NIQÜITIN

GSK CONSUMO

Denominación genérica: Nicotina (alcaloide principal del tabaco) (S)-3-1(1-metil-2-piddolidinil) piridina.

Forma farmacéutica y formulación: Forma farmacéutica: NIQÜITIN® es un parche pequeño color piel, flexible, rectangular, diseñado como un sistema transdérmico de liberación controlada y continua de nicotina, durante 24 horas, para aplicarse en la piel sana. Diagrama de la estructura del parche. Composición: Cada parche incluye cuatro capas funcionales y una cubierta protectora.


El parche está constituido por cuatro capas funcionales y de una capa protectora, esta última capa antes de que se use el parche protege a la parte adhesiva que estará en contacto con la piel, por lo tanto esa cubierta transparente se desprende para la aplicación del parche y se elimina. El parche transdérmico de nicotina suministra el medicamento en una cantidad determinada y a velocidad controlada. Cuando se coloca el parche sobre la piel la nicotina penetra en la misma por difusión (para mantener el gradiente de concentración para la difusión, NIQÜITIN® contiene mas cantidad de nicotina total que la que se libera efectivamente y es absorbida in vivo durante 24 horas). Cada parche contiene nicotina base en las cantidades de 36, 78 y 114 mg, proporcional a las áreas de los parches de sus 3 diferentes presentaciones que miden 7, 15 y 22 cm2 respectivamente (equivalente a 5.1 mg/cm2 de nicotina). Cada presentación del parche libera 7, 14 o 21 mg de nicotina in vivo durante 24 horas. Formulación:


