ACCOGEM

ACCORD FARMA

Denominación genérica: Gemcitabina.
Forma farmacéutica y formulación: Polvo estéril liofilizado para su reconstitución y administración por vía intravenosa. Cada frasco ámpula con liofilizado contiene: Clorhidrato de Gemcitabina equivalente a 200 mg de gemcitabina. Excipiente cs. Cada frasco ámpula con liofilizado contiene: Clorhidrato de Gemcitabina equivalente a 1000 m de gemcitabina. Excipiente cs. En adición al ingrediente activo el frasco de Gemcitabina contiene los siguientes ingredientes inactivos: manitol y acetato de sodio. Puede haberse agregado ácido clorhídrico y/o hidróxido de sodio para ajustar el pH.
Indicaciones terapéuticas: Cáncer pulmonar de células no-pequeñas: La gemcitabina está indicada sola, o en combinación con cisplatino como tratamiento de primera línea en pacientes con cáncer pulmonar de células no-pequeñas localmente avanzado o metastásico. Cáncer de páncreas: La gemcitabina está indicada como tratamiento de primera línea en pacientes con adenocarcinoma pancreático localmente avanzado o metastásico. Gemcitabina también está indicada para pacientes con cáncer pancreático refractario a 5-FU. Cáncer de vejiga: La gemcitabina está indicada para el tratamiento de pacientes con cáncer de vejiga. Cáncer de ovario: La gemcitabina, sola o en combinación, está indicada para el tratamiento de pacientes con carcinoma epitelial de ovario recurrente que han recaído después de un tratamiento basado en platino. Cáncer de mama: La monoterapia con gemcitabina, o en combinación con paclitaxel está indicada para el tratamiento de pacientes con cáncer de mama con recurrencia local o matastásico, no resecable, que han recaído después de quimioterapia adyuvante/neoadyuvante. La quimioterapia previa debe haber incluido una antraciclina a menos que estuviera clínicamente contraindicada. Cáncer de cérvix: La gemcitabina en combinación está indicada como tratamiento de primera línea en pacientes con cáncer de cérvix localmente avanzado o metastásico. Cáncer del tracto biliar: La gemcitabina está indicada para el tratamiento de pacientes con cáncer del tracto biliar. La gemcitabina sola o en combinaciones también ha mostrado tener actividad en cáncer de riñón y de vesícula biliar. La gemcitabina ha mostrado actividad en carcinoma pulmonar de células pequeñas avanzado y en cáncer testicular refractario avanzado.
Farmacocinética y farmacodinamia: Farmacodinamia: Actividad citotóxica en modelos de cultivo de células. La gemcitabina exhibe una especificidad por la fase celular, destruyendo principalmente las células con síntesis activa de DNA (fase S) y, en ciertas condiciones, bloqueando la progresión de las células a través de la fase G1/S. Metabolismo celular y mecanismo de acción. La gemcitabina (dFdC) es metabolizada intracelularmente por las cinasas de nucleósidos a los nucleósidos activos difosfato (dFdCDP) y trifosfato (dFdCTP). La actividad citotóxica de la gemcitabina parece ser debida a la inhibición de la síntesis del DNA mediante dos mecanismos de la dFdCDP y la dFdCTP. En primer lugar, la dFdCDP inhibe a la ribonucleótido reductasa, la cual es la única responsable de la catálisis de las reacciones que generan a los desoxinucleósidos trifosfato para la síntesis de DNA. La inhibición de esta enzima por la dFdCDP causa una reducción en las concentraciones de los desoxinucleósidos en general, especialmente de la dCTP. En segundo lugar, dFdCTP compite con la dCTP por la incorporación en el DNA (autopotencialización). Así, la reducción en la concentración intracelular de la dCTP potencializa la incorporación de la dFdCTP al DNA. La épsilon polimerasa del DNA es esencialmente incapaz de retirar a la gemcitabina y reparar las cadenas de DNA en crecimiento. Una vez incorporada la gemcitabina al DNA, se añade un nucleótido adicional a las cadenas de DNA en crecimiento. Después de