RIFAPRIM®

SANOFI AVENTIS

Grageas

Denominación genérica: Rifampicina/trimetoprima.

Forma farmacéutica y formulación: Cada gragea contiene: rifampicina 300 mg trimetoprima 80 mg. Excipiente cbp 1 gragea.
Indicaciones terapéuticas: Antibacteriano.
Farmacocinética y farmacodinamia: La rifampicina es fácilmente absorbida en el tracto gastrointestinal. Los niveles séricos pico pueden variar de 4 a 32 mg/ml de un adulto a otro, el promedio es de 7 mg/ml. Disminuyen cuando se administra la rifampicina junto con alimentos. En sujetos normales, la vida media sérica promedio es de 3 horas después de administrar 600 mg por vía oral; aumenta hasta 5,1 horas cuando se administran 900 mg. Con la administración repetida disminuye la vida media a un valor promedio aproximado de 2-3 horas. La situación es la misma para pacientes con insuficiencia renal, siempre y cuando la dosis no exceda de 600 mg/día y, por consecuencia, no se requiere de un ajuste de la dosis. Sin embargo, puede producir disfunción hepática, por lo que sólo se podrá administrar rifampicina a pacientes con insuficiencia hepática bajo estricta vigilancia médica. Después de su absorción, la rifampicina es rápidamente eliminada por la bilis y se inicia una circulación enterohepática. Durante este proceso la rifampicina sufre desacetilación progresiva, de manera que después de 6 horas casi la totalidad del medicamento se encuentra en esta forma. Este metabolito es microbiológicamente activo. La desacetilación reduce la reabsorción intestinal y facilita la eliminación. Hasta un 30% del medicamento es eliminado por la orina, la mitad como producto intacto. La rifampicina presenta una amplia distribución: se encuentra en muchos órganos y líquidos corporales a concentraciones eficaces, incluyendo el líquido cerebroespinal. Aproximadamente un 80% se une a proteínas. Gran parte no se ioniza y por lo tanto fluye libremente en los tejidos. Cuando se administra rifampicina a niños de 6 a 58 meses de edad a razón de 10 mg/kg de peso corporal, los niveles séricos pico de 10,7-11,5 g/ml se obtienen 1 hora después de la administración. En este caso el tiempo medio de eliminación es de 2.9 horas. También la trimetoprima se absorbe rápidamente y se encuentra en la sangre en forma libre, unido a proteínas (aprox. 44%) y como los metabolitos terapéuticamente activos 1- y 3-óxidos y 3'- y 4'-hidroxi-derivados. Su vida media sérica es de 8-10 horas, sin embargo es mayor en pacientes con insuficiencia renal, lo que requiere de un ajuste de la dosis. Cuando se administran 160 mg de trimetoprima b.i.d., la concentración plasmática estable promedio es de 1,72 mg/ml. Su excreción es básicamente por vías urinarias. Trimetoprima se distribuye en el esputo, líquidos vaginales y del oído medio, así como en las secreciones bronquiales. Atraviesa la barrera placentaria y se excreta por la leche.
Contraindicaciones: Hipersensibilidad a los componentes de la fórmula. Ictericia. Anemia megaloblástica. Su uso está contraindicado cuando se administra la combinación de saquinavir/ritonavir.
