BRISPEN

HORMONA

Cápsulas

Denominación genérica: Dicloxacilina.
Forma farmacéutica y formulación: Cápsulas. Cada cápsula contiene: Dicloxacilina sódica monohidratada equivalente a 250 o 500 mg de dicloxacilina Excipiente, c.b.p. 1 cápsula. BRISPEN® (dicloxacilina sódica monohidratada) es una penicilina semisintética, ácido-resistente, resistente a la penicilinasa.
Indicaciones terapéuticas: Antibiótico de espectro medio. BRISPEN® está indicado en el tratamiento de infecciones debidas a estafilococos productores de penicilinasa, que hayan demostrado susceptibilidad al medicamento. Deben realizarse inicialmente estudios bacteriológicos para determinar el agente etiológico y su sensibilidad a la dicloxacilina. BRISPEN® puede ser utilizado para iniciar el tratamiento en pacientes en quienes se sospeche una infección por estafilococo productor de penicilinasa, antes de conocer los resultados de laboratorio. BRISPEN® debería utilizarse únicamente en infecciones causadas por estafilococos productores de penicilinasa. No debería utilizarse en infecciones debidas a organismos susceptibles a la penicilina G.
Farmacocinética y farmacodinamia: Dicloxacilina es resistente a la destrucción del jugo gástrico. La absorción del tracto gastrointestinal es rápida pero incompleta. En adultos en ayuno, el 35% a 76% de una dosis oral fue absorbido con niveles séricos pico fueron alcanzados de media a dos horas. La presencia de alimentos disminuye la absorción de dicloxacilina. Algunos estudios indican que una dosis oral de 125 mg muestra concentraciones séricas promedio de 4.74 microgramos/ml a los 60 minutos. A las 4 horas, las concentraciones promedio fueron de 0.62 microgramos/ml. Las concentraciones séricas después de la administración oral son directamente proporcionales a la dosis de 125, 250, 500 y 1,000 mg, determinadas en dos horas. Una dosis oral única de dicloxacilina de 500 mg produce concentraciones séricas pico de 10 a 18 microgramos/ml. La dicloxacilina se une a las proteínas séricas, principalmente a la albúmina en un 95% a 99%. Se distribuye en huesos, bilis, líquido pleural y líquido sinovial. En líquido cefalorraquídeo las concentraciones son mínimas. La vida media de eliminación de dicloxacilina es aproximadamente de 0.7 horas. Es parcialmente metabolizada en metabolitos microbiológicamente activos e inactivos. La dicloxacilina y sus metabolitos son rápidamente eliminados en la orina por filtración glomerular y secreción tubular. El medicamento es parcialmente eliminado en las heces, vía eliminación biliar. En pacientes con fibrosis quística, se han reportado concentraciones plasmáticas reducidas, atribuibles a un incremento en la eliminación del medicamento en esos pacientes. La dicloxacilina no es dializable. Únicamente son retiradas cantidades mínimas por diálisis peritoneal y hemodiálisis. Después de su administración intravenosa, BRISPEN® alcanza concentraciones sanguíneas altas terapéuticamente eficaces antes de 5 minutos. Las concentraciones séricas posteriores a la administración intravenosa son aproximadamente proporcionales a la dosis. Microbiología: Las penicilinas resistentes a la penicilinasa ejercen una acción bactericida contra los microorganismos susceptibles a la penicilina durante su multiplicación activa. Todas las penicilinas inhiben la síntesis de la pared celular bacteriana. La dicloxacilina es activa contra la mayoría de los cocos grampositivos incluyendo estreptococo betahemolítico, neumococo y estafilococo sensible. Debido a su resistencia a la penicilinasa, es activo contra estafilococos productores de la misma.
Contraindicaciones: BRISPEN® está contraindicado en personas que han mostrado hipersensibilidad a cualquiera de las penicilinas o a cualquier componente de la fórmula.
