DESTRALINA®

MAVI

Denominación genérica: Clindamicina.

Forma farmacéutica y formulación: Cápsulas. Cada cápsula contiene: Clorhidrato de clindamicina equivalente a 300 mg de clindamicina. Excipiente cbp 1 cápsula.
Indicaciones terapéuticas: La Clindamicina ha demostrado ser efectiva en el tratamiento de las siguientes infecciones cuando son causadas por bacterias anaerobias susceptibles; cepas susceptibles de bacterias aerobias grampositivas como los estreptococos, estafilococos y neumococos; y cepas susceptibles de Chlamydia trachomatis. Infecciones de las vías respiratorias superiores, incluyendo amigdalitis, faringitis, sinusitis, otitis media y fiebre escarlatina. Infecciones de las vías respiratorias inferiores, incluyendo bronquitis, neumonía, empiema y absceso pulmonar. Infecciones de la piel y tejidos blandos, incluyendo acné, furúnculos, celulitis, impétigo, abscesos e infecciones de heridas. Para infecciones específicas de la piel y del tejido blando, como erisipelas y paroniquia (panaritium), parecería lógico que estas condiciones respondieran muy bien a la terapia con clindamicina. Infecciones del hueso y articulaciones, incluyendo osteomielitis y artritis séptica. Infecciones ginecológicas, incluyendo endometritis, celulitis, infecciones vaginales y absceso tubo ovárico, salpingitis y enfermedad inflamatoria pélvica cuando se administra junto con un antibiótico de un espectro apropiado para aerobios gramnegativos. En caso de cervicitis debida a Chlamydia trachomatis, la terapia simple con clindamicina ha demostrado ser efectiva en la erradicación del agente causal. Infecciones intraabdominales, incluyendo peritonitis y absceso abdominal cuando se administra junto con un antibiótico de espectro apropiado para aerobios gramnegativos. Septicemia y endocarditis. La efectividad de la clindamicina en el tratamiento de casos seleccionados de endocarditis ha sido documentada cuando se determina que la clindamicina es bactericida para el organismo infeccioso mediante un análisis in vitro de las adecuadas concentraciones séricas alcanzables. Infecciones dentales como absceso periodontal y periodontitis. Encefalitis toxoplásmica en pacientes con SIDA. En pacientes que son intolerantes al tratamiento convencional, la clindamicina en combinación con la pirimetamina ha demostrado ser eficaz. Neumonía por Pneumocystis carinii en pacientes con SIDA. En pacientes que son intolerantes a, o que no responden adecuadamente al tratamiento convencional, la clindamicina puede utilizarse en combinación con la primaquina. El fosfato de clindamicina, cuando se utiliza concurrentemente con un antibiótico aminoglucósido como la gentamicina o la tobramicina, ha demostrado ser efectivo para la prevención de peritonitis o del absceso intraabdominal después de la perforación del intestino y la contaminación bacteriana secundaria a traumatismo. Los datos limitados de estudios no controlados que usan una diversidad de dosis sugieren que la clindamicina, ya sea oral o parenteralmente en una dosis de 20 mg/kg/día durante un mínimo de 5 días, es una terapia alternativa útil cuando se utiliza sola o en combinación con la quinina o la amodiaquina, para el tratamiento de infecciones por Plasmodium falciparum resistente a múltiples fármacos. La susceptibilidad in vitro a la clindamicina ha sido demostrada para los siguientes organismos: B. melaninogenicus, B. disiens, B. bivius, Peptostreptococcus spp, G. vaginalis, M. mulieris, M. curtisii y Mycoplasma hominis.
Contraindicaciones: La clindamicina está contraindicada en pacientes con antecedentes de hipersensibilidad a la clindamicina o a la lincomicina.
Precauciones generales: Consideraciones en cuanto a colitis: La terapia con Clindamicina ha estado asociada con colitis severa que puede terminar fatalmente. Las toxinas producidas por Clostridium difficile son reconocidas como la causa principal de la colitis asociada a antibióticos. La colitis es una enfermedad que tiene un espectro clínico que va desde una diarrea leve, acuosa, hasta una diarrea persistente, severa, leucocitos, fiebre, calambres abdominales severos que pueden estar asociados con el paso de sangre y moco, lo cual si se permite avanzar, puede producir peritonitis shock y megacolon tóxico. El diagnóstico de la colitis asociada a antibióticos se hace generalmente mediante el reconocimiento de los síntomas clínicos. Puede reforzarse mediante una demostración endoscópica de colitis seudomembranosa. La presencia de la enfermedad puede confirmarse adicionalmente mediante el cultivo de las heces para Clostridium difficile o sobre medios selectivos y ensayos de la muestra de heces en busca de las toxina del C. difficile. La colitis asociada a antibiótico se presenta durante la administración o aún 2-3 semanas después de la administración del antibiótico. El tratamiento apropiado de la colitis asociada a antibióticos, puede incluir la información sobre el tratamiento con vancomicina.1. Colitis leve asociada a antibióticos: Suspensión de la Clindamicina. Tratamiento con colestipol o resinas de colestiramina. Eficacia de colestiriamina. La dosis sugerida de colestipol es de 5 g tres veces al día, y dosis sugerida de colestiramina es de 4 g tres veces al día 2. Colitis severa asociada con antibióticos: Suplemento apropiado de electrólitos y proteínas. Vancomicina 125 a 500 mg oral cada 6 horas durante 7 a 10 días Reincidencias con vancomicina. Unión de la vancomicina por la colestiramina y sugerencia al médico de que se tome en consideración el tiempo de separación de la administración. Bacitracina oral 25,000 U cuatro veces al día durante 7 a 10 días como terapia alternativa. 