Precauciones generales: Los pacientes con deficiencia en el funcionamiento hepático deben recibir RIFAPRIM® sólo en caso de necesidad y aún así debe ser utilizado con precaución y bajo estricta vigilancia médica, controlando la función hepática, especialmente las transaminasas glutámico pirúvica y glutámico oxalacética antes de iniciar el tratamiento y después cada 2 a 4 semanas. Si se detecta daño hepatocelular, debe suspenderse el RIFAPRIM® inmediatamente. El hallazgo aislado de una elevación moderada de bilirrubina o de transaminasas no constituye por si misma una indicación para interrumpir el tratamiento. Esta decisión debe tomarse después de repetir las pruebas de laboratorio y teniendo en cuenta la condición clínica del paciente. La rifampicina contenida en RIFAPRIM puede producir una coloración rojiza en la orina, en la saliva y en las lágrimas. Los lentes de contacto blandos pueden teñirse de manera permanente. La rifampicina tiene propiedades inductoras enzimáticas incluyendo la sintetasa del ácidoy-aminolevulínico. Se han observado elevaciones transitorias de BSP y bilirrubina sérica por lo que se aconseja efectuar estas mediciones antes de la dosis matinal de RIFAPRIM. Reportes aislados han asociado una exacerbación de la porfiria con la administración de rifampicina. Cuando se administra en forma intermitente (menos de 2/3 dosis por semana), pueden presentarse reacciones inmunológicas, por lo que debe advertirse al paciente de no interrumpir el tratamiento y se le debe monitorear cuidadosamente. Antes de administrar RIFAPRIM® a pacientes que presenten tos con una duración de más de tres semanas, debe descartarse tuberculosis. RIFAPRIM® debe administrarse con precaución a pacientes con deficiencia de folatos o insuficiencia renal, con el fin de evitar una posible acumulación de trimetoprima. En casos aislados la trimetoprima puede interferir con la hematopoyesis, especialmente cuando se administra a dosis elevadas y/o durante períodos prolongados. Se aconseja realizar exámenes hematológicos periódicos. Si se presentan signos de depresión medular, debe suspenderse la administración de RIFAPRIM® y administrarse leucovorina al paciente. RIFAPRIM® suspensión contiene metabisulfito de potasio, por lo que personas susceptibles pueden presentar reacciones alérgicas, incluyendo choque anafiláctico, o episodios asmáticos menos severos.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: No existen estudios controlados con RIFAPRIM® en la mujer embarazada. Sin embargo, la trimetoprima puede interferir con el metabolismo del ácido fólico en el feto y en el recién nacido. Cuando se administra durante las últimas semanas del embarazo, la rifampicina puede causar hemorragias postnatales tanto en el recién nacido como en la madre. En caso de que a juicio del médico los beneficios potenciales para la paciente superen los riesgos para el recién nacido, se aconseja la administración concomitante de vitamina K. Rifampicina y trimetoprima se excretan en la leche materna, por lo que no se recomienda la administración de RIFAPRIM® durante la lactancia o el embarazo.
Reacciones secundarias y adversas: A las dosis recomendadas la rifampicina generalmente es bien tolerada. Sin embargo pueden presentarse las siguientes reacciones adversas, que generalmente son reversibles cuando se suspende la administración del medicamento: prurito, eritema, erupción, anorexia, náuseas, vómitos, malestar abdominal, colitis pseudomembranosa, diarrea, hepatitis, trombocitopenia, eosinofilia, leucopenia, edema, neutropenia, anemia megaloblástica, anemia hemolítica, metahemoglobinemia. Insuficiencia renal aguda, disnea, hipotensión, choque. Debilidad muscular, miopatías, trastornos del ciclo menstrual, síndrome pseudogripal.
