LEVEMIR®

NOVO NORDISK

Denominación genérica: Insulina Detemir.

Forma farmacéutica y formulación: Solución (Inyectable). Cada mi contiene: Insulina Detemir, 100 UI (14.2 mg). Vehículo cbp 1 ml. Isulina de origen ADN recombinante. Una unidad de insulina determir contiene 0.142 mg de insuljna determir anhidra libre de sal. Una unidad (U) de insulina detemir corresponde a una UI de insulina humana. 1 cartucho/pluma prellenada contiene 3 ml, equivalente a 300 U.
Indicaciones terapéuticas: Tratamiento de la diabetes mellitus. En adultos, adolescentes y niños de 2 años de edad en adelante.
Farmacocinética y farmacodinamia: Propiedades Farmacodinámicas: Grupo farmacoterapéutico: Agente antidiabético. Insulinas y análogos de acción prolongada. Código ATC: A10AE05. Levemir® es un análogo de insulina basal de acción prolongada, con un perfil de acción plano y una duración prolongada del efecto. El perfil del tiempo de acción de Levemir® es significativamente menos variable que el de insulina NPH e insulina glargina (Tabla 1).


La acción prolongada de Levemir® está mediada por la fuerte auto-asociación de las moléculas de insulina detemir en el sitio de la inyección y la unión a la albúmina por medio de la cadena lateral del ácido graso. La insulina detemir se distribuye más lentamente a los tejidos periféricos blanco, en comparación con la insulina NPH. Esta combinación de mecanismos de prolongación proporciona a Levemir® una absorción y un perfil de acción más reproducibles que la insulina NPH.


La duración máxima de la acción es de hasta 24 horas, dependiendo de la dosis, lo cual permite la administración de una o dos dosis al día. Si Levemir® se administra dos veces al día, el estado estacionario ocurrirá después de administración de 2-3 dosis. Para las dosis en el intervalo de 0.2 - 0.4 U/kg, Levemir® ejerce más del 50% de su efecto máximo entre 3-4 horas después de la administración de la dosis y hasta aproximadamente 14 horas después de la administración de la dosis. Después de la administración subcutánea se observa una proporcionalidad de la dosis en la respuesta farmacodinámica (efecto máximo, duración de la acción y efecto total). En los estudios clínicos a largo plazo se ha demostrado una menor variabilidad día-a-día en los niveles de Glucosa Plasmática en Ayunas (GPA) durante el tratamiento con Levemir®, en comparación con el tratamiento con insulina NPH. Los estudios en pacientes con diabetes tipo 2 tratados con insulina basal en combinación con antidiabéticos orales demostraron que el control glucémico (HbA1c) con Levemir® es comparable al obtenido con la insulina NPH y al obtenido con la insulina glargina, y está asociado con un menor aumento de peso. Vea la Tabla 1.


En los estudios clínicos que utilizaron la terapia combinada con insulina-antidiabéticos orales, el tratamiento con Levemir® resultó en un 61-65% menor riesgo de hipoglucemia nocturna, en comparación con la insulina NPH. Se condujo un estudio clínico de etiqueta abierta aleatorio en pacientes con diabetes tipo 2 que no alcanzan los niveles con antidiabéticos orales. El estudio inicio con un periodo de 12 semanas de iniciación con Iiraglutide + metformina, en donde se alcanzó el 61% de HbA1c < 7%. El 39% de los pacientes que no alcanzaron el objetivo fueron aleatorizados para tener Levemir® una vez al día adicional o continuando con liraglutide+metformina por 52 semanas. La adición de Levemir® proporciona una reducción de HbA1c de 7.6% a 7.1% después de 52 semanas. No se vieron episodios mayores de hipoglucemia. Cuando se adiciona Levemir® a Iiraglutide, el beneficio de peso de Iiraglutide se mantiene, ver tabla 3.


