GLUNOVAG G

NOVAG

Denominación genérica: Metformina-gliblenclamida.

Forma farmacéutica y formulación: Tabletas. Cada tableta contiene: clorhidrato de metformina 500 mg, glibenclamida 2.5 mg. Excipiente cbp 1 tableta Cada tableta contiene: clorhidrato de metformina 1000 mg, glibenclamida 5 mg. Excipiente cbp 1 tableta.
Indicaciones terapéuticas: Está indicado como tratamiento adjunto a la dieta para controlar la hiperglucemia en pacientes con diabetes mellitus tipo II (no dependiente de la insulina), conocida anteriormente como diabetes estable del adulto. En todo diabético tipo II es esencial la restricción calórica la reducción de peso en el obeso, así como efectuar ejercicio físico regularmente de acuerdo con su edad y condición física, y en lo posible identificar los factores de riesgo cardiovasculares y tomar las medidas necesarias para corregirlos. Si con la restricción calórica no se reducen los síntomas y la hiperglucemia, se debe considerar el uso de metformina-glibenclamida. Específicamente está indicado en los siguientes casos: diabético tipo II, obeso, con sobrepeso o con peso normal, con fracaso al régimen dietético y sin tendencia a la cetosis. Diabético tipo II, obeso bajo terapia con dieta y sulfonilureas con tendencia al aumento de peso. Diabético tipo II obeso, con sobrepeso o con peso normal, con dieta y sulfonilureas, con trastornos de lípidos secundarios a la diabetes. Diabético tipo II bajo régimen dietético y con falla secundaria a las sulfonilureas o biguanidas. Diabético tipo I (Insulinodependiente), bajo régimen dietético e insulina para reducir las dosis de esta última, jamás para sustituirla.
Farmacocinética y farmacodinamia: Farmacocinética: meftormina: la absorción intestinal del fármaco puede extenderse alrededor de 6 horas. La concentración máxima en plasma en una condición estable después de una dosis oral se alcanza entre los 27 a 48 minutos con un promedio de 40 5.3 min. y va de 2 a 4 g/ml. La vida media plasmática es de 1.25 a 2.65 horas con un promedio de 1.8 0.6 horas. La unión a proteínas plasmáticas es prácticamente nula. Su biodisponibilidad a dosis terapéuticas es de un 50 a 60%.Se biotransforma muy poco, su metabólito principal es la hidroximetilbiguanida (hidroxilación) y esto sucede en el hígado a nivel microsomal. Se excreta principalmente por los riñones (90%), la eliminación de este fármaco en sujetos sanos y en pacientes diabéticos con función renal normal es alrededor de 4 veces la eliminación de la creatinina, lo cual sugiere que la secreción tubular activa es un mecanismo importante de eliminación. Este fármaco también se elimina por las glándulas salivales. Glibenclamida: la glibenclamida se absorbe parcialmente por vía oral y se une a proteínas plasmáticas en un 97%. Su vida media es de aproximadamente 5 horas. Su pico máximo se alcanza entre las 2 y 4 horas posteriores a su administración. Han sido identificados dos metabolitos hidroxilados y un tercero no identificado los cuales carecen de actividad hipoglucemiante significativa. Se excreta por la orina, siendo la mitad excretada dentro de las primeras 6 horas y el resto dentro de las siguientes 24 horas. Se excreta también por heces y por bilis. Farmacodinamia: metformina: aumenta significativamente la incorporación de glucosa a lípidos, mejora la eficacia de la utilización de glucosa. Aumenta la síntesis de glucógeno del músculo esquelético sin modificar la síntesis de glucógeno renal o hepático, a través de potenciar las acciones de la insulina endógena. Reduce el peso corporal en pacientes obesos, sin modificar el peso de pacientes delgados. Disminuye la hiperglucemia posprandial, ya que aumenta la captura de glucosa por los adipocitos del músculo esquelético, esto posiblemente disminuye el apetito y ayuda a reducir peso en pacientes diabéticos obesos. Disminuye triglicéridos, colesterol total y el LDL-colesterol e incrementa la HDL. Disminuye la glucosa y la insulina plasmática en ayuno, los niveles plasmáticos en la tolerancia total a la glucosa y los niveles plasmáticos de lípidos independientemente de cambios en el peso corporal; mejora la tolerancia total a la glucosa, incrementa la captura de glucosa en pacientes obesos y disminuye ligeramente o no modifica ésta en pacientes diabéticos delgados. Disminuye los niveles plasmáticos de glucosa e insulina, aumenta la unión de la insulina en su receptor (en eritrocitos y en adipocitos). Este efecto fue aparentemente después de 2 horas de exponer los eritrocitos al fármaco y fue máximo su efecto después de 4 horas, con una duración de más de 24 horas. La metformina incrementa la velocidad basal del transporte de glucosa, posiblemente a través de incrementar la sensibilidad del transporte a la glucosa.Incrementa la actividad fibrinolítica. Este efecto es producido por una disminución en los niveles plasmáticos de activador inhidor-1 del plasminógeno. (PAI-1). Existe evidencia que señala que la relación entre fribrinosis deprimida y enfermedad