XYLOCAINA® EV

RIMSA

Denominación genérica: Lidocaína-epinefrina.

Forma farmacéutica y formulación: Solución Inyectable. Cada mL contiene: Clorhidrato de lidocaína monohidratada equivalente a 20 mg de clorhidrato de lidocaína
Bitartrato de epinefrina equivalente a 0.005 mg de epinefrina. Vehículo cbp 1 mL.
Indicaciones terapéuticas: Las soluciones de XYLOCAINA® EV, están indicadas para la inducción de anestesia local o regional con las siguientes técnicas: Infiltración local. Bloqueo de nervios mayores y menores. Bloqueo epidural. Artroscopía. Anestesia intravenosa regional.
Farmacocinética y farmacodinamia: Farmacocinética: La lidocaína tiene una pKa de7.9, un coeficiente de partición aceite / agua de 2.9, y se une en un 65% a las proteínas (principalmente a la glicoproteína alfa-1-acido) plasmáticas.La concentración plasmática de lidocaína depende de la dosis, vía de administración y vascularidad en el sitio de la inyección. Su absorción es disminuida considerablemente al adicionar epinefrina, aunque también depende del sitio de la inyección. Las concentraciones plasmáticas máximas se reducen en un 50% después de la inyección subcutánea, en un 30% después de la inyección epidural y en un 20% durante el bloqueo intercostal si se agregan 5 mg/ml de epinefrina. La lidocaína tiene una absorción completa y bifásica a partir de espacio epidural con vidas medias de las dos fases en el orden de 9.3 min y 82 min. La absorción lenta es un factor limitante en la eliminación de lidocaína, lo que explica por qué la aparente vida media terminal es mayor después de la administración epidural que después de la administración intravenosa. La absorción de lidocaína del espacio subaracnoideo es monofásica con una vida media de absorción de 71 min. La lidocaína tiene una depuración plasmática total de 0.95 L/min, un volumen de distribución y un estado de equilibrio de 91L, una vida media terminal de 1.6 h y una tasa estimada de extracción hepática de 0.65. La depuración de la lidocaína es casi completamente por metabolismo hepático y depende, tanto del flujo sanguíneo hepático como de la actividad de las enzimas metabolizantes. La lidocaína atraviesa fácilmente la placenta y el equilibrio con respecto a la concentración de la fracción libre se alcanza rápidamente. El grado de unión a las proteínas plasmáticas en el feto es menor que en la madre, lo que resulta en menor concentración plasmática total en el feto. La vida media terminal en los recién nacidos (3.2 h) es de aproximadamente el doble que la de los adultos, mientras que la depuración es similar (10.2 ml/min kg). La lidocaína se excreta en la leche materna pero en tan pequeñas cantidades que no existe riesgo de afectación al niño con dosis terapéuticas. Los principales metabolitos de lidocaína son monoetilglicinaxilidida (MEXG), glicinexilidida (GX), 2,6-dimetilanilina y 4-hidroxi-2,6-dimetilalinina. La N-dealquilación a MEGX, se considera está mediada tanto por CYP1A2 como por CYP3A4. El metabolito 2,6-xilidina es convertido a 4-hidroxi-2, 6- xilidina por la CYP2A6, y es el principal metabolito urinario en el hombre. Solamente el 3% de la lidocaína es excretada inalterada. Aproximadamente el 70% aparece en la orina como 4-hidroxi-2, 6-xilidina. MEGX tiene una actividad convulsivante similar a la de la lidocaína y una vida media un poco más prolongada. GX carece de actividad convulsiva y tiene una vida media de alrededor de 10 horas. Farmacodinamia: Grupo fármaco terapéutico (Código ATC): N01B B02. Cloruro de lidocaína (XYLOCAINA® EV) es un anestésico local de tipo amida. Tiene un rápido inicio y una duración de acción media. La solución al 2% tendrá una duración de 1.5 a 2 horas cuando se aplica por vía epidural y hasta 5 horas en bloqueos nerviosos periféricos. Cuando se usa en concentraciones del 1% tiene un menor efecto sobre las fibras nervosas motoras y la duración de acción es más corta. El inicio y la duración del efecto anestésico local de lidocaína dependen de la dosis y del sitio de administración. La presencia de epinefrina puede prolongar la duración de acción de infiltración y del bloqueo de nervios periféricos pero tiene un efecto menos marcado en bloqueo epidural. La lidocaína, como otros anestésicos locales, produce un bloqueo reversible de la propagación del impulso a lo largo de las fibras nerviosas al prevenir el movimiento de ingreso de los iones de sodio a través de la membrana celular de las fibras nerviosas. Los canales de sodio de la membrana nerviosa se consideran como receptores para las moléculas de anestésicos locales. Los anestésicos locales pueden tener efectos similares sobre otras membranas excitables, por ejemplo el cerebro y el miocardio. Si cantidades excesivas del medicamento alcanzan la circulación sistémica, pueden aparecer síntomas y signos de toxicidad, originados principalmente en el sistema nervioso central y cardiovascular. La toxicidad del sistema nervioso central se presenta con concentraciones plasmáticas menores (Véase Reacciones secundarias y adversas), y antecede generalmente a los efectos cardiovasculares. Los efectos directos de los anestésicos locales sobre el corazón incluyen conducción lenta, inotropismo negativo y eventualmente, paro cardiaco. Los efectos cardiovasculares indirectos (hipotensión, bradicardia) pueden presentarse después de la administración epidural dependiendo de la extensión del bloqueo simpático concomitante.