Restricciones de uso durante el embarazo y lactancia: Embarazo: No se ha establecido la seguridad de su uso durante la lactancia. Los estudios de reproducción en ratas, ratones y conejos no han revelado alteraciones en la fertilidad o daño al feto debido a las penicilinas resistentes a la penicilinasa. A pesar de que la experiencia con penicilina no ha mostrado evidencia concluyente de efectos adversos sobre el feto, no se han realizado estudios clínicos bien controlados para excluir esta posibilidad. Debido a que los estudios en reproducción animal no son siempre predictivos de la respuesta humana, este medicamento debe usarse durante el embarazo únicamente si es claramente necesario. Mujeres en lactancia: La dicloxacilina se distribuye en la leche. Por lo tanto, deben tomarse precauciones cuando se administre a mujeres en etapa de lactancia. Uso pediátrico: En vista del desarrollo incompleto de la función renal en los recién nacidos, las penicilinas resistentes a la penicilinasa (especialmente la meticilina) pueden no ser completamente eliminadas, ocasionando niveles sanguíneos anormales elevados. Se recomienda en esos pacientes la determinación frecuente de niveles sanguíneos y el ajuste necesario de la dosis. Todos los recién nacidos tratados con penicilinas deben ser vigilados estrechamente para identificar evidencias clínicas y de laboratorio, de efectos tóxicos o adversos. La experiencia en el periodo neonatal es limitada. Por lo tanto, su administración en el recién nacido no es recomendada por el momento.
Reacciones secundarias y adversas: Hipersensibilidad: Se describen dos tipos de reacciones alérgicas a las penicilinas, inmediata o tardía. Las reacciones inmediatas generalmente aparecen dentro de los 20 minutos de su administración y varían desde urticaria y prurito hasta angioedema, laringoespasmo, broncoespasmo, hipotensión colapso vascular y muerte. Dichas reacciones son muy raras. Estos eventos son muy raros. Generalmente se presentan después de la terapia parenteral, pero también han aparecido con el tratamiento oral. Otro tipo de reacción inmediata o una reacción acelerada puede ocurrir 20 minutos a 48 horas después de su administración e incluye urticaria, prurito, sibilancias, estornudos y fiebre. Es poco común la muerte cuando se presenta el edema laríngeo, laringoespasmo e hipotensión. Las reacciones alérgicas retardadas a la penicilina generalmente se presentan después de 48 horas y en ocasiones hasta 2 a 4 semanas después de iniciar el tratamiento. Las manifestaciones incluyen síntomas similares a la enfermedad del suero (ejem: fiebre, malestar, urticaria, mialgias, artralgias, dolor abdominal) y exantemas. Gastrointestinal: En algunos pacientes se han observado: náusea, vómito, malestar epigástrico, flatulencia y evacuaciones disminuidas de consistencia. Se han reportado colitis pseudomembranosa con el uso de dicloxacilina. Por lo tanto, es importante considerar este diagnóstico en pacientes que desarrollan diarrea con el uso de dicloxacilina. Durante la etapa de post mercadeo, se han reportado casos raros de quemadura esofágica, esofagitis y ulceración esofágica, particularmente después de la toma de BRISPEN® Cápsulas con una cantidad insuficiente de agua y/o antes de acostarse (véase Precauciones generales). Hígado: El uso de penicilinas resistentes a la penicilinasa se ha asociado con hepatotoxicidad, caracterizada por fiebre, náusea y vómito asociado con anomalías en las pruebas hepáticas como elevación de transaminasa glutámico oxalacética. También se han reportado incrementos transitorios y asintomáticos en las concentraciones séricas de fosfatasa alcalina y alaninotransferasa (TGP), y aspartato aminotransferasa (TGO). Renal: Se ha asociado el daño tubular renal y nefritis intersticial con la administración de meticilina sódica y raramente en la administración de nafcilina, oxacilina y cloxacilina. Esas y otras anomalías en el funcionamiento renal han sido raramente reportadas con dicloxacilina. Las manifestaciones pueden incluir; exantema, fiebre, eosinofilia, hematuria, proteinuria e insuficiencia renal. La nefropatía no parece estar relacionada con la dosis y generalmente es reversible con la suspensión inmediata del tratamiento. Hematología: Las siguientes anomalías se han asociado con el uso de penicilinas resistentes a la penicilinasa: eosinofilia, anemia hemolítica, agranulocitosis, neutropenia, leucopenia, granulocitopenia, trombocitopenia y depresión de la médula ósea. Reacciones locales: Ha sido reportada ocasionalmente la aparición de flebitis y tromboflebitis después de la administración intravenosa de penicilinas resistentes a la penicilinasa, incluyendo la dicloxacilina. Si el paciente presenta dolor durante la infusión, ésta debe suspenderse y evaluar al paciente. Basado en la experiencia con otras penicilinas resistentes a la penicilinasa, el riesgo de flebitis y tromboflebitis puede ser reducido prolongando el tiempo de infusión o utilizando soluciones menos concentradas (véase Dosis y vía de administración).
