SUPREFACT® DEPOT

SANOFI AVENTIS

Denominación genérica: Buserelina.
Forma farmacéutica y formulación: Implante de liberación prolongada. Cada implante contiene: implante de 2 meses, implante de 3 meses, acetato de buserelina 6,6 mg equivalente a 6,3 mg de buserelina, 9,9 mg equivalente 9,45 mg de buserelina, excipiente cbp.
Indicaciones terapéuticas: Tratamiento del carcinoma prostático hormonodependiente avanzado, siempre que los pacientes no hayan sido sometidos a orquiectomía bilateral, ya que en estos casos no puede esperarse reducción adicional en las concentraciones de testosterona.
Farmacocinética y farmacodinamia: Farmacodinamia: la buserelina es un análogo de la hormona liberadora de las gonadotropinas [gonadorelina, hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH)], con mayor actividad biológica que dicha hormona natural. Después de la administración repetida de la buserelina, se inhibe significativamente la secreción de gonadotropinas y de esteroides gonadales. El efecto farmacológico se atribuye a la regulación a la baja de los receptores LH-RH hipofisarios. En el hombre, la eliminación de la liberación de gonadotropinas ocasiona una reducción prolongada de la síntesis y la secreción de testosterona. El efecto supresor de la buserelina sobre la secreción de esteroides gonadales depende de la dosis diaria, de la frecuencia de aplicación y de la duración del tratamiento. Aun cuando las concentraciones séricas de buserelina se encuentren por debajo de los límites detectables, la liberación de gonadotropinas se mantiene debido a su unión sostenida a los receptores de la adenohipófisis (aproximadamente 3 horas). Mientras la liberación de gonadotropinas es inhibida durante el tratamiento prolongado con buserelina, no se modifica directamente la secreción de otras hormonas hipofisarias (hormona del crecimiento, prolactina, ACTH, TSH). Sin embargo, la deficiencia de estrógenos puede conducir a una secreción disminuida de la hormona de crecimiento y de la prolactina. La secreción de esteroides suprarrenales permanece sin cambios. La tolerabilidad local a los implantes de buserelina es buena, y la reacción del tejido en el sitio de inyección es mínima. La buserelina es tan eficaz como la orquiectomía para el tratamiento de carcinoma prostático, en términos de la inhibición completa de la síntesis de testosterona testicular. Por otra parte, comparada con la orquiectomía, la buserelina ofrece la ventaja de reversibilidad y de provocar menor estrés psicológico al paciente. Farmacocinética: la buserelina es soluble en agua. Cuando se administra por vía subcutánea su absorción es confiable. El 70% de la buserelina está biodisponible después de la inyección subcutánea de 200 mg; por otro lado, la buserelina es ineficaz después de su administración oral. La buserelina se acumula de preferencia en el hígado y en los riñones, así como en la adenohipófisis, su órgano blanco biológico. La vida media de eliminación es de aproximadamente 80 minutos después de la administración subcutánea. La buserelina circula en el suero predominantemente en su forma activa intacta. La unión a proteínas es de aproximadamente 15%. La buserelina y sus metabolitos inactivos son excretados por vía renal y biliar. La concentración sérica y la excreción de buserelina en orina son directamente proporcionales. En el hombre, aproximadamente 50% de la buserelina intacta se excreta en la orina. La buserelina es metabolizada por peptidasas (piroglutamil peptidasa y endopeptidasas semejantes a la quimotripsina) en el hígado y en los riñones así como en el tracto gastrointestinal, y por estos medios es inactivada. En la hipófisis, la buserelina unida al receptor es inactivada por enzimas localizadas en las membranas.
Contraindicaciones: Hipersensibilidad a la buserelina o a los componentes de la fórmula.
