SANZADOLL

MAVER

Denominación genérica: Tramadol.
Forma farmacéutica y formulación: Solución. Cada ml contiene: Clorhidrato de Tramadol 100 mg. Vehículo cbp 1 ml
Indicaciones terapéuticas: Sanzadoll es un analgésico opioide. También ha mostrado propiedades noradrenérgicas y serotoninérgicas que pueden contribuir a su actividad analgésica. Sanzadoll se usa para el dolor moderado a severo. Estudios clínicos han demostrado que Tramadol es un medio eficaz analgésico en el tratamiento del dolor moderado, grave, agudo o crónico, incluyendo el postoperatorio, ginecológico y obstétrico, así como dolor de otros orígenes, incluyendo el cáncer.
Farmacocinética y farmacodinamia: El Tramadol es un analgésico sintético central activo. El fármaco (y su metabolito activo M1) actúa como un agonista opioide, aparentemente por la actividad selectiva en el receptor. Además de la actividad agonista opioide, el Tramadol inhibe la recaptura de determinadas monoaminas (noradrenalina, serotonina), que parece contribuir al efecto analgésico. Aunque la contribución relativa frente a su metabolito M1 en la analgesia en humanos es desconocido, el metabolito es 6 veces más potente que la droga paterna en la producción de la analgesia en modelos animales, y 200 veces más potente en el receptor vinculante. El efecto antinociceptivo del Tramadol, se antagoniza sólo parcialmente por la naloxona en algunos ensayos en animales y personas sanas. Aunque los efectos farmacológicos del Tramadol resultan en parte de actividad agonista en los receptores de opiáceos. El fármaco no es un derivado de la amapola ni un derivado semisintético de la morfina o tebaína. Sin embargo, dado que el Tramadol es un agonista real de los receptores opiaceos, y no de los receptores (opi-oides), la droga está clasificada como un agonista opioide. A causa de la actividad agonista opioide, también puede producir dependencia, pero su potencial de abuso parece ser bajo, el Tramadol no están sujeto a control en la Ley federal de Sustancias controladas de 1970, como estaba previsto. La tolerancia y manifestaciones de retirada también pueden ocurrir, aunque tales efectos son relativamente leves en comparación con los de otros agonistas opiáceos. El Tramadol se absorbe fácilmente después de dosis orales, pero está sujeto a metabolismo de primer paso. Tramadol se metaboliza por N-y O-desmetilación a través del citocromo P450, las isoenzimas CYP2D6, CYP3A4 y glucuronidación o sulfación en el hígado. El metabolito O-desmetiltramadol es farmacológicamente activo. El Tramadol se excreta Principalmente en la orina, principalmente como metabolito. El Tramadol está ampliamente distribuido, atraviesa la placenta y aparece en pequeñas cantidades en la leche materna. La vida media de eliminación después de dosis orales es de unas 6 horas. Metabolismo. La producción del metabolito activo O-desmetiltramadol depende del citocromo P450 y la isoenzima CYP2D6, que exhibe polimorfismo genético. Para una referencia a un debilitante CNS mediado por la reacción en un paciente que es un metabolizador del CYP2D6 con alta actividad.
Contraindicaciones: Sanzadoll está contraindicado en pacientes que hayan demostrado previamente Hipersensibilidad al fármaco, a cualquier otro componente de la formulación o agonistas opiáceos. También está contraindicado en cualquier situación donde los agonistas opiáceos estén contraindicados, incluyendo a los pacientes que están agudamente intoxicados con otros depresores del SNC (alcohol, sedantes y hipnóticos, otros analgésicos de acción central, los agonistas opiáceos, Psicotrópicas, drogas) ya que el Tramadol en el SNC puede exacerbar la depresión respiratoria en estos pacientes.
