MADOPAR®

ROCHE

Denominación genérica: Levodopa y benserazida.
Forma farmacéutica y formulación: Comprimidos. Cada comprimido contiene: levodopa 100 mg. Clorhidrato de benserazida equivalente a 25 mg de benserazida. Excipiente cbp 1 comprimido.
Indicaciones terapéuticas: enfermedad de Parkinson: MADOPAR® está indicado para el tratamiento de la enfermedad de Parkinson. Síndrome de piernas inquietas (SPI): MADOPAR® está indicado para el tratamiento sintomático de SPI incluyendo: SPI idiopático, SPI debido a insuficiencia renal, requiriendo diálisis.
Farmacocinética y farmacodinamia: Propiedades farmacodinámicas: mecanismo de acción: enfermedad de Parkinson: la dopamina, que actúa como un neurotransmisor en el cerebro, no está presente en cantidades suficientes en los ganglios basales de los pacientes con Enfermedad de Parkinson. La levodopa (INN) o L-DOPA (3.4-dihidroxi L-fenilalanina) es un intermediario en la biosíntesis de la dopamina. La levodopa (precursor de dopamina) es utilizada como una prodroga para incrementar los niveles de dopamina, ya que es capaz de cruzar la barrera hemato-encefálica, mientras que la dopamina no puede. Una vez que la levodopa entra en el sistema nervioso central (SNC), es metabolizada a dopamina por el ácido L-amino descarboxilasa. Después de la administración, la levodopa es rápidamente descarboxilada a dopamina, tanto en los tejidos extracerebrales como en los cerebrales. Como resultado, la mayoría de la levodopa administrada no está disponible en los ganglios basales y la dopamina producida periféricamente frecuentemente causa efectos no deseados. Esto es particularmente deseable para inhibir la descarboxilación extracerebral de levodopa. Esto puede lograrse por administración simultánea de levodopa y benserazida, un inhibidor de descarboxilasa periférica. MADOPAR® es una combinación de éstas dos sustancias en una proporción 4:1-esta relación ha probado ser óptima en estudios clínicos y uso terapéutico- y es tan efectiva como cuando se emplean grandes dosis de levodopa sola. Síndrome de piernas inquietas idiomático: se desconoce el mecanismo de acción exacto, pero hay incremento en la evidencia de que el sistema dopaminérgico juega un papel importante en la fisiopatología del síndrome de piernas inquietas. Propiedades farmacocinéticas: absorción: la levodopa es principalmente absorbida en la región superior del intestino delgado, y la absorción es independiente del sitio. Las concentraciones máximas de levodopa en plasma son alcanzadas aproximadamente una hora después de la ingestión de MADOPAR® estándar. La concentración máxima de levodopa en plasma y la extensión de la absorción de levodopa (área bajo la curva, AUC -por sus siglas en inglés-) se incrementa proporcionalmente con la dosis (50-200 mg levodopa). La ingesta de alimentos reduce el grado y extensión de absorción de levodopa. El pico de concentración de levodopa en plasma es 30% menor y ocurre más tarde cuando MADOPAR® es administrado después de una comida estándar. La extensión de la absorción de levodopa es reducida en un 15%. Distribución: la levodopa cruza la barrera hemato-encefálica por un sistema de transporte saturable. No se une a proteínas plasmáticas, y su volumen de distribución es 57 litros. El AUC de levodopa en el líquido cefalorraquídeo es el 12% del plasmático. En contraste a la levodopa, la benserazida no penetra la barrera hemato-encefálica a dosis terapéuticas. Se concentra principalmente en los riñones, pulmones, intestino delgado e hígado. Metabolismo: la levodopa es metabolizada por dos principales vías (descarboxilación y o-metilación) y dos secundarias (transaminación y oxidación). La descarboxilasa de aminoácidos aromáticos convierte a la levodopa en dopamina. Los principales productos finales de esta vía son el ácido homovanílico y el ácido dihidroxifenilacético. La catecol-o-metiltransferasa metila la levodopa a 3-o-metildopa. Este metabolito plasmático principal tiene una eliminación media de 15 horas, y se acumula en pacientes que reciben dosis