KLARICID IV

ABBOTT

Denominación genérica: Claritromicina.
Forma farmacéutica y formulación: Solución. Cada frasco ámpula de solución inyectable contiene: Lactobionato de claritromicina equivalente a 500 mg de claritromicina. La ampolleta con diluyente contiene: Agua estéril de 10 ml uso inyectable.
Indicaciones terapéuticas: KLARICID IV está indicado para el tratamiento parenteral de las infecciones debidas a microorganismos sensibles en pacientes con: Infecciones del tracto respiratorio superior e inferior o ambos, de moderadas a graves. Infecciones localizadas o diseminadas por micobacterias como Mycobacterium avium y Mycobacterium intracellulare o infecciones localizadas por Mycobacterium chelonae, fortuitum o kansasii. Infecciones cutáneas y de tejidos blandos.
Farmacocinética y farmacodinamia: Se absorbe rápido luego de su administración IV la claritromicina aparece en el torrente sanguíneo y se distribuye por todo el organismo. Su acumulación es poca o es impredecible y la disposición metabólica no cambió en ninguna especie después de la administración de dosis múltiples. Sus niveles tisulares, excepto en sistema nervioso central, son varias veces mayores que los niveles circulantes. Las concentraciones mayores se encuentran en hígado y pulmones, donde la relación tejido plasma llega a 10 y 20, respectivamente. Su unión a proteínas plasmáticas llega a 70%. La claritromicina y su metabolito 14-OH claritromicina se distribuyen en todos los líquidos y tejidos corporales. La claritromicina se biotransforma en el hígado a 14-OH-claritromicina, la cual es igual ó 1-2 veces más activa que el precursor (excepto contra H. influenzae, contra el que es dos veces más activo); sus vidas medias son de 5 a 6 horas y de 3 a 4 horas, respectivamente. Ambos se eliminan por el riñón, principalmente. KLARICID IV en dosis de 75 a 500 mg en 100 ml puede infundirse durante 30 minutos y en 500 a 1000 mg en 250 ml en 60 minutos, y sus concentraciones máximas fueron, para el precursor, de 1.25 mg/ml, luego de 75 mg/30 minutos, hasta 9.40 mg/ml, luego de 1000 mg/60 minutos; para el metabolito, 0.21 mg/ml, luego de 125 mg/30 minutos, hasta 1.06 mg/ml, luego de 1000 mg/60 minutos. La vida del precursor fue de 21.1 horas (75 mg/30 minutos) a 4.5 horas (1000 mg/60 minutos) y la del metabolito de 5.3 horas (250 mg/30 minutos) a 9.3 horas (1000 mg/60 minutos). Al parecer, tanto sus concentraciones plasmáticas y tisulares como su vida media en fase terminal son, dentro de cierto límite, dependientes de la dosis. La claritromicina ejerce su acción bacteriana al unirse a la subunidad ribosomal 50S, inhibiendo la síntesis proteica en las bacterias sensibles. La claritromicina ha demostrado poseer una excelente actividad in vitro frente a cepas estándar de bacterias y de aislados clínicos. Es muy potente frente a una amplia variedad de organismos aerobios y anaerobios grampositivos y gramnegativos. Además, la claritromicina posee una actividad excelente frente a Legionella pneumophila, Mycoplasma pneumoniae y Helicobacter (Campylobacter) pilori. El espectro antibacteriano de la claritromicina in vitro es el siguiente: Bacterias sensibles: Streptococcus agalactiae; Streptococcus pyogenes; Streptococcus viridans; Streotococcus pneumoniae; Haemophilus influenzae; Haemophilus parainfluenzae; Neisseria gonorrhoeae; Listeria monocytogenes; Legionella pneumophila; Mycoplasma pneumoniae; Helicobacter (Campilobacter) pylori; Campylobacter jejuni; Chlamydia pneumoniae (TWAR); Chlamydia trachomatis; Moraxella (Branhamella) catarrhalis; Bordetella pertussis; Staphylococcus aureus; Clostridum perfringens; Propionibacterium acnes; Bacteroides melaninogenicus; Mycobacterium avium; Mycobacterium leprae; Mycobacterium kansanii; Mycobacterium chelonei; Mycobacterium fortuitum; Mycobacterium intracellulare. Bacterias no sensibles: Enterobacteriaceae; Pseudomonas.
