FORMYXAN

PISA

Denominación genérica: Mitoxantrona.
Forma farmacéutica y formulación: Solución Inyectable. Cada frasco ámpula contiene: Clorhidrato de mitoxantrona equivalente a 20 mg de Mitoxantrona. Vehículo cbp 10 ml.
Indicaciones terapéuticas: La mitoxantrona está indicada en combinación con otros agentes antineoplásicos en el tratamiento de la leucemia no linfocítica aguda y en linfoma no Hodgkin. La mitoxantrona también está indicada sola o en combinación en el tratamiento del cáncer de mama incluyendo la enfermedad metastásica y el cáncer localmente avanzado.
Farmacocinética y farmacodinamia: La mitoxantrona es una antracendiona, estructuralmente relacionado con la doxorubicina. Es un agente antineoplásico que también posee propiedades antivirales, antiprotozoarios e inmunosupresores. El mecanismo exacto de acción no se conoce por completo, pero al parecer ejerce su efecto antitumoral estimulando la formación de rupturas de los filamentos de DNA, probablemente como consecuancia de la acción de la topoisómera II o bien intercalándose con el DNA dando como resultado la inhibición de la síntesis de DNA y RNA. La mitoxantrona tiene poca capacidad para producir radicales libres de tipo quinona y tiene menos efectos cardiotóxicos que la doxorubicina. Aunque la mitoxantrona no es específica de ninguna fase del ciclo celular parece ser más activa durante la fase S. La distribución inicial de la mitoxantrona a través del plasma es rápida y al parecer se une extensamente a varios tejidos alcanzando concentraciones altas mas notablemente en la médula ósea y el hígado, pero también lo hace en tiroides, corazón, bazo y en páncreas. La mitoxantrona se libera lentamente de estos tejidos y su vida media de eliminación es muy variable siendo en promedio de 5.8 días con un rango de 2 a 13 días pudiéndose incrementar en pacientes con deterioro de la función hepática. La principal vía de eliminación de la mitoxantrona parece ser por excreción biliar aunque una pequeña cantidad lo hace por la orina de la cual el 65 al 70% se elimina sin cambios y el resto lo hace en forma de metabolitos inactivos. Estos metabolitos son el ácido mono y dicarboxílico. Entre 6 y 11% de la dosis de mitoxantrona y entre el 13 y 25% se recupera en la orina y en las heces respectivamente dentro de 5 días después de la administración del medicamento. La mitoxantrona no parece cruzar la barra hematoencefálica.
Contraindicaciones: No se administre a pacientes embarazadas ni en aquellos con antecedentes de hipersensibilidad a la mitoxantrona.
Precauciones generales: Los pacientes que reciben mitoxantrona deberán estar bajo supervisión médica especializada en quimioterapia antineoplásica. La mitoxantrona no debe ser utilizada por vía intratecal debido a que se ha reportado parálisis cuando se utilizó por esta vía de administración. No se ha establecido la seguridad de la mitoxantrona cuando se utiliza por otra vía de administración diferente a la intravenosa. La dosis debe ser ajustada individualmente de acuerdo a la respuesta clínica de cada paciente o a la presencia de toxicidad. Los cursos adicionales de tratamiento deberán de hacerse solo hasta que los efectos de toxicidad hematológica hayan desaparecido. Aunque la mitoxantrona no es vesicante y generalmente no causa reacciones locales severas, su administración debe ser suspendida de inmediato si ocurre extravasación y se deberá completar la dosis por otra vena. La hidratación oral adecuada puede prevenir o disminuir el riesgo de nefropatía por ácido úrico. En algunos casos se requiere administrar alopurinol y si las concentraciones de ácido úrico son elevadas, puede ser necesaria la alcalinización urinaria. Se debe poner especial atención en aquellos pacientes que desarrollen trombocitopenia durante el tratamiento con mitoxantrona y se deberán evitar o disminuir la frecuencia de procedimientos invasivos, cuando esto sea posible. El uso de catéteres implantables son recomendables para disminuir la frecuencia de las venopunciones. Se deben de examinar frecuentemente los sitios de punción, piel y mucosas, evaluación de heces y orina en la búsqueda de sangre oculta. Además, se debe de evitar la administración de antiinflamatorios no esteroideos y alcohol por el riesgo de ocasionar sangrado gastrointestinal. Los pacientes que desarrollan leucopenia deben ser observados cuidadosamente para descartar cualquier posibilidad de infección. En los pacientes neutropénicos que desarrollen fiebre, se debe de iniciar antibióticoterapia empíricamente hasta obtener los resultados de los cultivos.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: No se han realizado estudios bien controlados con mitoxantrona en mujeres embarazadas, aunque el uso de agentes antineoplásicos, en especial la quimioterapia de combinación, debe evitarse sobre todo en el primer trimestre. En general, se recomienda que las mujeres en edad fértil utilizan métodos anticonceptivos efectivos durante el tratamiento para evitar el embarazo. Aunque se desconoce si la mitoxantrona se distribuye en la leche materna, no se recomienda la lactancia durante el tratamiento debido a la posibilidad de ocasionar efectos adversos en el recién nacido.
