TRUXA®

ASOFARMA

Denominación genérica: Azitromicina.

Forma farmacéutica y formulación: Comprimidos. Cada comprimido contiene: azitromicina dihidratada equivalente a 500 mg de azitromicina. Excipiente cbp 1 comprimido.
Indicaciones terapéuticas: La azitromicina es un antibiótico macrólido, azálido. TRUXA® está indicado en infecciones por gérmenes susceptibles. Infecciones urogenitales de transmisión sexual causadas por Chlamydia trachomatis, Haemophilus ducreyi y Neisseria gonorrhoeae, en cuyo caso se recomienda el tratamiento de la pareja. En infecciones del tracto respiratorio como bronquitis, faringitis estreptocócica, sinusitis, otitis media y neumonía por Haemophilus influenzae y Mycoplasma pneumoniae. Gastritis crónica y úlcera duodenal, por Helicobacter pylori. Infecciones de la piel y tejidos blandos. Pacientes con VIH/SIDA: está indicada para la prevención de la enfermedad diseminada por Mycobacterium avium complex (MAC).
Farmacocinética y farmacodinamia: Azitromicina es el primer macrólido derivado de una nueva clase de antibióticos denominados azálidos. Presenta una actividad in vitro contra muchas bacterias grampositivas y gramnegativas, aeróbias y anaerobias y una mayor estabilidad que la eritromicina en presencia de ácido. La azitromicina es activa contra estafilococos, incluyendo el Staphylococcus aureus y S. epidermidis, así como estreptococos, tales como Streptococcus pyogens y S. pneumoniae. La concentración inhibitoria mínima (CIM) de azitromicina es 2 a 4 veces mayor que la de la eritromicina contra estafilococos y estreptococos; sin embargo, las concentraciones alcanzadas en tejidos son más altas que la CIM para muchos patógenos. La mayoría de las cepas resistentes a eritromicina de estafilococos, enterococos y estreptococos, incluyendo el S. aureus resistente a meticilina, son también resistentes a la azitromicina. La azitromicina presenta una excelente actividad contra Haemophilus influenzae, siendo 2 a 8 veces más activa que la eritromicina y 4 a 8 veces más activa que la claritromicina in vitro. La CIM de 4 a 16 mcg/ml, inhibe la mayoría de las especies de E.coli, Salmonella, Shigella y Aeromonas. Las especies: Pseudomona aeruginosa, Klebsiella, Enterobacter, Citrobacter, Proteus, Providencia, Morganella y Serratia son resistentes a azitromicina. La azitromicina es 2 a 4 veces más activa que la eritromicina contra Moraxella (Branhamella) catarrhalis. La inhibición de anaerobios, tales como Clostridium perfringens, es ligeramente mejor con azitromicina que con eritromicina, y la inhibición de la azitromicina de Bacteroides fragilis y otras especies bacteroides es comparable a la de eritromicina. La azitromicina también presenta buena actividad in vitro contra las especies Chlamydia trachomatis, C. pneumoniae, Mycoplasma pneumoniae, Legionella, Borrelia burgdorferi, Ureaplasma urealyticum y Gardnerella vaginalis. Azitromicina tiene una actividad 8 veces superior que la eritromicina contra Neisseria gonorrheae y 10 veces mayor actividad con Haemophilus ducreyi. También se ha demostrado que inhibe Toxoplasma gondii in vitro y en modelo animal. Sin embargo, no se pudo demostrar un mayor efecto contra Toxoplasma gondii cuando azitromicina fue combinada con pirimetamina. Igualmente, cuando azitromicina fue administrada como agente único para el tratamiento de la toxoplasmosis cerebral en 2 pacientes, no hubo respuesta, si bien los pacientes respondieron al tratamiento convencional. La azitromicina posee actividad contra el micobacterium avium complex (MAC) formado por Mycobacterium avium y Mycobacterium intracellulare. Estudios recientes han demostrado que la azitromicina es eficaz contra el Helicobacter pylori, eliminando de manera importante las recurrencias de la úlcera duodenal y la gastritis. Mecanismo de acción/efecto: la azitromicina se combina con la subunidad ribosomal 50S de los ribosomas 70S de organismos susceptibles, inhibiendo con ello la síntesis proteica ARN-dependiente. La azitromicina es bactericida para S. pyogenes, S. pneumoniae y H. influenzae; es bacteriostática para estafilococos y la mayoría de las especies aeróbicas gramnegativas. Farmacocinética: absorción: es rápidamente absorbida. La comida abundante reduce la absorción de azitromicina, provocando una disminución de la concentración sérica máxima (Cmáx) en aproximadamente un 52% y el área bajo la curva de la concentración-tiempo (ABC) en aproximadamente un 43%. La biodisponibilidad oral (F) es de alrededor del 37%. Distribución: es rápida y distribuida en todo el organismo. Su concentración es principalmente intracelular y logra niveles tisulares de 10-50 veces mayores que en plasma. Azitromicina se encuentra principalmente en fagocitos y fibroblastos. Los fagocitos transportan la droga al sitio de infección e inflamación. La liberación de azitromicina de los fagocitos es gradual, pero aumenta por la exposición a la membrana celular de las bacterias. La liberación de azitromicina por los