KRIADEX®

PSICOFARMA

Solución inyectable

Denominación genérica: Clonazepam.
Forma farmacéutica y formulación: Solución inyectable. Cada ampolleta contiene: Clonazepam 1 mg. Vehículo cbp 1 mL.
Indicaciones terapéuticas: Anticonvulsivante y ansiolítico. Clonazepam (solución inyectable), un derivado de la 7-nitrobenzodiazepina, se caracteriza por presentar propiedades tanto anticonvulsivantes así como ansiolíticas. Clonazepam (solución inyectable) está indicado para el tratamiento de los trastornos convulsivos crónicos de la infancia que debutan en el periodo neonatal como: convulsiones neonatales idiopáticas benignas, convulsiones familiares benignas, epilepsias neonatales sintomáticas como la epilepsia mioclónica precoz y la encefalopatía epiléptica infantil precoz. Clonazepam (solución inyectable) se indica además para el tratamiento de epilepsias específicas sintomáticas como las epilepsias originadas por errores del metabolismo, malformaciones del SNC, hemorragias y accidentes vasculares cerebrales, convulsiones neonatales posteriores a hipoxia perinatal, infecciones, el estatus epiléptico clónico y mioclónico generalizados, y en las crisis inducidas por otras drogas. Además se puede utilizar en el tratamiento de atetosis, tétanos; o espasticidad debida a enfermedades de la motoneurona superior como la parálisis cerebral. Clonazepam (solución inyectable) como ansiolítico está indicado para el control de las manifestaciones clínicas agudas de ansiedad presentes en el trastorno de angustia o ataque de pánico con o sin agorafobia asociado al trastorno de ansiedad generalizada (TAG), trastorno por estrés postraumático (TEPT) y trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). Clonazepam (solución inyectable) también se emplea en el tratamiento de acatisia, distonías, preeclampsia severa, eclampsia postparto, agitación, estados de agitación consecutiva al síndrome de abstinencia o supresión aguda al alcohol, delirium tremens, episodios maniacos, estados psicóticos agitados y/o potencialmente agresivos.
Farmacocinética y farmacodinamia: Absorción: Adultos: Tras su administración IM, Clonazepam se absorbe completamente y presenta una concentración máxima plasmática (Cmax) posterior a la administración intramuscular de 11.0 ng/ml y una tmax que ocurre a las 3.1 horas. Por vía IM presenta una biodisponibilidad del 93%. El área bajo la curva (AUC) cuando se administra vía IM es similar a la de la vía oral 620 ng/h/mL, (IM) - 561(VO) ng/h/mL. El pico plasmático secundario (Cmax) de clonazepam IM es de 9.9 ng/ml. El clonazepam en solución inyectable administrado vía intravenosa luego de una dosis de 2 mg. presenta una tmax que ocurre a las 10.4 horas, con un área bajo la curva (AUC) de 613 ng/h/ml. Clonazepam en solución inyectable administrado vía IV en dosis de 1-2 mg controla las crisis convulsivas en un promedio de 1.75 minutos. Niños: En estudios realizados en niños con edades que van desde las 2 semanas hasta los 15 años con episodios de status epiléptico, se emplearon dosis de clonazepam en un rango de 0.25 mg hasta 0.75 mg. Las dosis corregidas para el tamaño de la masa corporal estuvieron en el rango de 0.01 a 0.09 mg/kg de clonazepam. Los niveles séricos después de la dosis administrada IV de clonazepam a los 10 min estuvieron en el rango de 1.0 ng/ml a 750 ng/ml, y a los 30 min de 0 a 324 ng/ml. No hubo correlación entre la dosis expresada como mg/kg de peso corporal, ninguno de los niveles excedió de 17.7 ng/ml. Neonatos: En edad gestacional de 28 a 42 semanas y edad postnatal 0.5 a 44 días tratados con clonazepan 0.1 mg/kg ó 0.2 mg/kg administrado por infusión intravenosa lenta, al final del periodo de infusión, el clonazepam plasmático estuvo en el rango de 28 a 117 ng/ml en el grupo con 0.1 mg/kg y de 99 a 380 ng/ml en el grupo con 0.2 mg/kg. Distribución: Adultos: El volumen de distribución por vía IV es aproximadamente de 180 l/kg. (50 promedio desv. estándar) lo cual indica una extensa distribución extravascular en los tejidos. La administración intravenosa de 2 mg de clonazepam muestra una curva de declinación biexponencial y una vida media plasmática con valores muy similares a los observados en niños epilépticos y en adultos en el rango de 38.0 horas. La administración intramuscular de 2 mg de clonazepam muestra una vida media plasmática en el rango de 43.6 horas. El 85 % del compuesto se enlaza a proteínas plasmáticas, se distribuye ampliamente en los tejidos corporales, atraviesa la barrera hemato-encefálica y placenta. Neonatos y niños: Clonazepam presenta en el neonato una vida media de distribución rápida de acuerdo con el rápido inicio de la actividad terapéutica usualmente observada con el medicamento. En dosis de 0.1 mg/kg la vida media de distribución aparente estuvo en el rango de 0.40 a 1.32 h, y el VD fue de 1.5 a 11.01 l/kg. En dosis de 0.2 mg/kg la vida media de distribución varió de 0.1 a 2.1 h, y la vida media terminal de 22.5 a 74 h. El volumen de distribución aparente está en el rango de 1.8 a 4.4 l/kg. Metabolismo: El clonazepam se biotransforma extensamente en el hígado por reducción a un derivado inactivo 7-amino (metilclonazepam) y a metabolitos hidroxilados. Eliminación: Adultos: Su vida media de eliminación es, en promedio, de 40 horas independientemente de la vía de administración y no muestra diferencias significativas entre la vía oral: 39 horas, la vía IM: 43.6 horas y la vía IV 38.0 horas. Los metabolitos inactivos resultantes se eliminan como glucurónidos y sulfatos conjugados en la orina y solo menos del 2% se elimina sin cambios. Neonatos: La depuración del clonazepan se reduce con respecto a los valores descritos para los niños epilépticos (0.130-0.180 l/h/kg) y en adultos (0.08-0.240 l/h/kg). Lo que indica un efecto claro de la edad postnatal sobre este parámetro. En dosis de 0.1 mg/kg la vida media de eliminación varió desde 19.4 a 140 h, Los valores de depuración