Reacciones secundarias y adversas: Las reacciones adversas que se han reportado con el uso de mitoxantrona incluyen trombocitopenia y leucopenia las cuales se utilizan como parámetros para ajustar las dosis. Asimismo, se puede presentar cardiotoxicidad manifestada por disminución en la fracción de eyección del ventrículo izquierdo, insuficiencia cardíaca congestiva, cambios electrocardiográficos, arritmias y en muy raras ocasiones por infarto agudo al miocardio. La cardiotoxicidad se incrementa con dosis acumulativas que excedan los 140 mg por m2 de superficie corporal o con 100 mg por m2 de superficie corporal en pacientes que tienen factores de riesgo tales como tratamientos previos con derivados de la antraciclina, enfermedad cardíaca subyacente o con radioterapia previa del mediastino. También se ha reportado estomatitis y/o mucositis que ocurren por lo general a la semana de iniciado el tratamiento. Las manifestaciones locales son raras y se caracterizan por dolor y enrojecimiento en el sitio de la aplicación. Además, se ha reportado dolor epigástrico, nauseas, vómitos, diarrea, tos y dificultad respiratoria, alopecia, cambios de coloración a un tono azul verdoso de la orina y de las conjuntivas. En raras ocasiones se puede presentar reacciones de hipersensibilidad.
Interacciones medicamentosas y de otro género: El uso concomitante con otros agentes antineoplásicos cardiotóxicos o radioterapia en la región del mediastino, puede potencializar la toxicidad cardíaca de la mitoxantrona. Se puede incrementar el riesgo de mielosupresión de la mitoxantrona cuando se utilizan en combinación con otros medicamentos que producen depresión de la médula ósea. Debido a la inmunosupresión que produce la mitoxantrona, la administración de vacunas de virus vivos puede potencializar la replicación viral, incrementar los efectos adversos de las vacunas y disminuir la respuesta de los pacientes. La mitoxantrona no debe ser mezclada con ningún otro medicamento incluyendo heparina.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Los niveles plasmáticos y urinarios de ácido úrico pueden incrementarse. Asimismo, puede haber elevación de los niveles de las enzimas hepáticas lo cual puede ser indicativo de hepatotoxicidad.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: No se han realizado estudios bien controlados en humanos, pero en estudios experimentales, se ha reportado que la mitoxantrona puede ser carcinogénica, mutagénica y teratogénica. Los regímenes quimioterapeúticos de combinación pueden disminuir la función gonadal provocando azoospermia y anovulación, interfiriendo con la fertilidad. Sin embargo, no se ha establecido con claridad la relación de la mitoxantrona con estos efectos.
Dosis y vía de administración: La vía de administración de la mitoxantrona es exclusivamente por infusión intravenosa lenta. El concentrado de mitoxantrona debe ser diluido adecuadamente antes de su administración. La mitoxantrona debe ser diluida previamente en 50 ml de solución glucosada al 5% o en solución de cloruro de sodio al 0.9%. Si ocurre contacto accidental de piel y mucosas, estas deben ser enjuagadas con abundante agua tibia. De igual forma, si ocurre contacto con los ojos, estos deben ser enjuagadas con la técnica habitual de irrigación. Las siguientes precauciones son recomendables para la preparación de las soluciones: Utilizar una cabina de contención biológica durante la reconstitución y dilución de los medicamentos antineoplásicos y el uso de guantes, bata, gafas y mascarillas desechables. El uso de una técnica apropiada, el área adecuada y de personal entrenado durante la transferencia de recipientes para evitar la contaminación del medicamento. La disposición apropiada y cautelosa de jeringas, agujas, frascos, ámpulas y del medicamento no utilizado. Dosis recomendada para adultos: Leucemia no linfocítica: Inducción: 12 mg por m2 de superficie corporal por vía intravenosa diarios los días 1 a 3 en combinación con citarabina a dosis de 100 mg por m2 de superficie corporal por infusión intravenosa continua a pasar en 24 horas los días 1 a 7 pudiéndose administrar un segundo curso de inducción a las mismas dosis. Mantenimiento: 12 mg por m2 de superficie corporal por vía intravenosa diarios los días 1 y 2 en combinación con citarabina a dosis de 100 mg por m2 de superficie corporal por infusión intravenosa continua a pasar en 24 horas los días 1 a 5. La terapia de mantenimiento se administra aproximadamente a las 6 semanas después de iniciado el primer curso de inducción, hasta que los recuentos plaquetarios y de leucocitos retornen a los niveles pretratamiento. Linfoma no Hodgkin y cáncer de mama: 14 mg por m2 de superficie corporal por infusión intravenosa continua cada 21 días. En pacientes con reservas inadecuadas de la medula ósea se recomiendan dosis menores de 12 mg por m2 de superficie corporal por infusión intravenosa continua. Dosis recomendadas para niños: La experiencia en niños es limitada. Sin embargo se ha observado buena respuesta con dosis de 8 a 14 mg por m2 de superficie corporal por 5 días.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: Las manifestaciones clínicas de la sobredosis con mitoxantrona se caracterizan por la acentuación de los efectos tóxicos. Hasta el momento no se conoce ningún antídoto específico. El manejo incluye medidas de soporte intrahospitalario y tratamiento sintomático.
Presentación(es): Caja con un frasco ámpula de 10 ml (20 mg/ 10 ml) e instructivo anexo.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se administre durante el embarazo y la lactancia. Este medicamento debe ser administrado únicamente por médicos especialistas en oncología con experiencia en quimioterapia antineoplásica.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en México por: Laboratorios PiSA, S.A. de C.V. Miguel Angel de Quevedo No. 555. Col. Romero de Terreros, Del. Coyoacán. 04310, México, D.F.
Número de registro del medicamento: 507M98 SSA.
Clave de IPPA: CEAR-201049/RM99.