TRILAND®

LANDSTEINER

Denominación genérica: Lamotrigina.

Forma farmacéutica y formulación: Tabletas de 100 mg. Cada Tableta contiene: Lamotrigina 100 mg. Excipiente cbp 1 Tableta.
Indicaciones terapéuticas: LAMOTRIGINA está indicada en: Epilepsia en Adultos. Como terapia de adición en crisis parciales, crisis parciales secundariamente generalizadas y crisis generalizadas. Como monoterapia: en crisis parciales, crisis parciales secundariamente generalizadas y crisis generalizadas. Epilepsia en Niños. Como terapia adjunta en el tratamiento de crisis parciales, crisis parciales secundariamente generalizadas y crisis generalizadas, incluyendo crisis tónico-clónicas y crisis asociadas al síndrome de Lennox-Gastaut. No es recomendable la monoterapia inicial en pacientes pediátricos recién diagnosticados. No se recomienda el tratamiento con Lamotrigina en niños menores de 2 años. En la terapia de adición, una vez alcanzado el control de las crisis, se podrá discontinuar los medicamentos concomitantes y continuar con monoterapia a base de Lamotrigina. Enfermedad bipolar, está indicado para prevenir los trastornos de humor, en pacientes con enfermedad bipolar (con el fin de prevenir episodios depresivos).
Farmacocinética y farmacodinamia: Farmacocinética: Absorción: Lamotrigina no tiene un efecto significativo de primer paso, se absorbe rápida y completamente en el tracto intestinal. Las concentraciones plasmáticas máximas se presentan aproximadamente 2.5 horas después de la administración oral. El tiempo requerido para alcanzar la concentración máxima se retarda ligeramente por la presencia de alimentos, pero el grado de absorción no se modifica. La farmacocinética es lineal hasta 450 mg, que es la dosis máxima única evaluada. Existe una considerable variación interindividual en las concentraciones máximas en estado estable pero las concentraciones intraindividuales varían muy poco. Distribución: La fijación a proteínas plasmáticas es de aproximadamente 55%; es poco probable que al separarse la lamotrigina de estas pueda provocar efectos tóxicos. El volumen de distribución es de 0.92 a 1.22 l/kg. Metabolismo: Lamotrigina induce su propio metabolismo en un grado modesto dependiendo de la dosis. Sin embargo, no hay evidencia de que lamotrigina afecte la farmacocinética de otros fármacos antiepilépticos, y los datos sugieren que es improbable que se presenten interacciones entre lamotrigina y los fármacos metabolizados en el sistema enzimático del citocromo P-450. Eliminación: El aclaramiento promedio en estado estable en adultos sanos es de 39 ± 14 mL/min. El aclaramiento de Lamotrigina es principalmente por metabolismo con eliminación subsecuente de glucurónidos conjugados en orina. Menos del 10% es eliminado en forma intacta en la orina. Sólo aproximadamente 2% del fármaco es excretado en las heces. El aclaramiento y la vida media son independientes de la dosis. La vida media de eliminación promedio en adultos sanos es de 24 a 35 horas. Las UDP-glucuronil transferasas han sido identificadas como las enzimas responsables del metabolismo de la Lamotrigina. En un estudio de pacientes con Síndrome de Gilbert, la depuración aparente promedio se redujo en 32% en comparación con los controles normales, pero los valores están dentro del intervalo de la población general. La vida media de Lamotrigina es afectada considerablemente por la