3. Evitar fármacos que causen estasis del intestino (como el Lomotil). Se deberá tener precaución al prescribir Clindamicina en pacientes con historia de enfermedad GI, particularmente colitis. La colitis y diarrea asociada con antibióticos (debidas a C. difficile), observadas en asociación con la mayoría de los antibióticos, ocurre con más frecuencia y puede ser más severa en pacientes debilitados y/o ancianos ( > 60 años). Como la Clindamicina no se difunde adecuadamente dentro del fluido cerebroespinal, el fármaco no debe utilizarse en el tratamiento de meningitis. Se ha demostrado antagonismo entre la Clindamicina y la eritromicina in vitro. Debido a su posible significación clínica, estos dos fármacos no deben administrarse conjuntamente. La Clindamicina ha demostrado tener propiedades de bloqueo neuromuscular que pueden mejorar la acción de otros agentes bloqueadores neuromusculares. Por lo tanto debe utilizarse con precaución en pacientes que reciben dichos agentes. Si la terapia es prolongada, deben realizarse pruebas de funcionamiento hepático y renal. La modificación de la dosis de Clindamicina no es necesaria en pacientes con enfermedad renal. En pacientes con moderada o severa enfermedad hepática se ha encontrado una prolongación de la vida media de la Clindamicina, pero un estudio farmacocinético ha demostrado que cuando se administra cada 8 horas la acumulación de Clindamicina ocurre muy raramente. Por lo tanto la reducción de la dosis en la enfermedad hapática no se considera necesaria.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: La seguridad para el uso durante el embarazo ha sido establecida. Se ha reportado que la Clindamicina se excreta por la leche materna en rangos de 0.7 a 3.8 mm/ml, por lo tanto deberá evaluarse si se suspende la lactancia o el tratamiento, tomando en cuenta la importancia de la administración del fármaco para la madre.
Reacciones secundarias y adversas: La incidencia de efectos adversos que han sido informados son: Gastrointestinales: Dolor abdominal náuseas, vómito y diarrea, y esofagitis con las preparaciones orales. Reacciones de hipersensibilidad: Se ha observado rash maculopapular y urticaria durante la terapia con el fármaco. Las reacciones más frecuentes reportadas son los rash cutáneos generalizados semejantes a los morbiliformes de leves a moderados. Casos de eritema multiforme semejante al síndrome de Stevens-Johnson, han sido asociados con la Clindamicina. Uno pocos casos de reacciones anafilactoides han sido reportados. Hígado: Se ha observado ictericia y anormalidades en las pruebas de funcionamiento hepático durante la terapia con Clindamicina. Piel y membranas mucosas: Se ha reportado prurito, vaginitis y casos raros de dermatitis exfoliativa y vesiculobulosa. Hematopoyético: Se ha reportado neutropenia transitoria (leucopenia) y eosinofilia. Se han tenido reportes de agranulocitosis y trombocitopenia. No podría establecerse ninguna relación etiológica directa de la terapia concurrente con Clindamicina en nada de lo anterior. Cardiovascular: Se han reportado casos raros de arresto cardiopulmonar e hipotensión después de una administración intravenosa demasiada rápida.
Interacciones medicamentosas y de otro género: La Clindamicina ha demostrado propiedades de bloqueo neuromuscular que pueden incrementar la acción de otros agentes con la misma acción. También se ha reportado que in vitro la Clindamicina antagoniza la actividad bactericida de los aminoglucósidos por lo que se recomienda no usarla concomitantemente. In vitro se ha observado antagonismo de la actividad antibacteriana con la eritromicina.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Los estudios en animales a largo plazo no demostraron evidencia de alteraciones carcinogénicas, mutagenicas o teratogénicas ni en la fertilidad.
Dosis y vía de administración: Oral. La dosis y vía de administración deberá determinarse dependiendo de la serevidad de la infección, la condición del pacientes y la susceptibilidad del microorganismo causal. Adultos: 600-1,800 mg/día en 2, 3 ó 4 dosis iguales, para evitar la posibilidad de irritación esofágica, las cápsulas de Clindamicina deben tomarse con un vaso completo con agua. Dosis de 8-25 mg/Kg/día en 3 ó 4 dosis iguales. Para el tratamiento de encefalitis toxoplásmatica en pacientes con SIDA, 600-1,200 mg cada 6 horas durante 2 semanas, seguida de 300-600 mg cada 6 horas. La duración total usual de la terapia es de 8 a 10 semanas. Para el tratamiento de neumonía por Pneumocystis carinii en pacientes con SIDA cada 8 horas durante 21 días. Para el tratamiento de tonsilitis/faringitis aguda estreptocócica 300 mg dos veces al día durante 10 días.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: Hasta la fecha no existen reportes de intoxicación aguda. En el caso de sobredosificación inducir el vómito y dar tratamiento sintomático, bajo vigilancia médica.
Presentación(es): Caja con 10, 12 ó 16 cápsulas de 300 mg.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se use durante el embarazo y lactancia. Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco. Reporte las sospechas de reacción adversa al correo: farmacovigilancia@cofepris.gob.mx. Antibiótico: El uso incorrecto de este producto puede causar resistencia bacteriana.
Nombre y domicilio del laboratorio: MAVI FARMACÉUTICA, S.A. DE C.V.
Número de registro del medicamento:
384M2001 SSA IV

Principios Activos de Destralina

Laboratorio que produce Destralina