Interacciones medicamentosas y de otro género: Interacción con la enzima del citocromo P-450: tomando en cuenta que la rifampicina tiene propiedades inductoras de ciertas enzimas del citocromo P-450, la coadministración de RIFAPRIM® con otros medicamento que son metabolizados por estas enzimas del citocromo P-450 pueden acelerar el metabolismo y reducir la actividad de estos medicamento. Por consiguiente, debe usarse con precaución cuando se prescriba RIFAPRIM® con los medicamentos que se metabolizan por el citocromo P-450. Para mantener niveles terapéuticos adecuados en sangre la dosificación del medicamento metabolizado por estas enzimas puede requerir de un ajuste de dosis, tanto al inicio como al término del tratamiento concomitante con RIFAPRIM®. Ejemplos de medicamentos metabolizados por enzimas del citocromo P-450 son: anticonvulsivantes (por ej. fenitoína), antiarrítmicos (por ej. disopiramida, mexiletina, quinidina, propafenona, tocainida), estrógenos (por ejem. tamoxifen, toremifen), antipsicóticos (por ej. haloperidol), anticoagulantes orales (por ej. warfarina), antifúngicos (por ej. fluconazol, itraconazol, ketoconazol), medicamentos antirretrovirales (por ej. zidovudina, saquinavir, indinavir, efavirenz), barbitúricos, bloqueadores beta-adrenérgicos, benzodiazepínicos (por ej. diazepam), medicamentos relacionados con benzodiacepinas (por ej. zopiclona, zolpidem), bloqueadores de canales de calcio (por ej. diltiazem, nifedipina, verapamil), cloranfenicol, claritromicina, corticosteroides, glucósidos cardíacos, clofibrate, anticonceptivos hormonales sistémicos, dapsona, doxiciclina, estrógenos, fluoroquinolonas, gestrinona, hipoglucemiantes orales (sulfonilureas), agentes inmunosupresores (por ej. ciclosporina, tacrolimus), irinotecán, levotiroxina, losartán, analgésicos narcóticos, metadona, prazicuantel, progestinas, quinina, riluzole, receptor antagonista 5-HT3 selectivo (por ej. ondansetron) estatinas metabolizadas por CYP 3A4, telitromicina, teofilina, tiazolidonas (por ej. rosiglitazona), antidepresivos tricíclicos (por ej. amitriptilina, nortriptilina). Las pacientes que usen anticonceptivos hormonales sistémicos deben ser advertidas de que cambien a un método anticonceptivo no hormonal durante el tratamiento con rifampicina. Otras interacciones: cuando la rifampicina se administra en forma concomitante con atovacuona, se observan concentraciones disminuidas de atovacuona y aumentadas de rifampicina. El uso concomitante de ketoconazol y rifampicina resulta en concentraciones séricas menores de ambos medicamentos. El uso concomitante de rifampicina y enalapril resulta en concentraciones menores de enalaprilato, el metabolito activo del enalapril. Si la condición clínica del paciente así lo indica, deben efectuarse ajustes a la dosis. La administración concomitante de antiácidos puede reducir la absorción de la rifampicina. Las dosis diarias de rifampicina deben ser administradas por lo menos una hora antes de la ingestión de antiácidos. Cuando la rifampicina se administra junto con halotano o isoniazida, se han reportado casos de incremento en la hepatotoxicidad de los medicamentos, por lo que el uso concomitante de rifampicina y halotano debe ser evitado. Pacientes en tratamiento con rifampicina e isoniazida deben ser monitoreados cuidadosamente. Cuando RIFAPRIM® se da concomitantemente con la combinación de saquinavir /ritonavir, el potencial de hepatotoxicidad se incrementa. Por consiguiente, el uso concomitante de RIFAPRIM® con saquinavir /ritonavir está contraindicado.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Trimetoprima: puede interferir con la prueba de picrato alcalino de Jaffe para la creatinina y dar resultados aproximadamente 10% más altos que los normales. También puede interferir con ensayos de metotrexate sérico cuando se usa una reductasa de hidrofolato bacteriana como proteína de unión. Puede aumentar las concentraciones sanguíneas de urea nitrogenada, alanina amino transferasa, aspartato amino transferasa, bilirrubina y creatinina. Rifampicina: puede interferir con la prueba de Coombs, la microbiológica para la dosificación de vitamina B12 y folato sérico, la de bromosulfoftaleina y en análisis urinarios basados en reacción de color o espectrometría. Puede aumentar las concentraciones séricas de urea nitrogenada, alanina amino transferasa, fosfatasa alcalina, aspartato amino transferasa, bilirrubina y ácido úrico.