Contraindicaciones: Claritromicina está contraindicada en pacientes con hipersensibilidad conocida a la claritromicina, eritromicina o cualquier otro de los antibióticos macrólidos. La administración concomitante de la claritromicina y cualquiera de los siguientes medicamentos está contraindicada: astemizol, cisaprida, pimozida, terfenadina, ergotamina, dihidroergotamina, lovastatina o simvastatina (Ver Interacciones medicamentosas y de otro género).
Precauciones generales: Dado que la claritromicina se excreta principalmente por el hígado. Se debe tener precaución al administrar este antibiótico en pacientes con insuficiencia renal moderada a severa o insuficiencia hepática. El uso a largo plazo puede, como con otros antibióticos, generar colonización con un aumento en el número de bacterias y hongos no susceptibles. Si ocurre una superinfección, se deberá de aplicar la terapia apropiada. La colitis pseudomembranosa se ha reportado con casi todos los agentes antibacterianos, incluidos los macrólidos, y puede variar en severidad, desde leve hasta grave. La diarrea asociada a Clostridium difficile (DACD) se ha reportado con el uso de casi todos los antibióticos incluyendo claritromicina y el cuadro puede ser de moderado hasta la presentación de colitis fatal. El tratamiento con antibacterianos altera la flora normal del colon, lo cual origina el sobrecrecimiento de C. difficile. La DACD se debe de considerar en todos los pacientes que se presentan con diarrea posterior al uso de antibióticos. Una historia médica minuciosa es necesaria debido a que la DACD se ha reportado dos meses después del uso de antibacterianos. Se han reportado exacerbaciones de los síntomas de miastenia gravis en pacientes que reciben terapia con claritromicina. Dado que la claritromicina se excreta principalmente por el hígado, se debe tener precaución al administrar este antibiótico en pacientes con insuficiencia renal moderada a severa o insuficiencia hepática. Colchicina: Existen reportes post-registro de toxicidad por colchicina, especialmente en edad avanzada, algunos de los cuales ocurrieron en pacientes con insuficiencia renal. En algunos casos, se han reportado fallecimientos en dichos pacientes (Ver Interacciones medicamentosas y de otro género). Se debe prestar atención a la posibilidad de resistencia cruzada entre claritromicina y otros macrólidos como la lincomicina y la clindamicina. Hipoglucemiantes orales/Insulina: El uso concomitante de claritromicina y agentes hipoglucemiantes orales y/o insulina puede resultar en hipoglucemia significativa. Con ciertos medicamentos hipoglucemiantes como nateglinida, pioglitazona, repaglinida y rosiglitazona, puede estar involucrada la inhibición de la enzima CYP3A por la claritromicina y podría causar hipoglucemia cuando su uso es concomitante. Se recomienda un monitoreo cuidadoso de la glucosa. Anticoagulantes orales: Hay un riesgo de hemorragia seria y elevación significativa en el INR y tiempo de protrombina cuando la claritromicina se coadministra con warfarina. El INR y tiempo de protrombina deberán de monitorizarse con frecuencia mientras los pacientes estén recibiendo de forma concomitante claritromicina y anticoagulantes orales. Inhibidores de HMG- CoA reductasa: El uso concomitante de claritromicina con lovastatina o simvastatina está contraindicado (ver Contraindicaciones). Como sucede con otros macrólidos, se ha reportado que la claritromicina incrementa las concentraciones de inhibidores de la HMG-CoA reductasa. Se han reportado casos raros de rabdomiolisis en pacientes que toman estos medicamentos de forma concomitante. Los pacientes deberán de ser monitorizados en la búsqueda de signos y síntomas de miopatía. También se han reportados casos raros en pacientes que toman atorvastatina o rosuvastatina concomitantemente con claritromicina. Cuando se utilicen con claritromicina, la atorvastatina o rosuvastatina deberán administrarse en las dosis más bajas posibles. Deberá considerarse el ajuste de la dosis o el uso de una estatina cuyo metabolismo no dependa de CYP3A (ej., fluvastatina o pravastatina).
