ROTARIX®

GSK

Suspensión - Jeringa

Denominacion genérica: Vacuna oral contra Rotavirus (Virus vivos atenuados de origen humano).

Forma farmacéutica y formulación: Suspensión. La vacuna es un líquido transparente e incoloro. La jeringa prellenada con una dosis (1.5 ml) de vacuna contiene: Rotavirus vivo atenuado humano, cepa RIX4414: No menos de 106.0 DICC50. Vehículo cbp 1.5 ml. DICC50 = Dosis infectante en cultivo de tejidos. Lista de excipientes: Sacarosa, Adipato disódico, Medio de Eagle Modificado por Dulbecco (DMEM), Agua estéril.
Indicaciones terapéuticas: Rotarix® está indicada para la prevención de la gastroenteritis causada por Rotavirus (vea secciones Advertencias y precauciones y Farmacodinamia).
Farmacocinética y farmacodinamia: Grupo farmacoterapéutico: vacunas virales, código ATC: J07BH01. Propiedades farmacodinámicas: Eficacia protectora: Se evaluó en Europa, Latinoamérica y África la eficacia protectora de la formulación liofilizada de Rotarix® contra gastroenteritis grave y de cualquier severidad causada por rotavirus. La severidad de la gastroenteritis se definió sobre la base de dos criterios diferentes: la escala de Vesikari de 20 puntos, que evalúa el cuadro clínico completo de la gastroenteritis por rotavirus tomando en cuenta la severidad y la duración de la diarrea y los vómitos, la severidad de la fiebre y la deshidratación, además de la necesidad de tratamiento; la definición del caso clínico en función de los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Eficacia protectora en Europa y Latinoamérica: Después de dos dosis de Rotarix®, la eficacia protectora de la vacuna que se observa en los estudios clínicos realizados en Europa y Latinoamérica durante el primer y el segundo año de vida combinados se presenta en la siguiente tabla 1 y tabla 2:



La eficacia de la vacuna contra gastroenteritis grave por rotavirus de la cepa G2P[4] fue del 38.6% (IC à 95%: < 0.0;84.2). El número de casos, sobre los que se basaron los estimados de eficacia frente a G2P[4], fue muy pequeño. En un meta-análisis de cuatro estudios de eficacia, se encontró una eficacia del 71,4% (95% IC: 20,1;91,1) contra la gastroenteritis grave (puntuación de Vesikari ≥11) causada por rotavirus de la cepa G2P[4]. Debido a que la respuesta inmune observada tras 2 dosis de la formulación líquida de Rotarix® fue comparable con la respuesta inmune observada tras 2 dosis de la formulación liofilizada de Rotarix®, los niveles de eficacia de la vacuna observados con la formulación liofilizada pueden extrapolarse a la formulación líquida. Eficacia protectora en África: Un estudio clínico realizado en África en más de 4900 sujetos evaluó la administración de Rotarix® aproximadamente a las 10 y 14 semanas de edad (2 dosis) ó 6, 10 y 14 semanas de edad (3 dosis). La eficacia de la vacuna frente a la gastroenteritis grave por rotavirus durante el primer año de vida fue del 61.2% (IC de 95%: 44.0;73.2). El estudio no fue diseñado para evaluar la diferencia en la eficacia de la vacuna entre los regímenes de 2 y de 3 dosis. En la Tabla 3 se presenta la eficacia protectora de la vacuna observada contra gastroenteritis grave causada por rotavirus y contra gastroenteritis de cualquier severidad causada por rotavirus.


Eficacia sostenida hasta los 3 años de edad en Asia: En un estudio clínico llevado a cabo en Asia (Hong Kong, Singapur y Taiwán) en el que participaron más de 10.000 sujetos, se evaluó Rotarix®, administrada de acuerdo con diferentes esquemas (2, 4 meses de edad; 3, 4 meses de edad). En la tabla 4, se presenta la eficacia protectora de la vacuna observada después de dos dosis de Rotarix® hasta los 3 años de edad.