medicación concomitante. Cuando se administra Lamotrigina con fármacos inductores de enzimas como Carbamazepina y Fenitoína, su vida media promedio se reduce a aproximadamente 14 horas, y cuando se coadministra con Valproato de sodio únicamente, aumenta a un valor de aproximadamente 70 horas. Niños: El aclaramiento ajustado por el peso corporal es mayor en niños que en adultos, observándose los valores más altos en niños menores de cinco años. La vida media de Lamotrigina es generalmente más corta en niños que en adultos con un valor promedio de aproximadamente 7 horas cuando se administra con fármacos inductores de enzimas como Carbamazepina y Fenitoína, y aumentando los valores promedio de 45 a 50 horas cuando se coadministra con Valproato de sodio únicamente. Personas de edad avanzada: Hasta la fecha no hay estudios específicos de la farmacocinética de Lamotrigina en pacientes de edad avanzada con epilepsia. Sin embargo, un estudio de dosis única en 12 voluntarios sanos de 65 a 76 años de edad y un análisis poblacional con 144 pacientes, incluyendo 25 voluntarios de 65 y más años de edad, indicó que no se requieren ajustes de dosis para los ancianos. Pacientes con insuficiencia renal: Se administró 100 mg de Lamotrigina a doce pacientes voluntarios con insuficiencia renal crónica y en pacientes sometidos a hemodiálisis. El promedio de aclaramiento fue de 0.42 mL/min/kg (pacientes con insuficiencia renal crónica), 0.33 mL/min/kg (entre las hemodiálisis) y 1.57 ml/min/kg (durante la hemodiálisis) comparado con 0.58 mL/min/kg en voluntarios sanos. La vida media fue de 42.9 horas (pacientes con insuficiencia renal crónica), 57.4 horas (entre las hemodiálisis) y 13 horas (durante la hemodiálisis) comparada con 26.2 horas en voluntarios sanos. En promedio, aproximadamente 20% (rango = 5.6 a 35.1) de la cantidad de Lamotrigina presente en el organismo fue eliminada durante una sesión de hemodiálisis de 4 horas. Las dosis iniciales de Lamotrigina en este grupo de pacientes debe basarse en el régimen de medicamentos antiepilépticos; las dosis de mantenimiento reducidas pueden ser efectivas para pacientes con daño renal importante. Pacientes con insuficiencia hepática: Un estudio de farmacocinética que involucró 24 sujetos con varios grados de daño hepático y 12 individuos sanos como controles fue llevado a cabo. El promedio de depuración para Lamotrigina fue 0.31 0.24 o 0.10 mL/min/kg en los pacientes con daño hepático grado A, B o C (Clasificación de Pugh) respectivamente, comparado con 0.34 mL/kg/min en los individuos sanos. Las dosis iniciales de escalamiento y de mantenimiento deben ser reducidas a 50% en pacientes con daño hepático moderado (grado B) y 75% en pacientes con daño hepático severo (grado C). Las dosis de escalamiento y mantenimiento deberán ser ajustadas de acuerdo con la respuesta clínica. Farmacodinamia: Resultados de estudios farmacológicos sugieren que Lamotrigina es un bloqueador de los canales de sodio. Produce un bloqueo dependiente del uso y voltaje de la descarga repetitiva sostenida en las neuronas e inhibe la liberación patológica del glutamato (aminoácido que desempeña un papel clave en la generación de crisis epilépticas), además de inhibir los potenciales de acción evocados por el glutamato.
Contraindicaciones: TRILAND® está contraindicada en pacientes con hipersensibilidad conocida a Lamotrigina.