fueron más variables de 0.251 l/h a 0.063 en neonatos por debajo de los 7 días de edad postnatal. En dosis de 0.2 mg/kg los valores de depuración fueron del rango de 0.040 a 0.070 l/kg en neonatos por debajo de los 7 días de edad postnatal. Clonazepam es un derivado benzodiazepínico con notables propiedades ansiolíticas y antiepilépticas. Las benzodiazepinas actúan a nivel de las estructuras del SNC inhibiendo el sistema reticular ascendente, bloquean la activación cortical, límbica, talámica e hipotalámica, por lo cual, pueden producir depresión a cualquier nivel del mismo, incluyendo sedación e hipnosis, relajación del músculo esquelético, actividad anticonvulsiva y el coma. El Clonazepam, al igual que todas las benzodiazepinas, potencia el efecto inhibitorio del ácido gamma aminobutírico (GABA) sobre las neuronas del SNC al ligarse de forma alostérica a los sitios de unión para BZD en los receptores GABAA. Estos receptores se localizan en los canales iónicos del cloro dentro de la membrana celular neuronal. La combinación GABA ligando/receptor aumenta la frecuencia de apertura del canal de cloro y en consecuencia un mayor ingreso de este anión al interior neuronal produciendo hiperpolarización de la membrana quedando la neurona resistente a la excitación, disminuyendo las manifestaciones clínicas del trastorno de ansiedad y el kindling (tasa de disparo) neuronal. La acción altamente específica sobre la subunidad 2 gamma del receptor GABAA en el hombre determina la potencia y mayor eficacia del Clonazepam. Clonazepam sol. Inyectable como anticonvulsivante inhibe selectivamente la actividad del foco epileptógeno e impide así la generalización de las convulsiones. La experimentación clínica ha confirmado ampliamente estos resultados y demostrado que, incluso en los síndromes epilépticos refractarios al tratamiento clásico, Clonazepam sol. Inyectable, solo o asociado, permite en la mayor parte de los casos reducir la frecuencia e intensidad de la crisis, influyendo asimismo favorablemente sobre el electroencefalograma clínico y los trastornos del comportamiento.
Contraindicaciones: Está contraindicado en caso de hipersensibilidad al clonazepam, miastenia grave, apnea del sueño, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), insuficiencia renal y hepática graves, glaucoma de ángulo cerrado y glaucoma de ángulo abierto no tratado. Evitar la ingestión simultánea de alcohol, de otros depresores del sistema nervioso central y de antiácidos. El uso concomitante con el ácido valproico puede inducir crisis de ausencia. Se deberá suspender la administración de este fármaco ante cambios hematológicos o de función hepática.
Precauciones generales: Debe tenerse un extremo cuidado si se utiliza clonazepam en pacientes con ataxia espinal o cerebelar. El empleo de benzodiazepinas, incluyendo clonazepam, puede conducir a una dependencia física o fisiológica, por lo cual se deben utilizar con mucho cuidado en pacientes con antecedentes de abuso de alcohol o drogas. Al igual que todas las benzodiazepinas, el empleo de clonazepam puede potenciar el efecto del alcohol por lo que debe ser evitado su empleo concomitante. Generalmente, el uso de benzodiazepinas causa somnolencia y depresión de los reflejos osteotendinosos, por lo que los pacientes deben ser advertidos y evitar la realización de actividades que requieran de la operación de maquinaria de precisión y/o conducción de vehículos. La descontinuación del tratamiento con benzodiazepinas, al igual que con clonazepam, se debe realizar gradualmente, puesto que el retiro precipitado de cualquier agente ansiolítico puede dar lugar a la aparición de síntomas de abstinencia. El uso de las benzodiazepinas, incluyendo clonazepam, pudiera conducir a una depresión respiratoria potencialmente fatal por lo que deberán ser utilizadas con precaución en pacientes con compromiso de la función respiratoria. La infusión intravenosa rápida de clonazepam puede provocar hipotensión, depresión respiratoria y apnea. Durante el uso de benzodiazepinas, puede manifestarse o intensificarse una depresión preexistente. El empleo de benzodiazepinas puede enmascarar tendencias suicidas en pacientes deprimidos, por lo que en estos casos no deberá utilizarse sin una terapia antidepresiva adecuada. Los efectos de la administración a largo plazo de clonazepam en el desarrollo mental y físico de niños no ha sido establecido; la administración en niños epilépticos solo deberá realizarse si los beneficios potenciales superan los riesgos. La seguridad y eficacia de clonazepam en pacientes pediátricos hasta jóvenes menores de 18 años con ataque de pánico no ha sido establecida. Sin embargo, clonazepam ha demostrado ser efectivo en un número limitado de adolescentes con ataque de pánico, no obstante se requieren estudios controlados para confirmar estos hallazgos. Los pacientes débiles o ancianos pueden ser más susceptibles a los efectos de clonazepam; por lo tanto, deben ser monitoreados frecuentemente y ajustar la dosis de clonazepam de acuerdo a la respuesta del paciente. Se han reportado ocasionalmente reacciones paradójicas durante el uso de benzodiazepinas. Podría ser más probable que estas reacciones se presenten en ancianos. Si esto ocurriera, se debe discontinuar el uso del fármaco. Como con todas las benzodiazepinas, el clonazepam deberá ser usado con precaución en pacientes con insuficiencia hepática severa y/o encefalopatía y a las dosis más bajas que sostengan su efecto terapéutico, se recomienda realizar biometría hemática y pruebas de función hepática a pacientes bajo terapia a largo plazo.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Hay evidencias positivas de riesgo. Los estudios en humanos muestran riesgo para el feto. No obstante, los beneficios potenciales pueden, posiblemente, tener un peso mayor que los riesgos potenciales. Este fármaco no debe administrarse a madres que estén amamantando.