Contraindicaciones: Hipersensibilidad a los anestésicos locales de tipo amida, o a cualquiera de los excipientes. Hipersensibilidad a metil y/o propil para hidroxi benzoato (metil-propil parabeno), o a su metabolito acido para amino benzoico (PABA). Las formulaciones de lidocaína que contienen parabenos deberán evitarse en pacientes alérgicos a anestésicos locales estéricos o a su metabolito PABA. Hipersensibilidad a meta bisulfito sódico en soluciones que contienen epinefrina.
Precauciones generales: Los procedimientos de anestesia regional siempre deben realizarse en una zona con personal y bien equipada. Deberán estar disponibles inmediatamente el equipo y los medicamentos necesarios para la monitorización y la resucitación de emergencia. Cuando se realicen bloqueos mayores, o se empleen grandes dosis, deberá insertarse una canalización IV antes de la inyección del anestésico local. Los médicos deberán tener el entrenamiento adecuado y apropiado en el procedimiento que será realizado y deberán estar familiarizados con el diagnostico y el tratamiento de los efectos secundarios, toxicidad sistémica u otras complicaciones (Véase Reacciones adversas y Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental). A pesar de que la anestesia regional es una técnica anestésica frecuentemente óptima, algunos pacientes requieren de atención especial a fin de reducir el riesgo de efectos secundarios graves. Pacientes ancianos y con mal estado general. Pacientes con bloqueo parcial o completo en la conducción cardiaca, ya que los anestésicos locales pueden deprimir la conducción miocárdica. Pacientes con enfermedad hepática avanzada o insuficiencia renal grave. Pacientes tratados con medicamentos anti-arrítmicos clase III (por ejemplo, amiodarona) deberán ser sometidos a una vigilancia estrecha y la monitorización del ECG, ya que pueden presentarse efectos cardiacos aditivos (Véase Interacciones medicamentosas y de otro género). Pacientes con porfirias aguda. XYLOCAINA® EV Solución inyectable probablemente es porfirogénica y deberá ser prescrito solamente a pacientes con porfiria aguda con indicaciones ineludibles o urgentes. Se deberán tomar las precauciones adecuadas para todos los pacientes porfirogénicos. Algunos procedimientos de anestesia local pueden estar relacionados con reacciones adversas graves, independientemente del anestésico local empleado, por ejemplo: Los bloqueos nerviosos centrales pueden provocar depresión cardiovascular, especialmente en presencia de hipovolemia, y por lo tanto, la anestesia epidural deberá emplearse con precaución en pacientes con funcionamiento cardiovascular alterado. Las inyecciones retro bulbares pueden alcanzar, muy ocasionalmente, el espacio subaracnoideo craneano, provocando ceguera temporal, falla cardiovascular, apnea, convulsiones, etc. Las inyecciones retro y peri bulbares de los anestésicos locales tienen un bajo riesgo de provocar una disfunción permanente del musculo ocular. Las principales causas incluyen traumatismos y/o efectos tóxicos locales en los músculos y/o nervios. La gravedad de estas reacciones tisulares están relacionadas al grado del traumatismo, a la concentración del anestésico local y a la duración de la exposición del tejido al anestésico local. Por esta razón, como con todos los anestésicos locales, se debe utilizar la concentración y la dosis mínima efectiva. Los vasoconstrictores pueden agravar las reacciones tisulares y se deberá emplear solamente cuando estén indicados. Las inyecciones en las regiones de cabeza y cuello pueden hacerse inadvertidamente dentro de una arteria, provocando síntomas cerebrales aún a dosis bajas. El bloqueo para cervical puede causar, algunas veces, bradicardia fetal/taquicardia, y es necesaria la monitorización cuidadosa de la frecuencia cardiaca fetal. Existen reportes post- comercialización de condrolisis en pacientes que han recibido infusión continua intra articular post operatoria de anestésicos locales. La mayoría de los casos reportados de condrolisis han involucrado la articulación del hombro. Debido a los múltiples factores contribuyentes y a la inconsistencia en la literatura científica respecto al mecanismo de acción, la causalidad no ha sido