vascular es debida a niveles altos de (PAI-1) y existen razones para creer que la disminución de PAI-1 puede ser benéfica, ya que disminuye también la adherencia de las plaquetas. Glibenclamida: como toda sulfonilurea estimula al tejido insular a secretar insulina. Causa desgranulación de las células beta, fenómeno asociado a una mayor secreción de insulina: es eficaz en los pacientes pancreatectomizados y en los diabéticos insulino-dependientes. Durante la administración crónica, los tejidos periféricos se hacen más sensibles a la insulina, debido probablemente a un aumento en el número de receptores para la hormona. La actividad hipoglucemiante de 5 mg de glibenclamida es equivalente a 1g de tolbutamida o a 250 mg de clorpropamida. Este fármaco es efectivo en los pacientes insulino-dependientes que conservan la capacidad de secretar insulina.
Contraindicaciones: Hipersensibilidad a la glibenclamida y/o a la metformina, diabetes gestacional, diabetes insulino-dependiente, cetoacidosis, coma y precoma diabético, niveles séricos de creatinina superior a 12 mg/1; propensión a la acidosis láctica; alteraciones severas en el funcionamiento hepático y renal, pacientes diabéticos susceptibles de producir alteraciones de la función renal o hepática; afecciones cardiovasculares graves (insuficiencia cardíaca, choque cardiogénico, choque cardiogénico, choque séptico, alteración de la circulación arterial periférica); alcoholismo crónico, régimen hipocalórico, estado prolongado de ayuno; hemorragia aguda grave, gangrena, embarazo, dos días antes o después a una intervención quirúrgica o realización de un aurografía excretora y enfermedades distróficas graves.
Precauciones generales: Existe evidencia de que el mal control metabólico en la embarazada está asociado a anormalidades congénitas; por lo tanto, a pesar de que los hipoglucemiantes orales no poseen efecto teratogénico, no se recomienda su uso en la embarazada, salvo mejor opinión médica, sustentada en una evaluación de "riesgo-beneficio" de binomio feto-materno. Si el criterio médico después de una evaluación del "riesgo beneficio" del binomio feto-materno es emplear este tipo de medicamentos, la administración se debe suspender por lo menos 2 semanas antes de la fecha probable de parto, para evitar que el producto al nacer esté hipoglucémico. No hay evidencias de que la glibenclamida ni la metformina se eliminen con la leche materna, pero como otros hipoglucemiantes si lo hacen como precaución no se recomienda su uso durante la etapa de lactancia. La observancia de la dieta y la ingestión regular de la medicación son aspectos de gran importancia para garantizar la eficacia de glibenclamida y metformina en el control de la diabetes. La metformina es la biguanida con el más bajo índice inductor de lactoacidosis, (0.25 por cada 10,000 pacientes) sin embargo, siempre debe tenerse presente su posible desencadenamiento, la cual se podrá evitar si se tiene en mente la dosis máxima por día y sus contraindicaciones. Ante la presencia de este cuadro se deberá suspender su administración y aplicar las medidas terapéuticas correctivas. El no apegarse al plan dietético o efectuar ejercicios violentos e ingerir este medicamento, aun a las dosis prescritas, puede desencadenar una hipoglucemia. Ante la presencia de este cuadro suspender la administración del medicamento y aplicar las medidas terapéuticas correctivas. Pacientes bajo terapia con glibenclamida y metformina y que vayan a ser sometidos a estudios radiólogos en los que se empleen medios de contraste iodados, se recomienda suspender la administración del medicamento 48 horas antes de efectuar el estudio radiólogo y reanudar su administración 48 horas después de haberlo terminado, a fin de prevenir una lactoacidosis. En caso de cirugía planeada, suspender la administración de glibenclamida y metformina el día de la cirugía e instaurar terapia insulínica, cuando el paciente esté en condiciones de volver a emplear la vía bucal y no exista contraindicación posquirúrgica, se reiniciará la administración del medicamento de acuerdo a las condiciones metabólicas y posteriormente ir ajustando la dosis y el plan dietético. Pacientes con mucosa gastroduodenal sensible o inflamada iniciar la terapia con dosis bajas e ir incrementándolas cada 2 a 3 semanas, administrando siempre el medicamento con los alimentos o inmediatamente después de ellos. El ingerir bebidas alcohólicas junto con el medicamento puede desencadenar una reacción disulfirámica, independientemente de que puede potencializar o inhibir el efecto hipoglicemiante. Pacientes obesos, los de edad avanzada o que cursen con insuficiencia renal, hepática o hipofisiaria, deben ser vigilados muy de cerca para evitar se presente una hipoglucemia. El empleo de giblenclamida y metformina, en forma conjunta con bloqueadores beta-adrenérgicos, vigilar la glucemia, ya que estos últimos potencializan el efecto hipoglucémico y enmascaran sus síntomas, especialmente en los ancianos.
