AVONEX®

STENDHAL

Denominación genérica: Interferón beta-1a.

Forma farmacéutica y formulación: Solución inyectable: El frasco ámpula con liofilizado contiene: Interferón beta-1a (30 mg) 6.000.000 UI. La jeringa preparada con diluyente contiene 1,0 ml. Cada jeringa prellenada de 0,5 ml contiene: Interferón beta-1a (30 mg) 6.000.000 UI. Agua inyectable cbp 0,5 ml.
Indicaciones terapéuticas: Indicado en el tratamiento de los diferentes tipos de esclerosis múltiple con el propósito de reducir la progresión de la discapacidad física, el daño transaxonal y la atrofia cerebral causada por la esclerosis múltiple, además de disminuir la frecuencia de exacerbaciones clínicas. AVONEX® es el único interferón beta-1a aprobado en la indicación para tratamiento de pacientes con un primer episodio clínico y/o evento aislado desmielinizante con estudio de resonancia magnética positivo a lesiones desmielinizantes. Se ha utilizado en pacientes con la variante crónica progresiva (sin secundaria progresiva) con remisión y sin remisión.
Farmacocinética y farmacodinamia: El interferón beta-1a es producido por tecnología de ADN recombinante. Los interferones pertenecen a una familia de proteínas y glucoproteínas que son producidas de manera natural por las células eucariotas, en respuesta a infecciones virales y otros inductores biológicos. El interferón beta es producido por varios tipos celulares, incluyendo fibroblastos y macrófagos. El interferón beta natural y el interferón beta-1a intramuscular están glucosilados; cada uno contiene una sola molécula de carbohidratos compleja, unida a N. La glucosilación de otras proteínas se sabe que afecta su estabilidad, actividad, biodistribución y vida media en sangre. Sin embargo, los efectos de la glucosilación del interferón beta sobre esas proteínas no han sido definidas completamente. Actividad biológica: los interferones son citokinas que median actividades antivirales, antiproliferativas e inmunomoduladoras, en respuesta a infecciones virales y otros inductores biológicos. Se han destacado tres interferones principales: alfa, beta y gamma; los dos primeros constituyen la clase Tipo I de interferones y el tercero, el Tipo II; todos ellos tienen una actividad biológica que se traslapa, pero que es claramente distintiva. El interferón beta-1a es una glucoproteína con 166 aminoácidos con peso molecular aproximado de 22,500 Dalton. Es producida por células de mamífero (células de ovario del hamster chino) dentro del cual se ha introducido el interferón humano. El interferón ejerce sus efectos biológicos por unirse a receptores específicos sobre la superficie de las células humanas y al estabilizar el endotelio vascular en la barrera hematoencefálica. Tal unión inicia una cascada compleja de eventos intracelulares que llevan a la expresión de numerosos productos de genes y marcadores inducidos por interferón, entre los que se incluye 2', 5'-oligoadenilato sintetasa, B2-microglobulina y neopterina, y que han sido medidos en el suero y la fracción celular de la sangre colectada de pacientes tratados con AVONEX® (interferón beta-1a). Las proteínas específicas inducidas por interferón y los mecanismos por los cuales AVONEX® (interferón beta-1a) ejercen sus efectos en la esclerosis múltiple no han sido definidos totalmente. La elevación sérica de la IL-10 ocurre 48 horas después de la aplicación intramuscular de AVONEX® y permanece elevada durante una semana. Farmacocinética: en la tabla 1 se comparan los parámetros farmacocinéticos de AVONEX® (interferón beta-1a) después de administrada una dosis de 60 mcg por vía IM o SC en voluntarios sanos. Después de una dosis IM, los niveles séricos de interferón beta-1a llegan a un valor máximo entre 3 y 15 horas; y luego declinan a una velocidad consistente con una vida media de eliminación de 10 horas. Los niveles séricos de interferón beta-1a pueden ser sostenidos después de la administración IM, debido a una absorción prolongada. La exposición sistémica, determinada por los valores del ABC y Cmáx, es mayor por la vía intramuscular que la subcutánea.