Interacciones medicamentosas y de otro género: El probenecid incrementa y prolonga los niveles de penicilina. Su administración concomitante con las penicilinas disminuye la eliminación por inhibir competitivamente la secreción renal tubular de penicilina. Los aminoglucósidos y las penicilinas son físicamente y/o químicamente incompatibles y pueden mutuamente inactivarse uno a otro in vitro. Se debe evitar la mezcla de penicilinas y aminoglucósidos in vitro durante la terapia concomitante y los medicamentos deberán administrarse por separado. Las penicilinas pueden reactivar a los aminoglucósidos in vitro en muestras de suero de pacientes que reciben ambos medicamentos, lo cual podría falsear la disminución de los aminoglucósidos séricos de las muestras de suero. La dicloxacilina puede reducir la respuesta anticoagulante al dicumarol y warfarina. Se sugiere una vigilancia cuidadosa del tiempo de protrombina durante la terapia concomitante así como un ajuste de la dosis en caso necesario. El mecanismo de esta posible interacción no es claro, pero puede ser debido a inducción enzimática.
Alteraciones de pruebas de laboratorio: Véase Reacciones secundarias y adversas.
Precauciones generales: Las reacciones anafilácticas graves y en ocasiones fatales han ocurrido en pacientes que reciben penicilinas. Estas reacciones graves requieren tratamiento de emergencia con epinefrina, líquidos intravenosos y esteroides, oxígeno y cuidados de las vías aéreas incluyendo intubación, cuando esté indicado. Aunque la anafilaxis es más frecuente después de la administración parenteral, también ha ocurrido en pacientes que recibieron penicilinas orales. Al igual que cualquier otra penicilina, debe hacerse un cuidadoso estudio sobre la sensibilidad o reacciones alérgicas a las penicilinas, cefalosporinas u otros alergenos antes de prescribir BRISPEN®. Existen evidencias clínicas y de laboratorio de alergenicidad cruzada entre las penicilinas y alergenicidad cruzada parcial entre antibióticos beta-lactámicos bicíclicos incluyendo penicilinas, cefalosporinas, cefamicinas, 1, oxa-beta-lactámicos y carbapenémicos. En caso de que ocurra una reacción alérgica durante el tratamiento, el medicamento debe ser suspendido y tomarse las medidas adecuadas. El uso de antibióticos puede ocasionar el sobrecrecimiento de organismos no susceptibles. Si ocurriera una sobreinfección, debe instruirse el tratamiento adecuado y considerar la descontinuación de BRISPEN®. Se ha reportado diarrea asociada a Clostridium difficile (por sus siglas en inglés CDAD) con el uso de la mayoría de los agentes antibacterianos, incluido BRISPEN®, y el rango de severidad de diarrea puede ser de leve hasta colitis fatal. CDAD debe ser considerado en todos los pacientes que presentan diarrea después de la administración del antibiótico. Es necesario llevar un cuidadoso historial clínico, ya que se ha reportado que el CDAD se presenta dos meses posteriores a la administración de los agentes antibacterianos. Si se sospecha o confirma CDAD, el uso del antibiótico en curso que no sea dirigido contra C. difficile puede requerir ser descontinuado. Deben practicarse estudios bacteriológicos para determinar el agente causal y su susceptibilidad a las penicilinas resistentes a la penicilinasa. En el tratamiento de una infección estafilocócica probable, el tratamiento puede cambiarse a otro agente más activo si el cultivo no demuestra la presencia de estafilococo. Debe evaluarse periódicamente la función de los órganos incluyendo los sistemas renal, hepático y hematopoyético cuando se utilice BRISPEN® en forma prolongada. Antes de iniciar el tratamiento debe realizarse una determinación de leucocitos y fórmula diferencial y por lo menos semanalmente durante el tratamiento con BRISPEN®. También deben realizarse urianálisis, urea, creatinina, TGO y TGP durante el tratamiento. En caso necesario pueden modificarse las dosis de BRISPEN®. Durante la etapa de post mercadeo, se han reportado casos raros de quemadura esofágica, esofagitis y ulceración esofágica, particularmente después de la toma de BRISPEN® deberá tomarse al menos con 120 ml de agua y no deberá tomarse en posición supina o inmediatamente antes de acostarse.