Respuesta inmunológica: En diferentes estudios clínicos realizados en Europa, Latinoamérica y Asia, 1,957 lactantes recibieron la formulación liofilizada de Rotarix® y 1,006 lactantes recibieron placebo, con base en diferentes esquemas de vacunación. El porcentaje de sujetos inicialmente seronegativos para rotavirus (títulos de anticuerpos IgA < 20 U/ml (por ELISA)) con títulos de anticuerpos antirrotavirus IgA en suero ≥ 20U/ml uno o dos meses después de la segunda dosis de vacuna o placebo, fue de entre un 77,9% a un 100% y de un 0% a un 17,1% respectivamente. En tres estudios comparativos, la respuesta inmune generada por la formulación líquida de Rotarix® fue comparable con la generada por la formulación liofilizada de Rotarix®. En un estudio clínico realizado en África, se evaluó la respuesta inmunitaria en 332 lactantes que recibieron Rotarix® (N=221) o placebo (N=111) conforme a un calendario de 10 y 14 semanas (2 dosis) o un calendario de 6, 10 y 14 semanas (3 dosis). El porcentaje de sujetos inicialmente seronegativos para rotavirus (títulos de anticuerpos IgA < 20 U/ml (por ELISA)) con títulos de anticuerpos antirrotavirus IgA en suero ≥ 20 U/ml un mes después de la última dosis de vacuna o placebo fue del 58.4% (ambos regímenes) y del 22.5%, respectivamente. Respuesta inmunitaria en lactantes prematuros: En un estudio clínico llevado a cabo en lactantes prematuros con la formulación liofilizada, Rotarix® fue inmunogénica; un 85,7% de los sujetos lograron títulos ≥ 20 U/ml de anticuerpos IgA antirrotavirus séricos (por ELISA) un mes después de la segunda dosis de la vacuna. Seguridad en lactantes con infección por el virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH): En un estudio clínico, se administró a 100 lactantes con infección por VIH la formulación liofilizada de Rotarix® o placebo. El perfil de seguridad fue similar entre los que recibieron Rotarix® y placebo. Excreción de la vacuna: La excreción del virus de la vacuna en las heces ocurrió después de la vacunación y duró 10 días en promedio con una excreción máxima alrededor del 7° día. Las partículas de antígenos virales detectadas por ELISA se encontraron en un 50% de las heces después de la primera dosis y en un 4% de las heces después de la segunda dosis. Al analizarse estas heces por la presencia de la cepa vacunal viva, 17% dieron resultados positivos. En dos ensayos comparativos controlados, la eliminación de la cepa vacunal después de la vacunación con la formulación líquida de Rotarix® fue comparable a la observada después de la vacunación con la formulación liofilizada de Rotarix®. Efectividad: La Tabla 5 muestra los resultados de varios estudios de caso-control coincidentes, llevados a cabo para evaluar la efectividad de Rotarix® a fin de combatir la gastroenteritis por rotavirus grave que da origen a la hospitalización.