terapéuticas de MADOPAR®. El decremento de descarboxilación periférica de levodopa, cuando se administra con benserazida, es reflejado en niveles más altos de levodopa y 3-o-metildopa en plasma y niveles menores de catecolaminas (dopamina, noradrenalina) y ácidos fenolcarboxílicos (ácido homovanílico, ácido dihidroxifenilacético). La benserazida es hidrolizada a trihidroxibenzilhidrazina en la mucosa intestinal y en el hígado. Este metabolito es un inhibidor potente de la descarboxilasa de aminoácidos aromáticos. Eliminación: en la presencia de descarboxilasa de levodopa inhibida periféricamente, la eliminación media de levodopa es de aproximadamente 1,5 horas. La eliminación media es ligeramente más prolongada (aproximadamente 25%) en los pacientes ancianos (65-78 años de edad) con enfermedad de Parkinson. El aclaramiento de levodopa del plasma es cerca de 430 ml/min. La benserazida es casi totalmente eliminada por el metabolismo. Los metabolitos son principalmente excretados en la orina (64%) y en menor cantidad, en las heces (24%). Farmacocinética en poblaciones especiales: no hay información farmacocinética disponible en pacientes urémicos y hepáticos. Efectos de la edad en la farmacocinética de la levodopa: en pacientes ancianos con enfermedad de Parkinson (65-78 años de edad) tanto la vida media de eliminación y el AUC de la levodopa es alrededor del 25% más que en los pacientes jóvenes (34-64 años de edad). Estadísticamente, el efecto de la edad es clínicamente insignificante y es de menor importancia para el esquema de dosificación de cualquier indicación.
Contraindicaciones: MADOPAR® no debe ser dado a pacientes con hipersensibilidad conocida a levodopa o a benserazida. MADOPAR® no debe ser dado en conjunto con inhibidores no selectivos de monoamino oxidasa (MAO). Sin embargo, los inhibidores selectivos MAO-B, tales como selegilina y rasagilina, o inhibidores selectivos MAO-A, tales como moclobemida, no son contraindicados. Una combinación de inhibidores MAO-A y MAO-B es equivalente a inhibición no selectiva MAO, y por lo tanto, esta combinación no debe ser dada concomitantemente con MADOPAR® (ver Interacciones medicamentosas y de otro género). MADOPAR® no debe darse a pacientes con descompensación endócrina, renal (excepto pacientes con SPI en diálisis) o hepática, desórdenes cardíacos, enfermedades psiquiátricas con un componente psicótico o glaucoma de ángulo cerrado. MADOPAR® no debe ser dado a pacientes menores a 25 años de edad (el desarrollo esquelético debe ser completo). MADOPAR® no debe darse a mujeres embarazadas o mujeres con potencial de concebir en la ausencia de un adecuado anticonceptivo (ver Embarazo y madres lactantes). Si ocurre embarazo en una mujer tomando MADOPAR®, la droga debe discontinuarse (según recomendación del médico tratante).
Precauciones generales: Pueden ocurrir reacciones de hipersensibilidad en individuos susceptibles. Es recomendable la medición regular de la presión intraocular en pacientes con glaucoma de ángulo abierto, dado que la levodopa teóricamente tiene potencial de elevar la presión intraocular. La depresión puede ser parte del cuadro clínico en pacientes con enfermedad de Parkinson y SPI y también puede ocurrir en pacientes tratados con MADOPAR®. Si el paciente con levodopa requiere un anestésico general, el régimen normal de MADOPAR® se debe continuar lo más próximo a la cirugía como sea posible, excepto en el caso del halotano. En anestesia general con halotano, MADOPAR® debe ser discontinuado 12-48 horas antes de intervención quirúrgica, porque pueden ocurrir fluctuaciones en la presión sanguínea y/o arritmias en pacientes con terapia de MADOPAR® anestesiados con halotano. La terapia con MADOPAR® puede reanudarse después de la cirugía; la dosis debe incrementarse gradualmente al nivel preoperatorio. MADOPAR® no debe ser retirado abruptamente. El retiro abrupto de la preparación puede resultar en un síndrome de tipo neuroléptico maligno (hiperpirexia y rigidez muscular, posiblemente cambios psicológicos y creatinina