esta adición, hay prácticamente una inhibición completa de la síntesis de DNA (terminación de la cadena enmascarada). Después de su incorporación al DNA, la gemcitabina parece inducir el proceso de muerte celular programada conocido como apoptosis. Farmacocinética: La gemcitabina es rápidamente depurada del plasma, principalmente por metabolismo al metabolito inactivo, 2'-desoxi-2',2'-difluorouridina (dFdU). Menos de 10% de una dosis intravenosa se recupera en la orina como gemcitabina inalterada. Gemcitabina y dFdU son los únicos compuestos que se encuentran en el plasma y constituyen 99% de las substancias relacionadas con el medicamento que se recuperan en la orina. La unión de gemcitabina a las proteínas plasmáticas no es significativa. Los análisis farmacocinéticos de estudios de dosis únicas y múltiples en poblaciones mostraron que el volumen de distribución es influido significativamente por el sexo. La depuración sistémica es afectada por la edad y el sexo. Estos efectos ocasionan diferencias en las concentraciones plasmáticas de gemcitabina y en la velocidad de eliminación (vida media) de la circulación sistémica. La depuración sistémica de la gemcitabina varía de 30 lt/hora/m2 a aproximadamente 90 lt/hora/m2. En los tiempos de infusión recomendados, la vida media varía de 32 a 94 minutos, dependiendo de la edad y el sexo.
Contraindicaciones: La gemcitabina está contraindicada en los pacientes con hipersensibilidad conocida al medicamento.
Precauciones generales: Advertencias: Se ha demostrado que la prolongación del tiempo de infusión y el aumento en la frecuencia de la dosificación aumentan la toxicidad. La gemcitabina puede suprimir la función de la médula ósea manifestada por leucopenia, trombocitopenia y anemia.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Uso durante el embarazo: Debe evitarse el uso de la gemcitabina en mujeres embarazadas debido al riesgo potencial para el feto. Los estudios en animales de experimentación han mostrado toxicidad reproductora, por ejemplo, defectos de nacimiento y otros efectos sobre el desarrollo del embrión o del feto, el curso de la gestación o el desarrollo peri y postnatal. Uso durante la lactancia: Debe evitarse el uso de la gemcitabina en mujeres en periodo de lactancia debido al riesgo potencial para el niño.
Reacciones secundarias y adversas: Hematológicas: dado que gemcitabina es un supresor de la médula ósea, puede aparecer anemia, leucopenia y trombocitopenia tras su administración. La mielosupresión suele ser de leve a moderada y más pronunciada en el recuento de granulocitos. También se han comunicado frecuentemente casos de trombocitemia. Gastrointestinales: aproximadamente 2/3 de los pacientes presentan anomalías en las transaminasas hepáticas, pero estas suelen ser leves, no progresivas y en muy raras ocasiones es necesaria la suspensión del tratamiento. No obstante, gemcitabina debe ser usada con precaución en pacientes con alteración de la función hepática. Se han comunicado náuseas acompañadas o no de vómitos en 1/3 de los pacientes respectivamente. Este acontecimiento adverso requiere tratamiento en aproximadamente un 20% de los pacientes, raramente es limitante de la dosis y puede controlarse fácilmente con antieméticos. Renales: se han comunicado proteinuria y hematuria leves en aproximadamente la mitad de los pacientes, aunque raramente son clínicamente significativas y normalmente no se asocian a ningún cambio en la creatinina sérica o en el nitrógeno ureico sanguíneo. No obstante, se han producido algunos casos de fallo renal de etiología desconocida, por lo que gemcitabina debe ser administrada con precaución en pacientes con insuficiencia renal. En raras ocasiones, se han comunicado hallazgos clínicos relacionados con el síndrome hemolítico-urémico (SHU) en pacientes tratados con gemcitabina. Se debe suspender el tratamiento