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: A dosis elevadas, tanto la rifampicina como la trimetoprima han mostrado acción teratogénica en roedores. Rifampicina: se observó un aumento en la incidencia de hepatomas cuando se administró a ratones hembra de una cepa particularmente susceptible al desarrollo espontáneo de hepatomas dosis de 2 a 10 veces el promedio de la dosis diaria humana durante 60 semanas, seguidas por un período de obervación de 46 semanas. Sin embargo no se encontró evidencia de carcinogénesis en el ratón macho de la misma cepa, en ratones de otras cepas o en ratas, bajo condiciones experimentales similares. Se ha reportado que la rifampicina posee potencial inmunosupresor en conejos, ratones, ratas, cuyos y linfocitos humanos in vitro. También se ha mostrado actividad antitumor in vitro. No hubo evidencia de mutagenicidad en bacterias, Drosophila melanogaster o ratón. Tampoco indujo aberraciones cromosómicas en linfocitos humanos in vitro. Sin embargo se notó un aumento en rupturas de cromátides cuando se trataron con rifampicina cultivos de células sanguíneas completas. Trimetoprima: no se ha estudiado su potencial carcinogénico en animales, sin embargo no presenta mutagenicidad en los ensayos correspondientes. Cuando se administraron dosis orales diarias de hasta 70 mg/kg a ratas macho y hasta 14 mg/kg a ratas hembra no se observaron efectos adversos sobre la fertilidad o el desarrollo reproductivo en general.
Dosis y vía de administración: RIFAPRIM debe administrarse en ayunas, al menos 30 minutos antes de comer o 2 horas después de comer. Adultos: 2 o 3 grageas al día en dos tomas con un intervalo de 12 horas. En infecciones de vías urinarias se recomienda 2 grageas antes de acostarse; en prostatitis aguda, una gragea al levantarse y 2 antes de acostarse, durante mínimo 15 días; en prostatitis crónica la misma posología que en prostatitis aguda durante los primeros 15 días, continuando con 2 grageas por la noche durante 15 días más y 1 gragea, también por la noche, durante los siguientes 90 días.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: Rifampicina: las manifestaciones de una sobredosis pueden ser náuseas, vómito y somnolencia en un período corto postingesta. En caso de enfermedad hepática severa concurrente puede haber también pérdida de la conciencia, aparición de una pigmentación marrón-rojiza o anaranjada de piel, orina, saliva, transpiración, lágrimas y heces, cuya intensidad será proporcional a la cantidad de medicamento ingerido. No se han reportado casos fatales por sobredosificación con ingestas de hasta 12 g de rifampicina. Sin embargo, en casos de sobredosificación debe realizarse un lavado gástrico lo antes posible. Después se recomienda la instilación de carbón activado al estómago para ayudar a absorber el medicamento remanente del tracto gastrointestinal. Se pueden emplear antieméticos para el control de las náuseas y/o vómito. La estimulación de la diuresis, con medición de ingresos y egresos, ayuda a la pronta excreción del medicamento. En algunos pacientes se recomienda la hemodiálisis. Deben instituirse medidas de soporte intensivo y tratarse los síntomas individualmente, según su aparición. Trimetoprima: las manifestaciones de sobredosificación pueden aparecer después de la ingestión de 1 g (aproximadamente 12 grageas). Se caracterizan por náuseas, vómito, mareo, cefalea, depresión mental, confusión y depresión de la médula ósea. La acidificación de la orina contribuye a la eliminación de trimetoprima. Para eliminar el medicamento, la diálisis peritoneal no es efectiva y la hemodiálisis sólo en forma moderada.
Presentación(es): Caja con 10 y 20 grageas.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Grageas: consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.
Leyendas de protección: Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. Literatura exclusiva para médicos.
Nombre y domicilio del laboratorio: Sanofi-Aventis de México S.A. de C.V., Oficinas: Av. Universidad No. 1738, A4000, Coyoacán, México, D.F. Planta: Acueducto del Alto Lerma No. 2, Zona Industrial Ocoyoacac, 52740, Ocoyoacac Edo. de México. ®Marca registrada
Número de registro del medicamento: 11M83 SSA IV, 252M91 SSA IV.