Reacciones secundarias y adversas: La mayoría de las reacciones adversas que se presentan sobre el sistema nervioso central son dependientes de la dosis. Estos efectos desaparecen generalmente con la medicación continuada o disminuyendo la dosis. Los ancianos, neonatos y niños son más susceptibles a la acción depresora de las benzodiacepinas sobre el SNC. Frecuente: Sedación, vértigo, astenia, temblor. La incidencia de sedación y temblor aumenta con la edad. Poco frecuente: Síntomas neurológicos como: desorientación, depresión, náusea, vómito, cambio en el apetito, cefalea alteraciones del sueño, agitación, incremento de la libido, trastornos visuales como diplopía y visión borrosa. Síntomas dermatológicos como: rash, urticaria, ruborización, alopecia, hirsutismo. Síntomas gastrointestinales como: sialorrea, diarrea, gastritis, dispepsia, xerostomía, dolor abdominal, constipación, disfunción hepática. Síntomas respiratorios: rinorrea, hipersecreción de las vías respiratorias altas. Síntomas genitourinarios: disuria, enuresis, nicturia, retención urinaria. Raras: Hipotensión, bradicardia, apnea, depresión respiratoria, síntomas extrapiramidales disartria, convulsiones, psicosis, alucinaciones, amnesia, hipomanía y coma.
Interacciones medicamentosas y de otro género:


Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Se han observado elevaciones transitorias de la aminotransferasa sérica y de las concentraciones de fosfatasa alcalina.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Efectos adversos fetales han sido observados en estudios de reproducción en animales de laboratorio por lo que no puede excluirse que el clonazepam pueda producir malformaciones congénitas y que actúe como teratógeno. Por lo cual solo se deberá administrar clonazepam en mujeres embarazadas si los beneficios potenciales son mayores que el riesgo para el feto.
Dosis y vía de administración: Intravenosa e intramuscular: Clonazepam sol. Inyectable puede ser administrado lentamente en bolo (IV), así como también en infusión (IV) lenta. La administración de clonazepam sol. Inyectable vía intramuscular (IM) debe reservarse para casos excepcionales o cuando la vía IV resulte impracticable, debido a que el tiempo para alcanzar su concentración sérica máxima (tmáx) vía IM es de 3 horas. Dosis: status epiléptico: Lactantes y niños: Dosis inicial: < 30 kilos: 0.01 a 0.03 mg/Kg/día. Estudios en niños con un rango de edad de 2 semanas a 15 años fueron tratados con dosis de 0.25 mg a 0.75 mg de clonazepan intravenoso logrando un rápido control del estatus epilepticus. El clonazepan intravenoso a una dosis de 0.25 mg fue administrado en bolo, repitiéndose la dosis a intervalos de 30 segundos hasta detener la convulsión. Las crisis se controlaron dentro de los 3 minutos siguientes a la aplicación de clonazepam IV con una duración promedio de 24.5 horas. Las dosis en el estudio fueron corregidas de acuerdo al tamaño de la masa corporal con un rango de 0.01 a 0.09 mg/kg de clonazepam. Neonatos: Estudios en pacientes con crisis neonatales con una edad gestacional de 28 a 42 semanas y una edad postnatal 0.5 a 44 días) El clonazepan (CZP) fue administrado por infusión intravenosa lenta durante 5 min en la dosis de 0.1 mg/kg (100 mcg/kg) con un 87% de respuesta, y de 0.2 mg/kg (200 mcg/kg) con un 40% de respuesta. Con base a los datos proporcionados en el estudio, la respuesta terapéutica cercana a la óptima se obtiene con la dosis de 0.1 mg/kg. Aumentar lentamente la dosis si no se observa respuesta en un periodo de 6-8 h. Dosis en neonatos: La dosis recomendada es de 0.1 mg / kg (0.1 mg =100 mcg) clonazepam en solución inyectable se presenta en ampolleta de 1 mL con 1 mg de clonazepam. En caso de requerir dosis menores a 1 mg (1000 mcg), diluir el contenido de la ampolleta (1mL) en 4 mL de solución compatible (ver Pautas de administración) hasta un volumen total de 5 mL y administrar como a continuación se indica:


Status epiléptico: Adultos: Dosis inicial: pacientes > 30 kilos: 0.5/1mg -2 mg en bolo. Clonazepam sol. Inyectable IV lenta a una velocidad de inyección no superior los 0.25-0.5 mL/min La dosis administrada total para controlar un status epiléptico no debe superar los 10 mg. de clonazepam. (1-4 mg suelen ser suficientes para anular el estado epiléptico). Pautas de administración: Clonazepam sol. inyectable IV (bolo): La ampolleta contiene 1 mg/mL de clonazepam, puede diluirse antes de su empleo en 1 ml de solución compatible (solución salina al 0.45% o al 0,9%, glucosa al 2.5%, al 5% o al 10%) con el fin de evitar la irritación local (flebitis). La solución inyectable debe administrarse por IV lentamente a una velocidad de inyección que en niños que no debe exceder de 0.25 a 0.5 mL/min (0.25-0.5 mg) a pasar en 2-5 minutos y siempre con supervisión continua del EKG, la respiración y la tensión arterial. Dosis máxima 4 mg. La acción de clonazepam sol. Inyectable vía intravenosa es inmediata (1-2 minutos) y