Precauciones generales: Considerar que ha habido reportes de reacciones adversas cutáneas, las cuales generalmente se han presentado dentro de las primeras ocho semanas después de iniciado el tratamiento con lamotrigina; la mayoría de las erupciones cutáneas son leves y autolimitadas; sin embargo, se han reportado erupciones cutáneas serias que pueden poner en peligro la vida e incluyen: Síndrome de Stevens-Johnson (SSJ) y necrólisis epidérmica tóxica (véase Reacciones secundarias y adversas). También se ha visto que, respetando el escalamiento de la dosis, estas reacciones se minimizan de manera importante. La incidencia aproximada de erupciones cutáneas serias en adultos con las dosis recomendadas de lamotrigina es de 1 en 500. Aproximadamente la mitad de estos casos han sido reportados como SSJ (1 en 1000). Los estudios clínicos en los que se ha estudiado a los pacientes con enfermedad bipolar la incidencia de erupción cutánea severa se ha observado con una incidencia de 1 en 1000 aproximadamente. El riesgo de erupciones cutáneas es mayor en niños que en adultos; datos disponibles clínicos sugieren que la incidencia en niños epilépticos que requirieron hospitalización estuvo en el rango de 1 en 300 a 1 en 100. En los niños, la presentación inicial de una erupción cutánea puede ser confundida con una infección; el médico debe considerar la posibilidad de una reacción medicamentosa en los niños que presenten síntomas de erupción cutánea y fiebre durante las primeras ocho semanas de tratamiento. La erupción cutánea grave inducida por Lamotrigina es de aproximadamente un 0,3 por ciento en pacientes adultos con epilepsia que reciben tratamiento adyuvante, y este riesgo parece estar limitado en gran medida a los primeros meses de tratamiento. Se recomienda hacer escalamiento de la dosificación lentamente de acuerdo con las recomendaciones, el escalar rápidamente la dosis de Lamotrigina, o ingesta de una sola dosis más alta, podría exponer al paciente a presentar síndrome Stevens-Johnson, particularmente en pacientes que toman Valproato. Se recomienda seguir las indicaciones de dosificación escalada, ya que está demostrado que de esa manera se disminuye la posibilidad de erupción cutánea. El riesgo global de erupción cutánea parece estar fuertemente asociado con: Inicio con dosis altas de lamotrigina y el exceder la dosis recomendada de escalamiento (véase Dosis y vía de administración). Uso concomitante de valproato de socio, el cual prolonga la vida media promedio de lamotrigina casi al doble (véase Dosis y vía de administración). Todos los pacientes (niños y adultos) que desarrollen una erupción cutánea deben ser evaluados con rapidez y el tratamiento con Lamotrigina debe ser discontinuado inmediatamente a menos que la erupción no esté claramente relacionada con el fármaco. En un esquema combinado cuando se discontinúen los fármacos antiepilépticos concomitantes para lograr la monoterapia con Lamotrigina o bien cuando se adicionen otros fármacos a la monoterapia con Lamotrigina, debe considerarse el efecto que pueda esto tener sobre la farmacocinética de Lamotrigina (véase Interacciones medicamentosas y de otro género). Lamotrigina es un inhibidor débil de la dihidrofolato reductasa; en consecuencia, existe la posibilidad de interferencia con el metabolismo del folato durante el tratamiento a largo plazo (véase Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio). Insuficiencia renal terminal: En estudios utilizando dosis únicas de Lamotrigina, las concentraciones plasmáticas del fármaco no se alteraron en forma significativa; sin embargo, debe esperarse acumulación del metabolito glucurónido; por lo tanto, debe procederse con precaución al tratar pacientes con insuficiencia renal. La Lamotrigina es eliminada principalmente por metabolismo hepático. No se han hecho estudios en pacientes con deterioro significativo de la función hepática. Hasta contar con esta información, no puede recomendarse el uso de Lamotrigina en pacientes con insuficiencia hepática. Se recomienda que lamotrigina no sea reinstaurada en pacientes que hayan discontinuado por erupción cutánea asociada con el tratamiento previo con lamotrigina a menos que el beneficio potencial supere claramente los riesgos. Epilepsia: Al igual que con otros fármacos antiepilépticos, la lamotrigina no se debe discontinuar bruscamente, ya que se pueden presentar crisis de rebote, a menos que esto se tenga que hacer por cuestiones de seguridad (por ejemplo, erupción cutánea). Independientemente, la discontinuación se llevará a cabo en estos casos en un período de dos semanas. Existen reportes en la literatura en relación con las crisis convulsivas severas, incluyendo el "status epiléptico", que pueden dar lugar a rabdomiólisis, falla orgánica múltiple y coagulación intravascular diseminada, en algunas ocasiones con resultados fatales. Se han presentado casos semejantes en asociación con el uso de lamotrigina. Enfermedad bipolar: Se vigilará estrechamente a los pacientes bajo tratamiento, ya que la posibilidad de un intento de suicidio es inherente en una enfermedad como la enfermedad bipolar, aun bajo tratamiento.
