NIFAR

NAFAR

Denominación genérica: Nifedipino.
Forma farmacéutica y formulación: Tabletas de liberación prolongada. Cada tableta contiene: Nifedipino 10 mg. Excipiente cbp 1 tableta.
Indicaciones terapéuticas: El nifedipino está particularmente indicado en todas las formas de hipertensión arterial; en hipertensión arterial esencial o primaria, de grados leve, moderado y grave. Como coadyuvante del tratamiento etiológico de la hipertensión arterial secundaria (feocromocitoma, hiperaldosteronismo primario, estenosis de la arteria renal). Indicado en tratamiento temprano de los trastornos de irrigación sanguínea del miocardio (tratamiento agudo y crónico de las afecciones coronarias del corazón, especialmente de la insuficiencia coronaria de la angina de pecho y del estado después del infarto miocárdico).
Farmacocinética y farmacodinamia: Absorción y distribución: El nifedipino se administra en tabletas de liberación prolongada, las cuales se absorben casi completamente en el tracto gastrointestinal (aproximadamente 90%). La biodisponibilidad sistémica del nifedipino después de su administración oral es de 50% aproximadamente, debido a un efecto de primer paso hepático. Las concentraciones plasmáticas máximas se alcanzan después de 12.5 horas de la administración y corresponden a 30 a 44 mg/ml. El nifedipino se une a las proteínas plasmáticas principalmente albúmina en un 95%. La sustancia activa se metaboliza casi completamente en el hígado y los metabolitos son inactivos. Metabolismo y excreción: el nifedipino se excreta en forma de metabolitos por vía renal principalmente, sólo de 5 a 15% se elimina por la bilis en heces. El nifedipino es un fármaco perteneciente al grupo de los antagonistas del calcio. Estos compuestos inhiben la entrada de calcio al interior de la fibra muscular lisa, y su movilización desde los depósitos intracelulares, por ende, se han denominado bloqueadores de los canales de calcio. La contracción de la fibra muscular lisa es mediada por un aumento en la concentración intracelular de Ca2+, lo que conduce a la activación de la ATP y a la hidrólisis de fosfatos ricos en energía. De acuerdo a este mecanismo bioquímico la hipertonía de dicha fibra muscular está en relación directa con el paso exagerado del ion calcio al interior de la célula. A nivel arteriolar, el espasmo de la fibra vascular conduce a la hipertensión arterial. Se entiende que la prevención del paso excesivo del ion calcio al espacio intracelular, mediante un antagonista como el nifedipino, conduce a una disminución de la existencia vascular periférica y, por lo tanto, a una caída de las cifras tensionales en los pacientes hipertensos. Ejerce también una acción antiespasmódica en forma selectiva sobre los vasos coronarios. Este efecto antianginoso persiste durante varias horas.
Contraindicaciones: Está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad a los componentes de la fórmula. Hay que desistir de su aplicación en presencia de una severa hipertensión con riesgo de colapso; shock cardiovascular, daño miocárdico avanzado. En pacientes con insuficiencia cardíaca, no se debe administrar sino después de la adecuada digitalización. En hipotensión severa; la relación riesgo-beneficio se evaluará en presencia de estenosis aórtica severa, insuficiencia cardiaca, shock cardiogénico, disfunción hepática o renal e hipotensión leve a moderada, infarto agudo del miocardio; angina de pecho inestable y en el embarazo. Además, no debe administrarse en combinación con rifampicina, ya que los niveles plasmáticos del nifedipino no son eficientes, debido a inducción enzimática.
