RANIPIL

DIBA

Denominación genérica: Nifedipino.

Forma farmacéutica y formulación: Tabletas de liberación prolongada. Cada tableta contiene: nifedipino 30 mg. Excipiente csp 1 tableta.
Indicaciones terapéuticas: Insuficiencia coronaria crónica e hipertensión arterial sistémica. Las principales indicaciones del nifedipino de liberación prolongada incluyen angina estable crónica, el fenómeno de Raynaud, migraña, insuficiencia cardíaca por disfunción diastólica y espasmo esofágico. También son útiles en la hipertensión sistólica aislada, en poblaciones que no responden a otros antihipertensivo (p. ej., africanos) y en los pacientes de edad avanzada cuando no se pueden administrar tiacidas. Se deben evitar los preparados de nifedipino de corta duración, pues pueden provocar taquicardia refleja y causar grandes variaciones en la presión arterial.
Farmacocinética y farmacodinamia: Farmacocinética: la formulación de liberación prolongada está diseñada farmacéuticamente asumiendo que el efecto farmacológico está directamente relacionado con sus concentraciones plasmáticas. El retraso en la absorción del nifedipino de liberación prolongada induce una menor activación de las respuestas homeostáticas, incrementando su eficacia hipotensora. La activación simpática se ha propuesto como los mecanismos dañinos del nifedipino, por lo que la presentación de acción corta, y no la de acción prolongada, estaría implicada en el incremento del riesgo por el uso de este antagonista de calcio. La absorción del nifedipino de liberación prolongada después de la administración oral es tan alta como del orden del 90%, pero su biodisponibilidad oral oscila entre el 43% y el 68% debido a su metabolismo presistémico de este calcio-antagonista a metabolitos inactivos. Este efecto de primer paso es principalmente atribuido al citocromo enzimático P450 (CYP) 34ª localizado dentro de las células hepáticas. Se une altamente proteínas. Además, otro factor contribuyente de esta baja biodisponibilidad es la actividad enzimática metabólica que se realiza dentro de las células entéricas de la pared intestinal. El hígado es el principal órgano involucrado en el metabolismo de nifedipino. Sin embargo, diversos estudios realizados en animales y en la especie humana indican que el metabolismo extrahepático, especialmente a nivel de la pared intestinal, contribuye significativamente a la eliminación completa. Entre el 70% y el 80% de una dosis es excretada por los riñones en forma de metabolitos altamente hidrosolubles. El resto es excretado en las heces. El valor de la vida media del nifedipino de liberación prolongada es altamente variable, 17 horas en promedio, debido principalmente a los tipos de formulación evaluados. Farmacodinamia: el nifedipino de liberación prolongada pertenece al grupo de las dihidropiridinas, es bloqueador de los canales de calcio en los músculos cardíaco y liso vascular, presentando mayor selectividad vascular que cardíaca, lo que hace que sus efectos negativos cronotrópico e inotrópico sean muy discretos o no ocurran. Provoca dilatación vascular de arterias y arteriolas disminuyendo la resistencia periférica. El nifedipino causa vasodilatación por inhibir selectivamente la entrada de calcio en las células musculares lisas vasculares despolarizadas. Los canales tipo L son los mejor caracterizados. Se encuentran en las células miocárdicas, en las células nodales, las del músculo liso vascular, tejido cerebral, endocrino y renal. Los canales se activan por despolarización, facilitando el influjo de los iones de calcio extracelular al interior de la célula. Este influjo genera la liberación de más calcio del retículo sarcoplásmico (liberación de calcio inducida por calcio) y la activación de las proteínas contráctiles, como la actina, la miosina y la troponina. Por lo tanto, los antagonistas de los canales tipo L producen vasodilatación y disminución de la contractilidad miocárdica. La acción fisiológica principal es por medio del bloqueo de estos canales inhibiendo el ingreso transmembranal de los iones de calcio extracelulares a través de las membranas de las células miocárdicas y de las células del músculo liso vascular, sin cambios importantes en las concentraciones séricas del calcio. Distintos y numerosos estudios, en animales y en humanos, demostraron que las dihidropiridinas entre ellas el nifedipino, reducen procesos lesivos vasculares (como la ateroesclerosis) y tienen efectos vasculoprotectores.