En estudios de tratamiento a largo plazo (≥ 6 meses) en pacientes con diabetes tipo 1, incluyendo niños y adolescentes de 2 a 17 años, el control de la glucosa plasmática en ayunas mejoró con Levemir®, en comparación con la insulina NPH cuando se administró como una terapia bolo/basal. El control glucémico (HbA1c) con Levemir® es comparable con el de la insulina NPH, con un menor riesgo de hipoglucemia nocturna y sin aumento de peso asociado. En un estudio clínico utilizando terapia de insulina bolo-basal, las tasas generales de hipoglucemia con Levemir® y con insulina NPH fueron similares. Los análisis de hipoglucemias nocturnas en pacientes con diabetes tipo 1 mostraron un riesgo menor significativo de hipoglucemias nocturnas menores (capaz de auto-tratarse y confirmar por glucosa en sangre capilar menor de 2.8mmoI/I o 3.1mmol/I si se expresa como glucosa en sangre) que con insulina NPH, sin embargo no se observó diferencia en diabetes tipo 2. El perfil de glucosa nocturna es más parejo y uniforme con Levemir® que con insulina NPH, resultando en un menor riesgo de hipoglucemia nocturna. Se ha observado el desarrollo de anticuerpos con el uso de Levemir®. Sin embargo, esto no parece tener un impacto en el control glucémico. Embarazo: En un estudio clínico aleatorio controlado, mujeres embarazadas con diabetes tipo 1 (n=310) fueron tratadas con un régimen basal-bolo en donde Levemir® (n=152) fue comparado con insulina NPH (n=158) con insulina asparta como insulina a la hora de comer. Levemir® ha demostrado no ser inferior a la insulina NPH, calculado por HbA1c en la semana gestacional 36. El desarrollo de la media de HbA1c a través del embarazo fue similar para los sujetos en los grupos de Levemir® y de insulina NPH. El objetivo de HbA1c < 6.0%, en la semana gestacional 24 y 36, fue alcanzado por el 41% de los sujetos en el grupo de Levemir® y por el 32% en el grupo de la insulina NPH. En la semana gestacional 24 y 36, la media de la glucosa plasmática en ayunas fue estadística y significativamente inferior en el grupo de Levemir® que en el grupo de insulina NPH. No hubo diferencia estadística significativa entre Levemir® y el tratamiento de insulina NPH en las tasas de episodios de hipoglucemia durante el embarazo. Las frecuencias generales de los eventos adversos durante el embarazo fueron similares para Levemir® y para el tratamiento de insulina NPH; sin embargo, se observó una frecuencia numeral elevada de eventos adversos serios durante el embarazo en mamas (61 (40%) vs 49 (31%)) y en la descendencia durante el embarazo y después del nacimiento (36 (24%) vs 32 (20%)) para Levemir® comparado con insulina NPH. El número de niños recién nacidos vivos de madres que se embarazan después de una aleatorización fue de 50 (83%) para Levemir® y 55 (89%) para insulina NPH. La frecuencia de niños con malformaciones congenitales fue de 4 (5%) en el grupo de Levemir® y de 11 (7%) en el grupo de insulina NPH, de eso 3 (4%) niños en el grupo de Levemir® y 3 (2%) niños en el grupo de insulina NPH tuvieron mayores malformaciones. Población pediátrica: La eficacia y seguridad de Levemir® ha sido estudiada hasta por 12 meses en dos estudios clínicos aleatorios controlados en adolescentes y niños con diabetes tipo 1 de 2 años en adelante (n=694 en total); uno de los estudios incluyeron un total de 82 niños entre 2-5 años de edad. Ambos estudios clínicos demostraron que el control glucémico (HbAlc) con Levemir® es comparable al de la insulina NPH cuando se da como terapia basal-bolo. Adicionalmente, se observó un bajo rango de hipoglucemia nocturna (basado en las mediciones de auto-medición de glucosa en sangre) y menor ganancia de peso con insulina detemir que con insulina NPH (valores de desviación estándar, peso corregido por género y edad). Un estudio clínico fue extendido por 12 meses adicionales (total de 24 meses de tratamiento como dato) para evaluar la formación de anticuerpos después de tratamiento a largo plazo con Levemir®. Después de un incremento de anticuerpos contra la insulina durante el primer año, los anticuerpos contra la insulina disminuyeron durante el segundo año a un nivel ligeramente