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: No se ha establecido la seguridad del uso de claritromicina IV durante el embarazo ni la lactancia. Se sabe que se elimina por la leche materna. El médico no prescribirá claritromicina IV a la mujer embarazada sin una cuidadosa evaluación de beneficios contra riesgos, particularmente durante los 3 primeros meses de embarazo.
Reacciones secundarias y adversas: La Tabla 1 muestra los efectos adversos reportados en pacientes a quienes se les administra claritromicina IV durante estudios clínicos, así como eventos vistos con la formulación oral. Los efectos se muestran por sistema y frecuencia (común ≥1/100, < 1/10)


Experiencia post-registro: La claritromicina está registrada en diferentes presentaciones. La Tabla 2 es una compilación de todos los eventos adversos para todas las formulaciones incluyendo claritromicina IV. Debido a que estas reacciones adversas son reportadas voluntariamente desde una población de tamaño inespecífico, no es posible estimar su frecuencia o establecer una relación causal con la exposición con el medicamento. Los pacientes expuestos son mayores a un billón de días-tratamiento-paciente para claritromicina.


Existen reportes post-registro de toxicidad por colchicina especialmente en edad avanzada, algunos de ellos ocurrieron en pacientes con insuficiencia renal. Se han reportado algunos fallecimientos en dichos pacientes (Ver Interacciones medicamentosas y de otro género y Precauciones generales). No existe en el mercado ningún antibiótico que no tenga riesgos. En pacientes con SIDA o inmunocomprometidos que reciben altas dosis, se han informado eventos adversos serios que han sido difíciles de distinguir de los signos subyacentes del VIH o enfermedades intercurrentes. Los eventos adversos más frecuentemente informados en pacientes adultos tratados con dosis oral diaria de 1000 mg de claritromicina fueron: náuseas, vómito, dolor abdominal, mal sabor de boca, diarrea, rash, flatulencia, cefalea, constipación, problemas auditivos, elevaciones de SGOT y SGPT. Con baja incidencia: disnea, insomnio y boca seca. Los valores de análisis de laboratorio se elevaron. Los leucocitos y la cuenta de plaquetas estaban anormalmente bajos. En pacientes que recibieron 1000 mg al día, un bajo porcentaje también tuvo niveles elevados de nitrógeno uréico.