Contraindicaciones: Choque cardiogénico; estenosis aórtica avanzada; en el primer mes tras un infarto de miocardio; crisis de angina aguda o inestable; porfirio; bloqueo A-V e hipotensión intensa. También está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad a los componentes de la fórmula y en asma bronquial.
Precauciones generales: Suspensión si aparece dolor isquémico o si empeora un dolor existente justo después de inicial el tratamiento; reserva cardíaca escasa; insuficiencia cardíaca o función ventricular izquierda muy alterada; reduzca la dosis en caso de alteración hepática; diabetes mellitas; puede inhibir el parto; evite el zumo de pomelo o toronja (puede alterar su metabolización).
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Puede inhibir el trabajo de parto; algunas dihidropiridinas son teratógenas en animales, por lo cual se contraindican en el embarazo. Menos del 5% de la dosis materna se excreta en la leche; aún así se puede proseguir la lactancia y se recomienda vigilar al lactante.
Reacciones secundarias y adversas: Pueden aparecer los siguientes efectos adversos sobre todo con el uso de nifedipino de acción corta, con el de liberación prolongada es menos frecuente; se puede presentar cefalea, sofocos, mareo, letargia; taquicardia, palpitaciones; edema gravitatorio (sólo responde parcialmente a los diuréticos); erupción (se ha descrito eritema multiforme); prurito, urticaria; náusea; aumento de la frecuencia de la micción; dolor ocular, trastornos visuales; hiperplasia gingival; parestesia; mialgia, temblor; impotencia, ginecomastia; depresión; telangiectasias; colestasis e ictericia; diarrea o estreñimiento; dolor epigástrico.
Interacciones medicamentosas y de otro género: Todos estos medicamentos potencian el efecto hipotensor del nifedipino: acetalzolamida, alcohol, amilorida, clonazepam, diazepam, clorpromacina, dinitrato de isosorbida, enalapril, el anestésico éter, espirinolactona, flufenacina, furosemida, haloperidol, halotano, hidralacina, hidroclorotiacida, ketamina, levodopa, metildopa, nitroprusiato sódico, óxido nitroso, tiopental y trinitrato de glicerol. Alcuronio y vecuronio, cuando se administran junto con el nifedipino, potencial el efecto relajante muscular. Los siguientes medicamentos causan hipotensión grave cuando se administran junto con el nifedipino; atenol, el magnesio cuando se administra por vía intravenosa en la preeclampsia; ocasionalmente el propranolol y el timolol. Ocasionalmente, algunos medicamentos cuando se administran con nifedipino pueden causar insuficiencia cardíaca: propranolol y timolol. Puede reducir el efecto de nifedipino cuando se administra con los siguientes medicamentos. Carbamazepina, fenitoína y fenobarbital. Ciclosporina, ritonavir y jugo de pomelo pueden aumentar la concertación plasmática del nifedipino, este último en forma más considerable (aumentando por ende el riesgo de efectos adversos como hiperplasia gingival). Algunos medicamentos pueden antagonizar el efecto hipotensor del nifedipino: anticonceptivos orales, dexametasona, hidrocortisona, prednisolona e ibuprofeno. Otros efectos que se pueden presentar cuando se administra nifedipino con otros medicamentos: puede aumentar la concentración plasmática de digoxina; la insulina puede alterar la tolerancia a la glucosa; la mefloquina puede aumentar el riesgo de bradicardia; disminuye la contracción plasmática de quinidina; la rifampicina acelera la metabolización de la vincristina. Otros medicamentos con los que puede interactuar son: cimetidina, clopidogrel, delaviridina, hipoglucemiantes sulfonilureicos, orlistat, prazosin, ranitidina y terfenadina.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Puede haber aumento del sodio urinario. Puede ocurrir alteración en la pruebas de funcionamiento hepático. Pueden alterarse las pruebas de función renal y, asimismo, falsos incrementos en los niveles de ácido vanilil mandélico.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Hasta el momento, no hay estudios que reporten carcinogénesis o mutagénesis. Algunas dihidropiridinas son teratógenas en animales.