Dosis y vía de administración: Deben practicarse estudios bacteriológicos para identificar el agente etiológico y su susceptibilidad a las penicilinas resistentes a la penicilinasa. La duración del tratamiento varía con el tipo de severidad de la infección así como las condiciones generales del paciente; por lo tanto, deberá ser determinada por la respuesta clínica y bacteriológica del paciente. El tratamiento debe continuarse por lo menos 48 a 72 horas después de que el paciente se encuentre asintomático y los cultivos sean negativos. En infecciones estafilocócicas severas, el tratamiento con penicilinas debe continuarse durante 14 días. El tratamiento de endocarditis y osteomielitis requiere un tratamiento más prolongado. Vía de administración: Oral. Para infecciones leves a moderadas de las vías respiratorias altas y localizadas en piel y tejidos blandos debidas a microorganismos susceptibles: Adultos y niños con un peso de 40 kg o más: 125 mg cada 6 horas. Niños con un peso menor de 40 kg: 12.5 mg/kg/día, en dosis igualmente divididas cada 6 horas. Para infecciones más graves, como aquéllas de las vías respiratorias bajas o infecciones diseminadas: Adultos y niños con un peso de 40 kg o más: 250 mg o más cada 6 horas. Niños con un peso menor de 40 kg: 25 mg/kg/día o más en dosis igualmente divididas cada 6 horas. Dicloxacilina se absorbe mejor con el estómago vacío y debe ser administrada de preferencia 1 a 2 horas antes de los alimentos. BRISPEN® debe de tomarse como mínimo con 120 ml de agua y no debe tomarse en posición supina o inmediatamente antes de ir a la cama (véase Precauciones generales). Insuficiencia renal: Generalmente no es necesario ajustar la dosis en pacientes con insuficiencia renal. Neonatos: La experiencia en el periodo neonatal es limitada. Por lo tanto, no se recomienda administrarla al recién nacido por el momento.
Manifestación y manejo de la de la sobredosificación o ingesta accidental: No se han reportado a la fecha.
Presentación(es): Caja con 20 cápsulas de 250 mg de dicloxacilina. Caja con 20 cápsulas de 500 mg de dicloxacilina.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente no más de 30°C.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en México por: Bristol-Myers Squibb de México, S. de R. L. de C. V. Av. Revolución No. 1267 Col. Tlacopac, C.P. 01049, Deleg. Álvaro Obregón D.F., México Para: Aerobal, S. A. de C. V. Av. San Rafael No. 12 Parque Industrial Lerma, C.P. 52000, Lerma, México Distribuido por: LABORATORIOS SANFER®, S. A. de C. V. Hormona No. 2-A Col. San Andrés Atoto C.P. 53500, Naucalpan de Juárez, México
Número de registro del medicamento: 64730, SSA IV

BRISPEN

HORMONA

Suspensión

Denominación genérica: Dicloxacilina.
Forma farmacéutica y formulación: Suspensión. Cada 5 ml contienen: 250 mg de Dicloxacilina sódica. Vehículo c.b.p. 5 ml.