superior que el nivel del pre-estudio. Los resultados indicaron que el desarrollo de anticuerpos no tiene un efecto negativo en el control glucémico y en la dosis de insulina detemir. Propiedades farmacológicas: Absorción: La concentración sérica máxima es alcanzada entre 6 y 8 horas después de la administración. Cuando se administra dos veces al día, las concentraciones séricas en el estado estacionario se alcanzan después de la administración de 2-3 dosis. La variación intra-sujeto en la absorción es menor para Levemir® que para otras preparaciones de insulina basal. Distribución: El volumen de distribución aparente de Levemir® (aproximadamente 0.1 L/Kg) indica que la fracción de insulina detemir en la sangre circulante es alta. Los resultados de los estudios de unión a proteínas in vitro e in vivo demuestran que no existe una interacción clínicamente relevante entre la insulina detemir y los ácidos grasos u otros fármacos que se unen a las proteínas. Metabolismo: La degradación de Levemir® es similar a la de la insulina humana; todos los metabolitos formados son inactivos. Eliminación: La vida media de la fase terminal después de la administración subcutánea está determinada por la magnitud de la absorción desde el tejido subcutáneo. La vida media terminal está entre 5 y 7 horas, dependiendo de la dosis. Linearidad: Después de la administración subcutánea se observa una proporcionalidad de la dosis en las concentraciones séricas (concentración máxima y extensión de la absorción). No hay diferencias clínicamente relevantes entre sexos en las propiedades farmacocinéticas de Levemir®. No se observaron interacciones farmacocinéticas o farmacodinamias entre liraglutide y Levemir® cuando se administra una dosis única de 0.5U/kg de Levemir® con 1.8mg de liraglutide en estado estacionario en pacientes con diabetes tipo 2. Población especial: Las propiedades farmacocinéticas de Levemir® fueron investigadas en niños (6-12 años de edad) y adolescentes (13-17 años de edad) y comparadas con las de los adultos con diabetes tipo 1. No hubo diferencia en las propiedades farmacocinéticas. No hubo una diferencia clínicamente relevante en la farmacocinética de Levemir® entre los sujetos de edad avanzada y los sujetos jóvenes, o entre los sujetos con disfunción renal o hepática.
Contraindicaciones: Hipersensibilidad a la insulina detemir o a alguno de los excipientes.
Precauciones generales: Antes de viajar entre diferentes horarios el paciente debe buscar consejo médico, ya que esto implica que tendrá que tomar la insulina y su comida a diferentes horas. Hiperglucemia: La dosificación inadecuada o la interrupción del tratamiento, especialmente en la diabetes tipo 1, puede ocasionar hiperglucemia y cetoacidosis diabética. Los primeros síntomas de la hiperglucemia generalmente aparecen de forma gradual, durante un periodo de horas o días. Estos síntomas incluyen sed, aumento de la frecuencia urinaria, náusea, vómito, somnolencia, piel seca enrojecida, sequedad de boca, pérdida de apetito así como aliento con olor a acetona. En la diabetes tipo 1, los eventos hiperglucémicos no tratados finalmente pueden dar lugar a cetoacidosis diabética, la cual es potencialmente letal. Hipoglucemia: La omisión de una comida y el ejercicio físico intenso no previsto pueden producir hipoglucemia. Puede ocurrir una hipoglucemia si la dosis de insulina es demasiado alta en comparación con el requerimiento de insulina. (Ver secciones Reacciones secundarias y adversas y Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental). Los pacientes cuyo control glucémico mejora en gran medida, por ejemplo, por medio de la terapia insulínica intensiva, pueden experimentar un cambio en sus síntomas usuales de aviso de hipoglucemia, y deben ser advertidos de esta posibilidad. Los síntomas de aviso habituales pueden desaparecer en los pacientes con diabetes de larga duración. Las enfermedades concomitantes, especialmente las infecciones y condiciones febriles, por regla general aumentan el requerimiento de insulina del paciente. Enfermedades concomitantes a nivel renal, hepático o que afecten a las glándulas adrenales, pituitarias o tiroides