Interacciones medicamentosas y de otro género: El uso de los siguientes medicamentos está estrictamente contraindicado debido a la posibilidad de efectos severos por interacción farmacológica. Se han reportado niveles elevados de cisaprida en pacientes que reciben concomitantemente claritromicina y cisaprida, lo que resulta en prolongación del intervalo QT, arritmias cardíacas incluyendo taquicardia y fibrilación ventricular y torsade de pointes. Efectos similares se han observado con el uso concomitante de pimozida. Se ha informado que los macrólidos alteran el metabolismo de terfenadina, resultando niveles elevados de terfenadina, lo que ocasionalmente ha sido asociado con arritmias cardíacas como prolongación del intervalo QT, taquicardia y fibrilación ventricular y torsades de pointes. En un estudio en que se usó concomitantemente claritromicina y terfenadina en 14 voluntarios sanos, los niveles séricos del metabolito ácido de terfenadina aumentaron dos a tres veces y hubo prolongación del intervalo QT que no condujo a ningún efecto clínico detectable. Similares efectos se han observado con el uso concomitante de astemizol y otros macrólidos. Ergotamina/dihidroergotamina: Reportes post-registro indican que la coadministración con ergotamina o dihidroergotamina se ha asociado con toxicidad aguda por ergot, caracterizada por vasoespasmo e isquemia de extremidades y del sistema nervioso central. El uso concomitante de claritromicina y estos medicamentos está contraindicado. Efecto de otros medicamentos en claritromicina: Se conoce o se sospecha que los siguientes medicamentos pueden afectar las concentraciones circulantes de claritromicina. Pueden requerirse ajustes de dosis o puede ser necesario considerar alternativas de tratamiento. Efavirenz, nevirapina, rifampicina, rifabutina y rifapentina: Efavirenz, nevirapina, rifampicina, rifabutina y rifapentina son fuertes inductores del sistema de metabolismo citocromo P450 y pueden acelerar el metabolismo de la claritromicina disminuyendo sus niveles plasmáticos, mientras que incrementa los de 14 (R)hidroxi-claritromicina (14-OH claritromicina), un metabolito que es microbiologicamente activo. Debido a que las actividades antimicrobianas de claritromicina y 14-OH claritromicina son distintas para diferentes bacterias, el efecto terapéutico deseado puede alterarse durante la coadministración de claritromicina e inductores enzimáticos. Fluconazol: La administración concomitante de 200 mg al día de fluconazol y 500 mg dos veces al día de claritromicina a 21 voluntarios sanos generó un aumento en la Cmin y el ABC (área bajo la curva) de 33 y 18% respectivamente. Las concentraciones en el estado estable del metabolito activo 14-OH-claritromicina no fueron afectadas significativamente por la administración concomitante con fluconazol. No se requiere ajuste en la dosis de claritromicina. Ritonavir: Un estudio de farmacocinética demostró que el uso concomitante de ritonavir 200 mg cada 8 horas y claritromicina 500 mg cada 12 horas generan una marcada inhibición del metabolismo de claritromicina. La Cmáx de claritromicina aumenta 31 %, la Cmín aumentó 182 % y el ABC aumentó en 77 % con la administración concomitante de ritonavir. Una inhibición completa de la formación de 14 OH-claritromicina fue notada. Debido a una larga ventana terapéutica de claritromicina, no será necesaria una reducción de la dosis en pacientes con función renal normal; sin embargo en pacientes con falla renal, se deberá considerar los siguientes ajustes de dosis: para pacientes con depuración de creatinina de 30 a 60 ml/min, la dosis de claritromicina deberá reducirse en 50 %. Para pacientes con falla renal severa (depuración de creatinina < 30 ml/min), la dosis de claritromicina deberá reducirse en 75 %. Dosis de claritromicina mayores a 1 gr/día no deberán coadministrarse con ritonavir. Efecto de claritromicina en otros medicamentos: Antiarrítmicos: Hay reportes post-registro de torsades de pointes que ocurrieron con el uso concomitante de claritromicina y quinidina o disopiramida. Durante