Impacto en la mortalidad§: El impacto de los estudios con Rotarix® llevados a cabo en Panamá, Brasil y México mostró una disminución en la mortalidad por diarrea de todas las causas, que osciló entre el 22% y el 56% en los niños menores 5 años, en un período de los 2 a los 3 años siguientes a la introducción de la vacuna. Impacto en la hospitalización§: En un estudio retrospectivo de las bases de datos en Bélgica, llevado a cabo en niños de hasta 5 años de edad, el impacto directo e indirecto de la vacunación con Rotarix® en hospitalizaciones asociadas al rotavirus varió de un 64% (IC del 95%: 49;76) a un 80% (IC del 95%: 77;83) dos años después de la introducción de la vacuna. Estudios similares en Brasil, Australia y El Salvador evidenciaron una reducción del 59%, 75% y 81%, respectivamente. Asimismo, tres estudios del impacto sobre las hospitalizaciones por diarrea de todas las causas llevados a cabo en Latinoamérica mostraron una reducción del 29% al 37%, dos años después de la introducción de la vacuna.
§NOTA: Los estudios de impacto buscan establecer una relación temporal, aunque no causal, entre la enfermedad y la vacunación. Propiedades farmacocinéticas: No se requiere evaluación de las propiedades farmacocinéticas para las vacunas. Estudios clínicos: Ver la sección "Farmacodinamia". Datos preclínicos de seguridad: Con base en los estudios convencionales de toxicidad con dosis repetida, los datos preclínicos no revelan riesgos especiales para los humanos.
Contraindicaciones: Rotarix® no debe administrarse a sujetos con hipersensibilidad conocida después de la administración previa de la vacuna
Rotarix® o a cualquier componente de la vacuna (Vea Sección de Forma Farmacéutica y Formulación). Sujetos con antecedentes de invaginación intestinal. Pacientes con malformaciones congénitas no corregidas del tracto gastrointestinal (como divertículo de Meckel) que pudieran predisponer a invaginación intestinal. Sujetos con síndrome de Inmunodeficiencia Combinada Severa (SCID) (vea la sección Reacciones Adversas).
Precauciones generales: Es una buena práctica clínica que la vacunación vaya precedida por una revisión de la historia clínica (especialmente en lo que respecta a la vacunación previa y a la posible ocurrencia de eventos adversos) así como de un examen clínico. Al igual que con otras vacunas, la administración de Rotarix® debe posponerse en los sujetos que padezcan una enfermedad febril aguda grave. Sin embargo, la presencia de una infección leve, como catarro, no deberá ocasionar el aplazamiento de la vacunación. La administración de Rotarix® debe posponerse en los sujetos que padezcan diarrea o vómito. No se cuenta con datos sobre la seguridad y eficacia de Rotarix® en lactantes con enfermedades gastrointestinales. La administración de Rotarix® puede considerarse con precaución en estos lactantes cuando, en opinión del médico, la no administración de la vacuna represente un riesgo mayor. El riesgo de invaginación intestinal se ha evaluado en un ensayo a gran escala sobre seguridad (incluyendo a 63,225 lactantes) realizado en Latinoamérica y Finlandia. No se observó ningún aumento del riesgo de invaginación intestinal en este ensayo clínico después de la administración de Rotarix® al compararse con placebo. Sin embargo, los estudios de seguridad de post-comercialización indican un incremento transitorio de la incidencia de invaginación intestinal después de la vacunación, principalmente en el transcurso de los 7 días posteriores a la administración de la primera dosis y en menor medida, luego de la segunda dosis. La incidencia global de invaginación intestinal sigue siendo rara. No se ha establecido si Rotarix® afecta la incidencia global de invaginación intestinal. Por lo tanto, como medida de precaución, los profesionales de la salud deberán realizar el seguimiento de cualquier síntoma indicativo de intususcepción (dolor abdominal severo, vómito persistente, heces con sangre, distensión abdominal y/o fiebre alta). Deberá aconsejarse a los padres/tutores de que informen enseguida sobre la aparición de tales síntomas. Para los sujetos con predisposición a la invaginación intestinal, consulte la sección "Contraindicaciones". La administración de Rotarix® a lactantes inmunosuprimidos, incluidos los lactantes que estén recibiendo una terapia inmunosupresora, deberá basarse en una consideración cuidadosa de los beneficios y riesgos potenciales (vea la sección Farmacodinamia). La excreción del virus de la vacuna en las heces se sabe que ocurre después de la vacunación y dura 10 días en promedio con una excreción máxima alrededor del 7° día (vea la sección Farmacodinamia). En ensayos clínicos se han observado casos de transmisión del virus de la vacuna excretada a contactos seronegativos de los vacunados sin ocasionarles ningún síntoma clínico. Rotarix® deberá administrarse con precaución a individuos con contactos cercanos inmunocomprometidos, tales como individuos con neoplasias, o que estén de otro modo inmunosuprimidos o recibiendo una terapia inmunosupresora. Deberá aconsejarse a contactos de vacunados de forma reciente que observen una higiene cuidadosa (incluyendo lavarse las manos) al cambiar los pañales del niño. Al igual que con cualquier vacuna, pudiera no inducirse en todos los vacunados una respuesta inmunológica protectora (vea la sección Farmacodinamia). Actualmente se desconoce el grado de protección que Rotarix® podría proporcionar frente a las cepas de rotavirus que no hayan estado circulando durante la realización de los ensayos clínicos (vea la sección Farmacodinamia). Rotarix® no protege contra las gastroenteritis causadas por otros patógenos diferentes al rotavirus. ROTARIX® No debe inyectarse bajo ninguna circunstancia. Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar maquinarias: Rotarix® no es para el uso en adultos. Se ha detectado material de Circovirus Porcino tipo 1 (PCV-1) en la vacuna Rotarix®. No se sabe que el PCV-1 cause enfermedad en animales ni que infecte o cause enfermedad en seres humanos. No existe evidencia de que la presencia de PCV-1 suponga un riesgo de seguridad.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: ROTARIX® no es para el uso en adultos. Por lo tanto, no hay datos sobre el uso durante el embarazo o la lactancia en humanos, y no se han hecho estudios de reproducción en animales.
Reacciones secundarias y adversas: Datos de ensayos clínicos: Para la clasificación de frecuencia se ha usado la siguiente convención: Muy comunes ≥1/10. Comunes ≥1/100 y < 1/10. Poco comunes ≥1/1000 y < 1/100. Raras ≥1/10.000 y < 1/1000. Muy raras < 1/10.000. El perfil de seguridad que se presenta a continuación se basa en datos provenientes de ensayos clínicos realizados con la formulación liofilizada o líquida de Rotarix®. En un total de cuatro ensayos clínicos, fueron administradas aproximadamente 3.800 dosis de la formulación líquida de Rotarix® a alrededor de 1.900 lactantes. Esos ensayos han mostrado que el perfil de seguridad de la formulación líquida es comparable al de la formulación liofilizada. En un total de veintitrés ensayos clínicos, fueron administradas aproximadamente 106.000 dosis de la formulación de Rotarix® (incluyendo la formulación liofilizada como la líquida) a unos 51.000 lactantes. En tres ensayos clínicos controlados con placebo, en los que se administró la vacuna Rotarix® sola (se alternó con la administración de las vacunas pediátricas de rutina), la incidencia y la severidad de las reacciones adversas (recopiladas a los 8 días posteriores a la vacunación) previstas como: diarrea, vómito, pérdida del apetito, fiebre, irritabilidad y tos/rinorrea, no fueron significativamente diferentes entre el grupo que recibió Rotarix® y el grupo que recibió placebo. Con la segunda dosis no se vio ningún aumento de la incidencia o severidad de estas reacciones. En un análisis combinado de diecisiete ensayos clínicos controlados con placebo incluidos ensayos en los que se co-administró Rotarix® con las vacunas pediátricas de rutina (vea la sección Interacciones), se consideraron como posiblemente relacionadas con la vacunación las siguientes reacciones adversas (recopiladas a los 31 días posteriores a la vacunación). Trastornos gastrointestinales: Común: diarrea. Poco común: flatulencia, dolor abdominal. Trastornos cutáneos y subcutáneos: Poco común: dermatitis. Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración: Común: irritabilidad. Se ha evaluado el riesgo de invaginación intestinal en un gran estudio de seguridad realizado en Latinoamérica y Finlandia, en el cual participaron 63,225 pacientes, en este estudio no se encontró evidencia de riesgo aumentado de invaginación en el grupo que recibió Rotarix® en comparación con el grupo que recibió placebo, como se puede observar en la siguiente tabla.