Indicaciones terapéuticas: Antibiótico de espectro medio. BRISPEN® está indicado en el tratamiento de infecciones debidas a estafilococos productores de penicilinasa, que hayan demostrado susceptibilidad al medicamento. Deben realizarse inicialmente estudios bacteriológicos para determinar el agente etiológico y su sensibilidad a la dicloxacilina. BRISPEN® puede ser utilizado para iniciar el tratamiento en pacientes en quienes se sospeche una infección por estafilococo productor de penicilinasa, antes de conocer los resultados de laboratorio. BRISPEN® debería utilizarse únicamente en infecciones causadas por estafilococos productores de penicilinasa. No debería utilizarse en infecciones debidas a organismos susceptibles a la penicilina G.
Farmacocinética y farmacodinamia: Dicloxacilina es resistente a la destrucción del jugo gástrico. La absorción del tracto gastrointestinal es rápida pero incompleta. En adultos en ayuno, el 35% a 76% de una dosis oral fue absorbido con niveles séricos pico alcanzados en media a dos horas. La presencia de alimentos disminuye la absorción de dicloxacilina. Algunos estudios indican que una dosis oral de 125 mg muestra concentraciones séricas promedio de 4.74 microgramos/ml a los 60 minutos. A las 4 horas, las concentraciones promedio fueron de 0.62 microgramos/ml. Las concentraciones séricas después de la administración oral son directamente proporcionales a la dosis en unidades de dosis de 125, 250, 500 y 1,000 mg, determinadas en dos horas. Una dosis oral única de dicloxacilina de 500 mg, produce concentraciones séricas pico de 10 a 18 microgramos/ml. La dicloxacilina se une a las proteínas séricas principalmente a la albúmina en 95% a 99%. Se distribuye en huesos, bilis, líquido pleural y líquido sinovial. En líquido cefalorraquídeo las concentraciones son mínimas. La vida media de eliminación de dicloxacilina es aproximadamente de 0.7 horas. Es parcialmente metabolizada en metabolitos microbiológicamente activos e inactivos. La dicloxacilina y sus metabolitos son rápidamente eliminados en la orina por filtración glomerular y secreción tubular. El medicamento es parcialmente eliminado en las heces, vía eliminación biliar. En pacientes con fibrosis quística, se han reportado concentraciones plasmáticas reducidas, atribuible a un incremento en la eliminación del medicamento en esos pacientes. La dicloxacilina no es dializable. Únicamente son retiradas cantidades mínimas por diálisis peritoneal y hemodiálisis. Después de su administración intravenosa, BRISPEN® alcanza concentraciones sanguíneas altas terapéuticamente eficaces antes de 5 minutos. Las concentraciones séricas posteriores a la administración intravenosa son aproximadamente proporcionales a las dosis. Microbiología: Las penicilinas resistentes a la penicilinasa ejercen una acción bactericida contra los microorganismos susceptibles a la penicilina durante su multiplicación activa. Todas las penicilinas inhiben la síntesis de la pared celular bacteriana. La dicloxacilina es activa contra la mayoría de los cocos grampositivos incluyendo estreptococo beta-hemolítico, neumococo y estafilococo sensible. Debido a su resistencia a la penicilinasa, es activo contra estafilococos productores de la misma. Microbiología: Las penicilinas resistentes a la penicilinasa ejercen una acción bactericida contra los microorganismos susceptibles a la penicilina durante su multiplicación activa. Todas las penicilinas inhiben la síntesis de la pared celular bacteriana. La dicloxacilina es activa contra la mayoría de los cocos grampositivos incluyendo estreptococo betahemolítico, neumococo y estafilococo sensible. Debido a su resistencia a la penicilinasa, es activo contra estafilococos productores de la misma.
Contraindicaciones: BRISPEN® está contraindicado en personas que han mostrado hipersensibilidad a cualquiera de las penicilinas o a cualquier componente de la fórmula.
