URIFRON

PROBIOMED

Denominación genérica: Interferón alfa 2b.

Forma farmacéutica y formulación: Polvo liofilizado para solución inyectable. El frasco ámpula con liofilizado contiene: Interferón alfa 2b. Recombinante humano 3 millones UI, 5 millones UI y 10 millones UI. Excipiente cbp 1 mL. La ampolleta con diluyente contiene: Agua inyectable: 1 mL. URIFRÓN® también contiene 5 mg de albúmina humana y 5 mg de cloruro de sodio. URIFRÓN® es una proteína soluble en agua, con un peso molecular de 19,300 Daltones, producida mediante técnicas del ADN recombinante. Es obtenido de una cepa de Escherichia coli a la cual se le ha introducido un plásmido que contiene el gen (obtenido de leucocitos) que codifica para el Interferón alfa 2b humano. URIFRÓN® polvo para inyección, se suministra en forma de polvo liofilizado que debe ser reconstituido para inyectarse. Cada frasco ámpula de URIFRÓN® contiene 3, 5 o 10 millones UI de Interferón alfa 2b recombinante.
Indicaciones terapéuticas: URIFRÓN® tiene propiedades antivirales, antiproliferativas e inmunomoduladoras. Está indicado como tratamiento único o adyuvante en los siguientes padecimientos: Leucemia de células velludas, mieloma múltiple, melanoma maligno, sarcoma de Kaposi asociado a SIDA y como auxiliar en el tratamiento de Hepatitis Crónica B y C.
Farmacocinética y farmacodinamia: La administración intramuscular o subcutánea del Interferón alfa 2b brinda concentraciones promedio comparables. La absorción del Interferón alfa 2b recombinante es lenta y las concentraciones máximas en el suero se logran entre 3 y 12 horas después de la aplicación por ambas vías. La vida media de eliminación es de 2-3 horas aproximadamente y después de 16 horas es indetectable en el suero. Cuando se administra en forma intravenosa los niveles máximos se alcanzan al finalizar la infusión y es indetectable cuatro horas después. El riñón es el sitio principal de degradación. El Interferón alfa 2b actúa en las células por medio de la unión a receptores específicos de membrana, donde se desencadena una cascada de reacciones intracelulares, mediadas por segundos mensajeros. Los efectos generados por dichas reacciones incluyen la inducción de ciertas enzimas, supresión de la proliferación celular, actividades inmunomoduladoras e inhibición de la replicación viral en células infectadas.
Contraindicaciones: Hipersensibilidad a los componentes de la fórmula.
Precauciones generales: URIFRÓN® debe ser usado con precaución en pacientes con enfermedades debilitantes, como en aquellos con enfermedad pulmonar obstructiva crónica o diabetes mellitus con tendencia a la cetaoacidosis o en pacientes con trastornos de la coagulación (tromboflebitis, embolismo pulmonar) o mielosupresión grave. La administración de URIFRÓN® en combinación con otros agentes quimioterapéuticos, puede aumentar el riesgo de toxicidad, tanto de gravedad como en duración, que puede poner en peligro la vida, como resultado de la administración concomitante del fármaco. Los efectos adversos informados más comúnmente, que pueden ser muy graves son: mucositis, diarrea, neutropenia, insuficiencia renal o alteraciones electrolíticas. Por el riesgo de una mayor toxicidad, se requieren ajustes cuidadosos de la dosis de URIFRÓN® y de los agentes quimioterapéuticos que se administren concomitantemente. Con muy poca frecuencia se ha observado hepatotoxicidad que llega a causar la muerte. En caso de que el paciente desarrolle alteraciones del funcionamiento hepático, durante el tratamiento con URIFRÓN®, debe ser vigilado estrechamente y suspender el tratamiento si progresan los signos y síntomas. URIFRÓN® no debe utilizarse en pacientes con enfermedad hepática descompensada. Los pacientes en tratamiento con URIFRÓN® deben estar adecuadamente hidratados, ya que en algunos casos se ha observado hipotensión relacionada a la depleción de líquidos. Puede hacerse necesaria la restitución de líquidos. En pacientes con antecedentes de insuficiencia cardiaca congestiva, infarto del miocardio y/o arritmias previas o actuales que requieran de tratamiento con URIFRÓN®, se deben monitorear estrechamente. En pacientes con enfermedades cardiacas preexistentes o con cáncer avanzado, se les debe realizar electrocardiograma previo y