Seguridad en lactantes prematuros: En un estudio clínico, se administró la formulación liofilizada de Rotarix® o placebo a 1.009 lactantes prematuros (198 entre 27 y 30 semanas de edad gestacional y 801 entre 31 y 36 semanas de edad gestacional). La primera dosis se administró a partir de 6 semanas después del nacimiento. Se observaron reacciones adversas graves en un 5,1% de los vacunados con Rotarix® en comparación con un 6,8% de los que recibieron placebo. Los índices de aparición de otras reacciones adversas fueron similares en los niños que recibieron Rotarix® y en los que recibieron placebo. No se reportaron casos de invaginación intestinal. Datos de post-comercialización: Trastornos gastrointestinales: Raro: invaginación intestinal (vea la sección Advertencias y precauciones Generales), hematoquecia, gastroenteritis con eliminación del virus de la vacuna en lactantes con síndrome de Inmunodeficiencia Combinada Severa (SCID).
Interacciones medicamentosas y de otro género: Rotarix® puede administrarse concomitantemente con cualquiera de las siguientes vacunas monovalentes o combinadas [incluyendo vacunas hexavalentes (DTPa-HBV-IPV/Hib)]: vacuna contra la difteria-tétanos-tosferina de células completas (DTPw), vacuna contra la difteria-tétanos-tosferina acelular (DTPa), vacuna contra Haemophilus influenzae tipo b (Hib), vacuna antipoliomielítica inactivada (IPV), vacuna contra la hepatitis B (HBV), vacuna anti-neumocócica conjugada y vacuna anti-meningocócica conjugada del serogrupo C. Los estudios clínicos demostraron que las respuestas inmunológicas a las vacunas administradas y los perfiles de seguridad de las mismas no se vieron alterados. La administración concomitante de Rotarix® y la vacuna oral contra la poliomielitis (OPV) no afecta la respuesta inmunológica a los antígenos de la vacuna contra la poliomielitis. Aunque la administración concomitante de la vacuna antipoliomielítica oral (OPV) puede reducir ligeramente la respuesta inmunitaria a la vacuna antirrotavirus, se demostró que se mantiene la protección clínica frente a la gastroenteritis severa por rotavirus. Incompatibilidades: Este producto medicinal no debe mezclarse con otros productos medicinales.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: No se han descrito hasta el momento.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: No se han descrito hasta el momento.
Dosis y via de administración: Posología: El esquema de vacunación consiste en dos dosis. La primera dosis puede administrarse desde las 6 semanas de edad. Deberá haber un intervalo entre las dosis de al menos cuatro semanas. El esquema de vacunación deberá completarse a la edad de 24 semanas. Rotarix® podrá administrarse a lactantes prematuros con la misma posología (vea secciones Reacciones Adversas y Farmacodinamia). En estudios clínicos, se observó de forma ocasional, que el paciente escupía o regurgitaba la vacuna y, en estas circunstancias, no se administró una dosis de reemplazo. Sin embargo, en el caso poco probable de que el lactante escupa o regurgite la mayor parte de la dosis de la vacuna, podrá administrarse una dosis única de reemplazo en la misma visita de vacunación. Se recomienda de forma enérgica, que los lactantes que reciban una primera dosis de Rotarix® terminen el esquema de 2 dosis con Rotarix®. Vía de administración: Rotarix® es exclusivamente para administración oral. ROTARIX® No debe inyectarse bajo ninguna circunstancia. No es necesario restringir el consumo de alimentos o líquidos en el lactante, incluyendo la leche materna, antes o después de la vacunación. Con base a la evidencia generada en ensayos clínicos, la lactancia materna no reduce la protección frente a la gastroenteritis por rotavirus conferida por Rotarix®. Por lo tanto, puede continuarse con la lactancia materna durante el programa de vacunación. Instrucciones de uso y manejo: La vacuna se presenta como un líquido transparente, incoloro, sin partículas visibles, para administración oral. La vacuna está lista para uso (no se requiere reconstitución o dilución). La vacuna se debe administrar por vía oral sin mezclar con ninguna otra vacuna o soluciones. La vacuna deberá examinarse visualmente para determinar la ausencia de partículas extrañas y/o un aspecto físico anormal. En caso de que se observe cualquiera de estas anormalidades, desechar la vacuna. Cualquier vacuna no usada o material residual deberá eliminarse de conformidad con los requerimientos locales.

Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: No se dispone de datos suficientes.
Presentaciones: Caja con 1, 10, 25, 50 ó 100 jeringas prellenadas con una dosis de 1.5 ml. Jeringa (Tipo I, Ph. Eur) con un émbolo (goma butílica).
Recomendaciones sobre almacenamiento: Conservar en refrigeración (entre 2°C y 8°C). No congelar. Conservar en el empaque original para proteger de la luz. Período de caducidad: La fecha de caducidad de la vacuna está indicada en la etiqueta y en el envase.
Leyendas de protección: Agítese antes de usarse. No se inyecte. Léase instructivo anexo. Consérvese en refrigeración entre +2°C y +8°C. No se congele. Protéjase de la luz. Contiene 71.5% por ciento de sacarosa. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en Bélgica por: GlaxoSmithKline Biologicals S.A. Rue de l´Institut 89, B-1330 Rixensart, Bélgica. Acondicionado y/o distribuido en México por: GlaxoSmithKline México, S.A. de C.V. Calz. México-Xochimilco No. 4900, Col. San Lorenzo Huipulco, C.P. 14370, México D.F.
Número de registro del medicamento: 373M2004 SSA IV. Versión: GDS012/IPI09 del 30 Agosto 2013

