PRANDIN®

HORMONA

Denominación genérica: Repaglinida.

Forma farmacéutica y formulación: Tabletas: cada tableta contiene: repaglinida 1 mg y 2 mg, excipiente cbp 1 tableta.
Indicaciones terapéuticas: PRANDIN® está indicado para el tratamiento de pacientes con diabetes mellitus tipo 2, cuya hiperglucemia no pueda ser controlada solamente con dieta y ejercicio. PRANDIN® está también indicado en combinación con metformina en aquellos pacientes que no respondan de manera adecuada a un solo medicamento. El tratamiento con PRANDIN® debe complementarse con dieta y ejercicio.
Farmacocinética y farmacodinamia: La repaglinida es la primera sal de una nueva clase química de hipoglucemiantes orales derivada del ácido benzoico, que no guarda relación con las sulfonilureas ni con otros agentes antidiabéticos. Mecanismo de acción: la repaglinida disminuye la glucemia al estimular la liberación pancréatica de insulina. Esta acción es dependiente del funcionamiento de las células beta del páncreas y se logra a través del cierre de los canales de potasio, dependientes de ATP en las membranas de las células beta, por unión en los sitios de afinidad. Este bloqueo despolariza la célula beta y determina una apertura de los canales de calcio, como resultante de este efecto se incrementa el flujo de calcio intracelular, ocasionando aumento de la secreción de insulina, mecanismo de acción similar al de las sulfonilureas. Se sabe que la especificidad de la respuesta a la repaglinida, está dada en que estimula o tiene sitios de unión específicos para una proteína de 36 kD diferente del sitio de unión de las sulfonilureas. La repaglinida requiere para su acción de la presencia de calcio en el espacio extracelular. A diferencia de las sulfonilureas, la replaglinida no inhibe la síntesis de proinsulina, no tiene efecto comprobado sobre la secreción de glucagon ni tampoco sobre la liberación de somatostatina. La farmacocinética de la repaglinida se caracteriza por tener una biodisponibilidad significativa del 63%, un bajo volumen de distribución de 30 l y por una eliminación rápida. Su absorción es rápida y completa a nivel del tracto gastrointestinal. El pico máximo de concentración en el plasma lo alcanza dentro de la primera hora después de su administración. La absorción no está relacionada con la ingestión de alimentos ni el ayuno, aunque algunos investigadores han observado que la velocidad de absorción es significativamente mayor durante la ingestión de comidas ricas en grasa. Después de alcanzar su máxima concentración, los niveles plasmáticos decrecen rápidamente, eliminándose del torrente circulatorio en alrededor de 4 a 6 horas y con una vida media cercana a 1 hora. La unión a proteínas plasmáticas es alta, hasta del 98%. La repaglinida se metaboliza casi por completo en hígado (por la isoenzima P4503A4), por medio de biotransformación oxidativa y por conjugación directa con ácido glucurónico. La repaglinida y sus metabolitos se excretan principalmente por la bilis (90%) y sólo una pequeña cantidad de la dosis administrada lo hace por el riñon (menos del 8 %). Ningún metabolito de la repaglinida ha demostrado efecto hipoglucemiante clínicamente relevante. Existen estudios en los que se administró repaglinida a pacientes con función renal normal, con insuficiencia renal leve a moderada y a pacientes con insuficiencia renal severa. No se observaron diferencias en la farmacocinética de repaglinida entre los pacientes con función renal normal y los pacientes con insuficiencia renal leve a moderada. Los pacientes con insuficiencia renal severa presentaron un alargamiento en la vida media de la repaglinida; sin embargo, esta situación no se asoció a una mayor frecuencia de eventos de hipoglucemia.
Contraindicaciones: PRANDIN® se contraindica en pacientes con antecedentes de hipersensibilidad a los componentes de la fórmula. Asimismo, en estados de hipoglucemia, en pacientes con diabetes insulino-dependiente, en cetoacidosis diabética, precoma o coma diabético, en insuficiencia hepática, en embarazo, lactancia y en niños menores de 12 años. El uso de repaglinida en asociación con gemfibrozil, un agente hipolipemiante, está contraindicado debido a que existen reportes de eventos de hipoglucemia severa.