Precauciones generales: En pacientes con hipertensión arterial, la presión arterial debe ser monitoreada regularmente (por riesgo de deterioro de los niveles de presión sanguínea). En los diabéticos, las concentraciones de glucosa en sangre deben ser verificadas regularmente (por riesgo de deterioro del control metabólico). Los pacientes con antecedentes de depresión deben ser monitoreados cuidadosamente y tratados si es necesario (por riesgo de recurrencia o incremento de la depresión). Se recomienda la administración de un antiandrógeno como terapia coadyuvante, aproximadamente 5 días antes de iniciar el tratamiento con buserelina. El tratamiento antiandrógeno debe continuarse concomitantemente con el de buserelina durante 3 a 4 semanas. Al cabo de este tiempo, las concentraciones de testosterona suelen haber descendido hasta los valores deseados, en respuesta a la buserelina. En los pacientes con metástasis conocidas, por ejemplo, de la columna vertebral, este tratamiento coadyuvante es indispensable para prevenir complicaciones iniciales, que incluyen, por ejemplo, la compresión medular y parálisis, causada por una activación temporal del tumor y de sus metástasis (ver Reacciones secundarias y adversas). Ciertos efectos adversos, por ejemplo el vértigo, pueden deteriorar la capacidad de concentración y de reacción, y, por lo tanto, constituyen un riesgo en situaciones donde estas habilidades son de especial importancia (por ejemplo, al conducir un vehículo o manejar maquinaria).
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: No existe información disponible sobre el uso de SUPREFACT® DEPOT durante el embarazo y lactancia.
Reacciones secundarias y adversas: El tratamiento con buserelina puede inducir: deterioro en los niveles de la presión sanguínea en los pacientes con hipertensión; reacciones de hipersensibilidad que pueden manifestarse como rubefacción, prurito, erupciones cutáneas (incluyendo urticaria) y asma alérgico con disnea, así como, en casos aislados, que pueden producir choque anafiláctico/anafilactoide. En casos de reacciones anafilácticas/anafilactoides puede ser necesaria la extracción quirúrgica del implante (como es común para los implantes); cefalea, palpitaciones, nerviosismo, alteraciones del sueño, cansancio, somnolencia, alteraciones de la memoria y de la concentración, inestabilidad emocional, ansiedad. En casos raros, puede desarrollarse depresión o empeorarse la ya existente; reducción de la tolerancia a la glucosa (que puede ocasionar descompensación metabólica en pacientes diabéticos); cambios en la concentración de lípidos sanguíneos; aumento en las concentraciones séricas de enzimas hepáticas (p. ej.: transaminasas), o de bilirrubina; trombocitopenia, leucopenia; mareos, tinnitus, trastornos auditivos, alteraciones de la visión como visión borrosa, sensación de presión retroocular; náusea, vómito, polidipsia, diarrea, estreñimiento, alteración del apetito, aumento o pérdida de peso; cambios en el cuero cabelludo e incremento o disminución del vello corporal; dolor y molestias musculoesqueléticas. El uso de agonistas de la LH-RH puede ser asociado con la disminución de la densidad ósea, y puede inducir osteoporosis y un aumento del riesgo de fracturas óseas. El riesgo de fracturas esqueléticas aumenta con respecto a la duración del tratamiento; irritación y dolor en el punto de inyección (en aproximadamente 3% de los pacientes). Se han reportado casos muy aislados de adenomas hipofisarios durante el tratamiento con agonistas de la LH-RH, incluyendo la buserelina. Al inicio del tratamiento, suele producirse un aumento temporal en las concentraciones séricas de testosterona, el cual puede inducir una activación, también temporal, del tumor con reacciones secundarias como: presencia o exacerbación del dolor óseo en pacientes con metástasis óseas; signos de déficit neurológico debido a la compresión que produce el tumor como por ej. debilidad muscular en las piernas; alteración de la micción, hidronefrosis o linfoestasis; trombosis con embolia pulmonar. Estas reacciones pueden evitarse en gran parte si se administra simultáneamente un antiandrógeno en la fase inicial del tratamiento con buserelina (ver Precauciones generales). Sin embargo, en algunos pacientes puede desarrollarse un incremento ligero pero transitorio en el dolor de origen tumoral así como un deterioro en su bienestar general, aun con la terapia antiandrógena concomitante. Adicionalmente, pueden presentarse bochornos y pérdida de la potencia sexual o de la libido (en la mayoría de los pacientes, como resultado de la deprivación hormonal), ginecomastia por lo general indolora (ocasionalmente), así como edema ligero en tobillos y en la parte inferior de las piernas.