Restricciones de uso durante el embarazo y la lactancia: Embarazo: Se han recibido reportes de mujeres epilépticas (más de mil mujeres en estas circunstancias) que durante su embarazo (primer trimestre) estuvieron ingiriendo lamotrigina como monoterapia; los datos recogidos no sugieren que se incremente de manera importante defectos mayores en los recién nacidos, comparativamente con la población general. Los datos del uso de lamotrigina en combinación con otros antiepilépticos son insuficientes para evaluar el riesgo de malformaciones en los recién nacidos. Al igual que otros medicamentos, la lamotrigina sólo se usará durante el embarazo si los beneficios esperados superan los riesgos potenciales. Lactancia: Existe información limitada del uso de Lamotrigina durante la lactancia. Datos preliminares indican que Lamotrigina pasa a la leche materna en concentraciones generalmente del orden de 40-60% de las concentraciones plasmáticas. En una pequeña muestra de niños que fueron alimentados con leche materna, las concentraciones séricas de Lamotrigina alcanzaron niveles que pudieran tener un efecto farmacológico. Los beneficios potenciales de la alimentación materna deben ser valorados contra los riesgos potenciales de la aparición de eventos adversos.
Reacciones secundarias y adversas: Se considerarán las reacciones secundarias al uso de Lamotrigina, tanto las reportadas como medicamento antiepiléptico como cuando se utiliza la Lamotrigina en enfermedad bipolar; ambas son importantes para evaluar la seguridad del medicamento. La siguiente clasificación ha sido utilizada para describir las reacciones adversas: muy común ( > 1/10) común ( > 1/100 < 1/10) poco común ( > 1/1 000 < 1/100) raro ( > 1/10 000 < 1/1 000) muy raro ( < 1/10 000). Epilepsia: Reacciones en la piel y tejido subcutáneo: Como monoterapia. Muy común: erupción cutánea. Raro: síndrome de Stevens Johnson. Muy raro: necrólisis epidérmica tóxica. La erupción cutánea ha sido también reportada como reacción de hipersensibilidad (véase Reacciones del sistema inmune). Reacciones en el tejido linfático y circulatorio: Muy raro: Alteraciones hematológicas, incluyendo neutropenia, leucopenia, anemia trombocitopenia, pancitopenia, anemia aplásica, agranulocitosis. Las alteraciones hematológicas pueden o no estar asociadas a una reacción de hipersensibilidad (véase Reacciones del sistema inmune). Reacciones del sistema inmune: Muy raro, este se considera un síndrome de hipersensibilidad que se manifiesta por: Fiebre. Linfadenopatía. Edema facial. Alteraciones hematológicas. Alteraciones hepáticas. Coagulación intravascular diseminada. Falla orgánica múltiple. Reacciones del sistema nervioso central: La reacción más común es irritabilidad, poco común, puede presentarse agresividad. Se pueden presentar tics, alucinaciones y confusión, pero esto es muy raro. Lamotrigina como monoterapia: es muy común que se presente cefalea, puede darse insomnio, somnolencia, temblor. Vértigo, de manera común; poco frecuente o común, se da la ataxia. Tomando en cuenta otra experiencia clínica: Muy común: cefalea vértigo. Común: nistagmus, temblor, ataxia, somnolencia, insomnio. Muy raro: agitación, trastornos del movimiento, empeoramiento de enfermedad de Parkinson, efectos extrapiramidales, coreoatetosis, aumento de la frecuencia de convulsiones inestabilidad. Reacciones oculares: Muy común: diplopía, visión borrosa. Raro: conjuntivitis. Reacciones gastrointestinales: Común: náusea, vómito, diarrea. Reacciones hepatobiliares: Muy raro: Alteración en las pruebas de funcionamiento hepático, daño hepático, falla hepática. El daño hepático usualmente se presenta asociado a una reacción de hipersensibilidad; sin