establecida. La infusión intra articular continua no es una indicación autorizada de XYLOCAINA® EV. La anestesia epidural puede ocasionar hipotensión y bradicardia. El riesgo puede reducirse con una pre-carga circulatoria con soluciones cristaloidales o coloidales. La hipotensión deberá ser tratada oportunamente con simpaticomiméticos por vía intravenosa y repetirse si fuera necesario. Las soluciones que contienen epinefrina deberán emplearse con precaución en pacientes con hipertensión severa o no tratada, hipertiroidismo mal controlado, enfermedad isquémica cardíaca, bloqueo cardíaco, insuficiencia vascular cerebral, diabetes avanzada y cualquier otra condición patológica que pueda agravarse por los efectos de la epinefrina. Estas soluciones también deben emplearse con precaución y en cantidades cuidadosamente restringidas, en áreas del cuerpo irrigadas por arterias terminales, como los dedos, o de otra forma cuando existe un aporte sanguíneo comprometido. (Véase Interacciones medicamentosas y de otro género). Las soluciones de XYLOCAINA® EV con epinefrina, contienen meta bisulfito de sodio, un sulfito que puede provocar reacciones alérgicas incluyendo síntomas anafilácticos y episodios asmáticos que ponen en peligro la vida o episodios asmáticos menos graves en algunas personas con cierta susceptibilidad. La prevalencia general de la sensibilidad al sulfito en la población general es desconocida y probablemente baja. La sensibilidad al sulfito se ve más frecuentemente en pacientes asmáticos que en aquellos que no lo son. XYLOCAINA® EV solución inyectable contiene metil parahidroxibenzoato (metilparabeno) como conservador, por ejemplo los frascos ámpula multi dosis no deberán ser empleados para anestesia por vía intratecal, intraventricular o intra-o retro-bulbar. Efectos sobre la capacidad para conducir y emplear maquinaria: Además del efecto anestésico directo, los anestésicos locales pueden tener un efecto muy leve sobre la función mental y la coordinación, incluso en ausencia de toxicidad manifiesta del SNC y pueden afectar temporalmente la locomoción y el estado de alerta. Incompatibilidades: La solubilidad de lidocaína está limitada a un pH < 6.5. Deberá tomarse en cuenta cuando se agreguen soluciones alcalinas por ejemplo carbonatos, ya que puede observarse alguna precipitación. En caso de las soluciones que contienen epinefrina, la combinación con soluciones alcalinas puede provocar una degradación rápida de la epinefrina. Instrucciones de uso, manejo y desecho: Estas soluciones, están libres de conservadores, están destinadas para una sola aplicación y deberán utilizarse inmediatamente después de abrir el envase. Cualquier remanente de la solución deberá ser desechada. Los frascos ámpula multidosis tienen un mayor riesgo de contaminación microbiana que los frascos ámpula de una sola dosis. Los frascos ámpula de una sola dosis deberán ser usados siempre que sea posible. Si se usa un frasco ámpula multidosis, deberán emplearse procedimientos de control adecuados para prevenir la contaminación, incluyendo lo siguiente: Usar equipo de inyección estéril para una sola aplicación: Usar aguja y jeringa estériles para cada nueva inserción en el frasco ámpula; Descartar la introducción de material contaminado o líquido en el frasco ámpula multidosis; No es recomendable la re-esterilización de XYLOCAINA® EV. N.B. Debido a las características del frasco ámpula, éste no debe ser re-esterilizado. Debido a la inestabilidad de la epinefrina, los productos que contienen epinefrina no deben ser re-esterilizados. Se deberán tomar las precauciones adecuadas para evitar el contacto prolongado entre las soluciones de anestésicos locales que contienen epinefrina (pH bajo) y superficies de metal (por ejemplo, agujas o partes metálicas de las jeringas), ya que los iones metálicos disueltos, principalmente iones de cobre, pueden provocar irritación local grave (edema, inflamación) en el sitio de la inyección y acelerar la degradación de epinefrina. XYLOCAINA epinefrina, son soluciones estériles, acuosas, isotónicas. Los frascos ámpula no contienen conservadores y están destinados para una sola aplicación. Los frascos ámpula multidosis contienen conservadores.