fosfocinasa sérica elevada), lo cual puede amenazar la vida. Si ocurre una combinación de estos síntomas y signos, el paciente debe mantenerse bajo vigilancia médica, si es necesario hospitalizar y darse rápidamente un tratamiento sintomático apropiado. Esto puede incluir reanudación de la terapia con MADOPAR® después de una evaluación apropiada. La levodopa ha sido asociada con somnolencia y episodios de inicio repentino de sueño. El inicio de episodios repentinos de sueño durante la actividad diaria, en algunos casos sin conocimiento o signos de advertencia, se ha reportado en raras ocasiones. Durante el tratamiento con levodopa, los pacientes deben ser informados sobre ésto y aconsejar tener cuidado mientras se manejan u operan máquinas. Los pacientes que han experimentado somnolencia y/o episodios de inicio de sueño repentino deben abstenerse de manejar u operar máquinas. Además, puede considerarse una reducción de dosis o suspensión de terapia. Fármacos dopaminérgicos: en pacientes con enfermedad de Parkinson tratados con agonistas de la dopamina, se ha reportado juego patológico, libido aumentada e hipersexualidad. No se ha establecido una relación causal entre MADOPAR®, el cual no es un agonista de la dopamina y estos eventos. Sin embargo, se recomienda precaución, ya que MADOPAR®que es un medicamento dopaminérgico. Dependencia o abuso potencial del fármaco: un pequeño subgrupo de pacientes con enfermedad de Parkinson puede presentar trastornos cognitivos y de comportamiento, los cuales pueden ser atribuidos directamente al incremento de dosis del medicamento contrario a la prescripción médica y más allá de la dosis requerida para el tratamiento de sus incapacidades motoras. Habilidad para uso y manejo de máquinas: los pacientes que han sido tratados con levodopa y han presentado somnolencia y/o episodios de inicio repentino de sueño deben ser advertidos de abstenerse de manejar o realizar actividades en donde su estado de alerta deteriorado pueda poner a ellos mismos y a otros en riesgo de daños serios o muerte hasta que estos episodios recurrentes y de somnolencia hayan sido resueltos. Pruebas de laboratorio: durante el tratamiento, deben realizarse verificaciones de la función hepática y biometría hemática. Los pacientes con diabetes deben estar bajo pruebas de glucosa en sangre frecuentemente, y la dosificación de agentes antidiabéticos debe ser ajustada a los niveles de glucosa en sangre. Uso en poblaciones especiales: uso en casos de disfunción renal: tanto levodopa como benserazida son metabolizados en gran medida, y menos del 10% de levodopa es excretada sin cambio a través de los riñones. Por lo tanto, no es necesario la reducción de dosis en caso de insuficiencia renal leve o moderada. No hay información farmacocinética disponible con levodopa en pacientes con disfunción renal. MADOPAR® es bien tolerado por pacientes urémicos que están en hemodiálisis. Uso en casos de disfunción hepática: la levodopa es principalmente metabolizada por el ácido amino descarboxilasa aromático, el cual está abundantemente presente en el tracto intestinal, en riñón y corazón, además del hígado. No hay información farmacocinética disponible con levodopa en pacientes con disfunción hepática.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: MADOPAR® está contraindicado durante el embarazo y en mujeres con potencial de concebir en ausencia de un anticonceptivo adecuado (ver Contraindicaciones). Como no se sabe si la benserazida pasa a la leche, las madres que requieren tratamiento con MADOPAR® no deben amamantar a sus niños, dado que no puede excluirse que ocurran malformaciones esqueléticas en los infantes.
Reacciones secundarias y adversas: Estudios clínicos: enfermedad de Parkinson: no hay información. Síndrome de piernas inquietas: la información combinada de 2 estudios clínicos controlados con placebo, cruzado, incluyendo 85 pacientes en total, es presentada en la siguiente tabla: se enlistan más de uno de todos los eventos reportados en el grupo activo de tratamiento.