con gemcitabina en cuanto se observe la más mínima evidencia de anemia hemolítica microangiopática, como por ejemplo descensos rápidos de hemoglobina con trombocitopenia concomitante, elevación de la bilirrubina sérica, creatinina sérica, nitrógeno ureico sanguíneo o LDH. Incluso después de suspender el tratamiento, el fallo renal puede ser irreversible y precisar diálisis. Alérgicas: se ha observado erupción cutánea en aproximadamente un 25% de los pacientes y está asociada a prurito en un 10% de los pacientes. La erupción es generalmente leve, no es limitante de dosis y responde a tratamiento local. En raras ocasiones han aparecido casos de descamación, vesiculación y ulceración. Menos de un 1% de los pacientes han comunicado broncospasmo después de la infusión de gemcitabina. Suele ser leve y transitorio, aunque puede ser necesario tratamiento parenteral. Gemcitabina no debería ser administrada a pacientes con hipersensibilidad conocida a este medicamento. Aproximadamente un 10% de los pacientes han comunicado disnea en las horas siguientes a la administración de gemcitabina. Suele ser leve, de corta duración, raramente es limitante de la dosis y normalmente desaparece sin tratamiento específico. Se desconoce el mecanismo de este acontecimiento y su relación con gemcitabina no está clara. Otros efectos: aproximadamente un 20% de los pacientes desarrollaron una sintomatología pseudogripal. Esta es normalmente leve, de corta duración, raramente es limitante de la dosis de gemcitabina, manifestándose de forma más severa en un 1,5% de los pacientes. Los síntomas más comunes fueron fiebre, dolor de cabeza, dolor de espalda, escalofríos, mialgia, astenia y anorexia. También se han comunicado con frecuencia tos, rinitis, malestar general, sudor e insomnio. También han sido frecuentemente referidos como síntomas aislados fiebre y astenia. Se desconoce el mecanismo de esta toxicidad. Los informes recibidos indican que la administración de paracetamol puede producir alivio de los síntomas. En aproximadamente un 30% de los pacientes ha aparecido edema/edema periférico. También se han comunicado algunos casos de edema facial. El edema/edema periférico suele ser de leve a moderado, raramente es limitante de dosis, y algunas veces se ha comunicado como doloroso siendo normalmente reversible después de suspender el tratamiento con gemcitabina. El mecanismo de esta toxicidad es desconocido. No está asociado con ninguna evidencia de alteración cardiaca, hepática o renal. En raras ocasiones, se han recibido informes de afectación pulmonar, que en alguna ocasión fue grave [p. ej., edema pulmonar, neumonitis intersticial o síndrome de distrés respiratorio del adulto (SDRA)] asociada a la terapia con gemcitabina. Se desconoce la etiología de estos efectos. Si se produjeran, se debe considerar la posibilidad de interrumpir el tratamiento con gemcitabina. La aplicación inmediata de medidas terapéuticas de apoyo, puede contribuir a mejorar la situación. Los siguientes efectos adversos también se han comunicado frecuentemente: alopecia (normalmente una mínima pérdida de cabello) en el 13% de los pacientes, somnolencia en un 10%, diarrea 8%, toxicidad oral (principalmente ulceración, estomatitis y eritema) en un 7% y estreñimiento en un 6%. Se han comunicado algunos casos de hipotensión. En los estudios realizados se han comunicado algunos casos de infarto de miocardio, insuficiencia cardíaca congestiva y arritmias, aunque no existe una evidencia clara de que gemcitabina cause toxicidad cardíaca. En un número inferior al 1% de pacientes se ha producido neumonitis intersticial (con infiltrados pulmonares asociados). Debe suspenderse el tratamiento con gemcitabina. Esta situación puede mejorar con el uso de esteroides. También se han presentado casos de toxicidad por radiación (ver Interacciones medicamentosas y de otro género).
