PLENACOR LP®

ARMSTRONG

Denominación genérica: Atenolol/Nifedipino

Forma farmacéutica y formulación: Cápsula Liberación Prolongada 50 mg / 20 mg. Cada cápsula de liberación prolongada contiene: Atenolol 50 mg. Nifedipino 20 mg. Excipiente cbp 1 cápsula de liberación prolongada.
Indicaciones terapéuticas: Antihipertensivo: Hipertensión arterial esencial, leve a severa. Coadyuvante del tratamiento etiológico de la Hipertensión Arterial Secundaria (Aldosteronismo Primario, Feocromocitoma, Estenosis Arterial Renal, etc.). Antianginoso: Tratamiento y Profilaxis de la Insuficiencia Coronaria Crónica (Ángor Pectoris Crónica Estable, de Esfuerzo, Ángor variante (Espástico), Inestable).
Farmacocinética y farmacodinamia: Atenolol se absorbe rápidamente en el tubo digestivo aunque de manera incompleta. La mayor parte pasa a la circulación sistémica alcanzando concentraciones máximas 1.5 horas después de su administración oral. Se metaboliza en un 80% y se elimina por orina. Su vida media plasmática es de 2.5 a 5.5 horas. Tienen una vida de eliminación de aproximadamente 4 horas. Su biodisponibilidad es de 40% y se une en un 5% a las proteínas plasmáticas. Debido a su bajo índice de liposolubilidad penetra muy mal la barrera hematoencefálica. El nifedipino pertenece al grupo de las dihidropiridinas y se absorbe rápida y completamente a través de la mucosa gastrointestinal; alcanza niveles plasmáticos 10 minutos después de su administración y sus niveles máximos a los 30 minutos. Se une fuertemente a las proteínas plasmáticas (70 y 90%). Se metaboliza originando productos inactivos eliminándose el 80% de ellos por el riñón. Su vida media varía entre 2 y 5 horas. Su biodisponibilidad es reducida debido a que sufre un fuerte metabolismo hepático de primer paso. La administración combinada de atenolol con nifedipino retard permite obtener concentraciones máximas superiores que su administración aislada. El área bajo la curva también es mayor en la forma combinada. Ambos fármacos por diferentes mecanismos logran reducir el paso del calcio a través de los canales conductores del calcio, los calcioantagonistas lo logran de manera directa, mientras que los betabloqueadores lo hacen indirectamente efectuando el funcionamiento de un sitio particular de los canales conductores del calcio. Estos son los canales controlados por receptores cuya activación depende de la fosforilación que requiere del suministro de AMP cíclico que está disponible en la vecindad del orificio interno del canal. La producción de este AMP cíclico es disparada por la interacción de un agonista betarreceptor (por ejemplo noradrenalina, isoprenalina o adrenalina) con los sitios de unión específicos betarreceptores en la superficie celular. Esta interacción se traduce en que el ATP es convertido en AMP cíclico a través de la activación del sistema adenilciclasa. Algo de estos AMP cíclicos es usado luego para fosforilar aquellos canales del calcio que permanecían latentes hasta la fosforilación. Los betabloqueadores interrumpen esta secuencia de hechos al ocupar los receptores y evitar de esta manera que el agonista se combine con el receptor. Estas consecuencias en esos operadores de los canales de calcio quedan ahora en condiciones de admitir pocos iones calcio aun cuando los niveles de catecolaminas circulantes pueden ser altos, como sucede en el infarto de miocardio. El atenolol como otros betabloqueadores produce una disminución de la frecuencia acción coronotrópica negativa y de la fuerza de contracción acción inotrópica negativa, lo que no es evitado por la atropina, lo que quiere decir que no es de origen vagal. También disminuye la conducción auriculoventricular acción dromotrópica negativa. Provoca un discreto descenso de la presión arterial, con disminución del flujo sanguíneo aórtico, lo que se debe a la disminución del volumen minuto cardiaco producido por el atenolol. También disminuye la respuesta hipotensora o vasodepresora del isoproterenol y aumenta la respuesta presora de la adrenalina debido al bloqueo de los efectos adrenérgicos beta2 de ambas catecolaminas en cambio, disminuye la hipertensión producida por la noradrenalina debido al bloqueo de la acción inotrópica positiva de la misma. El atenolol posee una acción profiláctica efectiva con los ataques de angina de pecho debido a que disminuyen el trabajo y la frecuencia cardiaca y por ende el consumo de oxígeno, como consecuencia del bloqueo adrenérgico, sobre todo al esfuerzo, con lo que se evita la anoxia relativa que origina el ataque anginoso. El mecanismo por el cual el nifedipino ejerce su efecto hipotensor y antianginoso es por su unión a receptores discretos asociados con los canales operados por voltaje que admiten selectivamente calcio uno exclusivo para las dihidropiridinas; cuando se une a sus receptores selectivos reduce la cantidad de calcio que llega a través de esos canales por unidad de tiempo. Esto se traduce en una disminución del gasto cardiaco, de un efecto inotrópico negativo y disminución en la resistencia coronaria y sistémica el nifedipino aun en pequeñas dosis puede causar taquicardia refleja.