Clave de IPPA: KEAR-06350122740007/RM 2006

RIFAPRIM®

SANOFI AVENTIS

Suspensión

Denominación genérica: Rifampicina/trimetoprima.
Forma farmacéutica y formulación: Suspensión. Cada 100 ml contienen: rifampicina 2.000 g, trimetoprima 0,540 g. Vehículo cbp 100 ml.
Indicaciones terapéuticas: Antibacteriano.
Farmacocinética y farmacodinamia: La rifampicina es fácilmente absorbida en el tracto gastrointestinal. Los niveles séricos pico pueden variar de 4 a 32 mg/ml de un adulto a otro, el promedio es de 7 mg/ml. Disminuyen cuando se administra la rifampicina junto con alimentos. En sujetos normales, la vida media sérica promedio es de 3 horas después de administrar 600 mg por vía oral; aumenta hasta 5,1 horas cuando se administran 900 mg. Con la administración repetida disminuye la vida media a un valor promedio aproximado de 2-3 horas. La situación es la misma para pacientes con insuficiencia renal, siempre y cuando la dosis no exceda de 600 mg/día y, por consecuencia, no se requiere de un ajuste de la dosis. Sin embargo, puede producir disfunción hepática, por lo que sólo se podrá administrar rifampicina a pacientes con insuficiencia hepática bajo estricta vigilancia médica. Después de su absorción, la rifampicina es rápidamente eliminada por la bilis y se inicia una circulación enterohepática. Durante este proceso la rifampicina sufre desacetilación progresiva, de manera que después de 6 horas casi la totalidad del medicamento se encuentra en esta forma. Este metabolito es microbiológicamente activo. La desacetilación reduce la reabsorción intestinal y facilita la eliminación. Hasta un 30% del medicamento es eliminado por la orina, la mitad como producto intacto. La rifampicina presenta una amplia distribución: se encuentra en muchos órganos y líquidos corporales a concentraciones eficaces, incluyendo el líquido cerebroespinal. Aproximadamente un 80% se une a proteínas. Gran parte no se ioniza y por lo tanto fluye libremente en los tejidos. Cuando se administra rifampicina a niños de 6 a 58 meses de edad a razón de 10 mg/kg de peso corporal, los niveles séricos pico de 10,7-11,5 mg/ml se obtienen 1 hora después de la administración. En este caso el tiempo medio de eliminación es de 2,9 horas. También la trimetoprima se absorbe rápidamente y se encuentra en la sangre en forma libre, unido a proteínas (aprox. 44%) y como los metabolitos terapéuticamente activos 1- y 3-óxidos y 3'- y 4'-hidroxi-derivados. Su vida media sérica es de 8-10 horas, sin embargo es mayor en pacientes con insuficiencia renal, lo que requiere de un ajuste de la dosis. Cuando se administran 160 mg de trimetoprima BID, la concentración plasmática estable promedio es de 1,72 mg/ml. Su excreción es básicamente por vías urinarias. Trimetoprima se distribuye en el esputo, líquidos vaginales y del oído medio, así como en las secreciones bronquiales. Atraviesa la barrera placentaria y se excreta por la leche.
Contraindicaciones: Hipersensibilidad a los componentes de la fórmula. Ictericia. Anemia megaloblástica. Su uso está contraindicado cuando se administra la combinación de saquinavir/ ritonavir.