Después de su comercialización: trastornos en sangre y sistema linfático: se han reportado en casos raros anemia hemolítica, leucopenia transitoria y trombocitopenia. Por lo tanto, como en cualquier tratamiento a largo plazo que contiene levodopa, se debe monitorear periódicamente la biometría hemática y las funciones renales y hepáticas. Trastornos metabólicos y nutricionales: se ha reportado anorexia. Trastornos psiquiátricos: la depresión puede ser parte del cuadro clínico en pacientes con enfermedad de Parkinson y SPI y puede ocurrir también en pacientes tratados con MADOPAR®. En pacientes ancianos y pacientes con historial de este tipo de trastornos, pueden ocurrir particularmente agitación, ansiedad, insomnio, alucinaciones, deluciones y desorientación temporal. Trastornos de sistema nervioso: se han reportado casos aislados de ageusia y disgeusia. En etapas posteriores del tratamiento, puede ocurrir discinesia (p. ej. corea o atetosis). Esto usualmente puede ser eliminado o hacerse tolerable por reducción de dosis. Con tratamientos prolongados, pueden encontrarse también fluctuaciones en la respuesta terapéutica. Se incluyen episodios catalépticos de congelación, deterioro del final de la dosis e irregularidades en la respuesta motora. Esto usualmente puede ser eliminado o hacerse tolerable por el ajuste de la dosis y dando pequeñas dosis únicas frecuentemente. Se puede intentar un nuevo incremento de la dosis posteriormente para intensificar el efecto. MADOPAR® es asociado con somnolencia y muy rara vez se ha asociado con somnolencia excesiva durante el día y episodios repentinos de inicio de sueño. Trastornos cardíacos: pueden ocurrir ocasionalmente arritmias cardíacas. Trastornos vasculares: puede ocurrir ocasionalmente hipotensión ortostática. Comúnmente, los trastornos ortostáticos mejoran después de la reducción de la dosis de MADOPAR®. Trastornos gastrointestinales: con MADOPAR® se ha reportado náusea, vómito y diarrea. Los efectos gastrointestinales indeseables, los cuales pueden ocurrir en etapas tempranas del tratamiento, pueden ser controlados en gran parte tomando MADOPAR® con algún alimento o líquido o incrementando la dosis lentamente. Trastornos en la piel y del tejido subcutáneo: en casos raros, pueden ocurrir reacciones alérgicas de la piel como prurito y erupción. Investigaciones: puede ocurrir elevación transitoria de transaminasas y fosfatasa alcalina hepática. Se han notado incrementos nitrógeno de la urea sanguíneo (BUN, por sus siglas en inglés) con MADOPAR®. El color de la orina puede alterarse, usualmente adquiriendo un tono rojo que después se torna oscuro al estar en reposo. Síndrome de piernas inquietas: el evento adverso más común con el tratamiento dopaminérgico a largo plazo antes de tomar la siguiente dosis nocturna es el adelanto en el tiempo de los síntomas desde la tarde-noche al mediodía-tarde.
Interacciones medicamentosas y de otro género: Interacciones farmacocinéticas. la coadministración de trihexifenidil una droga anticolinérgica con MADOPAR® reduce el grado, pero no la extensión, de la absorción de levodopa. El sulfato ferroso disminuye la concentración máxima en plasma y AUC de levodopa de 30-50%. Los cambios farmacocinéticos observados durante el cotratamiento con sulfato ferroso parecen ser clínicamente significativos en algunos pacientes, pero no en todos. La metoclopramida incrementa el grado de absorción de levodopa. No hay interacciones farmacocinéticas entre levodopa y los siguientes compuestos: bromocriptina, amantadina, selegilina y domperidona. Interacciones farmacodinámicas: los medicamentos neurolépticos, opiodes y antihipertensivos que contienen reserpina inhiben la acción de MADOPAR®. Si el MADOPAR® va a ser administrado a pacientes que reciben inhibidores no selectivos de MAO irreversibles, debe dejarse un intervalo de al menos 2 semanas entre el inhibidor de MAO y el inicio de la terapia con MADOPAR®. De otra manera, pueden ocurrir efectos indeseables tales como crisis de hipertensión (ver Contraindicaciones). Los inhibidores selectivos de MAO-B, tales como la selegilina y rasagilina e inhibidores selectivos de MAO-A, tales como la moclobemida, pueden prescribirse a pacientes con terapia de MADOPAR®; es recomendado ajustar la dosis de levodopa a las