Interacciones medicamentosas y de otro género: Radioterapia: Concomitante (administrada junta o con menos de 7 días de diferencia). La toxicidad asociada con esta terapia multimodal es dependiente de muchos factores diferentes, incluyendo dosis de gemcitabina, frecuencia de la administración de gemcitabina, dosis de radiación, técnica de planeación de radioterapia, tejido objetivo y volumen objetivo. Los estudios preclínicos y clínicos han demostrado que gemcitabina tiene actividad radiosensibilizante. En un sólo estudio, en donde se administró gemcitabina a una dosis de 1,000 mg/m2 hasta por seis semanas consecutivas en forma concomitante con radioterapia torácica, en pacientes con cáncer de pulmón de células no pequeñas, se observó toxicidad significativa en la forma de mucositis grave que potencialmente ponía en peligro la vida, especialmente esofagitis y neumonitis, en pacientes que recibieron altos volúmenes de radioterapia (volúmenes medios de tratamiento de 4,795 cm3). Los estudios realizados posteriormente han sugerido que es posible administrar gemcitabina a dosis menores con radioterapia concomitante con toxicidad predecible, como en un estudio de fase II en cáncer de pulmón de células no pequeñas. Se administraron dosis de radiación torácica de 66 Gy con gemcitabina (600 mg/m2, en cuatro ocasiones) y cisplatino (80 mg/m2, 2 veces) durante 6 semanas. Algunos estudios de fase I y II han mostrado que es factible administrar gemcitabina como agente único hasta 300 mg/m2/semana con radioterapia en cáncer pulmonar de células no-pequeñas y en cáncer de páncreas. El régimen óptimo para la administración segura de gemcitabina con dosis terapéuticas de radiación, no se ha determinado aún para todos los tipos de tumores. No concomitante (administrada con más de 7 días de diferencia). El análisis de los datos no indica ningún incremento en la toxicidad cuando la gemcitabina se administra más de 7 días antes de la radiación con excepción de lesiones propias a esta. Los datos sugieren que la gemcitabina puede iniciarse después de que los efectos agudos de la radiación se han resuelto o cuando menos una semana después de la radiación. Se han reportado lesiones por la radiación en tejidos "blanco" (por ejemplo: esofagitis, colitis, y neumonitis) en asociación tanto con el uso de gemcitabina concomitante como no concomitante.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: En los pacientes bajo tratamiento con gemcitabina se requiere el monitoreo del recuento de plaquetas, leucocitos y granulocitos antes de cada dosis. Es necesario considerar la suspensión o la modificación de la terapia si se detecta una depresión de la médula inducida por el medicamento (véase Dosis y vía de administración). Se deben evaluar en forma periódica con estudio de laboratorio las funciones renal y hepática. Rara vez se han reportado alteraciones en las pruebas funcionales hepáticas incluyendo elevaciones en los niveles de aminotransferasa de aspartato (AST), aminotransferasa de alanina (ALT), c-glutamil transferasa (GGT), fosfatasa alcalina y bilirrubina. La administración de gemcitabina en pacientes con metástasis hepáticas concurrentes o con antecedentes de hepatitis, alcoholismo o cirrosis hepática puede llevar a la exacerbación de la insuficiencia hepática de fondo.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Carcinogénesis: No se han realizado estudios a largo plazo en animales para evaluar su potencial carcinogénico. Mutagénesis: Se ha producido daño citogénico por gemcitabina en un ensayo in vivo. La gemcitabina indujo mutación adelantada in vitro en un ensayo de linfoma en ratón (L5178Y). Efectos sobre la fertilidad: La gemcitabina causa una hipoespermatogénesis reversible, dependiente de la dosis y del esquema de administración en ratones machos. Aunque los estudios en animales han mostrado efecto sobre la fertilidad masculina, no se han observado efectos sobre la fertilidad femenina.