Los marcadores de respuesta biológica (por ejemplo, neopterina y B2-microglobulina) son inducidos por el interferón beta-1a después de la administración intramuscular de 15 a 75 mcg en sujetos sanos y en los pacientes tratados. Los niveles de los marcadores de respuesta biológica aumentan dentro de 12 horas pos-dosis y permanecen aumentados durante cuatro días, por lo menos. Se desconocen las relaciones séricas de los niveles de interferón beta-1a o de los niveles de estos marcadores de respuesta biológica inducidos con los mecanismos por los cuales AVONEX® (interferón beta-1a) ejerce sus efectos en la esclerosis múltiple. Estudios clínicos: los efectos clínicos de interferón beta-1a (INF Beta-1a) en esclerosis múltiple fueron determinados en un estudio clínico aleatorizado, multicéntrico, doble-ciego, controlado con placebo, en pacientes con esclerosis múltiple remitente-recurrente. De 301 pacientes incluidos, 158 pacientes recibieron 6 millones de UI (30mg) de INF Beta-1a y 143 pacientes placebo, por vía IM semanalmente. Los pacientes estuvieron en el ensayo durante medio año a dos años y siguieron inyectándose hasta completar el estudio; 282 pacientes completaron un año del estudio y 172 durante dos años. De los que recibieron INF Beta-1a, 144 fueron tratados por más de un año, 115 por más de 18 meses y 82 por dos años. Todos los pacientes tenían un diagnóstico definido de esclerosis múltiple de un año de duración, y 3 exacerbaciones antes de ingresar al estudio por lo menos (o una por año). Al ingreso estaban sin exacerbación (2 meses anteriores) y tuvieron la Escala de Kurtzke en un rango de 1 a 3.5 (EDSS). Se excluyeron pacientes con esclerosis múltiple progresiva crónica. En primer lugar se valoró el tiempo de progreso de la discapacidad medida como un incremento en la EDSS de 1.0, al menos, sostenida durante 6 meses. Un aumento en EDSS refleja acumulación de la discapacidad. Este punto final se usó para asegurar que la progresión y en forma secundaria la frecuencia de exacerbaciones y los resultados de la resonancia magnética y exámenes, incluyendo número y volumen de lesiones aumentadas - (Gd) gadolinio y volumen de lesión pesado por T2 (densidad de protones). Los objetivos secundarios agregaron dos pruebas de función de las extremidad superiores (probado en ambos brazos) y tres de las extremidades inferiores 23 a 301 pacientes (5%) discontinuaron el tratamiento prematuramente; de éstos un paciente tratado con el placebo (1%) y 4 (6%) que recibieron AVONEX® abandonaron el estudio por efectos adversos; 13 pacientes siguieron en el estudio y fueron evaluados para los objetivos clínicos finales. El estudio demostró una tasa de reducción de la progresión a dos años del 37% en los pacientes tratados con AVONEX® a diferencia de los tratados con placebo. Reducción del 32% en la tasa de recaídas a dos años en el grupo tratado con AVONEX®. Reducción del deterioro cognoscitivo del 42% en el grupo tratado con AVONEX®. Una reducción del 55% en la tasa de progresión de la atrofia cerebral a dos años en el grupo tratado con AVONEX®. Un 75% de reducción de las lesiones vistas en la resonancia magnética de cráneo en el T1 con gadolinio en el grupo tratado con AVONEX®. El 93% de los pacientes terminaron el estudio, demostrando un 93% de adherencia al tratamiento. De las pruebas de función de las extremidades, sólo una demostró una diferencia estadísticamente significativa entre los grupos de tratamiento (favoreciendo al grupo AVONEX®) (Ver Tabla 2). No se conocen la eficacia y seguridad del tratamiento con AVONEX® más allá de dos años.


Contraindicaciones: Interferón beta-1a (AVONEX®) está contraindicado en pacientes con una historia de hipersensibilidad a interferón beta-1a, natural o recombinante, albúmina humana o cualquier otro componente de la fórmula farmacéutica, incluso al hule natural seco.