su duración de aproximadamente 24 horas. Clonazepam sol. Inyectable en infusión IV: Para su infusión IV se diluye 1 ampolleta (1 mg) en 4 mL, como mínimo, en una de las siguientes soluciones compatibles: cloruro de sodio al 0.45% o al 0,9% o glucosa al 2.5% al 5% o al 10%. Estas mezclas permanecen estables a temperatura ambiente durante 12 - 24 horas en contenedores de cristal protegidos de la luz. Dosis superiores a 3 mg se administrarán diluidas en 250 mL de soluciones compatibles como glucosa al 2.5%, 5% o 10% o cloruro de sodio al 0.45% o al 0.9%. Clonazepam sol. Inyectable puede ser absorbido parcialmente por el PVC, por tanto se recomienda emplear para su infusión contenedores de vidrio. En caso de usar bolsas de PVC, la mezcla debe infundirse sin retraso en un plazo de 2 a 4 horas. Nota: Nunca debe diluirse clonazepam sol. Inyectable en una solución de bicarbonato de sodio, pues podría precipitarse. Trastornos de pánico: Un régimen de dosis de dos veces al día de 0.5 a 1 mg de clonazepam puede ser efectivo en la mayoría de los pacientes con trastornos de pánico. Pautas posológicas especiales: Clonazepam sol. Inyectable puede administrarse simultáneamente con uno o más fármacos antiepilépticos, en cuyo caso es necesario ajustar la dosis de cada fármaco para conseguir el efecto deseado.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: En caso de sobredosificación se puede presentar: fatiga, ataxia, amnesia, depresión respiratoria. En tales casos se recomienda emplear medidas generales de apoyo, ventilación adecuada, lavado gástrico, etcétera. En casos graves y a juicio del médico se puede revertir el efecto del clonazepam mediante la administración de flumazenil (antagonista de benzodiacepinas). La dosis inicial de flumazenil IV en niños es de 0.1 mg repetir la dosis cada minuto hasta que el niño despierte. La infusión IV de flumazenil debe ser administrada a una tasa de 0.1 a 0.2 mg/hora.
Presentación(es): Caja con 5 ampolletas de 1 mg de clonazepam con 1 mL c/u.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura no mayor a 30°C en un lugar seco. Protéjase de la luz.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica, la cual se retendrá en la farmacia. Su uso prolongado, aún a dosis terapéuticas, puede causar dependencia. Si no se administra todo el producto deséchese el sobrante. No se administre si la solución no es transparente, si contiene partículas en suspensión o sedimentos. No se deje al alcance de los niños. No se use en el embarazo y la lactancia. Para su infusión, se recomienda el uso de solución salina al 0.9% o glucosa al 5%. Hecha la mezcla, adminístrese de inmediato.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en México por: PSICOFARMA, S.A. de C.V. Calz. de Tlalpan No. 4369. Col. Toriello Guerra, Deleg. Tlalpan, C.P. 14050, México, D.F.
Número de registro del medicamento: 149M2011 SSA II.

KRIADEX®

PSICOFARMA

Solución oral

Denominación genérica: Clonazepam.
Forma farmacéutica y formulación: Solución oral. Cada mL de solución contiene: Clonazepam 2,5 mg. Vehículo, cbp 1 mL. 1 mL es equivalente a 25 gotas, 1 gota = 0,1 mg.
Indicaciones terapéuticas: Anticonvulsivante. El clonazepam (solución oral) es un derivado de las benzodiazepinas con propiedades particulares ansiolíticas y anticonvulsivantes; como ansiolítico está indicado para el control de los trastornos de ansiedad como: ataques de pánico con o sin agorafobia, fobia social, trastorno de ansiedad generalizada (TAG), trastorno por estrés postraumático (TEPT) y trastorno obsesivo-compulsivo (TOC). El clonazepam (solución oral) también se emplea en el tratamiento de los trastornos del sueño, acatisia, estados de agitación consecutiva al síndrome de abstinencia o supresión aguda al alcohol, delirium tremens, así como en terapia adjunta con el litio o con los estabilizadores del estado de ánimo para el tratamiento de episodios maníacos, estados psicóticos agitados y/o potencialmente agresivos. Clonazepam (solución oral) como anticonvulsivante, es el agente de elección indicado para el tratamiento de las manifestaciones de la epilepsia infantil tales como: ausencias típicas (petit mal), ausencias atípicas, encefalopatías epilépticas crónicas del niño, llámese síndrome de Lennox-Gastaut, convulsiones mioclónicas, convulsiones atónicas, espasmos infantiles o síndrome de West. Clonazepam (solución oral) también está indicado en el adulto como terapia de adición en el tratamiento de las convulsiones tónico-clónicas (gran mal), convulsiones parciales simples y complejas, en convulsiones tonicoclónicas generalizadas, status epilepticus, y en las crisis inducidas por otras drogas. Clonazepam (solución oral) se puede utilizar en el tratamiento de los espasmos musculares debidos a patologías locales tales como inflamación o traumatismos de músculos o articulaciones; atetosis, tétanos; o espasticidad debida a enfermedades de la neurona motora superior tales como la parálisis cerebral.
