HERBANE

BIOGENTEC

Denominación genérica: Buprenorfina.
Forma farmacéutica y formulación: Solución Inyectable. Cada ampolleta contiene: Clorhidrato de buprenorfina equivalente a 0.3 mg de buprenorfina. Vehículo cbp 1 mL.
Indicaciones terapéuticas: HERBANE, contiene buprenorfina, una oripavina de alta liposolubilidad derivada de la tebaína, un alcaloide con estructura fenantrénica presente en el jugo del opio producido por la Papaver Somniferum. La buprenorfina tiene una potencia analgésica hasta 30 veces mayor que la de la morfina. Este fármaco posee efectos mínimos sobre el sistema cardiovascular y es uno de los pocos analgésicos opiáceos que no produce inmunosupresión clínicamente relevante. HERBANE está indicado en casos de dolor de intensidad moderada a severa, en el periodo postoperatorio, traumatismos, infarto agudo del miocardio o en pacientes con dolor secundario a neoplasias o enfermedades terminales. HERBANE es empleado también como medicación preanestésica y como complemento a la anestesia, o coadyuvante de otras técnicas anestésicas generales.
Farmacocinética y farmacodinamia: Farmacocinética: Absorción: La absorción de la buprenorfina es alta por cualquier vía de administración debido a sus peculiares propiedades fisicoquímicas. Tras su administración intramuscular, la concentración plasmática máxima se alcanza rápidamente. La absorción también se produce a través de la mucosa bucal con la administración sublingual y la concentración plasmática máxima se alcanza al cabo de 90 min. Distribución: La buprenorfina se une aproximadamente en un 96% a las proteínas plasmáticas. El volumen de distribución registrado con la administración intramuscular e intravenosa es de 148 L y de 97 a 187 L, respectivamente; con la administración intravenosa de 3 mcg/kg de buprenorfina en pacientes pediátricos es de 68.5 L. La vida media de eliminación plasmática oscila entre 1.2 y 7.2 h; no existe correlación entre las concentraciones plasmáticas y la actividad analgésica. La buprenorfina presenta cualidades farmacológicas muy particulares debido a su estructura típica de opioide; sin embargo, en su configuración destaca la presencia de un grupo terbutilo en la cadena lateral del carbono 7, que le atribuye una alta propiedad liposoluble. Este fármaco presenta una alta penetración tisular, vía transmucosa y transdermal. Metabolismo: La buprenorfina es metabolizada vía hepática principalmente a buprenorfina glucurónido y parcialmente a N-desalquilbuprenorfina (norbuprenorfina), cuya penetración en el cerebro es muy baja. Excreción: La excreción biliar es la vía de eliminación principal para la buprenorfina, independientemente de la vía de administración, se excreta predominantemente como fármaco inalterado a través de las heces; hay indicios de recirculación enterohepática. La vida media de eliminación es de 20 a 25 h. Los metabolitos se excretan por la orina, pero con muy poca cantidad de fármaco inalterado. Pequeñas cantidades de buprenorfina se difunden a la leche materna. Farmacodinamia: Buprenorfina es un agonista parcial de los receptores opioides del subtipo m (mu), es decir, posee afinidad sobre este receptor, pero su actividad intrínseca no llega a ser en ningún caso del 100%, es decir, en una clásica curva dosis-efecto se observa un "aplanamiento" en su respuesta. Además de su acción agonista parcial sobre los receptores m (mu) opioides, la buprenorfina posee una actividad antagonista sobre los receptores del subtipo kappa. No ha sido completamente clara su contribución a la acción analgésica, pero es posible que produzca un efecto sinérgico con su acción mu-opioide. Asimismo, actúa como agonista de los receptores delta-opioides, pero con una potencia 10 veces menor que sobre los receptores mu y kappa. La acción analgésica eficaz de buprenorfina se alcanza con una ocupación de receptores relativamente baja, en torno al 5-10% de ocupación y se ha podido comprobar que debido a este hecho el grado de analgesia no se correlaciona estrechamente con las concentraciones plasmáticas del fármaco. Los receptores opioides, al igual que otros