Precauciones generales: Alerta: depresión y suicidio: el interferón beta-1a se debe usar con precaución en pacientes con depresión. Se ha informado de depresión y suicidio en pacientes que reciben otros compuestos de interferones. Se sabe que la depresión e ideas suicidas ocurren con una frecuencia elevada en la población con esclerosis múltiple. No se ha establecido una relación entre la aparición de depresión e ideas suicidas y el uso de AVONEX®. Se observó una incidencia igual en la depresión entre pacientes tratados con AVONEX® o con placebo, en estudios controlados sobre la esclerosis múltiple. Se debe pedir a los pacientes tratados con AVONEX® que informen inmediatamente a su médico tratante sobre la aparición de cualquier síntoma de depresión o de ideas suicidas. Si un paciente desarrolla depresión, se debe considerar la suspensión del tratamiento con AVONEX®. Se debe tener precaución cuando se administre interferón beta-1a a pacientes con trastornos convulsivos y/o psiquiátricos pre-existentes. En estudios controlados, cuatro pacientes que recibieron interferón beta-1a presentaron convulsiones (ninguno en el grupo que recibió placebo); tres no tenían antecedentes de convulsiones. Existen reportes post-comercialización de depresión e ideación suicida, o del desarrollo de nuevos síntomas psiquiátricos. Se desconoce si tal efecto tiene relación sólo con la esclerosis múltiple, con AVONEX® o con ambos. Se ha considerado que a mayor dosis de interferón beta el riesgo de estos eventos adversos es mayor. En casos sin convulsiones previas que presentaron convulsiones, se debe establecer una base etiológica e instituir el tratamiento anticonvulsivante apropiado antes de considerar reiniciar el tratamiento con AVONEX® en el manejo médico de los pacientes con trastorno convulsivo. Los pacientes con enfermedad cardíaca como angina, insuficiencia cardíaca congestiva o arritmias, deben ser monitorizados estrechamente en busca de agravación de su condición clínica, al momento de iniciar el tratamiento con interferón beta-1a, a pesar de saber que éste carece de toxicidad cardíaca directa; sin embargo, las molestias del síndrome gripal que produce el AVONEX® pueden ser estresantes para los pacientes con condiciones cardíacas severas. Se ha reportado que en algunos casos de pacientes en tratamiento con AVONEX® (INF Beta) la posibilidad de causar lesión hepática severa, incluso falla hepática. Elevación asintomática de transaminasas hepáticas. En algunos casos, estos eventos se han relacionado con la presencia de otros fármacos asociados que pueden causar daño hepático. El riesgo potencial de los (INF Beta) como AVONEX®, al ser utilizados en combinación con fármacos hepatotóxicos conocidos u otros productos (ej. alcohol) debe ser considerado previo inicio del tratamiento. Los pacientes deben ser monitorizados por signos de lesión hepática (pruebas de laboratorio). Este tipo de efecto adverso es considerado como de clase o grupo de medicamentos, ya que cualquier interferón beta lo puede causar. Reportes post-comercialización relacionados con el uso del interferón beta mencionan el riesgo de trombocitopenia, hiper e hipotiroidismo y cambios en la biometría hemática. Por lo anterior, debe el médico tratante mantener un esquema de vigilancia y monitoreo estrecho, los primeros tres meses en forma mensual, los siguientes nueve meses de forma trimestral, y posteriormente semestral. Anafilaxis: casos de anafilaxis han sido raramente reportados con el uso de los interferones beta-1a. Otro tipo de reacciones alérgicas se han incluido en el apartado de reacciones secundarias como son: disnea, rash cutáneo y urticaria. Reducción en el conteo de sangre periférica: la reducción en el conteo celular hemática incluye: pancitopenia y trombocitopenia, esto reportado en estudios post-marketing se debe monitorizar signos de alteración hematológica. Crisis epilépticas: se debe tener precaución si se administra interferón beta-1a en pacientes con crisis epilépticas pre-existentes en 2 estudios comparado con placebo en esclerosis múltiple, 4 pacientes que recibieron interferón beta-1a