pueden requerir de modificaciones de la dosis de insulina. Cambio de otro producto insulínico: El cambio de un paciente a otro tipo o marca de insulina se debe realizar bajo una estricta supervisión médica. Los cambios en la concentración, marca (fabricante), tipo, origen (insulina animal, insulina humana o análogo de insulina humana) y/o el método de fabricación (insulina ADN recombinante contra insulina de origen animal), pueden hacer que sea necesario un cambio en la dosis. Puede ser necesario para los pacientes bajo tratamiento con Levemir® cambiar la dosis en comparación con la dosis usual de sus insulinas. Si es necesario un ajuste de la dosis, esto puede ocurrir, con la primera dosis o durante las primeras semanas o meses. Reacciones en el sitio de inyección: Al igual que con cualquier terapia con insulina, pueden ocurrir reacciones en el sitio de la inyección, las cuales incluyen dolor, picazón, urticaria, hinchazón e inflamación. La continua rotación del sitio de la inyección dentro de un área determinada puede ayudar a reducir o prevenir estas reacciones. Las reacciones normalmente desaparecen en unos pocos días a unas pocas semanas. En raras ocasiones, las reacciones en el sitio de la inyección pueden requerir la interrupción de Levemir®. Combinación de tiazolidinedionas con productos insulinicos: Se han reportado casos de insuficiencia cardiaca con el uso combinado de tiazolidinedionas e insulina, especialmente en pacientes con factores de riesgo para el desarrollo de insuficiencia cardiaca congestiva. Debe tenerse esto en cuenta si se considera iniciar tratamiento combinado con tiazolidinedionas y productos medicinales de insulina. Si se usa la combinación, los pacientes deben ser monitoreados en búsqueda de signos y síntomas de insuficiencia cardiaca congestiva, ganancia ponderal y edema. Las tiazolidinedionas deben ser descontinuadas si ocurre algún signo de deterioro cardiaco. Efectos en la capacidad para conducir y utilizar máquinas: La capacidad de concentración y de reacción de los pacientes diabéticos puede verse afectada por una hipoglucemia. Esto puede ser causa de riesgo en situaciones que precisen estas habilidades (por ej. conducir automóviles o manejar maquinaria). Debe advertirse a los pacientes que tomen las precauciones necesarias para evitar una hipoglucemia mientras conducen. Esto es particularmente importante en aquellos pacientes con capacidad reducida o nula para percibir los signos de advertencia de hipogiucemia, o que padecen episodios frecuentes de hipoglucemia. Se considerará la conveniencia de conducir en estas circunstancias.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Embarazo: Se puede considerar el tratamiento con Levemir® durante el embarazo, si el beneficio justifica los posibles riesgos. Un estudio clínico aleatorio controlado en mujeres embarazadas con diabetes tipo 1 comparado con Levemir® (n=152) y con insulina NPH (n=158), ambos en combinación con insulina asparta. Los resultados mostraron eficacia similar de insulina detemir y de insulina NPH, y un perfil similar de seguridad global durante el embarazo, sobre los resultados de embarazo así como en el feto y en el recién nacido (ver sección de Farmacodinamia). Los datos en animales no indicaron toxicidad en la reproducción (ver sección de Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad). En general, se recomienda un control glucémico intensivo y la monitorización de las pacientes diabéticas durante el embarazo y cuando se proyecta el mismo. Los requerimientos de insulina usualmente disminuyen durante el primer trimestre del embarazo y aumentan durante el segundo y tercer trimestres. Después del parto, normalmente los requerimientos de insulina vuelven rápidamente a los valores previos al embarazo. Lactancia: Se desconoce si la insulina detemir es secretada en la leche materna. No se anticiparon efectos metabólicos de la ingesta de insulina detemir en la lactancia del recién nacido/infante, ya que la insulina detemir como péptido es digerido en aminoácidos en el tracto gastrointestinal humano. Las mujeres en periodo de lactancia podrían necesitar un ajuste en la dosis de insulina.