Contraindicaciones: No debe emplearse en pacientes cuya hipertensión arterial tenga poco tiempo de haberse desarrollado, principalmente si no se han probado otros medicamentos menos potentes. Tampoco debe emplearse si se están utilizando otros calcioantagonistas como verapamilo o diltiazem, ni en pacientes cuya tensión arterial sea muy hábil o inestable. El empleo de este medicamento en pacientes con hipotensión demostrada queda contraindicado. Su empleo durante el embarazo debe valorarse en base al factor riesgo beneficio. No debe utilizarse en pacientes con bloqueo cardiaco de segundo o tercer grado o bradicardia sinusal ni en pacientes con insuficiencia cardiaca congestiva.
Precauciones generales: La suspensión brusca de los antagonistas beta adrenérgicos luego de tratamiento prolongado puede exacerbar el ángor y aumentar el riesgo de muerte súbita.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Los estudios realizados con atenolol no han demostrado reacciones secundarias durante el embarazo. El atenolol se excreta por la leche materna por lo que debe tenerse cuidado cuando se administra a mujeres lactando ya que se ha demostrado bradicardia significativa en los lactantes cuando tienen insuficiencia renal. El Nifedipino ha mostrado efectos teratogénicos y embriotóxicos en animales y no existen estudios bien controlados realizados en mujeres que demuestren su inocuidad. Por lo tanto este producto no debe utilizarse durante el embarazo, a menos que exista alguna razón importante que justifique su riesgo.
Reacciones secundarias y adversas: Los efectos secundarios que pueden presentarse se deben al efecto propio de cada uno de los fármacos. Así, debido al atenolol puede presentarse insuficiencia cardiaca congestiva en pacientes susceptibles. El bloqueo beta adrenérgico puede provocar o exacerbar la insuficiencia cardiaca en pacientes con insuficiencia compensada. También puede presentarse bradicardia o bradiarritmias. Algunos pacientes pueden presentar extremidades frías y empeorar algún padecimiento vascular periférico como el fenómeno de Raynaud. Los efectos secundarios emanados del producto en forma combinada han sido mareo, cefalea, bochorno y sudoración, edema de pie y tobillos y con más frecuencia cansancio. En cuanto a los efectos secundarios derivados de los calcioantagonistas, estos se derivan de una vasodilatación excesiva, principalmente con los del grupo de las dihidropirinas, y se manifiestan por mareos, hipotensión, cefalea, rubor, resistencia digital y náuseas. Algunos pacientes pueden presentar edema periférico, tos, sibilancias y edema pulmonar. Estos efectos son benignos y desaparecen con el tiempo ajustando la dosis. Se ha observado agravamiento de la isquemia del miocardio, causada posiblemente por una hipotensión excesiva y disminución de la perfusión coronaria, vasodilatación coronaria selectiva en regiones no isquémicas del miocardio.
Interacciones medicamentosas y de otro género: No existen interacciones bioquímicas significativas entre atenolol y nifedipino asociadas más que un aumento del 16% en el área bajo la curva. La asociación de estos medicamentos con nitratos es bien tolerada. El nifedipino es posible que interactúe con la digital, por lo que debe monitorearse al paciente cuando se usen asociadas y ajustar la dosis de nifedipino o descontinuarla. No existen reportes sobre el tiempo de protrombina que impida el empleo de este producto con la cumarina, etosuccimida, contraceptivos orales y la warfarina además de los ya mencionados.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: No se han encontrado alteraciones en los valores bioquímicos sobre electrolitos, urea sanguínea, creatinina sérica, ácido úrico sérico y glucosa sanguínea con nifedipino, sin embargo, debido al atenolol pueden encontrarse alteraciones de los electrolitos.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Los estudios realizados hasta la fecha con atenolol y Nifedipino en mujeres no han mostrados efectos teratogénicos, mutagénicos ni sobre la fertilidad. Sin embargo, el nifedipino por sí mismo, administrado a dosis muy altas en animales ha mostrado efectos adversos sobre la fertilidad que no se han confirmado en humanos.
Dosis y vía de administración: Vía de administración: oral. Se recomienda el empleo de una sola cápsula cada 12 o 24 horas.
Manifestación y manejo de la sobredosis o ingesta accidental: La sobredosificación de este medicamento puede ocasionar hipotensión severa, cierta deshidratación y alteración en los electrolitos séricos. Las medidas a tomar deben ser generales colocando al paciente en posición supina con las piernas en alto, rehidratación y vigilancia de las funciones cardiovasculares y respiratorias.
Presentación(es): Caja con 10, 20 y 30 cápsulas de liberación prolongada.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a no más de 30°C.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se administre durante el embarazo, ni en mujeres en periodo de lactancia. Reporte las sospechas de reacción adversa al correo: farmacovigilancia@cofepris.gob.mx.
Nombre y domicilio del laboratorio: ARMSTRONG LABORATORIOS DE MEXICO S.A. DE C.V. Av. División del Norte No. 3311, Col. Candelaria Coyoacán. C.P.04380, Deleg. Coyoacán, D.F., México.
Número de registro: 380M93 SSA IV

Principios Activos de Plenacor L.p.

Laboratorio que produce Plenacor L.p.