presentaron crisis de tipo epiléptico. Los pacientes en el grupo placebo no lo presentaron. No se especifica si las crisis epilépticas tuvieron relación con las lesiones causadas por la esclerosis múltiple o por el fármaco. Cardiopatía e insuficiencia cardíaca congénita: pacientes con enfermedad cardíaca, tal como: angina, falla cardíaca congestiva y arritmia, deberán ser monitorizadas en forma muy cercana, por riesgo a empeoramiento de su condición. El interferón beta-1a no tiene ninguna acción directa en la toxicidad cardíaca. Trastornos autoinmunes: múltiples alteraciones autoinmunes que se han reportado post-comercialización, incluyen: trombocitopenia, hiper e hipotiroidismo y casos raros de hepatitis. Debe ser monitorizado los signos de estos trastornos en forma apropiada. Inmunogenicidad: los pacientes pueden desarrollar anticuerpos contra interferón beta 1a. Los anticuerpos de algunos de estos pacientes reducen la actividad del interferón beta-1a in vitro (anticuerpos neutralizantes). Los anticuerpos neutralizantes están asociados con la reducción in vivo de los efectos biológicos del interferón beta-1a y puede estar potencialmente asociado con la reducción de la eficacia clínica. Se estima que el plateau para la incidencia de anticuerpos nuetralizantes se alcanza después de 12 meses de tratamiento. La información de estudios en pacientes tratados hasta dos años con interferón beta-1a sugiere que aproximadamente el 8% de ellos desarrolla anticuerpos neutralizantes con AVONEX®. Precauciones para su uso: la tapa de la jeringa prellenado contiene hule natural seco, lo cual puede causar reacciones alérgicas.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Embarazo: categoría C. No se ha estudiado la toxicidad del interferón beta-1a en la reproducción en animales ni en humanos. En monas preñadas, dosis 100 veces mayores que las recomendadas para el humano semanalmente (con base en área de superficie), no produjo efectos teratogénicos ni otros efectos adversos sobre el desarrollo fetal; sin embargo, fue evidente un efecto abortivo luego de 3 a 5 dosis de esta magnitud. Pero no fue abortivo en monas que recibieron el doble de la dosis humana semanal (con base en área de superficie). Se desconoce si produce efectos teratogénicos en humanos. No hay estudios adecuados ni bien controlados con interferones en mujeres embarazadas. Si una mujer llega a embarazarse o planea embarazarse mientras usa AVONEX®, se le deben de informar los riesgos potenciales para el feto y se debe recomendar que suspenda el uso de interferón beta-1a. Se desconoce si el interferón beta-1a se excreta en la leche humana. Debido a su potencial de reacciones adversas serias en niños lactantes, se debe tomar la decisión de discontinuar la lactancia o discontinuar el interferón beta-1a. No se han establecido la seguridad ni la eficacia en pacientes menores de 18 años de edad ni en mayores de 65 años de edad.
Reacciones secundarias y adversas: Depresión, ideación suicida, y la presencia de nuevos síntomas o empeoramiento de los síntomas psiquiátricos, se han reportado en estudios post-comercialización, en los compuestos que tienen interferón beta incluyendo AVONEX®. En un estudio, un paciente con placebo intentó suicidarse, en cambio ninguno de los que recibieron AVONEX® lo intentó. La incidencia de depresión fue igual en ambos grupos. La incidencia de los diferentes eventos adversos con AVONEX® es de por lo menos 2% en su frecuencia más elevada. Los datos de seguridad con el uso de AVONEX® están basados en el estudio controlado con placebo, en el que 158 pacientes aleatorizados fueron tratados por hasta dos años. Los cinco efectos adversos más comunes con el uso de interferón beta-1a fueron: dolor muscular, fiebre, calosfrío, astenia y los de un síndrome gripal cuya incidencia disminuye al continuar el tratamiento. En cuatro pacientes que recibieron interferón beta-1a se presentaron convulsiones, tres no tenían antecedentes y no se conoce si este evento estuvo relacionado con la esclerosis múltiple o con AVONEX®, o la combinación de ambos. Cefalea (58%), síndrome gripal (49%)*, dolor (23%), fiebre (20%)*, astenia (24%), calosfrío (19%)*, infección (7%), dolor abdominal (8%); dolor torácico (5%), reacción en el sitio de inyección (3%), malestar (4%); inflamación en el sitio de inyección (6%), reacción de hipersensibilidad (3%); quistes de ovario (3%); síncope (4%), vasodilatación (4%); náusea (23%), diarrea (16%), dispepsia (11%), anorexia (7%); anemia (4%)*, eosinófilos ≥10% (5%), hematocrito (hombres ≤32%, mujeres ≤37%), equimosis en el sitio de inyección (6%); aumento de transaminasa glutámico oxalacítica (3%); dolor muscular (23%)*, artralgia (9%); dificultad para dormir (19%), mareo (15%), espasmo muscular (7%), tendencia suicida (4%), convulsión (3%); trastornos del habla (3%), ataxia (2%); infección del tracto respiratorio superior (14%), sinusitis (14%), disnea (6%), urticaria (5%), alopecia (4%), nevos (7%), herpes zoster (3%), herpes simple (2%); otitis media (6%), disminución de la audición (3%), vaginitis (4%), depresión (18%), bronquitis (8%), infección urinaria (17%), uroanálisis anormal (3%), trastorno ocular (4%), migraña (5%). Se les ha asociado significativamente con el uso terapéutico de AVONEX® (interferón beta-1a) (P ≤0.05). Reporte de reacciones adversas en la experiencia post-comercialización: la más alta incidencia de reacciones adversas asociadas con interferón beta-1a, está relacionada síndrome gripal. Este síndrome se observa fundamentalmente al inicio del tratamiento y disminuye conforme se continúa. Trastornos hematológicos/linfáticos: pancitopenia, trombocitopénia. Trastornos del sistema inmune: anafilaxis, reacciones alérgicas, urticaria. Trastornos endocrinos: hipotiroidismo e hipertiroidismo. Trastornos nutricionales y metabólicos: anorexia. Trastornos psiquiátricos: ideación suicida, depresión, ansiedad, confusión, labilidad emocional, psicosis e insomnio. Trastornos sistema nervioso: vértigo, parestesia, crisis epilépticas y síncopes. Trastornos cardíacos: arritmia, cardiomiopatía, insuficiencia cardíaca congestiva, dolor torácico, palpitaciones y taquicardia. Trastornos vasculares: vasodilatación. Trastornos respiratorios: disnea. Trastornos gastrointestinales: diarrea, náusea y vómito. Trastornos hepatobiliares: insuficiencia hepática, anormalidad en el funcionamiento hepático, hepatitis, hepatitis autoinmune. Se han reportado en postmercadeo casos de lesión hepática que incluye elevación de los niveles séricos de enzimas hepáticas. En algunos pacientes han ocurrido la recurrencia de niveles séricos elevados de enzimas hepáticas, con la re-exposición a interferón beta-1a. En algunos casos estos eventos han ocurrido en presencia de otros fármacos que han sido asociados con lesión hepática. El potencial de los efectos aditivos de varios fármacos o de otros agentes hepatotóxicos no se ha determinado (ej: alcohol). Los pacientes deben ser monitoreados sobre signos de daño hepático y se debe tener precaución cuando se utiliza interferón beta-1a concomitante con otros fármacos asociados con daño hepático. Trastornos músculo-esqueléticos: altrargia, artritis, dolor músculo-esquelético, debilidad muscular severa, hipertrofia. Trastornos en mamas y sistema reproductivo: menorragia y metrorragia. Trastornos generales y condiciones en el sitio de administración: reacción en sitio de aplicación, dolor, inflamación, en raros casos abscesos, celulitis que pueden llegar a requerir algún procedimiento quirúrgico. En investigación: reducción del conteo de sangre periférica en todas las líneas celulares. Desarrollo de anticuerpos neutralizantes al interferón beta: actualmente, se sabe que los NAbs elevados y persistentes bloquean la actividad terapéutica de los productos biológicos, por lo que es preferible usar productos con la menor inmunogenicidad. AVONEX® es el interferón que en la mayoría de los estudios comparativos entre interferones beta resulta con la menor inmunogenicidad lo que es igual a mayor seguridad y eficacia desde el inicio. Esto se traduce en menor generación de anticuerpos neutralizantes (NAbs), con un 2% y con un porcentaje de reducción progresiva en la producción de NAbs del 24% al 8%.
