RAAMFEN

RAAM

Denominación genérica: Clorhidrato de metoclopramida.

Forma farmacéutica y formulación: Cada tableta contiene: clorhidrato de metoclopramida 10 mg. Excipiente cbp 1 tableta.
Indicaciones terapéuticas: Está indicado en el tratamiento de síntomas leves o moderados de gastroparesia, fundamentalmente la causada por diabetes. De poca utilidad cuando los síntomas son severos. Se utiliza como tratamiento de la atonía gástrica después de vagotomía o resección gástrica por úlcera péptica y para estatus gástrica idiopática. Se emplea también para mejorar el vaciamiento gástrico y prevenir la neumonitis por aspiración en pacientes quirúrgicos antes de la anestesia. Conysmin se emplea para el tratamiento de esofagitis por reflujo ya que incrementa la presión del esfínter esofágico inferior y, en pacientes que tengan un vaciado gástrico lento. También se emplea para el tratamiento de náuseas y vómito que se asocia a la terapia oncológica hematógena, en general, puede ser útil por vía oral en la prevención de náuseas y vómitos producidos por varias causas incluyendo el embarazo o en pacientes con vómito causados por la quimioterapia durante el tratamiento de cáncer.
Contraindicaciones: Está contraindicado en pacientes con feocromocitoma. Está contraindicado en pacientes con susceptibilidad a la sustancia. No utilizarlo en pacientes con oclusión intestinal mecánica. No utilizarlo en pacientes con carcinoma mamario. No se aconseja su uso por periodos muy prolongados.
Precauciones generales: Debido a efectos sobre el vaciado gástrico, la metoclopramida puede aumentar la absorción de otros fármacos en el intestino delgado, como por ejemplo el paracetamol, la aspirina, el diazepam o la tetraciclina. Pero también, la metoclopramida puede afectar la biodisponibilidad de algunos fármacos como la atovaquona, o la digoxina, otros fármacos que se absorben en el estómago. El consumo de alcohol puede incrementar los efectos depresores del conysmin sobre el sistema nervioso central. Igualmente la utilización concomitante de metoclopramida con otros fármacos como los ansiolíticos, sedantes o hipnóticos pueden aumentar el efecto depresor sobre el sistema nervioso central. La metoclopramida incrementa la excreción de catecolaminas, por lo que se debe administrar con precaución a sujetos con hipertensión y a pacientes tratados con inhibidores de la monoaminooxidasa. Como la metoclopramida modifica el transito intestinal de los alimentos puede afectar los niveles de glucosa en la sangre de los diabéticos, lo que puede obligar a modificar la dosis de insulina o de antidiabético orales.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Puede ser utilizado en el tratamiento de vómito o náusea en embarazo; sin embargo es considerado como fármaco del grupo B, por lo que puede evaluarse el riesgo beneficio con la utilización del fármaco. Deberá recordarse que los niveles que se puedan encontrar en la leche materna pueden ser mayores que los plasmáticos, por lo que no se recomienda su uso en madres en periodo de lactancia.
Reacciones secundarias y adversas: La mayoría de las reacciones secundarias que se ocasionan con el uso de metoclopramida son moderadas y reversibles al suprimirla. Puede ocasionar somnolencia, lasitud, estreñimiento, diarrea, urticaria, eritema maculopapular pueden presentarse episodios breves de agitación psicomotriz, sequedad de boca, edema periorbital y de lengua, hirsutismo, se han reportado crisis hipertensivas en pacientes que padecieron feocromocitoma. Cuando se administra por tiempos prolongados puede aparecer discinesia tardía y edema con el uso de metoclopramida.
Interacciones medicamentosas y de otro género: Todos los anticolinérgicos, incluyendo la atropina, disminuyen la mortalidad gastrointestinal que ocasiona la metoclopramida, potencializan los síntomas extrapiramidales y el riesgo de desencadenar crisis convulsivas cuando se administra junto con tioxantenos, fennotiacinas y butirofenas. Deberá evitarse el uso de metoclopramida junto con antidepresivos triciclos adrenomiméticos o inhibidores de monoaminooxidasa, por lo menos se dejará un intervalo de 2 semanas.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: No hay datos de alteraciones en la fertilidad como causa del uso de metoclopramida, sin embargo, deberá recordarse que causa elevación de niveles de prolactina en sangre que producen incluso galactorrea. No hay datos de mutagénesis ni carcinogénesis con el empleo de metoclopramida.
Dosis y vía de administración: Oral. Adultos: se aconseja 3 o 4 tabletas al día de 10 mg unos 30 min. antes de cada comida y antes de acostarse. En niños, la dosis máxima es de 0,5 mg/kg en dosis divididas 3 o 4 veces al día, si el niño tiene menos de 6 años no deberá recibir más de 0,1 mg/kg en dosis única. Para el tratamiento de gastroparesia diabética puede utilizarse 2 a 8 semanas dependiendo de la respuesta, pudiendo administrarse hasta 50 mg al día, debe recordarse que después de 40 mg pueden aparecer con más facilidad efectos tóxicos. Se recomienda reducir dosis en falla renal o hepática a 20 mg al día.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: En caso de sobredosis, el paciente debe ser manejado de acuerdo a los síntomas. El tratamiento es esencialmente de sostén con mantenimiento de la presión sanguínea y respiración, además de una observacion cuidadosa. Con una sobredosis oral, está indicado el lavado gástrico, dependiendo de la cantidad de sobredosis y la naturaleza de los síntomas.
Presentación(es): Caja con 30 tabletas de 25 mg.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se use en embarazo y lactancia. No se administre en niños menores de 2 años.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en México por: LABORATORIO RAAM DE SAHUAYO, S. A. de C. V.
Número de registro del medicamento:
046M2008, SSA.
Clave de IPPA: CEAR-06330060102377/R2008

Principios Activos de Raamfen

Laboratorio que produce Raamfen