Precauciones generales: La administración de Sanzadoll puede causar efectos similares a los producidos por otras drogas agonistas de opiáceos, deben ser observados muchos de los efectos habituales con la terapia de un agonista opioide. Convulsiones: Se han producido crisis espontáneas durante el tratamiento con Tramadol a dosis recomendadas, posteriormente los informes indican que el riesgo de convulsión se incrementa con dosis por encima de las recomendadas. Las crisis pueden ocurrir después de la primera dosis. Se advierte que el Tramadol incrementa el riesgo de convulsiones en pacientes que toman inhibidores de la recaptura de serotonina (ISRS), antidepresivos tricíclicos, otros compuestos o de otros agonistas opiáceos. Se advierte también que el fármaco puede aumentar el riesgo de convulsiones en los pacientes que recibieron inhibidores de la monoamino oxidasa (MAO), agentes antipsicóticos, u otros medicamentos que disminuyen el umbral convulsivo. Los pacientes con epilepsia, que tienen una historia de convulsiones o pacientes con un riesgo reconocido para convulsionar (traumatismos craneales, trastornos metabólicos, alcohol, retiro de drogas, infecciones del CNS) pueden estar en riesgo. La administración de Naloxona en pacientes con sobredosis por Tramadol, también puede aumentar el riesgo de convulsiones. Suicidio: El Tramadol no debe ser recetado a personas que son suicidas. Reacciones de sensibilidad: Se han reportado reacciones anafilactoides graves y mortales en los pacientes que recibieron el Tramadol de primera dosis. Otros informes de reacciones de hipersensibilidad incluyen Prurito, urticaria, angioedema, broncoespasmo, necrólisis epidérmica tóxica y síndrome de Stevens-Johnson. Los pacientes con antecedentes de reacciones anafilactoides a la codeína u otros Agonistas opiáceos pueden estar en mayor riesgo, y por tanto, no deben recibir Sanzadoll. Depresión respiratoria: El Tramadol debe administrarse con precaución a pacientes con riesgo de depresión respiratoria, y deben ser considerados otro tipo de analgésicos. La depresión puede resultar cuando grandes dosis se administren con agentes anestésicos o alcohol, y deben ser tratados como sobredosis de Tramadol. En pacientes con sobredosis, se pueden precipitar convulsiones. Aumento de la presión intracraneal o lesión en la cabeza: Sanzadoll debe utilizarse con precaución en pacientes con presión intracraneal elevada o lesión en la cabeza, ya que el efecto depresor respiratorio de los agonistas opiáceos incluye la retención de dióxido de carbono y elevación de la presión del líquido cefalorraquídeo secundaria, y esos efectos pueden ser exagerados notablemente en estos pacientes. Además, los cambios pupilares (Miosis) del Tramadol, pueden oscurecer la existencia, extensión, o un curso de patología intracraneal. Los médicos también deben mantener un alto índice de sospecha de reacción adversa al evaluar el estado mental alterado en estos pacientes. Síndrome de abstinencia: Puede darse si Sanzadoll es interrumpido bruscamente. Los síntomas pueden incluir ansiedad, sudoración, insomnio, rigidez, dolor, náuseas, temblores, diarrea, síntomas del tracto respiratorio superior, piloerección y raramente alucinaciones. Otros síntomas que se han observado con poca frecuencia incluyen ataques de pánico, ansiedad severa y parestesias. La experiencia clínica sugiere que los síntomas de abstinencia podrán ser relevados por reducción de las dosis cuando la droga es suspendida. Condiciones abdominales agudas: La administración del Tramadol, también puede complicar la evaluación clínica de pacientes con condiciones abdominales agudas. Insuficiencia renal, hepática y deterioro de la función renal se traduce en una disminución de la rapidez y alcance de la excreción del Tramadol y de su metabolito activo M1. Sanzadoll, no debe utilizarse en pacientes con Insuficiencia renal grave (es decir, depuración de creatinina de menos de 30 mL / minuto). El Tramadol y su metabolito M1 se reducen en pacientes con cirrosis hepática avanzada, por lo que la reducción de la dosis también se