Reacciones secundarias y adversas: a) Resumen del perfil de seguridad: Las reacciones adversas observadas en pacientes que usan Levemir® dependen principalmente de la dosis y se deben al efecto farmacológico de la insulina. El porcentaje general de pacientes tratados que se espera que experimenten reacciones farmacológicas adversas se estima en 12%. La reacción adversa reportada con mayor frecuencia durante el tratamiento es la hipoglucemia, por favor consulte la sección c) a continuación. Investigaciones clínicas han dado a conocer que la hipoglucemia mayor, definida como un requisito de la intervención de un tercero, ocurre en aproximadamente 6% de los pacientes tratados con Levemir®. Las reacciones en el sitio de inyección se ven con mayor frecuencia durante el tratamiento con Levemir® que con productos de insulina humana. Estas reacciones incluyen dolor, enrojecimiento, urticaria, inflamación, moretones, hinchazón y comezón. La mayoría de las reacciones en el sitio de inyección son menores y de naturaleza transitoria, es decir, éstas normalmente desaparecen durante la continuación del tratamiento, en cuestión de días o semanas. Al inicio del tratamiento con insulina pueden ocurrir alteraciones de la refracción y edema; usualmente estas reacciones son de naturaleza transitoria. La mejoría rápida del control de la glucosa puede asociarse con neuropatía aguda dolorosa, la cual es reversible usualmente. La intensificación de la terapia con insulina con mejoría abrupta del control glucémico puede asociarse con un agravamiento temporal de la retinopatía diabética, mientras que la mejoría a largo plazo del control glucémico disminuye el riesgo de progresión a retinopatía diabética. b) Lista de reacciones adversas: Las reacciones adversas enlistadas a continuación se basan en los datos obtenidos en los estudios clínicos y están clasificadas de acuerdo a la frecuencia en el MedDRA y en las Clases de Sistemas de Organos. Las categorías de frecuencia se definen de acuerdo con la siguiente convención: Muy comunes (≥1/10); comunes (≥1/100 a < 1/10); poco comunes (≥1/1,000 a < 1/100); raros (≥1/10,000 a < 1/1,000); muy raros ( < 1/10,000), desconocidos (no se puede estimar con la información disponible).


C) Descripción de reacciones advaersas seleccionadas: Reacciones alérgicas, reacciones potencialmente alérgicas, urticaria, exantema, erupciones. Las reacciones alérgicas, reacciones potencialmente alérgicas, urticaria, exantema y erupciones son poco comunes cuando Levemir es usado dentro de un régimen basal-bolo. Sin embargo, tres estudios clínicos mostraron una frecuencia común (se observó un 2.2% de reacciones alérgicas y reacciones potencialmente alérgicas) al ser usado en combinación con productos medicinales antidiabéticos orales. Reacciones anafilácticas: La ocurrencia de reacciones de hipersensibilidad generalizadas (incluyendo exantema cutáneo generalizado, prurito, diaforesis, plenitud gastrointestinal, edema angioneurótico, dificultad para respirar, palpitaciones y reducción de la presión sanguínea) es muy rara, sin embargo éstas pueden poner en riesgo la vida. Hipoglucemia: La reacción adversa reportada más frecuentemente es la hipoglucemia. Puede presentarse si la dosis de insulina es muy alta en relación al requerimiento de insulina. La hipoglucemia severa puede llevar a pérdida de la conciencia y/o convulsiones y puede resultar en deterioro temporal o permanente de la función cerebral o incluso la muerte. Los síntomas de hipoglucemia usualmente ocurren de forma súbita. Pueden incluir sudor frío, palidez y frialdad de la piel, fatiga, nerviosismo o temblor, ansiedad, cansancio o debilidad inusuales, confusión, dificultad para concentrarse, mareo, hambre excesiva, alteraciones de la visión, cefalea, náuseas y palpitaciones. Lipodistrofia: Puede ocurrir Iipodistrofia (incluyendo lipohipertrofia, Iipoatrofia) en el sitio de inyección. La rotación continua del sitio de inyección dentro del área particular de inyección puede ayudar a reducir el desarrollo de estas reacciones.
Interacciones medicamentosas y de otro género: Se sabe que ciertos medicamentos interaccionan con el metabolismo de la glucosa. Las siguientes sustancias pueden reducir los requerimientos de insulina: Antidiabéticos orales, inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO), beta bloqueadores, inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA), salicilatos, esteroides anabólicos y sulfonamidas. Las siguientes sustancias pueden aumentar los requerimientos de insulina: Anticonceptivos orales, tiazidas, glucocorticoides, hormonas tiroideas, simpaticomiméticos, hormona del crecimiento y danazol. Los agentes beta-bloqueadores pueden enmascarar los síntomas de hipoglucemia. La octreotida/lanreotida pueden tanto aumentar como reducir los requerimientos de insúlina; El alcohol puede intensificar y prolongar el efecto hipoglucémico de la insulina.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: No se han observado a la fecha.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Las pruebas in vitro en líneas de células humanas que investigaron la unión a los sitios receptores de insulina e IGF-I han mostrado que insulina detemir tiene una afinidad reducida para ambos receptores, así como un efecto reducido en el crecimiento celular, en comparación con la insulina humana. Los datos preclínicos no revelaron un riesgo especial para los humanos, con base en los estudios convencionales de farmacología de la seguridad, toxicidad de dosis repetidas, genotoxicidad, potencial carcinogénico y toxicidad para la reproducción.
