SUNZEPANMR

CRYOPHARMA

Denominación genérica: Diazepam.
Forma farmacéutica y formulación: Solución inyectable. Cada ampolleta de 2 mL contiene: Diazepam 10 mg. Vehículo c.b.p. 2 ml.
Indicaciones terapéuticas: El diazepam es una benzodiazepina de acción prolongada que presenta propiedades anticonvulsivas ansiolíticas, relajantes musculares, amnésicas. Se emplea en el tratamiento de corta duración de los trastornos de ansiedad graves, como hipnótico en el tratamiento de corta duración del insomnio, como sedante durante una intervención quirúrgica menor y premedicación antes de la anestesia general, como anticonvulsivo en el control de los espasmos musculares y en el tratamiento de los síndromes de la retirada del fármaco.
Farmacocinética y farmacodinamia: El diazepam se absorbe rápida y completamente en el aparato digestivo. La concentración plasmática máxima se obtiene al cabo de 30 a 90 minutos de la administración oral, por vía rectal la concentración máxima se alcanza entre 10 y 30 minutos pero este tiempo es superado por la administración endovenosa. La administración intramuscular puede resultar irregular y puede obtenerse una concentración plasmática máxima inferior a la obtenida con la administración oral. El diazepam es altamente soluble y atraviesa la barrera hematoencefálica. Actúa rápidamente sobre el cerebro y sus efectos iniciales disminuyen con rapidez al distribuirse en los depósitos de grasa. El diazepam tiene una semivida bifásica que cuenta con una fase inicial rápida de distribución, seguida de una fase de eliminación terminal prolongada de 1 ó 2 días. El diazepam y desmitildiazepam (metabolito activo) son transferidos de la madre al hijo a través de la leche materna. El diazepam se metaboliza extensamente en el hígado y además del desmetildiazepam, sus metabolitos activos incluyen el oxazepam y el temazepam. Se excreta por la orina, principalmente en forma libre o de matabolitos conjugados. El diazepam se une a las proteínas plasmáticas en un 98-99 %.
Contraindicaciones: La administración de diazepam debe evitarse en pacientes con depresión preexistente en el SNC o en caso de coma, depresión respiratoria, insuficiencia respiratoria o apnea del sueño, y debe emplearse con precaución en pacientes con insuficiencia respiratoria crónica. Debe administrarse con cuidado a personas ancianas o pacientes débiles que puedan ser más propensos a desarrollar efectos adversos. Se requiere precaución en pacientes con debilidad muscular, alteraciones hepáticas o renales. El diazepam no se recomienda para el tratamiento de psicosis crónica o para estados fóbicos abrasivos. La desinhibición inducida por el diazepam, puede precipitar el suicidio o el comportamiento agresivo, por lo tanto, no debe emplearse cómo único fármaco en el tratamiento de la depresión o de la ansiedad asociada con la depresión, debe usarse con precaución en pacientes con trastornos de la personalidad.
Precauciones generales: Los efectos sedantes del diazepam son más acusados durante los primeros días de la administración. Los pacientes afectados no deben conducir o manejar maquinaria. Se recomienda controlar la función cardiorrespiratoria cuando se utilicen benzodiazepinas para la sedación profunda. El empleo regular de diazepam causa dependencia aún a dosis terapéuticas y durante cortos períodos. El diazepam debe usarse con precaución en pacientes con antecedentes de alcoholismo o adicción farmacológica por su riesgo de dependencia. La administración intravenosa se recomienda solo cuando se disponga de los medios para revertir la depresión respiratoria. Los pacientes deben permanecer en posición supina bajo vigilancia médica.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: El empleo de diazepam en el primer trimestre del embarazo y durante el parto puede tener consecuencias como que el niño presente síndrome de abstinencia neonatal o síndrome de lactante blando, por lo que es preferible no administrarlo a mujeres embarazadas. La eliminación limitada de diazepam por la leche materna no constituye un peligro para la alimentación del niño, pero ese debe ser controlado para evitar la sedación y la incapacidad para mamar, por lo que no se recomienda administrar bezodiazepinas a madres lactantes.
Reacciones secundarias y adversas: Los efectos adversos más frecuentes del diazepam son somnolencia, sedación, y ataxia, éstos se producen como consecuencia de la depresión del SNC y disminuyen al continuar la administración. Entre los efectos menos frecuentes se incluyen vértigo, cefalea, confusión, depresión, dificultad en el habla, alteraciones de la libido, temblor, trastornos visuales, retención o incontinencia urinaria, trastornos gastrointestinales, cambios en la salivación y amnesia, algunos pacientes pueden experimentar una excitación que puede conducir a la hostilidad, la agresión y la desinhibición. Rara vez se han notificado reacciones como ictericia, trastornos hemáticos e hipersensibilidad. En administración intravenosa, puede producir dolor y tromboflebitis, también se han producido incrementos de los valores de las enzimas hepáticas. Una sobredosificación de diazepam puede producir depresión del SNC y coma o excitación paradógica. Sin embargo, la muerte es poco frecuente cuando el fármaco se administra solo. La administración de diazepam en el primer trimestre del embarazo se ha relacionado ocasionalmente con malformaciones congénitas en el niño pero no hay una clara correlación.