Precauciones generales: PRANDIN® debe administrarse en combinación con las medidas generales para el control de la diabetes, como son la dieta y el ejercicio. Los hipoglucemiantes orales pueden disminuir su eficacia en pacientes con un sobrepeso mayor de 20% con relación al peso ideal, o en aquellos que no complementen el tratamiento con una dieta hipocalórica bien balanceada. Los pacientes con diabetes tipo 2 que se someten a cualquier situación de estrés como cirugía, traumatismos o infección sistémica y fiebre, pueden requerir la suspensión de la repaglinida y hacer la transferencia temporal a insulina. Durante el cambio de insulina a hipoglucemiantes orales, debe efectuarse un control más estricto de la glucosa y cuerpos cetónicos en orina. Hatorp y col. estudiaron el efecto de la repaglinida en 24 sujetos con daño hepático y concluyeron que es bien tolerada, aunque aconsejan utilizarla bajo vigilancia de la función hepática y que los ajustes de dosis se efectúen a intervalos más largos que en los pacientes sin daño hepático. En pacientes cirróticos, el uso de repaglinida muestra buena tolerabilidad, ya que no incrementa la intensidad de los episodios hipoglucémicos. Jovanovic y col., en un estudio multicéntrico en 361 pacientes con diabetes tipo 2, no observaron hipoglucemia severa; en los casos en que ésta se presentó, los valores de glucemia siempre se mantuvieron por encima de 45 mg/dl. Se puede considerar que la aparición de fenómenos de hipoglucemia relacionada con el uso de repaglinida es menos frecuente, menos grave y de menor presentación nocturna que los informados con el uso de las sulfonilureas. Se ha reportado que los hipoglucemiantes orales pueden disminuir su efecto terapéutico con el paso del tiempo. Este fenómeno se conoce como falla secundaria a los hipoglucemiantes. No se han realizado estudios sobre el uso de repaglinida en casos de falla secundaria a agentes secretagogos. La vida media de la repaglinida se prolonga en pacientes con insuficiencia renal severa, por lo que se sugiere utilizarse con precaución y realizar modificaciones en cuanto a la dosis bajo estricto monitoreo de los niveles de glucosa. La hipoglucemia puede enmascararse en pacientes que están bajo tratamiento con ß-bloqueadores.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: No se han realizado estudios controlados en mujeres embarazadas. Sin embargo, los hipoglucemiantes orales no se recomiendan durante el embarazo. El control de la glucemia es muy importante durante la etapa embrionaria, debido a que se ha asociado a la hiperglucemia con malformaciones congénitas. Además, en etapas más avanzadas, el descontrol de la glucemia se asocia a mayor morbimortalidad perinatal. El uso de insulina permite un mejor control de la glucemia durante estos períodos. Aunque se desconoce si la repaglinida se excreta en la leche materna, cabe cierto riesgo de hipoglucemia para el lactante y, por lo tanto, no se recomienda el uso de repaglinida durante la lactancia.
Reacciones secundarias y adversas: En raras ocasiones se han reportado reacciones de hipersensibilidad que se caracterizan por exantema, prurito y urticaria. También se considera como evento raro que la repaglinida pueda ocasionar descensos en la glucemia por debajo de los valores normales sobre todo cuando se omiten o se retrasan los alimentos, cuando se ingiere alcohol concomitantemente, cuando se realizan actividades físicas que sobrepasan lo habitual o por la presencia de náusea y vómitos. Los síntomas de hipoglucemia incluyen ansiedad, escalofríos, piel sudorosa, pálida y fría, somnolencia, aumento del apetito, cefalea, taquicardia, agitación, confusión mental y, en casos graves, incluso coma. En muy raras ocasiones se han reportado disturbios visuales que se asocian a los cambios en los niveles de glucosa. Estos efectos se pueden presentar al inicio del tratamiento y por lo general son leves y transitorios. Otras reacciones observadas en raras o muy raras ocasiones en los estudios clínicos realizados con repaglinida incluyen náusea, vómitos, dolor abdominal, estreñimiento y diarrea. Se han reportado casos aislados de aumento leve en las enzimas hepáticas de manera transitoria durante el tratamiento con repaglinida. Se ha informado en muy raras ocasiones de pacientes que presentaron disfunción hepática severa; sin embargo, en estos casos había implicación de otras causas, por lo que no se ha establecido una relación causal directa con la repaglinida.