Dosis y vía de administración: El tratamiento debe iniciarse con un comprimido de 30 mg una vez al día. Dependiendo de la severidad de la enfermedad y respuesta del paciente, puede incrementarse hasta 60 mg al día, preferentemente media hora antes de los alimentos.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: Puede presentarse excesiva vasodilatación y taquicardia refleja debido a su selectividad vascular. El efecto puede expresarse con vértigo, cefalea, rubor, disestesias y náuseas. También puede experimentar edema periférico y pulmonar. La toxicidad por antagonistas del calcio puede dar sintomatología cardiovascular (hipotensión, choque, puede presentarse bradiarritmia), neurológica (alteración del habla, letargia, confusión, convulsiones, parada respiratoria, coma), gastrointestinales (náuseas, vómitos, íleo, isquemia intestinal) y metabólicas (hiperglucemia, acidosis láctica). Se han descrito alteraciones cutáneas graves como necrólisis epidérmica tóxica y vasculitis cutáneas secundarias a los antagonistas del calcio. Se debe realizar descontaminación digestiva, ya que se absorbe lentamente, y las dosis tóxicas pueden provocar hipotensión e íleo paralítico, por lo que se retrasa la absorción. Además, en las formas de liberación prolongada, ésta puede demorarse hasta 14 horas. Administrar carbón activado (1 g/kg). Está contraindicado el jarabe de ipecacuana por el riesgo de choque y convulsiones. La primera medida para mejorar la perfusión es expandir la volemia. La depuración renal o extrarrenal son ineficaces por su alta unión a proteínas y el elevado índice de distribución. La eliminación es por metabolismo hepático. En caso de hipotensión y bradicardia, se procederá a expandir la volemia utilizando 1.000-2.000 ml de salino 0,9% en una hora. Se puede dar calcio. Una ampolleta de cloruro cálcico al 10% tiene 3 veces más calcio (13,6 mEq) que una de gluconato cálcico (4,6 mEq). La respuesta al calcio dura 10-15 minutos por lo que luego es necesaria una perfusión a 0,3-0,7 mEq/kg/h. En caso de bradiarritmia de marcapasos grave sintomática, está indicado isoproterenol a 2-10 mg/minuto. Considerar también la colocación de marcapasos. Cuando exista hipotensión severa con predominio de vasoplejía, utilizar dopamina, noradrenalina y si predomina el cuadro de cardioplajía, dobutamina y adrenalina. Considerar la colocación de un balón de contrapulsación intraaórtico. En los casos graves con pobre respuesta a las terapéuticas anteriores, puede usarse insulina a altas dosis con normoglucemia. Esta combinación posee efectos inotrópicos positivos, probablemente por mejora en la utilización de la glucosa a nivel miocárdico. Comenzaremos con un bolo de insulina de 0,1 UI/kg, seguido de una perfusión de 0,2-0,3 UI/kg/h. para mantener la normoglucemia, la pauta inicial será de 0,5-1 g/kg de glucosaza al 5% en bolo, seguidos de 0,5 g/kg/h, orientándonos luego con controles glucémicos periódicos. La respuesta hemodinámica se producirá entre 30 a 60 minutos post inicio de la administración. Otra alternativa terapéutica es la administración de glucagón endovenoso. Aunque con menos evidencia clínica que la anterior, puede usarse en cado de hipotensión refractaria. Se administrarán 2-5 mg en un minuto, seguido de una segunda dosis a los 5 minutos de 4-10 mg. Una vez obtenida respuesta, se mantendrá esa dosis/hora como perfusión. Todo paciente con sospecha de intoxicación por antagonistas del calcio debe ser ingresado para observación y monitorización. Si a las 6-8 horas está asintomático, estable y con ECG normal, puede ser dado de alta. Si presenta bradiarritmias graves o hipotensión refractaria a sueroterapia deberá ser ingresado en una unidad de cuidados intensivos. Además de monitorizar el ECG, en ocasiones puede ser necesario colocar catéter de Swan-Ganz.
Presentación(es): Cajas con 30 tabletas de 30 mg en envase de burbuja. Caja con frasco con 30 tabletas de 30 mg.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C. Protéjase de la luz.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en México por: Laboratorios Diba S.A. Escorza No. 728, Col. Moderna, C.P. 44190, Guadalajara, Jal., México.
Número de registro del medicamento: 089M2007 SSA IV.
Clave de IPPA: DEAR-06330021830553/R2007

Principios Activos de Ranipil

Laboratorio que produce Ranipil