Restricciones de uso durante el embarazo y lactancia: Embarazo: No se ha establecido la seguridad de su uso durante el embarazo. Los estudios de reproducción en ratas, ratones y conejos no han revelado alteraciones en la fertilidad o daño al feto debido a las penicilinas resistentes a la penicilinasa. A pesar de que la experiencia en humanos con la penicilina durante el embarazo no ha mostrado evidencia concluyente de efectos adversos sobre el feto, no se han realizado estudios clínicos bien controlados para excluir esta posibilidad. Debido a que los estudios en reproducción animal no son siempre predictivos de la respuesta humana, este medicamento debe usarse durante el embarazo únicamente si es claramente necesario. Mujeres en lactancia: La dicloxacilina se distribuye en la leche. Por lo tanto deben tomarse precauciones cuando se administre a mujeres en etapa de lactancia. Uso pediátrico: En vista del desarrollo incompleto de la función renal en los recién nacidos, las penicilinas resistentes a la penicilinasa (especialmente la meticilina) pueden no ser completamente eliminadas, ocasionando niveles sanguíneos anormalmente elevados. Se recomienda en esos pacientes la determinación frecuente de niveles sanguíneos y el ajuste necesario de la dosis. Todos los recién nacidos tratados con penicilinas deben ser vigilados estrechamente para identificar evidencias clínicas y de laboratorio, de efectos tóxicos o adversos. La experiencia en el periodo neonatal es limitada. Por lo tanto, su administración en el recién nacido no es recomendada por el momento.
Reacciones secundarias y adversas: Hipersensibilidad: Se describen dos tipos de reacciones alérgicas a las penicilinas, inmediata o tardía. Las reacciones inmediatas generalmente aparecen dentro de los 20 minutos de su administración y varían desde urticaria y prurito hasta angioedema, laringoespasmo, broncoespasmo, hipotensión, colapso vascular y muerte. Estos eventos son muy raros. Generalmente se presentan después de la terapia parenteral, pero también han aparecido con el tratamiento oral. Otro tipo de reacción inmediata o una reacción acelerada puede ocurrir 20 minutos a 48 horas después de su administración e incluye urticaria, prurito, sibilancias, estornudos y fiebre. Es poco común la muerte cuando se presenta el edema laríngeo, laringoespasmo e hipotensión. Las reacciones alérgicas retardadas a la penicilina generalmente se presentan después de 48 horas y en ocasiones hasta 2 a 4 semanas después de iniciar el tratamiento. Las manifestaciones incluyen síntomas similares a la enfermedad del suero (ej.: fiebre, malestar, urticaria, mialgias, artralgias, dolor abdominal) y exantemas. Gastrointestinal: En algunos pacientes se han observado: náusea, vómito, malestar epigástrico, flatulencia y evacuaciones disminuidas de consistencia. Se han reportado colitis pseudomembranosa con el uso de dicloxacilina. Por lo tanto, es importante considerar este diagnóstico en pacientes que desarrollan diarrea con el uso de dicloxacilina. Durante la etapa de post mercadeo, se han reportado casos raros de quemadura esofágica, esofagitis y ulceración esofágica, particularmente después de la toma de BRISPEN® Cápsulas con una cantidad insuficiente de agua y/o antes de acostarse (véase Precauciones generales). Hígado: El uso de penicilinas resistentes a la penicilinasa, se ha asociado con hepatotoxicidad, caracterizada por fiebre, náusea y vómito asociado con anomalías en las pruebas hepáticas como elevación de transaminasa glutámico-oxalacética. Se han reportado raramente hepatitis colestásica. También se han reportado incrementos transitorios y asintomáticos en las concentraciones séricas de fosfatasa alcalina y alaninotransferasa (TGP). Renal: Se ha asociado el daño tubular renal y nefritis intersticial con la administración de meticilina sódica y raramente en la administración de nafcilina, oxacilina y cloxacilina. Esas y otras anomalías en el funcionamiento renal han sido raramente reportadas con dicloxacilina. Las manifestaciones pueden incluir; exantema, fiebre, eosinofilia, hematuria, proteinuria e insuficiencia renal. La nefropatía no parece estar relacionada con la dosis y generalmente es reversible con la suspensión inmediata del tratamiento. Hematología: Las siguientes anomalías se han asociado con el uso de penicilinas resistentes a la penicilinasa: eosinofilia, anemia hemolítica, agranulocitosis, neutropenia, leucopenia, granulocitopenia, trombocitopenia y depresión de la médula ósea. Reacciones locales: Ha sido reportada ocasionalmente la aparición de flebitis y tromboflebitis después de la administración intravenosa de penicilinas resistentes a la penicilinasa, incluyendo la dicloxacilina. Si el paciente presenta dolor durante la infusión, ésta debe suspenderse y evaluar al paciente. Basado en la experiencia con otras penicilinas resistentes a la penicilinasa, el riesgo de flebitis y tromboflebitis puede ser reducido prolongando el tiempo de infusión o utilizando soluciones menos concentradas: (véase también Dosis y vía de administración).