Farmacocinética y farmacodinamia: El clonazepam es rápidamente absorbido en el tracto gastrointestinal, su biodisponibilidad es del 90 %. El inicio de su actividad está dentro de los primeros 20 a 40 minutos y la duración de su efecto terapéutico es de alrededor de 6 a 12 horas. Las concentraciones máximas plasmáticas son de 6,5 a 13,5 ng/mL y son registradas en aproximadamente 1 a 2 hora tras la ingesta oral de 2 mg. El volumen de distribución es aproximadamente de 1,8 a 4,4 L/kg y la vida media de eliminación es de 18,7 a 39 horas. El 85 % del compuesto se enlaza a proteínas plasmáticas, se distribuye en los tejidos corporales y atraviesa la barrera hematoencefálica y la placenta. Clonazepam se biotransforma extensamente en el hígado por reducción a un derivado inactivo 7-amino y a metabolitos hidroxilados. Este fármaco tiene una vida media de eliminación de 18,7 a 39 horas. Los metabolitos inactivos resultantes se eliminan como glucurónidos y sulfatos conjugados en la orina y menos del 2% se elimina como fármaco inalterado. Clonazepam es un derivado benzodiazepínico con notables propiedades ansiolíticas y antiepilépticas. Las benzodiazepinas actúan a nivel de las estructuras del S.N.C. inhibiendo el sistema reticular ascendente, bloquean la activación cortical, límbica, talámica e hipotalámica por lo cual pueden producir depresión a cualquier nivel del mismo, incluyendo sedación e hipnosis, relajación del músculo esquelético, actividad anticonvulsiva y el coma. El clonazepam al igual que todas las benzodiazepinas potencia el efecto inhibitorio del ácido gamma aminobutírico (GABA) sobre las neuronas del SNC al ligarse de forma alostérica a los sitios de unión para BZD en los receptores GABAA. Estos receptores se localizan en los canales iónicos del cloro dentro de la membrana celular neuronal. La combinación GABA ligando/receptor aumenta la frecuencia de apertura del canal de cloro y en consecuencia un mayor ingreso de este anión al interior neuronal produciendo hiperpolarización de la membrana y quedando la neurona resistente a la excitación, disminuyendo las manifestaciones clínicas del trastorno de ansiedad y el kindling (tasa de disparo) neuronal. La acción altamente específica sobre la subunidad 2 gamma del receptor GABAA en el hombre determina la potencia y mayor eficacia del clonazepam. El clonazepam, como anticonvulsivante, inhibe selectivamente la actividad del foco epileptógeno e impide así la generalización de las convulsiones. La experimentación clínica ha confirmado ampliamente estos resultados y ha demostrado que, incluso en los síndromes epilépticos refractarios al tratamiento clásico, el clonazepam solo o asociado, permite en la mayor parte de los casos reducir la frecuencia e intensidad de la crisis, influyendo asimismo favorablemente sobre el electroencefalograma clínico y los trastornos del comportamiento.
Contraindicaciones: Clonazepam (solución oral) está contraindicado en caso de hipersensibilidad al clonazepam, miastenia grave, apnea del sueño, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), insuficiencia renal y hepática graves, glaucoma de ángulo cerrado y glaucoma de ángulo abierto no tratado. Evitar la ingestión simultánea de alcohol, de otros depresores del sistema nervioso central y de antiácidos. El uso concomitante con el ácido valproico puede inducir crisis de ausencia. Se deberá suspender la administración de este fármaco ante cambios hematológicos o de función hepática. No se use en el embarazo y la lactancia.
Precauciones generales: Debe tenerse un extremo cuidado si se utiliza clonazepam en pacientes con ataxia espinal o cerebelar. El empleo de benzodiazepinas, incluyendo clonazepam, puede conducir a una dependencia física o fisiológica, por lo cual se deben utilizar con mucho cuidado en pacientes con antecedentes de abuso de alcohol o drogas. Al igual que todas las benzodiazepinas, el empleo de clonazepam puede potenciar el efecto del alcohol por lo que debe ser evitado su empleo concomitante. Generalmente, el uso de benzodiazepinas causa somnolencia y depresión de los reflejos osteotendinosos, por lo que los pacientes deben ser advertidos y evitar la realización de actividades que requieran de la operación de maquinaria de precisión y/o conducción de vehículos. La descontinuación del tratamiento con benzodiazepinas, al igual que con clonazepam, se debe realizar gradualmente puesto que el retiro precipitado de cualquier agente ansiolítico puede dar lugar a la aparición de síntomas de abstinencia. El uso de las benzodiazepinas, incluyendo clonazepam, pudiera conducir a una depresión respiratoria potencialmente fatal por lo que deberán ser utilizadas con precaución en pacientes con compromiso de la función respiratoria. Durante el uso de benzodiazepinas, puede manifestarse o intensificarse una depresión preexistente. El empleo de benzodiazepinas puede enmascarar tendencias suicidas en pacientes deprimidos, por lo que en estos casos no deberá utilizarse sin una terapia antidepresiva adecuada. Los efectos de la administración a largo plazo de clonazepam en el desarrollo mental y físico de niños no ha sido establecido, la administración en niños epilépticos solo deberá realizarse si los beneficios potenciales superan los riesgos. La seguridad y eficacia de clonazepam en pacientes pediátricos hasta jóvenes menores de 18 años con ataque de pánico no ha sido establecida. Sin embargo, clonazepam ha demostrado ser efectivo en un número limitado de adolescentes con ataque de pánico, no obstante se requieren estudios controlados para confirmar estos hallazgos. Los pacientes débiles o ancianos pueden ser más susceptibles a los efectos de clonazepam; por lo tanto, deben ser monitoreados frecuentemente y ajustar la dosis de clonazepam de acuerdo a la respuesta del paciente. Se han reportado ocasionalmente reacciones paradójicas durante el uso de benzodiazepinas. Podría ser más probable que estas reacciones se presenten en ancianos. Si esto ocurriera, se debe descontinuar el uso del fármaco. Como con todas las benzodiazepinas, el clonazepam deberá ser usado con precaución en pacientes con insuficiencia hepática severa y/o encefalopatía y a las dosis más bajas que sostengan su efecto terapéutico, se recomienda realizar biometría hemática y pruebas de función hepática a pacientes bajo terapia a largo plazo.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Clonazepam es clasificado como categoría C. Hay evidencias positivas de riesgo. Los estudios en humanos muestran riesgo para el feto. No obstante, los beneficios potenciales pueden, posiblemente, tener un peso mayor que los riesgos potenciales. Este fármaco no debe administrarse a madres que estén amamantando.