durante el tratamiento. En arritmias principalmente supraventriculares, puede hacerse necesaria la suspensión del URIFRÓN®. Se han observado rara vez infiltrados pulmonares, neumonitis y neumonía, incluyendo fallecimientos en pacientes tratados con Interferón alfa 2b. La etiología no se ha establecido. Si algún paciente desarrolla tos, disnea o cualquier otro síntoma respiratorio, se debe tomar una placa de tórax. Si la radiografía muestra infiltrados pulmonares o si existe evidencia de alteración de la función respiratoria, el paciente deberá ser monitoreado estrechamente y si es necesario suspender el tratamiento con URIFRÓN®. Los pacientes con afección psiquiátrica preexistente, como depresión, o antecedente de enfermedad psiquiátrica grave, no deberán ser tratados con URIFRÓN®. En presencia de disfunción tiroidea, el tratamiento con URIFRÓN® puede iniciarse o continuarse únicamente si los niveles de TSH se mantienen en el rango normal. La disfunción tiroidea que ocurre durante la administración de URIFRÓN®, no desaparece al suspender el medicamento. En pacientes con sarcoma de Kaposi relacionado a SIDA, no debe utilizarse URIFRÓN® en presencia de enfermedad visceral rápidamente progresiva. Uso pediátrico: por falta de experiencia clínica suficiente, no se administre a pacientes menores de 18 años.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Según resultados de estudios realizados en animales, el interferón alfa 2b recombinante no debe administrarse a mujeres embarazadas. Se desconoce si el producto se excreta en la leche materna. No existen estudios adecuados y bien controlados en pacientes embarazadas, por lo que debe evitarse el embarazo durante el tratamiento y si éste ya existe, URIFRON® debe usarse solamente si el beneficio potencial justifica los riesgos potenciales para el feto.
Reacciones secundarias y adversas: La reacción adversa más frecuente es un síndrome parecido a la gripe caracterizado por: fiebre, escalofrío, mialgias, cefalea y anorexia. Este problema se puede controlar fácilmente administrando paracetamol. Si se presenta este problema, se recomienda que las dosis posteriores de interferón se apliquen en la noche, además de paracetamol a la dosis de 500 mg cada 6 horas. Con estas medidas, la mayoría de los pacientes toleran bien las reacciones adversas agudas del interferón alfa 2b. Efectos secundarios menores incluyen: vómito, diarrea, artralgias, astenia, somnolencia, sequedad de boca, alopecia, dolor de espalda, depresión, malestar general, aumento de la sudoración, alteración del gusto, irritabilidad, insomnio, confusión, alteración de la concentración e hipotensión. Las reacciones adversas informadas escasamente incluyen: dolor abdominal, exantema, nerviosismo, reacciones en el sitio de inyección, parestesias, herpes simple, dolor ocular, ansiedad, epistaxis, tos, faringitis, infiltrados pulmonares, neumonitis, neumonía, edema facial, disnea, dispepsia, taquicardia, hipertensión, aumento del apetito, disminución de la líbido, hipoestesias, anormalidad del gusto, heces líquidas, sangrado gingival, neuropatía y polineuropatía. También se han observado rara vez hipertiroidismo o hipotiroidismo. La hepatotoxicidad incluyendo casos fatales se ha observado raramente. Las reacciones adversas cardiovasculares, como arritmia se correlacionan aparentemente con enfermedad cardiovascular preexistente y tratamiento cardiotóxico anterior. Rara vez se ha reportado cardiomiopatía transitoria reversible en pacientes sin evidencia de enfermedad cardiaca previa. Pocas veces se han observado reacciones graves de hipersensibilidad aguda (como urticaria, angioedema, broncoconstricción y anafilaxia) durante el tratamiento con URIFRÓN®. Si se presentara alguna de estas reacciones el medicamento deberá suspenderse inmediatamente y dar terapia médica adecuada. Los exantemas transitorios no requieren la interrupción del tratamiento. Si se presenta fiebre, puede estar asociada a un síndrome semejante a la influenza, que se presenta con frecuencia durante el tratamiento con URIFRÓN®, pero deberán descartarse otras causas de fiebre persistente. En algunos pacientes tratados con URIFRÓN® se han observado efectos neurológicos como depresión, confusión y otras alteraciones