recomienda en estos pacientes. Insuficiencia hepática o renal: Cuando el Tramadol se utiliza en adultos con cirrosis, se recomienda ajustar la dosis. Las tabletas de liberación prolongada no deben utilizarse en pacientes con insuficiencia hepática grave. Con la vida media prolongada del Tramadol en pacientes con insuficiencia renal o hepática, la consecución de concentraciones plasmáticas constantes se retrasa y puede durar varios días por elevación de las concentraciones plasmáticas que se produzcan. Advertencias para pacientes: Los pacientes deben ser advertidos de que el Tramadol puede perjudicar mental o físicamente sus habilidades para el desempeño de tareas potencialmente peligrosas tales como conducir un automóvil o manejar maquinaria. Los pacientes también deben informar de la toma de Sanzadoll con bebidas que contienen alcohol y utilizarlo con precaución al tomarlo en forma concomitante con fármacos como los tranquilizantes, sedantes e hipnóticos, opiáceos u otros analgésicos que puedan menoscabar la capacidad mental. Las pacientes del sexo femenino deben ser instruidas para informar a su médico si están embarazadas, piensan que podría llegar a estar embarazadas, o está tratando de quedar embarazadas. Los médicos deben tener la certeza de que los pacientes comprendan la dosis única de 24 horas del día, el límite de dosis y el intervalo entre las mismas, ya que si se excede de estas recomendaciones, puede resultar en depresión respiratoria y convulsiones. Dependencia física y abuso: Sanzadoll, no se recomienda para su uso en pacientes dependientes de opiáceos o en pacientes que están crónicamente utilizando agonistas opiáceos. La droga tiene un potencial de causar dependencia psíquica y física del tipo de la morfina (agonista opioide). Sanzadoll se ha asociado con ansias, comportamiento de búsqueda de drogas y desarrollo de tolerancia. Casos de abuso y dependencia se han reportado. El Tramadol también ha demostrado que reinicia dependencia física en algunos pacientes que antes dependían de otros agonistas opiáceos o los utilizaban en forma crónica. En consecuencia, en pacientes con un agonista opioide, tendencia a abuso o dependencia, tendencia al uso indebido de drogas, o historia de dependencia de drogas, no se recomienda el tratamiento con Tramadol. Sin embargo, el riesgo de dependencia y abuso (inclusive, el comportamiento de búsqueda de drogas y tomando acciones ilícitas para obtener la droga) no es limitar a los individuos con una historia de dependencia a opiáceos. Aunque con los agonistas se ha observado que es mayor en estas personas. Los pacientes con una historia reciente de haber recibido importantes cantidades de agonistas opiáceos, pueden experimentar manifestaciones de retiro si se inicia el Tramadol. Debido a la dificultad en la evaluación de la dependencia en estos pacientes, Sanzadoll debe utilizarse con precaución en pacientes con una historia de este tipo. Drogas y/o alcohol o adicciones: Sanzadoll no está aprobado para el tratamiento de los trastornos adictivos. Precauciones Geriátricas: En general, la dosis de Sanzadoll debe ajustarse cuidadosamente en pacientes geriátricos, en éstos pacientes, por lo general el inicio de la terapia debe ser en el rango de dosificación menor, teniendo en cuenta la mayor frecuencia de disminución de la función hepática, renal, y/o cardíaca y de enfermedad concomitante, observado en la terapia de las personas de edad. En estudios clínicos incluidos los geriátricos, en aquellos pacientes que recibieron el Tramadol, ocurrieron efectos adversos GI en el 30% de los pacientes mayores de 75 años de edad en comparación con el 17% de los menores de 65 años de edad, y estreñimiento provocado por suspensión del tratamiento en el 10% de los mayores de 75 años de edad. En estos estudios, la incidencia de efectos adversos fue mayor en los pacientes mayores de 65 años de edad en comparación con los adultos más jóvenes; los efectos adversos más frecuentes en los adultos mayores incluyen estreñimiento, fatiga, debilidad postural, hipotensión y dispepsia. Sanzadoll debe usarse con mucha cautela en pacientes mayores de 75 años de edad.