TECNOPREN

TECNOFARMA

Denominación genérica: Buprenorfina.
Forma farmacéutica y formulación: Solución. Cada ampolleta contiene: Clorhidrato de buprenorina equivalente a 0,30 mg de buprenorfina. Vehículo cbp 1,0 ml.
Indicaciones terapéuticas: La buprenorfina es un analgésico narcótico indicado en el alivio del dolor de intensidad de moderada a severa, en pacientes en el periodo postoperatorio, traumatismo, infarto agudo del miocardio y con dolor secundario a neoplasias o enfermedades terminales. La buprenorfina en solución inyectable puede utilizarse durante la anestesia general como coadyuvante.
Farmacocinética y farmacodinamia: La buprenorfina administrada por la vía intramuscular se absorbe entre 90% y 100%. La administración IM de 0,3 mg induce analgesia desde los 15 a 30 minutos; el efecto máximo se observa a los 60 minutos. El inicio del efecto es más rápido cuando se utiliza la vía intravenosa. La buprenorfina se une a las proteínas plasmáticas (globulinas alfa y beta) en 96%. Tras su administración intramuscular muestra un volumen de distribución de 148 litros y de alrededor de 97 a 187 litros por vía intravenosa. La buprenorfina sufre extenso metabolismo hepático. La norbuprenorfina (activo) es el principal metabolito producido vía N-dealquilación, medida por el citocromo PA450-3 A4. El aclaramiento de la buprenorfina es dependiente del flujo sanguíneo hepático, el cual se reduce en aproximadamente 30% con la administración conjunta con halotano. La buprenorfina se elimina en 30% por vía renal (1% sin cambio) y el 68% a 71% por las heces. Tras la administración intramuscular de 0.3mg, se observan concentraciones plasmáticas de 2,5, 0,8 y 0,49 ng/ml a los 15, 60 y 120 minutos, respectivamente. Tras la administración intravenosa de 0.3mg, se estimula un tiempo de vida media de eliminación promedio de 2.2 horas. La buprenorfina es un agente narcótico agonista-antagonista opioide con actividad analgésica de larga duración, cuya potencia es de 25 a 40 veces mayor que la morfina. Ejerce efecto analgésico mediante su unión a los receptores opiodes del SNC (al parecer principalmente a los receptores mu). Su actividad antagonista es equivalente a la producida por la naloxona. Se ha reportado que la buprenorfina induce menor dependencia física que otros narcóticos, debido a su actividad agonista-antagonista sobre los receptores opiodes, sin embargo, sus efectos depresores respiratorios y cardiovasculares son similares.
Contraindicaciones: Hipersensibilidad al principio activo y/o analgésicos de acción central, hipertensión intracraneana, depresión del sistema nervioso central, daño hepático y/o renal, intoxicación alcohólica, hipertrofia prostática, embarazo y lactancia, niños menores de 2 años.
Precauciones generales: La buprenorfina debe ser prescrita y administrada con precaución en pacientes con historia de abuso de medicamentos o inestabilidad emocional. La buprenorfina puede producir dependencia física tipo morfina relacionado con un componente de euforia semejante al de los opiodes. La buprenorfina puede causar somnolencia y mareo que pueden potenciarse por otros medicamentos de acción central como el alcohol. Durante el uso de buprenorfina puede ocurrir depresión respiratoria, aun con el uso de dosis terapéuticas. La buprenorfina debe administrarse con precaución en pacientes con disfunción respiratoria, ataques asmáticos agudos, enfermedad pulmonar obstructiva crónica, cor pulmonale, reserva respiratoria significativamente disminuida, depresión respiratoria, hipoxia y/o hipercapnia preexistentes. También se recomienda precaución cuando se administra en pacientes bajo tratamiento con otros medicamentos que causan depresión respiratoria. La buprenorfina debe administrarse con precaución en pacientes con insuficiencia hepática y en aquellos bajo tratamiento con otros medicamentos que disminuyen el metabolismo hepático, como el halotano. La buprenorfina puede aumentar la presión intraluminal del colédoco en grado similar a otros analgésicos opiáceos; deberá administrarse con precaución en pacientes con trastorno de las vías biliares. La buprenorfina debe ser administrada con precaución en pacientes ancianos o debilitados o en aquellos con insuficiencia renal, respiratoria o hepática graves, hipotiroidismo, insuficiencia suprarrenal, depresión del sistema nervioso central o coma, psicosis tóxica, hipertrofia prostática o estenosis uretral, alcoholismo agudo, delirium tremens o xifoescoliosis. La buprenorfina puede elevar la presión de líquido cefalorraquídeo. Este efecto, aunado a depresión respiratoria, puede exagerar la sintomatología en pacientes con traumatismo craneoencefálico, otras lesiones intracraneales o cuando existe aumento de la presión intracraneal. La buprenorfina puede precipitar síntomas de abstinencia en pacientes adictos a los narcóticos. La depresión causada por buprenorfina puede no ser revertida por la administración de naloxona. Se debe advertir a los pacientes ambulatorios que no efectúen tareas potencialmente peligrosas como conducir automóviles u operar maquinaria.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: No se dispone de información suficiente sobre los efectos de la buprenorfina durante el embarazo. La administración en dosis altas al término del embarazo puede inducir depresión respiratoria en neonatos. Su uso crónico durante el último trimestre puede provocar síndrome de abstinencia en los neonatos. Estudios en ratas han mostrado que la buprenorfina puede inhibir la lactancia o la producción de leche. La buprenorfina se secreta en la leche materna. No se administre en el embarazo y lactancia.