Indicaciones terapéuticas: Tratamiento para suprimir el hábito del tabaquismo. Está indicado para: * el alivio de los síntomas producidos por a suspensión del uso del tabaco, como el "deseo" o la ansiedad por el tabaco, incluyendo la que experimentan los fumadores en las mañanas cuando están en el proceso de dejar de fumar y * la disforia o depresión, irritabilidad, frustración y enojo, inquietud, pereza, dificultad de concentración, relacionados también con dejar de fumar.
Farmacocinética y farmacodinamia: Propiedades farmacodinámicas: la nicotina, que es el alcaloide principal de los productos del tabaco, es un fármaco que se presenta de manera natural, muestra sus acciones primarias por estimulación de los ganglios autonómicos, es un agonista en los receptores de nicotina que e encuentran en el sistema nervioso periférico y central. Tiene efectos en el sistema nervioso central y cardiovasculares pronunciados cuando se libera rápidamente en el organismo y proviene de los productos del tabaco. Cuando se consume en productos del tabaco, se ha demostrado que es adictiva y que la abstinencia está relacionada con síntomas de supresión característicos. En pruebas controladas clínicamente, el NIQÜITIN® demostró aliviar el "deseo" o ansiedad por la nicotina, incluyendo la de la mañana y evitar la presencia de los síntomas de supresión de la nicotina, como la disforia o depresión; irritabilidad, frustración y enojo; inquietud; inactividad y dificultad de concentración. El NIQÜITIN® redujo en gran medida la ansiedad por lo meno 35%, durante todo el día en las primeras dos semanas de abstinencia, en comparación con el placebo (p < 0.05). Propiedades farmacocinéticas: Después de la aplicación transdérmica, la piel absorbe rápidamente la nicotina que se libera inicialmente del adhesivo del parche y pasa a la circulación general. Las concentraciones plasmáticas de nicotina alcanzan su punto máximo después de 2 a 4 horas de la aplicación inicial del NIQÜITIN®, con concentraciones en plasma relativamente constantes durante 24 horas o hasta que se retira el parche. Aproximadamente el 68% de la nicotina que sale del parche entra al sistema circulatorio, y el resto de la nicotina liberada se pierde a través de la vaporización que se genera en el borde del parche. Al aplicar diaramente el NIQÜITIN® (durante 24 horas continuas), después de la segunda aplicación del mismo, se alcanzan concentraciones de nicotina en plasma estables dependientes de la dosis y se mantienen durante todo el día. Estas concentraciones máximas constantes son aproximadamente 30% más altas que aquéllas que se presentan después de una sola aplicación del NIQÜITIN®. Las concentraciones de nicotina en plasma son proporcionales a la dosis de las tres presentaciones del NIQÜITIN®. Las concentraciones constantes máximas de nicotina en plasmas son de aproximadamente 17 mg/ml para el parche de 21 mg/día, de 12 mg/ml para el parche de 14 mg/día y de 6 mg/ml para el parche de 7 mg/día. Como referencia, fumar un cigarro cada media hora produce concentraciones promedio en plasma de aproximadamente 44 mg/ml. El primer punto máximo pronunciado que se observa en los niveles de nicotina en la sangre al fumar un cigarro, no se observa con el uso de NIQÜITIN®. Después de retirar el parche, las concentraciones de nicotina en plasma disminuyen con una vida media aparente de 3 horas, más lentamente en comparación con las 2 horas de vida media con la administración intravenosa, debido a la absorción continua de nicotina desde el depósito en la piel. Si se retira el NIQÜITIN®, la mayoría de los pacientes no presentarán concentraciones de nicotina detectables en 10 a 12 horas. Una dosis de nicotina marcada con sustancias radioactivas suministrada de manera intravenosa, mostró una distribución de la radioactividad en el torrente sanguíneo, sin que ningún órgano en especial absorbiera la nicotina. El volumen de distribución de la nicotina es de aproximadamente 2.5 1/kg. El órgano de eliminación principal es el hígado, y la eliminación promedio del plasma es de aproximadamente 1.2 1/min, el riñón y los pulmones también metabolizan la nicotina. Más de 20 metabolitos de nicotina han sido identificados, de los cuales, se cree que todos son inactivos farmacológicamente. Los metabolitos principales son la cotinina y la trans-3-hidroxicotinina. Las concentraciones constantes de cotinina en plasma exceden 10 veces a las de nicotina. La vida media de la nicotina va de 1 a 3 horas, y la de la cotinina de 15 a 20 horas. Tanto la nicotina como sus metabolitos son excretados a través del hígado y aproximadamente un 10% de la nicotina es excretada sin cambio alguno en la orina. Hasta un 30% puede ser excretada en la orina, con rangos máximos de flujo y acidificación extrema por la orina (pH ≥5). No se presentó ninguna diferencia en la cinética de la nicotina entre hombres y mujeres con el NIQÜITIN®. Los hombres obesos utilizando el NIQÜITIN® registraron valores en la cinética y concentraciones máximas significativamente más bajos que los de un hombre de peso normal. La regresión lineal de los valores de la cinética contra el peso total corporal mostró la relación inversa esperada (los valores disminuyen conforme el peso aumenta). La cinética de la nicotina fue similar para todos los sitios de aplicación en el tronco o el antebrazo.