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Embarazo: Es razonable suponer que un gran número de mujeres embarazadas y mujeres en edad fértil han recibido lidocaína. Hasta la fecha, no se han reportado alteraciones específicas en el proceso reproductivo, por ejemplo no existe aumento en la incidencia de malformaciones. Los efectos adversos en el feto, secundarios a los anestésicos locales, como bradicardia fetal, parecen ser más evidentes en la anestesia con bloqueo paracervical. Dichos efectos pueden deberse a que elevadas concentraciones del anestésico alcanzan al feto. Potencialmente, la adición de epinefrina puede reducir el flujo sanguíneo y la contractilidad uterina, especialmente después de la inyección inadvertida dentro de los vasos sanguíneos maternos. Lactancia: La lidocaína puede pasar a la leche materna, pero en cantidades tan pequeñas que por lo general no existe riesgo de que afecte al recién nacido. Se desconoce si la epinefrina se excreta por la leche materna o no, pero es poco probable que afecte al niño alimentado con leche materna.
Reacciones secundarias y adversas: General: El perfil de reacciones adversas de XYLOCAINA® EV, es similar a la de otros anestésicos locales de tipo amida. Per se, las reacciones adversas causadas por el medicamento son difíciles de distinguir de los efectos fisiológicos del bloqueo nervioso (por ejemplo, disminución en la presión arterial, bradicardia), eventos causados directamente (por ejemplo, trauma del nervio) o indirectamente (por ejemplo, absceso epidural) por la aguja de la punción.


Las reacciones tóxicas sistémicas involucran principalmente el sistema nervioso central (SNC) y el sistema cardiovascular (SCV). Estas reacciones son causadas por altas concentraciones de un anestésico local en la sangre, que pueden presentarse debido a una (accidental) inyección intravascular, sobredosis o una excepcional rápida absorción desde áreas altamente vascularizadas (Véase Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental). Las reacciones del SNC son similares con todos los anestésicos locales de tipo amida, mientras que las reacciones cardiacas son más dependientes del medicamento, tanto cuantitativamente como cualitativamente. Los signos de toxicidad del sistema nervioso central generalmente anteceden a los efectos tóxicos cardiovasculares, a menos que el paciente se encuentre recibiendo anestesia local o se encuentre altamente sedado con medicamentos como benzodiacepinas o barbitúricos. La toxicidad del Sistema Nervioso Central es una respuesta gradual con síntomas y signos de gravedad creciente. Los primeros síntomas generalmente son, parestesia peri bucal, parestesia lingual, mareos, hiperacusia, tinnitus y alteraciones visuales. Disartria, espasmos musculares o temblores son más serios y preceden el inicio de convulsiones generalizadas. Estos signos no deben confundirse con un comportamiento neurótico. La inconsciencia y convulsiones gran mal pueden presentarse posteriormente con una duración desde algunos segundos hasta varios minutos. La hipoxia e hipercapnia se presentan rápidamente después de las convulsiones debido al aumento de la actividad muscular, junto con interferencia en la respiración posible pérdida del funcionamiento de las vías respiratorias. En casos graves puede presentarse apnea. La acidosis, hiperpotasemia, hipocalcemia e hipoxia aumentan y prolongan los efectos tóxicos de los anestésicos locales. La recuperación es secundaria a la redistribución del anestésico local del sistema nervioso central y el metabolismo posterior y excreción. La recuperación puede ser rápida a pesar de que hayan sido inyectadas grandes cantidades del medicamento. La toxicidad del sistema cardiovascular puede observarse en casos graves y generalmente está precedida de signos de toxicidad en el sistema nervioso central. En pacientes bajo sedación profunda o que reciben un anestésico general puede haber ausencia de síntomas prodrómicos del SNC. Pueden presentarse hipotensión, bradicardia, arritmia y un paro cardiaco como resultado de elevadas concentraciones sistémicas de anestésicos locales, pero rara vez se ha presentado paro cardiaco sin efectos prodrómicos del SNC. En los niños, los signos tempranos de