300415A033.