Reacciones secundarias y adversas: El uso de la buprenorfina ha sido relacionado con la presentación de eventos adversos que incluyen sedación, náusea, mareo, vértigo, depresión respiratoria y dependencia física y psíquica. Diaforesis, hipotensión, somnolencia, vómito, miosis, cefalea e hipoventilación. Confusión, euforia, debilidad y fatiga, sequedad de boca, nerviosismo, depresión, disartia, parestesias, hipertensión, taquicardia, bradicardia, constipación, disnea, cianosis, prurito, diplopía, alteraciones visuales, retención urinaria, acufenos, conjuntivits, bloqueo de Wenckebach y psicosis. Alucinaciones, síntomas de despersonalización, coma, dispepsia, flatulencia, apnea, rash, temblor y palidez. Anorexia, disforia/agitación psicomotora, crisis convulsivas, pérdida de la coordinación motora, diarrea y urticaria. Se ha reportado hipersensibilidad como rash, urticaria y prurito, broncoespasmo, edema angioneurótico y choque anafiláctico. En pacientes con marcada dependencia a las drogas, la administración inicial de buprenorfina puede producir un síndrome de abstinencia similar al inducido por naloxona. El perfil de seguridad de la buprenorfina en los niños es comparable al de los adultos. Las reacciones adversas graves relacionadas con el uso de la buprenorfina incluyen bradiarritmia, cianosis, disnea, hipertensión, hipotensión, depresión respiratoria y taquiarritmia.
Interacciones medicamentosas y de otro género: El uso concomitante de buprenorfina con fármacos depresores del sistema nervioso central como derivados opioides (analgésicos y antitusivos), antihistamínicos H1 con efectos sedantes, barbitúricos, ansióliticos distintos de las benzodiazepinas, neurolépticos, clonidina y otras sustancias relacionadas puede aumentar la depresión del sistema nervioso central. La combinación con benzodiazepinas puede potenciar la depresión respiratoria de origen central. El uso de buprenorfina en pacientes bajo tratamiento con inhibidores de la monoaminooxidasa puede potenciar sus efectos farmacológicos. Se ha reportado insuficiencia respiratoria y cardiovascular en pacientes que recibieron buprenorfina y diacepam simultáneamente. Se ha reportado púrpura en pacientes que recibieron buprenorfina y fenprocoumon simultáneamente. El ketoconazol puede aumentar los niveles plasmáticos de las concentraciones de buprenorfina y norbuprenorfina. La administración concomitante de buprenorfina con inhibidores del CYP3A4 (ketoconazol, gestodeno, los inhibidores de proteasas de HIV y jugo de toronja) puede disminuir su metabolismo y aumentar los niveles plasmáticos del fármaco. No se ha observado interacción relevante entre la buprenorfina y la cocaína. La administración de buprenorfina en pacientes bajo tratamiento con fármacos opiodes (alfentanil, codeína, etc.) puede precipitar síndrome de abstinencia (calambres abdominales, náusea, vómito, rinorrea, ansiedad, elevación de la temperatura y piloerección).
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Las correspondientes a anemia, disminución de las proteínas totales e incremento en la velocidad de eritrosedimentación globular, las cuales son reversibles al suspender el medicamento. En raras ocasiones disminución de los niveles de fosfatasa alcalina que puede persistir tras la suspensión de la buprenorfina.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: No se han reportado a la fecha efectos carcinogénicos, mutagénicos, teratogénicos o sobre la fertilidad.
Dosis y vía de administración: Adultos: 0,3 a 0,6 mg vía intramuscular o intravenosa lenta, cada 6 a 8 horas. Eventualmente se requieren dosis mayores de 0,6 o intervalos menores a cada 4 horas. La eficacia de 4 mcg/kg de peso ha sido demostrada y puede ser utilizada como recomendación alternativa de dosificación, especialmente en pacientes de peso bajo. Niños entre 2 y 12 años: 3 a 6 mcg/kg de peso cada 6 a 8 horas. Se sugiere sólo administrarla bajo vigilancia médica estrecha y por periodos no mayores de 24 a 48 horas. En pacientes geriátricos se recomienda el uso de dosis de buprenorfina de 0,15 mg cada 6 horas a necesidad.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: Los signos y síntomas de sobredosificación de buprenorfina pueden incluir: somnolencia, náusea y vómito, miosis evidente y depresión del SNC. La depresión respiratoria puede conducir a paro respiratorio y muerte. Si el paciente vomita, debe tenerse precaución para prevenir la aspiración del vómito. En caso de sobredosificación deben adoptarse las medidas de soporte apropiadas y vigilar estrechamente el estado cardíaco y respiratorio del paciente. Debe instituirse tratamiento sintomático de la depresión respiratoria y las medidas habituales de cuidados intensivos. Se debe mantener una vía aérea permeable con asistencia mecánica o respirador si se requiere. El paciente debe transferirse a un ambiente en el que existan los medios para proporcionar una resucitación completa. Puede resultar de utilidad el uso de un antagonista opioide (naloxona), no obstante su modesto efecto, para revertir los síntomas respiratorios de la buprenorfina. Puede utilizarse oxigeno, soluciones parenterales, vasoconstrictores y otras medidas de sostén.
Presentación(es): Caja con 6 ampolletas con 1 ml.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 25°C.
Leyendas de protección: Producto perteneciente al grupo II. Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica, que se retendrá en la farmacia. La administración prolongada aun a dosis terapéuticas puede causar dependencia. No se deje al alcance de los niños. No se use en el embarazo, lactancia, ni en niños menores de 22 años.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en México por: Tecnofarma S.A. de C.V. Brea No. 198, Col. Granjas México, C.P. 08400 México, D.F.
Número de registro del medicamento: 396M2004 SSA II.
Clave de IPPA: 093300CT051253

¿Qué es P.R.Vademécum? CD-ROM Apps Móviles Apéndice Contacto Aviso de Privacidad