Interacciones medicamentosas y de otro género: El probenecid incrementa y prolonga los niveles de dicloxacilina en suero. Su administración concomitante con las penicilinas disminuye su eliminación por inhibir competitivamente la secreción renal tubular de penicilina. Los aminoglucósidos y las penicilinas son físicamente y/o químicamente incompatibles y pueden mutuamente inactivarse uno a otro in vitro. Se debe evitar la mezcla de penicilinas y aminoglucósidos in vitro durante la terapia concomitante y los medicamentos deberán administrarse por separado. Las penicilinas pueden inactivar a los aminoglucósidos in vitro en muestras de suero de pacientes que reciben ambos medicamentos, lo cual podría falsear la disminución de los aminoglucósidos séricos de las muestras de suero. La dicloxacilina puede reducir la respuesta anticoagulante al dicumarol y warfarina. Se sugiere una vigilancia cuidadosa del tiempo de protrombina durante la terapia concomitante así como un ajuste de la dosis en caso necesario. El mecanismo de esta posible interacción no es claro, pero puede ser debido a inducción enzimática hepática.
Alteraciones de pruebas de laboratorio: Véase Reacciones secundarias y adversas.
Precauciones generales: Las reacciones anafilácticas graves y en ocasiones fatales han ocurrido en pacientes que reciben penicilinas. Estas reacciones graves requieren tratamiento de emergencia con epinefrina, líquidos intravenosos y esteroides, oxígeno y cuidados de las vías aéreas incluyendo intubación, cuando esté indicado. Aunque la anafilaxis es más frecuente después de la administración parenteral, también ha ocurrido en pacientes que recibieron penicilinas orales. Al igual que cualquier otra penicilina, debe hacerse un cuidadoso estudio sobre la sensibilidad o reacciones alérgicas a las penicilinas, cefalosporinas u otros alergenos antes de prescribir BRISPEN®. Existen evidencias clínicas y de laboratorio de alergenicidad cruzada entre las penicilinas y alergenicidad cruzada parcial entre antibióticos beta-lactámicos bicíclicos incluyendo penicilinas, cefalosporinas, cefamicinas, 1, oxa-beta-lactámicos y carbapenémicos. En caso de que ocurra una reacción alérgica durante el tratamiento, el medicamento debe ser suspendido y tomarse las medidas adecuadas. El uso de antibióticos puede ocasionar el sobrecrecimiento de organismos no susceptibles. Si ocurriera una sobreinfección, debe instruirse el tratamiento adecuado y considerar la descontinuación de BRISPEN®. Se ha reportado diarrea asociada a Clostridium difficile (por sus siglas en inglés CDAD) con el uso de la mayoría de los agentes antibacterianos, incluido BRISPEN®, y el rango de severidad de diarrea puede ser de leve hasta colitis fatal. CDAD debe ser considerado en todos los pacientes que presentan diarrea después de la administración del antibiótico. Es necesario llevar un cuidadoso historial clínico, ya que se ha reportado que el CDAD se presenta dos meses posteriores a la administración de los agentes antibacterianos. Si se sospecha o confirma CDAD, el uso del antibiótico en curso que no sea dirigido contra C. difficile puede requerir ser descontinuado. Deben practicarse estudios bacteriológicos para determinar el agente causal y su susceptibilidad a las penicilinas resistentes a la penicilinasa. En el tratamiento de una infección estafilocócica probable, el tratamiento puede cambiarse a otro agente más activo si el cultivo no demuestra la presencia de estafilococo. Debe evaluarse periódicamente la función de los órganos incluyendo los sistemas renal, hepático y hematopoyético cuando se utilice BRISPEN® en forma prolongada. Antes de iniciar el tratamiento debe realizarse una determinación de leucocitos y fórmula diferencial y por lo menos semanalmente durante el tratamiento con BRISPEN®. También deben realizarse urianálisis, urea, creatinina, TGO y TGP durante el tratamiento. En caso necesario pueden modificarse las dosis de BRISPEN®. Durante la etapa de post mercadeo, se han reportado casos raros de quemadura esofágica, esofagitis y ulceración esofágica, particularmente después de la toma de BRISPEN® Cápsulas con una cantidad insuficiente de agua y/o antes de acostarse. Para reducir el riesgo de presentar tales eventos, BRISPEN® deberá tomarse al menos con 120 ml de agua y no deberá tomarse en posición supina o inmediatamente antes de acostarse.