Precauciones generales: En pacientes dializados con hipertensión maligna: someter a monitorización. Al igual que con otras sustancias vasoactivas, se han reportado casos aislados de episodios anginosos al inicio del tratamiento con nifedipino, aunque no ha sido posible diferenciarlos de la historia natural de la enfermedad arterial coronaria. Los pacientes con función hepática alterada deben monitorizarse cuidadosamente; en casos severos, puede requerirse disminución de la dosis.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: El nifedipino está contraindicado en el embarazo. La sustancia activa pasa a la leche materna y no existe suficiente evidencia sobre el efecto del nifedipino sobre el lactante; por lo tanto, debe suspenderse la lactancia si se hace necesario el tratamiento durante dicho período. En monas embarazadas, aparecieron placentas pequeñas y vellosidades coriónicas subdesarrolladas con dosis de dos tercios y dos veces la dosis máxima humana recomendada. En ratas, dosis de 3 o más veces superiores a dosis máxima humana recomendada en humanos provocaron prolongación del embarazo.
Reacciones secundarias y adversas: En general, al inicio del tratamiento pueden aparecer vasodilatación e hipotensión de carácter leve y transitorio: vértigo, náuseas, debilidad, cefalea, edema periférico. Ocasionales: taquicardia, congestión nasal, diarrea, estreñimiento, urticaria, prurito, visión borrosa, dermatitis. Raras: dolor abdominal, dolor torácico, edema facial, migraña, hipotensión postural, dolor en los miembros inferiores, flatulencia, anemia, leucopenia, trombocitopenia, boca seca, artralgia, trastornos articulares, miastenia, alteraciones del sueño, insomnio, somnolencia, nerviosismo, temblor, disnea.
Interacciones medicamentosas y de otro género: La administración concomitante de nifedipino y b-bloqueadores se tolera bien, sin embargo el efecto aditivo puede prolongar la conducción auricular (SA) y auriculoventricular (AV), lo cual puede dar lugar a una hipotensión severa, bradicardia e insuficiencia cardíaca, especialmente en pacientes con disfunción ventricular o conducción cardíaca anormal o depresión del nodo sinusal. El empleo simultáneo con nifedipino, aunque normalmente es bien tolerado, puede producir hipotensión excesiva y, en casos raros puede aumentar la posibilidad de insuficiencia cardíaca congestiva. Ocasionalmente, ha aparecido angina en el momento de iniciar la terapia con nifedipino después de una reciente interrupción brusca con b-bloqueadores adrenérgicos. El uso simultáneo de nifedipino con digoxina, aumenta la concentración sérica de digoxina con un aumento promedio de 45%; las concentraciones séricas de digoxina deben monitorizarse y puede ser necesario alterar la dosificación cuando se comience, cambie o interrumpa la dosificación simultánea de nifedipino. Hay que controlar los niveles plasmáticos de digoxina y quinidina, y en su caso, hacer los ajustes de dosis correspondientes. La ranitidina produce un aumento menor, no importante de la concentración máxima de nifedipino. El efecto puede ser mediado por la inhibición conocida de cimetidina sobre el sistema de enzimas hepáticas citocromo P-450, el sistema de enzima probablemente responsable por el efecto de primer paso del metabolismo de nifedipino. El uso simultáneo de los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) puede reducir los efectos antihipertensivos del nifedipino; la indometacina y posiblemente otros AINEs pueden antagonizar el efecto antihipertensivo, inhibiendo la síntesis renal de prostaglandinas provocando la retención de sodio y líquidos; la retención de líquidos inducida por estrógenos tiende a elevar la presión arterial; en paciente debe ser cuidadosamente controlado para confirmar que se está obteniendo el efecto deseado. El diltiazem disminuye su depuración y la fenitoína reduce su biodisponibilidad. Aunque no se tiene evidencia clínica, se deberá tener precaución con la administración simultánea de carbamazepina y fenobarbital, y que pueden reducir la biodisponibilidad del nifedipino y por ende, su eficacia. Eritromicina, ketoconazol, itraconazol, fluconazol, ácido valproico, fluxetina, indinavir, ritonavir, saquinavir y el jugo de toronja pueden aumentar la biodisponibilidad del nifedipino y, en consecuencia, incrementar su eficacia.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: El nifedipino disminuye la agregación plaquetaria in vitro. Hay elevación de las enzimas: fosfatasa alcalina, CPK, LDH, TGO y TGP, aunque no es muy frecuente y de forma pasajera. Por tanto, puede ocurrir alteración en las pruebas de funcionamiento hepático. Puede haber alteración de las pruebas de función renal y, asimismo, falsos incrementos en los niveles de ácido vanililmandélico. Sin embargo, ha habido casos importantes de colestasia con o sin ictericia. En raras ocasiones, se ha informado de casos de hepatitis alérgica. El nifedipino aumenta la excreción urinaria de sodio y agua.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: El nifedipino fue administrado a ratas durante períodos de 2 años y no demostró ser carcinogénico. En ratas se ha producido una reducción en la fertilidad al administrar, antes del apareamiento, dosis 30 veces superiores a la dosis humana máxima recomendada. Los estudios sobre mutagenecidad in vivo fueron negativos. En ratas es teratógeno y en roedores y conejos es embriotóxico (peso fetal disminuido, aumento de las formas mal desarrolladas, aumento de muertes fetales y disminución de la supervivencia fetal) con dosis 30 veces y de 3 a 10 veces superiores, respectivamente, a la dosis máxima humana recomendada.