embargo, se han reportado casos aislados sin signos de hipersensibilidad. Reacciones en el tejido musculosquelético: Muy raro: reacciones tipo lupus eritematoso. Manifestaciones Generales: Común: Cansancio. Enfermedad bipolar: Las reacciones adversas que se describen a continuación deben ser consideradas junto con las observadas en epilepsia cuando se vea el perfil de seguridad de la Lamotrigina. Reacciones en la piel y tejido subcutáneo: Las manifestaciones que a continuación se describen se vieron durante los estudios clínicos de enfermedad bipolar bajo tratamiento con Lamotrigina: Muy común: erupción cutánea. Raro: síndrome de Stevens-Johnson. Cuando se tomaron en cuenta todos los estudios clínicos en enfermedad bipolar (controlados y no controlados) con Lamotrigina, la reacción de erupción cutánea se observó en 14% de los pacientes, mientras que en estudios controlados en pacientes con enfermedad bipolar esta reacción ocurrió en 9% de los pacientes y en 8% de los pacientes que tomaron placebo. Reacciones del sistema nervioso central: Muy común: cefalea. Común: agitación somnolencia vértigo. Reacciones en el tejido musculosquelético: Común: artralgia. Generales: Común: dolor, dolor en la espalda.
Interacciones medicamentosas y de otro género: No hay evidencia de que Lamotrigina afecte las concentraciones clínicamente significativas de las enzimas oxidativas hepáticas. La Lamotrigina no afecta las concentraciones plasmáticas de etinil-estradiol y Levonorgestrel; sin embargo, considerando que ambos tratamientos son crónicos, se tendrá cuidado al notar cualquier cambio en el patrón de sangrado y se reportará, para tomar las medidas pertinentes. Valproato: Reduce el metabolismo de Lamotrigina y aumenta cerca de 2 veces su vida media. Carbamazepina: se ha presentado, mareo, ataxia, diplopía, visión borrosa y náusea en pacientes que estaban recibiendo Carbamazepina y después se agregó Lamotrigina (los efectos remiten al disminuir la dosis de Carbamazepina). Estudios controlados no han mostrado evidencia de que Lamotrigina afecte las concentraciones plasmáticas de los fármacos antiepilépticos concomitantes. La evidencia obtenida de estudios in vitro indican que Lamotrigina no desplaza a otros medicamentos antiepilépticos de los sitios de fijación a las proteínas. Los agentes antiepilépticos (como Fenitoína, Carbamazepina, fenobarbital y Primidona) que son inductores de enzimas hepáticas que metabolizan otros fármacos incrementan el metabolismo de Lamotrigina. Litio: La farmacocinética del litio después de la administración de 2 gramos de gluconato de litio dos veces al día por 6 días en 20 individuos sanos no se alteró con la administración de 100 mg/día de Lamotrigina. Se han recibido reportes de disminución de las concentraciones de lamotrigina después de la introducción de anticonceptivos orales y reportes de aumento de las concentraciones de Lamotrigina después de la discontinuación de los anticonceptivos orales en mujeres que estaban tomando Lamotrigina. Los médicos deben controlar a las mujeres que inicien o discontinúen los anticonceptivos orales durante el tratamiento con Lamotrigina.
Alteraciones en los resultados de pruebas de laboratorio: Lamotrigina es un inhibidor débil de la dihidrofolato reductasa y, por lo tanto, existe la posibilidad de interferencia con el metabolismo del folato en la terapia a largo plazo. Sin embargo, en estudios con terapia prolongada, Lamotrigina no indujo cambios significativos en la concentración de hemoglobina volumen corpuscular medio concentraciones de folato en suero o glóbulos rojos hasta por un año de tratamiento o en las concentraciones eritrocíticas de folato hasta por cinco años de tratamiento.