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Embarazo: Aunque no existen estudios adecuados y controlados en seres humanos hasta la fecha, el Tramadol ha demostrado ser embriotóxico y fetotóxico en ratones, ratas, y conejos a dosis tóxicas para la madre 1.4, 0.6 y 3.6 veces, respectivamente, La dosis máxima diaria en humanos o superior (120 mg/kg [360 mg/m2] en Ratones, 25 mg/kg [150 mg/m2] o mayor en las ratas, y de 75 mg/kg [900 mg/m2] o mayor en conejos). La toxicidad en el embrión y la toxicidad fetal incluyen principalmente disminución de los pesos fetales, osificación del esqueleto, y aumento costillas supernumerarias en niveles de dosis tóxicas para la madre. Retrasos transitorios en el desarrollo o parámetros de comportamiento también se observaron en crías de rata. La letalidad embrión y feto se informó sólo en un estudio de conejos, En la que los conejos recibieron el Tramadol 300 (3600 mg/m2), una dosis que causa extrema toxicidad materna en conejos. No se observó ningún daño al feto con las dosis de Tramadol que no eran maternalmente tóxicas. El uso seguro del Tramadol en el embarazo no ha sido establecido. Sanzadoll debe utilizarse durante el embarazo sólo si los beneficios potenciales justifican los posibles riesgos para el feto. Sanzadoll también no se debe utilizar en mujeres embarazadas antes o durante el parto a menos que el potencial de beneficios supera a los riesgos. El uso crónico durante el embarazo puede dar lugar a dependencia física y síndrome de abstinencia postparto en el Neonato. El Tramadol ha demostrado que atraviesa la placenta. La proporción media del Tramadol en el suero umbilical en comparación con las venas maternas fue 0.83 para las mujeres que recibieron Tramadol durante el trabajo de parto. Se han reportado convulsiones neonatales, síndrome de abstinencia neonatal y muerte fetal durante la post comercialización. El efecto del Tramadol en su caso, sobre el crecimiento, desarrollo y maduración funcional del niño es incierto. El Tramadol se distribuye en la leche. Tras una única dosis de 100mg IV, la distribución acumulada a la leche 16 horas después de la administración, fué de 100 mcg (0,1% de la dosis materna) y 27 mcg de la M1. Debido a que la seguridad del Tramadol en lactantes y neonatos no ha sido Evaluada, el fármaco no está recomendado para obstétrica preoperatoria o de la analgesia posterior al parto.
Reacciones secundarias y adversas: Efectos en el sistema nervioso: Los efectos mas frecuentes son: mareos o vértigos, que se producen el 26, 31, y 33% de pacientes que recibieron Tramadol Hasta 7, 30 y 90 días, respectivamente, en estudios clínicos. Se han reportado mareos en alrededor de 16, 20, 23, o 28% de los pacientes que recibieron el fármaco en una dosis de 100, 200, 300, o 400 mg una vez al día, respectivamente la incidencia de mareos pueden ser relacionados con la dosis. Ocurrió dolor de cabeza en 18, 26 y 32% de los pacientes y somnolencia en 16, 23 y 25%, para un máximo de 7, 30 y 90 días respectivamente. La incidencia de dolor de cabeza puede ser dosis relativa. Se produjeron somnolencia o insomnio hasta en el 11 o 9%, respectivamente, de los pacientes que recibieron las dosis recomendadas (100-300 mg al día) en los estudios clínicos. Se ha reportado debilidad en un máximo de 4% de las pacientes que recibieron el Tramadol en dosis recomendadas. Estimulación del SNC (una combinación de nerviosismo, ansiedad, agitación, temblor, espasticidad, euforia labilidad emocional, y alucinaciones se produjo en el 7, 11 y el 14% de los pacientes que recibieron el Tramadol hasta un máximo de 7, 30 y 90 días Respectivamente. Ocurre astenia en 6, 11 y el 12% de los pacientes, y sudoración en 6, 7, y 9%, para un máximo de 7, 30 y 90 días, respectivamente. La sudoración puede ser más común después de la inyección IV rápida. Se informa astenia o aumento de la sudoración en un máximo de 7 o 4% respectivamente de los pacientes que recibieron dosis recomendadas de Tramadol (100-300 mg al día). Se ha informado de