Precauciones generales: Los pacientes con deficiencia en el funcionamiento hepático deben recibir RIFAPRIM® sólo en caso de necesidad y aún así debe ser utilizado con precaución y bajo estricta vigilancia médica, controlando la función hepática, especialmente las transaminasas glutámico pirúvica y glutámico oxalacética antes de iniciar el tratamiento y después cada 2 a 4 semanas. Si se detecta daño hepatocelular, debe suspenderse el RIFAPRIM® inmediatamente. El hallazgo aislado de una elevación moderada de bilirrubina o de transaminasas no constituye por sí misma una indicación para interrumpir el tratamiento. Esta decisión debe tomarse después de repetir las pruebas de laboratorio y teniendo en cuenta la condición clínica del paciente. La rifampicina contenida en RIFAPRIM® puede producir una coloración rojiza en la orina, en la saliva y en las lágrimas. Los lentes de contacto blandos pueden teñirse de manera permanente. La rifampicina tiene propiedades inductoras enzimáticas incluyendo la sintetasa del ácidoy-aminolevulínico. Se han observado elevaciones transitorias de BSP y bilirrubina sérica por lo que se aconseja efectuar estas mediciones antes de la dosis matinal de RIFAPRIM®. Reportes aislados han asociado una exacerbación de la porfiria con la administración de rifampicina. Cuando se administra en forma intermitente (menos de 2/3 dosis por semana), pueden presentarse reacciones inmunológicas, por lo que debe advertirse al paciente de no interrumpir el tratamiento y se le debe monitorear cuidadosamente. Antes de administrar RIFAPRIM® a pacientes que presenten tos con una duración de más de tres semanas, debe descartarse tuberculosis. RIFAPRIM® debe administrarse con precaución a pacientes con deficiencia de folatos o insuficiencia renal, con el fin de evitar una posible acumulación de trimetoprima. En casos aislados la trimetoprima puede interferir con la hematopoyesis, especialmente cuando se administra a dosis elevadas y/o durante períodos prolongados. Se aconseja realizar exámenes hematológicos periódicos. Si se presentan signos de depresión medular, debe suspenderse la administración de RIFAPRIM® y administrarse leucovorina al paciente. RIFAPRIM® suspensión contiene metabisulfito de potasio, por lo que personas susceptibles pueden presentar reacciones alérgicas, incluyendo choque anafiláctico, o episodios asmáticos menos severos.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: No existen estudios controlados con RIFAPRIM® en la mujer embarazada. Sin embargo, la trimetoprima puede interferir con el metabolismo del ácido fólico en el feto y en el recién nacido. Cuando se administra durante las últimas semanas del embarazo, la rifampicina puede causar hemorragias postnatales tanto en el recién nacido como en la madre. En caso de que a juicio del médico los beneficios potenciales para la paciente superen los riesgos para el recién nacido, se aconseja la administración concomitante de vitamina K. Rifampicina y trimetoprima se excretan en la leche materna, por lo que no se recomienda la administración de RIFAPRIM® durante la lactancia o el embarazo.
Reacciones secundarias y adversas: A las dosis recomendadas la rifampicina generalmente es bien tolerada. Sin embargo pueden presentarse las siguientes reacciones adversas, que generalmente son reversibles cuando se suspende la administración del medicamento: prurito, eritema, erupción. Anorexia, náuseas, vómitos, malestar abdominal, colitis pseudomembranosa, diarrea, hepatitis. Trombocitopenia, eosinofilia, leucopenia, edema, neutropenia, anemia megaloblástica, anemia hemolítica, metahemoglobinemia. Insuficiencia renal aguda. Disnea, hipotensión, choque. Debilidad muscular, miopatías, trastornos del ciclo menstrual, síndrome pseudogripal.