la coadministración de claritromicina con estos medicamentos se debe realizar un monitoreo con electrocardiogramas para detectar una prolongación del QTc. Los niveles séricos de estos medicamentos se deberán monitorizar durante el tratamiento con claritromicina. Interacciones basadas en CYP3A: La coadministración de claritromicina, que se conoce inhibe CYP3A, y de un medicamento que es metabolizado por CYP3A puede asociarse a una elevación en las concentraciones de este último, lo que podría incrementar o prolongar los efectos adversos y terapéuticos del medicamento concomitante. La claritromicina deberá usarse con precaución en pacientes que reciben tratamiento con otros medicamentos que se conozca que sean sustratos de la enzima CYP3A, en especial si el sustrato tiene un margen estrecho de seguridad (por ejemplo, carbamazepina) y/o si el sustrato es extensamente metabolizado por esta enzima. Deberán ser considerados los ajustes de la dosis y, cuando sea posible, se deberán monitorizar las concentraciones séricas de los medicamentos que se metabolizan por CYP3A cuando el paciente recibe de forma concomitante claritromicina. Como con otros antibióticos macrólidos, el uso de claritromicina está contraindicado en pacientes que toman fármacos que son biotransformados por la isoenzima CYP3A: anticoagulantes orales (p.ej., warfarina), alcaloides del ergot, alprozalam, astemizol, carbamazepina, cilostazol, cisaprida, metilprednisolona, omeprazol, pimozida, quinidina, sildenafil, simvastatina, tacrolimus, vinblastina, triazolam, terfenadina, midazolam, lovastatina, disopiramida, ciclosporina y rifabutina. Medicamentos que interactúan con mecanismos similares a través de otras isoenzimas dentro del citocromo P450 incluyen fenitoina, teofilina y valproato. Omeprazol: La claritromicina (500 mg cada 8 horas) fue utilizada en combinación con omeprazol (40 mg diarios) en adultos sanos. Las concentraciones plasmáticas estables de omeprazol se incrementaron (Cmáx, ABC0-24 y la vida media aumentaron en 30 %, 89 % y 34 %, respectivamente) por el uso concomitante de claritromicina. El promedio en 24 horas del pH gástrico fue de 5.2 cuando el omeprazol se administraba solo y de 5.7 cuando se coadministraba claritromicina. Sildenafil, tadalafil y vardenafil: Cada uno de estos inhibidores de fosfodiesterasa es metabolizado en parte por CYP3A, la cual puede ser inhibida con el uso concomitante de claritromicina; esto generaría un aumento en la exposición a los inhibidores de fosfodiesterasa, por lo que se deberá considerar una reducción en la dosis de estos medicamentos cuando son coadministrados con claritromicina. Teofilina, carbamazepina: Resultados de estudios clínicos indican que existe un incremento modesto pero significativo (p ≤ 0.05) de los niveles circulantes de teofilina o carbamazepina cuando cualquiera de estos medicamentos se administra de forma concomitante con claritromicina. Tolterodina: La ruta principal de metabolismo de tolterodina es vía la isoforma 2D6 del citocromo P450 (CYP2D6). Sin embargo, en un subgrupo de población desprovista de CYP2D6, la vía identificada de metabolismo es CYP3A. En este subgrupo, la inhibición de CYP3A resulta en incremento significativo en los niveles séricos de tolterodina. Una reducción en la dosis de tolterodina puede ser necesaria en la presencia de inhibidores de CYP3A como claritromicina en aquella población con pobre metabolismo por la vía CYP2D6. Triazolbenzodiazepinas (ej. Alprazolam, midazolam, triazolam): Cuando el midazolam se coadministró con tabletas de claritromicina (500 mg dos veces al día), el ABC de midazolam aumento 2.7 veces después de la administración de midazolam IV y 7 veces después de la administración oral. La administración oral concomitante de midazolam y claritromicina deberá de evitarse. Si el midazolam por vía intravenosa se coadministra con claritromicina, se debe monitorizar estrechamente al paciente para permitir un ajuste de dosis. Las mismas precauciones se aplican para otras benzodiazepinas que son metabolizadas por CYP3A incluyendo triazolam