ansiedad, confusión, alteración de coordinación, euforia, nerviosismo, trastornos del sueño en 1 al 5% de los pacientes. Los efectos adversos del sistema nervioso en el 1% al 5% de los pacientes que recibieron Tramadol incluyen temblor, parestesia, hipoestesia, nerviosismo, ansiedad, depresión y agitación, marcha anormal, amnesia, disfunción cognitiva, depresión, dificultad de concentración, disforia, fatiga, debilidad alucinaciones motoras, parestesia, temblor, tendencias suicidas, convulsiones y síntomas del síndrome serotoninérgico (cambio del estado mental, hiperreflexia, fiebre, escalofríos, temblores, agitación, diaforesis, convulsiones, coma). Cada uno, fue comunicado en menos de 1% de los pacientes que recibieron Tramadol. Se registró migraña, síncope, alteraciones de la atención, vértigo, irritabilidad, disminución de la libido, euforia, trastornos del sueño, agitación, desorientación y alteraciones del sueño en menos del 1% de las pacientes que recibieron la presentación de acción prolongada. También se ha comunicado manía y trastornos del habla, con poca frecuencia, aunque una relación causal a la droga no ha sido establecida. Efectos Gastro-intestinales: El estreñimiento es el efecto adverso gastro-intestinal más común del Tramadol, que se produce en 24, 38 y 46% de los pacientes que los recibieron hasta un máximo de 7, 30 y 90 días respectivamente, en estudios clínicos. Ocurren náuseas en el 24, 34 y 40% de los pacientes y vómitos en 9, 13, y el 17% de los pacientes que lo recibieron durante un máximo de 7, 30 y 90 días, respectivamente. Se ha reportado náusea, estreñimiento, vómitos y anorexia hasta en 26, 22, 9 o el 5% respectivamente de los pacientes que recibieron las dosis recomendada (100-300 mg al día). Puede ocurrir náusea y vómitos más frecuentemente con altas dosis y tras una rápida inyección IV. Otros informes de efectos adversos incluyen dispepsia, que se produjo en el 5, 9 y el 13% de pacientes, sequedad de boca, que se produjo en el 5, 9 y el 10% y diarrea que se produjo en 5, 6 y el 10% de los pacientes recibiendo hasta un máximo de 7, 30 y 90 días, respectivamente. Se notificó dolor abdominal, anorexia y flatulencia en el 1% al 5% de los pacientes que recibieron Tramadol. Se informó de la pérdida de peso en menos del 1% de pacientes. Se han comunicado hemorrágias gastro-intestinales, hepatitis, insuficiencia hepática, estomatitis, disfagia y gastritis con poca frecuencia, aunque una relación causal no ha sido establecida. Los informes de efectos gastrointestinales en el 1% al 5% de los pacientes que recibieron el Tramadol incluyen dolor abdominal, dispepsia, anorexia y pérdida de peso. Se registró flatulencia y gastroenteritis en menos del 1% de los pacientes en estudios clínicos. También se ha reportado diarrea y sequedad en la boca. Reacciones de Sensibilidad: Se produjo prurito en 8, 10 y el 11% de los pacientes que recibieron el Tramadol hasta un máximo de 7, 30 y 90 días respectivamente y en un máximo de 9% de pacientes que recibieron las dosis recomendadas (100-300 mg al día). Se informó de erupción en la piel o dermatitis en el 1% al 5% de los pacientes que recibieron el fármaco. A menudo se producen reacciones anafilacotides serias después de la dosis inicial reportadas en pacientes que recibieron el Tramadol. Ha ocurrido urticaria, broncoespasmo y angioedema, anafilaxis, reacción alérgica, síndrome de Stevens-Johnson, o necrólisis epidérmica tóxica y vesículas en menos de 1% de los pacientes. Efectos Cardiovasculares: Se ha reportado vasodilatación del 1% al 5% de los pacientes, así como hipotensión ortostatica, síncope y taquicardia, en menos del 1%. Se produjo hipotensión o rubor en un máximo de 4 o 10%, respectivamente, de los pacientes que recibieron Tramadol en las dosis recomendadas (100-300 mg al día) en estudios clínicos. Ocurrió dolor torácico, sofocos, y vasodilatación en el 1% a 5% en Estudios clínicos. Se reportan palpitaciones, infarto de miocardio, hipertensión, isquemia periférica en menos de 1% de las pacientes. También se ha comunicado ECG anormal, hipertensión, hipotensión, isquemia