Reacciones secundarias y adversas: La mayoría de las reacciones adversas de la terapia con clonazepam (solución oral) sobre el sistema nervioso central son dependientes de la dosis. Estos efectos desaparecen generalmente con la medicación continuada o disminuyendo la dosis. Frecuentes: sedación, vértigo, astenia, temblor. La incidencia de sedación y temblor aumenta con la edad. Poco frecuentes: síntomas neurológicos como: desorientación, depresión, náusea, vómito, cambio en el apetito, cefalea, alteraciones del sueño, agitación, incremento de la libido, trastornos visuales como diplopía y visión borrosa. Síntomas dermatológicos como: rash, urticaria, ruborización, alopecia, hirsutismo. Síntomas gastrointestinales como: sialorrea, diarrea, gastritis, dispepsia, xerostomía, dolor abdominal, constipación, disfunción hepática. Síntomas respiratorios: rinorrea, hipersecreción de las vías respiratorias altas. Síntomas genitourinarios: disuria, enuresis, nicturia, retención urinaria. Raras: hipotensión, bradicardia, apnea, depresión respiratoria, síntomas extrapiramidales, disartria, convulsiones, psicosis, alucinaciones, amnesia, hipomanía y coma.
Interacciones medicamentosas y de otro género: Alcohol, antipsicóticos, sedantes/hipnóticos, ansiolíticos, antidepresivos, analgésicos, narcóticos, antihistamínicos, sedantes, anticonvulsivos, anestésicos: su empleo concomitante con benzodiazepinas incluyendo el clonazepam, produce efectos aditivos depresores en el sistema nervioso central. Hidantoína: su empleo concomitante puede acelerar el metabolismo de clonazepam. Valproato: el uso concomitante con el clonazepam puede inducir crisis de ausencia. Barbitúricos: su empleo concomitante puede acelerar el metabolismo de clonazepam.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Se han observado elevaciones transitorias de la aminotransferasa sérica y de las concentraciones de fosfatasa alcalina.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Efectos adversos fetales han sido observados en estudios de reproducción en animales de laboratorio, por lo que no puede excluirse que el clonazepam pueda producir malformaciones congénitas y que actúe como teratógeno. Por lo cual, solo deberá administrar clonazepam en mujeres embarazadas si los beneficios potenciales son mayores que el riesgo para el feto.
Dosis y vía de administración: Oral. Adultos: epilepsia crónica generalizada, mioclónicas y crisis de ausencia: iniciar con 1,5 mg/día divididos en dos o tres tomas que pueden incrementarse de 0,5 a 1,0 mg/día cada tres a siete días hasta el control de la crisis o la aparición de las reacciones adversas. Dosis máxima: 20 mg/día. No se justifica su uso parenteral. Para los trastornos de ansiedad y/o los ataques de pánico: para evitar reacciones adversas al principio de la terapia, es esencial comenzar el tratamiento con clonazepam a dosis bajas y aumentar la dosis diaria progresivamente hasta que se alcance la dosis de mantenimiento adecuada para cada paciente individual. La dosis oral inicial de clonazepam para los adultos es 0,25-0,5 mg una o dos veces al día, con una dosis máxima de 1 mg/día. Lactantes y niños hasta 10 años: crisis de ausencia, crisis mioclónicas nocturnas, encefalopatías epilépticas crónicas del niño, síndrome de West, síndrome de Lennox-Gastaut, epilepsia parcial y compleja. Hasta los 10 años de edad o menos de 30 kg de peso corporal: inicial, 0,01 a 0,03 mg/kg/día repartidos en dos o tres tomas. La dosis máxima no debe exceder de 0,05 mg/kg día. Aumentando gradualmente la dosis en incrementos de 0,25 a 0,5 mg/día cada tres a siete días hasta el control de la crisis o la aparición de las reacciones adversas. Niños entre 10 y 16 años: la dosis inicial es de 1,0-1,5 mg/día administrados en 2-3 dosis divididas, la dosis puede aumentarse en 0,25-0,5 mg cada tercer día hasta que se alcance la dosis individual necesaria (de 3-6 mg/día). Las gotas nunca deben administrarse directamente a la boca. Deberán mezclarse con agua, té o jugo de frutas.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: En caso de sobredosificación se puede presentar: fatiga, ataxia, amnesia, depresión respiratoria. En tales casos se recomienda emplear medidas generales de apoyo, ventilación adecuada, lavado gástrico, etcétera. También se puede aplicar el antagonista de las benzodiazepinas flumazenil.