necesidades individuales del paciente, en términos de eficacia y tolerabilidad. La combinación de inhibidores MAO-A y MAO-B es equivalente a la inhibición no selectiva MAO, y por lo tanto, esta combinación no debe darse concomitantemente con MADOPAR® (ver Contraindicaciones). MADOPAR® no debe ser administrado concomitantemente con simpatomiméticos (agentes tales como epinefrina, norepinefrina, isoproterenol o amfetamina que estimulan el sistema nervioso simpático), dado que la levodopa puede potenciar sus efectos. Si la administración concomitante fuera necesaria, es esencial vigilar el sistema cardiovascular y la dosis de agentes simpatomiméticos puede necesitar reducirse. La combinación con otros agentes, como anticolinérgicos, amantadina y agonistas de la dopamina, es permisible, a pesar que efectos deseados e indeseables del tratamiento pueden intensificarse. Puede ser necesario reducir la dosis de MADOPAR® o de la otra sustancia. Cuando se inicia un tratamiento adyuvante con un inhibidor COMT, puede ser necesaria la reducción de la dosis de MADOPAR®. Los anticolinérgicos no deben ser retirados abruptamente cuando la terapia con MADOPAR® es instituida, dado que la levodopa no comienza a hacer efecto de inmediato. Una disminución del efecto es observado cuando la droga es tomada con alimentos ricos en proteína. Anestesia general con halotano: MADOPAR® debe ser discontinuado 12-48 horas antes de intervención quirúrgica, porque pueden ocurrir fluctuaciones en la presión sanguínea y/o arritmias en pacientes con terapia de MADOPAR® anestesiados con halotano. Para anestesia general con otros anestésicos, ver sección de Precauciones generales.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Durante el tratamiento, deben realizarse verificaciones de la función hepática y conteo en sangre. Los pacientes con diabetes deben estar bajo pruebas de glucosa en sangre frecuentemente, y la dosificación de agentes antidiabéticos debe ser ajustada a los niveles de glucosa en sangre. La levodopa puede afectar los resultados de las pruebas de laboratorio para catecolaminas, creatinina, ácido úrico y glucosa. Las pruebas de Coombs pueden dar resultados falsos positivos en pacientes que toman MADOPAR®.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: No se han realizado estudios de carcinogenicidad. En los estudios principales, no se observó mutagenicidad con MADOPAR® y sus constituyentes (levodopa y benserazida) en la prueba de Ames. No se realizaron pruebas adicionales. No se realizaron estudios de fertilidad en animales con MADOPAR®. Estudios de teratogenicidad no mostraron efectos teratogénicos o efectos sobre el desarrollo esquelético en ratones (400 mg/kg), ratas (600 mg/kg; 250 mg/kg) y conejos (120 mg/kg; 150 mg/kg). A niveles de dosis maternas tóxicas, incrementaron las muertes intrauterinas (conejos) y/o disminución de peso fetal (ratas). Estudios generales de toxicología en ratas han mostrado la posibilidad de trastornos en el desarrollo esquelético.
Dosis y vía de administración: Método de administración: enfermedad de Parkinson: MADOPAR® deber ser tomado al menos 30 minutos antes o 1 hora después de los alimentos, cuando sea posible. Los efectos gastrointestinales indeseables, que pueden ocurrir principalmente en las etapas tempranas del tratamiento, pueden ser controlados tomando MADOPAR® con una pequeña botana (p. ej. galletas) o líquido o incrementando la dosis lentamente. Dosis estándar: el tratamiento con MADOPAR® debe ser introducido gradualmente; la dosis debe ser asignada individualmente y cuantificada para efecto óptimo. Las siguientes instrucciones deben ser observadas como guía. Terapia inicial: en las etapas tempranas de la enfermedad de Parkinson, es recomendable empezar el tratamiento con la mitad de una tableta de 125 mg de MADOPAR®, tres a cuatro veces al día. Tan pronto como sea confirmada la tolerancia del esquema de dosis inicial, la dosis debe incrementarse lentamente de acuerdo con la respuesta del paciente. Un efecto óptimo es generalmente logrado con una dosis diaria de MADOPAR® correspondiente a 300-800 mg de levodopa + 75-200 mg de benserazida, a ser dividida en 3 o más dosis. Entre 4 y 6 semanas pueden ser necesarias para lograr el efecto óptimo. Si se considera necesario incrementar la