Precauciones en relación con efectos de carcinogénesis, mutagénesis, teratogénesis y sobre la fertilidad: Carcinogénesis: En estudios efectuados a largo plazo en ratas y ratones, no hubo evidencia de carcinogénesis. Mutagénesis: Resultados de un amplio rango de evaluaciones de mutagenicidad indican que el uso de Lamotrigina no representa un riesgo genético para el hombre. Teratogénesis: En los estudios de toxicología en animales en etapa reproductiva con Lamotrigina en dosis superiores a las terapéuticas en humanos no se observaron efectos teratogénicos. Sin embargo debido a que Lamotrigina es un inhibidor débil de la dihidrofolato reductasa, existe el riesgo teórico de malformaciones fetales en el humano cuando la madre es tratada con inhibidores de esta enzima durante el embarazo. Fertilidad: La administración de Lamotrigina no deterioró la fertilidad en los estudios reproductivos en animales. No hay experiencia del efecto de la Lamotrigina en la fertilidad humana.
Dosis y vía de administración: Epilepsia: Monoterapia: en pacientes, adultos e infantes mayores de 12 años, siempre se debe iniciar el tratamiento con dosis de escalamiento, (debido al riesgo de erupción cutánea no deben excederse las dosis de inicio ni durante el escalamiento subsecuente), que deberá durar hasta 4 semanas, de acuerdo con las siguientes recomendaciones: Semana 1 y 2: 25 mg cada 24 horas. Semana 3 y 4: 50 mg cada 24 horas. Dosis de mantenimiento: 100 a 200 mg/día dividido en dos tomas al día o cada 24 horas. Se podrá llegar a la dosis de mantenimiento incrementado 50 mg a 100 mg cada 1 a 2 semanas. Se ha tolerado adecuadamente dosis de hasta 500 mg/día. Terapia de Adición: Adultos e infantes mayores de 12 años, el inicio de tratamiento de igual manera será mediante escalamiento, se considerará el medicamento concomitante, los escalamientos deberán ser cada semana, de acuerdo a las siguientes recomendaciones: Pacientes con Valproato, con o sin otros medicamentos: Semana 1 y 2, administrar 12.5 mg - 25 mg cada tercer día. Semana 3 y 4 25 mg cada 24 horas, Dosis de mantenimiento será de 100 a 200 mg una vez al día o repartida la dosis cada 12 horas. Para llegar a la dosis de mantenimiento, se recomienda incrementar 25 a 50 mg cada 1 a 2 semanas. Pacientes que estén recibiendo antiepilépticos inductores de enzimas (Fenitoína, Carbamazepina, fenobarbital, Primidona) con o si otros antiepilépticos, excepto Valproato. Semana 1 y 2, 50 mg cada 24 horas. Semana 3 y 4, 100 mg divididos (50 mg cada 12 h) Para llegar a la dosis de mantenimiento de 200 a 400 mg/día, se pueden hacer incrementos de 100 mg cada 1 a 2 semanas. Algunos pacientes han requerido 700 mg/día de Lamotrigina para lograr la respuesta deseada. En pacientes que estén recibiendo antiepilépticos donde se desconozca alguna posible interacción farmacocinética con Lamotrigina, se deberá utilizar el esquema de escalamiento, que se maneja cuando se utiliza Valproato y Lamotrigina. Debido al riesgo de erupción cutánea, no deben excederse las dosis iniciales ni la de escalamiento subsecuente. Niños (2-12 años de edad): En pacientes bajo tratamiento con antiepilépticos donde se desconozca cualquier posible interacción farmacocinética con Lamotrigina, debe emplearse el esquema de escalamiento de dosis recomendado para Lamotrigina con Valproato concomitante. Para asegurar que una dosis terapéutica sea mantenida, el