Interacciones medicamentosas y de otro género: Interacción con la enzima del citocromo P-450: tomando en cuenta que la rifampicina tiene propiedades inductoras de ciertas enzimas del citocromo P-450, la coadministración de RIFAPRIM® con otros medicamento que son metabolizados por estas enzimas del citocromo P-450 pueden acelerar el metabolismo y reducir la actividad de estos medicamento. Por consiguiente, debe usarse con precaución cuando se prescriba RIFAPRIM® con los medicamentos que se metabolizan por el citocromo P-450. Para mantener niveles terapéuticos adecuados en sangre la dosificación del medicamento metabolizado por estas enzimas puede requerir de un ajuste de dosis, tanto al inicio como al término del tratamiento concomitante con RIFAPRIM®. Ejemplos de medicamentos metabolizados por enzimas del citocromo P-450 son: anticonvulsivantes (por ej. fenitoína), antiarrítmicos (por ej. disopiramida, mexiletina, quinidina, propafenona, tocainida), estrógenos (por ejem. tamoxifen, toremifen), antipsicóticos (por ej. haloperidol), anticoagulantes orales (por ej. warfarina), antifúngicos (por ej. fluconazol, itraconazol, ketoconazol), medicamentos antirretrovirales (por ej. zidovudina, saquinavir, indinavir, efavirenz), barbitúricos, bloqueadores beta-adrenérgicos, benzodiazepínicos (por ej. Diazepam), medicamentos relacionados con benzodiacepinas (por ej. zopiclona, zolpidem), bloqueadores de canales de calcio (por ej. diltiazem, nifedipina, verapamil), cloranfenicol, claritromicina, corticosteroides, glucósidos cardíacos, clofibrate, anticonceptivos hormonales sistémicos, dapsona, doxiciclina, estrógenos, fluoroquinolonas, gestrinona, hipoglucemiantes orales (sulfonilureas), agentes inmunosupresores (por ej. ciclosporina, tracolimus), irinotecán, levotiroxina, losartán, analgésicos narcóticos, metadona, prazicuantel, progestinas, quinina, riluzole, receptor antagonista 5-HT3 selectivo (por ej. ondansetron) estatinas metabolizadas por CYP 3A4, telitromicina, teofilina, tiazolidonas (por ej. rosiglitazona), antidepresivos tricíclicos (por ej. amitriptilina, nortriptilina). Las pacientes que usen anticonceptivos hormonales sistémicos deben ser advertidas de que cambien a un método anticonceptivo no hormonal durante el tratamiento con rifampicina. Otras interacciones: cuando la rifampicina se administra en forma concomitante con atovacuona, se observan concentraciones disminuidas de atovacuona y aumentadas de rifampicina. El uso concomitante de ketoconazol y rifampicina resulta en concentraciones séricas menores de ambos medicamento. El uso concomitante de rifampicina y enalapril resulta en concentraciones menores de enalaprilato, el metabolito activo del enalapril. Si la condición clínica del paciente así lo indica, deben efectuarse ajustes a la dosis. La administración concomitante de antiácidos puede reducir la absorción de la rifampicina. Las dosis diarias de rifampicina deben ser administradas por lo menos una hora antes de la ingestión de antiácidos. Cuando la rifampicina se administra junto con halotano o isoniazida, se han reportado casos de incremento en la hepatotoxicidad de los medicamento, por lo que el uso concomitante de rifampicina y halotano debe ser evitado. Pacientes en tratamiento con rifampicina e isoniazida deben ser monitoreados cuidadosamente. Cuando RIFAPRIM® se da concomitantemente con la combinación de saquinavir /ritonavir, el potencial de hepatotoxicidad se incrementa. Por consiguiente, el uso concomitante de RIFAPRIM® con saquinavir /ritonavir está contraindicado.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Trimetoprima: puede interferir con la prueba de picrato alcalino de Jaffe para la creatinina y dar resultados aproximadamente 10% más altos que los normales. También puede interferir con ensayos de metotrexate sérico cuando se usa una reductasa de hidrofolato bacteriana como proteína de unión. Puede aumentar las concentraciones sanguíneas de urea nitrogenada, alanina amino transferasa, aspartato amino transferasa, bilirrubina y creatinina. Rifampicina: puede interferir con la prueba de Coombs, la microbiológica para la dosificación de vitamina B12 y folato sérico, la de bromosulfoftaleina y en análisis urinarios basados en reacción de color o espectrometría. Puede aumentar las concentraciones séricas de urea nitrogenada, alanina amino transferasa, fosfatasa alcalina, aspartato amino transferasa, bilirrubina y ácido úrico.