Dosis y via de administración: Levemir® es una análogo de insulina basal soluble, con un perfil de acción plano y predecible, con una duración prolongada del efecto (arriba de 24 horas). Comparada con otros productos de insulina, la terapia con Levemir está asociada con un menor aumento de peso. Comparado con insulina NPH e insulina glargina, el tratamiento con Levemir® se asocial con un menor aumento de peso. El menor riesgo de hipoglucemia nocturna comparado con insulina NPH permite un ajuste más intensivo hacía los niveles de glucosa en la sangre deseados para el tratamiento de bolo-basal. El menor riesgo de hipoglucemia nocturna comparado con insulina NPH permite un ajuste más intensivo hacia los niveles de glucosa en la sangre deseados para los sujetos con tratamiento combinado de insulina y AD. Levemir® proporciona un mejor control glucémico, medido a través de los niveles de glucosa plasmática en ayunas, en comparación con el tratamiento con insulina NPH. Levemir® puede ser utilizado solo como insulina basal o en combinación con insulina de bolo. También puede ser utilizada en combinación con medicamentos antidiabéticos orales y adicionándolo al tratamiento con terapia de Iiraglutide. Dosis: En combinación con agentes antidiabéticos orales y con liraglutide, se recomienda iniciar el tratamiento con Levemir® con una administración una vez al día a una dosis de 10 U ó de 0.1 - 0.2 U/kg. La inyección puede administrarse en cualquier momento del día, pero a la misma hora cada día. La dosis de Levemir® se debe ajustar con base en las necesidades individuales de los pacientes. Con base en los resultados de los estudios, se recomienda la siguiente guía para la dosificación:


Cuando Levemir® se utiliza como parte de un régimen de insulina basal-bolo, Levemir® se debe administrar una o dos veces al día, dependiendo de las necesidades del paciente. La dosis de Levemir® se debe ajustar individualmente. Para los pacientes que requieren dosificación dos veces al día para optimizar el control de glucosa en sangre, la dosis de la noche puede administrarse en la noche o a la hora de dormir. Podría necesitarse un ajuste de la dosificación si el paciente se somete a un aumento en la actividad física, cambia su diet durante enfermedades aumento en la actividad fisica, cambia su dieta regulr o durante enfermedades concomitantes. Poblaciones escpeciales: Como con todos los productos de insulina, en pacientes de edad avanzada y pacientes con insuficiencia renal o hepática, debe intensificarse el monitoreo de la glucosa y ajustarse la dosis de Levemir® de manera individual. Población pediátrica: La eficacia y seguridad de Levemir® quedaron demostradas en niños y adolescentes de 2 años de edad en adelante en estudios de hasta 12 meses (ver la sección de Propiedades Farmacodinámicas). Cambio desde otras insulinas: El cambio a Levemir® desde otras insulinas de acción intermedia o prolongada puede requerir un ajuste de la dosis y/o de la hora de administración (Ver sección Precauciones Generales). Al igual que con otras insulinas, se recomienda un estricto control glucémico durante el cambio y las primeras semanas después del cambio. El tratamiento antidiabético concomitante podría necesitar un ajuste de dosis y/o horario de los medicamentos antidiabéticos orales o productos de insulina de acción corta concurrente. Método de Administración: Levemir® se administra únicamente por vía subcutánea. Levemir® no se debe administrar intravenosamente, ya que podría resultar en una hipoglucemia grave. También debe evitarse la administración intramuscular. No debe utilizarse Levemir® en bombas de infusión de insulina. Levemir® se administra por vía subcutánea mediante inyección en la pared abdominal, en el muslo, parte superior del brazo, la región del deltoides o la región glútea. Siempre deben cambiarse los sitios de inyección dentro de la misma área, a fin de reducir el riesgo de lipodistrofia. Como con todos los productos