Interacciones medicamentosas y de otro género: Los medicamentos que influyen en el metabolismo de la glucosa pueden interactuar con la repaglinida. Los salicilatos, los AINEs, la insulina, los inhibidores de la monoaminooxidasa, los inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, el fluconazol, el ketoconazol, la octreotida, el alcohol y algunos esteroides anabólicos pueden potencializar el efecto hipoglucemiante de la repaglinida. Los anticonceptivos que contienen estrógenos, las tiazidas, la rifampicina, la fenitoína, el danazol, los glucocorticoides, la ACTH, las hormonas tiroideas y los agentes simpaticomiméticos pueden disminuir el efecto hipoglucemiante de la repaglinida. Los bloqueadores beta-adrenérgicos pueden enmascarar los síntomas de hipoglucemia. Existe evidencia de que el uso concomitante de repaglinida con medicamentos conocidos como inhibidores potentes del citocromo P4503A4, como la claritromicina, pueden potenciar el efecto hipoglucemiante de la repaglinida, aumentando el riesgo de la hipoglucemia. El uso de repaglinida en asociación con gemfibrozil, un agente hipolipemiante, está contraindicado, debido a que existen reportes de eventos de hipoglucemia severa.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Se han reportado casos aislados de aumento de las enzimas hepáticas con la repaglinida. En la mayoría de los casos, este incremento fue moderado y transitorio. Sólo en pocos pacientes fue necesaria la interrupción del tratamiento.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: No se han realizado estudios con repaglinida acerca de sus efectos de carcinogénesis, mutagénesis o sobre la fertilidad. Estudios realizados en animales no han demostrado efectos teratogénicos hasta el momento.
Dosis y vía de administración: PRANDIN® se administra antes de los alimentos, por vía oral. Se recomienda un monitoreo periódico de la glucosa en sangre y orina para determinar la dosis mínima requerida. Dosis de inicio: se recomienda comenzar con una dosis de 1 mg antes de cada comida en pacientes sin tratamiento previo o que tengan niveles de HbA1c inferiores a 8%. En pacientes previamente tratados o con valores de HbA1c superiores a 8%, se sugiere iniciar el tratamiento con dosis de 2 mg, antes de las comidas. El seguimiento y ajuste de las dosis se hará siempre atendiendo a los valores de glucemia y se recomienda esperar alrededor de 1 o 2 semanas para evaluar la respuesta terapéutica y hacer nuevos reajustes de dosis. Dosis de mantenimiento: la dosis máxima recomendada en una sola toma es de 4 mg administrados antes de los alimentos principales. La dosis total diaria no debe exceder los 16 mg.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: Se administró repaglinida en dosis escalonadas semanales de 4 a 20 mg 4 veces al día en un período de 6 semanas, sin encontrar problemas relacionados con la seguridad del medicamento. Sin embargo, la sobredosis con hipoglucemiantes orales puede dar como resultado hipoglucemia que se manifiesta por aparición de astenia, confusión, palpitaciones, diaforesis y vómitos. En los casos de hipoglucemia leve, bastará con reposo y administración por vía oral de soluciones con glucosa o azúcar. Puede ser necesario el ajuste de la dosis o de la dieta. En caso de hipoglucemia severa pueden aparecer alteraciones neurológicas manifestadas por crisis convulsivas, confusión y coma. El tratamiento incluye la administración intravenosa rápida de solución glucosada al 50% seguida de una infusión intravenosa de solución glucosada al 10% a una velocidad que logre mantener los niveles de glucosa por arriba de 100 mg/dl. El paciente debe permanecer hospitalizado y monitoreado estrechamente cuando menos por 24 a 48 horas.
Presentación(es): PRANDIN® se presenta en cajas con 30, 90 y 120 tabletas de 1 mg y 2 mg.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.
Leyendas de protección: Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. Literatura exclusiva para médicos. No se administre este medicamento durante el embarazo y lactancia ni en niños menores de 12 años.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en Alemania por: Boehringer Ingelheim. Alemania. Bajo Licencia de: Novo Nordisk A/S. DK - 2880 Bagsvaerd, Dinamarca. Para: Grimann S.A. de C.V. Circuito Nemesio Diez Riega No. 11. Parque Industrial El Cerrillo II. Lerma, Edo. de México 5200. Distribuido por: Laboratorios Sanfer S.A. de C.V. Hormona No. 2-A. San Andrés Atoto, C.P. 53500. Naucalpan de Juárez, Edo. de México. ®Marca registrada.
Número de registro del medicamento: Reg. No. 218M2005SSA IV.
Clave de IPPA: CEAR-05330020510889/RM2006

Principios Activos de Prandin

Laboratorio que produce Prandin