Reacciones secundarias y adversas: Es un medicamento bien tolerado, las reacciones secundarias guardan relación directa con la dosis, son transitorios y responden a la reducción de la dosis o a la suspensión del medicamento. Sin embargo, hay reportes de que al igual que con otros hipoglucemiantes orales, algunos efectos secundarios debidos a hipersensibilidad pueden ser severos. Reacciones gastrointestinales: son las más frecuentes de observar en la clínica y son: náuseas, vómito, sensación de plenitud, pirosis, anorexia, diarrea y sabor amargo o metálico. En raras ocasiones puede ocurrir y ictericia colestática, en este caso se deberá descontinuar. A menudo, el fraccionar la dosis diaria en dos tomas resulta un alivio eficaz de los síntomas de intolerancia gastrointestinal. Reacciones metabólicas: hipoglucemia y lactoacidosis. El seleccionar al paciente, así como tener presentes las contraindicaciones, precauciones la dosis máxima en 24 horas, evitarán el desencadenamiento de estos efectos colaterales. Reacciones dermatológicas: prurito, eritema, urticaria y lesiones maculopapulares. Todas ellas son por lo general transitorias y de escasa magnitud que frecuentemente desaparecen durante la terapia con metformina/glibenclamida. En casos esporádicos se hace necesario suspender el medicamento. Reacciones hematológicas: las más frecuentes son disminución de la agregación plaquetaria e incremento del tiempo de coagulación, las cuales en pacientes con trastornos cadiocirculatorios son de desearse para coadyuvar a disminuir los riesgos caridovasculares. Reportes esporádicos de leucopenia, agranulocitosis, trombocitopenia, anemia hemolítica, anemia aplásica y pancitopenia, fundamentalmente por su componente sulfonilureico. Se ha reportado esporádicamente una reducción de la absorción de vitamina B12 en pacientes diabéticos tratados con metformina por lapsos mayores de 2 años, la que puede causar una anemia megaloblástica, por lo cual, se recomienda en los pacientes que sean tratados por periodos prolongados, determinación sérica de vitamina B12 y biometría hemática. Reacciones cardíacas: la insulina como las sulfonilureas pueden causar hipoglucemia, esta propicia liberación de catecolaminas, las cuales pueden desencadenar crisis de angor y arritmias.