receptores acoplados a proteínas G, sufren un proceso de adaptación después de un tratamiento crónico con fármacos con actividad agonista. Estos procesos adaptativos pueden ser: desensibilización, disminución en la densidad o internalización. Estos procesos reguladores contribuyen de manera muy especial a la aparición de fenómenos de tolerancia y dependencia. Una de las características de la buprenorfina es que no produce internalización de los receptores opioides, por lo que la probabilidad de inducir tolerancia y/o dependencia puede verse reducida. Buprenorfina, como el fentanilo, tiene una gran solubilidad en lípidos, pero una menor actividad intrínseca que el fentanilo. Las diferencias entre buprenorfina y los agonistas opiáceos puros como el fentanilo, que incluyen un inicio de acción relativamente lento, una duración de acción prolongada, la resistencia al antagonismo por naloxona y, ausencia de correlación entre las concentraciones plasmáticas y los efectos analgésicos, se han explicado por diferencias en la forma de unión a los receptores opiáceos. En un estudio in vitro, la buprenorfina mostró tasas lentas de asociación y disociación de los receptores opiáceos en comparación con el fentanilo.
Contraindicaciones: HERBANE no debe administrarse a pacientes con antecedentes de hipersensibilidad a buprenorfina, otros analgésicos de acción central, insuficiencia respiratoria grave, insuficiencia hepática grave y/o cualquier componente de la fórmula. No se use en el embarazo y la lactancia, ni en niños menores de 2 años.
Precauciones generales: La buprenorfina debe ser prescrita y administrada con precaución en pacientes con antecedentes de abuso a medicamentos y trastornos emocionales. Buprenorfina tiene algunas propiedades de los opiáceos que pueden producir dependencia física del tipo de la morfina debido a un componente de euforia parecido al de los opiáceos. Este medicamento puede disminuir las habilidades para la operación de maquinaria, conducción de vehículos y otras actividades que requieran movimientos rápidos y precisos. Como en el caso de otros medicamentos opiáceos potentes puede ocurrir depresión respiratoria a dosis terapéuticas de buprenorfina. Se recomienda tener precaución cuando se administra buprenorfina en pacientes a los que se les administran medicamentos que causan depresión respiratoria. En estos pacientes con factores de riesgo orgánico y/o farmacológico, la dosis deberá reducirse a la mitad aproximadamente. Buprenorfina debe administrarse con precaución en pacientes con disfunción respiratoria, como ataques asmáticos agudos, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, cor pulmonale, con reserva respiratoria disminuida significativa, depresión respiratoria, hipoxia y/o hipercapnia preexistentes. Se aconseja administrar buprenorfina con precaución en pacientes con insuficiencia hepática y en aquellos pacientes que están recibiendo otros medicamentos que disminuyan la eliminación hepática (p. e.., el halothano). Se debe administrar con precaución en pacientes con daño hepático ya que la buprenorfina se metaboliza por el hígado y su eliminación está relacionada con el flujo sanguíneo hepático, por lo que en pacientes con enfermedad hepática grave el metabolismo de la buprenorfina se reduce y esto se puede traducir en un aumento de los efectos farmacológicos incluso en dosis recomendadas. Buprenorfina deberá administrarse con precaución en pacientes con enfermedad en vías biliares ya que puede aumentar la presión intraluminal del colédoco, en grado similar a otros analgésicos opiáceos. Buprenorfina debe ser administrado con precaución en pacientes ancianos o debilitados o en aquéllos con insuficiencia renal grave, hipotiroidismo, insuficiencia suprarrenal, depresión del sistema nervioso central o coma, psicosis tóxica, hipertrofia prostática o estenosis uretral, alcoholismo agudo, delirium tremens o xifoescoliosis. Buprenorfina tiene el potencial de elevar la presión de líquido cefalorraquídeo. Este efecto, aunado a depresión respiratoria, puede exacerbar la sintomatología en un paciente con