Presentación(es): Caja con frasco con 10 mL y gotero integral.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese el frasco bien tapado, a temperatura no mayor de 30°C en lugar seco. Protéjase de la luz.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica, la cual se retendrá en la farmacia. El uso prolongado, aún a dosis terapéuticas, puede causar dependencia. No se deje al alcance de los niños. No se use en el embarazo y la lactancia.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en México por: PSICOFARMA, S.A. de C.V., Calz. De Tlalpan No. 4369, Col. Toriello Guerra, Deleg. Tlalpan, C.P. 14050. México, D. F.
Número de registro del medicamento: 590M 2002 SSA II

KRIADEX®

PSICOFARMA

Tabletas

Denominación genérica: Clonazepam
Forma farmacéutica y formulación: Tabletas. Cada tableta contiene: Clonazepam 2 mg. Excipiente, cbp 1 tableta.
Indicaciones terapéuticas: Anticonvulsivante. El clonzepam es una benzodiazepina con un efecto antiepiléptico, siendo un efectivo agente de elección para el tratamiento de la epilepsia infantil como en las crisis mioclónicas. En las encefalopatías epilépticas crónicas del niño: llámese Síndrome de West o Síndrome de Lennox-Gastaut, así como en la epilepsia crónica parcial; las crisis focales y las crisis complejas del adulto. Es útil en las crisis de ausencias, cuyo tratamiento ha fallado con otros antiepilépticos. El clonazepam también se utiliza en estados de agitación consecutiva al síndrome de abstinencia o supresión aguda al alcohol y delirium tremens. Otra aplicación terapéutica de clonazepam es en el status epilepticus, y en las crisis inducidas por otras drogas. El clonazepam también se puede utilizar en el tratamiento de los espasmos musculares debidos a patologías locales tales como inflamación o traumatismos de músculos o articulaciones; atetosis, síndrome del hombre rígido; tétanos; o espasticidad debida a enfermedades de la neurona motora superior tales como la parálisis cerebral. El clonazepam también por su efecto ansiolítico, se indica también para el tratamiento del desorden o trastorno de pánico, con o sin agorafobia. El clonazepam es una alternativa en los trastornos obsesivo-compulsivos resistentes a la farmacoterapia clásica. Para los trastornos de estrés postraumático, adicionalmente todas las benzodiazepinas han sido extensamente utilizadas para tratar la fobia social, sin embargo solo con clonazepam se confirmó en varios estudios clínicos doble ciego controlados que tiene buena eficacia. En resumen, hay gran cantidad de evidencias de la eficacia y la seguridad de clonazepam en los trastornos de ansiedad en el adulto, pero todavía no hay suficientes estudios formales que demuestren beneficios similares en niños con trastornos de ansiedad. Por otro lado existen varios reportes muy recientes del uso del clonazepam en el trastorno de sueño por movimientos periódicos de las piernas así como de otros usos innovadores como su uso durante la fase aguda de la manía, hay también reportes que le recomiendan como terapia adjunta con el litio o con los estabilizadores del estado de ánimo o como alternativa para los neurolépticos en el tratamiento del rompimiento maníaco y en los pacientes psicóticos agitados y/o potencialmente agresivos. El clonazepam con sus propiedades anticonvulsivantes que aunado a sus propiedades ansiolíticas y miorrelajantes se destacan de otros derivados benzodiazepínicos. Estudios neurofisiológicos llevados a cabo en el hombre permiten suponer que clonazepam inhibe selectivamente la actividad del foco epileptógeno e impide así la generalización de las convulsiones. La experimentación clínica ha confirmado ampliamente estos resultados y ha demostrado que, incluso en los síndromes epilépticos refractarios al tratamiento clásico, el clonazepam solo o asociado a la terapia anterior, permitió en la mayor parte de los casos reducir la frecuencia e intensidad de la crisis, influyendo asimismo favorablemente sobre el electroencefalograma clínico y los trastornos del comportamiento. Ventajas Clínicas: Las mayores ventajas clínicas de esta benzodiazepina son su alta eficacia, rápido ataque de acción y baja toxicidad. Los efectos no deseados se pueden prevenir manteniendo las dosis mínimas (menores de 2 mg/día) y cursos cortos (idealmente 4 semanas como máximo) y con una selección cuidadosa de pacientes. Las prescripciones de largo plazo se requieren ocasionalmente para ciertos pacientes.
Farmacocinética y farmacodinamia: Clonazepam es un derivado benzodiazepínico con notables propiedades antiepilépticas y ansiolíticas principalmente. Su mecanismo de acción se fundamenta en el aumento de la potencia inhibitoria del ácido gama aminobutírico (GABA) sobre el complejo receptor y canal iónico tipo GABAA, por unirse a este de manera alostérica. La acción altamente específica sobre la subunidad 2 gama del receptor GABAA en el hombre determina la potencia y mayor eficacia de esta benzodiazepina. La iniciación de la actividad está dentro de los primeros 20 a 40 minutos y la duración es de alrededor de 6 a 12 horas; las concentraciones plasmáticas terapéuticas son de 25 a 30 ng/ml. El pico de concentraciones plasmáticas ocurre dentro de la 1ª a la 4ª hora con la dosificación oral. El volumen de distribución es aproximadamente de 1.8 a 4.4 l/kg y la vida media de eliminación es de 18.7 a 39 horas. Solo el 50% se enlaza a proteínas plasmáticas y se distribuye en los tejidos corporales. Se biotransforma en el hígado por reducción a un derivado inactivo 7-amino y a metabolitos hidroxilados. Estos compuestos se eliminan como conjugados en la orina y solo el 0.5% se elimina como tal.
