Rocuronio bromuro

Acción terapéutica.

Bloqueante neuromuscular.

Propiedades.

Es un bloqueante neuromuscular no despolarizante semejante al pancuronio pero de acción intermedia y rápido comienzo. Actúa como todos estos fármacos curarizantes compitiendo con los receptores colino-nicotínicos de la placa motora terminal produciendo parálisis musculoesquelética. Los miorrelajantes neuromusculares no tienen efecto conocido sobre el nivel de conciencia o el umbral para el dolor. El efecto bloqueante de los receptores colinérgicos se antagoniza por los fármacos anticolinesterásicos (neostigmina, edrofonio). Durante la cirugía de parálisis muscular aparece a los 2 minutos y la duración del efecto es de 30 a 40 minutos. Se administra por vía intravenosa en bolo, su vida media de eliminación es de 73 minutos, pero en pacientes con insuficiencia hepática se prolonga. Se elimina por orina y bilis (47% y 43% respectivamente), el 50% restante se recupera en forma inalterada.

Indicaciones.

Coadyuvante de la anestesia para inducir miorrelajación del músculo esquelético y facilitar la ventilación mecánica y la intubación traqueal.

Dosificación.

Como ocurre con los otros curares la dosis debe ser individual para cada sujeto y se usa por vía IV en bolo o en infusión. Para intubación traqueal: 0,6mg/kg por vía IV en bolo. Dosis de mantenimiento: 0,15mg/kg. En infusión continua se aconseja: 0,3 a 0,6mg/kg para anestesia intravenosa y 0,3 a 0,4mg/kg para inhalatoria. Se recomienda monitorización continua del bloqueo neuromuscular.

Reacciones adversas.

Raramente se han descrito reacciones anafilácticas, como con otros bloqueantes neuromusculares, atribuidas a la liberación de histamina. Además, hipotensión, broncospasmo, taquicardia, prurito, mareos. Localmente, en el lugar de la inyección puede aparecer dolor.

Precauciones y advertencias.

Con el uso de rocuronio es necesario emplear ventilación mecánica hasta que se recupere la respiración espontánea. El empleo de dosis superiores a 0,9mg/kg puede aumentar la frecuencia cardíaca. Emplear con precaución en pacientes con hepato o nefropatías. En cirugía con hipotermia el bloqueo neuromuscular aumenta y se prolonga su duración. Pueden aumentar el efecto curarizante la deshidratación, hipopotasemia, acidosis, hipercapnia, hipoproteinemia, caquexia, hipocalcemia (luego de transfusiones masivas).

Interacciones.

Se puede disminuir el efecto empleando anticolinesterásicos (neostigmina, edrofonio) o administración previa y prolongada de corticoides antiepilépticos (fenitoína, carbamazepina), teofilina, azatioprina, cloruro de potasio. Puede lograrse aumentar su efecto con varios fármacos: anestésicos volátiles halogenados, antibióticos (aminoglucósidos, tetraciclinas, polipeptídicos, lincosamina), IMAO, alfabloqueantes, litio, bloqueantes cálcicos.

Contraindicaciones.

Antecedentes de hipersensibilidad a los bloqueantes neuromusculares. Evaluar la relación beneficio-riesgo en pacientes con EPOC, taquicardia, deshidratación, desequilibrio hidroelectrolítico o ácido-base.

Interacciones

Rocuronio bromuro interactuando con Donepecilo

Rocuronio bromuro interactuando con Oxicodona

Rocuronio bromuro interactuando con Piperacilina + tazobactam

ISPR

ESMERONMerck Sharp & Dohme, S.A. de C.V.

¿Qué es P.R.Vademécum? CD-ROM Apps Móviles Apéndice Contacto Aviso de Privacidad