Interacciones medicamentosas y de otro género: Los depresores del SNC (alcohol, barbitúricos, opiáceos, antihistamínicos, antipsicóticos, anestésicos generales, cisaprida, otros analgésicos) pueden aumentar la sedación y depresión respiratoria que ocasiona el diazepam; la cimetidina y la eritromicina pueden disminuir el metabolismo del diazepam; el ácido valproico puede desplazar el diazepam de sitios de unión, lo que a veces da por resultado un incremento de los efectos sedantes; no se recomienda el uso concomitante de diazepam y ritonavir. Otros fármacos que interfieren en el metabolismo de las benzodiacepinas pueden ocasionar efectos adversos cuando se administran en forma simultánea, por ejemplo, anestésicos generales, antagonistas del calcio, antiarrítmicos, antibacterianos, anticoagulantes, anticongestivos orales, antidepresivos, antiepilépticos, antivirales, beta bloqueadores neuromusculares, ciclosporina, coridina, colapina, corticosteroides, digoxina, disulfiram, penicilamina, probenecid, relajantes del músculo liso, tabaco y xantinas.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: El tratamiento con diacepam puede aumentar los valores de las pruebas de funcionamiento hepático y también puede alterar las pruebas de funcionamiento tiroideo. Durante el tratamiento con diazepam y después del mismo, puede ocurrir cambios menores en el electroencefalograma, por lo general actividad rápida y de bajo voltaje. El diazepam puede ocasionar resultados falsos negativos en las determinaciones de glucosa urinaria con las tiras reactivas Clinistix o Diastix.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Hay indicios de que el diazepam conlleva riesgos para el feto, pero los beneficios potenciales de su uso en mujeres embarazadas pueden ser aceptables pese a los riesgos potenciales. Por consiguiente, las benzodiazepinas se evitarán durante el embarazo, a menos que no haya otra alternativa más segura.
Dosis y vía de administración: Dosis: En virtud de que el diazepam puede crear dependencia, esto influye en la dosis y la duración del tratamiento. Las dosis deben ser las más bajas posibles, suficientes para controlar los síntomas, el periodo de tratamiento debe ser corto, por lo general sin superar cuatro semanas y debe retirarse en forma gradual. La inyección intravenosa debe realizarse lentamente en una vena grande del pliegue del codo a 5 mg/minuto (1 ml). El diazepam puede administrarse por infusión intravenosa continua. Dado el riesgo de que se precipite el fármaco, deben usarse soluciones recién preparadas. No se utilizarán equipos de PVC o propionato de celulosa. Los materiales más adecuados para las bolsas de infusión, las jeringas y el equipo para administrar diazepam, son el vidrio, la poliolefina, el polipropileno y el polietileno. En ansiedad grave la dosis intramuscular o intravenosa es de 10 mg y si es necesario se repite a las 4 horas. En premedicación antes de la anestesia general por vía intravenosa, la dosis habitual es de 100 a 200 mg/Kg en adultos. En niños no es recomendable. Para la sedación durante una intervención quirúrgica menor, se recomienda 10 a 20 mg IV en un periodo de 2 a 4 minutos. En crisis convulsivas, como alternativa, puede usarse diacepam IV en adultos a dosis de 10 a 20 mg a una velocidad de 5 mg/minuto y en caso necesario se repite a los 60 minutos. Una vez que la crisis está controlada, puede administrarse una infusión lenta de 3 mg/Kg durante 24 horas. En niños, la dosis por inyección intravenosa o intramuscular es de 200 a 300 mg/Kg o 1 mg por cada año de edad.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: La sobredosis de diazepam se manifiesta generalmente por somnolencia, confusión, coma, reflejos hipoactivos, disnea, respiración laboriosa, hipotensión, bradicardia, voz farfullante y marcha inestable o alteraciones en la coordinación. Se brindará apoyo a la presión arterial y a la respiración hasta que desaparezcan los efectos del medicamento; se vigilan los signos vitales. Puede requerirse ventilación mecánica mediante un tubo endotraqueal para mantener permeables las vías respiratorias y proporcionar una oxigenación adecuada. Se utilizará líquidos intravenosos y vasopresores, como la dopamina y la fenilefrina, para tratar la hipotensión según se requiera. La diálisis es de utilidad limitada. Cuando la sobredosis es por vía parenteral, se utilizará el antagonista de las benzodiazepinas flumazenil, a dosis de 0.1 a 0.3 mg/minuto, sin pasar de 1 a 2 mg la dosis total.
Presentación(es): Caja con 6, 50 ó 100 ampolletas de 2 ml con 10 mg. Genérico Diazepam.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. Este medicamento es de empleo delicado. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se administre durante el primer trimestre del embarazo. El uso prolongado aun a dosis terapéuticas puede ocasionar dependencia.
Nombre y domicilio del laboratorio: LABORATORIOS CRYOPHARMA, S.A. de C.V. Km. 22.5 Carretera Guadalajara-Morelia, 45640 Tlajomulco de Zúñiga, Jal. Oficinas en México: Calzada de los Leones 130, Colonia Alpes. 01010. México, D.F.
Número de registro del medicamento: 86884 SSA II.
Clave de IPPA: CEAR-04390703332/RM2004