ANTREDAMIN

PSICOFARMA

Denominación genérica: Aripiprazol.

Forma farmacéutica y formulación: Tabletas. Cada tableta contiene:
Aripiprazol 10 mg, 15 mg, 20 mg y 30 mg. Excipiente, cbp 1 Tableta
Indicaciones terapéuticas: ANTREDAMIN contiene aripiprazol es un antipsicótico atípico estabilizador de la dopamina, indicado en el tratamiento agudo y de mantenimiento de la esquizofrenia en adultos y niños (13-17 años). Reduciendo los síntomas negativos y positivos. ANTREDAMIN está indicado en el tratamiento de episodios de manía aguda asociado con desorden bipolar 1 en adultos y niños (10-17 años), así como para el mantenimiento de la estabilidad o evitar la recurrencia en pacientes con desorden bipolar 1 con reciente episodio maniaco o mixto. ANTREDAMIN está indicado tanto en monoterapia o en terapia combinada con litio o valproato, para el tratamiento agudo y de mantenimiento de la manía o episodios mixtos asociados (con o sin características psicóticas) al trastorno bipolar con o sin síntomas psicóticos, tanto en niños (10-17 años) como en adultos. ANTREDAMIN se usa como coadyuvante en la terapia antidepresiva para el trastorno depresivo mayor en adultos.
Farmacocinética y farmacodinamia: Aripiprazol es el primero de una nueva clase de fármacos antipsicóticos atípicos conocidos como "sistema de estabilizadores de la dopamina" (DSS por sus siglas en inglés). Los antipsicóticos atípicos son el tratamiento estándar para la esquizofrenia y trastornos relacionados, son las opciones de tratamiento de primera línea para el tratamiento de la psicosis. En comparación con los antipsicóticos tradicionales, aripiprazol tiene una incidencia muy baja de reacciones cardiovasculares, no alarga el intervalo QT. No se ha encontrado evidencia de afectación a la prolactina. Aripiprazol reduce los síntomas negativos y cognitivos de la esquizofrenia, además los efectos extrapiramidales parecen ser menos problemáticos que con otros antipsicóticos. Farmacocinética: Absorción: Aripiprazol tiene una biodisponibilidad del 87%. Su absorción no se ve afectada por los alimentos. En el intervalo de dosis de 5-30 mg, tiene una farmacocinética lineal, proporcional a la dosis administrada. Las concentraciones máximas plasmáticas se alcanzan entre 3-5 horas posteriores a su administración. Las concentraciones en estado de equilibrio se alcanzan 14 días después de administrar la primera dosis. La acumulación del fármaco es predecible con dosis múltiples. Distribución: Se distribuye ampliamente y se une a proteínas plasmáticas en un 99%, principalmente a la albúmina. Su volumen de distribución es de 4.9 L/kg. Metabolismo: Se metaboliza en el hígado a través de tres vías metabólicas: Deshidrogenación, hidroxilación, llevadas a cabo por las isoenzimas CYP3A4 y CYP2D6 y la N-desalquilación, por la isoenzima CYP3A4. Se han identificado dos clases de metabolizadores: Lentos y rápidos. El metabolito activo es el dehidroaripiprazol que representa cerca del 40% del fármaco inalterado en el AUC plasmática, tiene una afinidad por los receptores D2 y parece que contribuye con la actividad farmacológica. Eliminación: Aproximadamente, el 25% de la dosis administrada de aripiprazol y su metabolito se eliminan a través de la orina y el 55% en heces en forma de metabolitos con 18% como fármaco inalterado. La depuración total en niños (6-12 años) es de 0.05-0.11 L/h/kg y en adolescentes (13 a 17 años) es de 0.03-0.07 L/h/kg. La vida media de eliminación del fármaco inalterado es de 75 horas en metabolizadores rápidos y de 146 hrs en metabolizadores lentos en tanto que la vida media de eliminación del metabolito activo es de 94 horas. Farmacodinamia: Aripiprazol es un antagonista parcial de los receptores D1 y D2 de dopamina, lo que significa que actúa como agonista en función de la presencia de dopamina endógena en el entorno del receptor, por lo tanto, se puede esperar que inhiba la actividad dopaminérgica excesiva en la vía mesolímbica, logrando con ello un control de los síntomas positivos de la esquizofrenia. También presenta actividad antagonista sobre los receptores 5-HT2A lo que favorece la mejora de los síntomas negativos, cognitivos depresivos y de ansiedad. Aunque llega a ocupar el 90% de los receptores D2 estríales, no suele originar efectos extrapiramidales, quizá por su acción de agonista parcial que evita un bloqueo completo. El fármaco no afecta a los receptores muscarínicos. Aripiprazol tiene una alta afinidad por el receptor D2. Las acciones en los receptores D2, 5-HT1A y 5-HT 2A se cree que medían la acción antipsicótica de aripiprazol, ya que los datos indican que los sistemas de dopamina y serotonina son importantes en la patología de los síntomas de la esquizofrenia. Aripiprazol tiene una mayor afinidad por los receptores 5-HT1A y 5-HT 2A en relación con el D2, lo que puede explicar una menor propensión del fármaco a causar efectos secundarios extrapiramidales. Las acciones en otros receptores diferentes al D2, 5-HT1A y 5-HT 2A incluyen a los receptores D3, D4, 5-HT2C, 5-HT7, alfa1- adrenérgico e histamina H1, lo que puede explicar algunos efectos clínicos de aripiprazol como hipotensión ortostática y somnolencia. Aripiprazol induce una actividad antipsicótica rápida y sostenida, combina eficacia, seguridad y tolerabilidad; mejorando el cumplimiento del tratamiento por parte de los pacientes; disminuyendo así la tasa de recaídas.
