Triamtereno + hidroclorotiazida

Acción terapéutica.

Diurético ahorrador de potasio, antihipertensivo, antihipopotasémico.

Propiedades.

El triamtereno actúa en el túbulo distal del riñón por bloqueo del intercambio de sodio por potasio, que da lugar a un aumento en la secreción de agua y sodio y a retención de potasio. Se absorbe en forma rápida aunque incompleta en el tracto gastrointestinal (30% a 70%). Su unión a las proteínas es moderada (40% a 70%). Se metaboliza en el hígado. Su vida media normal es de 90 a 120 minutos. Se elimina principalmente por vía biliar y, en forma secundaria, por vía renal. La hidroclorotiazida aumenta la excreción urinaria de sodio y agua por inhibición de la reabsorción de sodio. Se elimina casi en forma total por vía renal. Su vida media normal es de 15 horas.

Indicaciones.

Como coadyuvante en el tratamiento de estados edematosos (insuficiencia cardíaca congestiva, cirrosis hepática y síndrome nefrótico). Edema inducido por corticoides y estrógenos y edema idiopático. Hipertensión (cuando se desee un efecto diurético con ahorro de potasio).

Dosificación.

La asociación de hidroclorotiazida 25mg y triamtereno 50mg se administra a razón de 1 a 2 dosis, 2 veces al día; sin sobrepasar las 4 dosis diarias.

Reacciones adversas.

Pueden aparecer signos de hiperpotasemia: sequedad de boca, arritmias, calambres o dolores musculares, cansancio o debilidad inusuales y pulso débil. Son de incidencia rara: artralgia, rash cutáneo, hemorragias o hematomas no habituales, náuseas, vómitos, pérdida del apetito, constipación y cefaleas.

Precauciones y advertencias.

La medicación de referencia no cura, pero controla la hipertensión. Es importante tomar la medicación aun sintiéndose bien. Es necesario controlar el potasio de la dieta porque puede haber posibilidad de hiperpotasemia o hipopotasemia. Pueden incrementarse los valores de glucemia en los diabéticos. No se debe cambiar la marca registrada comercial de la asociación sin consul<->tar al médico. Pueden aparecer signos de desequilibrio electrolítico. Si se produce anuria o signos de disfunción progresiva hepática o renal hay que suspender el tratamiento. Debe evaluarse la relación riesgo-beneficio durante el embarazo, ya que ambos medicamentos atraviesan la placenta. Los individuos de edad avanzada pueden ser más sensibles a los efectos hipotensores y sobre los electrólitos de estos medicamentos.

Interacciones.

Los siguientes fármacos interfieren en el efecto terapéutico: corticoides, ACTH, insulina, laxantes, litio, alopurinol, probenecid, bicarbonato de sodio, simpaticomiméticos, hipoglucemiantes orales, amfotericina B parenteral, inhibidores de la anhidrasa carbónica, estrógenos, enalapril y dopamina.

Contraindicaciones.

Hiperpotasemia. Se deberá evaluar la relación riesgo-beneficio en presencia de anuria o disfunción renal severa, hiperuricemia, lupus eritematoso, pancreatitis, diabetes mellitus, disfunción hepática, gota y nefropatía diabética.

Medicamentos que contienen Triamtereno + hidroclorotiazida