y alprazolam. Para las benzodiazepinas que no dependen para su eliminación de CYP3A (temazepam, nitrazepam, lorazepam), es poco factible una interacción clínica importante con la coadminstración de claritromicina. Ha habido reportes post-mercado de interacciones farmacológicas y efectos en el sistema nervioso central (ejemplo: somnolencia y confusión) con el uso concomitante de claritromicina y triazolam. Por el incremento de los efectos farmacológicos a nivel de sistema nervioso central, se sugiere una vigilancia del paciente. Otras interacciones medicamentosas: Colchicina: La colchicina es un sustrato para CYP3A y para el transportador de eflujo glucoproteína P (gp-P). Se sabe que la claritromicina y otros macrólidos inhiben CYP3A y gp-P. Cuando la claritromicina y colchicina se administran juntas, la inhibición de gp-P y/o CYP3A por claritromicina puede generar un aumento en la exposición a colchicina. Los pacientes deberán monitorizarse por síntomas clínicos de toxicidad con colchicina (ver Precauciones generales) Digoxina: Se piensa que la digoxina es un sustrato para el transportador de eflujo, Glucoproteína-P (gpP). Se sabe que la claritromicina inhibe la gpP. Cuando se administran juntas la claritromicina y la digoxina, la inhibición puede originar un incremento de exposición a digoxina; esta elevación también ha sido reportada en vigilancia post-registro. Algunos pacientes han mostrado signos consistentes con toxicidad por digoxina, incluyendo arritmias potencialmente fatales. La concentración sérica de digoxina debe monitorizarse estrechamente mientras los pacientes reciban de forma simultánea claritromicina y digoxina. Zidovudina: En pacientes infectados con VIH, las tabletas de claritromicina interfieren con la administración simultánea de zidovudina oral, disminuyendo su concentración en el estado estable ya que claritromicina parece interferir con la absorción de zidovudina, esta interacción puede evitarse mayormente si la claritromicina se administra por vía intravenosa. Esta interacción no parece ocurrir en pacientes pediátricos que toman claritromicina suspensión con zidovudina o didanosina. Interacciones farmacológicas bidireccionales: Atazanavir: Tanto la claritromicina como el atazanavir son sustratos e inhibidores de CYP3A y hay evidencia de una interacción farmacológica bidireccional. La coadministración de claritromicina (500 mg dos veces al día) con atazanavir (400 mg una vez al día) resulta en un incremento de dos veces en la exposición a claritromicina y una disminución del 70 % de exposición a 14-OH claritromicina con un incremento del 28 % en el ABC de atazanavir. Debido a la larga ventana terapéutica de claritromicina, no es necesaria una reducción en la dosis cuando el paciente tiene una función renal normal. Para pacientes con una función renal moderada (depuración de creatinina de 30 a 60 ml/min), la dosis de claritromicina deberá de disminuirse en un 50 %. Para los pacientes con depuración de creatinina < 30 ml/min, la dosis de claritromicina deberá disminuirse en 75 %, usando una formulación apropiada. Dosis de claritromicina mayores a 1000 mg por día no deberán de coadministrarse con inhibidores de proteasa. Itraconazol: La claritromicina y el itraconazol son sustratos e inhibidores de CYP3A originando una interacción farmacológica bidireccional. La claritromicina puede aumentar los niveles en plasma de itraconazol, mientras que el itraconazol puede aumentar los niveles en plasma de claritromicina. Los pacientes que toman itraconazol y claritromicina de forma concomitante deberán ser monitorizados estrechamente por la presencia de signos y síntomas de aumento o prolongación de efecto farmacológico. Saquinavir: La claritromicina y el saquinavir son sustratos e inhibidores de CYP3A originando una interacción farmacológica bidireccional. La coadministración de claritromicina (500 mg dos veces al día) y saquinavir (cápsulas de gelatina blanda, 1200 mg tres veces al día) a 12 voluntarios sanos resultaron en valores de Cmáx y ABC estables de saquinavir de 177% y 187 % más altos