Dosis y vía de administración: Deben practicarse estudios bacteriológicos para identificar el agente etiológico y su susceptibilidad a las penicilinas resistentes a la penicilinasa. La duración del tratamiento varía de acuerdo a la severidad de la infección así como con las condiciones generales del paciente; por lo tanto, deberá ser determinada por la respuesta clínica y bacteriológica del paciente. El tratamiento debe continuarse por lo menos 48 a 72 horas después de que el paciente se encuentre asintomático y los cultivos sean negativos. En infecciones estafilocócicas severas, el tratamiento con dicloxacilina resistente a la penicilinasa debe continuarse por lo menos durante 14 días. El tratamiento de endocarditis y osteomielitis requiere un tratamiento más prolongado. Vía de administración: Oral. Para infecciones leves a moderadas de las vías respiratorias altas y localizadas en piel y tejidos blandos debidas a microorganismos susceptibles: Adultos y niños con un peso de 40 kg o más: 125 mg cada 6 horas. Niños con un peso menor de 40 kg: 12.5 mg/kg/día en dosis igualmente divididas cada 6 horas. Para infecciones más graves, como aquéllas de las vías respiratorias bajas o infecciones diseminadas: Adultos y niños con un peso de 40 kg o más: 250 mg o más cada 6 horas. Niños con un peso menor de 40 kg: 25 mg/kg/día, 50 ó 100 mg/kg/día en dosis igualmente divididas cada 6 horas. Dicloxacilina se absorbe mejor con el estómago vacío y debe ser administrada de preferencia 1 a 2 horas antes de los alimentos. BRISPEN® debe tomarse como mínimo con 120 ml de agua y no debe de tomarse en posición supina o inmediatamente antes de ir a la cama (véase Precauciones generales). Administración de la suspensión oral: Prepare la formulación en el momento de su administración. Agregue el agua a la botella en 2 porciones, agitando muy bien después de que se agregue el agua. Vierta la cantidad total de agua hasta la marca de la etiqueta. Preparada la suspensión, es estable por 14 días bajo refrigeración. Insuficiencia renal: Generalmente no es necesario ajustar la dosis en pacientes con insuficiencia renal. Neonatos: La experiencia en el periodo neonatal es limitada. Por lo tanto, no se recomienda administrarla al recién nacido por el momento. Se recomienda reservar la administración intravenosa para infecciones graves y para pacientes que no puedan ingerir las formas orales del medicamento. Debe cambiarse el tratamiento intravenoso o intramuscular a oral tan pronto como se considere adecuado.
Manifestación y manejo de la de la sobredosificación o ingesta accidental: No se han reportado a la fecha.
Presentación(es): Caja con frasco con polvo para suspensión para 100 ml con 125 mg/5 ml. Caja con frasco con polvo para suspensión para 100 ml con 250 mg/5 ml.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Hecha la mezcla, el producto se conserva 7 días a temperatura ambiente a no más de 30°C o 14 días en refrigeración, 2°C-8°C. No se congele. Consérvese el frasco bien tapado a temperatura ambiente a no más de 30°C y en un lugar seco. Agítese antes de usarse.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en México por: Bristol-Myers Squibb de México, S. de R.L. de C.V. Para: Aerobal, S.A. de C.V. Distribuido por: LABORATORIOS HORMONA®, S.A. de C.V. o LABORATORIOS SANFER SA de CV.
Número de registro del medicamento:
64731, SSA IV