traumatismo craneoencefálico, otras lesiones intracraneales o cuando existe un aumento de la presión intracraneal anteriormente. Este aumento puede producir miosis y cambios en el estado de alerta, que pueden confundir el cuadro clínico de los pacientes. Buprenorfina debe ser administrada con precaución en estos pacientes. Buprenorfina no es recomendado para pacientes que han desarrollado dependencia física a los narcóticos, excepto cuando la buprenorfina se administra dentro de un marco de tratamiento médico, social y psicológico. Buprenorfina tiene propiedades antagonistas de los narcóticos, puede precipitar síntomas de abstinencia en pacientes adictos a los narcóticos. Se debe administrar con precaución en pacientes que han sido tratados previamente con analgésicos narcóticos. La eliminación de buprenorfina en niños es más lenta que en adultos, por lo cual no se debe fijar el intervalo de la dosis o el horario hasta que no se establezca la dosis apropiada por medio de la observación clínica del niño.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: De acuerdo a la FDA se encuentra en categoría C. El Comité Australiano de evaluación de Drogas (ADEC) la clasifica como categoría C. No se cuenta con datos suficientes para evaluar los efectos de buprenorfina en las mujeres embarazadas. Al término del embarazo, la administración de dosis altas, aun por un periodo corto, pueden inducir una depresión respiratoria en neonatos por el consumo de leche materna. Durante el último trimestre del embarazo, el uso crónico de buprenorfina puede inducir un síndrome de abstinencia en neonatos. Por consiguiente, no se recomienda el uso de buprenorfina en mujeres embarazadas. Estudios efectuados en ratas han demostrado que la buprenorfina tiene el potencial de inhibir la lactancia o la producción de leche. Además, debido a que la buprenorfina se excreta en la leche materna, se debe suspender la lactancia durante el tratamiento. Su uso no es recomendado en ambos periodos; sin embargo, si su uso es requerido de debe asegurar que el beneficio potencial supera el riesgo potencial.
Reacciones secundarias y adversas: La buprenorfina induce sueño, del cual el paciente se despierta con facilidad, en particular durante el periodo postoperatorio. En los niños el efecto adverso más común es la náusea y con menor frecuencia el vómito; se recomienda precaución cuando se administra en niños pequeños por el riesgo de broncoaspiración. El perfil de seguridad de buprenorfina en los niños es comparable al de los adultos. En 5 al 10% de pacientes: náusea, mareo y vértigo, depresión respiratoria, dependencia física y psíquica. En 1 al 5% de pacientes: diaforesis, hipotensión, somnolencia, vómito, miosis, cefalea, hipoventilación. En < 1% de pacientes: confusión, euforia, debilidad y fatiga, sequedad de boca, nerviosismo, depresión, disartria, parestesias, hipertensión, taquicardia, bradicardia, constipación, disnea, cianosis, prurito, diplopía, alteraciones visuales, retención urinaria, acufenos, conjuntivitis, bloqueo de Wenckebach y psicosis. Efecto adverso más frecuente: Sedación. Efectos adversos poco frecuentes: alucinaciones, síntomas de despersonalización, coma, dispepsia, flatulencia, apnea, rash, temblor y palidez. Anorexia, disforia/agitación psicomotora, crisis convulsivas, pérdida de la coordinación motora, diarrea y urticaria. Se han reportado casos de hipersensibilidad aguda y crónica en los estudios clínicos. Los signos y síntomas más comunes incluyen rash, urticaria y prurito. Se han reportado casos de broncoespasmo, edema angioneurótico y choque anafiláctico. Buprenorfina está contraindicada cuando exista una historia de hipersensibilidad. Durante el uso de buprenorfina como tratamiento sustitutivo se han observado también las siguientes reacciones adversas: insomnio, somnolencia, debilidad, hipotensión ortostática, depresión respiratoria, necrosis hepática y hepatitis. En pacientes que presentan una marcada dependencia a las drogas, la administración inicial de buprenorfina puede producir un síndrome de abstinencia similar al asociado con naloxona.