Contraindicaciones: Está contraindicado en caso de hipersensibilidad al aripiprazol y/o componentes de la fórmula. Aripiprazol no está indicado en pacientes con psicosis relacionada con demencia.
Precauciones generales: Durante el tratamiento antipsicótico, la mejoría en las condiciones clínicas del paciente puede tomar algunos días o semanas. Los pacientes deben monitorizarse estrechamente durante este periodo. Se debe vigilar estrechamente a: pacientes deprimidos, a los que han presentado intentos de suicidio y en aquellos en los que se han observado cambios inusuales en el comportamiento, que estén recibiendo aripiprazol, debido a una posible exacerbación de los síntomas, especialmente al inicio de la terapia o durante los periodos de ajuste de la dosis. La posibilidad de un intento de suicidio es inherente a las enfermedades psiquiátricas, al trastorno bipolar y al trastorno depresivo mayor, por lo que la vigilancia cercana de los pacientes de alto riesgo debe acompañar al tratamiento farmacológico. La prescripción de aripiprazol deberá hacerse por la dosis mínima efectiva que permita un buen manejo del paciente, con el propósito de disminuir el riesgo de una sobredosis. Aripiprazol antagoniza a los receptores a1-adrenérgicos por lo que puede causar hipotensión ortostática, se debe vigilar la tensión arterial. Se debe administrar con precaución en pacientes con enfermedad cardiovascular conocida, enfermedad vascular cerebral en condiciones que propicien la hipotensión (deshidratación, hipovolemia, etc) o con historia familiar de prolongación del intervalo QT. También debe ser usado con precaución en pacientes con trastorno convulsivo o en condiciones en las que se pueda disminuir el umbral convulsivo. Como los antipsicóticos afectan varios neurotransmisores que son responsables de la regulación de la temperatura en el hipotálamo, los pacientes que reciben aripiprazol deben evitar la exposición a temperaturas extremas de frío, para prevenir hipotermia, y evitar condiciones que pueden contribuir a una elevación de la temperatura corporal central (p. e., ejercicio extenuante, exposición al calor extremo, ingestión de medicación concomitante con actividad anticolinérgica o alguna condición que pueda conducir a la deshidratación). El riesgo de discinesia tardía se incrementa con el tratamiento a largo plazo por lo que se debe vigilar la aparición de signos y síntomas; en caso de que aparezcan, se debe reducir la dosis de aripiprazol. Dichos síntomas pueden sufrir un deterioro temporal o incluso empeorar, después de haber suspendido el tratamiento. Se debe vigilar la aparición de síndrome neuroléptico maligno, el cual se caracteriza por rigidez muscular, hipertermia, hiperpirexia, inestabilidad autonómica, alteración de la conciencia y niveles de CPK elevados. Otros signos que también se pueden presentar son la elevación de la creatinina-fosfocinasa, mioglobinuria (rabdomiólisis) e insuficiencia renal aguda. En caso de que se presenten estos síntomas, se deberá discontinuar el tratamiento. Trastornos de la motilidad del esófago y aspiración, han sido asociados al consumo de antipsicóticos, por lo que aripiprazol debe administrarse con precaución en pacientes que tienen riesgo de neumonía por aspiración. También se recomienda monitorear y controlar a los pacientes con diabetes mellitus preexistente. Los pacientes de edad avanzada con psicosis asociada con demencia tratados con antipsicóticos atípicos, incluyendo aripiprazol, presentan un riesgo mayor de