Interacciones medicamentosas y de otro género: Durante el tratamiento con buserelina puede atenuarse el efecto de los fármacos antidiabéticos (ver Reacciones secundarias y adversas).
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Al inicio del tratamiento suele producirse un aumento temporal de las concentraciones séricas de testosterona. También puede presentarse reducción de la tolerancia a la glucosa (posible descompensación metabólica en pacientes diabéticos), cambios en la concentración de lípidos sanguíneos y aumento en las concentraciones séricas de enzimas hepáticas (p. ej.: transaminasas), o de bilirrubina; trombocitopenia, leucopenia.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: La buserelina no ha mostrado potencial mutagénico o carcinogénico, ni efectos embriotóxicos o teratogénicos.
Dosis y vía de administración: Los implantes de buserelina están indicados para el tratamiento a largo plazo del carcinoma prostático. El contenido de la jeringa (dos implantes cilíndricos), equivalente a 6,3 mg de buserelina en el implante de 2 meses, se inyecta por vía subcutánea en la pared abdominal cada 2 meses. El intervalo de 2 meses entre las inyecciones puede acortarse o prolongarse en algunos días. El contenido de la jeringa (tres implantes cilíndricos), equivalente a 9,45 mg de buserelina en el implante de 3 meses, se inyecta por vía subcutánea en la pared abdominal cada 3 meses. El intervalo de 3 meses entre las inyecciones puede, ocasionalmente, prolongarse hasta 3 semanas. Puede utilizarse un anestésico local antes de la inyección. Al inicio del tratamiento con SUPREFACT® DEPOT debe administrarse simultáneamente un antiandrógeno a la dosificación recomendada, por ej. nilutamida, y continuarse durante al menos 3 a 4 semanas, plazo en el que las concentraciones de testosterona suelen haber descendido a los valores deseados. La respuesta al tratamiento puede ser monitoreada mediante la medición de las concentraciones séricas de testosterona, fosfatasa ácida y antígeno prostático específico. La concentración de testosterona aumenta al iniciar el tratamiento y posteriormente desciende durante un período de 2 semanas, alcanzándose los niveles de castración después de 2 a 4 semanas, niveles que se mantienen durante todo el tratamiento. La duración del tratamiento debe ser determinada por el médico tratante.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: La sobredosis puede inducir signos y síntomas como astenia, cefalea, nerviosismo, bochornos, vértigo, náusea, dolor abdominal, edemas en las extremidades inferiores y mastalgia. El tratamiento de sobredosis debe ser sintomático.
Presentación(es): Caja con 1 jeringa precargada estéril con un implante para 2 meses (2 filamentos). Caja con 1 jeringa precargada estéril con un implante para 3 meses (3 filamentos).
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.
Leyendas de protección: Su venta requiere receta médica. Este medicamento deberá ser administrado únicamente por médicos especialistas en Urología y Oncología, con experiencia en quimioterapia neoplásica. No se deje al alcance de los niños. Literatura exclusiva para médicos.
Nombre y domicilio del laboratorio: Sanofi-Aventis de México S.A. de C.V. Oficinas: Av. Universidad No. 1738, 04000, Coyoacán, México, D.F. Planta: Acueducto del Alto Lerma No. 2, Zona Industrial Ocoyoacac, 52740 Ocoyoacac, Edo. de México. ® Marca registrada
Número de registro del medicamento: 473M98 SSAIV.
Clave de IPPA: FEAR-083501415D0009/RM 2008