ROTARIX®

GSK

Suspensión - Tubo

Denominacion genérica: Vacuna oral contra Rotavirus (Virus vivos atenuados de origen humano).
Forma farmacéutica y formulación: Suspensión. La vacuna es un líquido transparente e incoloro. El tubo con una dosis (1.5 ml) de vacuna contiene: Rotavirus vivo atenuado humano, cepa RIX4414: No menos de 106.0 DICC50. Vehículo cbp 1.5 ml. DICC50 = Dosis infectante en cultivo de tejidos. Lista de excipientes: Sacarosa, Adipato disódico, Medio de Eagle Modificado por Dulbecco (DMEM), Agua estéril.
Indicaciones terapéuticas: Rotarix® está indicada para la prevención de la gastroenteritis causada por Rotavirus (vea secciones Advertencias y precauciones y Farmacodinamia).
Farmacocinética y farmacodinamia: Grupo farmacoterapéutico: vacunas virales, código ATC: J07BH01. Propiedades farmacodinámicas: Eficacia protectora: Se evaluó en Europa, Latinoamérica y África la eficacia protectora de la formulación liofilizada de Rotarix® contra gastroenteritis grave y de cualquier severidad causada por rotavirus. La severidad de la gastroenteritis se definió sobre la base de dos criterios diferentes: la escala de Vesikari de 20 puntos, que evalúa el cuadro clínico completo de la gastroenteritis por rotavirus tomando en cuenta la severidad y la duración de la diarrea y los vómitos, la severidad de la fiebre y la deshidratación, además de la necesidad de tratamiento; o la definición del caso clínico en función de los criterios de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Eficacia protectora en Europa y Latinoamérica: Después de dos dosis de Rotarix®, la eficacia protectora de la vacuna que se observa en los estudios clínicos realizados en Europa y Latinoamérica durante el primer y el segundo año de vida combinados se presenta en la siguiente tabla 1 y tabla 2:



La eficacia de la vacuna contra gastroenteritis grave por rotavirus de la cepa G2P[4] fue del 38.6% (IC à 95%: < 0.0;84.2). El número de casos, sobre los que se basaron los estimados de eficacia frente a G2P[4], fue muy pequeño. En un meta-análisis de cuatro estudios de eficacia, se encontró una eficacia del 71,4% (95% IC: 20,1;91,1) contra la gastroenteritis grave (puntuación de Vesikari ≥11) causada por rotavirus de la cepa G2P[4]. Debido a que la respuesta inmune observada tras 2 dosis de la formulación líquida de Rotarix® fue comparable con la respuesta inmune observada tras 2 dosis de la formulación liofilizada de Rotarix®, los niveles de eficacia de la vacuna observados con la formulación liofilizada pueden extrapolarse a la formulación líquida. Eficacia protectora en África: Un estudio clínico realizado en África en más de 4900 sujetos evaluó la administración de Rotarix® aproximadamente a las 10 y 14 semanas de edad (2 dosis) ó 6, 10 y 14 semanas de edad (3 dosis). La eficacia de la vacuna frente a la gastroenteritis grave por rotavirus durante el primer año de vida fue del 61.2% (IC de 95%: 44.0;73.2). El estudio no fue diseñado para evaluar la diferencia en la eficacia de la vacuna entre los regímenes de 2 y de 3 dosis. En la Tabla 3 se presenta la eficacia protectora de la vacuna observada contra gastroenteritis grave causada por rotavirus y contra gastroenteritis de cualquier severidad causada por rotavirus.


Eficacia sostenida hasta los 3 años de edad en Asia: En un estudio clínico llevado a cabo en Asia (Hong Kong, Singapur y Taiwán) en el que participaron más de 10.000 sujetos, se evaluó Rotarix®, administrada de acuerdo con diferentes esquemas (2, 4 meses de edad; 3, 4 meses de edad). En la tabla 4, se presenta la eficacia protectora de la vacuna observada después de dos dosis de Rotarix® hasta los 3 años de edad.


Respuesta inmunológica: En diferentes estudios clínicos realizados en Europa, Latinoamérica y Asia, 1,957 lactantes recibieron la formulación liofilizada de Rotarix® y 1,006 lactantes recibieron placebo, con base en diferentes esquemas de vacunación. El porcentaje de sujetos inicialmente seronegativos para rotavirus (títulos de anticuerpos IgA < 20 U/ml (por ELISA)) con títulos de anticuerpos antirrotavirus IgA en suero ≥ 20U/ml uno o dos meses después de la segunda dosis de vacuna o placebo, fue de entre un 77,9% a un 100% y de un 0% a un 17,1% respectivamente. En tres estudios comparativos, la respuesta inmune generada por la formulación líquida de Rotarix® fue comparable con la generada por la formulación liofilizada de Rotarix®. En un estudio clínico realizado en África, se evaluó la respuesta inmunitaria en 332 lactantes que recibieron Rotarix® (N=221) o placebo (N=111) conforme a un calendario de 10 y 14 semanas (2 dosis) o un calendario de 6, 10 y 14 semanas (3 dosis). El porcentaje de sujetos inicialmente seronegativos para rotavirus (títulos de anticuerpos IgA < 20 U/ml (por ELISA)) con títulos de anticuerpos antirrotavirus IgA en suero ≥ 20 U/ml un mes después de la última dosis de vacuna o placebo fue del 58.4% (ambos regímenes) y del 22.5%, respectivamente. Respuesta inmunitaria en lactantes prematuros: En un estudio clínico llevado a cabo en lactantes prematuros con la formulación liofilizada, Rotarix® fue inmunogénica; un 85,7% de los sujetos lograron títulos ≥ 20 U/ml de anticuerpos IgA anti-rotavirus séricos (por ELISA) un mes después de la segunda dosis de la vacuna. Seguridad en lactantes con infección por el virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH): En un estudio clínico, se administró a 100 lactantes con infección por VIH la formulación liofilizada de Rotarix® o placebo. El perfil de seguridad fue similar entre los que recibieron Rotarix® y placebo. Excreción de la vacuna: La excreción del virus de la vacuna en las heces ocurrió después de la vacunación y duró 10 días en promedio con una excreción máxima alrededor del 7° día. Las partículas de antígenos virales detectadas por ELISA se encontraron en un 50% de las heces después de la primera dosis y en un 4% de las heces después de la segunda dosis. Al analizarse estas heces por la presencia de la cepa vacunal viva, 17% dieron resultados positivos. En dos ensayos comparativos controlados, la eliminación de la cepa vacunal después de la vacunación con la formulación líquida de Rotarix® fue comparable a la observada después de la vacunación con la formulación liofilizada de Rotarix®. Efectividad: La Tabla 5 muestra los resultados de varios estudios de caso-control coincidentes, llevados a cabo para evaluar la efectividad de Rotarix® a fin de combatir la gastroenteritis por rotavirus grave que da origen a la hospitalización.