muerte. Aripiprazol debe administrarse con precaución en los pacientes con enfermedad cardiovascular conocida (antecedentes de infarto del miocardio o de cardiopatía isquémica, insuficiencia cardiaca o trastornos de la conducción), enfermedad vascular cerebral o en condiciones que puedan predisponer a los pacientes a la hipotensión (deshidratación, hipovolemia y el tratamiento con medicamentos antihipertensivos). La seguridad y eficacia de aripiprazol en pacientes menores de 18 años con trastorno depresivo mayor o agitación asociada con esquizofrenia o manía bipolar no han sido establecidas. La seguridad y eficacia en pacientes pediátricos (de 13 a 17 años) con esquizofrenia y pacientes pediátricos (de 10 a 17 años) con manía bipolar se establecieron en las pruebas clínica. Uso geriátrico: Con una dosis única de 15 mg de aripiprazol no hubo efectos farmacocinéticos diferenciales con la edad. Este medicamento puede producir somnolencia y afectar el estado de alerta, por lo que no deberá conducir vehículos automotores ni maquinaria pesada durante su uso.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Está clasificado como categoría C de riesgo para el embarazo. Hasta el momento, la evidencia es insuficiente para establecer la seguridad de su uso en humanos durante el embarazo. Por lo que su administración durante el embarazo, está recomendado, sólo cuando los beneficios para la madre superen los riesgos potenciales para el feto. Se desconoce si aripiprazol o sus metabolitos son excretados en la leche humana, por lo que no se debe emplear durante la lactancia.
Reacciones secundarias y adversas: Efectos cardiovasculares: Frecuentes: Bradiarritmia, hipotensión ortostática, hipertensión, síncope, palpitaciones, taquicardia supraventricular paroxística, prolongación del intervalo QT. Efectos dermatológicos: Raros: Erupción acneiforme, reacciones alérgicas, rash e hiperhidrosis. Efectos metabólicos/endócrinos: Cetoacidosis diabética, hiperglucemia, aumento de la prolactina, lípidos anormales, aumento de peso, diabetes mellitus, coma diabético hiperosmolar. Raros: Hiponatremia, anorexia. Efectos gastrointestinales: Constipación, diarrea, estreñimiento, dismotilidad esofágica y neumonía por aspiración, sequedad de boca, hipersalivación, aumento del apetito, malestar estomacal, náusea, vómito, xerostomía, pancreatitis y disfagia. Efectos hematológicos: Agranulocitosis, leucopenia, neutropenia, trombocitopenia efectos inmunológicos. Raros: Reacción inmune de hipersensibilidad. Efectos musculoesqueléticos: Frecuentes: Artralgia. Raros: Rabdomiólisis, mialgia y rigidez musculoesquelética. Efectos neurológicos: Acatisia, agitación, alteración del habla, convulsiones, enfermedad vascular cerebral, mareo, distonía, enfermedad extrapiramidal, cefalea, insomnio, sedación, convulsiones, somnolencia, letargo, deterioro de la memoria, alteración de la atención, alteración del habla, discinesia tardía, ataque isquémico temporal, temblores y trastorno extrapiramidal. Efectos oftalmológicos: Visión borrosa, fotofobia. Efectos psiquiátricos: Agitación, ansiedad, nerviosismo, intranquilidad, conducta suicida y cambios no usuales de comportamiento, insomnio, inquietud, anorgasmia. Efectos respiratorios: Hipo e infección respiratoria superior. Raros: Neumonía por aspiración. Efectos hepatobiliares: Raros: Hepatitis e ictericia. Otros efectos: Fatiga, astenia, aumento de temperatura corporal, nerviosismo, edema periférico y dolor torácico. Raros: Priapismo, síndrome neuroléptico maligno.