dosis diaria, esto debe ser hecho en una base mensual. Terapia de mantenimiento: la dosis de mantenimiento promedio es de una tableta de 125 mg de MADOPAR®, 3 a 6 veces al día. El número de dosis individuales (no menos de 3) y su distribución a través del día debe ser valorada para efecto óptimo. Síndrome de piernas inquietas: la dosis máxima diaria de MADOPAR® no debe exceder de 500 mg. Síndrome de piernas inquietas idiopático: la dosis debe tomarse 1 hora antes de acostarse. Para evitar efectos gastrointestinales, se puede tomar con una pequeña botana. Síndrome de piernas inquietas con dificultad para conciliar el sueño: para pacientes con SPI que tienen dificultad para dormir, es recomendable que sean tratados con la formulación estándar de MADOPAR®. La dosis inicial de MADOPAR® es de 62,5 a 125 mg. Si persisten los síntomas, se recomienda que la dosis de MADOPAR® se incremente a 250 mg. Síndrome de piernas inquietas con dificultad para conciliar el sueño y trastornos de sueño durante la noche. se recomienda que los pacientes con SPI que tienen tanto dificultad para conciliar el sueño y trastornos del sueño durante la noche deben ser tratados con una dosis estándar de MADOPAR® tabletas de 125 mg una hora antes de acostarse. Síndrome de piernas inquietas con dificultad para conciliar el sueño, trastornos de sueño durante la noche y con trastornos durante el día: se recomienda que estos pacientes sean tratados con MADOPAR® adicional de 125 mg por lo que la dosis total a las 24 horas no debe ser mayor a 500 mg. Síndrome de piernas inquietas debido a falla renal requiriendo diálisis: se recomienda que los pacientes con SPI durante la diálisis deben ser tratados con 125 mg de MADOPAR®; se debe tomar 30 minutos antes de la diálisis. Instrucciones de dosificación especial: la dosificación debe ser cuidadosamente cuantificada en todos los pacientes. Los pacientes con otros agentes antiparkinsonianos pueden recibir MADOPAR®. Sin embargo, conforme el tratamiento con MADOPAR® procede y los efectos terapéuticos llegan a ser aparentes, la dosificación de otras drogas puede necesitar ser reducida o ser gradualmente retiradas. Síndrome de piernas inquietas (SPI): para evitar el aumento de síntomas (p. ej. inicio temprano de los síntomas del SPI durante el día, incremento severo en síntomas y la implicación de otras partes del cuerpo) la dosis diaria de MADOPAR® no debe exceder de la dosis máxima recomendada. Si el aumento de síntomas ocurre, es importante no exceder la dosis máxima diaria. Se debe considerar terapia adjunta con reducción o discontinuación de la dosis de levodopa y sustitución por otro medicamento si hay aumento de síntomas o desarrollo de rebote.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: Síntomas y signos: los síntomas y signos de sobredosificación son cualitativamente similares a los efectos secundarios de MADOPAR® en dosis terapéuticas, pero puede ser de mayor severidad. La sobredosis puede conducir a: efectos secundarios cardiovasculares (p. ej. arritmias cardíacas), trastornos psiquiátricos (p. ej. confusión e insomnio), efectos secundarios gastrointestinales (p. ej., náusea y vómito) y movimientos abdominales involuntarios. Tratamiento: monitorear los signos vitales del paciente e instituir medidas de soporte de acuerdo con el estado clínico del paciente. En particular, los paciente pueden requerir tratamiento sintomático para efectos cardiovasculares (p. ej. arritmias) o efectos del sistema nervioso central (p. ej. estimulantes respiratorios, neurolépticos).
Presentación(es): Caja con frasco con 30 y 100 comprimidos con 100 mg/25 mg.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese el frasco bien tapado a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.
Leyendas de protección: Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en Suiza por: F. Hoffmann-La Roche S.A., Grenzacherstrasse 124 CH-4070, Basilea, Suiza. Acondicionado y distribuido por: Productos Roche S.A. de C.V. Vía I. Fabela Nte. No. 1536-B, 50030, Toluca, México. Para información bibliográfica comuníquese a nuestro Centro de Información Médica, Tel: (01)(55) 52585099 y 01-800-0076243, o mexico.info@roche.com. ®Marca registrada.
Número de registro del medicamento: 82544 SSA IV.
Clave de IPPA: CEAR-07350122070081/RM2008