miocárdica, sofocos y palpitaciones con poca frecuencia, aunque una relación causal a la droga no ha sido establecida. Efectos renales y Genito-urinarios: Síntomas de menopausia, frecuencia y reacción urinaria. Cada uno se notificaron en el 1% a menos del 5% de los pacientes que recibieron Tramadol. Disuria clínica y trastorno menstrual fueron comunicados en menos de 1% de los pacientes. Se reporta dificultad para la micción, frecuencia urinaria, retención urinaria, disuria, hematuria en menos del 1% de los pacientes. El aumento de las concentraciones séricas de creatinina y proteinuria también se han comunicado con poca frecuencia; sin embargo, una relación causal con el fármaco no ha sido establecida. Otros efectos: Se ha informado de malestar, hipertonía y alteración visual en el 1% al 5% de los pacientes que recibieron el Tramadol en ensayos clínicos. Se registraron lesiones accidentales, disnea y disgeusia en menos del 1% de los pacientes. También ese ha producido disminución de las concentraciones de hemoglobina sérica, edema pulmonar, embolia pulmonar, cataratas, sordera, tinnitus y elevación de las enzimas hepáticas, pero una relación causal a la droga no se ha establecido. Se ha informado de visión borrosa, dolor de garganta, dolor, síndrome gripal, rigidez, cansancio, fiebre, ciertas infecciones (nasofaringitis, infección del tracto respiratorio superior, infección del tracto urinario), artralgia, dolor musculoesquelético, síntomas nasales, tos, disnea, y estornudos en el 1% al 5% de los pacientes. Eventos comunicados en menos de 1% de los pacientes que recibieron comprimidos de acción prolongada incluyen tinnitus, dolor, sensación de nerviosismo, edema, hinchazón conjunta, inflamación periférica, pancreatitis, colelitiasis, colecistitis, ciertas infecciones (apendicitis, celulitis, neumonía), lesiones leves (en articulaciones, lesiones músculares), rigidez en las articulaciones, mialgia, calambres musculares y espasmos, osteoartritis agravada, malestar, bostezo, contusión, diaforesis y piloerección. También se ha producido aumento en la sangre de creatinfosfoquinasa, alteraciones en los valores de las pruebas de función hepática y aumento de la glucosa en sangre.
Interacciones medicamentosas y de otro género: Depresores del CNS: Debido a que Sanzadoll puede potenciar los efectos respiratorios y depresores del SNC de otros depresores del SNC (alcohol, agentes anestésicos, fenotiazinas, sedantes hipnóticos y otros analgésicos de acción central, agonistas opiáceos), debe utilizarse con precaución y reducir la dosis en los pacientes que reciben esos medicamentos. Warfarina: Se ha reportado prolongación de los índices normalizados internacionales (INR) Tiempo de protrombina y extensa equimosis en los pacientes que recibieron Tramadol y Warfarina en forma concomitante. Por lo tanto, Sanzadoll debe utilizarse con precaución en pacientes que reciben Warfarina, Y el INR debe vigilarse estrechamente. Se recomienda una evaluación periódica de los tiempos de protrombina cuando Sanzadoll se administre simultáneamente con anticoagulantes. Medicamentos asociados con síndrome serotoninérgico: El uso concomitante de Sanzadoll con inhibidores de la monoamino oxidasa (MAO) o inhibidores selectivos de la recaptura de serotonina, aumenta el riesgo de las reacciones adversas, incluido el síndrome de la serotonina y convulsiones. El Tramadol disminuye la recaptura sináptica de los neurotransmisores de la monoamino oxidasa norepinefrina y serotonina. Estudios en animales han demostrado el aumento de muertes con la administración combinada de Tramadol e inhibidores de la MAO. Por lo tanto, el fármaco debe utilizarse con precaución en los pacientes que recibieron inhibidores de la MAO. Se ha informado de síndrome serotoninérgico (caracterizado por dolor torácico atípico, taquicardia sinusal, confusión, psicosis, sudoraciones, agitación, diaforesis, y temblor) cuando se administró el Tramadol concomitantemente con Sertralina o Paroxetina, que son ISRS. El médico debe ser consciente de este potencial de interacción