que los vistos con solamente saquinavir. Los valores de Cmáx y ABC de claritromicina fueron aproximadamente 40% más altos que los vistos con sólo claritromicina. No se requiere un ajuste de la dosis cuando los dos medicamentos son coadministrados por un tiempo limitado y en las presentaciones/dosis estudiadas. Las observaciones de interacciones farmacológicas usando la presentación de gelatina blanda de saquinavir pueden no ser representativas de los efectos vistos usando la presentación de saquinavir de cápsula de gelatina dura. Las observaciones de los estudios de interacciones farmacológicas llevados al cabo con saquinavir solo pueden ser no representativas de los efectos vistos con la terapia combinada de saquinavir/ritonavir. Cuando el saquinavir es coadministrado con ritonavir, se deberán considerar los efectos potenciales de ritonavir con claritromicina (ver Precauciones generales, Interacciones medicamentosas y de otro género). Verapamilo: Se ha observado hipotensión, bradiarritmias y acidosis láctica en pacientes que están tomando claritromicina y verapamilo de forma concomitante. Pacientes inmunocomprometidos: Aunque no existen actualmente datos con relación al uso de claritromicina IV en este grupo de pacientes, existen datos respecto a la utilización en su presentación oral. En pacientes con SIDA o cualquier inmunocompromiso que son tratados con dosis más altas de claritromicina durante periodos prolongados, es difícil distinguir entre efectos adversos posiblemente asociados a claritromicina y los signos derivados de la enfermedad por VIH o presencia de enfermedades concomitantes. En adultos tratados con dosis de claritromicina de 1000 mg, los efectos adversos reportados con mayor frecuencia fueron: náusea, vómito, trastornos del sabor, dolor abdominal, diarrea, rash, flatulencia, dolor de cabeza, constipación, trastornos de la audición y alteraciones en TGO y TGP. Eventos adicionales menos frecuentes fueron: disnea, insomnio y boca seca. En esos pacientes inmunocomprometidos, la evaluación de los estudios de laboratorio fue hecha analizando aquellos niveles severamente anormales (ejemplo, extremo alto o bajo) para determinada prueba. Con base en este criterio, cerca del 2 al 3 % de los pacientes que recibieron 1000 mg de claritromicina diaria tuvieron niveles severamente anormales de TGO y TGP con niveles bajos de plaquetas y glóbulos blancos. Un porcentaje menor de pacientes tuvieron también elevación de BUN. No hay estudios clínicos relevantes para evaluar la compatibilidad de claritromicina con otras mezclas intravenosas.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Se encontraron algunos cambios leves en los valores de algunas pruebas de laboratorio hepáticas (aumento de transaminasas y bilirrubina total), leucocitos y aumento de creatinina en plasma.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Se han hecho diversas pruebas de mutagenicidad in vitro con claritromicina con resultados negativos; además, la prueba de Ames resultó negativa a concentraciones de 25 mg/caja de Petri. Los estudios de teratogenicidad en animales (ratas) mostraron sólo anomalías cardiovasculares y retardo en el crecimiento fetal que parecen deberse a cambios genéticos espontáneos de la colonia. Los estudios de fertilidad y reproducción en ratas machos y ratas hembras no causaron efectos adversos sobre el ciclo estrogénico, la fertilidad o el parto, ni el número o viabilidad de las crías. En dos de los estudios realizados en ratones se encontró una incidencia variable de paladar hendido (3-30%) después de dosis 70 veces mayor de la dosis máxima diaria usada en humanos, que parece una acción tóxica sobre las madres y fetos, pero no teratogenicidad. Administrada a monos 10 veces la dosis máxima diaria en humanos durante el inicio de la gestación hasta el día 20, se produjo pérdida de los embriones. Este efecto se atribuye a toxicidad de la droga sobre las hembras preñadas. Se realizó otro estudio similar en monas preñadas con dosis de 2.5 a 5 veces la dosis máxima diaria y no se produjo efecto nocivo.