Interacciones medicamentosas y de otro género: En estudios controlados con placebo, se han administrado corticoesteroides y ACTH para tratar las exacerbaciones en algunos pacientes que recibían AVONEX®; además, algunos también recibieron tratamiento antidepresivo y anticonceptivos orales. No se asociaron efectos adversos inesperados con estos tratamientos concomitantes. Se ha observado que otros interferones reducen el metabolismo de fármacos que son biotransformados por oxidadas de la familia del citocromo P450; sin embargo, no se han realizado estudios formales sobre el metabolismo hepático de fármacos y AVONEX®. Los microsomas hepáticos aislados de monos Rhesus tratados con interferón beta-1a no mostraron influencia de AVONEX® sobre la actividad enzimática metabólica del citocromo P450. Igual que con otros interferones, se requiere el monitoreo apropiado de los pacientes cuando el interferón beta-1a se administra conjuntamente con agentes mielosupresores.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Además de las pruebas de laboratorio que normalmente son requeridas para el monitoreo de los pacientes con esclerosis múltiple, durante la administración de interferón beta-1a se recomienda practicar pruebas sanguíneas completas (BH, leucocitos, plaquetas), química sanguínea y pruebas funcionales hepáticas durante estudios controlados con placebo, estas pruebas se realizaron cada seis meses, por lo menos. No hubo diferencias significativas entre los grupos con placebo y AVONEX®, respecto a la incidencia de la elevación de enzimas hepáticas, leucopenia o trombocitopenia. Sin embargo, se sabe que con el uso de interferones existen anormalidades de laboratorio, de manera dosis-dependiente asociadas con el uso de interferones. Los pacientes con mielosupresión requieren de vigilancia más estrecha a través de biometría hemática completa, con cuenta diferencial y plaquetas.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: No hay datos disponibles sobre carcinogenicidad del interferón beta-1a en animales ni en humanos; asimismo, interferón beta-1a no resultó mutagénico en la prueba bacteriana de Ames, ni en el ensayo citogénico in vitro con linfocitos humanos en presencia y ausencia de activación metabólica; ensayos que son diseñados para detectar agentes que interactúan directamente y causan daño al DNA celular. El interferón beta-1a es una proteína glucosilada que no se une directamente al DNA. No se han realizado estudios para evaluar los efectos del interferón beta-1a sobre la fertilidad en mujeres normales, ni en las que padecen esclerosis múltiple; se desconoce si el interferón beta-1a puede afectar la capacidad reproductora humana. En monas, dosis 100 veces mayores a las recomendadas para el ser humano, en función de área de superficie corporal, han provocado irregularidades menstruales, anovulación y reducción de los niveles séricos de progesterona, de manera transitoria, al discontinuar el fármaco. El tratamiento de monas con interferón beta, en dosis dos veces mayores de la dosis semanal para el humano (con base en la comparación por área de superficie corporal) no tuvo efectos sobre la duración del ciclo ni la ovulación. En los estudios controlados hasta 6% de las pacientes que recibieron placebo y 5% de las que recibieron AVONEX® presentaron trastornos menstruales; en caso de que éstos se presenten, se desconoce qué tanto persisten al continuar el tratamiento. No hay estudios bien controlados de interferón en mujeres embarazadas. Si la paciente desea embarazarse o se embaraza se le debe dar la información necesaria acerca de la toxicidad del interferón para el producto. Lactancia: no se conoce en que forma se excreta el interferón beta-1a en la leche humana. Debido a la posibilidad de reacción adversa en niños lactantes maternos, la decisión debe ser el suspender la lactancia o suspender el interferón beta-1a. Uso pediátrico: es limitada la experiencia postcomercialización del interferón beta-1a en la población pediátrica. No debe ser utilizado en niños sin una evaluación cuidadosa del riesgo-beneficio.