fibroblastos no aumenta por las bacterias, pero los fibroblastos actúan como depósito del antibiótico, liberando la azitromicina a los fagocitos. Concentraciones muy bajas ( < 0,01 mcg por ml [mcg/ml]) fueron detectadas en el líquido cefalorraquídeo de sujetos sanos sin meninges inflamadas; sin embargo, las mayores concentraciones fueron vistas en el tejido cerebral en estudios con un modelo animal. Vo10 -aproximadamente 31 l por kg (en nivel estable). Combinación a proteínas: varía con la concentración. Aproximadamente el 50% a 0,02 y 0,05 mg/litro, reduciendo al 7% - 1 mg/litro. Biotransformación: hepática; aproximadamente el 35% de la azitromicina es metabolizada por desmetilación. Se han encontrado hasta 10 metabolitos, pero se considera que no tienen actividad antimicrobiana importante; en la bilis humana, también se reportan altas concentraciones de azitromicina sin modificar. Vida media: en suero es de 11-14 horas, cuando es cuantificada entre las 8 y 24 horas después de dosis única; sin embargo, después de varias dosis, la vida media es aproximadamente la misma que en los tejidos. Tejidos: 2 a 4 días. Tiempo de concentración máxima: sujetos jóvenes - 2,5 a 3,2 horas. Sujetos ancianos - 3,8 a 4,4 horas. Concentración máxima en suero: después de una dosis carga de 500 mg el día 1, seguido de 250 mg una vez al día los días 2 a 5. Día 1: aprox. 0,41 y 0,38 mg/l, respectivamente, para adultos sanos y ancianos. Día 5: aprox. 0,24 y 0,26 mg/l, respectivamente, para adultos sanos y ancianos. Eliminación: más del 50% de la dosis es eliminada a través de la vía biliar como droga inalterada; aproximadamente el 4,5% de la dosis es eliminada por la orina como droga inalterada en un lapso de 72 horas.
Contraindicaciones: El uso de este producto está contraindicado en pacientes con antecedentes de reacciones alérgicas a azitromicina o a cualquiera de los antibióticos macrólidos. Embarazo y lactancia, salvo indicación del médico basada en el análisis riesgo/beneficio.
Precauciones generales: Como con todos los macrólidos la posibilidad de reacciones alérgicas serias está latente (angioedema y anafilaxia). En pacientes con insuficiencia renal leve no es necesario ajustar la dosis, pero debe tenerse precaución con su empleo. En pacientes con enfermedad hepática significativa, su uso debe hacerse con precaución, ya que el hígado es la principal vía de eliminación en estos pacientes; la eliminación urinaria de azitromicina aumenta como compensación cuando hay disminución de la depuración hepática, por lo cual no necesita un ajuste de la dosis en pacientes con insuficiencia hepática de intensidad leve/moderada. La aparición de ergotismo (envenenamiento por cornezuelo del centeno), se puede presentar cuando se asocian antibióticos macrólidos con derivados del ergot, por lo cual no deben administrarse conjuntamente. La posibilidad de una sobreinfección está latente como con cualquier antibiótico, por lo cual es recomendable la vigilancia de los signos de una sobreinfección por organismos no susceptibles a este agente antiinfeccioso, incluyendo hongos. Los pacientes que son hipersensibles a la eritromicina u otros macrólidos también pueden ser sensibles a azitromicina.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Los estudios en modelo animal sobre reproducción han demostrado que la azitromicina atraviesa la barrera hematoplacentaria, aunque no hay evidencia de que ocasione daño al feto. Azitromicina podrá emplearse después del primer trimestre de la gestación a juicio del médico, quien evaluará la relación riesgo-beneficio. Existen estudios concluyentes sobre la presencia de azitromicina en la leche materna. Por lo tanto, debe evitarse el uso de TRUXA® durante el período de lactancia.
Reacciones secundarias y adversas: Azitromicina tiene una buena tolerancia, con reacciones adversas mínimas, y la mayoría de ellas de intensidad leve a moderada. La incidencia de reacciones adversas de azitromicina es menor a la observada con eritromicina, amoxicilina/probenecid, cefalexina y ampicilina/probenecid. La mayoría de las reacciones adversas reportadas fueron gastrointestinales como son: anorexia, náusea, vómito, diarrea, heces blandas, dispepsia, malestar abdominal (cólicos), constipación y flatulencia. Cambios en la coloración de la lengua se han reportado en raras ocasiones. La ototoxicidad ha sido documentada con el uso de antibióticos macrólidos, incluyendo la azitromicina. Los trastornos de la audición (hasta llegar a la sordera) y tinnitus han sido reversibles. Ocasionalmente, se han informado reacciones alérgicas serias como: anafilaxia y angioedema. A pesar de la suspensión de la azitromicina y el tratamiento sintomático exitoso de las reacciones alérgicas, algunos síntomas recurrieron en algunos pacientes cuando se suspendió el tratamiento. Estos pacientes requieren períodos prolongados de observación y tratamiento sintomático por tiempo indefinido. Otras reacciones adversas reportadas son: nefritis intersticial e insuficiencia renal aguda, algunas alteraciones a nivel hepático incluyen hepatitis e ictericia colestática (fiebre, dolor articular, rash cutáneo); reacciones alérgicas (dificultad respiratoria; edema facial, boca, cuello, manos y pies; rash cutáneo). Artralgias; nerviosismo, agitación y ansiedad; vaginitis; mareo, vértigo, cefalea somnolencia, hiperactividad; neutropenia y trombocitopenia leves; palpitaciones y arritmias. En la gran mayoría de las reacciones adversas mencionadas no ha sido posible establecer una relación directa con la azitromicina. Ocasionalmente se han reportado reacciones adversas cutáneas como fotosensibilidad, edema, urticaria, eritema multiforme, síndrome de Stevens-Johnson y necrólisis epidérmica tóxica.
Interacciones medicamentosas y de otro género: El aluminio y el magnesio contenido en los antiácidos reducen la concentración sérica máxima de la azitromicina hasta un 30%, pero no modifican su biodisponibilidad. La administración de cimetidina con 2 horas previas a la ingestión de azitromicina no tiene ningún efecto sobre la absorción de la misma, pero se recomienda no tomar estos dos medicamentos en forma simultánea. La azitromicina no altera el tiempo de protrombina en respuesta a una dosis de warfarina. Sin embargo, debido a que en algunos casos se ha observado un aumento del efecto anticoagulante de la warfarina, su dosificación debe vigilarse. Digoxina: aumenta sus niveles. Ergotamina o dihidroergotamina: no existen estudios específicos, sin embargo, con eritromicina sí se ha observado toxicidad aguda caracterizada por isquemia y vasoespasmo periférico. Por lo que no se recomienda la administración conjunta de azitromicina con derivados ergotamínicos.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: No se tiene reportada alteración alguna.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis, trastornos de la fertilidad: no se han realizado estudios a largo plazo en animales para evaluar el riesgo carcinogénico de azitromicina. Mutagenicidad: no se ha demostrado que la azitromicina sea mutagénica en la validación del linfoma murino en las determinaciones clastogénicas en linfocitos humanos y en médula ósea del ratón. Embarazo/reproducción: fertilidad: no se han realizado estudios adecuados y bien controlados en humanos.
Dosis y vía de administración: Azitromicina debe ser administrada por vía oral, la dosis y duración del tratamiento dependen del tipo de infección. La administración de TRUXA® seguida de una comida abundante reduce la biodisponibilidad de por lo menos el 50%. Por lo tanto, como con otros antibióticos, cada dosis debería ser administrada por lo menos 1 hora antes o 2 horas después de las comidas. Enfermedades de transmisión sexual: presentación TRUXA x 4: para el tratamiento de enfermedades de transmisión sexual causadas por Chlamydia trachomatis, Haemophillus ducreyi o Neisseria gonorrhoeae, la dosis total es de 1g (2 comprimidos) administrado en una sola toma, se recomienda para la pareja una dosis similar. Infecciones del tracto respiratorio, piel y tejidos blandos: presentación TRUXA x 3: la dosis total es de 1,5 g administrando 1 comprimido de 500 mg por día por 3 días consecutivos. Gastritis crónica y úlcera duodenal relacionadas con la presencia de Helicobacter pylori: presentación TRUXA x 6: un comprimido de TRUXA® 500 mg al día por 5 o 6 días, asociado al tratamiento antisecretor. El Helicobacter pylori está íntimamente relacionado con la enfermedad ácido péptica (úlcera), en el 90-100% de los pacientes con úlceras duodenales está comprobada la presencia de este patógeno. Los últimos estudios demuestran que la eliminación del H. Pylori disminuye de manera importante la recurrencia de la úlcera duodenal, con lo cual el tratamiento antisecretor en estos pacientes también es reducido significativamente. VIH/SIDA: presentación TRUXA x 6: para profilaxis de infección por Mycobacterium avium complex (MAC) en pacientes con SIDA: 1 a 2g (2 a 4 comprimidos) por semana, tomando un comprimido en días alternos, por lo menos por 6 meses.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: No se han reportado con el uso del producto, pero en caso de presentarse, están indicadas las medidas generales de sostén, así como el lavado gástrico.
Presentación(es): Cajas con 2, 3, 4, 5 y 6 comprimidos.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.
Leyendas de protección: Vía de administración: oral. Dosis: la que el médico señale. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en Argentina por: MONTE VERDE, S.A. Ruta Nacional No. 40 entre calles 7 y 8, Villa Aberastain, Pocito, Provincia de San Juan, Argentina. Acondicionado y Distribuido en México por: ASOFARMA DE MEXICO, S.A. de C.V. Calz. México Xochimilco N° 43, Col. San Lorenzo Huipulco, 14370, México, D.F.
Número de registro del medicamento: 277M2002 SSA IV.
Clave de IPPA: GEAR-06330022040002/RM2006

Principios Activos de Truxa

Laboratorio que produce Truxa