Interacciones medicamentosas y de otro género: La interacción de buprenorfina con inductores del CYP3A4 no ha sido investigada, por consiguiente, se recomienda que los pacientes que reciben Buprenorfina deben ser estrechamente vigilados si se administran conjuntamente con inductores enzimáticos (p. e., fenobarbital, carbamazepina, fenitoína, rifampicina) ya que puede provocar cambios en las concentraciones plasmáticas de buprenorfina y posiblemente efectos adversos. El uso concomitante con benzodiazepinas puede potenciar una depresión respiratoria de origen central, con riesgo de muerte; por consiguiente, se recomienda utilizar a dosis mínimas. Debe también considerarse el riesgo de abuso de drogas. Buprenorfina debe usarse con cautela conjuntamente con: depresores del sistema nervioso central; otros derivados opioides (analgésicos y antitusivos); ciertos agentes antidepresivos; antagonistas sedantes de los receptores H1, barbitúricos, ansiolíticos distintos de las benzodiazepinas, neurolépticos, clonidina y sustancias relacionadas. Esta combinación aumenta la depresión del sistema nervioso central y puede hacer peligrosa la conducción de vehículos y la operación de maquinaria. Su uso en combinación con inhibidores de la monoaminooxidasa puede exagerar los efectos de los opioides, basados en experiencias previas con morfina. Se han reportado insuficiencia respiratoria y cardiovascular en pacientes que recibieron dosis terapéuticas de diazepam con Buprenorfina al mismo tiempo. Se ha reportado una probable interacción entre Buprenorfina y fenprocoumon, causando púrpura. En un estudio de interacción de buprenorfina y ketoconazol se observó un incremento en las concentraciones de buprenorfina y norbuprenorfina. Los sujetos que estén recibiendo Buprenorfina conjuntamente con inhibidores del CYP3A4 (p. e. ketoconazol, gestodeno, los inhibidores de proteasas de HIV ritonavir, indinavir y saquinavir), deberán ser estrechamente vigilados y podrían requerir reducción de dosis.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Algunos investigadores han reportado la presencia de anemia, disminución de las proteínas totales y un incremento en la velocidad de sedimentación globular en algunos pacientes, las cuales son reversibles al suspender el medicamento. Raras veces ha ocurrido disminución de los niveles de la fosfatasa alcalina que persiste durante el periodo posterior a la suspensión de la buprenorfina.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: No se han reportado a la fecha.
Dosis y vía de administración: Intramuscular, intravenosa o epidural. La buprenorfina tiene un efecto terapéutico inicial relativamente lento, pero la duración es prolongada: Después de la administración intramuscular, el efecto analgésico es percibido alrededor de los 30 minutos y dura hasta 6 horas. La dosis se expresa en términos de cantidad equivalente de la base. Adultos y adolescentes: 0.3 mg vía IM o IV. Si es requerido, 30-60 minutos después de la dosificación inicial repetir las dosis de 0.3 mg; Posteriormente, cada 6-8 horas, dependiendo de la severidad del dolor, las dosis de hasta 0.6 mg, pueden ser necesarias; esta dosis se debe dar solamente vía IM. No exceder la dosis de 0.6 mg vía IM o de 0.3 mg vía IV. En ancianos, pacientes debilitados, adultos o adolescentes con alto riesgo como enfermedad respiratoria o depresión del CNS: la dosis recomendada es de 0.15 - 0.3 mg vía IM o IV cada 6-8 horas. Se debe tener precaución adicional en la aplicación intravenosa, particularmente con la dosis inicial. En niños mayores a 2 años: La dosis recomendada es de 2-6 mcg/Kg. (Microgramos/Kg.) vía IM o vía IV cada 4-6 horas según se requiera. Se recomienda el uso de una dosis de repetición cada 30-60 minutos después de la dosis inicial. Hay una clara evidencia de que no todos los niños eliminan la buprenorfina tan rápidamente como los adultos. Algunos pacientes pediátricos pueden no requerir ser medicados por 6-8 horas. Un intervalo de dosificación fijo no se recomienda hasta que las necesidades de analgesia del niño se establezcan. Niños de 6 meses a 2 años: 3-6 mcg/Kg.