MOTRUXIA

PISA

Denominación genérica: Aripiprazol.

Forma farmacéutica y formulación: Tabletas. Cada tableta contiene: Aripiprazol 15 mg. Excipiente cbp 1 tableta.
Indicaciones terapéuticas: Antipsicotico. Aripiprazol es un antipsicótico atípico agonista parcial de los receptores de la serotonina 5-HT1A, antagonista de los receptores 5-HT2A y agonista parcial de los receptores de la dopamina D2. Se utiliza en el tratamiento de la esquizofrenia y del trastorno bipolar.
Farmacocinética y farmacodinamia: El Aripiprazol se absorbe bien en el tubo digestivo y las concentraciones máximas se alcanzan en alrededor de 3 a 5 horas después de su administración. Se metaboliza principalmente en el hígado por deshidrogenación e hidroxilación, a través de las isoenzimas CIP3A4 y CIP2D6 del citocromo P450, y por N-desalquilación, a través de la CIP3A4. El metabolito principal, deshidro-aripiprazol, también es activo y representa alrededor del 40% de los niveles plasmáticos de aripiprazol. Se ha propuesto que la eficacia del Aripiprazol en la esquizofrenia es mediada a través de una combinación del agonismo parcial de los receptores D2 de la dopamina 5-HT1A de la serotonina y el antagonismo de los receptores 5-HT2 de la serotonina. Las semividas de eliminación del Aripiprazol y de deshidro-aripiprazol son de aproximadamente 75 y 95 horas, respectivamente; en una minoría de metabolizadores lentos, la semivida de eliminación del aripiprazol puede llegar a ser de 146 horas. La unión a las proteínas plasmáticas del aripiprazol y su metabolito es de alrededor del 99%. Se elimina mayoritariamente por las heces (55%) y alrededor de un 25% de la dosis aparece en la orina, principalmente en forma de metabolitos. Por lo general, no es necesario realizar ajustes en la dosis de Aripiprazol a causa de la edad del paciente, el género, la raza, el antecedente de tabaquismo, o del estado de la función renal o hepática.
Contraindicaciones: Aripiprazol está contraindicada en pacientes con hipersensibilidad al aripiprazol o a cualquier componente de su formulación, embarazo, lactancia y en menores de 18 años.
Precauciones generales: Durante el tratamiento antipsicótico, la mejoría en las condiciones clínicas del paciente puede requerir algunos días o semanas. Los pacientes deberán monitorearse cuidadosamente durante este periodo de tiempo. Suicidio. La probabilidad de un intento de suicidio es inherente a las enfermedades psiquiatricas, por lo que la vigilancia estrecha de los pacientes de alto riesgo debe acompañar al tratamiento farmacológico. Discinesia tardía. El riesgo de discinesia tardía se incrementa con el tratamiento antipsicótico a largo plazo; si aparecen manifestaciones clínicas de discinesia tardía durante el tratamiento con Aripiprazol se deberá considerar la reducción de la dosis o la suspensión del tratamiento. Después de la suspensión del tratamiento los síntomas pueden sufrir un deterioro temporal o incluso un empeoramiento. Síndrome neuroléptico maligno. Se ha reportado un complejo de síntomas potencialmente fatales, denominado Síndrome Neuroléptico Maligno (SNM) asociado a la administración de fármacos antipsicóticos, entre los cuales se incluye el aripiprazol. Las manifestaciones clínicas del Síndrome Neuroléptico Maligno son: hiperpirexia, rigidez muscular, alteraciones del estado mental y evidencia de inestabilidad autónoma (pulso o presión arterial irregular, taquicardia, diaforesis y arritmia cardiaca). Otros signos que también se pueden presentar son la elevación de la creatinina-fosfocinasa, mioglobinuria (rabdomiólisis) e insuficiencia renal aguda. Si un paciente desarrolla signos o síntomas indicativos de SNM, o se presenta con fiebre inexplicable sin manifestaciones clínicas adicionales de SNM, todos los medicamentos antipsicóticos, incluyendo aripiprazol deberán ser suspendidos. Convulsiones. Al igual que con otros fármacos antipsicóticos, Aripiprazol deberá ser administrada con precaución en pacientes con antecedentes de crisis convulsivas o con condiciones asociadas a éstas. Pacientes de edad avanzada con psicosis asociada con demencia. Los pacientes de edad avanzada con psicosis asociada con demencia, tratados con antipsicóticos atípicos, incluyendo aripiprazol, presentan un riesgo mayor de muerte. Aunque las causas de muerte fueron diversas, la mayoría de las muertes parecieron ser de naturaleza