y supervisar de cerca. Carbamazepina: El uso concomitante de Sanzadoll con carbamazepina, no se recomienda porque la carbamazepina aumenta el metabolismo del Tramadol y puede reducir sustancialmente su efecto analgésico y por estar asociado a un mayor riesgo de convulsiones. Antivirales: Las interacciones entre analgésicos opioides y Ritonavir, inhibidores de la proteasa del VIH, o inhibidores de la transcriptasa inversa son complejas y los resultados de un limitado número de estudios e informes in vivo no siempre han corroborado las predicciones acerca de la naturaleza de las posibles interacciones. Los fabricantes del Ritonavir también deben considerar la posibilidad del aumento de las concentraciones plasmáticas del Tramadol y Dextropropoxifeno, con un aumento del riesgo de toxicidad por opioides si cualquiera de los dos fármacos se administra durante el tratamiento con Ritonavir. Antagonistas de la histamina H2: Los antagonistas de la histamina H2 pueden aumentar los efectos de algunos analgésicos opioides. Antagonistas de los receptores 5-HT3: El uso pre-operatorio de Ondansetrón se ha señalado para reducir la eficacia analgésica postoperatoria del Tramadol. La dosis acumulativa del Tramadol fue hasta un 35% mayor en aquellos pacientes que también recibieron ondansetrón en comparación con aquellos que no recibieron antieméticos. Además no hay diferencia en la incidencia de náuseas y vómitos postoperatorios entre los dos grupos. Inductores o Inhibidores del CYP3A4: Como Rifampicina, Hierba de San Juan, Eritromicia o Ketoconazol. El uso concomitante puede afectar el metabolismo del Tramadol y conducir a una alteración. Quinidina: El uso concomitante puede incrementar las concentraciones de Sanzadoll y disminuir la concentración del metabolito M1 por inhibición competitiva de la isoenzima CYP2D6. Las consecuencias clínicas, son inciertas. Propafenona: El uso concomitante puede incrementar las concentraciones de Tramadol y disminuir la concentración del metabolito M1 por inhibición competitiva de la isoenzima CYP2D6.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: No se han reportado.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: El Tramadol no exhibió potencial mutagénico in vitro en el test de Ames para Salmonella de activación microsomal, en el ensayo CHO / HPRT de células de mamíferos, o el ensayo de linfoma de ratón (en ausencia de activación metabólica). Tampoco exhibió potencial mutagénico in vivo en ratones, una prueba de aberraciones cromosómicas en hámster chinos, o pruebas de micronúcleos de médula ósea en ratones y hámsters chinos. El Tramadol fue débilmente mutagénico in vitro con activación metabólica en el Linfoma de ratón y ensayo in vivo en el ensayo de micronúcleos en ratas. En general, el peso de la evidencia de estos ensayos indica que el Tramadol no representa un riesgo genotóxico para los seres humanos. Se observó un incremento leve, pero estadísticamente significativo, en tumores hepáticos y pulmonares en murinos en un estudio de carcinogenicidad del ratón, en particular en edades comprendidas entre los ratones que recibieron dosis orales de Tramadol de hasta 30 mg/kg al día (90 mg/m2 o 0,36 veces la máxima dosis diaria humana De 246 mg/m2) durante aproximadamente 2 años (la dosis máxima tolerada no fue estudiada). Este hallazgo no se cree que sugiera riesgo en los seres humanos. No hay evidencia de carcinogenicidad en ratones con el Tramadol oral en dosis de hasta 150 mg/kg al día (el doble máximo la dosis diaria humana) durante 26 semanas. No hay evidencia de carcinogenicidad observada en un estudio de carcinogenicidad en ratas. Sin embargo, la insuficiencia de peso-ganancia en la rata, puede tener la reducción de la sensibilidad del estudio a detectar carcinogenicidad de la droga. No hay efectos en la fertilidad masculina observados en ratas que recibieron El Tramadol en dosis de hasta 50 mg/kg (300 mg/m2) o en ratas hembras al recibir El Tramadol vía oral a dosis de hasta 75 mg / kg (450 mg/m2) O 1,2 o 1,8 veces respectivamente la dosis máxima diaria de los humanos en mg/m2.