(Microgramos/Kg.) vía IV lenta o IM cada 6-8 horas. Un intervalo de dosificación fijo no se recomienda hasta que las necesidades de analgesia del niño se establezcan. Dosis Epidural: Pacientes en postoperatorio 2-4 mcg/Kg, vía inyección epidural. En Anestesia Equilibrada: 0.3 mg vía IM como premedicación; como suplemento analgésico perioperatorio administrar vía intravenosa 0.3 a 0.45 mg. Límites máximos de la dosificación para el dolor: Adultos: 0.6 mg vía IM; 0.3 mg vía IV. Ancianos: 0.6 mg vía IM; 0.3 mg vía IV. Adolescentes mayores de 16 años: 0.6 mg vía IM; 0.3 mg vía IV. Adolescentes menores de 16 años: 0.6 mg vía IM; 0.3 mg vía IV. Niños mayores de 2 años: 6 mcg/Kg vía IV o IM cada 4-8 horas. Niños de 6 meses a 2 años: 3-6 mcg/KgP vía IV lenta o IM cada 6-8 horas. Infantes menores de 2 años: Su seguridad y eficacia no han sido establecidas. En caso de requerir dosis ponderal 3 a 6 mcg/Kg. (microgramos/Kg.), diluir el contenido de la ampolleta en 4 mL de agua (grado inyectable), hasta un volumen total de 5 mL, y administrar el volumen de la siguiente manera:


Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: En caso de una sobredosificación se puede manifestar somnolencia, náuseas y vómito, además que puede ocurrir miosis evidente. En caso de sobredosis accidental, debe vigilarse estrechamente el estado cardiáco y respiratorio del paciente y tomarse las medidas de soporte apropiadas. La depresión respiratoria puede llevar al paro respiratorio y a la muerte. En caso de vómito se debe vigilar que el paciente no broncoaspire. Se deben emplear oxígeno, soluciones parenterales, vasoconstrictores y otras medidas de sostén, como lo requiera el paciente. El tratamiento inicial y de urgencia es el de la depresión respiratoria, manteniendo una vía aérea permeable con asistencia mecánica o respirador si se requiere. En estos casos el paciente debe encontrarse en un área donde se cuenten con los aparatos para el soporte adecuado. Se recomienda el uso de un antagonista opioide (p. e.., naloxona). La depresión respiratoria producida por buprenorfina, responde sólo parcialmente a dosis habituales de naloxona (0,2-0,4 mg). Sin embargo, dosis más elevadas pueden producir una reversión satisfactoria. Se puede utilizar doxapram; sin embargo, los efectos clínicos aparentes pueden ser de corta duración.
Presentación(es): Caja con 6 ampolletas con 1mL c/u.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco. Protéjase de la luz.
Leyendas de protección: Su venta requiere receta médica, la cual se retendrá en la farmacia. Su uso prolongado aún a dosis terapéuticas puede causar dependencia. No se administre si la solución no es transparente, si contiene partículas en suspensión o sedimentos. Si no se administra todo el producto deséchese el sobrante. No se deje al alcance de los niños. No se use en el embarazo y la lactancia, ni en menores de 2 años. Este medicamento puede disminuir las habilidades para la operación de maquinaria, conducción de vehículos y otras actividades que requieran movimientos rápidos y precisos. No se administre junto con bebidas alcohólicas o en estado etílico. Para su dilución se recomienda el uso de agua grado inyectable.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en México por: PSICOFARMA, S.A. DE C.V. Calz. Tlalpan No. 4369, Col. Toriello Guerra, C. P. 14050, Deleg. Tlalpan, D. F. México.
Número de registro del medicamento: 330M2011 SSA II.