toxicidad anestésica pueden detectarse difícilmente cuando el bloqueo se aplica durante la anestesia general. Tratamiento de la toxicidad aguda: Si aparecen signos de toxicidad sistémica aguda, deberá interrumpirse inmediatamente la inyección del anestésico local y los síntomas del SNC (convulsiones, depresión del SNC) deberán ser tratados rápidamente con un apoyo adecuado de las vías respiratorias/ asistencia respiratoria y la administración de medicamentos anticonvulsivos. Si se presenta paro circulatorio, deberá aplicarse reanimación cardiopulmonar inmediata. Son de vital importancia la optima oxigenación y el apoyo ventilatorio y circulatorio así como el tratamiento de la acidosis. Si se presenta depresión cardiovascular (hipotensión, bradicardia), deberá considerarse el tratamiento adecuado con líquidos intravenosos, agentes vasopresores, cronotrópicos y/o inotrópicos. A los niños se administrarán dosis acorde a su edad y peso.
Interacciones medicamentosas y de otro género: La lidocaína debe emplearse con precaución en pacientes que reciben otros anestésicos locales o agentes estructuralmente relacionados con anestésicos locales de tipo amida, por ejemplo, algunos anti arrítmicos, como mexilitina y tocainida, ya que los efectos sistémicos tóxicos son aditivos. No se han realizado estudios específicos de interacción entre lidocaína y los medicamentos anti arrítmicos de clase III (por ejemplo, amiodarona) por lo que es recomendable tener precaución (Véase Precauciones generales). Los medicamentos que reducen la depuración de la lidocaína (por ejemplo cimetidina o beta bloqueadores) pueden producir concentraciones plasmáticas potencialmente tóxicas cuando lidocaína es administrada en dosis elevadas de manera repetida durante un periodo prolongado. Dichas interacciones no son de importancia clínica después de tratamientos a corto plazo con lidocaína a las dosis recomendadas. Las soluciones que contienen epinefrina deberán evitarse por lo general o bien ser empleadas con precaución en pacientes que reciben antidepresivos triciclicos, ya que puede producirse hipertensión grave prolongada. El uso concomitante de epinefrina con soluciones que contienen medicamentos oxitócicos de tipo ergotamina puede causar hipertensión grave y persistente y posiblemente accidentes vasculares cerebrales y cardiacos. Los neurolépticos como las fenotiacinas pueden contrarrestar el efecto vasoconstrictor de la epinefrina, provocando un aumento en la respuesta hipotensora y taquicardia. Las soluciones que contienen epinefrina deberán emplearse con precaución en pacientes sometidos a anestesia general con agentes inhalados como halotano y enflurano, debido al riesgo de arritmias cardiacas graves. Los beta bloqueadores no cardio-selectivos como propranolol, aumentan los efectos presores de la epinefrina, lo que puede provocar hipertensión severa y bradicardia.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: No se han reportado hasta la fecha alteraciones en las pruebas de laboratorio.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: En los estudios con animales, los signos y síntomas de toxicidad observada después de la administración de altas dosis de lidocaína son los resultados de los efectos sobre los sistemas nervioso central y cardiovascular. No se observaron efectos adversos relacionados con el medicamento en los estudios de toxicidad en la reproducción, ni tampoco lidocaína mostro ningún potencial mutagénico en las pruebas de mutagenicidad in vitro o in vivo. Los estudios en cáncer no fueron realizados con lidocaína, debido al área y la duración del uso terapéutico de este medicamento. Las pruebas de Genotoxicidad con lidocaína no mostraron evidencia de potencial mutagénico. Un metabolito de la lidocaína, el 2,6 xilidina, mostro una débil evidencia de actividad en algunas pruebas de Genotoxicidad. El metabolito 2,6 xilidina ha mostrado tener un potencial carcinogénico en estudios pre clínicos toxicológicos para evaluar la exposición crónica. Las valoraciones de riesgo comparando la máxima exposición humana calculada para el uso intermitente de lidocaína, con la exposición usada en estudios pre clínicos, indican el amplio margen de seguridad para el uso clínico.