Impacto en la mortalidad§: El impacto de los estudios con Rotarix® llevados a cabo en Panamá, Brasil y México mostró una disminución en la mortalidad por diarrea de todas las causas, que osciló entre el 22% y el 56% en los niños menores 5 años, en un período de los 2 a los 3 años siguientes a la introducción de la vacuna. Impacto en la hospitalización§: En un estudio retrospectivo de las bases de datos en Bélgica, llevado a cabo en niños de hasta 5 años de edad, el impacto directo e indirecto de la vacunación con Rotarix® en hospitalizaciones asociadas al rotavirus varió de un 64% (IC del 95%: 49;76) a un 80% (IC del 95%: 77;83) dos años después de la introducción de la vacuna. Estudios similares en Brasil, Australia y El Salvador evidenciaron una reducción del 59%, 75% y 81%, respectivamente. Asimismo, tres estudios del impacto sobre las hospitalizaciones por diarrea de todas las causas llevados a cabo en Latinoamérica mostraron una reducción del 29% al 37%, dos años después de la introducción de la vacuna. §NOTA: Los estudios de impacto buscan establecer una relación temporal, aunque no causal, entre la enfermedad y la vacunación. Propiedades farmacocinéticas: No se requiere evaluación de las propiedades farmacocinéticas para las vacunas. Estudios clínicos: Ver la sección Farmacodinamia. Datos preclínicos de seguridad: Con base en los estudios convencionales de toxicidad con dosis repetida, los datos preclínicos no revelan riesgos especiales para los humanos.
Contraindicaciones: Rotarix® no debe administrarse a sujetos con hipersensibilidad conocida después de la administración previa de la vacuna Rotarix® o a cualquier componente de la vacuna (Vea Sección de Forma Farmacéutica y Formulación). Sujetos con antecedentes de invaginación intestinal. Pacientes con malformaciones congénitas no corregidas del tracto gastrointestinal (como divertículo de Meckel) que pudieran predisponer a invaginación intestinal. Sujetos con síndrome de Inmunodeficiencia Combinada Severa (SCID) (vea la sección Reacciones Adversas).
Precauciones generales: Es una buena práctica clínica que la vacunación vaya precedida por una revisión de la historia clínica (especialmente en lo que respecta a la vacunación previa y a la posible ocurrencia de eventos adversos) así como de un examen clínico. Al igual que con otras vacunas, la administración de Rotarix® debe posponerse en los sujetos que padezcan una enfermedad febril aguda grave. Sin embargo, la presencia de una infección leve, como catarro, no deberá ocasionar el aplazamiento de la vacunación. La administración de Rotarix® debe posponerse en los sujetos que padezcan diarrea o vómito. No se cuenta con datos sobre la seguridad y eficacia de Rotarix® en lactantes con enfermedades gastrointestinales. La administración de Rotarix® puede considerarse con precaución en estos lactantes cuando, en opinión del médico, la no administración de la vacuna represente un riesgo mayor. El riesgo de invaginación intestinal se ha evaluado en un ensayo a gran escala sobre seguridad (incluyendo a 63,225 lactantes) realizado en Latinoamérica y Finlandia. No se observó ningún aumento del riesgo de invaginación intestinal en este ensayo clínico después de la administración de Rotarix® al compararse con placebo. Sin embargo, los estudios de seguridad de post-comercialización indican un incremento transitorio de la incidencia de invaginación intestinal después de la vacunación, principalmente en el transcurso de los 7 días posteriores a la administración de la primera dosis y en menor medida, luego de la segunda dosis. La incidencia global de invaginación intestinal sigue siendo rara. No se ha establecido si Rotarix® afecta la incidencia global de invaginación intestinal. Por lo tanto, como medida de precaución, los profesionales de la salud deberán realizar el seguimiento de cualquier síntoma indicativo de intususcepción (dolor abdominal severo, vómito persistente, heces con sangre, distensión abdominal y/o fiebre alta). Deberá aconsejarse a los padres/tutores de que informen enseguida sobre la aparición de tales síntomas. Para los sujetos con predisposición a la invaginación intestinal, consulte la sección Contraindicaciones. La administración de Rotarix® a lactantes inmunosuprimidos, incluidos los lactantes que estén recibiendo una terapia inmunosupresora, deberá basarse en una consideración cuidadosa de los beneficios y riesgos