Dosis y vía de administración: La dosis recomendada de interferón beta-1a para el tratamiento de esclerosis múltiple es de 30mg (6 millones de UI), IM, una vez cada semana. Se recomienda que se use bajo guía y supervisión del médico. El paciente puede autoinyectarse sólo si su médico determina que ello es apropiado y bajo seguimiento médico, se es necesario, luego de un entrenamiento sobre la técnica de inyección IM. Reconstrucción e inyección: lea completamente estas instrucciones antes de iniciar el procedimiento. Lávese las manos antes de preparar el medicamento y después que haya sido administrado. Permita que el vial de AVONEX® (interferón beta-1a) y la jeringa prellenada o el vial con el diluyente alcancen la temperatura ambiente. Reconstituya el AVONEX® utilizando técnica estéril, como se indica adelante: serán necesarios los siguientes materiales: Vial de AVONEX® (interferón beta-1a) BioSet. Jeringa prellenada o vial de diluyente (1ml). Alcohol con algodón para limpieza (limpiar frotando). Las siguientes son las instrucciones precisas para la persona que va a preparar y aplicar AVONEX® BioSet. Preparación BioSet: cada envase de AVONEX®, incluye una dosis del medicamento, contenida en un vial con dispositivo BioSet, una jeringa precargada con agua inyectable y una aguja para la inyección. Es una buena idea tener preparados algodones con alcohol y, si fueran necesarias, curitas. Después de lavarse las manos, busque una superficie limpia para colocar los componentes del envase. Elimine con cuidado la tapa del envase de una dosis, utilizando las aberturas como ayuda. Coloque el contenido del envase sobre la superficie. Reconstitución (dilución): 1. - Sujetando la base del dispositivo BioSet, quite la cápsula de cierre girándola, luego tire, no toque la conexión. 2.- Sujete la base de la jeringa precargada, quite la cápsula de cierre tirando. Tenga cuidado de no tocar la conexión. No empuje el émbolo. 3.- Alinie la conexión de la jeringa con el dispositivo BioSet. Sujete la base de la jeringa y enrósquela firmemente en el dispositivo BioSet con una vuelta en la dirección de las agujas del reloj. 4.- Empuje la jeringa firmemente hacia abajo dentro del dispositivo BioSet hasta oír "click". Importante: no continúe hasta que haya oído el clic. 5.- Lentamente empuje hacia abajo el émbolo, inyectando poco a poco el contenido completo de la jeringa dentro del vial. Precaución: la inyección rápida del solvente puede causar espuma, dificultando la retirada de AVONEX®. 6.- Manteniendo la jeringa unida al dispositivo BioSet, gire suavemente el vial hasta que todo el polvo se haya disuelto. No agitar el vial vigorosamente ya que esto producirá espuma. Deseche el vial si la solución se muestra turbia o cambia de color, o si ve partículas flotando en ella. 7.- Empuje el émbolo completamente en la jeringa para quitar el aire. 8.- Gire la jeringa y el vial al revés. Lentamente tire del émbolo hasta que todo el líquido esté en la jeringa. 9.-Abra la cubierta de la aguja para destapar la conexión. Mantenga la cubierta protectora sobre la aguja y póngala aparte mientras se procede con el paso No. 10. 10.-Sujete la base de la jeringa cargada y gírela al revés de las agujas del reloj para quitarla del dispositivo BioSet. No toque la conexión. 11.-Gire firmemente la aguja en la jeringa cargada con una vuelta en el sentido de las agujas del reloj. 12.-Tire de la cubierta protectora de la aguja y manténgala cerca. Importante: no gire la cubierta de la aguja. 13.-Vuelva la jeringa cargada y la aguja al revés. Para quitar el aire, golpee ligeramente la jeringa para conducir las burbujas hacia la superficie. Lentamente empuje el émbolo para quitar el aire sin expulsar más que una pequeña gota de líquido. Coloque nuevamente la cubierta de la aguja y guárdela mientras se prepara el punto de inyección. Inyección: 1.- Elija y limpie el sitio de inyección con una torunda (alcohol + algodón) nueva antes de aplicar el medicamento. 2.- Quite la cubierta de plástico de la aguja e inserte ésta a través de la piel en el músculo. 3.- Inyecte despacio y saque la jeringa. 4.- Después, si fuera necesario aplique una curita en el punto de inyección. 5.- Deseche los materiales usados de una manera adecuada. 6.- Ponga las agujas, jeringas y viales en un contenedor para dichos materiales. Los papeles y los algodones usados se pueden poner en el cubo de la basura. Preparación jeringa prellenada: después de lavarse las manos, busque una superficie limpia para colocar los componentes del envase. Elimine con cuidado la tapa del envase de una dosis, utilizando las aberturas como ayuda. Coloque el contenido del envase sobre la superficie. AVONEX® se proporciona como una solución inyectable lista para usarse en una jeringa prellenada. Una vez que se saca del refrigerador, debe dejarse que el AVONEX® en jeringa prellenada alcance la temperatura ambiente (15-30°C) durante alrededor de 30 minutos y usarse dentro de un lapso de 12 horas. No utilizar fuentes externas de calor tales como el agua caliente para calentar AVONEX® 30 mg solución para inyección. Si la solución para inyección contiene partículas de material o presenta otro color aparte de claro incoloro, no debe usarse la jeringa prellenada. Se proporciona la aguja de inyección para la inyección IM. La formulación no contiene conservadores. Cada jeringa prellenada de AVONEX® contiene únicamente una sola dosis. La porción no usada de cualquier jeringa prellenada debe descartarse. Inyección: 1.