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: A dosis elevadas, tanto la rifampicina como la trimetoprima han mostrado acción teratogénica en roedores. Rifampicina: se observó un aumento en la incidencia de hepatomas cuando se administró a ratones hembra de una cepa particularmente susceptible al desarrollo espontáneo de hepatomas dosis de 2 a 10 veces el promedio de la dosis diaria humana durante 60 semanas, seguidas por un período de obervación de 46 semanas. Sin embargo no se encontró evidencia de carcinogénesis en el ratón macho de la misma cepa, en ratones de otras cepas o en ratas, bajo condiciones experimentales similares. Se ha reportado que la rifampicina posee potencial inmunosupresor en conejos, ratones, ratas, cuyos y linfocitos humanos in vitro. También se ha mostrado actividad antitumor in vitro. No hubo evidencia de mutagenicidad en bacterias, Drosophila melanogaster o ratón. Tampoco indujo aberraciones cromosómicas en linfocitos humanos in vitro. Sin embargo se notó un aumento en rupturas de cromátides cuando se trataron con rifampicina cultivos de células sanguíneas completas. Trimetoprima: no se ha estudiado su potencial carcinogénico en animales, sin embargo no presenta mutagenicidad en los ensayos correspondientes. Cuando se administraron dosis orales diarias de hasta 70 mg/kg a ratas macho y hasta 14 mg/kg a ratas hembra no se observaron efectos adversos sobre la fertilidad o el desarrollo reproductivo en general.
Dosis y vía de administración: RIFAPRIM® debe administrarse en ayunas, al menos 30 minutos antes de comer o 2 horas después de comer. Niños: 10-20 mg/kg/día en base al contenido de rifampicina, repartidos en 2 tomas. En la práctica se emplean 7,5 a 10 ml de suspensión por cada 10 kg de peso al día, repartidos en 2 administraciones.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: Rifampicina: las manifestaciones de una sobredosis pueden ser náuseas, vómito y somnolencia en un período corto postingesta. En caso de enfermedad hepática severa concurrente, puede haber también pérdida de la conciencia, aparición de una pigmentación marrón-rojiza o anaranjada de piel, orina, saliva, transpiración, lágrimas y heces, cuya intensidad será proporcional a la cantidad de medicamento ingerido. No se han reportado casos fatales por sobredosificación con ingestas de hasta 12 g de rifampicina. Sin embargo, en casos de sobredosificación debe realizarse un lavado gástrico lo antes posible. Después se recomienda la instilación de carbón activado al estómago para ayudar a absorber el medicamento remanente del tracto gastrointestinal. Se pueden emplear antieméticos para el control de las náuseas y/o vómito. La estimulación de la diuresis, con medición de ingresos y egresos, ayuda a la pronta excreción del medicamento. En algunos pacientes se recomienda la hemodiálisis. Deben instituirse medidas de soporte intensivo y tratarse los síntomas individualmente, según su aparición. Trimetoprima: las manifestaciones de sobredosificación pueden aparecer después de la ingestión de 1 g (aproximadamente 12 grageas). Se caracterizan por náuseas, vómito, mareo, cefalea, depresión mental, confusión y depresión de la médula ósea. La acidificación de la orina contribuye a la eliminación de trimetoprima. Para eliminar el medicamento, la diálisis peritoneal no es efectiva y la hemodiálisis sólo en forma moderada.
Presentación(es): Frasco con 90 y 120 ml de Suspensión.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Suspensión: consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.
Leyendas de protección: Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. Literatura exclusiva para médicos.
Nombre y domicilio del laboratorio: Sanofi-Aventis de México S.A. de C.V., Oficinas: Av. Universidad No. 1738, 04000, Coyoacán, México, D.F., Planta: Acueducto del Alto Lerma No. 2, Zona Industrial Ocoyoacac, 52740, Ocoyoacac Edo. de México. ®Marca registrada.
Número de registro del medicamento: 11M83 SSA IV, 252M91 SSA IV.
Clave de IPPA: BEAR-06350122740048/RM2007

Principios Activos de Rifaprim

Laboratorio que produce Rifaprim