Interacciones medicamentosas y de otro género: Carbamazepina: Su uso concomitante disminuye un 70% las concentraciones plasmáticas de aripiprazol, por lo que se recomienda reajustar la dosis de éste. Hidromorfona: Su uso concomitante incrementa los efectos depresores sobre el SNC. Quinidina: Su uso concomitante aumenta la AUC de aripiprazol en 107%, mientras que la Cmáx no varía. El AUC y la Cmáx de dehidro-aripiprazol, el metabolito activo, disminuyeron un 32% y un 47%, respectivamente. Se recomienda reducir un 50% la dosis de aripiprazol. Ketoconazol: Su uso concomitante aumenta el AUC y la Cmáx de aripiprazol en 63% y 37%, respectivamente, también incrementa el AUC y la Cmáx de dehidro-aripiprazol en 77% y 43%, respectivamente. La dosis de aripiprazol se debe reducir a la mitad de la dosis prescrita. Itraconazol: Su uso concomitante puede incrementar las concentraciones plasmáticas de aripiprazol, se recomienda reducir un 50% la dosis de aripiprazol. Inhibidores de la proteasa (p. e., captopril): El uso en concomitante puede incrementar las concentraciones plasmáticas de aripiprazol, se aconseja reducir un 50% la dosis de aripiprazol. Litio, valproato, lamotrigina escitalopram, venlafaxina, fluoxetina, paroxetina, sertralina.: No tienen efectos clínicamente significativos sobre la farmacocinética de aripiprazol. Dextrometorfano, warfarina, omeprazol.: Aripiprazol no tiene efectos clínicamente significativos sobre su metabolismo. Etanol y otros depresores del sistema nervioso central.: El uso concomitante puede incrementar los efectos aditivos sobre el SNC. Considerando los efectos primordiales de aripiprazol sobre el SNC, debe tenerse precaución cuando se administre aripiprazol en combinación con otros fármacos que actúan a nivel central.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Una comparación entre grupos de aripiprazol y de placebo en la proporción de pacientes que experimentaron cambios clínicos significativos de los parámetros de laboratorio de rutina, no mostró diferencias medicamente importantes.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Hasta la fecha no existen reportes acerca de carcinogenicidad, mutagenicidad, teratogénesis y sobre la fertilidad con aripiprazol.
Dosis y vía de administración: Oral. Tratamiento de la esquizofrenia: Adultos: La dosis recomendada de inicio de aripiprazol es de 10 o 15 mg/día con una dosis de mantenimiento de 15 mg/día administrada como una única dosis diaria independientemente de las comidas. Es eficaz en un intervalo de dosis de 10 a 30 mg/día. No se ha demostrado un aumento en su eficacia con dosis mayores a la dosis diaria de 15 mg, aunque algunos pacientes podrían necesitar dosis mayores. La dosis máxima diaria no deberá exceder 30 mg/día. Cuando se administra conjuntamente aripiprazol con potentes inhibidores de CYP3A4 debe reducirse la dosis del fármaco, aumentándola una vez discontinuada la administración de dichos inhibidores CYP3A4 ó CYP2D6. Por el contrario, cuando éste se administra conjuntamente con potentes inductores de CYP3A4, la dosis debe aumentarse. Cuando se deje el tratamiento combinado con inductores de CYP3A4 la dosis de aripiprazol debe entonces reducirse a la dosis recomendada. Niños (13-17 años): La dosis recomendada es de 10 mg/día administrados una vez al día con o sin alimentos. Se recomienda iniciar el tratamiento con 2 mg, el cual debe ser ajustado a 5 mg después de 2 días y a la dosis objetivo de 10 mg después de 2 días adicionales. Los aumentos subsecuentes de la dosis deberán tener lugar en incrementos de 5 mg. La eficacia de Aripiprazol como tratamiento de mantenimiento para la esquizofrenia en la población pediátrica no ha sido evaluada. Se recomienda que los pacientes que respondan al tratamiento continúen con el mismo más allá de la respuesta aguda, pero utilizando la dosis más baja necesaria para mantener la remisión. Los pacientes deberán ser reevaluados periódicamente para determinar la necesidad del tratamiento de mantenimiento. Tratamiento de manía o episodios mixtos de trastorno bipolar: Adultos: Iniciar con 15 mg una vez al día y aumentar a 30 mg de acuerdo a la respuesta clínica. Los ajustes a la dosis deberán tener lugar a intervalos de no menos de 24 horas. Los estudios clínicos han demostrado la eficacia antimaniaca (3-12 semanas) de dosis de 15 ó 30 mg/día. La seguridad de las dosis por encima de 30 mg/día no ha sido evaluada en estudios clínicos. Niños 10 -17 años: La dosis objetivo recomendada es de 10 mg/día administrados una vez al día con o sin alimento. Se recomienda iniciar con 2 mg, incrementar a 5 mg/día después de 2 días, posteriormente aumentar a 10 mg (los reajustes de las dosis deben ser cada dos días). Terapia adjunta con litio o valproato-adultos: Se deberá administrar una vez al día con o sin