- Elija y limpie el sitio de inyección con una torunda (alcohol + algodón) nueva antes de aplicar el medicamento. 2.- Quite la cubierta de plástico de la aguja e inserte ésta a través de la piel en el músculo. 3.- Inyecte despacio y saque la jeringa. 4.- Después, si fuera necesario aplique una curita en el punto de inyección. 5. - Deseche los materiales usados de una manera adecuada. 6.- Ponga las agujas, jeringas y viales en un contenedor para dichos materiales. Los papeles y los algodones usados se pueden poner en el cubo de la basura.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: Descripción de las reacciones adversas que pueden observarse durante el uso normal del medicamento. Como con cualquier otro medicamento, AVONEX® (interferón b 1a 30 mg) puede producir efectos secundarios no deseados. Los efectos secundarios más comunes son síntomas pseudo gripales tales como dolor de cabeza, fiebre, escalofríos, dolores musculares y dolores en general, sensación de debilidad y cansancio. Estos pueden ser más comunes al principio y disminuyen con el uso continuo. Para ayudar a combatir estos síntomas, su médico puede recomendarle que tome un analgésico antipirético 2 horas antes de la dosis de AVONEX® y luego cada seis horas, durante 24 horas después de cada inyección. Siempre consulte a su médico antes de tomar cualquier otro medicamento con AVONEX®. En caso de que le indiquen un analgésico/antipirético, siga su consejo médico con cuidado: no tome una dosis de analgésico antipirético mayor a la recomendada. Es importante continuar y no alterar la administración de su medicamento, a menos que su médico le aconseje lo contrario. Otros efectos indeseados y menos comunes incluyen palpitaciones, enrojecimiento o dolor en el punto de inyección, pérdida de apetito y pérdida de peso, enrojecimiento facial, dolor de las articulaciones, náuseas y vómitos, dificultad para dormir, diarrea, nerviosismo, pérdida de pelo, erupción cutánea con comezón y ronchas, irregularidades y/o cambios en el flujo menstrual, desmayos, hepatitis, entumecimiento u hormigueo, dificultad para respirar, dolor de pecho, frecuencia cardíaca acelerada y dolor de músculos y articulaciones. Las reacciones alérgicas graves son raras. Si ocurre una reacción severa, consulte a su médico inmediatamente. Es posible que después de las inyecciones, usted experimente síntomas neurológicos pasajeros. Estos ocurren raramente y por lo general en la fase inicial del tratamiento con AVONEX®; en algunos casos se asocian con síntomas pseudo gripales. La pérdida transitoria de la conciencia, normalmente como un episodio único, puede presentarse después de la primera aplicación de AVONEX®; generalmente, este desmayo no se repite en las aplicaciones posteriores. Informe inmediatamente a su médico, a la Línea AVONEX® (01 800 888 6110) o bien a la Dirección Médica de Abbott Laboratories de México (5726 4648) si experimentara alguno de los efectos secundarios arriba mencionados o si observara cualquier otro efecto adverso poco común mientras esté recibiendo tratamiento con AVONEX®.
Presentación(es): AVONEX® BioSet: dispositivo BioSet con AVONEX® (interferón beta-1a) 30mg. Jeringa prellenada con diluyente (1 ml). Aguja estéril. Torundas con alcohol. Se presenta como un polvo liofilizado en un vial desechable con 30 mg (6 millones de unidades) de interferón beta-1a. El diluyente se proporciona como una jeringa desechable prellenada (agua estéril para inyección, USP, libre de preservativos). AVONEX® se reconstituye con 1.0 ml (cc) de diluyente, se mezcla suavemente para disolver (pH aproximado: 7.3). Retire 1.0 ml para administración. AVONEX® jeringa prellenada: caja con un blíster con una jeringa prellenada. Caja con un blíster con 4 jeringas prellenadas.
Recomendaciones sobre almacenamiento: No se exponga a temperaturas altas. No se congele. No se use más allá de la fecha de caducidad especificada en el vial. Luego de reconstituida la mezcla, se recomienda sea usada tan pronto como sea posible, dentro de seis horas de almacenada a una temperatura de 2°C a 8°C. No congelar.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. Consérvese entre 2°C - 8°C. No congelar. Protéjase de la luz. Hecha la mezcla el producto se conserva 6 horas en refrigeración de 2°C a 8°C. No se use durante el embarazo y la lactancia.
Nombre y domicilio del laboratorio: ABBOTT LABORATORIES DE MEXICO, S.A. de C.V., Av. Coyoacán 1622, Col. Del Valle, 03100, México, D.F.
Número de registro del medicamento: 563M98 SSA IV
Clave de IPPA: LEAR-05330020510627/RM2005.

Principios Activos de Avonex

Patologías de Avonex

Laboratorio que produce Avonex