Contraindicaciones: Contraindicado en caso de hipersensibilidad al clonazepam, miastenia grave, insuficiencia renal y hepática graves, glaucoma de ángulo cerrado y glaucoma de ángulo abierto no tratado. Evitar la ingestión simultánea de alcohol, de otros depresores del sistema nervioso central y de antiácidos. El uso concomitante co

n el ácido valproico puede inducir crisis de ausencia. Se deberá suspender la administración de este fármaco ante cambios hematológicos o de función hepática.
Precauciones generales: Debe tenerse un extremo cuidado si se utiliza clonazepam en pacientes con ataxia espinal o cerebelar, en caso de intoxicación aguda con alcohol o drogas y en pacientes con daño hepático grave. En general, las benzodiazepinas se deben utilizar con mucho cuidado en pacientes con antecedentes de abuso de alcohol o drogas. Clonazepam puede modificar las reacciones del paciente en lo que se refiere a su habilidad para conducir vehículos y para manejar maquinaria.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Hay evidencias positivas de riesgo. Los estudios en humanos muestran riesgo para el feto. No obstante, los beneficios potenciales pueden, posiblemente, pesar más que los riesgos potenciales. Este fármaco no debe tomarse por madres que estén amamantando.
Reacciones secundarias y adversas: La mayoría de las reacciones adversas de la terapia con clonazepam sobre el sistema nervioso central son dependientes de la dosis. Estas incluyen dolor de cabeza, somnolencia, ataxia, mareos, confusión, depresión, síncope, exaltación, fatiga, temblor y vértigo. Se puede desarrollar tolerancia a estos efectos. Otras reacciones adversas reportadas que son menos frecuentes incluyen: bradicardia, hipotensión, rash, urticaria, visión borrosa, diplopía, ruborización, constipación, náusea, vómito, disminución de la libido, disfunción hepática y dolor abdominal. Se ha reportado apnea, hipotensión y paro cardiaco seguido de la administración parenteral de clonazepam a ancianos, pacientes severamente enfermos o pacientes con función respiratoria comprometida. La depresión respiratoria también puede ocurrir en estos pacientes durante la terapia con benzodiazepinas. Se puede presentar exacerbación de las crisis epilépticas si se suspende súbitamente su administración. En niños pequeños se puede observar sialorrea e hipersecreción bronquial.
Interacciones medicamentosas y de otro género: Produce efectos depresivos adicionales en el SNC cuando se coadministra con otros medicamentos como psicotrópicos, antihistamínicos, barbitúricos, alcohol y otras drogas que por sí mismas produzcan depresión. Barbitúricos e hidantoína pueden acelerar el metabolismo de clonazepam.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Se desconocen hasta la fecha.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: De los estudios preclínicos no puede excluirse que el clonazepam pueda producir malformaciones congénitas y que actúe como teratógeno. Bajo estas premisas, solo se deberá administrar clonazepam en mujeres embarazadas si los beneficios potenciales son mayores que el riesgo para el feto.
Dosis y vía de administración: Oral. Adultos: Epilepsia crónica generalizada, mioclónicas y crisis de ausencia: Oral. Inicial, 1.5 mg/día divididos en tres tomas que pueden aumentarse en incrementos de 0.5 a 1.0 mg/día cada tres a siete días hasta el control de la crisis o la aparición de las reacciones adversas o hasta un máximo de 20 mg/día. No se justifica su uso parenteral. Para los trastornos de ansiedad y/o los ataques de pánico: la dosis oral inicial para los adultos es 0.25 mg una o dos veces al día, con una dosis máxima de 1 mg/día. Niños: Crisis de ausencia, crisis mioclónicas nocturnas. Encefalopatías epilépticas crónicas del niño, Síndrome de West, Síndrome de Lennox-Gastaut. Epilepsia crónica parcial: Crisis focales y complejas. Oral. Hasta los 10 años de edad o menos de 30 kg de peso corporal. Inicial 0.01 a 0.03 mg/kg/día repartidos en dos a tres tomas. La dosis máxima no debe exceder de 0.05 mg/kg/día. Aumentando gradualmente la dosis en incrementos de 0.25 a 0.5 mg/día cada tres a siete días hasta el control de la crisis o la aparición de las reacciones adversas.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: En caso de sobredosificación se puede presentar: fatiga, ataxia, amnesia, depresión respiratoria. En tales casos se recomienda emplear medidas generales de apoyo, ventilación adecuada, lavado gástrico, etcétera. También se puede aplicar el antagonista de las benzodiazepinas flumazenil.
Presentación(es): Caja con 10, 30 y 60 tabletas con 2 mg. Todas las presentaciones en tiras de celopolial (Aluminio-Plata) y/o envase de burbuja (aluminio- PCV)
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura no mayor de 30°C en lugar seco. Protéjase de la luz.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica la cual se retendrá en la farmacia. El uso prolongado, aún a dosis terapéuticas, puede causar dependencia. No se deje al alcance de los niños. No se use en el embarazo.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en México por: PSICOFARMA, S. A. DE C. V. Calz. Tlalpan No. 4369, Col. Toriello Guerra, C.P. 14050, Deleg. Tlalpan, D. F., México.
Número de registro del medicamento: 466M98 SSA II