Dosis y vía de administración: La gemcitabina debe administrarse sólo por vía intravenosa. Cáncer de pulmón de células no pequeñas: Uso combinado con cisplatino en adultos: Se han investigado dos esquemas de combinación de gemcitabina con cisplatino. Uno de los esquemas comprende un ciclo de tres semanas y el otro de cuatro semanas. En el esquema de 3 semanas, gemcitabina debe administrarse por vía intravenosa a 1,250 mg/m2 durante 30 minutos, en los días 1 y 8 de cada ciclo de 21 días. La dosis en cada ciclo o dentro de un mismo ciclo se puede reducir en función de la toxicidad experimentada por el paciente. En el esquema de 4 semanas, gemcitabina debe administrarse por vía intravenosa a 1,000 mg/m2 durante 30 minutos, en los días 1, 8 y 15 de cada ciclo de 28 días. La dosis en cada ciclo o dentro de un mismo ciclo se puede reducir en función de la toxicidad experimentada por el paciente. Uso combinado con carboplatino en adultos: Gemcitabina en combinación con carboplatino se recomienda utilizando una dosis de gemcitabina de 1,000 o 1,200 mg/m2, administrada en los días 1 y 8 de cada ciclo de 21 días como una infusión intravenosa en 30 minutos. Después de la gemcitabina, se administrará el carboplatino en el día 1 en forma consistente con un objetivo de área bajo la curva (AUC) de 5 mg/ml•minuto. La dosis en cada ciclo o dentro de un mismo ciclo se puede reducir en función de la toxicidad experimentada por el paciente. Uso como agente único en adultos: La dosis recomendada de gemcitabina es de 1,000 mg/m2, administrada en una infusión intravenosa de 30 minutos. Esta debe ser repetida una vez a la semana por tres semanas, seguidas de un período de descanso de una semana. Este ciclo de cuatro semanas deberá ser repetido posteriormente. La dosis en cada ciclo o dentro de un mismo ciclo se puede reducir en función de la toxicidad experimentada por el paciente. Cáncer de mama: Uso combinado en adultos: Gemcitabina en combinación con paclitaxel se recomienda utilizando paclitaxel (175 mg/m2) administrado en el día 1 como infusión intravenosa, en aproximadamente 3 horas, seguida de gemcitabina (1250 mg/m2) como una infusión de 30 minutos en los días 1 y 8 de cada ciclo de 21 días. La dosis en cada ciclo o dentro de un mismo ciclo se puede reducir en función de la toxicidad experimentada por el paciente. Los pacientes deben tener una cuenta absoluta de granulocitos de cuando menos 1,500 (x106/lt.) antes de iniciar la combinación de gemcitabina + paclitaxel. Uso como agente único en adultos: La dosis recomendada de gemcitabina es de 1,000 a 1,200 mg/m2 administrada en una infusión durante 30 minutos, en los días 1, 8 y 15 de cada ciclo de 28 días. Este ciclo de cuatro semanas debe entonces repetirse. La dosis en cada ciclo o dentro de un mismo ciclo se puede reducir en función de la toxicidad experimentada por el paciente. Cáncer de vejiga: Uso combinado en adultos: La dosis recomendada de gemcitabina es de 1,000 mg/m2 administrada en una infusión durante 30 minutos, en los días 1,8 y 15 de cada ciclo de 28 días en combinación con cisplatino. Cisplatino debe administrase por vía intravenosa a una dosis de 70 mg/m2 en el día 1, después de la infusión de gemcitabina, o en el día 2 de cada ciclo de 28 días. Este ciclo de cuatro semanas debe entonces repetirse. La dosis en cada ciclo o dentro de un mismo ciclo se puede reducir en función de la toxicidad experimentada por el paciente. Un estudio clínico mostró mayor mielosupresión cuando el cisplatino se utilizó en dosis de 100 mg/m2. Uso como agente único en adultos: La dosis recomendada de gemcitabina es de 1,250 mg/m2 administrada en una infusión durante 30 minutos, en los días 1, 8 y 15 de cada ciclo de 28 días. Este ciclo de cuatro semanas debe entonces repetirse. La dosis en cada ciclo o dentro de un mismo ciclo se puede reducir en función de la toxicidad experimentada por el paciente. Uso intravesical en adultos: La dosis recomendada para el uso intravesical de gemcitabina en cáncer superficial de vejiga es de 2,000 mg, diluidos ya sea en 100 o 50 ml de solución salina (concentración de 20 o 40 mg/ml). El medicamento debe permanecer intravesicalmente por espacio de 60 minutos, una vez a