alimentos. La dosis inicial y objetivo recomendada como terapia adjunta al litio o al valproato es de 15 mg administrados una vez al día. La dosis puede ser incrementada a 30 mg/día con base en la respuesta clínica. Terapia adjunta con litio o valproato-niños (10-17 años): La dosis objetivo recomendada es de 10 mg/día administrados una vez al día con o sin alimentos. La dosis diaria inicial recomendada es de 2 mg, la cual debe ser ajustada a 5 mg después de 2 días y a la dosis objetivo de 10 mg después de 2 días adicionales. Los aumentos subsecuentes de la dosis deberán tener lugar en incrementos de 5 mg. Como adyuvante en el tratamiento de depresión: Adultos: La dosis inicial recomendada es de 2-5 mg como adyuvante de la terapia antidepresiva. Los ajustes de la dosis son hasta de 5 mg en intervalos no menores de 1 semana cada uno. El rango de dosis efectiva es de 2-15 mg. La dosis diaria máxima de aripiprazol es de 30 mg. Ajuste de dosis en poblaciones especiales: Insuficiencia hepática, Insuficiencia renal, pacientes geriátricos y por género (masculino o femenino): No se requiere ajuste de dosis en este tipo de pacientes. Pacientes que toman medicamentos que se metabolizan en el sistema CYP2D6 o 3A4: Cuando ocurre la administración concomitante de aripiprazol con potentes inhibidores CYP3A4 ó CYP2D6, la dosis de aripiprazol debe reducirse a la mitad de la dosis usual. Debe aumentarse la dosis de aripiprazol cuando se suspende de la terapia combinada el inhibidor CYP3A4 ó CYP2D6. Pacientes que toman aripiprazol concomitantemente con un potente inductor CYP3A4: Cuando a la terapia de aripiprazol se agrega un potente inductor CYP3A4, la dosis de aripiprazol debe duplicarse. El aumento de la dosis adicional del aripiprazol debe basarse en una evaluación clínica. Debe reducirse la dosis de aripiprazol cuando se suspende de la terapia combinada el inductor CYP3A4. Se debe tomar en consideración la posibilidad de reducir la dosis diaria de aripiprazol en pacientes que toman múltiples medicamentos concomitantes que inhiben las enzimas CYP3A4 y CYP2D6.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental (antídotos): La sobredosis aguda con aripiprazol fue registrada con dosis estimadas mayores de 1,260 mg, o más altas sin ser fatales. En la sobredosis con aripiprazol los eventos reportados incluyen vómito, somnolencia y taquicardia. Existen reportes de sobredosis accidental en niños (a dosis mayores de 195 mg), los síntomas incluyen: pérdida temporal de la conciencia, sin ser fatales. Tratamiento: El tratamiento de la sobredosis debe concentrarse en una terapia de sostén, manteniendo una adecuada aireación, oxigenación y ventilación, y tratamiento sintomático. Se debe considerar la posibilidad de interacción con otros medicamentos. Entonces, se debe empezar inmediatamente la monitorización cardiovascular y se debe incluir la monitorización electrocardiográfica continua para detectar posibles arritmias. En cualquier confirmación o sospecha de sobredosis con aripiprazol, el monitoreo y supervisión médica debe hacerse hasta la recuperación del paciente. Carbón activado (50 g) administrado una hora después de aripiprazol, disminuyó la Cmax en 41% y el AUC de aripiprazol en el 51%, esto sugiere que el carbón puede ser eficaz en el tratamiento de la sobredosis. Aunque no hay información sobre los efectos de la hemodiálisis al tratar una sobredosis de aripiprazol, es improbable que sea útil en el tratamiento de la sobredosis dado que aripiprazol presenta una fuerte unión a proteínas plasmáticas.
Presentacion(es): Caja con 10, 20 o 30 tabletas con 10 mg. Caja con 10, 20 o 30 tabletas con 15 mg. Caja con 10, 20 o 30 tabletas con 20 mg. Caja con 10, 20 o 30 tabletas con 30 mg.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a no más de 30°C.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. Reporte las sospechas de reacción adversa al correo farmacovigilancia@cofepris.gob.mx. Su uso en el embarazo queda bajo la responsabilidad del médico. No se use durante la lactancia, ni en menores de 18 años. No se administre junto con bebidas alcohólicas. Este medicamento puede producir somnolencia y afectar el estado de alerta, por lo que no deberá conducir vehículos automotores ni maquinaria pesada durante su uso. Prohibida la venta fraccionada del producto.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en México por: NEOLPHARMA, S. A. DE C. V. Blvd. de los Ferrocarriles No. 277, Col. Industrial Vallejo, C. P. 02300, Deleg. Azcapotzalco, D. F., México. Distribuido por: PSICOFARMA, S. A. DE C. V. Calz. Tlalpan No. 4369, Col. Toriello Guerra, C. P. 14050, Deleg. Tlalpan, D. F., México.
Número de registro del medicamento: 043M2015 SSA IV

Principios Activos de Antredamin

Patologías de Antredamin

Laboratorio que produce Antredamin