peso del niño debe ser monitoreado y la dosis revisada de acuerdo a los cambios en el peso. Pacientes que estén recibiendo tratamiento con Valproato con o sin otros fármacos epilépticos: Semana 1 y 2: 0.15 mg/kg/peso una vez al día. Semana 3 y 4: 0.3 mg/kg/peso una vez al día. La dosis de mantenimiento se hará con incrementos de 0.3 mg/kg/peso cada 1 a 2 semanas, para llegar a la dosis final de 1-5 mg/kg/peso repartida la dosis total en dos tomas o en una toma cada 24 horas. La dosis será como máximo de 200 mg/día. Pacientes que estén recibiendo antiepilépticos inductores de enzimas (Fenitoína, Carbamazepina, fenobarbital, Primidona) con o si otros antiepilépticos, excepto Valproato. Semana 1 y 2: 0.6 mg/kg/peso/día dividido en dos dosis. Semana 3 y 4: 1.2 mg/kg/peso/día divididos en dos dosis. Para llegar a la dosis de mantenimiento, hacer incrementos de 1.2 mg/kg/día, cada 1 a 2 semanas para llegar a la dosis de mantenimiento de 5mg/kg/día, divididos en dos dosis, hasta un máximo de 400 mg/día. Debido al riesgo de erupción cutánea, no deben excederse la dosis inicial ni de escalamiento subsecuente. Es probable que los pacientes de 2-6 años de edad requieran una dosis de mantenimiento en el extremo superior del intervalo recomendado. Niños menores de 2 años de edad: Es insuficiente la información con relación al uso de Lamotrigina en este grupo de edad. Recomendaciones generales de la dosis en epilepsia: Cuando los fármacos antiepilépticos concomitantes sean discontinuados para lograr monoterapia con Lamotrigina, u otros medicamentos antiepilépticos sean añadidos al tratamiento con Lamotrigina, debe considerarse el efecto que esto pudiera tener sobre la farmacocinética de Lamotrigina y la dosis debe ser ajustada apropiadamente (véase Interacciones medicamentosas y de otro género). Enfermedad bipolar: Debido al riesgo de erupción cutánea no debe excederse la dosis inicial ni de escalamiento subsecuente. El siguiente régimen de tratamiento debe ser seguido para prevenir los episodios depresivos recurrentes: El régimen de transición involucra las dosis de escalamiento de Lamotrigina a una dosis de mantenimiento (estabilización) a lo largo de 6 semanas, después de este tiempo se pueden discontinuar medicamentos psicotrópicos u otros medicamentos antiepilépticos si se justifica clínicamente. La Terapia de adición debe ser considerada para la prevención de los episodios maníacos ya que la eficacia de Lamotrigina en manía no ha sido establecida en forma definitiva. Enfermedad bipolar: Debe usarse la dosis recomendada ya que puede presentarse erupción cutánea tanto al inicio como en el tratamiento subsecuente. El siguiente régimen terapéutico debe seguirse para evitar los episodios depresivos. El régimen de transición incluye dosis de escalamiento y de mantenimiento a 6 semanas (véase tabla 1). Para los episodios maníacos debe considerarse terapia de adición ya que la eficacia de lamotrigina no ha sido establecida en manía.


Momento en que se pueden retirar otros medicamentos psicotrópicos o antiepilépticos si clínicamente se justifica, en pacientes con enfermedad bipolar (ver tabla 2).



No existe experiencia clínica respecto al ajuste de la dosis diaria de Lamotrigina después de la adición de otros medicamentos, sin embargo basados en estudios de interacciones medicamentosas las siguientes recomendaciones se pueden hacer (ver tabla 3).