mentales; rara vez tendencia suicida. Estos efectos adversos han ocurrido en pacientes tratados con dosis recomendadas, así como en pacientes que han recibido las dosis más elevadas de URIFRÓN®. En algunos pacientes ancianos tratados con URIFRÓN® a dosis elevadas, se ha observado obnubilación importante. Estos efectos son reversibles pero en algunos pacientes la resolución completa se presenta hasta 3 semanas después. Pocas veces se han presentado convulsiones con dosis altas. Se han descrito también: hemorragias retinianas, exudados cotonosos y obstrucción venosa o arterial retiniana en algunos pacientes tratados con interferón alfa 2b durante tiempo prolongado (meses), aunque a veces pueden ocurrir después de un tiempo corto de tratamiento. Se ha observado que algunos pacientes que desarrollan estas complicaciones, tienen diabetes mellitus y/o hipertensión. Los pacientes que inicien tratamiento con interferón alfa 2b y que manifiesten cambios en la agudeza o campos visuales, o que informen de algún otro síntoma oftalmológico, deben ser examinados por el especialista. Se recomienda también un examen ocular basal antes de iniciar el tratamiento con URIFRÓN®, ya que las alteraciones informadas con este tratamiento, deben diferenciarse de las que se observan en la retinopatía diabética o hipertensiva. Manifestaciones generales: Deshidratación, hipercalcemia, caquexia, edema periférico, linfadenopatía, edema periobitario, hiperpirexia maligna, rechazo de trasplantes, acidosis. Alteraciones hematológicas: Anemia hemolítica, aumento de gammaglobulinemias, alteraciones de la coagulación. Cardiovasculares: Palpitaciones, hipotensión postural, dolor torácico, bradicardia, insuficiencia cardiaca, fibrilación auricular, arritmia, extrasístoles, angor pectoris, tromboflebitis, isquemia periférica. Sistema nervioso central y periférico: Amnesia, estupor, convulsiones, hipertonia, hiperestesias, bochornos, migraña, encefalopatía temor, coma, trastornos extrapiramidales, parestesias, alteraciones del lenguaje, síncope, tinnitus, vértigo, incoordinación, ataxia, afasia, trastornos de la marcha, hiperquinesia, distonia y paresias. Sistema endocrino: Ginecomastia, virilismo, descompensación de la diabetes mellitus, hiperglucemia. Aparato gastrointestinal: Eructos, estomatitis, constipación, tenesmo, íleo, melena, hipersalivación, esofagitis, sangrado rectal posterior a la evacuación, disfagia, hemorragia gastrointestinal, úlcera gástrica, gingivitis, leucoplacas bucales, hiperplasia de las encías, decoloración de la lengua, glositis, pérdida del sentido del gusto. Sistema hepático y biliar: Alteración de las pruebas de funcionamiento hepático, ictericia, hepatomegalia, esplenomegalia, encefalopatía hepática. Sistema músculo esquelético: Dolor óseo, debilidad muscular, artralgias, artritis, miopatía. Trastornos psiquiátricos: Labilidad emocional, agitación, impotencia, trastornos de personalidad, pensamiento alterado, depresión, agravamiento de la depresión preexistente, tendencia suicida, paranoia, apatía, reacción agresiva, sensación de ebriedad, alucinaciones, demencia. Sistema reproductivo: Amenorrea, leucorrea, menorragia, sangrado uterino disfuncional, hemorragia vaginal. Alteración de los mecanismos de defensa: Conjuntivitis, orzuelos, infecciones virales y micóticas, moniliasis, sepsis. Aparato respiratorio: Hipoxia, congestión nasal, estridor, neumonía, sinusitis, rinitis, broncoespasmo, cianosis, sibilancias, dolor pleural, estornudos, tos no productiva, embolismo pulmonar, edema pulmonar, laringitis. Piel y anexos: Urticaria, acné, alteraciones de las uñas, púrpura, isquemia periférica, furunculosis, vesículas no herpéticas, necrólisis epidérmica, trastornos de las glándulas lacrimales, fotosensibilidad, hipopigmentación cutánea, cloasma, alteraciones en la textura del cabello, dermatitis liquenoide, melanosis, vitiligo. Aparato urinario: Trastornos de la micción, nicturia, poliuria, hematuria, polaquiuria, cistitis, oliguria, incontinencia urinaria, hiperuricemia. Trastornos auditivos y visuales: Conjuntivitis, fotofobia, visión borrosa, diplopía, xeroftalmia, parálisis del nervio oculomotor, trastornos retinianos, hemorragia retiniana, ceguera nocturna, dolor de oídos, hipoacusia, hiperacusia.