Dosis y vía de administración: La vía intravenosa puede emplearse durante un máximo de 2 a 5 días en pacientes graves y deberá cambiarse a la vía oral en cuanto se observe la recuperación clínica. Claritromicina IV no deberá administrarse en bolo ni por vía intramuscular. Adultos: la dosis recomendada de claritromicina IV es de 1 g/día, dividida en dos dosis iguales e infundidas durante un período de 60 minutos después de diluirlas en forma apropiada. Niños: actualmente, no hay datos que soporten el uso de claritromicina IV para recomendar un régimen de dosificación de rutina en niños. Ancianos: igual que en adultos. Alteración renal: se debe tener cuidado en pacientes con insuficiencia renal y depuración de creatinina < 30 ml/min, la dosis debe ser reducida a la mitad de la recomendada normalmente. Instrucciones para preparar la solución: Preparar todas las soluciones utilizando técnicas asépticas. Preparar la solución inicial de KLARICID IV añadiendo sólo 10 ml de agua estéril para inyección al frasco ámpula de 500 mg. Cada ml contiene 50 mg de claritromicina. No utilizar otros diluyentes que contengan conservadores o sales inorgánicas ya que pueden precipitar la solución. Además, la solución resultante contiene un eficaz conservador antimicrobiano. El producto reconstituido deberá utilizarse dentro de las 24 a 48 horas siguientes, si la temperatura es de 25°C (ambiente) ó 5°C, respectivamente.


Antes de administrar el producto reconstituido deberá añadirse, a los 10 ml del paso 1, 250 ml de uno de los siguientes diluyentes: Dextrosa al 5 %. Dextrosa al 5 % en cloruro de sodio al 0.3 %. Dextrosa al 5 % en cloruro de sodio al 0.45 %. Normosol M en dextrosa al 5 %. Normosol R en dextrosa al 5 %. Cloruro de sodio al 0.9 %. Dextrosa al 5 % en solución de Ringer lactato. Solución de Ringer lactato. Esto proporciona una solución con una concentración aproximada de 1.9 mg/ml.


El producto final deberá utilizarse dentro de 6 horas, si se almacena a temperatura ambiente (25°C), o en 48 horas si lo es a 5°C. No utilizar: Diluyentes que contengan conservadores. Diluyentes que contengan sales inorgánicas. Concentraciones de soluciones mayores de 2 mg/ml (0.2%). Velocidades elevadas de infusión. Si estas precauciones no son observadas, puede aparecer dolor a lo largo de la vena. No deberán añadirse a la solución final otros fármacos o agentes químicos, a menos que se haya determinado, antes, su efecto sobre la estabilidad física y química de la solución. A la fecha, no se han realizado estudios clínicos relevantes respecto a la compatibilidad física de claritromicina con otras mezclas intravenosas.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: En caso de intoxicación con claritromicina IV, lo primero es descontinuar su administración. Puede esperarse que se intensifiquen los efectos adversos mencionados y que aparezcan alteraciones del estado mental, conducta paranoide, hipokalemia e hipoxemia, como ocurrió en un paciente con trastorno bipolar que ingirió 8 g de claritromicina. Si hay reacciones alérgicas, se debe promover la eliminación del medicamento no absorbido (si se usó la vía oral) y proporcionar medidas generales del tratamiento de las intoxicaciones. Además, no se promueve su eliminación de manera importante por la hemodiálisis ni por la diálisis peritoneal.
Presentación(es): Claritromicina I.V: viales de cristal transparente de 30 ml, que contienen el polvo liofilizado, y una ampolleta con 10 ml de diluyente.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente, a no más de 30°C. Protéjase de la luz.
Leyendas de protección: No se deje al alcance de los niños. No se use durante el embarazo y la lactancia. Su venta requiere receta médica. Literatura exclusiva para médicos.
Nombre y domicilio del laboratorio: Abbott Laboratories de México, S.A. de C.V. Calz. de Tlalpan No. 3092, Col. Ex - Hacienda Coapa, C.P. 04980, Deleg. Coyoacan, D.F., México.
Número de registro del medicamento: 239M94 SSA IV.
Clave de IPPA: 103300415D0290