cardiovascular, cerebrovascular o infecciosa. Aripiprazol no está aprobada para el tratamiento de pacientes con psicosis relacionada con demencia. Hiperglucemia y diabetes mellitus. Se ha reportado hiperglucemia asociada con cetoacidosis, coma hiperosmolar o muerte; en pacientes tratados con medicamentos atípicos antipsicóticos. Los pacientes tratados con cualquier medicamento antipsicótico, incluyendo aripiprazol, deberán ser observados por si existen signos y síntomas de hiperglucemia (poliuria, polidipsia, polifagia), y los pacientes con diabetes mellitus o con factores de riesgo deberán ser supervisados con regularidad por si empeora el control de la glucosa. Hipotensión ortostática. Debido a su potencial antagonismo a los receptores 1 adrenérgicos, el aripiprazol puede asociarse con hipotensión ortostática. Aripiprazol debe administrarse con precaución en pacientes con enfermedad cardiovascular conocida (antecedentes de infarto al miocardio, cardiopatía isquemica, insuficiencia cardiaca, trastornos de conducción cardiaca), enfermedad vascular cerebral, o en condiciones que puedan predisponer a los pacientes a la hipotensión (deshidratación, hipovolemia, tratamiento con antihipertensivos). Regulación de la temperatura corporal. Se ha atribuido a los fármacos antipsicóticos la disrupción de la capacidad del cuerpo para reducir la temperatura central. Se recomienda tener cuidado cuando se prescriba aripiprazol a pacientes bajo condiciones que puedan contribuir a la elevación de la temperatura corporal central (ejercicio extremo, exposición a calor extremo, medicación concomitante con anticolinérgicos). Disfagia. Trastornos de motilidad esofágica han sido asociados al consumo de fármacos antipsicóticos. El aripiprazol y otros fármacos antipsicóticos deben administrarse con precaución en los pacientes que tienen riesgo de neumonía por aspiración. Efecto sobre la capacidad para conducir automóviles y operar maquinaria. Al igual que con otros antipsicóticos, se debe tener precaución cuando se maneje maquinaria riesgosa, incluyendo los vehículos de motor. Uso pediátrico. No se ha establecido la seguridad y eficacia de Aripiprazol en pacientes menores de 18 años de edad.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Embarazo. No existen estudios bien controlados de aripiprazol en mujeres embarazadas. Se debe asesorar a las pacientes para que notifiquen a su médico si se embarazan o si planean embarazarse durante el tratamiento con aripiprazol. Debido a que la experiencia es limitada. Lactancia. No se conoce si aripiprazol o sus metabolitos se excretan en la leche humana. Se debe asesorar a las pacientes para que no amamanten durante el tratamiento con aripiprazol. No se administre durante el embarazo, ni la lactancia.
Reacciones secundarias y adversas: Los efectos adversos comunes del Aripiprazol son el estreñimiento, dispepsias, nauseas, vomito, aumento de la salivación, dificultad para el habla, dolor muscular, dolor toráxico, rigidez muscular, ansiedad, astenia, cefalea, visión borrosa, temblor, agitación, insomnio, aturdimiento, somnolencia. La incidencia de síntomas extrapiramidales con aripiprazol es baja y la acatisia es el síntoma más frecuentemente descrito. Rara vez se ha descrito discinesia tardía y se han observado algunos casos de síndrome neuroléptico maligno. El tratamiento con aripiprazol puede provocar taquicardia, hipotensión ortostática, y por consiguiente debe utilizarse con precaución en pacientes con enfermedad cardiovascular, cerebrovascular, o con patologías que predisponen a sufrir hipotensión. Las crisis epilépticas son raras con aripiprazol pero debe utilizarse con precaución en los pacientes con antecedentes de epilepsia. También se ha descrito aumento de peso corporal.