potenciales (vea la sección Farmacodinamia). La excreción del virus de la vacuna en las heces se sabe que ocurre después de la vacunación y dura 10 días en promedio con una excreción máxima alrededor del 7° día (vea la sección Farmacodinamia). En ensayos clínicos se han observado casos de transmisión del virus de la vacuna excretada a contactos seronegativos de los vacunados sin ocasionarles ningún síntoma clínico. Rotarix® deberá administrarse con precaución a individuos con contactos cercanos inmunocomprometidos, tales como individuos con neoplasias, o que estén de otro modo inmunosuprimidos o recibiendo una terapia inmunosupresora. Deberá aconsejarse a contactos de vacunados de forma reciente que observen una higiene cuidadosa (incluyendo lavarse las manos) al cambiar los pañales del niño. Al igual que con cualquier vacuna, pudiera no inducirse en todos los vacunados una respuesta inmunológica protectora (vea la sección Farmacodinamia). Actualmente se desconoce el grado de protección que Rotarix® podría proporcionar frente a las cepas de rotavirus que no hayan estado circulando durante la realización de los ensayos clínicos (vea la sección Farmacodinamia). Rotarix® no protege contra las gastroenteritis causadas por otros patógenos diferentes al rotavirus. ROTARIX® No debe inyectarse bajo ninguna circunstancia. Efectos sobre la capacidad para conducir y utilizar maquinarias: Rotarix® no es para el uso en adultos. Se ha detectado material de Circovirus Porcino tipo 1 (PCV-1) en la vacuna Rotarix®. No se sabe que el PCV-1 cause enfermedad en animales ni que infecte o cause enfermedad en seres humanos. No existe evidencia de que la presencia de PCV-1 suponga un riesgo de seguridad.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: ROTARIX® no es para el uso en adultos. Por lo tanto, no hay datos sobre el uso durante el embarazo o la lactancia en humanos, y no se han hecho estudios de reproducción en animales.
Reacciones secundarias y adversas: Datos de ensayos clínicos: Para la clasificación de frecuencia se ha usado la siguiente convención: Muy comunes ≥1/10. Comunes ≥1/100 y < 1/10. Poco comunes ≥1/1000 y < 1/100. Raras ≥1/10.000 y < 1/1000. Muy raras < 1/10.000. El perfil de seguridad que se presenta a continuación se basa en datos provenientes de ensayos clínicos realizados con la formulación liofilizada o líquida de Rotarix®. En un total de cuatro ensayos clínicos, fueron administradas aproximadamente 3.800 dosis de la formulación líquida de Rotarix® a alrededor de 1.900 lactantes. Esos ensayos han mostrado que el perfil de seguridad de la formulación líquida es comparable al de la formulación liofilizada. En un total de veintitrés ensayos clínicos, fueron administradas aproximadamente 106.000 dosis de la formulación de Rotarix® (incluyendo la formulación liofilizada como la líquida) a unos 51.000 lactantes. En tres ensayos clínicos controlados con placebo, en los que se administró la vacuna Rotarix® sola (se alternó con la administración de las vacunas pediátricas de rutina), la incidencia y la severidad de las reacciones adversas (recopiladas a los 8 días posteriores a la vacunación) previstas como: diarrea, vómito, pérdida del apetito, fiebre, irritabilidad y tos/rinorrea, no fueron significativamente diferentes entre el grupo que recibió Rotarix® y el grupo que recibió placebo. Con la segunda dosis no se vio ningún aumento de la incidencia o severidad de estas reacciones. En un análisis combinado de diecisiete ensayos clínicos controlados con placebo incluidos ensayos en los que se co-administró Rotarix® con las vacunas pediátricas de rutina (vea la sección Interacciones), se consideraron como posiblemente relacionadas con la vacunación las siguientes reacciones adversas (recopiladas a los 31 días posteriores a la vacunación). Trastornos gastrointestinales: Común: diarrea. Poco común: flatulencia, dolor abdominal. Trastornos cutáneos y subcutáneos: Poco común: dermatitis. Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración: Común: irritabilidad. Se ha evaluado el riesgo de invaginación intestinal en un gran estudio de seguridad realizado en Latinoamérica y Finlandia, en el cual participaron 63,225 pacientes, en este estudio no se encontró evidencia de riesgo aumentado de invaginación en el grupo que recibió Rotarix® en comparación con el grupo que recibió placebo, como se puede observar en la siguiente tabla.