Interacciones medicamentosas y de otro género: Puede existir interacción sinergística entre el interferón alfa 2b recombinante y otros medicamentos prescritos para el tratamiento de padecimientos oncológicos o SIDA. No se han reportado interacciones indeseables con otros medicamentos pero se recomienda no utilizarlo simultáneamente con agentes mielosupresores. Los narcóticos o sedantes que se requieran administrar junto con interferón alfa 2b deberán administrarse con precaución.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Las alteraciones de laboratorio clínicamente significativas ocurren con mayor frecuencia con dosis mayores de 10 millones de UI al día e incluyen: disminución de la cuenta de granulocitos y leucocitos, disminución de los niveles de hemoglobina y plaquetas; incrementos de la fosfatasa alcalina, deshidrogenasa láctica, creatinina sérica, nitrógeno ureico sérico y de los niveles de TSH. Se deben hacer biometrías hemáticas antes de administrar el interferón alfa 2b recombinante y electrocardiograma en pacientes con enfermedades avanzadas. Este producto puede elevar los niveles de transaminasas hepáticas.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: No se han reportado evidencias de teratogenicidad, no provoca cambios mutagénicos, pero si se han observado en monos Rhesus irregularidades menstruales y un incremento en el número de abortos cuando se utilizan dosis muy superiores a las que se recomiendan para los humanos. El interferón alfa 2b puede afectar la fertilidad. Las mujeres fértiles no deben, por tanto recibir interferón alfa 2b a menos que usen métodos anticonceptivos eficaces. Debe utilizarse con cautela en hombres fértiles.
Dosis y vía de administración: URIFRON® debe ser administrado bajo la supervisión de un médico con experiencia en el uso de este tipo de productos. Su vía de administración es intravenosa, intramuscular profunda o subcutánea.


Los pacientes con menos de 50,000 plaquetas /mm3 no deben aplicarse URIFRÓN® intramuscular. Si durante la administración de URIFRÓN® se presentan efectos adversos, en particular si la cuenta granulocítica desciende < 500/mm3 y/o las transaminasas hepáticas aumentan > 5 veces el límite superior normal, la dosis puede modificarse (reducción del 50%) o descontinuarse temporalmente hasta la desaparición de los efectos adversos. Si se presentan efectos persistentes o recurrentes después de ajustar la dosis, o existe progresión de la enfermedad, debe suspenderse la administración de URIFRÓN®.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: No se han reportado a la fecha, pero en caso de sobredosificación debe suspenderse la administración de URIFRÓN® y tratar los síntomas que experimente el paciente.
Presentaciones: Caja con un frasco ámpula conteniendo polvo liofilizado conteniendo 3, 5 o 10 Millones de Unidades Internacionales de Interferón alfa 2b recombinante. Cada caja contiene además 1 ampolleta con 1 mL de agua inyectable e instructivo.
Recomendaciones sobre almacenamiento: URIFRÓN debe mantenerse en refrigeración (entre 2 °C y 8 °C), para asegurar su estabilidad. Una vez reconstituido, el producto se conserva 2 horas a temperatura ambiente y 24 horas en refrigeración entre (2 °C y 8 °C). No debe congelarse.
Leyendas de protección: Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se administre durante el embarazo ni en la lactancia. No se administre a menores de 18 años. Antes de administrarse dilúyase previamente con 1 mL de agua inyectable. Consérvese en refrigeración entre 2°C y 8°C. No se congele. Hecha la mezcla, el producto se conserva durante 2 horas a temperatura ambiente y 24 horas en refrigeración entre 2°C y 8°C. No se congele. Léase instructivo anexo.
Nombre y domicilio del laboratorio: Probiomed, S.A. de C.V. San Esteban No. 88, Col. Santo Tomás, Del. Azcapotzalco, C.P. 02020. México, D.F.
Número de registro del medicamento ante la secretaría: 458M97 SSA IV.

Principios Activos de Urifron

Laboratorio que produce Urifron