Interacciones medicamentosas y de otro género: Considerando los efectos de aripiprazol sobre el S.N.C., se debe tener precaución cuando se tome conjuntamente con otros fármacos que actúan a nivel central. Se debe evitar el consumo de alcohol en forma concomitante. Debido a su antagonismo con los receptores a1 adrenérgicos, aripiprazol tiene el potencial de aumentar el efecto de ciertos fármacos antihipertensivos. El aripiprazol se metaboliza a través de las isoenzimas CYP3A4 y CYP2D6 del citocromo P450. El ketoconazol, un inhibidor potente de la CYP3A4, puede aumentar las concentraciones plasmáticas de aripiprazol en aproximadamente un 60%; los fabricantes recomiendan reducir la dosis de aripiprazol a la mitad cuando se administra con ketoconazol. De forma parecida, la dosis de aripiprazol debe reducirse a la mitad cuando se administra con quinidina, un potente inhibidor de la CYP2D6. Los fabricantes advierten que podrían producirse efectos similares con otros inhibidores potentes de estas isoenzimas y recomiendan reducir la dosis de aripiprazol en estas combinaciones. Por el contrario, las concentraciones plasmáticas de aripiprazol pueden disminuir alrededor de un 70% cuando se administra con carbamazepina, un potente inductor de la CYP3A4; la dosis de aripiprazol debe duplicarse si se administra conjuntamente con aripiprazol.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Una comparación entre grupos de aripiprazol y de placebo en la proporción de pacientes que experimentaron cambios clínicos potencialmente significativos de los parámetros de laboratorio de rutina, no mostró diferencias médicamente importantes.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Los datos preclínicos de seguridad no revelaron riesgos especiales para los humanos, basándose en los estudios convencionales de seguridad farmacológica, toxicidad de dosis repetidas, genotoxicidad, carcinogenicidad o de toxicidad durante la reproducción. Efectos toxicológicamente significativos fueron observados solo con dosis que excedieron suficientemente la máxima dosis en humanos, lo que indico que su relevancia en el uso clínico es limitada.
Dosis y vía de administración: Esquizofrenia. La dosis inicial y de mantenimiento recomendada de Aripiprazol es de 10 a 15 mg una vez al día. La dosis puede ajustarse a intervalos mínimos de dos semanas hasta un máximo de 30 mg por día. Manía bipolar. La dosis inicial y de mantenimiento recomendada de Aripiprazol es de 15 a 30 mg una vez al día. Si se requieren ajustes de las dosis, deberán efectuarse en intervalos no menores de 24 horas. La seguridad de dosis superiores a 30 mg/día no ha sido evaluada. Poblaciones especiales. No se requiere ajuste de dosis en pacientes con daño renal o hepático. No se ha establecido la eficacia y seguridad en pacientes menores de 18 años. No se requiere ajuste de dosis en sujetos ≥ 65 años, aunque la experiencia en esta población es limitada.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: En pacientes adultos los signos y síntomas observados por sobredosis de aripiprazol incluyeron diarrea, nauseas, vomito, astenia, somnolencia, letargia, aumento en la presión arterial y taquicardia. En niños los signos y síntomas observados post-ingesta accidental de sobredosis de aripiprazol incluyeron síntomas extrapiramidales y pérdida temporal del estado de conciencia. El tratamiento de la sobredosis se debe enfocar al establecimiento de medidas de soporte básico: mantenimiento de una vía aérea permeable, oxigenación, ventilación, y tratamiento de los síntomas. Debe considerarse la posibilidad de una múltiple participación de fármacos. Por lo tanto, el monitoreo cardiovascular debe iniciarse inmediatamente incluyendo el monitoreo electrocardiográfico continuo para detectar posibles arritmias. La vigilancia médica y el monitoreo deberán continuar hasta que el paciente se recupere, siempre que se sospeche o se haya confirmado una sobredosis con aripiprazol. La administración de carbón activado (50 gr) una hora después de la ingesta del aripiprazol disminuye el ABC de aripiprazol en 51% y la Cmáx en 41%. Aunque no existe información sobre el efecto de la hemodiálisis en el tratamiento de una sobredosis con aripiprazol, es improbable que la hemodiálisis sea útil en el manejo de la sobredosis, ya que el aripiprazol no se elimina sin cambios por la orina y esta firmemente unido a las proteínas del plasma.
Presentación(es): Envase con 10 ó 20 tabletas de 15 mg.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos, su venta requiere receta médica. No se use durante el embarazo, la lactancia, ni en menores de 18 años. No se deje al alcance de los niños.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en México por: Laboratorios PiSA, S.A. de C.V. Miguel Angel de Quevedo No. 555, Col. Romero de Terreros, Delegación Coyoacán. C.P. 04310, Distrito Federal, México.
Número de registro del medicamento: 239M2012 SSA IV.

Principios Activos de Motruxia

Patologías de Motruxia

Laboratorio que produce Motruxia