Tratamiento de discontinuación de Lamotrigina en enfermedad bipolar: En estudios controlados no hubo aumento en la incidencia y severidad respecto de eventos adversos después de la terminación en forma abrupta de la toma de Lamotrigina. Por lo tanto, los pacientes en este caso, pueden terminar su tratamiento con Lamotrigina sin un periodo de reducción previo. Niños (menores de 18 años de edad): La seguridad y eficacia de Lamotrigina en enfermedad bipolar no han sido evaluadas en este grupo de edad. Por lo tanto, no se puede recomendar un esquema de dosificación. Pacientes de edad avanzada (65 años o más): No es necesario ajustar la dosis de la recomendada. La farmacocinética de Lamotrigina en este grupo de edad no difiere mucho de las personas menores de 65 años. Pacientes con daño hepático: Las dosis iniciales de escalamiento y de mantenimiento deberán ser reducidas al 50% en pacientes con daño hepático moderado (grado B) y 75% con daño severo (grado C). Las dosis de escalamiento y mantenimiento deben ser ajustadas de acuerdo a la respuesta clínica. Pacientes con daño renal: Se debe tener precaución en pacientes con daño renal. En aquellos con daño severo las dosis iniciales de Lamotrigina deben estar basadas en el régimen antiepiléptico; dosis de mantenimiento reducidas pueden ser efectivas para los pacientes con disminución en la función renal (véase Precauciones generales). Para más detalles acerca de la farmacocinética, véase Propiedades farmacocinéticas. Reinstauración del tratamiento: El médico deberá evaluar la necesidad de escalamiento a la dosis de mantenimiento, al reinstaurar la Lamotrigina en pacientes que hayan discontinuado este fármaco por cualquier razón, pues el riesgo de erupción cutánea seria está asociado con dosis iniciales altas y con exceso en el escalamiento de las dosis recomendadas de Lamotrigina (véase Precauciones generales). Cuanto mayor el intervalo de tiempo desde la dosis anterior tanta más consideración debe darse al escalamiento hasta la dosis de mantenimiento. Cuando el intervalo desde la discontinuación de la Lamotrigina sea mayor de cinco vidas medias (véase Farmacocinética) el escalamiento de la Lamotrigina hasta la dosis de mantenimiento generalmente debe hacerse de acuerdo con el programa apropiado. Se recomienda que la Lamotrigina no sea reinstaurada en pacientes que hayan discontinuado por erupción cutánea asociada con el tratamiento previo con Lamotrigina a menos que el beneficio potencial claramente sea más importante que el riesgo. Vía de administración oral: la tableta puede ser masticada o dispersada en un pequeño volumen de agua (cubrir la tableta completa e ingerir el líquido) o tragada entera de igual manera con un poco de agua.
Manifestaciones y manejo de la sobredosificación o ingesta accidental: Se ha recibido notificación de pacientes que han ingerido entre 10 y 20 veces la dosis máxima terapéutica de Lamotrigina. Las manifestaciones clínicas acotadas fueron: nistagmo, ataxia, mareo, somnolencia, cefalea y vómito. El manejo de la sobredosificación deberá realizarse en medio hospitalario para observación y manejo sintomático.
Presentación(es): Caja con 10 tabletas de 100 mg en blíster. Caja con 14 tabletas de 100 mg en blíster. Caja con 20 tabletas de 100 mg en blíster. Caja con 28 tabletas de 100 mg en blíster. Caja con 60 tabletas de 100 mg en blíster.
Recomendaciones sobre almacenamiento: Protéjase de la luz. Conservar a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.
Leyendas de protección: Su venta requiere receta médica. No se deje al alcance de los niños. No se administre durante embarazo y lactancia. Literatura exclusiva para médicos.
Nombre y domicilio del laboratorio: Hecho en México por: Landsteiner Scientifics S.A. de C.V. Calle 6 Norte, Lote 14 Manzana H. Parque Industrial Toluca 2000, C.P. 50200, Toluca, México.
Número de registro del medicamento: 148M2012 SSA IV.

Principios Activos de Triland

Laboratorio que produce Triland