Interacciones medicamentosas y de otro género: Las interacciones medicamentosas que se presentan con metformina glibenclamida, no son exclusivas de este medicamento, ya que son compartidas por todas las sulfonilureas como por las biguanidas. Medicamentos que potencializan la acción hipoglucemiante: ácido tióctico, antiinflamatorios no esteroideos, beta bloqueadores adrenérgicos, biguanida, bezafibrato, clofibrato, cloramfenicol, ciclofosfamida, esteroides anabolizantes, fenfluramina, fosfamida, fluconazol, fenilbutazona, fluoroquinolonas, gemfibrozil, insulina, inhibidores de la MAO, itraconazol, inhibidores de la ECA; micronazol, pentoxifilina parenteal (altas dosis), probenecid, sulfonilureas, hipoglucemiantes, sulfametoxazol, sulfatiazol, sulfisoxazol, sulfadiacina, sulfonamida, sulfinpirazona, salicilatos y tetraciclinas. Medicamentos que disminuyen la acción hipoglucemiante: ácido nicotínico (altas dosis), acetazolamida, inhibidores de canales de calcio, barbitúricos, corticoides, clonidina, estrógenos, fenotiacidina y derivados, glucagón, gestágenos, hormonas tiroideas, isoniacida, laxantes (altas dosis), rifampicina, simpaticomiméticos, tiacidas y otros saluréticos. Otras interacciones medicamentosas: los inhibidores de los receptores histamínicos H2 pueden potencializar o disminuir el efecto hipoglucemiante, la cimetidina específicamente reduce la eliminación de la metformina lo que puede conducir a una hipoglucemia. La ingesta de bebidas alcohólicas con medicamentos sulfonilureicos o biguanídicos puede provocar una reacción disulfirámica, independientemente de que pueden potencializar o disminuir el efecto hipoglucémico de ellos. El efecto de los anticoagulantes y los fibrinolíticos son potencializados por la metformina. Interacciones alimenticias: los alimentos no alteran la absorción de glibenclamida y metformina, por lo que cual se pueden administrar antes con o después de ingerir alimentos por las características farmacológicas de glibenclamida y metformina, se aconseja administrarlo con los alimentos o inmediatamente después de ingerirlos.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: La glibenclamida puede ocasionar elevación de las enzimas hepáticas. En casos aislados puede haber mala absorción de vitamina B12 que puede llevar al desarrollo de anemia megaloblástica. Diminuye los parámetros de triglicéridos, colesterol total y LDL. Puede modificar las HDL, excepcionalmente puede haber incremento en los niveles séricos de lactato, en pacientes predispuestos.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Estudios realizados, encaminados a la búsqueda de este tipo de alteraciones en animales, no mostraron efectos ni alteraciones en estos rubros. Dosis: la dosis diaria y la forma de administración será recomendada por su médico tratante, dependiente del estado metabólico del paciente. La dosis será de 2 tabletas al día durante la comida principal, sin pasar de 2 g de metformina al día, posteriormente esta dosis diaria podrá ser disminuida a criterio del médico.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: Los síntomas de sobredosificación son: irritación gastrointestinal, hipoglucemia, según la gravedad del caso, se debe administrar glucosa por vía oral o por vía intravenosa y hospitalizar al paciente; acidosis metabólica, hipovolemia, acidosis láctica, convulsiones, depresión respiratoria oliguria y anuria. Las medidas para corregir esta ingesta accidental requieren de lavado gástrico. En comparación con las sulfonilureas, la sobredosis de biguanidas no causa hipoglucemia. Sin embargo, la hipoglucemia se puede presentar, si se están administrando otros hipoglucemiantes concomitantemente o se ha ingerido alcohol. Los síntomas de intoxicación son similares a las reacciones adversas. Se debe tener en mente el riesgo de acidosis láctica. El diagnóstico debe ser confirmado mediante determinaciones séricas de lactato y metformina. Cuando la metformina está implicada como causa de acidosis láctica, los niveles plasmáticos de metformina deben estar > 5 g/ml. Si se sospecha intoxicación con metformina, el paciente debe ser referido a un hospital para manejo intensivo de soporte por el riesgo de acidosis láctica. En caso de intoxicación la terapia con hemodiálisis es la manera más efectiva de eliminar lactato y metformina. Medidas sintomáticas deben ser llevadas a cabo para estabilizar la circulación, corregir la acidosis y la hipoxia.
Presentación(es): Frasco con 30 tabletas de 500 mg / 2.5 mg Frasco con 60 tabletas de 500 mg / 2.5 mg Frasco con 30 tabletas de 1000 mg / 5 mg Frasco con 60 tabletas de 1000 mg / 5 mg
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco y protéjase de la luz.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. Consérvese en lugar fresco y seco. No se administre este medicamento sin leer el instructivo del frasco.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho por: Novag Infancia, S.A. de C.V. Calz. de Tlalpan 3417 Col. Santa Ursula Coapa, 04650, México, D.F.
Número de registro del medicamento: 106M2003 SSA IV.
Clave de IPPA: CEAR-203893/R2003

Principios Activos de Glunovag G

Laboratorio que produce Glunovag G