Dosis y vía de administración: Vía de administración: Oral. Dosis: Las dosis habituales por vía oral son de 50 a 100 mg cada 4 a 6 horas. El total de dosis diaria por vía oral no debe exceder de 400 mg. Para el tratamiento del dolor postoperatorio, la dosis inicial es de 100 mg seguida de 50 mg cada 10 a 20 minutos si es necesario, para un total máximo (incluyendo la dosis inicial) de 250 mg en la primera hora. Niños: La dosis única para niños entre 3 y 12 años de edad es de 1 a 2 mg por kg de peso corporal. Y con un máximo de 400 mg/día, aun si el peso del niño es mayor de 50 kg. (1 gota contiene aproximadamente 5 mg de clorhidrato de Tramadol). Dosis en insuficiencia hepática y renal: La dosis de Sanzadoll debe ser reducida en ciertos pacientes con insuficiencia renal o hepática, disminuyendo la frecuencia de administración. Los pacientes de 17 años de edad y mayores con depuraciones de creatinina inferiores a 30 ml / minuto, pueden recibir Sanzadoll vía oral en comprimidos convencionales una dosis de 50-100 mg cada 12 horas, no superior a 200 mg al día. Dado que menos del 7% de una dosis de Tramadol se elimina por hemodiálisis, pacientes sometidos a diálisis pueden recibir su dosis habitual en el día de la diálisis. Pacientes de 17 años de edad y mayores con cirrosis hepática pueden recibir una dosis de 50 mg cada 12 horas. Los pacientes de 17 años de edad y mayores con depuración de creatinina de menos de 30 ml / minuto pueden recibir El Tramadol en combinación fija con Acetaminofeno en un intervalo de dosificación de cada 12 horas; en tales pacientes, la dosis de Tramadol no debe exceder de 75 mg cada 12 horas.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: Al tratar una sobredosis Sanzadoll, debe prestarse atención a mantener una ventilación adecuada junto con el tratamiento de soporte general. Aunque un antagonista opiáceo (naloxona) invertirá unas, pero no todas las manifestaciones de una sobredosis de Sanadoll, el riesgo de convulsiones también aumentó con la administración de Naloxona. En animales, las convulsiones tras la administración de dosis tóxicas de Tramadol podrían ser suprimidas con barbitúricos o benzodiazepinas, pero se incrementaron con la Naloxona. La administración de Naloxona no cambió la letalidad de una sobredosis en ratones. La hemodiálisis es improbable que sea útil en una sobredosis, ya que elimina menos del 7% de la dosis administrada en una de 4 horas en período de diálisis.
Presentación(es): Caja con frasco con gotero integrado con 10 ml y 30 ml.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese el frasco bien tapado a temperatura ambiente a no más de 30°C.
Leyendas de protección: Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños, el uso de este medicamento puede alterar la capacidad de reacción y provocar somnolencia, por lo que no debe ser usado en personas que vayan a manejar vehículos ni en personas con antecedentes de crisis convulsivas. No se administre a menores de 3 años. Literatura exclusiva para médicos.
Nombre y domicilio del laboratorio: PRODUCTOS MAVER, S.A. DE C.V. Oleoducto No. 2804, Álamo Industrial C.P. 45593, Tlaquepaque, Jalisco, México.
Número de registro del medicamento: 029M2010 SSA IV.
Clave de IPPA: 103300CT050095