la semana, hasta por 6 semanas consecutivas. Las concentraciones no deben exceder 40 mg/ml y las reducciones de la dosis pueden ser aplicadas con base en la toxicidad experimentada por el paciente. Cáncer de ovario: Uso combinado en adultos: Gemcitabina en combinación con carboplatino se recomienda utilizando gemcitabina 1,000 mg/m2 administrada en los días 1 y 8 de cada ciclo de 21 días como una infusión intravenosa en 30 minutos. Después de la gemcitabina, se administrará el carboplatino en el día 1 en forma consistente con un objetivo de área bajo la curva (AUC) de 4 mg/ml•minuto. La dosis en cada ciclo o dentro de un mismo ciclo se puede reducir en función de la toxicidad experimentada por el paciente. Uso como agente único en adultos: La dosis recomendada de gemcitabina es de 800 a 1250 mg/m2 administrada en una infusión durante 30 minutos, en los días 1, 8 y 15 de cada ciclo de 28 días. Este ciclo de cuatro semanas debe entonces repetirse. La dosis en cada ciclo o dentro de un mismo ciclo se puede reducir en función de la toxicidad experimentada por el paciente. Cáncer de cérvix: Uso combinado en adultos: Tratamiento neoadyuvante y enfermedad metastásica. La gemcitabina en combinación con cisplatino se recomienda utilizando cisplatino 70 mg/m2 administrado en el día 1, seguido por gemcitabina 1250 mg/m2 administrada en los días 1 y 8, cada 21 días. Este ciclo de 3 semanas es entonces repetido. La reducción de la dosis con cada ciclo o dentro de un ciclo debe aplicarse con base en la severidad de la toxicidad experimentada por el paciente. Terapia de combinación utilizando radiación: La gemcitabina en combinación con cisplatino se recomienda utilizando cisplatino 40 mg/m2 seguido inmediatamente por gemcitabina 125 mg/m2 por infusión intravenosa una vez a la semana por 6 semanas (Días 1, 8, 15, 22, 29, y 36), 1 a 2 horas antes de la radioterapia pélvica concomitante. La radioterapia debe consistir de 50.4 Gy mediante radiación externa administrados al campo completo de radiación en 28 fracciones, 1.8 Gy/día, 5 días/semana, durante las 6 semanas de quimioterapia. Cáncer de páncreas: Uso como agente único en adultos: La dosis recomendada de gemcitabina es de 1,000 mg/m2, administrada en una infusión intravenosa de 30 minutos una vez a la semana hasta un máximo de siete semanas, seguida de un período de descanso de una semana. Los ciclos subsecuentes deben consistir de inyecciones semanales por tres semanas consecutivas, seguidas de una semana de descanso. La dosis en cada ciclo o dentro de un mismo ciclo se puede reducir en función de la toxicidad experimentada por el paciente. Cáncer del tracto biliar: Uso combinado en adultos: La gemcitabina en combinación con cisplatino se recomienda utilizando cisplatino 70 mg/m2 administrado en el día 1 como una infusión intravenosa, seguido por gemcitabina 1250 mg/m2 administrada en los días 1 y 8, de cada ciclo de 21 días, en una infusión intravenosa de 30 minutos. Este ciclo de 3 semanas es entonces repetido. La reducción de la dosis con cada ciclo o dentro de un ciclo debe aplicarse con base en la severidad de la toxicidad experimentada por el paciente. Uso como agente único en adultos: La dosis recomendada de gemcitabina es de 1,000 mg/m2, administrada en una infusión intravenosa de 30 minutos. La dosis deber ser repetida cada semana por tres semanas seguidas de un periodo de descanso de una semana. Este ciclo de cuatro semanas debe entonces repetirse. La dosis en cada ciclo o dentro de un mismo ciclo se puede reducir en función de la toxicidad experimentada por el paciente. Vigilancia, modificaciones de la dosis, métodos de terminación del tratamiento: Los pacientes bajo tratamiento con gemcitabina deben ser evaluados antes de cada dosis mediante una biometría hemática completa que incluya leucocitos, granulocitos y cuenta de plaquetas. Si se detecta toxicidad hematológica, la dosis con gemcitabina puede ser reducida o suspendida de acuerdo con el siguiente cuadro:


El examen físico y la revisión de las funciones renal y hepática deben realizarse en forma periódica para detectar toxicidad no hematológica. La reducción de la dosis en cada ciclo o dentro de un mismo ciclo debe realizarse con base en la severidad de la toxicidad experimentada por el paciente. Las dosis deben de suspenderse hasta que se resuelva la toxicidad de acuerdo con el criterio del médico. La gemcitabina se puede administrar en forma ambulatoria. Pacientes ancianos: No existen evidencias que sugieran que el ajuste de la dosis en el paciente anciano sea diferente al ajuste recomendado para el resto de los pacientes. Pacientes con deterioro renal y hepático: La gemcitabina debe administrarse con precaución en pacientes con función renal o hepática alterada ya que existe información insuficiente de los estudios clínicos lo que impide hacer recomendaciones claras de dosificación para este tipo de pacientes. La insuficiencia renal de leve a moderada (filtración glomerular de 30 a 80 ml/ minuto) no tiene un efecto consistente y significativo sobre la farmacocinética de gemcitabina. Niños: Gemcitabina ha sido estudiada en estudios limitados de Fase I y Fase II en niños con diversos tipos de tumores. Esos estudios no proporcionaron datos suficientes para establecer la eficacia y seguridad de gemcitabina en niños. Instrucciones de uso y manejo: El único diluente aprobado para la reconstitución del clorhidrato de gemcitabina estéril en polvo, es el cloruro de sodio al 0.9% para inyección, sin preservativos. Debido a consideraciones de solubilidad, la concentración máxima de gemcitabina una vez reconstituida es de 40 mg/ml. La reconstitución a concentraciones mayores de 40 mg/ml puede producir disolución incompleta y debe evitarse. Para su reconstitución, añada por lo menos 5 ml de solución de cloruro de sodio al 0.9% para inyección al frasco de 200 mg o por lo menos 25 ml de solución de cloruro de sodio al 0.9% al frasco de 1 g. Agite para disolver. La cantidad adecuada de medicamento puede ser administrada a la concentración resultante de esta dilución (38 mg/ml) o se puede diluir nuevamente con una solución de cloruro sódico al 0,9%. Los medicamentos parenterales deben ser inspeccionados visualmente para determinar la presencia de partículas o decoloración antes de su administración, en la medida en que la solución o el recipiente lo permitan. Es necesario observar los procedimientos de manipulación y disposición apropiados para los oncolíticos. Se han publicado normas estrictas al respecto. No existe un acuerdo general sobre la necesidad o idoneidad de los procedimientos recomendados. No se ha estudiado la compatibilidad de gemcitabina con otros medicamentos.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: No existen antídotos conocidos para la sobredosificación de gemcitabina. Se han administrado dosis tan elevadas como de 5.7 g/m2 mediante infusión IV, a lo largo de 30 minutos cada 2 semanas con una toxicidad clínicamente aceptable. Si se sospecha una sobredosis el paciente debe ser evaluado con recuentos sanguíneos apropiados y de ser necesario, debe recibir terapia de soporte.
Presentación(es): ACCOGEM tiene las siguientes presentaciones: Caja con un frasco ámpula con liofilizado conteniendo clorhidrato de gemcitabina equivalente a 200 mg o 1 g de gemcitabina para solución inyectable.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 25°C. Las soluciones de gemcitabina reconstituida son estables por 24 horas a temperatura ambiente a no más de 25°C. Las soluciones de gemcitabina reconstituida no deben ser refrigeradas (2 a 8°C), ya que pueden cristalizarse.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. Medicamento de alto riesgo. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. Este medicamento debe ser administrado únicamente bajo supervisión de médicos especialistas en oncología y con experiencia en quimioterapia antineoplásica. La administración de este medicamento durante el embarazo o lactancia queda bajo la responsabilidad del médico. Léase instructivo
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en la India por: Intas Pharmaceuticals Ltd. Plot No. 457- 458, Village. Matoda, Bavla Road Dist. Ahmedabad. Representante Legal y Distribuido por: Accord Farma S.A. de C.V. Moctezuma 123, interior 2. Col. Aragón La Villa, C.P. 07000. Deleg. Gustavo A. Madero. D.F. México,
Número de registro del medicamento: 142M2010 SSA IV.