de insulina, la duración de la acción varía de acuerdo con la dosis, sitio de inyección, flujo sanguíneo, temperatura y nivel de actividad física. Levemir® Penfill® está diseñado para ser utilizado con sistemas de administración de Novo Nordisk y con agujas NovoFine® o NovoTwist®. Levemir® Penfill® viene acompañado con un instructivo de uso. Levemir® FlexPen® son plumas pre-llenadas diseñadas para utilizarse con agujas NovoFine® o NovoTwist® agujas desechables de hasta 8mm de longitud. FlexPen® suministra de 1-60 unidades con incrementos de 1 unidad. Levemir® FlexPen® tiene un código de color y está acompañado de un instructivo detallado dentro del empaque que debe seguirse durante su uso.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: No es posible definir una sobre dosificación específica para las insulinas; sin embargo, se puede desarrollar hipoglucemia en fases secuenciales si el paciente recibe una dosis superior a sus requerimientos: Los episodios hipoglucémicos leves pueden tratarse con administración oral de glucosa o productos azucarados. Por consiguiente, se recomienda que los pacientes diabéticos lleven siempre productos que contienen azúcar. Los episodios hipoglucémicos severos con pérdida de la consciencia, pueden tratarse con inyección intramuscular o subcutánea de glucagon (0.5 a 1 mg) administrada por una persona entrenada, o bien glucosa por vía intravenosa administrada por un profesional médico. Además, se debe administrar glucosa intravenosa si el paciente no responde al glucagon dentro de 10 a 15 minutos. Se recomienda la administración de carbohidratos orales al paciente una vez recuperada la consciencia, a fin de prevenir una recaída.
Presentaciones: Levemir® Penfill® 100 U/ml, solución (inyectable) en un cartucho. Caja de cartón con 5 cartuchos de vidrio claro tipo I. Levemir® FlexPen® 100 U/ml, solución (inyectable) en una pluma prellena. Caja de carton con 1 o 5 plumas prellenadas.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura de 2°C a 8°C (en un refrigerador) no cerca del congelador. No congelar. Durante el uso: No refrigerar. Conservar a temperatura ambiente a no más de 30°C. Levemir® [Penfill® ó FlexPen®] en uso o cuando se llevan de repuesto, deben mantenerse a temperatura ambiente a no más de 30°C hasta por 6 semanas. Cartucho [Penfill®]: Para proteger de la luz, mantener los cartuchos dentro de la caja de cartón externa. Pluma Prellenada [FlexPen®]: Para proteger de la luz, mantener el capuchón en su lugar cuando Levemir® no se esté usando.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. No se administre si la solución no es transparente, si contiene partículas en suspensión o si el cierre ha sido violado. No se use en bombas de infusión de insulina. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. Léase instructivo anexo. Levemir® es para usar por una sola persona. Si Levemir® se ha congelado no debe utilizarse. Los cartuchos están diseñados para ser usados con los dispositivos de administración de Novo Nordisk (dispositivos duraderos para uso repetido) y con agujas NovoFine®. Deben seguirse las instrucciones detalladas que acompañan al dispositivo de administración. El cartucho no debe reilenarse. El paciente debe ser/advertido de desechar la aguja despues, de cada inyeccion. Reporte las sospechas de reacción abversa al correo: farmacovigilancia@cofepris.gob.mx.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en Dinamarca por: Novo Nordisk A/S. Novo Allé. DK-2880 Bagsvaerd. Dinamarca. Hecho en Francia por: Novo Nordisk Production SAS. 45, Avenue d'Orléans. F- 28002 Chartres. Francia. Importado y distribuido por: Novo Nordisk México, SA de CV. Teiocotes S/N Col. San Martín. Obispo Tepetixtla, C. P. 54763. Cuautitíáh Izcalli, México. Fabricante del Biofármaco. Novo Nordisk, A/S. Hallas Allé, DK-4400 Kalund borg, Dinamarca.
Número de registro del medicamento: 372M2005 SSA IV

Principios Activos de Levemir

Laboratorio que produce Levemir