Contraindicaciones: NIQÜITIN® no deberá emplearse en no fumadores, menores de 18 años, en caso de hipersensibilidad a cualquier componente de la fórmula, ni simultáneamente con otro producto que contenga nicotina, ni en embarazo y lactancia.
Precauciones generales: Antes de usar este producto consultar al médico en caso de: menores de 18 años, pacientes con dermatitis, alergias en la piel, enfermedades del corazón (por ejemplo, angina, apoplejía, arritmia, enfermedad severa vascular periférica, infarto reciente al miocardio), de la tiroides u otras glándulas, del hígado o riñón, úlcera péptica, problemas circulatorios, presión arterial alta, diabetes y al estar bajo tratamiento con otros medicamentos como cafeína, teofilina, imipramina, pentazocina, insulina o medicamentos para la hipertensión, debido a que puede ser necesario ajustar la dosis. Si persisten las molestias, consulte a su médico. En caso de reacciones locales severas o persistentes en el lugar de la aplicación (es decir eritema prurito o edema severos) o de una reacción generalizada en la piel (como urticaria o erupciones), se deberá indicar a los usuarios interrumpir el uso de NIQÜITIN® y acudir al médico.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: No se administre durante el embarazo y la lactancia. Los efectos dañinos de las sustancias tóxicas y la nicotina del cigarro en la salud de la madre y del feto, han sido claramente demostrados. Existen algunas preocupaciones relacionadas con los efectos de la nicotina en el feto. La nicotina para libremente a la leche materna.
Reacciones secundarias y adversas: Algunos de los efectos secundarios adversos más frecuentes del NIQÜITIN® son reacciones en el lugar de la aplicación, como erupciones, hinchazón, ardor y sensaciones de comezón transitorias que generalmente desaparecen en un día. La mayoría de las reacciones tópicas son menores y se resuelven rápidamente quitando el parche. En raras ocaciones, también se han reportado reacciones alérgicas de la piel. Es muy poco probable que aparezca una reacción más severa en la piel, si esto ocurre, quitar el parche y consultar al médico. Muchas de las reacciones adversas sistémicas reportadas se relacionan con los efectos farmacológicos de la nicotina o con los efectos de la suspensión del hábito del tabaquismo. Durante las pruebas controladas, las reacciones adversas que se han presentado con más frecuencia son: ligeros disturbios del sueño, insomnio, náusea, ligero trastorno estomacal (dispepsia, constipación), tos, irritación de la garganta, sequedad de boca, síntomas de gripe, dolor muscular (mialgia) y dolor articular (artralgia). Los efectos adversos relacionados a la acción farmacológica de la nicotina son ligeros disturbios del sueño, insomnio, sequedad de boca, dispepsia y náusea y aquellos relacionados con dejar de fumar incluyen artralgia, constipación, síntomas de gripe, tos, mialgia e irritación de garganta. Efectos en la habilidad para manejar: no se conoce ningún efecto del NIQÜITIN® en la habilidad para manejar.
Interacciones medicamentosas y de otro género: No existen interacciones farmacocinéticas importantes entre la nicotina y otros medicamentos. Sin embargo, debido a la exposición reducida a las substancias del humo del cigarro, y por lo tanto a la disminución de la inducción de las enzimas hepáticas, dejar de fumar en sí puede causas que se incrementen los niveles de algunos medicamentos en la sangre, como la cafeína, teofilina, imipramina y pentazocina. Después de dejar de fumar, tal vez sea necesario disminuir la dosis de insulina debido a que la absorción subcutánea de la misma puede incrementarse. La nicotina aumenta el nivel de catecolaminas de la circulación. Después de dejar de fumar, tal vez sea necesario disminuir la dosis de bloqueadores adrenérgicos (por ejemplo, propanolol, prazosina) y aumentar la dosis de agonistas adrenérgicos (por ejemplo, isoprenalina, salbutamol).
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: A la fecha no se han observado alteraciones sobre resultados de pruebas de laboratorio en los estudios llevados a cabo con NIQÜITIN®.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: La toxicidad de la nicotina es bien conocida, y se debe tomar en cuenta dentro de la posología recomendada. La nicotina no mostró ser mutagénica en los ensayos correspondientes. Los resultados de los ensayos de carcinogenicidad no proporcionaron evidencia clara de que la nicotina tuviera efectos tumorígenos. La nicotina mostró toxicidad en las madres y en consecuencia una toxicidad moderada en el feto, cuando se expusieron ratones, ratas y conejos a dosis excesivas comparadas con las dosis recomendadas en el tratamiento con NIQÜITIN®. No se presentó evidencia de malformación fetal y aún no se han establecido los efectos en la fertilidad. La comparación de las concetraciones sistémicas necesarias usadas en estos estudios preclínicos de seguridad con aquellas de las dosis recomendadas en el tratamiento con NIQÜITIN®, indica que el riesgo potencial es bajo y es superado por el valor benéfico demostrable de la terapia de nicotina para dejar de fumar.
Dosis y vía de administración: Dosis: adultos: los fumadores que consumen más de 10 cigarros al día deberán iniciar el tratamiento en la etapa 1 (parche de 21 mg) y continuar como se indica en la tabla:


Vía de administración: cutánea. Modo de aplicación: durante todo el tratamiento con NIQÜITIN®, no se debe fumar ningún cigarro. Antes de usar los parches, los fumadores deben comprometerse a dejar de fumar. Durante el intento de dejar el cigarro, cualquier fumador tiene el riesgo de recaer. Por lo anterior, los usuarios no deben fumar mientras intentan dejar este hábito. No se deberá tomar nicotina en ninguna otra forma al mismo tiempo. Los parches NIQÜITIN® deben aplicarse una vez al día, a la misma hora y de preferencia en cuanto se levante, sobre un área del tronco o el brazo de piel sin vello, sin pliegues, que esté limpia y seca, y deberá traerlo puesto continuamente durante 24 horas. El parche deberá aplicarse inmediatamente después de retirarlo del empaque. Evite colocarlo sobre la piel enrojecida o irritada. Después de haber utilizado el parche durate 24 horas, deberá retirarlo y colocar uno nuevo en un nuevo lugar. El parche no deberá dejarse por más de 24 horas, ya que después de ese tiempo el suministro de la nicotina es mínimo. Los lugares de la piel donde se coloca no deberán volverse a utilizar por lo menos en siete días. Sólo podrá colocarse un parche a la vez. Los parches pueden retirarse antes de ir a dormir si interrumpen el sueño. Sin embargo, es recomendable utilizarlos 24 horas consecutivas, con el fin de optimizar el efecto contra la ansiedad de fumar en la mañana. Con el fin de obtener óptimos resultados, el curso de tratamiento de 10 semanas (8 semanas para los fumadores ligeros), deberá completarse y no deberá exceder las 10 semanas consecutivas. Sin embargo, se puede volver a utilizar algún tratamiento de NIQÜITIN® para pacientes que continúan fumando o que disminuyeron el hábito de fumar. Precauciones para su uso: léase instructivo anexo. Nota de seguridad para niños: La cantidad de nicotina en los parches nuevos y usados puede ser perjudicial para los niños. Por lo tanto, los parches deberán mantenerse lejos de su alcance y los ya usados deberán desecharse con cuidado. Después de quitar el parche de la piel, siempre debe doblarse a la mitad con la parte adhesiva hacia adentro y colocarlo en el sobre vacío del parche nuevo que se va a aplicar, para desecharlo. Seguridad de manejo: NIQÜITIN® en un irritante dérmico potencial y puede provocar sensación de comezón. Se deberá tener cuidad durante su manejo y, en especial, deberá evitarse el contacto con los ojos y la nariz. Después de colocarlo, lávese las manos sólo con agua, ya que el jabón podría incrementar la absorción de nicotina.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: Los síntomas típicos de una sobredosis de NIQÜITIN® serían similares a los de la intoxicación aguda por nicotina, incluyendo palidez, sudoración en frío, náusea, salivación, vómito, dolor abdominal, diarrea, dolor de cabeza, mareo, visión y audición dañadas, temblores, pereza y confusión mental. En casos extremos, después de estos síntomas pueden presentarse hipotensión, prostración, fallas respiratorias, colapsos circulatorios y convulsiones terminales. Sobredosis por exposición tópica: El parche deberá quitarse de inmediato si el paciente muestra señales de sobredosis y éste deberá acudir con un especialista a la brevedad posible. La piel deberá lavarse con agua y secarse. No debe utilizarse jabón, ya que incrementa la absorción de nicotina. La nicotina continuará siendo suministrada a la corriente sanguínea durante varias horas después de haber retirado el parche, debido al depósito de nicotina que ya se encontraba dentro de la piel. Sobredosis por ingestión: Aún no se conoce el efecto por ingerir NIQÜITIN®. Sin embargo, debido a la inactivación por hígado, los efectos sistémicos pueden ser mínimos. En este caso deberá administrarse carbón vegetal activado mientras el parche permanezca en el tracto gastrointestinal, debido a que éste seguirá liberando nicotina durante varias horas. Otras medidas que ayudan, según sea necesario, incluyen el diazepán o barbitúricos para accesos, la atropina para recreciones bronquiales o diarreas excesivas, equipo para fallas respiratorias y apoyo vigoroso de fluídos para la hipotensión y colapsos cardiovasculares.
Presentación(es): 1. Caja con 7 parches de 21 mg etapa 1. 2. Caja con 7 parches de 14 mg etapa 2. 3. Caja con 7 parches de 7 mg etapa 3. Para venta al público.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco. Período de expiración: 24 meses.
Leyendas de protección: No se deje al alcance de los niños, ni antes ni después de usarse. La dosis del parche puede causar intoxicaciones graves o letales a los niños. Literatura exclusiva para médicos.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en EUA por: Alza Corporation 700 Eubanks Drive, Vacaville, California 95688-9470, EUA. Acondicionado y distribuido por: GlaxoSmithKline México, S.A. de C.V. Calle 21-E No. 104, CIVAC Jiutepec, 62500, Morelos, México. ®Marca registrada.
Número de registro del medicamento: 527M98 SSA VI.
Clave de IPPA: HEAR-309857/6RM200

Principios Activos de NiqÜitin

Patologías de NiqÜitin

Laboratorio que produce NiqÜitin