Seguridad en lactantes prematuros: En un estudio clínico, se administró la formulación liofilizada de Rotarix® o placebo a 1.009 lactantes prematuros (198 entre 27 y 30 semanas de edad gestacional y 801 entre 31 y 36 semanas de edad gestacional). La primera dosis se administró a partir de 6 semanas después del nacimiento. Se observaron reacciones adversas graves en un 5,1% de los vacunados con Rotarix® en comparación con un 6,8% de los que recibieron placebo. Los índices de aparición de otras reacciones adversas fueron similares en los niños que recibieron Rotarix® y en los que recibieron placebo. No se reportaron casos de invaginación intestinal. Datos de post-comercialización: Trastornos gastrointestinales: Raro: invaginación intestinal (vea la sección Advertencias y precauciones Generales), hematoquecia, gastroenteritis con eliminación del virus de la vacuna en lactantes con síndrome de Inmunodeficiencia Combinada Severa (SCID).
Interacciones medicamentosas y de otro género: Rotarix® puede administrarse

concomitantemente con cualquiera de las siguientes vacunas monovalentes o combinadas [incluyendo vacunas hexavalentes (DTPa-HBV-IPV/Hib)]: vacuna contra la difteria-tétanos-tosferina de células completas (DTPw), vacuna contra la difteria-tétanos-tosferina acelular (DTPa), vacuna contra Haemophilus influenzae tipo b (Hib), vacuna antipoliomielítica inactivada (IPV), vacuna contra la hepatitis B (HBV), vacuna anti-neumocócica conjugada y vacuna anti-meningocócica conjugada del serogrupo C. Los estudios clínicos demostraron que las respuestas inmunológicas a las vacunas administradas y los perfiles de seguridad de las mismas no se vieron alterados. La administración concomitante de Rotarix® y la vacuna oral contra la poliomielitis (OPV) no afecta la respuesta inmunológica a los antígenos de la vacuna contra la poliomielitis. Aunque la administración concomitante de la vacuna antipoliomielítica oral (OPV) puede reducir ligeramente la respuesta inmunitaria a la vacuna antirrotavirus, se demostró que se mantiene la protección clínica frente a la gastroenteritis severa por rotavirus. Incompatibilidades: Este producto medicinal no debe mezclarse con otros productos medicinales. Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: No se han descrito hasta el momento.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: No se han descrito hasta el momento.
Dosis y via de administración: Posología: El esquema de vacunación consiste en dos dosis. La primera dosis puede administrarse desde las 6 semanas de edad. Deberá haber un intervalo entre las dosis de al menos cuatro semanas. El esquema de vacunación deberá completarse a la edad de 24 semanas. Rotarix® podrá administrarse a lactantes prematuros con la misma posología (vea secciones Reacciones Adversas y Farmacodinamia). En estudios clínicos, se observó de forma ocasional, que el paciente escupía o regurgitaba la vacuna y, en estas circunstancias, no se administró una dosis de reemplazo. Sin embargo, en el caso poco probable de que el lactante escupa o regurgite la mayor parte de la dosis de la vacuna, podrá administrarse una dosis única de reemplazo en la misma visita de vacunación. Se recomienda de forma enérgica, que los lactantes que reciban una primera dosis de Rotarix® terminen el esquema de 2 dosis con Rotarix®. Vía de administración: Rotarix® es exclusivamente para administración oral. ROTARIX® No debe inyectarse bajo ninguna circunstancia. No es necesario restringir el consumo de alimentos o líquidos en el lactante, incluyendo la leche materna, antes o después de la vacunación. Con base a la evidencia generada en ensayos clínicos, la lactancia materna no reduce la protección frente a la gastroenteritis por rotavirus conferida por Rotarix®. Por lo tanto, puede continuarse con la lactancia materna durante el programa de vacunación. Instrucciones de uso y manejo: La vacuna se presenta como un líquido transparente, incoloro, sin partículas visibles, para administración oral. La vacuna está lista para uso (no se requiere reconstitución o dilución). La vacuna se debe administrar por vía oral sin mezclar con ninguna otra vacuna o soluciones. La vacuna deberá examinarse visualmente para determinar la ausencia de partículas extrañas y/o un aspecto físico anormal. En caso de que se observe cualquiera de estas anormalidades, desechar la vacuna. Cualquier vacuna no usada o material residual deberá eliminarse de conformidad con los requerimientos locales. Instrucciones para la administración de la vacuna: Lea por completo las instrucciones de uso antes de comenzar a administrar la vacuna.

















Manifestaciones y manejo de la sobredosificacion o ingesta accidental: No se dispone de datos suficientes.
Presentaciones: Caja con 1, 10 ó 50 tubos con una dosis de 1.5 ml. Tubo exprimible (LDPE) adaptado con una boquilla y un capuchón (polipropileno).
Recomendaciones sobre almacenamiento: Conservar en refrigeración (entre 2°C y 8°C). No congelar. Conservar en el empaque original para proteger de la luz. Período de caducidad: La fecha de caducidad de la vacuna está indicada en la etiqueta y en el envase.
Leyendas de protección: Agítese antes de usarse. No se inyecte. Léase instructivo anexo. Consérvese en refrigeración entre +2°C y +8°C. No se congele. Protéjase de la luz. Contiene 71.5% por ciento de sacarosa. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en Bélgica por:
GlaxoSmithKline Biologicals s.a. Rue de l´Institut 89, B-1330 Rixensart, Bélgica. Acondicionado y/o distribuido en México por: GlaxoSmithKline México, S.A. de C.V. Calz. México-Xochimilco No. 4900, Col. San Lorenzo Huipulco, C.P. 14370, México D.F.
Número de registro del medicamento: 373M2004 SSA IV. Versión: GDS012/IPI09 del 30 Agosto 2013

Principios Activos de Rotarix

Patologías de Rotarix

Laboratorio que produce Rotarix