Dosis y vía de administración: Vía de administración: oral. La dosis con nifedipino debe individualizarse. El tratamiento debe iniciarse con 1 comprimido de 30 mg una vez al día, y dependiendo de la severidad de la enfermedad y respuesta del paciente a la dosis, puede incrementarse hasta 60 mg cada 24 horas, preferentemente media hora antes del desayuno. Los comprimidos deberán deglutirse enteros no deben morderse o partirse. Algunos pacientes, especialmente aquellos con espasmos de la arteria coronaria, responden solamente a altas dosis, en tales pacientes dosis de 30 mg 3 a 4 veces al día pueden ser efectivos.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: Síntomas: una sobredosificación puede provocar una excesiva vasodilatación con la posterior hipotensión sistémica marcada y probablemente prolongada. Los siguientes síntomas se observan sólo en caso de intoxicación severa con nifedipino: alteraciones de estado de alerta, que pueden llegar al estado de coma, caída de la tensión arterial, taquicardia, bradicardia y trastornos del ritmo cardiaco; hiperglucemia, acidosis metabólica, hipoxia y choque cardiogénico con edema pulmonar. Manejo y tratamiento: una hipotensión clínicamente importante se maneja con apoyo cardiovascular, incluyendo control de la función cardíaca y respiratoria, elevación de extremidades y atención a la orina circulante. Puede ser útil un vasoconstrictor tal como norepinefrina y un restaurador de la presión del tono vascular, siempre que no haya alguna contraindicación a su uso. Después de la ingestión oral, está indicado el lavado gástrico, si es necesario, continuar con irrigación del intestino delgado. Ya que el nifedipino se une ampliamente a las proteínas plasmáticas, la diálisis no presenta beneficios; sin embargo, se aconseja plamaféresis. La bradicardia y otros trastornos del ritmo cardíaco pueden tratarse con b-simpaticomiméticos, la bradicardia severa puede requerir tratamiento con marcapaso transitorio. La hipotensión como resultado del choque cardiogénico y vasodilatación arterial, puede tratarse con calcio (10 a 20 ml de una solución de gluconato de calcio al 10%, administrada por vía IV lenta y repetida si es necesario). Si no se logra un aumento adecuado de la presión arterial con calcio y b-simpaticomiméticos, se pueden administrar vasoconstrictores b-simpaticomiméticos como dopamina o noradrenalina, a dosis según respuesta. El volumen adicional deberá administrarse con precaución debido al peligro de sobrecargar al corazón.
Presentación(es): Caja con 20 tabletas de 10 mg.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco. Protéjase de la luz.
Leyendas de protección: Literatura exclusiva para médicos. Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se use en el embarazo y la lactancia.
Nombre y domicilio del laboratorio: Nafar Laboratorios, S.A. de C.V. Justo Sierra no. 933, Col. Agua Blanca Industrial, C.P. 45235, Zapopan, Jalisco México.
Número de registro del medicamento: 211M2005 SSA IV.