Dosis y vía de administración: Adultos y niños mayores de 12 años de edad: La siguiente tabla es una guía de dosificación para las técnicas más comúnmente empleadas en el adulto promedio. Las cifras reflejan el promedio del rango de dosis necesario. Deberán consultarse los factores que afectan las técnicas específicas de bloqueo en libros de texto convencionales así como para determinar las necesidades individuales de cada paciente. La experiencia y el conocimiento del médico acerca del estado físico del paciente son importantes para calcular la dosis necesaria. Deberá emplearse la mínima dosis necesaria para lograr una anestesia adecuada (Véase Precauciones generales). Pueden presentarse variaciones individuales en el inicio y la duración del efecto. La duración de la anestesia, puede prolongarse con soluciones que contienen epinefrina (Ver Tabla 2). N.B. Deberá tenerse en cuenta el riesgo de efectos sistémicos de la epinefrina con la administración de volúmenes importantes de soluciones que contienen epinefrina.

XYLOCAINA® EV solución inyectable contiene parahidroxibenzoato de metilo (metilparabeno) como conservador, por ejemplo los frascos ámpula multidosis no deberán ser empleados para anestesia por vía intratecal, intraventricular o intra o retrobulbar. Generalmente, la anestesia quirúrgica (por ejemplo administración epidural) necesita del uso de concentraciones y dosis mayores. Cuando se necesita un bloqueo menos profundo, se requiere de una concentración menor. El volumen de medicamento empleado dependerá del grado de extensión de la anestesia. Con el fin de evitar la inyección intravascular, deberán realizarse aspiraciones repetidas antes y durante la administración de la dosis principal, que deberá inyectarse lentamente o con dosis crecientes, a razón de 100- 200 mg/ min, mientras que las funciones vitales del paciente se observan de cerca y se mantiene contacto verbal. Cuando se inyecta una dosis epidural, se recomienda la aplicación previa de una dosis de prueba de 3-5 ml de anestésico local de corta acción, con epinefrina. Puede reconocerse la inyección intravascular accidental por un aumento temporal de la frecuencia cardiaca y la inyección intratecal accidental se manifiesta por signos de bloqueo espinal. Si se presentan síntomas de toxicidad, se deberá interrumpir la inyección inmediatamente. Pacientes pediátricos de 1 a 12 años de edad: Las dosis en la tabla, deben considerarse como directrices para su uso en pediatría. Se presentan variaciones individuales. En niños con peso corporal elevado, frecuentemente es necesaria la reducción gradual de la dosis y esta debe basarse en el peso corporal ideal. Los factores que afectan las técnicas específicas de bloqueo deben consultarse en libros de texto estándar, así como las necesidades individuales de cada paciente.


Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: La inyección intravascular accidental de anestésicos locales, puede provocar reacciones inmediatas (en segundos o algunos minutos) de toxicidad sistémica. En el caso de sobredosis, la toxicidad sistémica se presenta posteriormente (15-60 minutos después de la inyección) debido al aumento lento de la concentración sanguínea del anestésico local. (Véase Reacciones secundarias y adversas).
Presentación(es): Caja de cartón con, 5 y 10 frascos ámpula con 50 mL.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C. Protéjase de la luz
Leyendas de protección: Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. Literatura exclusiva para médicos. Reporte las sospechas de reacción adversa al correo: farmacovigilancia@cofepris.gob.mx
Nombre y domicilio del laboratorio: Representaciones e Investigaciones Médicas, S.A. de C.V. Carretera a Nogales No. 850, La Venta del Astillero, C.P. 45220, Zapopan, Jalisco, México.
Número de registro del medicamento: 45223 SSA

Principios Activos de Xylocaina Ev

Patologías de Xylocaina Ev

Laboratorio que produce Xylocaina Ev